«Los castellanos del Perú»: sacan roncha entre periodistas de derechas

Una nueva polémica agita la educación en el Perú, esta vez el problema es la lengua. “Yo aprendo en casa” plataforma educativa del Ministerio de Educación, creada para la enseñanza a distancia, por el COVID-19, es atacada por el ala más rancia de los comunicadores del país.

El viernes 8 de mayo, en una revisión de sus contenidos semanales, “Yo aprendo en casa” reemitió un fragmento del documental «Los castellanos del Perú» donde se exponen las diferentes formas en las que se habla, no el castellano ─pues este, según la RAE es una variante del español que se habla en Castilla─ sino más propiamente el español, que sería el nombre formal del idioma oficial del Perú.

Luego del programa, el periodista Jaime de Althaus publicó un tuit en el que se quejaba de que el programa “Yo Aprendo en casa” acusaba a los grupos de poder de discriminación pues había osado decir que son estos los que imponen la forma de hablar del ‘castellano’ en Perú y eso le parecía ¿inverosímil? «Sin comentarios», acababa añadiendo el periodista. Sin embargo: sí que hay comentarios.

¿Cuántas veces desde la absurda superioridad del limeño promedio, no hemos sido testigos de las burlas contra las personas indígenas o amazónicas de nuestro país que tienen una forma de hablar el español diferente a la de la capital? Los dedos de las manos y de los pies juntos no me alcanzan para contarlas.

Así que sí, el idioma oficial peruano ha sido uno de los elementos de discriminación más utilizados en nuestro país por todo aquel que por despercudido y por haber nacido en la capital, infravalora todo lo que viene del interior porque lo encuentra feo, vulgar, pobre, ignorante, maloliente y «color puerta», como diría aquella racista alumna universitaria.

Cuando se habla desde el hígado

Pero el que ha hecho más sangre contra el programa de marras ha sido el inefable Phillip Butters que se ha despachado a gusto, diciendo que afirmar, como afirma el video, que los grupos de poder imponen la manera de hablar es «fomentar el odio de clases». Además dice que «la manera correcta de hablar el español es una sola, la que está en la RAE».

Butters dice, que hay un solo inglés: el de Shakespeare y Lord Byron, parece ignorar que en el propio Reino Unido se reconocen diferentes variantes de este idioma, por ejemplo, está el inglés de las islas británicas y el de Irlanda o Escocia. Y estas variaciones no se ciñen estrictamente a la pronunciación, llegan incluso ─en menor grado─ a reflejarse en la escritura.

Además, si al inglés lo sacamos a pasear a Norteamérica, allí también encontraremos diferentes formas de escribir la misma palabra y diferentes acentos y formas de pronunciación. Sabido es que para trabajar en el mass media o en el mundo del espectaculo anglosajon se exige el “inglés estándar”, lo cual quiere decir, que ellos mismos reconocen que hay más de un inglés.

Con el español pasa lo mismo, entre los hispanohablantes españoles, también hay palabras singulares y obviamente hay diferentes acentos. Sólo en España se reconocen las variedades septentrionales y las meridionales del español. A estas hay que sumarles las variedades que el español adquiere al atravesar el charco.

Si nos referimos sólo a las diferentes formas de español en España, encontraremos una gran diferencia entre el español que se habla Madrid y el que se habla a Andalucía, más cercano ─este último─ al español latinoamericano, lo cual es totalmente lógico: fueron ellos los que junto a Colón llegaron primero a nuestras tierras y nos impusieron su idioma.

Así que sí, hay diferentes formas de español o de castellano, tanto habladas como escritas, incluso diferentes usos para las mismas palabras, por ejemplo, en Perú decimos carro a lo que en España se llama coche; en Perú las legumbres son verduras y en España las legumbres son lo que en Perú llamamos menestras.

Y ya que Butters se refirió al español que se habla en Catalunya o en Guipuzcoa, si nos quedamos sólo con Catalunya, aquí el español es idioma cooficial y se enseña en las escuelas como segunda lengua, o sea se enseña el español estándar, pero en las casas de los hijos de hispanoparlantes, se habla y se utiliza el español de sus regiones o países.

Pasa lo mismo con el catalán. No es el igual el catalán de Barcelona que el que se habla en las Islas Baleares, o el que se habla en Girona o Tarragona o Lleida, donde, otra vez, no sólo tienen pronunciaciones diferentes para las mismas palabras, sino que además tienen también palabras exclusivas tanto en las islas, como en cada una de las provincias mencionadas.

Y todo esto pasa porque tenemos lenguas vivas y lenguas clásicas o muertas: las primeras siguen en uso, cuentan con hablantes nativos y están sujetas a cambios sociales y ambientales porque todo lo que está vivo cambia y evoluciona. Las segundas son las que ya no se usan para comunicarse porque ya no son la lengua materna de nadie y por tanto no se renuevan y mueren.

La forma de expresarnos y de hablar en cualquier idioma siempre ha sido motivo de diferenciación. Por el acento de una persona, por las palabras que usa podemos saber de dónde es, por su forma de hablar podemos inferir su extracto social, su nivel educativo, su grupo etáreo, pero nada de eso es debe ser utilizado para discriminar a nadie, porque las diferencias nos enriquecen. Ese y no otro era el mensaje del video del MINEDU.

Lo que hace el video de “Yo Aprendo en casa” es evidenciar que “los castellanos del Perú” son y han sido fuente de segregación y maltrato hacia todo aquel que no hable el idioma de la manera “estándar”: como se habla en Lima donde residen en su mayoría los más ricos del país. «No hables como cholo», dicho de forma peyorativa es frase que todos hemos escuchado más de una vez.

En la furibunda editorial de Butters él no sólo está en contra de la edición del programa, que según su percepción habría violado a la sacrosanta lengua española, además, deja constancia de su animadversión a esta plataforma educativa pues dice: «Hay que ver que otras estupideces les meterán a los niños en la cabeza».

(El vídeo de Butters despotricando no lo pongo porque es de una infamia insoportable, además demuestra bastante ignorancia sobre un tema que es de dominio público. Su discurso cargado de cirrosis contumaz ya tiene tribuna entre los suyos y desde esta humilde publicación no quisiera yo alentar su consumo)

Educación es poder y la derecha lo sabe

“Yo aprendo en casa” nació criticado porque una de sus presentadoras, Stephanie Orué, es una actriz que ha hecho algún desnudo, sin embargo, ahora podemos ver que esa era sólo la anécdota. De fondo estaría el interés de la derecha peruana por normar los contenidos que se imparten en las aulas. Su campaña contra el enfoque de género en la currícula escolar es una de las más visibles.

Con los tuits de De Althaus y la crítica de Butters también podemos afirmar que hay una campaña en contra de “Yo aprendo en casa”. Y esto debe ser así, cuando dos periodistas de derechas lanzan porquería con ventilador al mismo tiempo: Butters generando dudas sobre el contenido del programa educativo y De Althaus exigiendo al MINEDU que se pronuncie y preguntándole directamente: ¿Van a mantener el programa?

También leer: teleoLeo/Educación

2 comentarios en “«Los castellanos del Perú»: sacan roncha entre periodistas de derechas

  1. Si los ministros tuvieran que responder cada idiotez que algún “iluminado” le plantea…. No dudo que hayan estado muchos escudriñando todos los programas buscando evidencias de que el MINEDU está actualmente — como, según ellos, lo viene estando desde tiempos de Saavedra — en manos de “comunistas”…. patético, en verdad…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .