Jueza no impone prisión preventiva a imputado por intento de violación sexual

Esta es otra historia en la que los operadores de justicia peruanos revictimizan a las mujeres denunciantes de violencia de género. Julia Eleanor Jara Carrera es la jueza que no vio motivo para encerrar a Juan Carlos Román Cosinga quien, según afirma su abogado, tiene denuncias previas por lo que él llama: “violencia familiar”

Ella salió a comprar a la bodega, seis cuadras la separaban de casa. Agua y huevos necesitaba, pasaban cuarenta minutos de las siete de la noche, al volver cruzó el pasaje por el que antes había transitado y al llegar a una zona oscura y abandonada percibió que alguien se acercaba corriendo, volteó intranquila a ver quien era, reconoció a su vecino, así que siguió su camino; él también lo haría, pero ─según afirma─ eso no ocurrió.

Hechos

«Mi vecino, Juan Carlos Román Cosinga, se acercó por detrás, con una mano me tapó la boca y con la otra me empujó hacia la pared trasera de mi casa, me tocaba las nalgas hasta llegar a tocarme la vagina, como pude me zafé, corrí a la puerta principal y grité hasta que me abrieron mientras él huía». El 3 de enero pasado, CSAA de 23 años de edad habría sido víctima de un intento de violación. Aún le cuesta hablar del tema.

CSAA vive en Chaclacayo, donde comparte domicilio con la familia de su pareja. «Toque la puerta tan fuerte como pude pidiendo ayuda, salió mi suegro, le dije lo que había pasado, él le avisó a mi cuñado quien salió corriendo y le gritó por qué había intentado abusarme y él, riendo, le contestó que no sabía que yo era su cuñada, luego entró a su casa y cerró su reja». CSAA también ingresó a su domicilio y llamó al serenazgo.

Resistencia a la autoridad

Cuando llegó el serenazgo intentaron hablar con el supuesto agresor, pero no abrió la puerta de su vivienda, así que tuvo que hacerse presente la policía; la dueña les abrió la puerta principal, pero tuvieron que usar la fuerza para abrir la puerta de la habitación tras la cual permanecía Román Cosinga. Según consta en el parte policial, citado por la fiscalía, Román Cosinga fue detenido “en flagrancia”.

Una vez en comisaría, Román Cosinga negó haber intentado violar a la denunciante y dijo que él sólo la había querido saludar por nuevo año. «Estaba en casa con amigos, sonó la alarma de mi carro, salimos a ver qué pasaba […] los vidrios de mi carro estaban quebrados […] topó con la denunciante que me saludó diciendo buenas noches señor y yo abro los brazos y le digo feliz año nuevo vecina».

Pruebas

Sin embargo, los exámenes practicados a la víctima ratifican que sí había sido agredida. El médico legista certifica que CSAA tenía hematomas en la cadera y el hombro, así como lesiones o rozaduras en muñeca y mano y le dio 5 días de incapacidad médico legal. La pericia psicológica, por su parte, señaló que la agraviada se encontraba emocionalmente afectada por «evento estresor de tipo sexual».

Con todas estas pruebas y la negativa de Román Cosinga de abrirle la puerta a la policía, la fiscalía solicitó la prisión preventiva por delito contra la libertad sexual en la modalidad de intento de violación. Sin embargo, la jueza del 2do Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Violencia contra las Mujeres y el Grupo Familiar de la Corte de Lima Este, Julia Eleanor Jara Carrera, dijo: «No».

Defensa de la víctima

Para Yolanda Sarmiento, abogada que en un primer momento representó a la víctima, la jueza se equivocó. «Mi clienta sufrió un intento de violación, no dictar prisión preventiva en contra de Román Cosinga fue peligroso, porque se resistió a la autoridad cuando la policía fue a su casa a buscarlo, además, amenazó a mi clienta y en cuanto la jueza lo dejó en libertad el señor se cambió de domicilio».

Defensa del imputado

Según Luis Alberto Franco Mora, abogado del supuesto agresor, la prisión preventiva fue desestimada porque, «para la jueza no se trata de un intento de violación, si acaso, tocamientos indebidos» […] «Las contradicciones de la supuesta víctima, sumadas a la conducta de la familia de su pareja, que ha caído en el aeropuerto pasando droga, esto no hace inocente a mi patrocinado, pero le da más credibilidad».

TeleoLeo.com entrevistó a Franco Mora, él asegura que la fiscalía en su narración de lo ocurrido «omitió hechos, no sé con qué fin»; además, aunque durante toda la entrevista insistió en la inocencia de Román Cosinga, al final dijo que no sabe «la magnitud de la agresión». Según Franco Mora, el interés tras la denuncia es económico, pues asegura que la denunciante «pide 10 mil soles» por lo ocurrido.

En la entrevista, el abogado también afirma que su cliente tiene denuncias previas por violencia familiar, dice que no recuerda cuántas, «son varias pero sin sentencia», por otro lado Franco Mora repite más de una vez aquello de que la familia de la pareja de la denunciante ha cometido delitos de narcotráfico, luego dice que eso no lo eximiría de culpa, pero él lo deja caer y a ver si desprestigiando el entorno, desprestigia la denuncia.

El fiscal: «Habrá nueva audiencia de prisión preventiva»

La decisión de la jueza Jara Carrera fue apelada por el fiscal a cargo del caso, Adrián Tomaylla Suarez, fiscal provincial titular de la 2da Fiscalía Provincial Penal de Chosica quien, haciendo la salvedad de que sólo podía darnos información general, habló con teleoLeo.com. Según el fiscal en breve habrá otra audiencia que podría cambiar el actual estado de Román Cosinga.

«La resolución que declaró infundado el requerimiento de prisión preventiva ha sido declarado nulo por el Superior de la jueza, a mérito de nuestro recurso de apelación, por falta de motivación ordenando que se realice una nueva audiencia» asegura Tomaylla Suárez. La “falta de motivación” en lenguaje jurídico significa que la jueza no justificó adecuadamente el porqué dejó en libertad a Román Cosinga.

Sobre las afirmaciones del abogado del agresor, en las que aseguró a teleoLeo.com que las declaraciones de la víctima contienen contradicciones y que la fiscalía en su narración de los hechos ha omitido información, el fiscal dice: «Obviamente el abogado va a dar una versión sesgada del caso, pero, para nosotros, en lo nuclear y desde nuestra perspectiva técnica, la víctima ha sido coherente».

El fiscal también desmiente a Luis Alberto Franco Mora respecto a que CSAA ha denunciado a su cliente para que este la “indemnice” con 10 mil soles. «En todo delito hay una reparación civil cuando se prueba su realización, pero ello no se discute en las diligencias preliminares. La fiscalía recién la solicita cuando formula acusación», afirmó el agente del Ministerio Público.

Para Adrián Tomaylla Suárez, la denuncia de CSAA es tan sólida, por ello, la decisión de la jueza del 2do Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Violencia contra las Mujeres y el Grupo Familiar de la Corte de Lima Este, Julia Eleanor Jara Carrera, «ha sido declarada nula». Ahora sólo queda esperar que se realice la nueva audiencia y que las investigaciones sigan su curso y se imparta justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .