«Catalunya será la tumba de los tres jinetes del apocalipsis» a saber: PP, Ciudadanos y VOX»

El título es ‘propiedad’ del diputado del partido ERC, Gabriel Rufían, conocido por sus incendiarias e ingeniosas intervenciones en el parlamento español. Este sábado, él y miles de independentistas catalanes han vuelto a salir a las calles de Barcelona para reivindicar el deseo de autodeterminación

«Una vez más el pueblo de Catalunya sale a la calle para denunciar lo que sabemos que está pasando, la farsa de este juicio. Tenemos presos políticos y tenemos exiliados, y estamos hartos de tener presos políticos y exiliados. Y queremos hablar del derecho de autodeterminación y de las libertades y los derechos de este país». Con estas palabras el president de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, se ha dirigido a los catalanes independentistas que han participado en la multitudinaria manifestación realizada esta tarde en la ciudad de Barcelona.

mani16-02
(Foto: Regina García)

«Somos murallas humanas, las murallas humanas del pacifismo, las murallas humanas de la no violencia. Somos las murallas humanas que no dejarán pasar al fascismo». A su turno, la Consellera de la presidencia y portavoz del gobierno catalán, Elsa Artidi, ha parafraseado a la Fiscalía, que al inicio del macrojuicio a los líderes independentistas responsables del referéndum de autodeterminación de 1O, dijo que los votantes fueron «murallas humanas lanzadas sobre los afectivos de los cuerpos de seguridad» y estos no tuvieron más remedio que sacar su porras y repartir golpe.

«La autodeterminación no es un delito, es un derecho que tenemos todos los ciudadanos. Las urnas no son nunca una amenaza, al contrario, son una oportunidad, una oportunidad para llenarlas de independencia, de república» […] «Unas urnas que servirán como dique de contención del fascismo, de la extrema derecha, del discurso del odio, de la xenofobia, del machismo y de todos aquellos que quieren vulnerar nuestros derechos y libertades fundamentales» ha dicho el president del Parlament, Josep Torrent, quien junto con las demás autoridades del govern catalán han asistido a la cita.

2019021619323443380.jpg
(Foto: Última Hora)

 

Esta tarde una parte de los catalanes, ha salido una vez más a las calles en otra manifestación multitudinaria, cívica y pacífica para reivindicar por enésima vez el derecho a la autodeterminación a través de un referéndum que el Estado español se sigue negando a permitir. Los catalanes que quieren un futuro fuera de España han vuelto a convocarse esta vez tras el lema: «La autodeterminación no es un delito».

636859401359991119_15_970x597

 

La cita en la que han participado 200 mil personas, según la Guardia Urbana de Barcelona y 500 mil según los organizadores: Asamblea Nacional de Catalunya (ANC) y Omnium Cultural, ha contado con el apoyo de partidos políticos (JxCat, PDeCAT, la Crida, ERC, la CUP, els comuns i Demòcrates) y de l’Associació Catalana pels Drets Civils, que agrupa a los familiares de los políticos en prisión, así como el de algunos sindicatos.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, en su discurso comparó el quiebre del incipiente diálogo entre España y Catalunya con un combate físico: «Este golpe lanzado en contra del movimiento independentista pacífico lo tenemos que devolver», por su parte, el vicepresidente de Omnium Cultural, Marcel Mauri, también hizo referencia a «las murallas humanas» del auto de acusación de la Fiscalía: «Somos un muro humano. Sí señor fiscal, somos un muro disidente, un muro de seres humanos llenos de dignidad, como nuestros dirigentes juzgados injustamente en Madrid».

La manifestación que ha logrado el objetivo de los organizadores, llenar 3.5 kilómetros de la Gran Vía de Les Corts Catalanes, comenzó al grito de «Llibertat pressos politics» y terminó llamando a la huelga general este jueves 21 de febrero, los sindicatos justifican su convocatoria como protesta en contra de la ley de reforma laboral de 2012 que según dicen no ha hecho más que recortar sus derechos. La cita de hoy es el inicio de una serie de actividades y protestas independentistas que tienen como objetivo llamar la atención internacional sobre la falta de democracia y de independencia judicial en España.

Parlamento Europeo no deja parlamentar

«Pedimos a la comunidad internacional que escuche el clamor de este pueblo. Yo el lunes voy al Parlamento europeo y si no nos dejan entrar, iremos a una sala aún mayor. ¿Que no se dan cuenta? que no ven no se puede gobernar España en contra de Catalunya, sin escuchar la voz de los catalanes». Este lunes, tanto Torra como Carles Puigdemont habían sido invitados al Parlamento Europeo para que diesen una conferencia. Cuarenta y ocho horas después de conocerse la cita, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani,  dijo que no, que no autorizaba el evento.

El pretexto de Tajani —integrante del grupo Forza Italia, integrante del PP europeo— para anular la cita es evitar posibles desórdenes en el Parlamento Europeo, sin embargo, según la europarlamentaria finlandesa, Heidi Hautala, miembro del Grupo de los Verdes, y que ocupa una de las 14 vicepresidencias del Parlamento Europeo, «el presidente Tajani ha sido poco transparente y decir que no se autoriza la conferencia por motivos de seguridad es sólo una excusa».

Para Hautala, le prohibición de la conferencia de Torra y Puigdemont responde a presiones de los representantes españoles, italianos y franceses del grupo popular europeo y también «probablemente de las “delegaciones españolas” del PP, PSOE y Ciudadanos, englobados dentro del Partido Popular Europeo, Socialdemócratas y ALDE».

Desde las cárceles de Madrid los políticos catalanes en prisión provisional hace más de un año se han hecho escuchar. El exvicepresident Oriol Junqueras ha dicho: «Votar no es un delito, impedirlo por la fuerza, sí. Gracias a todos por volver a llenar las calles de Barcelona, como siempre, de forma pacífica y cívica».

2019-02-16 (2)

Jordi Sánchez, expresident de la ANC y actual diputado del Parlament catalán ha dicho: «La imagen de la Gran Vía con centenares de miles de personas en actitud cívica y pacífica nos hace más fuertes!! Gracias por tanto y tanto apoyo! Ganaremos! “Luz a los ojos y fuerza al brazo”» 

2019-02-16 (1)

«Llum al ulls y força al braç», es el último verso del ‘Canto a la Senyera’, que es la bandera oficial de Catalunya. Según algunos expertos quiere decir: esperanza y felicidad a los ojos y capacidad de respuesta y actuación.

Desde la prisión también se ha pronunciado el presidente de Omnium Cultural, Jordi Cuixart. «Lo hemos vuelto a hacer. Séneca  le dijo a Nerón: “Tu poder radica en mi miedo, y si yo ya no tengo miedo, tú ya no tienes poder”. Y nosotros ya hemos perdido el miedo».

2019-02-16

Y desde el exilio el president Carles Puigdemont ha dicho: «Desde el corazón de Europa la manifestación impresiona mucho. La imagen de gente diversa, pacífica y solidaria movilizada contra la injusticia es la mejor cara de Europa, la que personajes como Antonio Tajani quieren censurar».

2019-02-16 (3)

 

«Peligro Will Robinson, peligro»

Esta nueva manifestación de fuerza del independentismo ocurre 24 horas después del anuncio de elecciones generales hecho por un débil Pedro Sánchez, orillado a la consulta por la derecha del PP y Ciudadanos, la ultraderecha de VOX y por la ruptura del diálogo con los políticos independentistas que lo auparon al poder. Las elecciones convocadas para el 28 de abril próximo son peligrosas, según las últimas encuestas, la derecha y la ultraderecha obtendrían más de 51% de diputados, con lo cual formarían gobierno y España quedaría en manos del fascismo que aquí, nunca ha desaparecido.

Las sillas vacías de Oriol Junqueras

Este jueves 14, el día del amor, el exvicepresidente de Catalunya ha respondido ante el Tribunal Supremo y para no desentonar con la fecha, ha declarado su amor a España y su apuesta incondicional por el civismo y el pacifismo. El exconseller de Interior, Joaquim Forn, también ha respondido ante el tribunal

«Votar no es delito, votar en un referéndum no es delito, trabajar pacíficamente por la independencia de Catalunya no es delito. Nada de lo que hemos hecho es delito». Así se defendió hoy, vehemente y apasionado, el exvicepresident de Catalunya, Oriol Junqueras, ante el Tribunal Supremo (TS) español en el marco de ‘macrojuicio’ al independentismo, iniciado este martes 12 de febrero en Madrid.

«Amo a España»

Este 14 de febrero el exvicepresident ha sido el primero de los acusados en declarar ante el TS y en el ‘día del amor’ ha confesado su amor a España: «He dicho en muchas oportunidades que amo España, a su gente, su lengua, su cultura, y el mejor modo de garantizar una convivencia es a través de un reconocimiento entre iguales respetando la decisión de la mayoría».

Abundando en el amor a España, Junqueras, respondió a las preguntas de su abogado en castellano, a pesar que el Presidente del tribunal, Manuel Marchena, señaló que los acusados podían responder en catalán por «una cuestión emotiva». «Estoy encantado de hablar en castellano porque así lo que diga lo entenderá todo el país, además así se evitará cualquier imprecisión que pudiese generar la traducción».

Contigo no hablo

Desde que Junqueras ocupó la silla para ser interrogado, manifestó que no contestaría las preguntas de la acusación. «Como no voy a renunciar a mis convicciones democráticas y la acusación no dejará de perseguirme por ellas, entendiendo que estoy en un juicio político y siendo una autoridad electa me debo a mis votantes, por eso no responderé a las preguntas de la Fiscalía ni de la acusación particular».

En este ‘macrojuicio’ no sólo acusa la Fiscalía, también lo hace la Abogacía del Estado y VOX, grupo político de ultraderecha, que se ha constituido como acusación particular. El abogado ultra ha comenzado su intervención pidiendo que el tribunal obligue a los acusados que llevaban el lazo amarillo a retirárselo. Al ‘peculiar’ pedido el Presidente del tribunal dijo: «No».

Pasión por abstinencia

«Perdonen mi pasión al contestar, pero es que hace más de un año que no puedo hablar y lo hago ahora que tengo la oportunidad», así justificó Junqueras el tono vehemente utilizado en algunos momentos al contestar a las preguntas de su defensa y lo hizo siguiendo el guión presentado en el escrito de defensa para desmontar la «argumentación forzada de las acusaciones que no tienen sustento» —agregó.

El ex vicepresidente también ha dicho que se considera un preso político porque no está siendo juzgado por algo que haya hecho, sino por sus ideas. «Yo no he cometido ningún delito, no es delito votar, sí lo es impedir una votación».

Durante las más de dos horas que ha durado el interrogatorio, Junqueras ha repetido una y otra vez que trabajar pacíficamente por la independencia no puede ser considerado delito. «No es delito trabajar pacíficamente por la independencia, nunca hemos aceptado la violencia para la obtención de nuestros objetivos políticos, para nosotros no hay objetivo que justifique el uso de la violencia».

Junqueras también ha dicho que si alguien quisiera llegar a la independencia por la violencia él se desmarcaría. «A menudo debes elegir entre el cumplimiento de un objetivo o el cumplimiento de tus principios, nosotros siempre elegimos nuestros principios: civismo y pacifismo. Si alguien pretendiese alcanzar la independencia de otra forma, no sólo nos desvincularíamos, sino que nos encontrarían en frente»

El exvicepresidente dice además que el conflicto entre el gobierno central y Catalunya debe tener una solución política, sin embargo, «al otro lado siempre nos hemos encontrado con sillas vacías» […] «Hemos estado y estamos dispuestos al diálogo, pero nunca hemos sido escuchados y esto sólo se resuelve a través de una votación cuyo resultado deberá ser respetado para buscar un marco de convivencia, lo cual no nos impide trabajar por aumentar la mayoría independentista». 

Derecho a la autodeterminación

«Estamos convencidos que el derecho de autodeterminación es la posibilidad que tiene una comunidad para decidir sobre su futuro y se ha aplicado en innumerables oportunidades no sólo en Europa sino también en otras democracias occidentales». Junqueras se ha referido así a casos como el de Escocia e Irlanda donde el Reino Unido ha permitido la realización de referéndums de autodeterminación o el caso de Suecia con respecto a Noruega y Dinamarca.

Junqueras también puso como ejemplo la resolución tomada por Canadá cuando Quebec hizo un referéndum sin permiso y la respuesta del gobierno central fue diametralmente opuesta a la que están tomando la justicia y el gobierno español. «Ante la consulta realizada, el TS dijo que había que dar salida política a las reivindicaciones de los quebequenses, trasladando así la responsabilidad al ámbito de la política».

De esos fangos estos lodos

Adelgazar hasta la anorexia el Estatuto catalán aprobado por el Parlament el 2006 y haber hecho campaña en su contra en las calles de Madrid por parte del PP es —como ya es de dominio, incluso internacional— la causa que los independentistas esgrimen para su aumento exponencial, y para que en las elecciones de 2015 la coalición de partidos soberanistas gobernasen con el mandato de llevar a Catalunya a la independencia.

Junqueras como miembro de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) manifiesta que su partido siempre ha sido un partido independentista y que esa opción es tan válida que su posición nunca ha sido objetada. «Siempre hemos dicho que queríamos la autodeterminación, lo hemos repetido en el tiempo y eso está explicitado en nuestros programas electorales como mínimo desde 1989».

Y el independentismo es compatible con muchas cosas asegura el exvicepresident, «El independentismo es compatible con la democracia y con la república, porque estamos a favor de la justicia social y de la igualdad de oportunidades. Y antes que independentistas somos republicanos y antes que republicanos, demócratas y antes que demócratas somos buenas personas y queremos el bien para cada ciudadano».

Interior al banquillo

Hoy también ha sido interrogado Joaquim Forn, exconseller de Interior, él sí ha respondido las preguntas de la acusación, pero sólo las de la Fiscalía y las de la Abogacía del Estado, no las de VOX. Como la cosa siga así, si ninguno de los acusados, haciendo uso de su prerrogativa, contestará a la ultraderecha española; es más, cuando VOX pidió leer sus preguntas aunque no fuesen respondidas, el jefe de la sala les dijo otra vez: «No».

Así las cosas, VOX tendrá que esperar el interrogatorio a los más de 500 testigos citados para que su soflama en contra de las aspiraciones del independentismo catalán sean escuchadas. Entre los que han sido citados como testigos están el expresidente Mariano Rajoy, la ex vicepresidenta Soraya Sáenz y, agregado a última hora a petición de la defensa de Joaquim Forn, el exministro del interior Juan Ignacio Zoido.

Forn, a pesar de la tos que le ha acompañado durante gran parte del interrogatorio, ha aguantado el tipo, ha contestado todas las preguntas de la acusación y ha dicho que en todo el procés tuvo dos actitudes, una como político independentista y otra como jefe administrativo de la policía catalana: «Nunca les di una sola orden política y al president Puigdemont le dije que los Mossos d’Esquadra sólo responderían al mandato de la ley».

Una de preguntas formuladas por la Fiscalía a Forn ha sido motivo de burla.

Fiscal: —«Tenía usted constancia de que su teléfono estaba intervenido»

Forn: —«No me consta, porque no avisan para eso»

Forn tiene razón, una de los objetivos de intervenir el teléfono de alguien es conocer sus conversaciones de manera secreta, así que avisarle al ‘afectado’ sería por lo menos, absurdo.

Malversación dos veces negada

Junqueras y Forn han negado la acusación por malversación de fondos. «No se gastó un sólo euro de los contribuyentes para la realización del referéndum, primero porque las cuentas catalanas eran fiscalizadas semanalmente por el gobierno español y segundo porque así lo han dicho Mariano Rajoy y el propio ex ministro de Hacienda», aseguró Junqueras, a su turno, Forn lo secundó.

«Murallas humanas lanzadas contra la policía»

Ante las preguntas sobre la ‘violencia de los votantes’, Forn dijo que La Junta de Seguridad catalana valoró la posibilidad de que estos actos fuesen cometidos y que la respuesta fue que los votantes como máximo ejercerían su derecho a la resistencia pacífica y que los cuerpo y fuerzas de seguridad se comportarían con «proporcionalidad» tal y como lo había señalado el mandato judicial.

Sin embargo, La Junta de Seguridad se equivocó y los actos de violencia si ocurrieron. «En los medios de comunicación internacionales se vio como la Guardia Civil (GC) y la Policía Nacional (PN) golpearon a la gente que no hacía nada, como saltaban en unas escaleras sobre la personas sentadas, como atacaron con pelotas de gomas, prohibidas por ley en Catalunya» —señaló Junqueras.

En las ‘cuestiones previas’ expuestas por la Fiscalía, Fidel Cadena, uno de los fiscales, definió el procés como un «cóctel explosivo de ruptura unilateral con el Estado», además integró la violencia a su teoría. «A ello hay que sumarle el ingrediente violento, de un cuerpo armado como los Mossos d’Esquadra que se situó al lado de la rebelión y de las murallas humanas que se lanzaron en contra de la PN y la GC».

Para vestir el relato de violencia, atribuido a los independentistas, y poder justificar las acusaciones por rebelión y sedición, la Fiscalía usa conceptos tan rocambolescos como el de las « murallas humanas» que se tiran sobre las porras y las pelotas de goma de la policía española. Ergo, los pateados en la escalera se pusieron bajo las botas de los efectivos. Algunas mujeres también pusieron sus pechos en las manos de los policías que las vejaron para que desistieran de la resistencia pacífica.

Chihuán

Y mientras la Fiscalía, este miércoles, soltaba frases de este calibre y se inventaba violencias y malversaciones varias, Pedro Sánchez perdía la votación de la tramitación de los presupuestos y se le iba de las manos la oportunidad de mostrar una cara más social del gobierno, una cara que le permitiría ganarse a los votantes para el 2020, fecha en el cual termina la actual legislatura iniciada por Mariano Rajoy.

Los parlamentarios independentistas, enfadados porque Sánchez no les hace ni pizca de caso en su pedido de desjudicializar el procés y de permitir la realización de un referéndum de autodeterminación le quitaron la red que lo aguantaba y ahora son acusados de votar al lado de la derecha y de la ultraderecha que quieren la cabeza del socialista en bandeja de plata.

La derecha y la ultraderecha duermen en la misma cama

A última del jueves era un rumor a voces que el presidente español en la comparecencia que ha anunciado para este viernes convocaría a elecciones, sin embargo, esto podría dejar al país otra vez en manos de la derecha que esta vez tiene más punche del malo pues según una encuesta publicada en el Diario.es, PP, Ciudadanos y VOX obtendrían el 51,2% de los votos, frente al 39,5% que sumarían PSOE y Unidos Podemos. 2019-02-15

Violación con votos

También este miércoles, la Secretaria de Estado, Irene Lozano, en aras de desacreditar la causa independentista, declaró para Sky News que la votación del 1 de octubre fue como una violación sexual, ante la repregunta del confundido entrevistador sobre si había oído lo que había oído, una risa nerviosa asomó a su rostro y contestó: «El sexo está bien pero si no tienes permiso se convierte en una violación, votar está bien pero si no tienes permiso es un delito»

En su afán de ser una y no 51 España ha perdido el norte y los encargados del ‘This is the real Spain son capaces de comparar una votación con el aberrante acto de tomar por la fuerza a alguien. Son miles las mujeres, niñas y niños violados en todo el mundo, por respeto a ellos, Lozano debería medir sus palabras pues las dice en el bar de la esquina de casa, ni tumbada al sol hablando incoherencias afectada por un golpe de calor.

 

 

 

 

 

 

 

 

Netflix realiza documental sobre la violencia del 1-0 y el ‘procés’ catalán [VÍDEOS]

Más de 100 millones de espectadores en todo el mundo podrán ver lo ocurrido en Catalunya durante el referéndum de autodeterminación. Ya nadie podrá decirles que los violentos son los catalanes

Netflix ha realizado un documental sobre el 1-0 y todo el procés catalán hasta el nombramiento de Quim Torra como nuevo presidente. El Estado español no puede esconder más sus miserias. Quienes tienen ojos y oídos abiertos a la verdad verán las imágenes del día del referéndum en la intimidad de su sofá, mando a distancia en mano para retroceder, avanzar y volver a ver cuadro a cuadro lo que hicieron. Pero también podrán ver el conflicto desatado luego de las elecciones del 21 de diciembre.

El documental de casi horas titulado “Las dos Catalunyas”, pretende ser imparcial y ha sido hecho para ser un documento de consulta ahora y en el futuro, para todos aquellos que quieran entender lo ocurrido estos últimos meses entre Catalunya y el gobierno central, así lo han dicho sus directores, Álvaro Longoria y Gerardo Olivares. Los primeros 25 minutos del documental fueron proyectados en el DocsBarcelona. Se calcula que 100 millones de personas, alrededor de todo el mundo, verán lo que pasó aquella lluviosa mañana de otoño y los meses posteriores.

El documental cuenta con entrevistas a políticos, juristas, periodistas y ciudadanos que explican su sentir respecto a lo que está ocurriendo en Catalunya. También podremos ver vídeos grabados durante el 1-0, uno de ellos es el del asalto policial a la Escola Verd de Girona. El vídeo, que podemos ver íntegramente en Youtube -y que encontrarán al final de este blog- tiene una duración de más de 40 minutos y nos demuestra que la violencia el 1 de Octubre no vino de parte de los catalanes. La violencia fue toda obra y gracia de las fuerzas de seguridad española, que a golpe de porra y mazo entraron en las escuelas para llevarse las peligrosísimas urnas y papeletas con las que los ciudadanos de este pequeño territorio querían expresar su voluntad.

En el documental también veremos una entrevista al ministro de Relaciones Exteriores español, Alfonso Dastis, realizada por la BBC, en la que el ministro afirma que muchas de las imágenes que han circulado sobre la violencia policial el día del referéndum son falsas. Sin embargo, la BBC también estuvo en Barcelona el 1-O y tienen su propio archivo sobre lo que aquí ocurrió.

Tanto mal hace la democracia, tanto mal hace la voluntad del pueblo que tienen que aparecer hombres armados y protegidos hasta los dientes para atacar a los ciudadanos que sólo cantan su himno, que sólo lanzan consignas al viento, que incluso ante el ataque y la represión gritan “no violencia”. Tanto mal hace que el pueblo catalán quiera decidir su futuro, sobre todo cuando se ve gobernado por una “organización criminal” -según ha dicho la propia Unidad de Delitos Económicos y Financieros española- el PP, que entre sus filas tiene a más de 700 imputados por corrupción y entre los cuales incluso cuenta a M.Rajoy.

Según el juez que instruye la macrocausa contra el independentismo, esta manera de actuar de los catalanes es causal de delito de rebelión y de sedición por parte de los exdirigentes del gobierno catalán. Pablo Llarena, ‘el juez’, dice que el president Carles Puigdemont y sus exconsellers empujaron a la gente contra la policía y que debido a ello los funcionarios del orden -unos 400- sufrieron heridas tan graves como uñas rotas, arañazos, golpes en los testículos, entre otras ‘gravedades’.

Del lado de los catalanes los heridos llegaron casi a 1000 y entre ellos el más grave de lamentar es Roger Español, un hombre que perdió un ojo debido a las balas de goma disparadas por la policía (balas de goma prohibidas en Catalunya). También tenemos al hombre que debido a las cargos policiales sufrió un paro cardíaco, o a la mujer a la que le torcieron los dedos y manosearon para inmovilizarla y hacerla desistir de su terrible ‘acto de violencia’, intentar proteger a otras personas mientras la policía repartía leña para llegar a hacerse con las terribles armas del delito: urnas y papeletas.

Catalunya ha sufrido y está sufriendo, dolor físico, incertidumbre, frustración, todos estos son estados por los que pasan sus ciudadanos, pero los que quieren una República siguen firmes, porque quieren igualdad, quieren mejores condiciones de vida, porque no quieren una monarquía por más parlamentaria que se haga llamar. Catalunya quiere respirar, quiere llenarse los pulmones de aire puro, quiere luz y colores para sus ojos, para los de todos los catalanes, para los oriundos de 8 apellidos, para los de apellidos mezclados, para los de colores diferentes, para los recién llegados y para los que hemos llegado ya hace algunos años y nos hemos asentado, para todos.

Catalunya quiere vida, quiere ser eternamente joven e inconforme, Catalunya no quiere dominaciones, Catalunya ha crecido, ha madurado, no está para gobiernos que crean que el territorio que gobiernan es su parcela y los ciudadanos su asalariados. Catalunya quiere decidir su futuro, sabe lo que es y lo que vale y quiere respeto, el respeto que nunca ha tenido, y por eso es resiliente y se levanta y sigue en pie de lucha. La revolución de las sonrisas ha acabado, pero Catalunya sigue pacífica, digna, imaginativa y con una gran mayoría de catalanes empujando el carro hacia la meta: la libertad. Ahora es el momento de sumar más catalanes a ese carro, de seducir y de conquistar. Es el momento de sumar y de dignificar la lucha aún más.

España, el Estado español se rompe, pero no a causa de Catalunya. España se rompe porque está unida a base de violencia y de prepotencias varias, y no hay nada que quiebre más una unión que la imposición. España no sabe hacer política, no negocia, no sabe dialogar, pero tampoco sabe hacer el amor, porque lo único que ha generado es animadversión y unas ganas de locas de ponerse calzado cómodo y salir corriendo como Julia Roberts en “Novia a la fuga”. En carrera andamos.

Tengo una amiga que con toda convicción cree que los malos, los corruptos, los prepotentes, los que tienen la sartén por el mango siempre ganan, yo le digo que no, que las formas de ganar son diversas y Catalunya ha ganado en madurez, en solidez y en ganas de salir adelante y saldremos. Catalunya ahora sabe a quien y a que se enfrenta, sabe que aquello que alguna vez dijo el expresidente José María Aznar de que “en democracia de todo se podía hablar de todo” no es cierto. Ahora los catalanes que ansían la independencia saben que el camino es complicado y que para avanzar sólo hay que seguir firmes, valientes y esperanzados.

Aquí uno de los vídeos que se podrá ver en el documental de Netflix que se estrenará este otoño a nivel mundial, las imágenes han sido grabadas por los testigos de lo que ocurrió el 1-0.

Entrevista al ministro de Relaciones Exteriores español, Alfonso Dastis, realizada por la BBC. En la entrevista el ministro afirma, sin que se le mueva un músculo, que la mayoría de imágenes que circularon sobre la violencia policial del 1-O son falsas, y como la BBC le cree, sobre las palabras del ministro proyecta las imágenes de la violencia policial que ellos mismos grabaron mientras cubrían el referéndum catalán.

Y de ‘yapa’ o de regalo, por si a alguien le queda duda de donde vinieron los golpes, los empujones y hasta las balas de goma y duda de mis afirmaciones; les dejo una entrevista que le realizó al ministro Dastis un periodista de Skynews el mismo día del referéndum, luego de haber grabado con sus cámaras la violencia ejercida contra los votantes, algo que es “inaceptable en pleno siglo XXI en la Unión Europea”, le dijo el periodista.

Catalunya ya tiene president: autonomía o independencia, he ahí el dilema

Quim Torra es el 131 president de la Generalitat. A pesar de ser un candidato del independentismo no ha sido elegido con el voto de todos los independentistas

El color amarillo ya no está proscrito en Catalunya y es que desde este mediodía Catalunya ya tiene nuevo president. Después de 5 meses, desde las elecciones del 21 de diciembre en las que la opción independentista refrendó su fuerza en las urnas, y después de 3 investiduras fallidas, este mediodía Quim Torra, el candidato designado por el expresident Carles Puigdemont es el nuevo president de Catalunya.

“Gracias por la votación, gracias al president Carles Puigdemont por su generosidad y por su acto de responsabilidad y porque lo investiremos, porque es uno de los objetivos de mi mandato, y gracias al pueblo de Catalunya con quien quiero compartir el grito de Visca Catalunya lliure. Estas han sido las primeras palabras de Quim Torra luego del resultado de la votación del Parlament.

Este lunes el candidato de Puigdemont ha sido investido president con 66 votos a favor, 65 en contra y 4 abstenciones. Los votos a favor son los de Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC) y los de Junts per Catalunya (JxCat), los votos en contra son los de Ciutadans (Cs), el Partido Socialista Catalán (PSC) y el Partido Popular (PP), los mismos que apoyaron la destitución del gobierno catalán por parte del gobierno central.

Las abstenciones son de la CUP, el partido de extrema izquierda que desde este momento ha pasado a la oposición, ellos consideran que el gobierno de Torra se vuelve a alinear con el autonomismo y aparca la independencia de Catalunya“Somos y estaremos en la oposición por la lealtad al 1 de octubre, fidelidad que no quiere dar un paso atrás en el camino hacia la República”.

Pero en su discurso en esta segunda sesión de investidura, Torra no sólo se ha reafirmado en que Carles Puigdemont es el president y que él sólo estará en cargo de forma provisional, también ha manifestado que su gobierno será leal al mandato de la las urnas del 1 de octubre y que trabajará para “construir un Estado independiente en forma de República”.

Torra también ha dicho que trabajará por hacer de Catalunya una República para todos, en la que la educación y la cultura tengan gran relevancia. Ha hablado también de una Catalunya más moderna, tecnológica, solidaria y sostenible. Ha manifestado que se invertirá en salud y que se mantendrá la atención sanitaria universal, que hace unas semanas estuvo amenazada por el gobierno español.

El nuevo president se ha comprometido a luchar por la igualdad de los 7,5 millones de catalanes y por el progreso de todos. Especial énfasis ha hecho en las políticas de igualdad social y laboral entre mujeres y hombres, “pondremos acento en las políticas de de diversidad de orientación sexual, así como en las políticas de género y en las de la lucha contra la violencia machista” […] “crearemos un nuevo modelo de intervención en el ámbito de la violencia sexual”.

En cuanto a inmigración ha mencionado la gestión de políticas para garantizar la igualdad de todos, “queremos ser país de acogida, lograr la inclusión e interacción intercultural para profundizar en la construcción de un solo pueblo cohesionado y diverso que apuesta por una convivencia real que permita a todos su inclusión en garantía”.

El nuevo president no ha olvidado hablar de la promoción del trabajo y de la industria a través de sendos pactos sociales, también se ha referido a los ahora menoscabados Mossos de Esquadra, que con la aplicación del 155 han dejado de recibir las partidas necesarias para la lucha antiterrorista, así lo denunció hace unas semanas un Mosso de Esquadra en un programa de televisión.

“Debemos revertir de manera inmediata el daño que el 155 ha hecho en los Mossos de Esquadra y retornar a la normalidad, al ejercicio de su responsabilidad y a defender la honorabilidad de todos sus miembros y sus comandos. Haremos que el cuerpo de los Mossos ejerza como la policía integral de Catalunya y en el pleno ejercicio de las competencias en el ámbito de seguridad de nuestro país”.

Torra afirma que es hora de que los Mossos tengan presencia permanente en los organismos de coordinación policial internacional, es decir, que la policía catalana participe de la oficina de la policía europea que centraliza la información de la seguridad en la lucha antiterrorista. Todos los cuerpos policiales españoles tienen silla en esa mesa, menos la policía catalana, de haber sido así, los atentados de agosto de 2017 de Barcelona y Cambrils podrían haber sido evitados.

Y todos estos planes de Torra, se llevarán a cabo mediante tres ejes que vertebrarán el gobierno catalán, el primero es el espacio libre de Europa con el Concejo de la República presidido por Carles Puigdemont, el segundo es el gobierno de la Generalitat, el Parlament, los municipios, la asamblea de cargos electos; y el tercero es la ciudadanía empoderada e involucrada en el proceso constituyente que culminará con la elaboración de una Constitución.

Una de las primeras acciones del gobierno será la creación de un comisionado para evaluar los daños del 155 tanto en la administración pública como en la ciudadanía, así como recuperar las 16 leyes que aprobó el Parlament y que el Tribunal Constitucional derogó. Entre estas leyes está la de la lucha contra el cambio climático, la de la pobreza energética y la de igualdad real entre hombres y mujeres.

Pero ni todo el plan de gobierno expuesto, ni todos los anuncios de que trabajará para los 7.5 millones de catalanes, ni el pedido de gobernar juntos, ni el tercer pedido público de perdón por todos los tuits y comentarios hechos en el pasado, en contra de los españoles, nada, de nada ha convencido a la oposición de la investidura de Quim Torra.

Al contrario, Cs, PP i PSC, le han dicho que aunque se arrepienta de sus comentarios, no se arrepiente de como piensa, y que su provisionalidad y su mención reiterada a la implantación de la República no les convence. De una forma o de otra, los partidos del 155 le han vuelto a decir que es un racista y un xenófobo, Inés Arrimadas (Cs) le ha dicho incluso que debido a sus expresiones del pasado, el independentismo pierde toda posibilidad de tener la aprobación de Europa.

Esta mañana, en la habitual rueda de prensa de los lunes de la Comisión Europea (CE), su portavoz en jefe, Margarits Shinas, preguntado sobre si la UE mediará en el conflicto entre España y Catalunya respondió: “nuestra posición sobre una posible mediación ha sido muy clara, la ha expresado el pdte Juncker y el vicepresident Timmermans”. Ambos han dicho que la mediación sólo sería posible si la piden las dos partes en conflicto, y España no la ha pedido.

Preguntado sobre los tuits del pasado y artículos de Torra en el que dice que los españoles son ladrones o bestias, o que el Catalán es el idioma que se debe de hablar en Catalunya, o que las calles de ahora ya no son las de sus abuelos, Shinas ha contestado literalmente: “no dignificaré esos comentarios con un comentario mío”.

