Abuelo condenado sólo por tocamientos indebidos, aunque el examen médico legal indica: «desfloración antigua»

Texto y vídeo entrevista: Leonor Pérez-Durand

El artículo 19 de la Convención sobre los derechos del niño suscrita por el Perú dice: «Las autoridades deberán protegerlos de malos tratos, abusos y violencia». El bien superior de niñas, niños y niñes debe ser prioridad de toda sociedad, sin embargo, cada día sufren abusos y vejaciones que el Estado replica cuando sus denuncias no son bien atendidas

A diez años de prisión y al pago de 10.000 soles de reparación civil ha sido condenado Marco Antonio Capcha Rios, abuelo denunciado por tocamientos indebidos a dos de sus nietas. La condena, dada a conocer en el adelanto de fallo, es por la denuncia de la menor de ellas, en cuyo informe médico legal se lee: «desfloración antigua».

«No recuerdo cuando comenzó, me tocaba cuando no había nadie, cuando veíamos tele», dijo la pequeña en cámara Gesell. Según declaró el perito durante el juicio, la niña no miente, si a esto sumamos el informe médico legal Capcha debía haber sido acusado por la violación sexual de una menor de 14 años de edad, con lo cual la pena es muy diferente.

Código Penal

Artículo 173.- Violación sexual de menor de edad

El que tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o realiza cualquier otro acto análogo con la introducción de un objeto o parte del cuerpo por alguna de las dos primeras vías, con un menor de catorce años, será reprimido con pena de cadena perpetua.

La acusación fiscal

Capcha Rios ha sido condenado por tocamientos indebidos porque la fiscal Silvia Segura Ramírez, de la 2ª Fiscalía especializada en Violencia contra la mujer y los integrantes del grupo familiar del Callao, formalizó la denuncia en su contra por ese delito y no incluyó el informe del examen médico legal como medio probatorio.

El examen médico legal no fue utilizado para la formulación de la acusación de la fiscalía a pesar de que la fiscal Silvia Segura Ramírez lo solicitó con carácter de «urgencia».

En el «acto de enjuiciamiento», el juez de investigación preparatoria del juzgado de Violencia contra la Mujeres y el Grupo Familiar de la Corte Superior del Callao, Obdulio Fabian Quedo, señala que se han aceptado los medios probatorios presentados por la Fiscalía y en el documento no se observa que la fiscalía haya incluido el informe médico legal.

¿Y, por qué no?

¿Por qué la fiscal obvió el resultado del examen legista? Esta es la pregunta que se hace Milagros Soto, madre de la niña abusada. Según le ha dicho la abogada del CEM del Callao a cargo de su caso, Martha Ramos Flores, la fiscalía acusó a Capcha por tocamientos indebidos porque en cámara Gesell la niña sólo dijo que su abuelo la tocaba.

No actor civil, no ‘party

Martha Ramos Flores, como defensora de la niña no pudo oponerse a la tipificación de la fiscalía porque no se constituyó como «actor civil» del caso, de haberlo sido podría haber reclamado a la fiscal que tomase en cuenta el resultado del médico legista y que la acusación fuese por violación sexual de niña menor de 14 años de edad y no por tocamientos.

No tener defensa constituida como actor civil impide a las agraviadas de tener voz propia en el proceso, también les impide apelar la reparación civil. Originalmente, en este caso, la fiscalía pedía que Capcha Rios, además de los 10 años de prisión, pagase 30,000 mil soles de reparación civil. El juez sólo le ha impuesto 10,000 mil soles.

Lamentablemente este no es el primer caso publicado en teleoLeo.com en el que abogadas y abogados proporcionados por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables a las víctimas o a sus familiares, no se constituyen como actor civil de sus casos y eso las perjudica porque limita sus defensas.

Código Procesal Penal

Artículo 104°.- Facultades del actor civil
El actor civil, sin perjuicio de los derechos que se le reconocen al agraviado, está facultado para deducir nulidad de actuados, ofrecer medios de investigación y de prueba, participar en los actos de investigación y de prueba, intervenir en el juicio oral, interponer los recursos impugnatorios que la Ley prevé, intervenir –cuando corresponda– en el procedimiento para la imposición de medidas limitativas de derechos, y formular solicitudes en salvaguarda de su derecho.

La madre

«Yo sospechaba que el señor no sólo había tocado a mi hija porque cuando ella lo explicó recordé que cuando tenía entre 3 y 4 años la había llevado al médico por sangrado vaginal, por eso insistí en que le hicieran el examen del médico legista y salió desfloración antigua, pero no han tomado eso en cuenta», dice Soto, decepcionada de la justicia.

«Durante la investigación también presenté el informe médico del sangrado vaginal de cuando mi niña tenía 3 años, pero no me hicieron caso y yo no sé nada de leyes, nunca he estado en un problema así. Además, en todo el proceso la abogada del CEM ni contestaba mis llamadas, me he sentido muy perdida», afirma Soto.

La madre de la niña se queja de que la abogada no sólo no la ha orientado durante el proceso, si no que tampoco le ha brindado la información que necesitaba cuando la necesitaba. «A parte de no contestar mis llamadas, tampoco me ha querido ayudar para leer el expediente del caso de mi niña, ni la transcripción de las audiencias para enterarme bien de todo».

teleoLeo.com habló con Milagros Soto, respecto a las denuncias interpuestas contra Marco Antonio Capcha Rios por sus hijas. Las dos mayores lo denuncian por actos contra la libertad sexual y por las edades en las que fueron agraviadas también constituyen actos contra la indemnidad sexual, pues los abusos habrían sido cometidos contra dos menores de menos de 14 años de edad.

«El señor en el juicio se declaró inocente, dice que mi hija mayor tenía una amiga que era lesbiana y que mi segunda hija también es lesbiana y que entonces la que le habría hecho algo a mi hija es la amiga de su hermana, pero eso es absurdo, eran dos niñas. Además, durante sus declaraciones mi hija sólo lo ha señalado a él», dijo Soto a teleoLeo.com.

Antecedentes

La historia de las hijas de Milagros Soto fue publicada en teleoLeo.com en septiembre de 2021, tres meses han pasado y desde que se realizó la publicación ella dice que Marco Antonio Capcha Rios y su esposa la hostilizan. Ella vive con sus hijas en el tercer piso de la casa propiedad de ellos y le han dicho que tiene que irse porque está en venta.

«Yo no me quiero quedar con su casa como dice el señor, pero yo he invertido dinero aquí porque pensé que este iba a ser mi hogar para siempre. Yo no pedí que las cosas salieran así, es él quien es el culpable de lo que ha pasado, yo tengo 3 hijas, a dónde me voy a ir si no tengo trabajo fijo y estoy enferma», dice Milagros Soto.

«La abogada del CEM dice que sólo me queda esperar al 13 de diciembre cuando la sentencia se leída para que emitan orden de captura contra el señor». Marco Antonio Capcha Rios ha sido procesado en libertad y Milagros Soto teme que escape. «Nada le impide irse si quiere» -dice, temerosa que la sentencia se convierta en papel mojado.

También leer: Abuelo enjuiciado por tocamientos indebidos a dos de sus nietas, sin embargo, el peritaje de una revela: «desfloración antigua»

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.