Niñas suizo-rusas son tuteladas por el gobierno catalán. Los padres piden un proceso justo bajo el Convenio de La Haya 1996

Las políticas europeas concebidas para la protección y bienestar de sus ciudadanos, mal aplicadas, son fuente de sufrimiento para miles de familias. En países como España, los servicios sociales, sin orden judicial y alegando el «bien superior» de los menores de edad, arrebatan a los padres su tutela y patria potestad. Esto afecta no sólo a nacionales sino también a extranjeros con los cuales no se está aplicando los convenios supranacionales correspondientes

Texto e investigación: Leonor Pérez-Durand/Periodista

«Declarar el desamparo preventivo de las niñas que comporta la suspensión de los padres en el ejercicio de su potestad. Prestarle protección urgente y disponer cautelarmente su ingreso en el CRAE designado y delegar la guarda a su director/a, mientras el equipo técnico realiza el estudio de su situación personal y familiar». Así ha dictaminado la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de Catalunya sobre dos niñas suizo-rusas sobre las cuales tendrían jurisdicción la administración y justicia suiza, no la española.

Una llamada telefónica alertó a la madre, la ciudadana ruso-suiza Lena Lang. Al mediodía del 17 de junio de este año, desde el Departamento de Bienestar Social y Familia de la Generalitat de Catalunya le decían que la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) se había hecho cargo de la tutela provisional de sus hijas, dos niñas de 6 y 9 años de edad, y que no las fuese a recoger a la escuela Iscat Maresme, donde las había dejado por la mañana, sin sospechar que no las volvería a ver hasta que no se lo permita la administración catalana.

Los CRAE, Centros residenciales de acción educativa (CRAE), son instituciones para la guarda y educación de niños y adolescentes (de 0 a 18 años) a quienes se les aplica la medida de acogida simple en institución, de acuerdo con la medida que conste en el informe previo de los equipos técnicos competentes. Su objetivo es dar respuesta a situaciones y necesidades educativas y asistenciales que requieren una especialización técnica en su guarda y educación alternativa a su familia de origen.

Luego llegaría la resolución administrativa que le comunicaba formalmente la decisión tomada sobre las pequeñas. En el documento de la DGAIA se puede leer que las niñas serán tuteladas de manera provisional debido a un informe del colegio, el Iscat Maresme, centro privado de élite de la comarca del Maresme en Barcelona, que los habría informado sobre posible situación de riesgo de las pequeñas: «[…] el equipo técnico competente atendiendo a diversas informaciones de la escuela y los servicios sociales, valoran que las niñas podrían estar en una grave situación de peligro que podría atentar contra su integridad».


La resolución manifiesta que la situación se agrava porque:

  • No existe ningún documento que acredite la filiación de las dos niñas por parte de la madre ni del padre. Hay documentos contradictorios respecto a los datos de nacimiento de las niñas y de la madre según el informe propuesta del EAIA.
  • De la información de la escuela se alerta de una posible situación de exposición de las menores de edad a hombres desconocidos por ellas, presuntamente no de su entorno familiar.
  • Existe una falta importante de vinculación de la madre con las niñas y un hermetismo e información falsa con los profesionales por parte de ésta.
  • Una de las niñas tiene una cuenta de Instagram pública donde tiene adultos como amigos y sale con el uniforme de la escuela y hay un número de teléfono. La escuela se reunió con la madre para informarle del peligro de las redes con 9 años y ésta no muestra preocupación.
  • En el informe se recoge que los profesionales detectan que las niñas hablan en términos sexuales inadecuados (preguntan a los vecinos si tienen sexo y cómo lo hacen).
  • Han hecho dibujos con connotaciones sexuales (pene, niña pequeña con tetas marcadas…).

«El informe de la escuela sobre mis hijas es falso»

Lena Lang afirmó a teleoLeo.com que todo lo que dice el informe de la escuela no es cierto. «Yo he accedido al informe y en él se dice que mis hijas estaban desatendidas, mentira; también dicen que se desconoce si somos sus padres porque no hay documentación que lo corrobore, eso también es mentira, para matricularlas yo presenté toda la documentación que acredita que mi esposo y yo somos sus padres». Y así lo corrobora la resolución de la DGAIA que consigna los datos identificativos: nombres, apellidos, fechas y lugar de nacimiento, tanto de los padres como de las niñas.

«Sobre la cuenta de Instagram, es falso que no sea adecuada para mi hija, la cuenta la manejaba yo con ella y allí sólo había fotos inocentes suyas y no estaban expuestas a desconocidos, eran fotos para mostrar a la familia que vive fuera porque somos una familia internacional. En esa cuenta no hay nada de incorrecto ni que denote que mi hija estaba en peligro, el colegio se queja de que había colgado fotos con el uniforme, también hay fotos de mi hija con el de la academia de taekwondo; además, el colegio también cuelga fotos de mis hijas», dice Lena Lang.

En el informe de la escuela también dicen que las niñas llegaban tarde, que faltaban y que se las veía tristes y angustiadas. Según Lena Lang, tuvo que viajar, avisó al colegio y sufrió retrasos para volver, por otro lado, asegura que el estado anímico de las niñas se debe a la guerra entre Rusia y Ucrania: «Muchas veces las niñas no querían ir o iban a disgusto, desde que comenzó la guerra les decían a que los rusos eran malos y mis hijas venían preguntándome si su familia en Rusia era mala, por eso estaban «tristes y angustiadas»».

El informe del colegio también especula sobre frases, preguntas y dichos de las niñas o sobre si alguna vez un hombre en bata encendía la cámara de la mayor de ellas para las clases online. También explican que las niñas en una oportunidad llegaron con un moretón en el brazo o que dicen que los adultos gritan y mienten, sin embargo, a pesar, de los graves temores de la escuela, no hay pericia psicológica que acompañe el informe certificando los dichos de las niñas y evaluando si están realmente afectadas por alguna situación de riesgo.

Por todo esto Lena Lang y su esposo dicen que tomarán medidas contra la escuela Iscat Maresme: «No sabemos por qué el colegio dice todo eso de mis hijas y de mi familia, no lo entiendo, si tenían todas esas sospechas por qué no hablaron con nosotros». La resolución de la DGAIA también afirma que según la escuela las niñas han cambiado varias veces de centro o han sido inscritas en varios paralelamente: ¿pero es eso negativo? El derecho a la libre movilidad existe y cuando se tienen criaturas el cambio de domicilio comporta el cambio de escuela y, cuando esto ocurre es normal hacer varias inscripciones a fin de obtener plaza.

¿Sin competencia?

Ahora bien, la DGAIA se habría extralimitado asumiendo la tutela provisional de estas niñas suizo-rusas, aunque sea de manera provisional, porque se trata de menores de edad extranjeras y cualquier actuación para la protección de los niños no nacionales se debe realizar bajo los convenios supranacionales ratificados por España y por tanto de obligado cumplimiento, tal y como lo señala el propio preámbulo de la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia.

«La Constitución Española establece en su artículo 39 la obligación de los poderes públicos de asegurar la protección social, económica y jurídica de la familia, y en especial de los menores de edad, de conformidad con los acuerdos internacionales que velan por sus derechos»

Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia

Y entre estos acuerdos e instrumentos internacionales la Ley 26/2015 menciona: «[…] el Convenio relativo a la competencia, la ley aplicable, el reconocimiento, la ejecución y la cooperación en materia de responsabilidad parental y de medidas de protección de los niños, de 28 de mayo de 2010, ratificado el 6 de septiembre de 2010», más conocido como el Convenio de La Haya de 1996, mecanismo bajo el cual debe ser tratada la tutela de estas niñas extranjeras.

Convenio de La Haya de 1996:

Artículo 8

1.-Excepcionalmente, si la autoridad del Estado contratante competente, según los artículos 5 ó 6, considera que la autoridad de otro Estado contratante está en mejor situación para apreciar, en un caso particular, el interés superior del niño, puede:

  • solicitar a esta autoridad, directamente o con la colaboración de la Autoridad Central de este Estado, que acepte la competencia para adoptar las medidas de protección que estime necesarias, o
  • suspender la decisión sobre el caso e invitar a las partes a presentar la demanda ante la autoridad de este otro Estado.

2. Los Estados contratantes cuya autoridad puede ser requerida en las condiciones previstas en el apartado precedente son:

  • a) un Estado del que el niño posea la nacionalidad;
  • b) un Estado en que estén situados bienes del niño;
  • d) un Estado con el que el niño mantenga algún vínculo estrecho.

Jurisdicción más adecuada

Si bien es cierto, las niñas viven en Barcelona desde hace un año y según el Convenio de La Haya ese es el tiempo por el cual un país pasa a ser considerado el de residencia habitual de un menor de edad y el que puede decidir sobre su tutela, sin embargo, al ser su padre suizo y tener su familia y bienes en Suiza, ellas tienen domicile en Suiza, es decir, ese es su país de jurisdicción primaria y, por lo tanto, son sus autoridades las que tiene derecho a decidir administrativa y judicialmente sobre su tutela.

Domicile: Según el Derecho Internacional Privado«El domicile difiere de la nacionalidad o residencia. El domicile es la conexión más fuerte que una persona tiene con su país y se adquiere al nacer. El domicile de un niño es el de su padre si los progenitores están casados, en caso contrario, será el de su madre».

Máxime cuando….

La niña mayor del matrimonio Lang tiene una minusvalía reconocida por el Ministerio de Salud suizo y eso la hace beneficiaria de una pensión, esto es indicativo de que en su país de domicile ella ya tiene un proceso administrativo abierto, esta es otra razón de porqué Suiza es el país que tiene jurisdicción sobre estas niñas: porque allí ya existen procedimientos respecto a su cuidado.

«Mi hija mayor tiene diagnosticada una discapacidad derivada de su «intolerancia al gluten/ enfermedad celiaca, reflujo gastroesofágico», debido a todo esto ella nació con los órganos y huesos sin haberse desarrollado completamente, lo cual obliga a que tenga una dieta estricta y muy costosa, por eso ella tiene una minusvalía reconocida por Suiza y recibimos una pensión para su alimentación», argumenta Lena.

Además de la alimentación especial, la hija mayor del matrimonio Lang debe pasar constantes controles médicos que incluyen analíticas y diversos estudios, sin embargo, desde que están siendo tuteladas por la DGAIA, estos no se estarían cumpliendo, dice la madre: «Mi hija, además, de la dieta tiene que pasar revisiones, analíticas y estudios constantes, su especialista ha solicitado verla, pero la DGAIA no le ha contestado».

Mudanza por enfermedad

Y es por la celiaquía de la hija mayor de Lena que esta familia vive en Barcelona. En la ciudad condal trabaja el doctor Ramón Tormo, especialista en gastroenterología y nutrición pediátrica, el mejor médico para tratar la dolencia de la niña, que por su gravedad afecta su desarrollo. Es por darle la mejor atención que esta familia vive dividida, Lena Lang vive con sus hijas en Barcelona y su esposo, viaja cada fin de semana, de Suiza -donde trabaja- a Barcelona para estar con su familia.

El tratamiento de la niña también tiene un párrafo en la resolución de la DGAIA, basado en el informe de la escuela: «Ella tiene un informe médico de celiaquía que su madre aportó y se constata que la niña no recibe la alimentación correcta». Sin embargo, según el informe del doctor Tormo: «A pesar de la dieta sin gluten, bien seguida y controlada por su madre, la niña presentaba vómitos constantes», esto dio pie a nuevos estudios, instaurando «una nueva dieta baja en grasas, muy bien seguida por su madre».

Y con el cambio de dieta, que su madre aplica adecuadamente, continúa el informe, los progresos en la salud de la pequeña son evidentes: «La evolución de la niña ha sido correcta y en las sucesivas visitas he podido comprobar una evolución de peso y talla acorde con su constitución» […] «prueba que tanto en el colegio al que acudía, como en su domicilio la dieta sin gluten era bien seguida». Es ahora que está en manos de la DGAIA que su familia tiene serias y fundadas dudas sobre la alimentación que sigue su hija.

«Mis hijas nos dicen que la comida que les dan en el lugar donde estén, no les agrada, pero eso -que me duele como madre- no es lo peor; mi esposo y yo estamos seriamente preocupados por la alimentación que está recibiendo nuestra hija mayor, pues en varias oportunidades nos ha dicho que para merendar le dan galletas y una bebida de chocolate y ambos productos contienen gluten y eso es absolutamente contraproducente para su salud», dice Lena a teleoLeo.com.

Y el informe del doctor Tormo explica el porqué del temor de los padres: «De no seguir la dieta sin gluten correcta, aunque sea parcialmente seguida, la enfermita podría desarrollar un LINFOMA TIPO NO HODGKIN. complicación grave que puede poner en peligro su vida y una interrupción de su talla final, que no podría ser corregida posteriormente, aunque, se estableciera una dieta sin gluten correcta más tarde».

El doctor, además, desmiente que la madre tuviese descuidada a las niñas o que ella o su entorno familiar fuesen la causa para la tristeza que según el colegio observaba en las niñas: «En todas las visitas y pruebas la madre, la señora Lang, se ha presentado puntual, mostrando mucho interés por la evolución de su hija, apreciando que la dieta era bien llevada por la madre, y que la relación madre e hijas, era excelente: las dos hermanitas mostraban un buen estado físico y emocional»

Comunicación tutelada

«El régimen de visitas con los progenitores será el que determine el equipo técnico competente, el cual les será comunicado, excepto si se considera que en interés de los niños este régimen debe suspenderse». El régimen de visitas aún no se ha establecido, el de llamadas sí, pero al igual que todos los padres extranjeros, los Lang se encuentran con que tienen que hablar en español con sus hijas cuando normalmente la madre habla con ellas en ruso y el padre en alemán.

Y sí, es necesario que los educadores o asistentes sociales presentes en la conversación, en protección de las y los menores de edad, entiendan lo que hablan con sus padres; sin embargo, son estos servicios los que deben tener traductores para entender lo que niñas, niños y adolescentes hablan con su progenitores y no pedir a las familias que hablen en un idioma en el que nunca se han comunicado entre ellos, porque eso impide que tengan una conversación fluida. Los menores de edad son materia sensible y si la administración los aparta de sus padres para protegerlos, debe de tratarlos con el mayor cuidado y empatía posibles.

«Nos pusieron una traductora de alemán para que mi esposo hable con las niñas, pero no traducía bien y la comunicación fue muy complicada. Traductor de ruso ya ni espero, pero es que no puedo cantarles ni una canción de cuna o rezar en su idioma materno, porque enseguida me dicen que si no hablo castellano cortarán la llamada, cuando siempre deberían detener su traductor si quieren entender lo que hablamos», dice Lena Lang.

Además de no cumplirse el Convenio de La Haya de 1996, cuerpo legal designado para estos casos, en la resolución española de la tutela provisional de estas niñas también se incumple el CEDH, no sólo por la falta de traductor en las llamadas, además, porque esta familia extranjera ha sido notificada en catalán, viendo vulnerado su derecho a estar correctamente informados en una lengua que les permita entender todas las implicancias de resolución tan trascendental.

Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH)

Artículo 6 Derecho a un proceso equitativo

  • 6.1: Toda persona tiene derecho a que su causa sea oída equitativa, públicamente y dentro de un plazo razonable, por un Tribunal independiente e imparcial, establecido por ley […]
  • 6.3: Todo acusado tiene, como mínimo, los siguientes derechos: a) a ser informado, en el más breve plazo, en una lengua que comprenda y de manera detallada, de la naturaleza y de la causa de la acusación formulada contra él.

Artículo 8 Derecho al respeto a la vida privada y familiar

  • 8.1:Toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar, de su domicilio y de su correspondencia.
  • 8.2:No podrá haber injerencia de la autoridad pública en el
    ejercicio de este derecho sino en tanto en cuanto esta injerencia esté prevista por la ley y constituya una medida que, en una sociedad democrática, sea necesaria para la seguridad nacional, la seguridad pública

Rabia, impotencia e incertidumbre

«Quiero romperlo todo, estoy muy enfadada. No quiero estar aquí». «La comida no me gusta, tú nos puedes traer el desayuno mamá», decía la niña mayor a Lena en una de las conversaciones telefónicas que la DGAIA permite entre los progenitores y sus criaturas. Llamadas sin periodicidad fija, pues, según lo que dice Lena, parece que realización dependiera del comportamiento de los padres: «Cuando hice público el caso de mis hijas nos cortaron las llamadas, luego denuncié esto en prensa y nos las volvieron a programar. Es muy injusto».

Las niñas están a punto de cumplir dos meses en un CREA, sus padres no saben su ubicación exacta, es doloroso oír a las niñas pedirles volver a casa: «Ven a recogernos»; «si supiera dónde estáis iría» -contesta la madre. «Yo sé donde estamos» -dice una de las niñas; «no pueden decir eso» -espeta la educadora presente en la llamada, la misma que minutos antes había explicado a los padres «lo bien que se lo pasaban las niñas en el centro».

Defensa y difusión

La defensa de la familia Lang ha presentado denuncias contra algunos de los actores responsables de tutelar provisionalmente a las niñas y hasta un Habeas Corpus pidiendo que sean devueltas a su familia, la justicia catalana ha contestado que no podía pronunciarse a favor ni en contra, porque esta figura legal no era la adecuada para este caso. Y es que un Habeas Corpus se presenta para proteger a ciudadanas y ciudadanos de detenciones arbitrarias realizadas por cualquier autoridad y las niñas Lang no están detenidas, han sido puestas bajo tutela provisional.

La defensa también ha presentado la oposición a la tutela provisional de estas niñas suizo-rusas, pero en el régimen doméstico, sin embargo, y ya que según informaron a teleoLeo.com están intentando convencer al cónsul suizo para aplicar el Convenio de La Haya 1996, deberían pedir al juzgado de primera instancia que, a través de la Autoridad Central española, transfiera de inmediato el caso a su homóloga suiza que tiene la jurisdicción primaria y exclusiva sobre estas niñas, ya que la mayor tiene una discapacidad reconocida y subvencionada por el gobierno suizo.

Lamentablemente el desconocimiento de los procesos civiles europeos en defensa de niñas, niños y adolescentes hace que estos casos no sean tratados de manera adecuada por quienes intervienen tanto en la defensa como en la difusión de los mismos. Lo que vive la familia Lang es un drama y para enfrentarlo se han creado mecanismos que deben ser respetados pues son la garantía de acceder a procesos no solamente justos sino que, además, estén a cargo de la jurisdicción más adecuada para decidir sobre nuestras vidas y las de nuestros hijos.

¿Quién o qué es la Autoridad Central? Según la página web de La Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado, cada miembro del Convenio designa un órgano nacional para facilitar las comunicaciones con la Oficina Permanente de La Haya y otros miembros. Además, muchos de los convenios fundamentales exigen que las Partes Contratantes, designen una autoridad central o competente, generalmente son los Ministerios de Justicia de cada país.

Contradicciones administrativas

Estas niñas suizo-rusas se encuentran en tutela provisional por, entre otras cosas y según afirma el informe del colegio Iscat Maresme, dibujar vulvas y penes. Mientras un ayuntamiento de la misma comarca a la que pertenece la escuela, organiza «gincanas porno» en la que participan niñas y niños desde los 11 años de edad.

«Pruebas como poner un preservativo con la boca sobre un palo, lamer un plátano untado con nata y miel, reproducir posturas del ‘Kamasutra’, o poner a una niña de espaldas para que un niño rompiese un globo aplastándolo contra sus glúteos, son algunas de las pruebas de la gincana organizada por el servicio de Juventud del Ayuntamiento de Vilassar de Mar en la que participaron niñas y niños desde los 11 años de edad.

¿Dónde estaba el tan manido interés superior del niño, esgrimido por la administración, cuando se programó el evento?, el Defensor del Pueblo catalán se hace la misma pregunta e investiga lo ocurrido, ojalá también investigará el desempeño de las y los trabajadores sociales y de las oficinas de protección de menores de edad que dictaminan sin resolución judicial -porque así se los permite la Ley de Protección del menor- que tal o cual niña, niño u adolescente debe ser separado de su familia sin informes e investigaciones contundentes.

Leer más sobre menores tutelados en teleoLeo.com

Otro niño ucraniano es separado de su familia por los servicios sociales españoles
Sin familia y sin patria. Reino Unido habría dado en adopción niños extranjeros sin tener jurisdicción [Vídeos]
 Más de 50.000 niñas y niños tutelados en España. La CE entrega 68 mil euros para el cuidado de cada uno: ¿Protección o negocio?
La junta de Castilla y León declara en desamparo y asume la tutela legal de 77 menores de edad ucranianos sin estar legitimada para hacerlo
Consulado de Ucrania en Madrid afirma que sólo gobierno ucraniano puede retirar tutela y patria potestad de menores de edad desplazados por la guerra
«Estoy muy mal, sólo quiero que me devuelvan a mis hijos. Me han tenido que cortar la leche que era para mi bebé»
Le quitaron su bebé al nacer y gracias a su lucha y al apoyo de su comunidad podría estar a punto de recuperarlo

4 Comentarios

  1. Graciela dice:

    Un niño Ucraniano.no hay que hablar de los 85 niños traídos y disputados por el padre……y F.?
    Más los 25.000 tamtos niños.tamto dinero tiene España ayuda De U.Europea.si los p@dres piden y supuestamente no cumplen la ley les castigan arrebatando sus hijos. Quiero saber cómo van a castigar a España por tener niños injusto encarcelados.ya que tienen familia extensa.y ahora son violados humillados vejados marginados quien va a castigar a estos moustruos.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.