N.G.R.H, 13 años de edad, violada. Otra niña destrozada. ¿Su agresor? Bien, gracias, en su casa [AUDIO]

Javier Obenses Enríquez Aguirre, presunto violador de N.G.R.H, de 13 años de edad, estaría tranquilo, haciendo tres comidas al día, disfrutando del calor del hogar. Así lo afirmó Virginia Huangal, madre de la niña, a teleoLeo.com. “Policías de la DININCRI me han dicho que está en su casa, pero no lo detienen porque no tienen una orden judicial para entrar”.

Sin embargo, desde marzo de 2019 hay una orden de prisión preventiva en contra de Enríquez. Huangal también dice que su abogada ha pedido al juez una orden para que se le pueda detener en su casa, pero aún nada de nada. Mientras, N.G.R.H está rota, no quier ir al colegio, no duerme, no habla con su madre, no quiere ver a nadie y debido a la ansiedad come hasta de madrugada.

“Te voy a matar a ti y a tu familia”

Este 19 de julio de 2019 Virginia Huangal, acudió con su hija a una audiencia ante la Fiscalía de Villa el Salvador, especializada en Delitos de Violencia contra la Mujer y los Integrantes del Grupo Familiar. N.G.R.H debía declarar sobre las amenazas de muerte recibidas contra ella y su familia. Denunciar a Enríquez ha obligado a la niña, su madre y su hermano, a mudarse por temor a los ‘avisos’ de su presunto agresor.

Recordemos que N.G.R.H fue violada hasta en 3 oportunidades, presuntamente, por Enríquez Aguirre, quien era su vecino. Producto de la violación la menor quedó encinta y eso la llevó a ser ingresada varias veces en el hospital. Su cuerpo de niña, como el de cualquier niña, no estaba preparado para el trauma físico que significa un embarazo.

Leer también: N.G.R.H TIENE SÓLO 13 AÑOS Y PODRÍA SER LA SIGUIENTE ‘NIÑA MADRE’ CON GRAVES CONSECUENCIAS PARA SU VIDA Y SU SALUD #NIÑASNOMADRES [AUDIO]

MURIÓ EL NEONATO DE LA NIÑA DE 13 AÑOS A LA QUE LE NEGARON EL ABORTO TERAPÉUTICO #NIÑASNOMADRES

TeleoLeo.com entrevistó a Virginia Huangal quien se siente impotente porque la violación de su hija y el embarazo ‘sufrido’ -porque a los 13 años un embarazo no es una bendición, es un sufrimiento- ha dejado a la niña sumida en una profunda depresión. Virginia clama justicia, los abusos a los que fue sometida su hija le han trastocado la vida a toda su familia.

Justicia para N.G.H.R

Es muy injusto que N.G.H.R no siga siendo la niña que era. Es muy injusto que mientras que ella no puede seguir con la vida que tenía, su agresor esté impasible y cobijado por su familia. Es muy injusto que ni la policía, ni la justicia peruana hagan algo para reparar en parte el dolor sufrido por esta menor.

Es muy injusto que N.G.R.H haya tenido que cambiarse de barrio para evitar las amenazas debajo de su puerta. Es muy injusto que este cambio de domicilio haya significado que su madre deba dejar su actividad: la venta de comida. “Tenía 4 carritos, con su cocina, en los que vendía papas rellenas con chicha, mantenía a mis hijos y daba trabajo a otras mujeres. Ahora, donde me he mudado no tengo la clientela que tenía”.

El MIMP, el Ministerio Público, el Ministerio de Justicia y la policía peruana deben comenzar a trabajar, de verdad, por las víctimas. Basta ya de “hermanitos lindos” las niñas y mujeres abusadas necesitan justicia, la sociedad en general necesita que se haga justicia. Basta ya de la cultura de la violencia contra la mujer que también colma las instituciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .