Derecha y ultraderecha española comparten discurso en el pleno de investidura de Pedro Sánchez

Catalunya separatista, prisión para Quim Torra, ─presidente de la Generalitat catalana─ aplicación del 155; España bolivariana, comunismo, Venezuela, Cuba, Evo Morales narcotraficante y hasta promoción de la transexualidad, son algunos de los conceptos vertidos por los más conservadores de esta España que exacerba los miedos de sus votantes para seguir en vigor

«Quim Torra debe ser detenido porque la JEC así lo ha decidido, pero en España no hay ley porque así lo ha decidido el señor Sánchez». Mientras Santiago Abascal, el líder de VOX, la ultraderecha española, comenzaba así su intervención en la sesión del discurso de investidura de Pedro Sánchez, el presidente del PP, Pablo Casado, iniciaba su discurso diciéndole a Sánchez: «Aplique el 155 en Catalunya», o sea, que Catalunya vuelva a ser gobernada desde Madrid.

Según el PP y VOX, Sánchez ha cedido a todos los pedidos de independentistas y vascos, dicen que ha vendido el orden constitucional y la ley en España, que ha traicionado al conjunto de la población y que está dispuesto a convertir al resto de ciudadanos ─a lo no catalanes─ en ciudadanos de tercera, en frente de los que sólo quieren es romper España y todo con el único objetivo de pactar para mantener la presidencia.

Esto prueba una vez más que la derecha y la ultra derecha española no tiene propuestas para España, pues sólo se dedican a exacerbar los miedos de sus votantes. Casado también ha manifestado que en Catalunya «los hijos de los unionista deben de ir protegidos a la escuela porque sino son atacados»; ‘¿juatttttt?????’, se ve que Casado no vive en Catalunya donde en las huelgas generales o con objetivos diferentes a la independencia, todos marchan juntos, tanto los ques se cuelgan a la espalda la estelada (bandera independentista catalana) como los que se envuelven en la roja y gualda (bandera española).

Venezuela, la Bolivia de Evo y hasta Cuba también han sido parte del discurso de la derecha y la ultraderecha, Casado ha dicho que la alianza de PSOE con Podemos llevará a España por los derroteros del comunismo que ya no existe. Abascal ha llegado incluso a hablar de la «España bolivariana» y se ha rasgado las vestiduras porque el curso de religión dejará de impartirse en las escuelas. El traslado de Franco, del Valle de Los Caídos, ha sido nominado por el de VOX como «profanación de tumbas». Ambos, Casado y Abascal también le han recordado al socialista la corrupción de su partido y hasta de hechos de la guerra civil.

Abascal, por su parte y como siempre, yendo un paso más allá, vuelve a arremeter contra la violencia de género, de la que ha dicho que es inconstitucional, porque asegura que se aprobó porque el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero obligó al Tribunal Constitucional a aprobarla. Además, habla de la propagación de la ideología de género, y dice que que dado que Sánchez propone una fiscalidad diferente para las mujeres, «muchos hombres se sentirán mujeres para tributar menos», o sea, según Abascal, desde el gobierno español se promocionará la transexualidad, porque claro, ser transexual es algo así como las mujeres yendo a abortar cada día porque la ley se los permite y encima es gratuito.

Y propuestas para el país, pedidos y exigencias para que el posible futuro gobierno trabaje por el bien de España, nada de nada. En los últimos minutos de su intervención Abascal también ha dicho algo que podría costarle una demanda por difamación, pues asegura que Evo Morales es un presidente narcotraficante y a acusado a Sánchez de negociar con él, ¿el qué?, pues dice que no lo sabe, pero que lo averiguará. Y la afirmación le ha venido bien para seguir pronunciando aquello de «gobierno bolivariano español». De la vecina Marrueco también se ha ocupado, dice que Sánchez les regala dinero mientras ellos compran armas, hasta aquí ha llegado su racismo, será que su jefe de marketing le habrá dicho que teniendo un diputado negro en sus filas, no queda bien tocar el tema.

El único español que se vanagloria de ir siempre armado y a caballo en campaña presidencia, también se ha quejado de la cuestión medioambiental, como Trump niega la emergencia y la urgencia de legislar sobre la preservación del planeta. Incluso se ha quejado de la ubicación de sus escaños en el parlamento, cuestión que hizo que incluso se fueran a las manos con algún diputado para ocupar aquellos en los que siempre estuviesen a tiro de cámara. Y en el último minuto Abascal ha hablado del progreso de España y de los españoles, pero también ha manifestado que lucharán por la protección de las fronteras, por la expulsión de los ilegales y por la desobediencia a los tribunales supranacionales.

O sea, la ultraderecha española pretende cargarse todos los pactos y convenios establecidos entre España y el resto del mundo. O sea, en principio ellos quieren seguir el camino de UK y dejar a España fuera de la comunidad europea, «vagando en la estratosfera», como amenazaba hace un tiempo un ministro del PP a Catalunya, diciendo que su independencia la expulsaría de la UE. Y el deseo de Abascal de desobedecer a los tribunales internacionales se origina en todas las sentencias europeas, hasta la del Tribunal de Estrasburgo, que contradicen las sentencias españolas en referencia a los actos cometidos por el gobierno de Carles Puigdemont en la realización del referéndum del 1 de Octubre de 2017.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .