«No se resistió lo suficiente»

Así que según los magistrados a cargo del caso: «A la víctima “le pudo faltar contundencia” para decir ‘no’» y, por eso mismo el condenado, «pudo considerar de forma errónea que las relaciones sexuales lo fueran un marco del consentimiento prestado por una persona en la que pudo no detectar la disminución que padecía».

“…Si no hubiera estudiado en la PUCP mi mamá no hubiera tenido que trabajar tanto, yo me habría quedado en casa con mi hermana y nadie la habría hecho daño”

«Mi madre trabajaba cada vez más para poder pagarme la universidad, un día se fue a trabajar y un amigo de mi hermanita y otro chico llamaron a la puerta pidiendo prestado el baño, ella los dejó pasar y una vez dentro, la violaron. Sé que posiblemente no es culpa de la asistenta, pero siento que a partir de que me subieron la pensión y encima mi padre perdió el trabajo, todo concluyó como quería la asistenta, sacrificando la educación de mi hermana y su bienestar para que yo pueda estudiar». 

1 2 3