Control, reeducación y castigo son los objetivos de la violencia vicaria

Esta nota forma parte de una serie de notas y testimonios sobre violencia vicaria realizadas por teleoLeo.com para evidenciar las distintas formas de esta lacra que tiene como objetivo: controlar, reeducar y castigar a «la desobediente», la que dijo basta a su victimario
Texto y vídeo entrevista: Leonor Pérez-Durand

El padre que mata a sus hijas e hijos o los separa de su madre, los ha cosificado, para él no son personas, son objetos a través de los cuales dañar a la mujer que ha escapado de su dominio. Reeducar a «la desobediente» es su único objetivo. Pero por qué hay madres que excepcionalmente, también matan

El 30 de diciembre de 2021, en Madrid, mientras muchos hacían planes para despedir 2021, una niña de 3 años fue asesinada por su padre, quién luego se suicidó. Fue la madre la que dio la alerta a la policía pues el padre no contestaba a sus llamadas. Cuando la policía fue a su casa y logró ingresar se encontró con la niña asesinada y él se había suicidado.

Sólo en España, en 2021, siete niñas y niños fueron asesinados a manos de sus padres

«Nunca las volverás a ver» fue el mensaje que envió el padre de Anna y Olivia, de 1 y 6 años, a su expareja. Aprovechando una visita secuestró a sus hijas, dos meses después la policía encontró el cadáver de una de ellas en el fondo del mar, al lado de una bolsa vacía donde presumiblemente habría estado el cadáver de la otra niña. Se presume que el padre se haya suicidado, pero no se ha encontrado su cuerpo.

«Te voy a dar donde más te duele» fue el último mensaje que un padre envió a la madre de su hijo. La pareja se estaba separando, era verano y él se llevó al niño a la piscina, estuvo enviándole fotos de la salida a la madre y un último mensaje con la amenaza. Al ver que el hombre no volvía con el niño la madre denunció su desaparición. Horas más tarde la policía encontró el cuerpo del pequeño en una habitación de hotel en Barcelona.

Leer más: DOSSIER: Violencia vicaria, la más cruel de las violencias de género

«Te daré en lo que más te duele». Otro de los casos terribles ocurridos en España y que supuso un antes y un después en la concientización del uso de los hijas e hijos para causar daño a la mujer y darle nombre a este tipo de violencia, fue el protagonizado por José Bretón en 2011. Bretón asesinó a sus hijos de 6 y 2 años de edad, durante el fin de semana que los tenía de visita, luego los quemó. La fiscal encargada de la acusación dijo durante el juicio: «Bretón mató a sus hijos de la forma más cruel».

En todos los casos los padres amenazaron a las madres antes o después de secuestrar a las criaturas sin embargo: ¿qué pasa cuando la asesina es la madre, seguimos hablando de violencia vicaria?

En 6 de los 7 crímenes ocurridos en España, el asesino ha sido el padre, sólo en un caso, el de Yaiza, una niña de 4 años de edad, la asesina fue la madre y la causa por la que mató esta mujer, una excepción; aunque no hubo amenazas previas, su motivación si habría sido controlar al padre.

Ante el juez la madre admitió el crimen y dijo haberlo hecho «por algo relacionado con mi expareja», según ha manifestado el padre, tres días antes había intentado volver con él: «Me chantajeó y mató a mi hija para hacerme daño […] le pido perdón a mi hija por no haberme dado cuenta», decía él en una carta.

¿Por qué mata una madre?

Los casos en los que la madre asesina a sus criaturas son minoritarios y cuando ocurren, según señala la antropóloga Beatriz Kalinsky, en su artículo Epistemología del Filicidio: Violencia contra las Mujeres, ellas son víctimas del ‘síndrome de la mujer golpeada’, también conocido como el ‘síndrome de la mujer maltratada’.

Pues ellas, en el caso de matar a sus hijas e hijos refieren que lo hacen para alejarlos de su maltratador, para que no sufran lo que ellas han sufrido. Este síndrome ha sido ampliamente utilizado por las mujeres en los tribunales norteamericanos.

Testimonios

Dolor desde las entrañas

TeleoLeo.com ha recogido el testimonio de madres víctimas de violencia vicaria, ellas han sido separadas de sus hijos y luchan no sólo contra el hombre que un día las maltrató, además luchan contra el sistema judicial que no las ampara, las revictimiza y favorece a su victimario con sus decisiones

Sabrina Rodríguez, es peruana, ella denuncia ser víctima de violencia de género desde 2012. En 2019 denunció a su expareja, padre de su hija -a la que no ha reconocido, ni paga manutención-. En 2020 él la denuncia por violencia psicológica contra su hija. Ella teme que él cumpla su amenaza de quitársela.

«Él está instrumentalizando a mi hija para seguir haciéndome daño. Desde que estaba embarazada me decía que su tía cuidaría mejor de ella porque yo estaba loca y que era fea y que mi hija también sería fea»…

Vídeo testimonio completo de Sabrina Rodríguez

Marisol Crauchuk, es argentina, ella no puede ver a su hijo desde julio de 2021, cuando su padre se lo llevó del hospital donde estaba ingresado por una crisis nerviosa. Según afirma, su hijo habrían intentando ahorcarse con la bufanda luego de que su padre lo riñese fuertemente.

«Yo fui a pedir ayuda a las instituciones que en mi país se encargan de la protección de los niños y ellos han permitido que su padre se lo llevé, sin tomar en cuenta que su padre fue el causante de su ingreso».

Vídeo entrevista completa a Marisol Crauchuk

Natalia Breso, es argentina, ella emigró a Perú, tuvo una hija y desde hace 4 años lucha por recuperar su custodia; mientras tanto -afirma- el padre sólo permite conversaciones con la niña, una vez por semana, vía Skype.

«Él me dijo que del Perú no me iría si él no quería y me castigó quitándome a mi hija porque me fui. Me denunció, me quitó a mi hija y los últimos 4 años no ha hecho más que abrirme procesos»…

Vídeo entrevista completa a Natalia Breso….

Maria Fernanda García, es colombiana, desde hace un año lucha por recuperar a sus hijos. En 2019 la pandemia la obligó a quedarse en casa para cuidarlos, en 2020 se separó por ser víctima de violencia de género, cuando tuvo que volver a trabajar permitió que el padre se llevará a los niños para ver a su familia; ya no se los devolvió.

«Denuncié a mi expareja por violencia, luego de ser revictimizada por el sistema, lo imputaron por violencia intrafamiliar agravada por golpearme durante la gestación y el postparto. Ahora él tiene la custodia provisional de mis hijos y en un año sólo he podido estar con ellos un mes»…

Vídeo testimonio completo de Maria Fernanda Garcia….

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.