En dos audiencias más, José Luis Falcón, feminicida confeso, podría ser condenado a cadena perpetúa

En audiencia privada fueron vistas este lunes las pruebas del feminicidio agravado de la joven de 20 años Estefanny Flores Mendoza. Su madre, cansada de exigir justicia, se desmorona por momentos, pero sigue adelante, sabe que el 14 de julio se cumple la prórroga de la prisión preventiva del hombre que le arrebató a su hija y espera, por fin, poder cerrar un ciclo en este inmenso dolor

«Acaba de culminar la lectura de las documentales, la continuación de la audiencia será el 09 de julio de 2020 a las 09:00 a.m para la visualización de los CDs. Es importante la visualización del video para que quede claro la actuación del procesado. Así se corroboraría que el acusado previo a los hechos estuvo vigilando y rondando el domicilio de Estefanny para abordarla desprevenida y no como este señala que ella lo llamó para reunirse».

Este lunes 6 de julio tuvo lugar la 2da audiencia del juicio por el feminicidio agravado cometido y confesado por José Luis Falcón Gutiérrez de 30 años de edad, contra su expareja Estefanny Flores Mendoza de 20. Vía whatsapp, a través de los abogados del MIMP, Carmen Mendoza, la madre de Estefanny, se enteraba de lo que ocurría en la cita virtual. En estos días de pandemia, en Perú, las audiencias judiciales siguen realizándose virtualmente. Zoom se ha convertido, también, corte de justicia.

La madre de Estefanny esperaba estar presente en la audiencia, aunque eso representa revivir una y otra vez el asesinato de su hija, «pero es lo que toca y seguiré luchando hasta que ese hombre sea condenado» ─dijo a teleoLeo.com. Sin embargo, cuando la audiencia ya se estaba en marcha, le informaron que sería privada pues se estaban leyendo las pruebas del caso y por ley estas diligencias no son públicas. Pero, ¿tan privada que ni la madre de la víctima podía asistir?

Los abogados del MIMP que asesoran a Carmen Mendoza le dijeron que en la audiencia se habían leído las pruebas que demostraban el feminicidio agravado, así como, el informe social elaborado por el Servicio de Atención Urgente del MIMP (SAU), los informes psicológicos donde, además de la vulnerabilidad emocional de Estefanny, se daba cuenta del ligero retardo que padecía. También se leyeron las documentales (documentos que fundamentan el alegato) y la acta de levantamiento del cadáver.

«Ese hombre sabía todo lo que mi hija tenía, él mismo la llevaba al hospital Noguchi donde se atendía, ellos estuvieron juntos 3 años y medio, él le daba la medicación y aún así, aún sabiendo lo frágil que era, la insultaba, la maltrataba. Yo le decía que lo dejará, que ella era independiente, porque ella era una emprendedora. El segundo piso de mi casa donde cosía la ropa de mujer que vendía, lo construyó ella. Ella tenía muchos sueños. Él los destruyó todos» ─dice Carmen.

Dos audiencias más

Justamente, este jueves 9 a las 9:00 a.m, se realizará la 3ra audiencia donde los jueces podrán visualizar y escuchar los audios de los mensajes de José Luis Falcón que demuestran las afirmaciones de la madre de Estefanny. También se demostrará que Falcón miente cuando dice que el día que asesinó a su expareja ella lo había llamado por teléfono para que fuera a su casa a su casa y que fue ella quien le abrió la puerta de su cuarto donde la mañana del 13 de abril de 2019 le quitó la vida con total crueldad.

El viernes 10 a las 15.00 horas se realizarán los debates orales a cargo de las partes procesales. «Lo bueno es que en los alegatos finales le van a conceder el uso de la palabra, señora Carmen», le han dicho los abogados a la madre de Estefanny. Ella podrá explicar todo lo que vivió su hija en la relación con Falcón, también porque escogió un día sábado para meterse a su casa, pues, como conocía la rutina familiar, sabía que ella estaría sola. Además podrá explicar el intento de feminicidio sufrido por Estefanny semanas antes de su asesinato.

