Feminicida, Jean Piero Castro Gouveia, podría ser condenado a cadena perpetua en las próximas horas [VÍDEO]

Quien degolló a su expareja, en noviembre de 2018, delante de sus hijos, podría ser condenado hoy mismo. A las 3 de esta tarde se dará inicio a la audiencia que podría recluirlo en prisión de por vida

«Ese mal hombre me quitó a mi hija, nada me la devolverá […] Sólo pido justicia, es lo único a lo que aspiro ahora. Mi hija era la que mantenía a sus dos hijos pequeños, ese hombre no tuvo en cuenta todo lo que lo ayudamos, yo misma le presté dinero para que le enviase a su hijos que viven fuera, mi hija le daba trabajo, y así nos pagó».

Este «mal hombre» es Jean Piero Castro Gouveia ex pareja de Andrea Rivera Sánchez, a la que degolló delante de sus dos hijos de 2 y 7 años de edad, cuando los 3 dormían en la misma cama. Castro Gouveia asesino a Andrea el 27 de noviembre de 2018, dos semanas después de que ella terminase la relación sentimental que mantenían.

Leer también: FEMINICIDA EN PRISIÓN PREVENTIVA PODRÍA QUEDAR EN LIBERTAD [VIDEO]

JEAN PIERO CASTRO GOUVEIA, FEMINICIDA CONFESO, PIDE REBAJA DE CADENA PERPETUA PORQUE NO QUERÍA MATAR A SU EXPAREJA

«Ella estaba con otro por eso me dejo». Fue una de las declaraciones de Castro Gouveia ante el tribunal que lo juzga. «Cómo sabe que estaba con otro hombre» —le preguntaron, «Porque la vi con otro cerca de un hotel». Con esa afirmación y porque «estaba borracho». Castro Gouveia pretende justificar haber asesinado a su expareja.

Sin embargo, estar ebrio no es causal de feminicidio, sino los bares estarían llenos de feminicidas y el que una persona esté, o no, con otra no es motivo para matarla. Atrás ha quedado aquello del homicidio pasional en el que se justificaban los crímenes a causa de una alteración de la conciencia debido a un rapto de celos y por tanto se consideraba que no era premeditado.

En la actualidad, el asesinato de una mujer por parte de su pareja se llama feminicidio y no tiene causal, alteración o rapto que lo justifiquen, porque nada justifica un asesinato. Por eso, en este caso, ni el alcohol ni los celos deben ser tomados en cuenta por el tribunal. Lo único tangible y real es que Castro Gouveia acabó con la vida Andrea Rivera, degollándola.

El tribunal también deberá tomar en cuenta la alevosía del crimen y el estado de indefensión de la víctima. Castro Gouveia entró de noche al cuarto donde vivía Andrea Rivera y le asestó dos puñaladas en el cuello mientras ella dormía, a esto hay que sumar la presencia de los hijos de ella, uno de los cuales, el niño de 7 años, intentó detenerlo golpeándolo y la otra, la niña de 2, aún sueña con la sangre de ese día.

Por otro lado, Castro Gouveia, no puede decir que estar ebrio lo llevo a asesinar a Andrea Rivera, pues al parecer, lo tenía todo planificado, según él mismo ha declarado, llevaba consigo una botella de gaseosa combinada con veneno para ratas a fin de bebérsela luego de cometer el crimen. Comprar veneno y prepararlo para su ingesta no es producto de un rapto de conciencia, es producto de una decisión previa.

TeleoLeo.com habló con Mónica Sánchez, madre de la victima, 24 horas antes de la cuarta y previsiblemente última audiencia del juicio oral contra Jean Piero Castro Gouveia por el feminicidio de Andrea Rivera Sánchez, crimen que, desde el primer momento en el que fue detenido, Castro Gouveia confesó haber cometido.

La fiscalía, según el actual Código Penal, pide cadena perpetua para Castro Gouveia y una reparación civil, de 162,800 soles, en favor de los herederos de Andrea. La condena sólo dará tranquilidad a su madre. La reparación civil, en caso de poder cobrarla, no será suficiente para la manutención de los pequeños que han quedado huérfanos. Esto pasa en Perú, un país donde, al mes, más de 10 mujeres son asesinadas su parejas o exparejas.

Además de medidas punitivas, es necesario que el Estado tenga una mirada más amplia. Los familiares de las víctimas de feminicidio necesitan atención psicológica integral y duradera en el tiempo y los huérfanos necesitan una pensión, para muchos sus madres no sólo eran amor y cuidados, también eran las que proveían sustento. Además, en la mayoría de los casos pierden a los dos progenitores: la víctima y el victimario.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.