El gobierno quería un gobierno limpio de polvo y paja, sin denuncias ni procesos judiciales, un president impoluto, y ya lo tiene, pero tampoco le agrada. En cuanto Torra ha sido elegido, Mariano Rajoy ha dicho: “no me agrada nada lo que he escuchado en las últimas horas, a mi no me ha gustado, pero juzgare los hechos. De cara al futuro apostaremos por el entendimiento y la concordia, pero garantizo que la ley y la Constitución española y el resto del ordenamiento jurídico se van a cumplir”.

Albert Rivera, presidente de Cs, que compite por ser el que más duro le da a Catalunya porque eso le da votos en el resto de España y está en la etapa de matar al padre, o sea al PP, dice que Torra es un presidente que insulta a los catalanes y que amenaza por segunda vez con crear la República catalana, “por eso le pido al presidente Rajoy que rectifique y que reconozca que esto no puede ser y que nos sentemos a ver cómo extender la aplicación del 155 en Catalunya”.

Pero los sueños de Rivera, podrían quedarse en sueños y punto, el PP parece no tener intención de extender el artículo de marras, algunos parlamentarios del grupo político con más de 700 imputados por corrupción, han dicho que el Senado aprobó la aplicación del 155 hasta que Catalunya tuviese nuevo gobierno. Ahora bien, la intervención económica continuará en forma de supervisión.

Según fuentes de la Moncloa, a partir de que se instaure el nuevo gobierno, el Ministerio de Hacienda dejará de pagar directamente las facturas de la Generalitat -como venía haciendo desde septiembre pasado, cuando intervinó las cuentas catalanas para evitar el gasto de dinero público en la realización del referéndum de autodeterminación- y pasará a requerir un informe mensual del gobierno catalán para saber los pagos que realiza.

Para este martes se anuncia una comparecencia a dos, Quim Torra y Carles Puigdemont desde Berlín, antes se reunirán para trazar las próximas acciones, entre ellas la toma de posesión del cargo este miércoles, el nombramiento de sus Consellers, entre los cuales estarán varios de los que formaron parte del gobierno de Puigdemont que se encuentran en prisión.

La independencia no ha llegado a Catalunya, Torra en su discurso ha dicho que todos han cometido errores y que el independentismo no está exento. La calle no está contenta sobretodo porque muchos coinciden con la CUP en que este será un gobierno autonomista, sin embargo, ampliar la base es necesario, y esa es una de las tareas a las que deberá avocarse el nuevo gobierno. No será fácil, el gobierno central está en guardia y actuará con todo el peso de la ley según M. Rajoy.

Este blog también se ha publicado en laMula.pe

Las cifras bailan hasta que la cartografía habla [Vídeos]

Según estudios cartográficos de la prestigiosa universidad Pompeu Fabra, a la última manifestación catalana no acudieron 350 mil personas como dijo la Guardia Urbana, ni 750 mil como dijo la ANC. Fueron más, muchos más.

La manifestación realizada el domingo 15 de abril de 2018 para pedir la libertad de “los Jordis” y de los demás presos políticos: 7 exconsellers y diputados catalanes, así como diálogo con las autoridades del gobierno español -a fin negociar una salida a la situación que vive Catalunya- ha generado un baile de cifras absolutamente desigual.

Horas después de la multitudinaria cita, que gran parte de la avenida del Paral.lel de Barcelona, y calles adyacentes, la Guardia Urbana cifró los asistentes en trescientas cincuenta mil personas. La Asamblea Nacional Catalana (ANC) en setecientas cincuenta mil, sin embargo, estas estimaciones quedarían cortas.

A casi una semana del evento, la universidad Pompeu Fabra de Barcelona, reconocida desde 2015 como la mejor universidad de España, ha dicho esta boca es mía, y echando mano de sus expertos en cartografía ha modificado completamente estas cifras: ni 350 mil, ni 750 mil, para la universidad, los asistentes a la manifestación fueron 1.650.000.

Para obtener este resultado, los cartógrafos de la Pompeu Fabra ha utilizado herramientas de diseño asistido por ordenador (CAD). Según han informado los expertos de la universidad, el margen de error de la cifra es de +/- 0’5 %. Así que podemos hablar de un éxito más de la sociedad civil catalana, la verdadera, no aquella que llevando el nombre sólo sabe corear en sus manifestaciones arengas de muerte y odio.

La manifestación fue organizada por la plataforma Democracia y Convivencia, creada para la defensa de los derechos y de las libertades ciudadanas, a finales del pasado mes de marzo. Esta plataforma está integrada por diferentes asociaciones catalanas, entre ellas la ANC, así como entidades sociales, sindicatos y asociaciones vecinales.

La manifestación estuvo encabezada por representantes de las entidades soberanistas, y -por primera vez- por representantes de importantes sindicatos: Comisiones Obreras y UGT. También participó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, cuya agrupación pide la celebración de un referéndum pactado con el gobierno español para permitir que los catalanes decidan lo que quieren para su territorio.

A continuación algunas voces de los que se dieron cita en la primera mañana primaveral, luego de 5 días de intensas lluvias en todo el territorio catalán. Hasta el sol confabuló con el pueblo y salió a iluminar una jornada de reivindicación y de lucha pacífica, porque las manifestaciones independentistas catalanas siempre han sido así: pacíficas, familiares y festivas. Y quien diga lo contrario es porque no ha participado en ninguna de ellas.

España, en ridículo una vez más

Alemania ha liberado a Carles Puigdemont porque, en ausencia de violencia, no ve delito de rebelión. Y en el mismo sentido podrían pronunciarse Bélgica, Reino Unido y Suiza

España ha quedado en ridículo una vez más. Minutos antes de las 14 horas de este viernes 6 de abril la justicia alemana ha dejado en libertad a Carles Puigdemont. No lo ve culpable del delito de rebelión del cual lo acusa el juez del Tribunal Supremo español, Pablo Llarena. Lo primero que ha hecho el expresident es exigir la liberación de los presos políticos pues su existencia, ha dicho, “es una vergüenza para Europa”. Puigdemont también ha vuelto a pedir diálogo al gobierno español. “La época del diálogo ha llegado y lo pedimos como lo hemos hecho en anteriores oportunidades en las que sólo hemos recibido una respuesta violenta y represiva”.

Un portavoz de la cancillera alemana Angela Merkel y desde el Ministerio de Exteriores de ese país, se ha urgido al Parlament a formar gobierno para encontrar una solución política. Esta es la primera vez que el gobierno alemán y su alta diplomacia intervienen de manera explícita en el conflicto catalán. Esta es la corroboración de que el procés ya no es un asunto interno como se ha cansado de repetir -y al día de hoy continúa repitiendo- la UE.

Y dirán ahora todos aquellos que aún viviendo lejos de España se llenan la boca diciendo que Puigdemont tenía la prisión bien merecida por haber cometido uno de los delitos más terribles del Código Penal español, el de rebelión. Y qué dirán todos aquellos que me leen e increpan lo que he venido escribiendo sobre el procés catalán. Déjame decirte una vez más, ciudadano del mundo, y esta vez con el respaldo de la justicia alemana, que tanto en España como en los países europeos donde se contempla el delito de rebelión, para ser tipificado se requiere el uso de: VIOLENCIA. Y en Catalunya, la única violencia ha sido la ejercida por los cuerpos de seguridad españoles que aporrearon a los pacíficos, inermes e indefensos votantes catalanes el 1 de octubre.

Este jueves 5 de abril, mientras en Lima, la ciudad en la que nací, se recordaba el autoritarismo de Alberto Fujimori, cuando hace 26 años dió un golpe de Estado; España, que desde el referéndum de autodeterminación de Catalunya está mostrando su cara más prepotente y cercana a las prácticas fascistas de la época del franquismo, recibía palos por todos lados. La justicia poética aún existe.

Violencia: no habida

Este 5 de abril, la justicia alemana le ha dado una bofetada con la mano abierta a España, ni siquiera ha admitido a trámite la denuncia por rebelión en contra del expresident de Catalunya. Según el juez de Schleswig-Holstein sólo tramitará la euroorden por el delito de malversación pues dice que “en Catalunya no hubo violencia”. Así las cosas, si Puigdemont es extraditado, en España sólo podría ser juzgado por delito de malversación. Pero la malversación tampoco está clara, no por lo menos para el juez alemán pues -según ha explicado mediante un comunicado- “hace falta aclarar otros hechos y obtener información adicional para esgrimir si ha habido malversación”.

Respecto a la acusación de malversación de la euroorden, es necesario recordar que tanto el presidente Mariano Rajoy, como el ministro de Hacienda español Cristóbal Montoro -el primero en sede parlamentaria y el segundo mediante informe entregado al propio juez del Tribunal Supremo- “en la realización del referéndum catalán NO se utilizó ni un sólo euro de la administración pública”. Por otro lado, si Puigdemont es extraditado por malversación, tampoco iría a prisión preventiva pues -según diversos juristas- mientras dura el proceso judicial podría consignar el 1.600.000 euros que -según afirma la justicia española- costó el referéndum.

Por todos los motivos expuestos en el comunicado de la justicia alemana, Carles Puigdemont ha sido excarcelado previo pago de una fianza de 75.000 euros, que ha sido ingresada por la Caja de la Solidaridad de OMMIUM y la ANC. La Caja de la Solidaridad se alimenta con donaciones de los propios ciudadanos catalanes y hasta el momento ha destinado casi 4.000.000 de euros en el pago de fianzas originadas por el procés.

Rebelión: no habida

Pero no sólo Alemania no ve el delito de rebelión por ningún lado, Bélgica iría por el mismo camino. Los ex consellers Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig han quedado en libertad y sin fianza luego de declarar este jueves ante la justicia flamenca. A espera de tomar una decisión sobre la euroorden, la justicia Belga ha impuesto a los exconsellers medidas cautelares como “la prohibición de la salida del país, estar localizables en un domicilio y atender a las peticiones que les haga la justicia belga”Otro de los países que tampoco vería rebelión es el Reino Unido donde la exconsellera Clara Ponsatí también ha sido dejada en libertad con medidas cautelares.

Y de Suiza ya no hablemos, ellos dicen que de haber una orden de extradición en contra de Marta Rovira, también acusada por rebelión, no la entregarían porque consideran que la acusación de la justicia española es por razones políticas. Por Anna Gabriel el juez Llarena no ha emitido ninguna orden porque a ella sólo se la acusa de desobediencia. España y su sistema judicial están en entredicho en cuatro países de la UE, es como cuando tu ves una cosa que nadie más ve y eso quiere significa que eres un visionario o que estás totalmente equivocado. Quienes conocen al juez Pablo Llarena no lo sitúan en la primera categoría.

Una de cal y otra de arena

Este 5 de abril, comenzábamos el día con una mala noticia, el exjefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero, que cometió el pecado de ubicar y abatir a la célula terrorista que perpetró sendos atentados en Barcelona y Cambrils, en agosto de 2017, ha sido acusado de “pertenencia a organización criminal y de 2 delitos de sedición”. Según la jueza de la Audiencia Nacional española, Carmen Lamela, el exjefe de los mossos es acusado de sedición por “los hechos que tuvieron lugar en el Departamento de Economía el 20 y 21 de septiembre, así como por el referéndum del 1 de octubre”.  Junto con Trapero, otros altos cargos del cuerpo policial catalán también han sido acusados.

