La denuncia penal presentada contra César Acuña en España es aceptada

La denuncia penal presentada en España contra César Acuña ha sido aceptada. La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha recibido un requerimiento del juzgado, para enviar toda la documentación que posee, sobre el posible plagio de la tesis que le otorgó el grado de doctor al hombre de la “plata como cancha”.  

La justicia española analizará las sospechas manifestadas en la denuncia de Miguel Ángel Gallardo Ortiz -perito en plagio complejo, doctor en Filosofía por la UCM y presidente de la asociación APEDANICA– sobre la presunta corrupción universitaria e irregularidades administrativas y académicas en la obtención del grado de doctor de César Acuña.

Es importante tener en cuenta que en mayo de 2015, algunos años después de que Acuña obtuviese el título de doctor (2009), la UCM y la Universidad César Vallejo (UCV) firmaron un convenio de cooperación académica, científica y cultural  del cual, aunque la UCM es una universidad publica española, se desconoce la memoria económica.

Extracto de la denuncia presentada:

“Sin perjuicio de cuanto pueda ser sancionable administrativamente, este denunciante (Miguel Ángel Gallardo Ortíz) entiende que el plagio en una tesis doctoral es, en sí mismo, un delito repugnante y perseguible de oficio. En este caso es también un claro indicio de que han existido otros presuntos delitos en concurso por las complejas relaciones del aquí denunciado (César Acuña) y su red de universidades privadas en el Perú, con altos cargos y funcionarios públicos en la Universidad Complutense de Madrid”.

La Complutense al banquillo 

Este viernes la oficina de Asesoría Jurídica de la UCM me comunicó, por vía telefónica, que el juzgado les había requerido toda la información sobre el caso de César Acuña. Recordemos que la denuncia penal en contra del ‘doctor’ fue presentada el 1 de agosto en un Juzgado madrileño.

De prosperar el caso, el autodenominado hombre de la “raza distinta” podría ser citado para dar su versión de los hechos y quizá el juez, sólo con escucharle, y haciendo un ejercicio de mera lógica, podría dilucidar si Acuña Peralta es ‘doctor’ en algún tema, tal y como lo dice el certificado que debe colgar en alguna de sus paredes.

Consultado Gallardo sobre la denuncia, manifiesta que será ampliada y así se lo ha comunicado al vicerrector de Tecnologías de la Información de la UCM, Luis Hernández Yáñez, quien estuvo a cargo de la investigación de la tesis de Acuña y según la resolución del 19 de julio pasado, concluyó que “la tesis investigada incurría en deficiencias e irregularidades”.

Hace una semana en una entrevista telefónica, Hernández Yáñez me manifestó que la tesis de Acuña ya había sido revocada, aunque luego rectificó y dijo que todo estaba en manos del rectorado. Por eso Gallardo se ha dirigido a él, hasta en tres oportunidades, a fin de solicitarle información que revele datos importantes para la verificación del posible plagio, pero -hasta el momento- no ha recibido respuesta.

Uno de los datos relevantes para la investigación de las posibles irregularidades académicas, es obtener el nombre de los integrantes del tribunal que deliberó en la sustentación de la tesis de Acuña, información que aunque es pública, no ha sido posible conocer porque la UCM no la ha facilitado, a pesar de que como periodista, se la he requerido en diferentes oportunidades.

En uno de los correos electrónicos que Gallardo le ha enviado al vicerrector de la UCM le dice: “Soy consciente de lo que ha declarado usted a la periodista Leonor Pérez-Durand sobre el tortuoso trámite en el que se encuentra la revocación de esa tesis, pero el hecho noticioso es que podría no haberse defendido y podría no existir tribunal responsable”.

Gallardo afirma esto porque –como ya he publicado en un artículo anterior– la tesis de César Acuña no se encuentra en Teseo, la base de datos del Ministerio de Educación de España donde se publican todas las tesis aprobadas. En dicha publicación, además, se hace constar los integrantes del tribunal ante el cual los doctorandos sustentan sus trabajos.