También leer: FEMINICIDA PODRÍA SER CONDENADO A CADENA PERPETUA POR GOLPEAR, AHORCAR, MUTILAR Y ESCONDER EL CADÁVER DE SU EXPAREJA EN UNA MALETA [VÍDEO]

«A mi hija la encontré apestando, descomponiéndose, pudriéndose en una bolsa, a pesar de eso tengo que salir cada día a pedir justicia. Nadie sabe cómo vive una madre así, sintiendo la indolencia, la indiferencia, de las autoridades que dan vergüenza. La justicia no se mendiga, se exige en las calles con luchas y marchas, esas son las únicas armas que tenemos los pobres. Todo es corrupción, todo es plata, los funcionarios no entienden que nosotros les pagamos el sueldo. Yo sólo pido justicia para mi hija».

Carmen Mendoza, madre de Estefanny Flores Mendoza.

Carmen Mendoza también podría explicar que Estefanny era su engreída, su última hija, y que a pesar de haber sido concebida en un momento complicado, ella decidió tenerla y sacarla adelante igual que a sus otros dos hijos. «Yo he sido madre y padre, y a ella siempre le di todo mi amor porque de niña fue muy enfermiza, la hice estudiar, la apoyé siempre, hasta en su relación. Yo quería que cuando yo ya no estuviese, ella me recordase bonito; pero ella se fue primero y es tan duro seguir».

Estefanny sólo tenía 20 años y con 17 tuvo la mala suerte de relacionarse con un hombre que casi le doblaba la edad, su estado emocional la hizo presa de una relación en la que fue controlada y manipulada; pero a pesar de todo ella se labraba un futuro, luchaba por su independencia económica. A su corta edad y mientras otras chicas aún son mantenidas por sus padres, ella ya emprendía y manejaba un negocio. Muchos sueños han quedado truncos tras su máquina de coser.

Este 14 de julio se cumple la prórroga de la prisión preventiva de José Luis Falcón Gutiérrez, acusado de feminicidio agravado, para quien el fiscal, Joel Valverde, pide cadena perpetua y 15 mil soles de reparación civil. Lo único que interesa a la madre de Estefanny Flores es que Falcón pague el asesinato a su hija y no pueda volver a vulnerar a otra mujer, y eso para ella sólo se logrará condenándolo a la pena solicitada por el fiscal; porque para Carmen, la vida de su hija no vale ni 15 mil, ni todos los millones del mundo que le puedan dar.

Profesor de la PUCP, Harold Farfán Reto, acusado de violación y acoso sexual por 3 alumnas y una compañera de estudios, afirma que todo es mentira

TeleoLeo.com ha tenido acceso al descargo del profesor en el que afirma que las denuncias en su contra son calumnias y, además, conmina a la PUCP a seguir con el ‘debido proceso’ pues se le está causando un «profundo daño»

Cuarenta y ocho horas después de que CEPREPUC suspendiese de sus funciones de profesor Harold Farfán Reto, debido a una denuncia por violación sexual y, a pesar, de otros dos testimonios ─publicados en teleoLeo.com─ en los que es acusado de acoso sexual, el profesor ha publicado un descargo asegurando que las acusaciones son falsas y conminando a la PUCP a que «cumpla a cabalidad con los procesos administrativos pertinentes».

Leer: PROFESOR DE CEPREPUC, HAROLD FARFÁN RETO, DENUNCIADO POR VIOLACIÓN Y ACOSO SEXUAL

Este lunes 19 de enero, luego de que la página “Se acabó el silencio- Humanidades PUCP” publicara una denuncia por violación sexual en contra de Harold Farfán Reto, profesor de CEPREPUC (Centro Preuniversitario de la Pontificia Universidad Católica) y criticara la actitud de universidad por no apartarlo de sus aulas, CEPREPUC emitió un comunicado en el que anunciaba la suspensión del profesor.

Tercera denuncia por acoso sexual

Una tercera joven que acusa a Farfán Reto de acoso sexual ha dado su testimonio a teleoLeo.com. «En una clase de teatro Harold deslizó lentamente su dedo sobre la planta de mi pie, me sentí extraña. Recuerdo su cara de curiosidad preguntándome en tono provocador si me había hecho cosquillas. Me quedé en shock, no creía lo que había pasado, él me doblaba la edad y yo no le había dado confianza».

