Presunto violador increpado por su denunciante le dice: «Te pido perdón de todo corazón»

Texto y edición de testimonio: Leonor Pérez Durand

Cuando se trata de establecer intimidad sexual, hay gestos y actitudes que siempre hemos sabido leer y cuando una las partes dice no clara y repetitivamente, cualquier avance se detiene y retrae. El consentimiento es fundamental en cualquier acto sexual, porque si no, aunque la fuerza no intervenga, estamos hablando de abuso y violación

«Las mujeres manejan dos tipos de NO, el que indica completa negación y el NO que usamos como si de psicología inversa se tratase, con el que por dentro estamos gritando sí». Esta frase pertenece aun artículo titulado: «Por qué las mujeres dicen NO cuando quieren decir SÍ», Mientras se sigan escribiendo esperpentos como este se validan acoso, abuso contra las mujeres, asumiéndonos como resistencias a tumbar, en cumplimiento de la voluntad de cualquier «machuno» ser.

Según cifras del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables del Perú (MIMP), entre enero y marzo de 2022, han atendido 5,861 casos de violencia sexual, de los cuales 2,634 fueron denuncias por violaciones sexuales y el 95% de las víctimas fueron personas de sexo femenino, así que menos queja machuna cuando decimos que la violencia sexual se ceba con un género y no es el masculino.

No, no y no

Nicole asegura haber dicho que no, pero Julio Domínguez Jímenez, su supuesto agresor, no la escuchó. Nicole recibía su cumpleaños con un par de amigos que, según afirma, aparecieron en su casa; querían estar con ella en cuanto cambiase el día y la medianoche les indicase que sus 27 años habían llegado; también estuvo presente una joven con la que compartía departamento.

Recién operada, dos semanas antes de su cumpleñaos, con el brazo derecho inmovilizado por los 24 tornillos y placas que la han tenido que poner por una operación a causa de un accidente, medio sedada por el tramadol, medicamento que su médico le indico para el dolor y débil porque había perdido mucha sangre en la operación, al punto de estar anémica; «disfrutaba confiada de la noche», aseguró en testimonio brindado a teleoLeo.com.

«Mis dos mejores amigos del colegio estaban conmigo, estábamos cantando mis canciones favoritas, yo me había puesto ropa linda porque quería recibir mi cumpleaños bien, no bebí mucho, sólo dos latas de cerveza por los medicamentos y es que el tramadol es fuerte y me tenía atontada».

Mientras la noche transcurría Nicole afirma que Julio Dominguez Jimenez la llamó para saber qué hacía, «le expliqué que estaba en casa con mis mejores amigos, me preguntó su podía unirse, les pregunté a mis amigos, porque era una reunión bastante íntima y ellos no lo conocían, mis amigos aceptaron y le dije que sí, que podía venir a casa».

Por la tarde Dominguez habían acompañado a Nicole a comer anticuchos (pinchos de carne de corazón de vaca a la parrilla) para recuperar algo de fierro por la sangre pérdida en la operación. «Debido a algunos comentarios previos suyos, aproveché para decirle que sólo me interesaba como amigo, se lo deje muy claro. Pero él no respeto eso».

Eran las 3 de la mañana y, según Nicole, uno de sus amigos le dijo que se iba, su compañera de departamento se fue a su habitación, el otro amigo la acompañó, «sólo quedamos Julio y yo», asegura, «así que le dije que llamé su taxi que ya era debía irse, que quería descansar, me dijo que lo estaba llamado, pero seguía tomando así que me fui a poner el pijama para que le quedase claro que quería dormir».

Lo que sigue es el relato del abuso que ella narra en su testimonio: «Él intentó besarme, le dije que no, pero no le importó […] él me violó el día de mi cumpleaños. Le dije que no todo el tiempo, le pedí por favor, pero él siguió y yo disocié, huí mentalmente del lugar. Esta es la 4 vez que soy forzada, antes nunca denuncié, preferí olvidar, pero esta vez no. No quiero que otro abusador esté libre y otra mujer corra peligro».

Llamada

Cómo lo explica en su testimonio, tras lo ocurrido, Nicole -por consejo de una de sus hermanas que es abogada- llamó a Julio Dominguez Jimenez para escuchar de él qué es lo que había pasado y durante la conversación él afirma que lo que pasó es algo que «se dió», pero pide «perdón de todo corazón».

Transcripción de algunas frases de la llamada telefónica

N.[…] tu sabes que lo que acaba de pasar fue una violación, verdad?