En un primer momento Lamela pretendía acusar de rebelión al jefe de los mossos, sin embargo, viendo que en diciembre el juez Llarena retiró la euroorden enviada a Bélgica en contra de Carles Puigdemont -un soplo de la fiscalía belga le hizo saber que el juez de ese país no veía la mentada rebelión por ningún lado- la jueza ha preferido bajarse del tan temible delito y se ha parapetado en el de sedición, abandonando así a Llarena, que continuaría viendo rebelión donde NO la hay. Sin embargo, según el artículo 544 del Código Penal españolpara que exista el delito de sedición también se requiere el uso de: VIOLENCIA.

Mentiras sólo mentiras…

Otro de los palos que este jueves ha recibido España, ha llegado desde Suiza que le ha dicho que miente, miente y miente. Este miércoles, Hervé Falciani, exbanquero de la filial suiza del banco británico HSBC, autor de la llamada ‘lista Falciani’, por la cual denunció la evasión fiscal de alrededor de 130.000 ciudadanos en todo Europa, fue detenido en España. Según las primeras informaciones del gobierno español, Falciani había sido detenido en virtud de una orden internacional de extradición emitida por Suiza el pasado mes de marzo.

De inmediato todo mundo dijo, “cambio de figuritas”. Ana Gabriel, exdiputada de la CUP y Marta Rovira, secretaria general de ERC y ex diputada catalana se encuentran en Suiza y aunque este país ya ha dicho que no las devuelve porque se las está juzgando por delitos políticos, todo hacía sospechar que Suiza no había sido sincera y que mediante una buena jugada de ajedrez pretendía recuperar al hombre que les ha llevado a reformar su política de secreto bancario. Sin embargo, como decían en mi casa, las mentiras tienen las patas cortas.

Veinticuatro horas después del anuncio de la orden de extradición y de su ingreso en prisión, Falciani ha sido liberado, la justicia helvética informó que esa orden de extradición había sido enviada a España a inicios de 2017. El propio portavoz del Ministerio de Justicia suizo, Folco Galli ha declarado a la televisión pública suiza (RTS) que “el exbanquero no será moneda de cambio por Anna Gabriel o Marta Rovira”, y agregó que “la cooperación jurídica se rige únicamente por tratados y leyes, de manera que no hay ningún margen para el intercambio”. Así que ahora la diplomacia española tiene otro problema entre manos.

Falciani luego de ser detenido en España el año 2012 por “vulneración del secreto bancario”, debido a una orden internacional emitida por Suiza, no fue extraditado porque la Audiencia Nacional española dijo que “en el derecho español no existe una protección penal específica del secreto bancario”. Inmediatamente Falciani se convirtió en colaborador de la Hacienda española y fue decisivo en la recuperación de 300.000.000 de euros de evasores fiscales ibéricos.

Con la detención de Falciani, España demuestra que no le importa hacer lo que sea con tal de salirse con la suya: penalizar y acabar con el independentismo catalán, y para ello es capaz de traicionar, incluso, a quien colabora con ella. Y Falciani colaboró y mucho, recuperar 300.000.000 de euros para las arcas del Estado no es poca cosa.

La cereza del pastel

Otra de las bofetadas recibidas por España este 5 de abril es de la policía belga que ha iniciado una investigación para determinar el origen del geolocalizador colocado en el auto que transportaba a Puigdemont en su viaje de Finlandia a Bélgica. La investigación se produce porque -aunque es requisito indispensable- ni la justicia, ni la policía belga habrían tenido conocimiento de la colocación del dispositivo. El geolocalizador permitió el seguimiento y la posterior detención del expresident. Según algunas fuentes, doce agentes del Centro de Inteligencia Nacional español siguieron todos los movimientos de Carles Puigdemont durante su estancia en Helsinky.

La policía belga tendrá que deslindar si la colocación de este instrumento fue autorizado por la justicia española y comunicado a su homóloga en Bélgica. Según el artículo 588 del código penal español -reformado en 2016- “durante la instrucción de las causas se podrá acordar alguna de las medidas de investigación reguladas en el presente capítulo (interceptación de comunicaciones y la utilización de dispositivos técnicos de seguimiento) siempre que medie autorización judicial dictada con plena sujeción a los principios de especialidad, idoneidad, excepcionalidad”.

Y este podría ser otro gol de Puigdemont, porque el principio básico del derecho según el cual nadie puede ser condenado a partir de una prueba obtenida ilícitamente jugaría a su favor, y agregaría una cuenta más al rosario de ‘problemas’ que viene acumulando España.

Investidura

¿Este nuevo escenario reabre la posibilidad de la investidura de Carles Puigdemont como president de la Generalitat?

Esta semana el Parlament puso otra vez sobre la mesa la investidura de Jordi Sànchez, la proposición vino nuevamente de la mano de un Carles Puigdemont que no sospechaba ser liberado de manera tan inminente. La idea se sustenta en la resolución del consejo de Derechos Humanos de la ONU que hace unas semanas instó a la justicia española a que respetará los derechos políticos de Sànchez y, de manera extraordinaria, emitió medidas cautelares para tal fin.

Si España no respeta esta resolución vulneraría el artículo 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos según el cual, “todos los ciudadanos gozarán, sin ninguna distinción ni restricción del derecho de votar y ser elegidos en elecciones periódicas, auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de la voluntad de los electores”.Y eso precisamente es lo que ocurrió el 21 de diciembre, en unas elecciones excepcionalmente convocadas en Catalunya por el gobierno español, lo que ocurre es que el tiro le salió por la culata pues los comicios ratificaron el resultado del referéndum del 1 de octubre.

Y algunos dirán, y de hecho ya han dicho, que la resolución de la ONU no es de obligado cumplimiento, sin embargo, el artículo 50 del mencionado pacto señala explícitamente: “las disposiciones del presente Pacto serán aplicables a todas las partes componentes de los Estados federales, sin limitación ni excepción alguna”. Y España es uno de los Estados firmantes de este pacto.

Puigdemont president

Una vez conocida la liberación del expresident, la CUP ha vuelto a ratificar su voluntad de investirlo president. “Carles Puigdemont es el único candidato que significa un golpe democrático al  Estado que no sólo responde a la soberanía popular expresada en las urnas el 21 de diciembre sino que responde a la reivindicación básica de soberanía de nuestro Parlament delante del Estado español y delante de sus tribunales. Hoy ningún otro candidato representa esa embestida”, pero no sólo la CUP se ha manifestado en este sentido. Este 3 de abril a través de un manifiesto, más de 600 personalidades catalanas defendieron la investidura del expresident.

Este blog también ha sido publicado en: LaMula.pe

Carles Puigdemont es detenido en Alemania a pedido de España y en Catalunya las protestas no cesan

Los independentistas catalanes están indignados, no soportan más la presión de España y se organizan para mantener la protesta hasta que Europa escuche su clamor. La justicia Alemana ha entrado al juego

“La revolución de las sonrisas ha acabado, la primavera catalana comienza”. Carles Puigdemont ha sido detenido esta mañana en Alemania, cerca a la frontera con Dinamarca cuando volvía por tierra de Finlandia a Bruselas. Y Catalunya se indigna, sale a las calles, protesta, y dice que luchará con todas sus fuerza por la República y esas mismas fuerzas le hacen gritar: “Puigdemont president”.

Las manifestaciones realizadas este domingo desde el mediodía en todo Catalunya han dejado como saldo, hasta el momento, noventa y ocho heridos, veintidós de los cuales son Mossos d’Esquadra, y tres detenidos. El objetivo de las manifestaciones ha sido protestar por los presos políticos y por la detención de Carles Puigdemont. Durante la jornada, los manifestantes ha intentado tomar las delegaciones de gobierno español. En la de Girona han bajado la bandera de España y la de Europa y además han hecho pintadas en la fachada. En Barcelona, Lleida y Tarragona es donde se han producido algunos enfrentamientos con la policía que incluso ha disparado salvas al aire para controlar la situación. También se han producido cierres de carreteras y autopistas. El president del Parlament en un mensaje televisado y los dirigentes de la ANC y Omnium, las entidades civiles soberanistas, han pedido a la gente que se calme, que no caiga en provocaciones porque eso sólo le da pretexto a España para justificar la acusación de rebelión.

Indignación ciudadana

Catalunya ya no quiere paños calientes, sabe que nada de lo que haga calmará la rabia de España. Y cuando digo España, hablo del gobierno, del Estado, de la monarquía, de la justicia, NO de la gente, pues muchos españoles también están indignados con la actuación de la justicia y del gobierno de la península. Y cuando hablo de rabia, me refiero a que el reino jamás perdonará el ‘atrevimiento’ de una comunidad súbdita de querer decidir su futuro en libertad.

Dos de las personalidades españolas que han levantado su voz de protesta por los presos políticos catalanes son: el expresidente Felipe González y el veterano cantante de rock Miguel Ríos. Ninguno de los dos es independentista, es más en varias oportunidades han criticado el procés, sin embargo, esta semana, cuando otros cinco políticos catalanes fueron encarcelados, los dos se pronunciaron en contra.

El expresidente socialista dijo este jueves “Ojalá no se le ocurra meter en la cárcel a ninguno de ellos“, aludiendo a Carme Forcadell, Raül Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa, Marta Rovira y Turull, al saber que habían sido citados por el juez Llarena. “Hemos judicializado la política porque como políticos somos inútiles e intentamos que nos lo resuelva alguien, y cuando entregamos la responsabilidad a los jueces, estamos recibiendo la inevitable politización de la justicia”, agregaba González.

Miguel Ríos se pronunciaba en un programa de televisión español y decía que no estaba de acuerdo con la independencia, pero que una democracia no se puede permitir tener presos políticos. “Nadie tiene que estar en la cárcel por sus ideas. Se ha hecho un flaco favor a la democracia cuando ha intervenido la Justicia de esta forma; ha sido muy evidente que se han trabajado los tiempos que eran favorables o desfavorables a la causa (contra el independentismo)”

¿Qué pasará con Puigdemont?

Carles Puigdemont ha sido detenido en plena carretera cuando acababa de entrar a territorio alemán. El Centro Nacional de Inteligencia español le seguía los pasos desde Finlandia donde estuvo la semana pasada convidado a un debate sobre la situación de Catalunya. En horas de la tarde el expresident fue trasladado a una prisión y allí permanecerá hasta este lunes cuando comparecerá delante del juez de guardia, él lo identificará y decidirá si traslada “el caso” al Tribunal Superior donde determinarán si ingresa en prisión preventiva que podría durar hasta 60 días.

“El caso” es la euroorden emitida por el Tribunal Supremo español para que Puigdemont sea devuelto a España donde sería juzgado por delitos de rebelión y malversación.

Si el juez de guardia decide que la euroorden no se sostiene según el Código Penal alemán, Puigdemont podría quedar en libertad, con o sin medidas cautelares. Según un vicepresidente del parlamento federal alemán, Wolfgang Kubicki, la extradición del expresident no podría ser por el delito de rebelión porque “en Alemania no conocemos el delito de ‘rebelión’, a diferencia de España, por lo tanto, descarto una extradición a las autoridades españolas por este motivo”, ha manifestado a un diario alemán.