Según este nuevo testimonio, el hecho ocurrió a principios de 2016, cuando ella se preparaba para postular a una de las mejores escuelas estatales de Lima. «Paralelamente decidí incursionar, por segunda vez, en teatro musical y allí conocí a Harold Farfán, quien también era parte del elenco. Nuestro primer contacto fue durante una clase en la que él fue mi compañero para hacer un ejercicio, siempre nos mirabamos y eso me hizo sentir cómoda para trabajar juntos».

Pasado un tiempo, una compañera de clase le mencionó a la joven, que Farfán Reto le hablaba de ella y ella comenzó a notar que cuando salían en grupo él no dejaba de mirarla. «Al comienzo, yo normal. Además, a raíz del trato en clase, me comenzó a gustar; hasta que un día cuando practicábamos un ejercicio me preguntó si alguna vez pensaba tener un novio para dejase de estar ‘estresada’, eso me hizo sentir muy incómoda».

Según la joven la primer señal de alerta del comportamiento de Farfán Reto llegó luego de haberse conocido un poco y fue la vez en la que que le cogió el pie sin su consentimiento. «Le dije que no me había gustado que me toqué así, sin permiso, él me pidió disculpas y me dijo que no me moleste, pero había sido inapropiado, además, yo tenía 19 años y él casi 30. Él sabía la diferencia de edad y sabía lo que hacía. A partir de ese momento nos fuimos distanciando».

Sin embargo, Farfán Reto parece que no cejaba en sus intenciones, sean estas las que fueren. «Necesitábamos copias de los guiones y él, como era profesor de la PUCP, las hacía en la universidad más baratas; una vez le escribí por whatsapp y le pregunté cuánto tenía que pagarle por las copias que me correspondían y me contestó: Más que cobrarte, lo que estoy pensando es cómo cobrarte. Cuando le mostré mi molestia por su respuesta, me volvió a decir que era una broma».

En otra oportunidad la joven confrontó a Farfán Reto por mirarle el trasero descaradamente. «Yo estaba de pie y él no dejaba de mirarme haciéndome sentir mal. ¿Estás mirándome el culo? ─le pregunté, él me dijo que sí, minimizando mi incomodidad, al punto de increparme diciéndome que yo era muy agresiva con él, porque le pegué debido a su frescura. Él siempre decía que yo tenía mal carácter, quizás para justificar mi molestia por como se comportaba conmigo».

TeleoLeo.com ha solicitado una entrevista a Harold Farfán para que expliqué a qué se deben estas denuncias en su contra y si a pesar de ser 4 las jóvenes que lo denuncian él se ratifica en que se trata de denuncias falsas. Esperemos que pueda contestar a nuestro requerimiento pues las acusaciones en su contra son bastante graves sobre todo para alguien que ejerce la docencia y está en constante contacto con menores de edad.

La PUCP también ha sido consultada por teleoLeo.com para saber cuál es el procedimiento que sigue respecto a las denuncias por violencia de género que recibe, y saber cómo y en qué casos puede actuar de oficio y en cuales no está facultada para hacerlo. Este jueves publicaremos sus respuestas. Por ahora nos han asegurado que siempre se posicionarán al lado de las víctimas tal y como lo afirman en el comunicado emitido.

Otra denuncia formal por abuso sexual contra el activista Gerardo Berdejo Cavagnaro. Y ya van 5 [Vídeo]

Recordemos que hace 3 meses, en declaraciones exclusivas a teleoLeo.com 16 mujeres dijeron haber sido violentadas sexualmente por Berdejo. Dos de ellas lo acusan de violación y las otras 14 de haber sido tocadas sin su consentimiento

Para compartir en tus redes sociales ve al final del artículo

Y ya van cinco. Otra mujer ha denunciado formalmente a Gerardo Berdejo Cavagnaro, activista antiespecista y vegano, por «delitos contra la libertad e indemnidad sexuales en su modalidad de tocamientos indebidos». La denuncia ha sido presentada este viernes 29 de noviembre ante la Fiscalía por parte de las letradas del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

También leer: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

Fiscalía al rescate

La denuncia tuvo que ser presentada directamente ante la Fiscalía porque el miércoles 27 de noviembre, la denunciante ─afectada también por la ‘incontinencia’ sexual de Berdejo─ intentó presentarla ante la comisaría de Sagitario, en Surco, distrito donde ocurrieron los hechos; sin embargo, luego del interrogatorio revictimizador, realizado por el policía que se identificó como el “superior Paredes”, no pudo presentarla porque el agente puso un sinfín de inconvenientes, entre ellos, el tiempo transcurrido.

