Millones de mujeres de más de 170 países paran el mundo en contra de todas las desigualdades

Mientras este 8M todas en huelga EXIGÍAMOS la “plena igualdad de derechos y condiciones de vida”, en Lima el alcalde regalaba a sus conciudadanas sesiones de belleza. Iniciativas édiles como esta, sólo demuestran que hacen falta MÁS educación y MÁS protesta.

-¿Mamá por qué aún no puedo tener facebook ni instagram?

-Porque tienes 11 años y a tu edad no es conveniente que tengas redes sociales en las que cualquier persona que no conozcamos pueda contactarte.

-No, yo sólo tendría de amigos a la gente que conozco, eso te pasa a ti que fu facebook es público y como te maquillas y te vistes sexy pues cualquier tipo te pide amistad y te dice cosas. 

Estas frases son parte de una conversación que tuve como mi hija hace unos días. Varios de sus amigos de la escuela ya tienen redes sociales y ese es un riesgo que yo no deseo correr. Si escribo esto, no es para tirarme flores y decir que soy buena madre porque, en ese sentido, mi única pretensión es vivir el día a día e ir creciendo con mi hija.

Comparto esta experiencia porque me quedé boquiabierta y patidifusa, cuando mi hija, que en casa es educada en valores de igualdad y de respeto, mi hija que asiste a un escuela en la que los roles se comparten y en la que la línea que separa y segrega por rosa y azul NO existe, mi hija que odia el reggaeton porque sus letras la asquean por MACHISTAS; mi hija, me dice que la razón para que algunos hombres me envíen mensajes inapropiados por facebook es por como luzco.

Inmediatamente pensé, hay algo que como sociedad debemos estar haciendo muy mal para que una niña que se declara feminista piense igual que aquellos que dicen ‘¿qué habrás hecho pues?’, cuando una mujer denuncia haber sido víctima de acoso o abuso, o de una violación. Incluso en casos de feminicidio la preguntita horrorosa sube por el estómago y salta a la boca de alguien.

Por eso, porque queremos y debemos corregir el machismo y los micromachismos que aún son taras presentes en nuestro día a día, es que este 8 de marzo las mujeres de más de 170 países salen a las calles a protestar por la DESIGUALDAD y en contra de todas las actitudes que nos ningunean, nos menosprecian, nos irrespetan y nos tratan como mulas de carga que deben atender super diligentemente el trabajo, la casa y los hijos. Y además estar guapas.

En este sentido, la Municipalidad de Lima y su ‘preclaro’ alcalde, ofrecen hoy a sus conciudadanas “un día para engreírse” y les ‘regala’ -entre otras- sesiones de peluquería, maquillaje, manicure, pedicure y baile, porque una mujer ha de estar bonita, no ha de tener callos y ha de saber moverse. También les ofrece sesiones de couching por si después del tarrajeo y arreglo no se sienten suficientemente bien. A Castañeda le faltó entre los “engreimientos”, el curso de charming y buenas maneras.

Volviendo a cosas serias, al final de la jornada millones de mujeres, alrededor del mundo, habrán salido a las calles para visibilizar la discriminación laboral y social y reivindicar su derecho a la igualdad. Millones de hombres también habrán sido diligentes maridos, compañeros, amigos, hermanos, tíos, abuelos y habrán COLABORADO con ellas para que pudiesen salir a protestar, porque hoy les toca a ellos estar al pie de TODOS los cañones en los que estamos CADA DÍA nosotras.

Todo comenzó en Latinoamérica

Y que el mundo se movilice hoy es una iniciativa que nació en Argentina y se extendió como reguero de pólvora por otros países de Latinoamérica entre ellos el Perú. “Ni una menos” el movimiento feminista creado para protestar por la violencia en contra de la mujer nacido en Argentina. En junio de 2015, en ochenta ciudades de ese país, las mujeres salieron a protestar cansadas de los múltiples feminicidios sufridos.

El detonante para la protesta fue el hallazgo del cuerpo de Daiana García. Semidesnuda, dentro de una bolsa de basura, con un calcetín en la boca, así fue encontrada Daiana y sus 19 años de edad. En 2014 en Argentina -según estadísticas no oficiales- 277 mujeres fueron asesinadas, o sea, 1 de cada 30 y en 2015 la cifra seguía igual.

Encontrar a Daiana fue el punto de quiebre para que las mujeres argentinas, hartas de ser ‘víctimas propicias‘, se organizaran. En junio de 2015 llenaron las plazas de ochenta ciudades de su país para protestar en contra de la violencia machista bajo el lema “Ni Una Menos, Vivas Nos Queremos”. En octubre de 2016 volvieron a salir, las seguían matando.

Lamentablemente en Argentina, los feminicidios NO han descendido. En 2017, cada 18 horas una mujer fue asesinada. Por eso la protesta No cesa. Desde las primeras manifestaciones las mujeres de otros países latinoamericanos también han salido una y otra vez a reclamar y a gritar consignas reivindicativas. Las peruanas, víctimas de una alta tasa de criminalidad, también han protestado bajo el mismo grito: “Ni Una Menos, Vivas Nos Queremos”. 

En Perú según el Observatorio de la Criminalidad del Ministerio Público, entre enero de 2009 y julio 2016 se registraron 881 feminicidios (89,9% de mujeres fueron asesinadas por su pareja sentimental y el 10,1% por un conocido o desconocido). Según el mismo registro, entre 2013 y 2015 el Ministerio Público registró 441, 741 denuncias por violencia familiar.

“Ni una menos, ni una muerta más” es la frase original alrededor de la cual se ha gestado uno de los movimiento feministas más potentes de las últimas décadas. La frase pertenece a Susana Chávez Castillo, poeta y activista mexicana ASESINADA en 2011 por denunciar los crímenes contra las mujeres en México.

Por Susana, por Daiana, por todas las mujeres asesinadas, maltratadas, humilladas, por las que trabajan en condiciones precarias; por todas las que van con la lengua afuera todo el día repartiendo las horas entre el trabajo, los hijos y la casa, por las que no han querido tener hijos, Por las que creemos firmemente que NO hemos venido al mundo a ser la Mujer Maravilla, ni la madre perfecta, sino a ser lo que queramos ser. Por todas nosotras, reflexionemos hoy más que nunca sobre lo qué podemos hacer para revolucionar las cosas y salir de los roles y estereotipos que nos encorsetan y nos asfixian a todas y a todos.

Este blog también ha sido publicado en LaMula.pe

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s