Esta misma semana, ante un requerimiento de información sobre la tesis de César Acuña, por parte de Miguel Gallardo, Teseo contestó:

“Las universidades españolas envían al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la información de las tesis leídas en cada universidad, de forma que la información recibida es pública, tras la tramitación oportuna a través de la aplicación de Teseo. En el caso que indican, la tesis se encuentra sin publicar desde el año 2010 debido a que la universidad no ha completado la citada tramitación previa a la publicación”

El que la tesis de Acuña no esté publicada en Teseo, dificulta conocer la composición del tribunal ante el cual fue sustentada. Sólo conociendo esta información podremos saber a ciencia cierta si este trámite fue realizado, por eso ante la falta de transparencia de la UCM, podríamos no estar sólo ante un ‘simple’ plagio.

Lo que resulta más grave, es que toda la opacidad que desde la UCM se manifiesta respecto a la investigación del plagio de César Acuña, podría estar encubriendo una posible ‘falsedad de documentos’, lo cual podría poner en evidencia, graves irregularidades administrativas por parte de la Complutense.

Según el artículo 35 de la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, los ciudadanos en sus relaciones con las Administraciones Públicas, entre otros,“tienen derecho al acceso a la información pública, archivos y registros”, cosa que en el caso específico del posible plagio de Acuña, la UCM estaría incumpliendo al no contestar sobre la composición del tribunal de la tesis del ‘doctor’.

Otro de los derechos contemplado en esta ley, es el de “exigir responsabilidades de las Administraciones Públicas y del personal a su servicio, cuando así corresponda legalmente”. En el caso Acuña y a fin de aclarar las posibles irregularidades cometidas por la UCM, podrían tener que responder por lo ocurrido los rectores que participaron de todo el proceso:

Rector Rafael Puyol Antolín: autorizó el inicio del doctorado de César Acuña en la UCM.

Rector Carlos Berzosa Alonso-Martínez: firmó el título de doctor de César Acuña.

Rector José Carrillo Menéndez: firmó el convenio entre la Complutense y la Universidad César Vallejo del Perú.

Jueces sin rostro

Este jueves 15 de septiembre, intentando – una vez más- conocer el nombre de los integrantes del tribunal de la tesis de Acuña, solicité a la biblioteca de la UCM, la posibilidad de leer la investigación del ‘doctor’, sin embargo mi pedido fue denegado por una de las bibliotecarias:

-No podemos dejarle leer la tesis porque no la tenemos.

-¿Quién la tiene y cuándo la podría ver?

-Por ahora será imposible, hay muchas personas que la han solicitado pero no la hemos podido brindar porque la están investigando.

-¿La tiene el Rectorado?

-No le puedo decir nada más porque no soy yo quien debe informar al respecto.

Quien tuvo más suerte fue Miguel Gallardo, pues en su calidad de investigador, envió un correo electrónico a la biblioteca de la UCM y le contestaron lo siguiente:

“Estimado señor Gallardo: La tesis del Sr. Acuña no se encuentra en nuestra biblioteca. Nos la requirió la Asesoría Jurídica de esta Universidad, porque, como ya sabrá, se está estudiando un posible plagio. No sabemos cuánto tiempo tardará en estar disponible”.  

(El correo electrónico está firmado por Fernando Alarcón, del Servicio de Tesis Doctorales y Publicaciones Académicas Biblioteca Histórica Universidad Complutense de Madrid) 

En efecto, con una llamada al Servicio Jurídico de la UCM pude confirmar lo dicho por la biblioteca de la universidad y además obtener la respuesta estrella del día:“no podemos facilitarle la tesis ni nada que tenga que ver con ella pues la hemos remitido al juzgado que se encarga de la denuncia penal en contra de César Acuña por el plagio de su tesis doctoral. Cualquier otra información, remítase al Rectorado”. 

Y así lo hice, pero en el Rectorado -como ya comenté en un artículo anterior- la ley de Trasparencia de las entidades públicas españolas no se aplica, por lo menos, no con los periodistas, pues en cuanto llamé y pedí comunicarme con el rector, Carlos Andradas Heranz, mi llamada fue transferida sin piedad a la oficina de prensa, donde por enésima vez me dijeron: “no tenemos nada más que informar”.