«Me ha costado mucho dar este paso y tú lo sabes Leonor. Desde que expuse mi caso en #MeTooPerú y te lo expliqué a ti, me puse muy mal reviviendo lo ocurrido, pero ahora, que estoy más fuerte y creo que es el momento adecuado para denunciar, voy y me encuentro con un policía machista que no entiende que las mujeres pasamos por un proceso doloroso cuando somos abusadas y que muchas no podemos denunciar de inmediato», declaró esta mujer a teleoLeo.com.

«¿Ahora, la gran pregunta es, por qué después de 13 meses? […] Pero, pero, disculpa, pero tu ya tienes 30 añitos […] ¿Y por qué denuncias en esta comisaría?» Estas son las frases que tuvo que escuchar esta víctima de Berdejo de boca de un policía, el “superior Paredes”. Ella, que acudió a la comisaría acompañada de otra de las mujeres que también ha denunciado formalmente al activista, le advirtió al efectivo que todo lo que decía estaba siendo grabado, a pesar de eso él le dijo sin empacho: «En todo caso vaya donde crean que la pueden ayudar».

TeleoLeo.com ha tenido acceso a la grabación de la denunciante. Es pertinente mencionar que esto ocurre en la comisaría de Sagitario, una de las más de 100 comisarías en las que desde 2017 funciona un Centro de Emergencia Mujer (CEM), y donde se supone que las mujeres pueden ir a denunciar delitos de violencia de género sin ser revictimizadas, culpabilizadas o cuestionadas.

Según la titular del MIMP, Gloria Montenegro, a finales de este año, 150 comisarías contarán con un CEM, sin embargo, crear nuevos centros sólo es parte de la solución; para que los CEM sean de verdadera utilidad sus funcionarios deben aprender a tratar a las víctimas con enfoque de género

Faltas del superior Paredes

El “superior Paredes”, según el decreto legislativo 1386 que modifica la ley Nº 30364, Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, no habría respetado el artículo que se refiere a la manera de actuar de los funcionarios respecto a los casos de violencia de género.

Artículo 21. Responsabilidad funcional

Quien omite, rehúsa o retarda algún acto a su cargo, en los procesos originados por hechos que constituyen actos de violencia contra las mujeres o contra los integrantes del grupo familiar comete delito sancionado en los artículos 377 o 378 del Código Penal, según corresponda; sin perjuicio de la responsabilidad civil y/o administrativa que corresponda, de acuerdo a ley.

Según el artículo 377 del Código Penal, el funcionario que demore actos relacionados con un delito de violencia de género podría ser condenado con una pena no menor de 2 años de prisión, ni mayor de 5, o con la inhabilitación permanente. Por su parte, el artículo 378, señala que en si un policía no presta auxilio a una víctima de violencia de género podría ser condenado con una pena no menor de 2, ni mayor de años 4 años de prisión.

El “superior Paredes” también habría vulnerado el artículo 10 de la ley 30364 que respecto a la actuación de los operadores de justicia en casos de violencia género estipula: «[…] evitar la doble victimización de las personas agraviadas a través de declaraciones reiterativas y de contenido humillante». Según la denunciante el día que fue a la comisaría de Sagitario repitió más de una vez lo ocurrido con Berdejo y cuando por fin se suponía que sentaría la denuncia, Paredes la cuestionó por haber tardado 13 meses en denunciar y por no haberse ido del departamento del activista ante la primera señal de abuso.