En el mismo sentido, el principal partido de la izquierda alternativa alemana, el Die Linke, ha manifestado que “la rebelión no es un delito Europeo y no es uno de los 32 delitos bajo los cuales la orden de arresto de la UE requiere una extradición”, además ha señalado que “España es el único estado de la UE que tiene este delito penal predemocrático. La acusación está obviamente motivada políticamente”. El responsable de política europea de la formación en el Bundestag, Andrej Hunk, tildó la detención de “vergüenza”.

Sin embargo, si bien es cierto en el código penal alemán, el delito de rebelión no existe, existe el de “Traición a la paz, alta traición y puesta en peligro del Estado democrático de Derecho” que en su título II señala:

“(1) Quien intente con violencia o por medio de amenaza con violencia:1. perjudicar la existencia de la República Federal de Alemania.

2. cambiar el orden constitucional que se basa en la Constitución de la República Federal de Alemania, será castigado con pena privativa de la libertad de por vida o con pena privativa de la libertad no inferior a 10 años.

(2) En casos menos graves la pena privativa de la libertad es de un año hasta 10 años”.

 

Si Alemania no ve delito de rebelión, Carles Puigdemont podría ser extraditado por delito de malversación y la pena contemplada en el Código penal alemán por este delito es de uno a cinco años, en este caso la justicia de ese país también analizaría si hay pruebas suficientes para esta acusación y según un informe de la Hacienda de España, no hay indicios del uso de dinero público en la realización del referéndum del 1 de octubre.

Un artículo de la prensa alemana titula, “Alemania tiene su primer preso político” y en él el periodista Thomas Urban cuestiona el papel de la UE: “¿Pueden los otros estados de la UE aceptar durante mucho más tiempo que Madrid intente despedazar un movimiento masivo democrático a través de la prisión y las multas?”. Además señala que la detención de Puigdemont no ha sido inteligente porque “no es un terrorista, sino un político legitimado por unas elecciones libres”, escribe. Otro diario alemán ha titulado que Alemania debe hacer lo que no ha hecho Europa.

Una de las razones, por las que Alemania podría haber detenido a Puigdemont es porque quiere que se produzca una negociación, recordemos que el 22 de diciembre, luego de las elecciones en donde el independentismo volvió a ganar en Catalunya, Angela Merkel le dijo a M.Rajoy que se siente a hablar y encuentre una solución. Y Alemania es Alemania y cuando habla Europa escucha, y M.Rajoy también debería de hacerlo.

Inglaterra, Suiza y Bélgica y las euro órdenes

La policía escocesa ha recibido una orden de detención internacional en contra de Clara Ponsatí, una de las exconselleras que luego de estar un tiempo en Bruselas se trasladó a Escocia para retomar su trabajo como catedrática universitaria. La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, ha manifestado su “firme oposición a la decisión del estado español de buscar y encarcelar a los políticos independentistas” y ha expresado su “soporte a la autodeterminación del pueblo catalán”. Sturgeon ha dejado entrever que le gustaría intervenir pero, “el procedimiento es más jurídico que no político”.

Los abogados de Ponsatí han informado que la exconsellera se pondrá a disposición de la policía este mismo lunes.

Suiza aún no ha recibido el pedido el pedido de extradición por Marta Rovira, secretaría general de ERC, el partido de Oriol Junqueras, sin embargo consultada sobre el asunto ha dicho que considera que si recibe el pedido de España, al igual que en el caso de Ana Gabriel, la exdiputada de la CUP, consideraría que se trata de un caso político y que la extradición no procede. 

Y los exconsellers que se encuentran en Bélgica, Meritxell Serret, Lluís Puig y Toni Comín, ya han dicho que este lunes se pondrán a disposición de la justicia belga, ellos son los que están más tranquilos pues cuando la Audiencia Nacional emitió en noviembre pasado la primera euroorden en su contra, la justicia flamenca no veía motivos para acusarlos de rebelión, no sólo porque no habían actuado con violencia, sino porque no existe en su código penal.

Lo más cercano a la rebelión que contempla el Código Penal belga es el “delito de coalición de funcionarios” relacionado más con la “conspiración de funcionarios y/o cargos públicos para organizarse como banda criminal y delinquir”. 

Catalunya se encuentra en un momento más que complicado y la gente no aguanta más, saben que es importante mantener la protesta pacífica en las calles, por eso durante las manifestaciones del domingo, donde gritaban “Puigdemont President” o “Puta España”, cuando alguno de los participantes hacía algo indebido, lo señalaban y lo expulsaban. Para los próximos días se ha hablado de huelga general, de parar Catalunya tres días, de cerrar carreteras y autopistas y todo para ver si así alguien escucha el clamor general: libertad para los presos políticos y poder investir el president que Catalunya decida.

(Este blog también fue publicado en: La Mula.pe)

 

España más colonial que nunca

El reino no transige, no quiere un gobierno independentista para Catalunya y para ello se sirve de la justicia y de la policía españolas. La democracia retrocede a pasos agigantados en la península

Hasta dónde llegará el sadismo del Estado español, al que no le basta con hacer caer al enemigo, además lo ultraja y se ceba con su sufrimiento. ¿Quién le parará los pies? ¿La UE?, ¿el Tribunal Europeo de Derechos Humanos?, ¿la ONU?, ¿Amnistía Internacional? ¿Human Rights Watch?¿Quién? Desde el 1 de octubre, España no ha hecho más que responder con golpes y procesos judiciales al deseo de una parte de los catalanes de independizarse del Reino.

El sadismo lo ejecuta España a través del brazo más duro de la ley, el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, en quien Mariano Rajoy y su vicepresidenta parecen haber delegado la potestad de decidir TODO lo que sea necesario para mantener la unidad del territorio. Porque al final, lo único que le interesa a la maquinaria del Estado, encabezada por el rey, y sus ‘súbditos’ es la unidad de España. Nadie salió a protestar por la crisis económica, sin embargo, ante ‘la amenaza catalana’ prestos y envueltos en su bandera, los españoles no han dudado en salir a gritar, “España una y no cincuenta y una”.

La negativa de Mariano Rajoy a hacer política ha enrocado una situación que se habría resuelto hace mucho si hubiese aceptado negociar, pero el presidente español ha preferido dejar en manos de jueces y fiscales el destino de Catalunya, de todo el país e incluso el suyo propio. La permanencia de Rajoy en el poder depende de la aprobación de los presupuestos generales de 2018, para ello necesita el apoyo del Partido Nacionalista Vasco que ya le ha dicho que no aprobará nada mientras no arregle “las cosas” con Catalunya; y si “las cosas” no se arreglan las elecciones generales caen de maduras.

Y el brazo más duro de la ley en España, tiene como objetivo bloquear la investidura de un president independentista, al menos, eso es lo que se desprende de todo lo actuado hasta el momento. El Tribunal Supremo (TS), a través del juez Llarena, no permitió la investidura a distancia de Carles Puigdemont y lo amenazó con que si volvía a Catalunya lo apresarían, es más, el Ministerio del Interior desplegó todo un dispositivo policial por mar, tierra y aire, incluso buscaron a Puigdemont por la red de desagües cercanas al Parlament.

Hace un par de semanas, ante la imposibilidad de ser investido president Puigdemont dió un paso al lado en favor del número dos de su lista, el diputado Jordi Sánchez uno de los cuatro presos políticos. Pero una vez más, el TS se interpusó y no le dió permiso a Sánchez para acudir al Pleno de Investidura. Eso llevó esta semana a Jordi Sánchez a que en medio de una vista, le dijera al juez que si lo deja en libertad renunciaría al acta de diputado y a ser elegido president. Segundo candidato fuera de juego.

Cuarenta y ocho horas después de la vista, el juez ha dicho -otra vez- que no deja en libertad a Sánchez por el “riesgo de reiteración delictiva” y porque “es capaz de organizar a gran cantidad de gente”. Sánchez es expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), una de las entidades soberanistas organizadoras de las grandes marchas independentistas que se llevan a cabo en Barcelona desde el 2012.

Tercero en discordia

Ante el segundo candidato tumbado, el independentismo ha presentado un tercero, Jordi Turull, actual diputado y exconseller del govern de Puigdemont y por lo tanto otro de los investigados. Turull también estuvo en prisión preventiva y fue puesto en libertad días antes de las elecciones del 21 de diciembre convocadas por el gobierno central. Pero Turull tampoco es del gusto del gobierno español pues aunque reconoce su derecho a ser investido, dice que “sería un president con una espada de Damocles pues está en liberad provisional y estaremos muy vigilantes ante las decisiones que pudiera adoptar”. ¿Amenaza?

Y el tiempo de vigilancia ha sido corto, pues horas después de ser confirmado Turull como el nuevo candidato del independentismo, otra vez el brazo más fuerte de la ley, el juez del TS Pablo Llarena, cita para este viernes a Turull y a los otros cinco exconsellers que estuvieron en prisión preventiva junto con él, para comunicarles el auto de procesamiento, es decir, para explicarles los delitos que se les imputan y además señalarles que les puede pasar si persisten en su pensamiento independentista.

La vuelta a la prisión de Turull es muy probable, sobre todo porque minutos antes de iniciarse el Pleno de Investidura, la Guardia Civil, ha dado a conocer un informe en el que dice que el exconseller tuvo un “papel extraordinariamente relevante en el diseño del procés”. Este informe ha sido remitido al Tribunal Supremo y el juez Llarena lo acariciará esta noche, será su almohada y le dará las razones que este viernes podrían permitirle poner a un independentista más tras las rejas.

Investidura contra reloj

Ante el riesgo de que Turull pueda volver a prisión, el reloj se ha acelerado y los independentistas han decidido investirlo president este mismo jueves, así, sí Llarena dictamina prisión contra él, estaría encarcelando al flamante president de la Generalitat y eso será muy difícil de explicar fuera del territorio español. Sin embargo, la negativa de la CUP, la izquierda anticapitalista, a votar a favor de la investidura de Turull, no permitirá que está pueda hacerse en primera vuelta pues los otros dos grupos independentistas, ERC y JuntsxCat sólo suman 64 diputados hábiles para votar y no alcanzan la mayoría absoluta, 66 diputados.

De no ser investido en primera vuelta, Turull tiene una segunda oportunidad de ser investido en otro Pleno que deberá convocarse para dentro de 48 horas, donde sólo hace falta la mayoría simple. Si en un segundo Pleno no alcanza la mayoría simple, la rueda vuelve al inicio y habrían dos meses de plazo para investir a un president, acabado ese tiempo, se convocarían nuevas elecciones, una vez más esta sería responsabilidad del gobierno central porque Catalunya seguiría todo este tiempo intervenida y humillada.

Por qué la CUP dice NO

Para la CUP sólo hay dos opciones, investir a Carles Puigdemont, el candidato por el cual votó el pueblo o investir a un president comprometido con desplegar la República, lo cual situaría al nuevo gobierno en un escenario de oposición frontal a España, perennizaría el 155 y las cuentas de la Generalitat continuarían intervenidas. Ahora bien, conociendo el sadismo de España, motivo de este blog, poner como president a “un candidato limpio”, como dice M.Rajoy, no es garantía de nada, si bien es cierto el compromiso del gobierno central es levantar el 155 en cuanto haya un nuevo gobierno en Catalunya, la intervención económica continuaría para cortarles las alas a los que quieran sacar los pies del plato.

