La torturó antes de matarla, sin embargo, la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema le rebajó la condena [Vídeo]

Según la defensa del asesino, mató a su pareja «cegado por los celos» y, por eso, solicita se le reduzca la pena. Y el problema no es la solicitud, buscar el mejor trato para sus clientes es trabajo de los abogados: el problema es que la Corte Suprema peruana va y le concede «la gracia»

«Le sacó un ojo, 5 dientes, las uñas, la apuñaló varias veces hasta matarla, la quemó con agua caliente. A pesar de todo, su defensa dijo que la mató sin premeditarlo, sólo por “celos”, porque estaba con otro, porque lo insultó diciéndole «poco hombre» y por eso pedían la reducción de su condena». Los jueces de la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema compraron el relato y la rebajaron. La víctima: Nelva Evangelista Loa. Su asesino y pareja: Nicolás Vásquez Velarde. Cuenta la historia: Sandy Evangelista Loa, hermana de la víctima.

Nelva Evangelista Loa fue asesinada en febrero de 2006, pero su victimario recién fue juzgado diez años después, en 2016. Luego de matarla, Nicolas Vásquez Velarde se fugó, nadie sabía dónde estaba, al principio la policía lo buscó, pero con el paso de los años se olvidaron de él; capturarlo sólo fue posible gracias al programa de recompensas de los más buscados del Ministerio del Interior.

«Durante el tiempo que Vásquez Velarde estuvo prófugo vivió en Cachicoto, Monzón de Huamalies en Huánuco, zona roja, dedicada al narcotráfico; aunque en el juicio dijo que se dedicaba a la carpintería y a la crianza de cerdos, pero eso es falso porque sino de donde sacó dinero para pagar a su abogada y a los jueces. Tiene que haber pagado para que le reduzcan la pena, sino, no entiendo nada» ─afirma Sandy Evangelista.

La hermana de Nelva no entiende por qué, a pesar de las pruebas, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema rebajó la condena a Vásquez Velarde de 28 a 20 años de prisión. «Y todo porque han aceptado la tesis de su defensa, que mató a mi hermana por celos, porque ella le dijo que estaba con otro y porque lo insultó, pero él la torturó antes de matarla. El asesinato de mi hermana fue premeditado. No sé si los jueces de esa sala odian a las mujeres. Esta no es la primera vez que benefician a un feminicida. Talvez son jueces que cobran por su fallos».

¿No era que el crimen pasional ya no existía?

Resulta por lo menos indignante que en pleno siglo XXI y con la cantidad de mujeres asesinadas, sólo por ser mujeres, una abogada, como es en el caso de Vásquez Velarde, defienda a su cliente diciendo que «su patrocinado no tuvo animo homicida o premeditado» si no que «fue cegado por los celos» porque, la víctima, su pareja, le dijo que ya no lo quería y que era un poco hombre. O sea: ¿los celos y la supuesta infidelidad son razones para matar a alguien?

TeleoLeo.com entrevistó a Sandy Evangelista, con ella hablamos de cómo Nicolás Vásquez asesinó a Nelva y de como el sistema de justicia peruano no protegió a su hermana cuando estaba viva y tampoco lo hace tras su cruento asesinato.

Maltrato e intento de feminicidio

En la entrevista, Sandy Evangelista menciona otro hecho, que la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, al resolver el recurso de nulidad presentado por el asesino de su hermana, no tomó en cuenta las tres denuncias por maltrato físico e intento de feminicidio que Nelva Evangelista presentó, entre 2001 y 2004, en contra de Vásquez Velarde.

Denuncias

En 2001, Nicolás Vásquez Velarde apedrea e intenta ahorcar a Nelva Evangelista Loa en plena calle. Ella se salva al ser socorrida por las personas que se encontraban en el lugar.

En 2003, Nicolás Vásquez Velarde, golpeó a Nelva Evangelista Loa en un descampado y la hizo cavar una zanja con sus propias manos, le dijo que la enterraría allí mismo. En esta oportunidad también pudo escapar ayudada por quienes estaban en la zona.

En 2004, en una discusión por los celos de Nicolás Vásquez Velarde, intentó ahorcar a Nelva Evangelista Loa y también fue auxiliada por algunos vecinos.

De rebajas

Ni los resultados de la necropsia que confirman el ojo y los dientes arrancados, las puñaladas recibidas y las quemaduras de piel, ni las denuncias de maltrato e intento de feminicidio previos; ni el haber permanecido escondido durante 10 años, nada impidió que la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, presidida por el supremo César San Martín Castro, con la firma del magistrado Ivan Sequeiros, aprobase la reducción de condena solicitada por Nicolás Vásquez Velarde.

Sin justicia

La familia de Nelva Evangelista no tiene esperanza dentro de la justicia peruana, su caso ha llegado a lo más alto y allí, los jueces, en lugar de reformar la condena y aceptar los 35 años que pedía la fiscalía, la rebajaron de 28 a 20 años. Lamentablemente, este no es el único caso en el que la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema falla a favor del asesino.

Entre 2018 y 2019 ha dejado libre a dos feminicidas, a uno lo ha exculpado completamente y al otro lo ha dejado en libertad a la espera de un nuevo juicio.

  • César San Martín Castro, presidente de esta sala anuló la condena de 25 años en contra de Tak Quan Lau Lau por el asesinato de su esposa, lo liberó y ordenó un nuevo juicio.
  • Ivan Sequeiros, juez supremo integrante de la misma sala, declaró nula la sentencia por feminicidio impuesta a Jesús Elías Meneses Lozano y lo dejó en libertad. Meneses había sido condenado a 20 años de prisión por el asesinato de Eusebia Quispe Acuña.

Familias organizadas

Por todo esto, Sandy Evangelista y Magaly Aguilar, esta última, madre de Sheyla Torres, también víctima de feminicidio, se han organizado y han creado el colectivo “Familias Unidas por Justicia, Ni Una Asesinada Más”. Ellas quieren integrar a la mayor cantidad de familias afectadas y plantarle cara al Estado, exigiendo medidas de protección para los familiares que sobreviven a la trágica muerte de sus madres, hijas o hermanas.

TeleoLeo.com también habló con Sandy Evangelista sobre este tema y ella, además de explicar el objetivo de este colectivo, se quejó del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), pues a pesar de haberse comprometido a ayudarlas, la ministra Gloria Montenegro Figueroa ni siquiera las ha querido recibir.

Plantón por las asesinadas

Y buscando justicia, este viernes 1 de noviembre de 2019, a las 18:00 horas el colectivo “Familias Unidas por Justicia, Ni Una Asesinada Más”, convoca a un plantón en el frontis de Palacio de Justicia. En lo que va del año son ya 131 las mujeres asesinadas por el simple hecho de ser mujeres y hacer enfurecer o generar celos, en el macho con el que hayamos tenido la mala suerte de relacionarnos; porque sí, en una sociedad machista como la nuestra, incluso si nos matan, siempre seremos las culpables.

Este viernes todas a plantarle cara a la justicia y al Estado patriarcal. Este viernes no sólo deberían asistir al plantón las familias de las mujeres asesinadas, debería estar la sociedad en pleno para decir basta a los desgraciados que nos matan y al Estado cómplice que no exige el cumplimiento de las leyes creadas para nuestra protección y no fiscaliza el buen hacer de la justicia. Aún sabiendo que es harto corrupta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.