Otro punto en contra del “superior Paredes” es que cuando la denunciante le dice que Berdejo le frota el pene en el trasero, le pregunta si no fue casual y cuando ella le dice que le tocó la pierna, le pregunta en qué parte de la pierna. Como mujer, con cierta experiencia, sé que ningún hombre arrima el pene a una mujer de manera “casual”; por otro lado, si una mujer denuncia que le tocaron la pierna, no hace falta saber si fue la pantorrilla, el fémur, el peroné o los isquiotibiales, porque el problema no es donde le pone la mano Berdejo, el problema es que no tenía consentimiento para hacerlo.

«Confié en él por su reputación»

Esta víctima de Berdejo fue otra de las mujeres que, basadas en su reputación de activista en contra del abuso animal y por sus conocimientos en el mundo del veganismo, confió en él y acudió a su departamento para ayudarlo a hacer sus famosas hamburguesas o para aprender a hacerlas, o como en el caso de esta denunciante, con miras a hacer negocio: ella ponía el local y él las hamburguesas.

Elementos de convicción

Los abogados del MIMP que representan a esta víctima sustentan la denuncia con informes psicológico y social realizados por el CEM. El primero manifiesta que la mujer se encuentra afectada emocionalmente a consecuencia de los «tocamientos indebidos […] actos libidinosos sin consentimiento». El segundo pone de relieve que el agresor «tiene historial de conducta violenta con otras personas y tiene antecedentes policiales».

Más medidas de Protección

Otra de las denunciante de Gerardo Berdejo ha recibido medidas de protección. Con estas son dos las mujeres a las cuales la justicia otorga medidas que van desde la prohibición del activista de acercárseles hasta no poder comunicarse con ellas de ninguna forma, además, contemplan terapia psicolǵica para víctima y victimario. Sin embargo, la justicia va tarde, las medidas de protección tienen un plazo de 72 horas para ser emitidas y desde las primeras 4 denuncias formales presentadas en contra de Berdejo han pasado ya varias semanas.

También leer: VÍCTIMA DE VIOLENCIA SEXUAL OBTIENE MEDIDAS DE PROTECCIÓN CONTRA GERARDO BERDEJO: SU AGRESOR [Vídeo]

Defensoras de lo imposible

Hace uno días, Heidi Paiva, pareja de Berdejo, publicaba en su muro de Facebook un post en el que criticaba como las mujeres que ‘agreden’ hombres no son señaladas por sus actos y como se cree en sus denuncias sólo por el hecho de ser mujeres. Desde que teleoLeo.com dio a conocer las 16 denuncias por abuso sexual y violación en contra de Gerardo Berdejo, ella nunca se había pronunciado y por eso nunca la había mencionado, sin embargo, decir esto con tantas mujeres afectadas por su pareja, es terrible.

En este post Paiva se refiere al entrenador de atletismo José Luis Chauca, tratado de manera humillante, por María ‘Marita’ Letts, tesorera de la Federación Deportiva Peruana de Atletismo (FEDEPEATLE). Sin embargo la afirmación de que este hecho pasó sin pena, ni gloria, porque la agresión venía de parte de una mujer, no es cierta. La propia FEDEPEATLE, emitió un comunicado manifestando que tomaría las acciones correspondientes contra Letts. El IPD también se ha pronunciado en contra de ella y también ha sido criticada duramente en medios y redes.

Por otro lado, el artículo 15 de la ley 30364 respecto a la presentación de denuncias por violencia de género dice: «[…] cuando se trata de una denuncia verbal, se levanta acta sin otra exigencia que la de suministrar una sucinta relación de los hechos». Es decir, las víctimas de violencia de género son creídas hasta que en un proceso judicial su versión sea desmentida, en ese caso correspondería al ‘perjudicado’ presentar denuncias por difamación, mala fe y otros, pero mientras tanto sus testimonios son válidos.

Según OISS, Organización Iberoaméricana de Seguridad Social, “[…]existen las denuncias falsas, pero, se trata de un porcentaje casi anecdótico. En España, por ejemplo, solo el 0,0015% de las denuncias por violencia de género de 2015 eran falsas, según la Fiscalía General del Estado». Dice, además, que esgrimir la bandera de las denuncias falsas en estos casos, «como argumento para limitar la veracidad de los testimonios de las víctimas parece fuera de lugar y solo sirve para reforzar la conducta de los agresores».