Lawfare a la española

Así las cosas, la manera de actuar de la justicia española, haciendo el trabajo sucio del gobierno encaja en lo que se conoce como “lawfare”, novísima palabra inglesa que significa “guerra jurídica”, la misma que se desarrolla a través del uso ilegítimo del derecho interno e internacional con el objetivo de hacerle daño al adversario. Quien realiza la “guerra jurídica” es el que tiene la sartén por el mango y para conseguir sus objetivos, juega en varios frentes, el primero de ellos es el ámbito de las relaciones públicas, es decir, la imposición de un relato de los hechos por todos los medios posibles.

Otro de los frentes es el financiero, por el cual se paraliza económicamente al oponente. Según los entendidos, la “guerra jurídica”, utiliza la ley para lograr la subordinación del contrario o la conquista de un subalterno o de grupos de menos poder. John Comaroff, escritor estudios de la África colonial en el año 2001 dijo: “la guerra jurídica es el esfuerzo por conquistar y controlar los pueblos indígenas con el uso coercitivo de los medios legales”. Y todo esto lo hace España con Catalunya, ha impuesto un discurso en los medios afines al régimen en donde se presenta a la comunidad autónoma como insolidaria, etnocentrista, excluyente y desconsiderada.

España también ha cumplido con intervenir financieramente a Catalunya y además, con la aplicación del artículo 155, ha disuelto su gobierno y su parlamento. Todas las instituciones catalanas están siendo administradas hace 5 meses por el gobierno central y este mismo miércoles, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, decía en el Congreso, que con el fin de desarticular las estructuras de Estado que Catalunya había construido para poner en marcha la República, habían despedido a 260 cargos de la Generalitat.

¿Sadismo? ¿Indolencia?

Otro de los que esta semana volvió a pedir salir de prisión fue el exconseller d’Interior, Joaquim Forn. La fiscalía pidió al juez que Forn fuera liberado “por imperativo legal”, es decir por orden del fiscal general del Estado quien considera que en el caso de Forn, al haber abandonado la política, no hay riesgo de reincidencia, y que además concurren razones humanitarias, hace unas semanas un examen médico reveló que Forn es portador de la tuberculina y requiere tratamiento médico.

Pero nada ablanda a Pablo Llarena, el juez del TS que podríamos decir que va por libre y que se está ganando la denuncia por prevaricación que un grupo de abogados organiza en su contra. Llarena es inflexible, ni siquiera el pedido de la fiscalía general lo ha hecho bajarse del burro y ha dicho -una vez más- NONES, nadie sale de la cárcel, y además agrega que a él no le consta que el exconseller tenga ninguna enfermedad. Así que las prisiones preventivas continúan y algunos de los investigados podrían volver a ingresar en las próximas horas.

Al acabar este blog, el Pleno de Investidura se viene realizando y Turull, a pesar de las amenazas no arruga, y presenta con solvencia su plan de gobierno, en las próximas horas sabremos si Catalunya ha logrado investir al president número 131.

Miles de catalanes han vuelto a manifestarse al grito de ‘República Ahora’

A casi tres meses de las elecciones del 21-D, los catalanes han vuelto a la calle para exigir a los parlamentarios independentistas que se pongan de acuerdo y formen gobierno YA

“No retrocederemos. No nos sentimos ciudadanos del reino de España. Nos sentimos ciudadanos de la República catalana y como ciudadanos de la República catalana exigimos su implementación y su pleno desarrollo como una nación dentro de la comunidad de naciones libres del mundo”. Así lo ha manifestado el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Agustí Alcoberro en la manifestación independentista realizada este domingo en Barcelona.

Bajo el lema ‘República Ahora’, miles de catalanes han salido a las calles para demandar a los partidos independentistas que se pongan de acuerdo de una vez por todas y lleven a cabo la investidura de un presidente en Catalunya. Pero eso no es todo lo que ha dicho Alcoberro, durante su discurso, también ha emplazado a los políticos soberanistas a que se muevan rápido y de manera efectiva porque “no tenemos gobierno, y eso no se puede permitir”.

“Libertad presos políticos” e “independencia ya”, han sido otras de las frases que se han podido escuchar de boca de los 45 mil manifestantes (la cifra corresponde a las estimaciones de la guardia urbana).

El objetivo de esta movilización ha sido exigir a los partidos independentistas que no alarguen más las negociaciones para formar gobierno y que se dediquen a construir la República declarada el 27 de octubre en el Parlament catalán. Según Alcoberro, “la sociedad civil ha de dar un mensaje claro, ganamos en las urnas el 1 de octubre y el 21 de diciembre y queremos que el gobierno cumpla con el mandato para el cual se le ha votado”.

“¿Qué coño está pasando? ¿Qué no se no está diciendo?”

Estas interrogantes fueron parte del discurso del Secretario Nacional de la ANC, Jordi Pairo, quien de forma más contundente que Alcoberro, ha expresado el hartazgo y el desconcierto de la población por  la falta de acuerdo entre las agrupaciones independentistas: ERC y JxCat quieren investir un presidente dentro de Catalunya y un presidente en Bruselas, mientras que la CUP, que no quiere más autonomismo, es decir quiere que sus socios mayores le garanticen que implementarán la República.

Héroes anónimos

Pero el verdadero protagonismo de la marcha ha estado en la gente de a pie, en el ciudadano, en los “héroes anónimos”, como les ha llamado Alcoberro. En aquellos que pusieron la cara y el cuerpo para que el 1 de octubre fuese posible; en aquellos que en unas elecciones ilegitimamente convocadas por el Estado español acudieron a las urnas para reafirmar su voto independentista; en aquellos que a pesar de los porrazos y de las agresiones sufridas se siguen organizando en torno a los ‘Comités de Defensa de la República’ (CDR), para llevar a Catalunya a Ítaca.

Por eso, porque el protagonismo ha sido de ellos, antes de los discursos de los máximos representantes de la ANC, ellos desfilaron por el escenario y contaron su experiencia. Entre los “héroes anónimos” estuvo, el regidor de un municipio, acusado por delito de odio y de resistencia grave, su pecado: ponerse una nariz de payaso y hacer guardia al lado de uno de los policías que custodiaba la Conselleria de Economía, el día en que allí realizaban un registro.

Otro de los que habló fue un mecánico, dueño de un taller de reparación de autos, que se negó a reparar el vehículo de un guardia civil al cual también se le acusa de delito de odio. Sin embargo, si nos atenemos al Código Penal, estas acusaciones no se aguantan por ningún sitio, pues la tipificación de ‘delito de odio’ fue creada para proteger de discriminación y de posibles agresiones a las minorías, raciales, o religiosas, o que pudiesen ser agredidas, entre otras cosas, por su condición sexual.

Art. 510 Código Penal: “Quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad”.

Todos los “héroes anónimos se la jugaron”, dice Alcoberro. “Se la jugaron el 1 de octubre y las semanas posteriores y ahora quieren que los representantes de Catalunya también se la jueguen”. La manifestación de Catalunya ha tenido su réplica en Londres, y en esa ciudad una de las que se ha manifestado ha sido Clara Ponsatí, la exconsellera de Educación que hace unas semanas renunció a su acta de diputada y ha retomado sus catedra en una universidad escocesa.

Libertad de movimiento

Clara Ponsatí era una de los cuatro consellers que se encontraban con Carles Puigdemont en Bélgica y esta mañana ha publicado en su cuenta de twitter un mensaje en el que decía: “disfrutando de mi libertad de movimiento como ciudadana europea, esta semana me he reincorporado a la Universidad de St Andrews”.

Investidura

La marcha de este domingo cuyo objetivo era exigir a los partidos independentistas formar gobierno y construir la República, también sirvió para denunciar públicamente de la falta de separación de poderes en España, pues las resoluciones del Poder Judicial no difieren con las del gobierno estatal. En este sentido, este lunes se pretendía hacer ingresar a escena al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

La razón para acudir al TEDH era para demandar medidas cautelares a favor de Jordi Sánchez, expresidente de la ANC, actual diputado de JxCat y uno de los cuatro políticos que España mantiene en prisión. La semana pasada, al defensa de Sànchez pidió del Tribunal Supremo que liberase a su cliente o que, por lo menos, le concediera permiso para acudir a la sesión de investidura ya que es el candidato del Parlament para ocupar la presidencia de la Generalitat.

Carles Puigdemont en un nuevo giro táctico anunció hace unos días que daba un paso al ladoen favor de Sánchez para que se encargue de gobernar la Generalitat de manera efectiva mientras él establece el Consejo de la República desde Bruselas.

Ante la petición de los abogados de Sánchez, el Tribunal Supremo ha negado toda posibilidad de que Sánchez acuda al Parlament al Pleno de investidura, razón por la cual, la defensa de diputado anunció que recurriría la decisión del Supremo en el TEDH, sin embargo, en 48 horas esta acción ha quedado descartada. Diferentes juristas y abogados expertos en derechos humanos han manifestado que la vía europea es válida, pero sólo después de agotar las instancias nacionales.

Este mismo domingo, luego de la manifestación de Barcelona, la defensa de Jordi Sánchez ha anunciado que han descartado -por el momento- la posibilidad de ir ante la justicia europea y que agotaran todas las vías en el país. Así que primero tendrán que acudir a la sala de apelaciones de la Corte Suprema y en caso de que el fallo vuelva a ser desfavorable acudirían al Tribunal Constitucional, y si todo sale ‘torcido’, es en ese momento que podrían acudir al tribunal europeo.

Por su parte, desde Bélgica, Carles Puigdemont ha dicho que ha llegado el momento en que la ‘lista del presidente’ -nombre que se le dió a todos los que se presentaron con él en las elecciones del 21 de diciembre- se convierta en partido y pueda participar en elecciones futuras. En los últimos comicios la ‘lista del presidente’ fue a las urnas bajo el nombre de JxCat, al amparo del PDCAT, partido de Artur Mas, quien en varias oportunidades ha dejado ver su desconfianza en el proceso independentista.

Así que el ‘embòlic’,  la confusión, continúa. Nada está dicho aún en el procès catalán y la cosa no tiene cara de solucionarse rápidamente. Los obstáculos a vencer están fuera y dentro y son todos intrincado y complejos. Y es que las verdaderas intenciones del independentismo serían descoser la democracia española, atada con puntadas dispares y débiles, que van saltando con cada paso, con cada estrategia de los soberanistas.

La investidura del president de Catalunya ya tiene fecha en el calendario

Si la coalición independentista vuelve a trabajar unida y los jueces no se oponen, Jordi Sánchez será investido president de la Generalitat mientras que Carles Puigdemont ejercería el cargo desde la “Casa de la República” en Waterloo.

Ya hay fecha para la investidura presidencial en Catalunya. Lunes 12 de marzo será, lunes del cual tengo ya el recuerdo…naaaa. La investidura del president de la Generalitat tiene de todo, menos poesía: no será jueves y no estará Vallejo. El elegido para el cargo es Jordi Sánchez, uno de los presos políticos que España se encuentra en prisión provisional desde hace 5 meses.

Jordi Sánchez, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y actual diputado por Junts per Catalunya (JxCat) -el partido de Carles Puigdemont- está acusado de actos de rebelión y sedición por haberse subido al techo de un auto de la policía para disolver una manifestación congregada durante horas delante de la Conselleria de Economía catalana, donde la policía española practicaba un registro días antes de la celebración del referéndum del 1 de octubre.