Para despejar dudas, y ya que César Acuña afirma por activa y por pasiva haber sustentado su tesis ante la UCM, sería bueno que pudiese mostrar ‘la papeleta para presentarse al tribunal’. Este documento le tuvo que ser expedido y firmado por el Jefe de la Secretaría de la Facultad de Educación y debió ser custodiado por el secretario del tribunal hasta el final de la sustentación de su tesis.

Tanto el secretario de la Secretaría de la Facultad de Educación, como el secretario del tribunal de defensa y evaluación de la tesis -ambos funcionarios públicos-, son también piezas fundamentales para desvelar lo ocurrido con la tramitación de la tesis de Acuña y con el esclarecimiento de cualquier posible irregularidad cometida.

Miguel Gallardo me ha enviado su ‘papeleta para presentarse al tribunal’, la misma que Acuña -de poseerla- debe tener muy bien custodiada. En el documento aparecen las firmas de los secretarios encargados del trámite.

Este documento es el que da fe de la obtención del grado de doctor en acto público y con sólo mostrarlo se despejaría la gran duda que se presenta ahora:¿César Acuña sustentó la tesis por la cual lo acusan de plagio?

Nadie sabe para quien trabaja

En un blog llamado “Vida de César Acuña”, que se dedica a promocionar los actos ‘filantrópicos’ y hazañas del hombre que quiso ser Presidente del Perú, encontramos una foto de su título de doctor emitido por la UCM. Si leemos la letra pequeña podremos observar una curiosa ‘salvedad’ que podría quitarle todo valor al grado obtenido.

Si se observa detenidamente el diploma, se lee lo siguiente:

Doctor por la Universidad Complutense de Madrid

que NO producirá los efectos que a dicho título atribuye el artículo 13.1 del real decreto 778/1998 del 30 de abril

El artículo 13.1 del real decreto 778/1998, ‘Efectos del título de doctor y certificación supletoria’, a la letra dice: “El título de doctor obtenido y expedido de acuerdo con lo dispuesto en los preceptos anteriores tendrá carácter oficial y validez en todo el territorio nacional, surtirá efectos académicos plenos y habilitará para la docencia y la investigación de acuerdo con lo establecido en las disposiciones legales”.

Vale decir, ¡la UCM le da un título de doctor a César Acuña, que no tiene ningún efecto!

Así las cosas,el grado de doctor obtenido por Acuña en la UCM no le sirve ni para enseñar, ni para investigar, pues las prerrogativas inherentes al grado y manifestadas en el artículo 13.1 del real decreto mencionado, fueron expresamente invalidadas.

Entonces, ¿para qué tanto ‘esfuerzo’ para ser ‘doctor’?

Otro sí digo

Según Miguel Gallardo, dados los hechos y la falta de transparencia de la UCM en el esclarecimiento y sanción de un posible plagio por parte de Acuña -reconocido en la resolución del 19 de julio pasado- el juez que instruye la denuncia penal sobre este caso, si formaliza alguna acusación, podría estar pensando en cohecho y prevaricación.

La trayectoria de César Acuña de dar dádivas por favores -lo que le costó ser eliminado de la carrera presidencial en las últimas elecciones peruanas- y el convenio que mantiene la Universidad Complutense de Madrid, ubicada en el puesto 151 del Ranking Mundial de Universidades, con la Universidad César Vallejo de Perú, propiedad de Acuña y ubicada en el puesto 10.726 del mismo ranking, podría ser la causa de dichas sospechas.

Esperemos a ver qué pasa en el terreno judicial y ojalá, algún diputado español pida información al Ministro de Educación respecto a este caso. Es necesario esclarecer si sólo hablamos del plagio de una tesis o si, desde una de las instituciones públicas educativas más importantes del Estado español, se podrían haber cometido acciones supuestamente irregulares.

Enlaces de interés:

César Acuña: en Perú lo multan, en España se la pasan de taquito

¿Corrupción universitaria internacional? César Acuña y la Universidad Complutense de Madrid en entredicho  

César Acuña y el don de la ubicuidad  

Desmontando a César Acuña, candidato a la presidencia del Perú 

Una más de Acuña ‘el vivo’

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s