JDJ.Sí, pero ya hemos hablado de eso, no fue a propósito

N.- Julio, tú me has violado en mi propio cumpleaños

JDJ.-No, no, o sea, no lo tergiverses así, osea, no ha sido así

N.- Cómo ha sido, dime como ha sido porque desde donde yo lo veo, yo te pedí por favor, te dije varias veces que no, incluso cuando me querías besar te dije que no y luego tú me bajaste el short y te bajaste el pantalón

JDJ.Mira, yo no quiero problemas contigo y sabes que no ha sido así ni nada de eso

N.- Julio yo te dije que no

JDJ.- O sea, se dio

N.- Yo a ti te dije que no varias veces

JDJ.-Tienes toda la razón, pero yo no quiero tener problemas ni nada, o sea, creo que ya hemos hablado, cómo se llama, que se malinterpretó, yo te pido perdón de todo corazón, yo nunca he querido abusar de ti ni nada, no».

Julio Dominguez Jimenez podría ser acusado de violación sexual de persona en incapacidad de resistir: la denunciante se encontraba con medicación que afectaba sus sentidos, además tiene un brazo con 24 tornillos y placas e inmovilizado por la operación a la que fue sometida 2 semanas antes del día de su denuncia.

Cumpleaños en comisaría

El día de su cumpleaños Nicole no pudo disfrutar de la tarta que le había preparado su hija de 8 años, tampoco pudieron pasar el día juntas porque mamá tuvo que estar en comisaría denunciando haber sido violada, pero, otra vez, la PNP no hizo las cosas bien, esta vez fue la comisaría de Chacarilla pues, aunque la denuncia se hizo antes de que se cumpliesen las 24 horas, es decir, en flagrancia, Julio Dominguez Jimenez no fue detenido y continua en libertad.

Por otro lado, el Centro de Emergencia Mujer (CEM) de Surco tampoco habría actuado con la celeridad que requieren estos casos pues, si bien es cierto, el mismo 12 de mayo la PNP le cursó un oficio solicitando que le entreguen el Kit de Emergencia, recién 6 días después, el 18 de mayo, la Coordinadora del CEM, Gabriela Minaya Gonzales, solicitó al centro de salud de Surco que este sea entregado. Esta es una demora que no debería ocurrir porque pone en riesgo la salud de las mujeres que denuncian haber sido víctimas de una violación sexual.

El Kit de Emergencia está concebido para ser entregado en cuanto la mujer presente denuncia por violación sexual pues, además de tener como objetivo proporcionarle apoyo psicológico, también contiene la pastilla del día después y una serie de pruebas para proteger a las víctimas del posible contagio de alguna ETS o del VIH. A casi un mes de su denuncia, Nicole aún espera que le den hora para su primera visita psicológica

En 2019, según la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva, que depende del Ministerio de Salud, 564 víctimas recibieron el kit de emergencia sexual; en 2020, 1325; y en 2021, 2519. El 65 % de estos kits fue entregado a niñas, niños y adolescentes.

Critica, exposición y mordaza por «osar» denunciar

Luego de haber denunciado su caso en redes, el testimonio de Nicole fue censurado y eliminado, además, la han criticado por haber bebido, por haber celebrado su cumpleaños dos semanas después de haber sido operada, por no gritar, por no defenderse, por tener una cuenta de Only Fans.

«Yo no podía defenderme, primero porque tenía un brazo inmovilizado, estaba medio atontada por la medicación y porque, además, Julio Dominguez cuasi me dobla en talla y peso. Él mide como 1:80 y pesa como 100 kilos, mientras yo mido 1.60 y peso 58 kilos, no había manera de que físicamente pudiese hacer nada», afirma Nicole.

Sin embargo: un mujer recientemente operada o no, tiene derecho de hacer lo que le venga en gana, con su vida y su cuerpo, porque el problema no es lo que nosotras hagamos, el problema es que a los hombres no les dé la gana de cerrarse la bragueta cuando les dicen no.

Tras la denuncia publicada por Nicole en su cuenta de Instagram, apareció otra en esa misma red, «derecho Legal Perú», que se presenta como un «staff» de abogados que según afirma: «[…] buscamos casos por internet con el fin de dar nuestra opinión legal y ayudar a la solución del conflicto».

La primera publicación de esta cuenta es del 25 de mayo, la última del 27, y, a la fecha, sólo tiene 10 publicaciones: 9 sobre la denuncia contra Julio Dominguez Jimenez y una en la que explican lo que es el delito de difamación, palabra mencionada en todas las publicaciones sobre la denuncia publicada por Nicole.

El «staff» de abogados pone en tela de juicio el comportamiento de la denunciante, sin embargo, obvia mencionar que Dominguez, en la llamada grabada por Nicole- cuando ella de dice que en todo momento le dijo no, él le pide perdón.