El candidato es el propuesto por Carles Puigdemont cuando la semana pasada dió“provisionalmente” un paso al costado. Ante la imposibilidad de plantarse en el Parlament catalán para defender su plan de gobierno y de ser investido president con el voto de la mayoría independentista, Puigdemont ha planteado un gobierno en territorio catalán, presidido por Jordi Sánchez, número dos de la lista de JxCat y un gobierno de la República que se organizaría desde el exilio.

Luego de arduas negociaciones con su principal socio, Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC), y del reparto de Conselleries, el partido del expresident ha logrado seducir a ERC con su propuesta. A los que falta convencer es a los socios menores, pero NO menos importantes. La CUP -grupo de izquierda anticapitalista- que con sus 4 diputados, es indispensable para mantener la mayoría absoluta del bloque independentista (68 diputados), y para lograr la investidura de Sánchez en primera vuelta.

Pero la CUP no está muy convencida de la investidura de Sánchez, en su Consejo Político celebrado el sábado, tomaron la decisión de no apoyarla porque según manifestó Vidal Aragonés, uno de los 4 diputados del partido, “representa la sumisión total a la legalidad española”. Y es que la CUP ya ha pasado la pantalla autonomista y sólo quiere formar República.

La pantalla autonomista es aquella que nos sitúa antes del 1 de octubre, pero peor, pues ya no sólo seguiríamos siendo una de las 17 comunidades autónomas de España, sino que seríamos la rebelde, a la que hay que meter en cintura, a la cual hay que gobernar con mano de hierro no vaya a ser que… Y para ello lo primero que haría el gobierno de España es mantener intervenida la economía catalana. Mariano Rajoy ya anunció esta medida, antes de las elecciones del 21 de diciembre, si en Catalunya volvía a ganar el independentismo.

Para la CUP investir a Puigdemont sería lo más adecuado, pues es el president elegido los catalanes en las urnas, por eso para ellos claudicar en su investidura es someterse a la voluntad del Estado español. “Nosotros estábamos listos para investir a Puigdemont”. Con esta afirmación la CUP recuerda que es el Tribunal Supremo español el que no permite la investidura del expresident porque dice que esta sólo puede ser presencial (mientras que mantiene una orden de captura sobre él), y el Tribunal Constitucional no permite la investidura telemática porque aún NO de respuesta a la consulta formulada al respecto por el gobierno español.

“Estamos en la perspectiva de construir legalidad republicana, no de continuar con el autonomismo. No es un tema de nombres ni de personas” -aseguraba Aragonés en la conferencia de prensa posterior al Consejo Político de su partido- “es un tema de proyectos políticos”.

La “legalidad republicana” es aquella que según la CUP se debe desplegar, pues el independentismo ganó el referéndum del 1 de octubre y a pesar de los golpes sufridos y de la represión, volvió a ganar en las urnas el 21 de diciembre. Según ellos, la independencia ya ha sido proclamada y ya no se le debe “vasallaje” al Estado español que no ha querido sentarse un sólo minuto a negociar, que no ha hecho política en todo este tiempo y que sólo ha lanzado a jueces, fiscales y policías a la caza de quienes han desafiado el orden establecido.

Planes para sumar

Este martes por la tarde, JuntsxCat, ERC y la CUP, los tres partidos independentistas, se reunieron para negociar. Según ha trascendido, los socios mayores, JxCat y ERC, han presentado a la CUP una nueva propuesta basada en el preacuerdo alcanzado por las dos formaciones: gobierno efectivo en Catalunya, recuperación de las instituciones catalanas y levantar el 155; y un gobierno en el exterior, el del “Consell de la República”, comandado por Carles Puigdemont, pero además incorpora propuestas para concretar la cristalización de la República.

En una entrevista ofrecida a The Guardian el viernes pasado Puigdemont  decía que el Consell de la República desde Bruselas podía “actuar sin los problemas que impone la policía y la justicia españolas”. Según manifestaba,  el Consell de la República representará la diversidad del país pues además de los Consellers que trabajarán con él en el exterior, también tendrán representación  las comunidades locales y las asociaciones. “Tenemos que salir del viejo modelo del gobierno para la gente hacia un gobierno con la gente“.

Así las cosas, y de manera provisional, si Sánchez es investido, Catalunya pasaría a tener dos presidents. El del Consell de la República, que sería el gobierno en el exilio comandado por Puigdemont y el gobierno de la Generalitat en Catalunya, que -según un acuerdo entre los grupos independentistas, a los cuales esperan se sume la CUP- reconocería formalmente la primacía del Consell de la República a la hora de tomar decisiones. Ambos se reunirían cada semana para coordinarse.

La “Casa de la República”, que es así como la llaman los que ya trabajan allí, es la sede ubicada en Waterloo, Bélgica, donde funcionaría el Consell de la República y en la que Puigdemont ya recibe la visita de diputados, alcaldes, políticos, periodistas, ciéntificos y hasta de artistas; desde allí se prepara todo para emular a Estonia y poder funcionar de manera virtual. El país báltico ha creado un entorno virtual que le permitiría funcionar como un Estado independiente en caso de una posible invasión rusa.

Contando espero

La investidura de Jordi Sánchez prevista para el próximo lunes, de no contar con los votos de la CUP, sólo obtendría 64 votos, los que suman JxCat y ERC con lo cual es imposible alcanzar la mayoría absoluta -los diputados de la cámara catalana son 135, la mayoría absoluta se obtiene con 68 diputados-. Así que se tendría que convocar a una segunda sesión de investidura que se celebraría 48 horas después, o sea el miércoles 14 de marzo, aquí sólo haría falta que el independentismo obtuviese la mayor cantidad de votos.

JxCat y ERC, el primero con 34 diputados y el segundo con 32, suman 66 diputados, pero para todos los efectos, sólo pueden contar con 64 pues tanto Carles Puigdemont, como el exconseller Toni Comin – elegido diputados en las elecciones del 21 de diciembre- se encuentran en Bélgica y no pueden volver porque serían inmediatamente apresados. El Tribunal Constitucional no les permite a ambos delegar su voto, en castigo por haber huído de “sus redes”.

Peligro…peligro

Y es justo aquí donde la cuerda podría estar MÁS floja que nunca. El bloque unionista, es decir los diputados de Ciutadans, el Partido Socialista de Catalunya y el Partido Popular suman 57 votos, si a ellos se le añaden los 9 de los de En Comú Podem, tendríamos 66 votos (dos maś que JxCat y ERC juntos). Cabe resaltar que los de En Comú Podem han dicho por activa y por pasiva que NUNCA votarían al lado de los responsables de que el 155 haya sido aplicado en Catalunya, pero NUNCA se sabe. Así que JxCat y ERC tienen muy poco tiempo para ofrecer propuestas verdaderamente “republicanas” a la CUP y así poder sumar sus 4 encarecidos votos. 

Los partidos unionistas también han manifestado que la propuesta de investir a Jordi Sánchez es una estratagema más del independentismo para seguir alargando las cosas. Ellos concuerdan con el deseo de Mariano Rajoy: “Queremos que el president sea una persona que no tenga cuentas con la justicia porque sino será imposible generar un mínimo de estabilidad en Catalunya y queremos que ese nuevo gobierno mire al futuro y cumpla la ley. El gobierno de España cumplió con su obligación y seguirá cumpliendo con su obligación”. 

¿Con la palabra obligación a qué se referirá Mariano Rajoy?:

-A la brutal intervención policial del 1 de Octubre que según Human Rights Watch y Amnistía Internacional fue tan violenta como innecesaria.

-A la intervención de las cuentas de la Generalitat días antes de la celebración del referéndum en salvaguarda de no gastar un euro en el procés, y con ello haber burocratizado las compras hasta de gasas y agujas para la seguridad social. El propio ministro de Hacienda español, luego solicitar información, ha revelado que no se gastó ni un sólo euro público en el referéndum.

-Al cese del govern y del parlament catalán cosa que NO permite la aplicación del 155 pues claramente dice: “si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan” […]  “el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general”. Por ninguna parte aparece la palabra DESTITUCIÓN.

Recurso en marcha

El abogado de Jordi Sánchez ya ha presentado un recurso ante Pablo Llerena, el juez del Tribunal Supremo que instruye la causa del independentismo y ante el Tribunal Constitucional, para solicitar que su cliente sea puesto en libertad condicional. El abogado reclama que ambos tribunales se manifiesten respecto a la petición de “inmediata libertad” y en caso de no concederla, “se arbitren las medidas necesarias para que su cliente pueda acudir personalmente al debate de presentación de su programa de gobierno y solicitar la confianza de la Cámara”.

El abogado de Sánchez advierte en sus escritos que en caso de que su petición no sea aceptada, “asistiríamos a un lamentable paso atrás en materia de protección de los derechos cívicos y políticos, que además situaría a España ante un posible riesgo de condena futura por parte del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos”.

La petición para que Sánchez asista a la sesión de investidura tiene un antecedente en la justicia española.  En 1987, el terrorista de ETA, Juan Carlos Yoldi, siendo preso preventivo fue autorizado por un juez para acudir presencialmente a una sesión de investidura en el Parlamento vasco. Según argumenta el abogado de Sánchez, “desautorizar el criterio aplicado en el único precedente español supondría una triste involución en materia de respeto a los derechos civiles y políticos de los ciudadanos, además de un grave perjuicio para la democracia y el pluralismo político”.

Desde JxCat ya han anunciado que si el juez Llarena no deja en libertad a Jordi Sànchez, o no le da permiso para asistir al debate de investidura, promoverán una “querella criminal por prevaricación” en su contra. Si Sánchez no pudiese ser investido, la posta pasaría a Jordi Turull, número cuatro de la lista del president Puigdemont -la número tres, Clara Punsatí es otra de los exconsellers que se encuentra con Puigdemont en Bélgica- sin embargo, según Rajoy, Turull tampoco es “viable pues, “tampoco puede ser president de la Generalitat alguien que pueda estar en prisión de aquí unos meses”.

Jordi Turull, como exconseller del gobierno de Carles Puigdemont también está incurso en la causa que el Tribunal Supremo instruye contra el proceso independentista catalán y aunque por ahora se encuentra en libertad condicional, en cualquier momento podría volver a prisión.

Así que hasta próximo aviso, el futuro de Catalunya podría ser deshojar margaritas preguntándole a Mariano Rajoy, “me quiere, no me quiere”, porque siendo el más “fuerte de la clase” y teniendo la sartén por el mango, mientras los tribunales internacionales de Derechos Humanos, la ONU o la UE -y es a esta a la que pongo en último plano porque en 5 meses de crisis sólo se ha sabido poner al lado del más fuerte- el conflicto que mantiene España con Catalunya no se resolverá pues Mariano Rajoy y “sus amigos” no saben hacer política, sólo saben llamar a tribunales y llenarse la boca con palabras como “normalidad” y “legalidad”.

Y atendiendo a ese llamado vamos a ser todos muy “normales” y a decirle al juez que investiga los casos de corrupción de la trama Gürtel que tiene imputados a más de 700 cargos del Partido Popular -el partido de Mariano Rajoy- que talvez, si aguza la inteligencia podría encontrar que el M.Rajoy que aparece en los papeles de la trama, comparables con las “agendas de Nadine”, podría ser el mismísimo presidente de gobierno, porque Mariano comienza con M y Rajoy pues es igual a Rajoy. Ahora si hablemos de gobiernos “legales” y “normales”.