«Tienes toda la razón, pero yo no quiero tener problemas ni nada, o sea, creo que ya hemos hablado, cómo se llama, que se malinterpretó, yo te pido perdón de todo corazón, yo nunca he querido abusar de ti ni nada, no». (Julio Dominguez Jimenez)

Y el staff sentencia: « […] si se comprueba la inocencia del imputado, todas las personas que hayan compartido las publicaciones de la Sra. Nicole, o que hayan escrito comentarios sin tener una base de veracidad, serán también denunciados por Difamación», ¿amenaza?

Lo que no contempla el «staff» es que en sus publicaciones estaría revictimizando a la denunciante, sobre todo, si tenemos en cuenta que ella tiene un examen médico legal que ratifica lesiones, así como la conversación en la que su supuesto agresor le pide «perdón de todo corazón», lo cual lo pondría en un lugar, por lo menos, incómodo.

Aquí una muestra de la revictimización de esta página en contra de la denunciante. En una de sus 10 publicaciones «derecho legal Perú» insinúa que la llamada grabada por Nicole podría haber sido hecha para «¿negociar dinero?» con Julio Dominguez Jimenez: «Yo sólo lo llamé porque quería una explicación de lo que había pasado, quería saber qué tenía que decirme, quería saber por qué me violó».

En el audio de la llamada escuchado por teleoLeo.com no hay una sola insinuación de la denunciante respecto a ningún tipo de «negociación», sólo se la escucha diciéndole que ella no consintió y a él diciendo que fue algo que «se dio» o «yo nunca quise hacerte daño ni nada», o que ya han hablado, que está «malinterpretando las cosas» y le pide «perdón de todo corazón», como ya dijimos líneas arriba.

Otro extracto del audio de la llamada

JDJ.Nico, escúchame Nico, eh la verdad es que yo no quiero hacer problema, yo estoy tranquilo contigo, ‘pucha’ yo a ti te considero un montón, y siempre las cosas no son como derepente lo estás interpretando no

N.- Cómo lo interpretas tú si yo te estoy diciendo que no

JDJ. No, tienes razón, es lo que ha sido, pero no ha sido algo, que derepente algo a la fuerza, ni nada, yo es que la verdad nunca haría eso contra ti, no, nunca atentaría contra ti

teleoLeo.com escribió a «derecho legal Perú» para tener su versión sobre el caso sobre el cual parecen estar muy bien informados ya que, en sus publicaciones, prejuzgan el comportamiento y la motivación de la denunciante e inclinan la balanza en favor de la presunción de inocencia de Julio Dominguez Jimenez.

Lamentablemente, a pesar, de responder inmediatamente y comprometerse a hablar con «los abogados penalistas que están viendo este caso para poder contactarla», dos semanas han pasado y nadie del «staff» de «derecho legal Perú» responde aún, puede que después de esta nota, lo hagan.

Enarbolar la bandera de la difamación está convirtiéndose en costumbre de los denunciados por violencia de género y es que aprovechan que son delitos íntimos, es decir, que son cometidos sin la presencia de testigos y muchas veces se trata de la palabra de la víctima contra la del denunciado.

La aparición y consolidación de movimientos como #MeToo o #YoTeCreoHermana, que dan total credibilidad al testimonio de las víctimas, ha generado que la comunidad machista elabore sus estrategias de defensa, entre ellas denunciar a las denunciantes por difamación y desvirtuar sus testimonios juzgando su comportamiento.

Porque la sociedad y la justicia quieren la víctima perfecta, es decir, una mujer que no sale, no bebe, no viste ropa llamativa, no ríe estentoréamente, a ser posible virgen antes de haber sido violada y que además tras la vejación se recluye en casa sin otro objetivo que llorar y sufrir todo el día.

Nicole no es la víctima perfecta, no es un ser de luz inmaculado, no es la monja de todos los conventos. Nicole es una mujer de 27 años de edad que vive su vida como desea vivirla y nadie tiene derecho a confundir su libertad para beber o hacerse fotos insinuantes con poder tomarla como y cuando le dé la gana sin su consentimiento.

Dejen de infantilizarnos, respeten cuando las mujeres decimos no. Hombres peruanos y del mundo, refrenen sus ansias de poder deconstruyanse, hay tutoriales para todo, busquen información al respecto; porque es preciso y urgente que aprendan que las mujeres no somos, ni tierra de conquista ni animal a domar ni trofeo para presumir.

«Sólo pido justicia, nada más que justicia» es la última frase que podemos escuchar en el testimonio que Nicole remitió a teleoLeo.com, esperemos que pueda encontrarla y que las mujeres dejemos de ser revictimizadas y prejuzgadas cuando no somos víctimas perfectas.

También leer: Denuncias sobre violación sexual en teleoLeo.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.