Amigos de activismo

Sol Ochoa es una de las que, por lo menos, da me gusta al post de Heidi Paiva. Ella es otra conocida activista antiespecista, que ha participado junto con el denunciado en grupos como Anomymous for the Voiceless: «Organización de derechos de los animales que se especializa en educar al público sobre la explotación de animales y fomentar grupos de activismo altamente efectivos en todo el mundo».

Recientemente, Solo Ochoa, también publicó un post en el que, al parecer, hacía mea culpa porque en su calidad de organizadora de Anonymous for the Voiceless Perú, retiró su apoyo a Berdejo cuando se conocieron las primeras denuncias en su contra.

Como una de las organizadoras de Anonymous for the Voiceless en Lima, Sol Ochoa tomó parte en la decisión de retirar a Berdejo del grupo. Decisión que la organización ha mantenido, pues según aseguraron a teleoLeo.com su prioridad es tener un espacio seguro, además también expresaron que seguirán trabajando para detectar y desterrar comportamientos que vulneren la integridad de sus activistas.

Contra el tiempo

Bueno sería que la justicia actúe con mayor celeridad debido a la cantidad de mujeres que habrían sido vulneradas por Gerardo Berdejo, quien un día me dio 24 horas para retirar las primeras denuncias que publiqué en su contra; según él afectaba su reputación, claro, la tranquilidad y la indemnidad de las mujeres de las que habría abusado valía menos. También es necesario una pronta resolución del caso porque mientras Berdejo no sea juzgado, las mujeres que se relacionen con él serían víctimas potenciales, recordemos que él también se dedica a la docencia.

Amenaza a teleoLeo.com

Les dejo el mail amenazante que Gerardo Berdejo envió a teleoLeo.com. La ‘comunicación’ llegó a mi buzón 24 horas después de que publicase el testimonio de las primeras 4 mujeres a las que entrevisté y que lo acusaban de abuso sexual. Él decía que las denuncias eran falsas porque los testimonios fueron publicados sin nombre, pero como le contesté, eran testimonios anónimos para él y los lectores, pero no para mí que sabía el nombre de cada una de ellas, además, él señalaba que las víctimas no tenían «pruebas contundentes», ¿eso querría decir, según él, que ellas tienen otro tipo de pruebas?

También leer: Gerardo Berdejo Cavagnaro, activista antiespecista, vegano; denunciado por 16 mujeres por tocamientos y violación sexual

La torturó antes de matarla, sin embargo, la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema le rebajó la condena [Vídeo]

Según la defensa del asesino, mató a su pareja «cegado por los celos» y, por eso, solicita se le reduzca la pena. Y el problema no es la solicitud, buscar el mejor trato para sus clientes es trabajo de los abogados: el problema es que la Corte Suprema peruana va y le concede «la gracia»

«Le sacó un ojo, 5 dientes, las uñas, la apuñaló varias veces hasta matarla, la quemó con agua caliente. A pesar de todo, su defensa dijo que la mató sin premeditarlo, sólo por “celos”, porque estaba con otro, porque lo insultó diciéndole «poco hombre» y por eso pedían la reducción de su condena». Los jueces de la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema compraron el relato y la rebajaron. La víctima: Nelva Evangelista Loa. Su asesino y pareja: Nicolás Vásquez Velarde. Cuenta la historia: Sandy Evangelista Loa, hermana de la víctima.

Nelva Evangelista Loa fue asesinada en febrero de 2006, pero su victimario recién fue juzgado diez años después, en 2016. Luego de matarla, Nicolas Vásquez Velarde se fugó, nadie sabía dónde estaba, al principio la policía lo buscó, pero con el paso de los años se olvidaron de él; capturarlo sólo fue posible gracias al programa de recompensas de los más buscados del Ministerio del Interior.

«Durante el tiempo que Vásquez Velarde estuvo prófugo vivió en Cachicoto, Monzón de Huamalies en Huánuco, zona roja, dedicada al narcotráfico; aunque en el juicio dijo que se dedicaba a la carpintería y a la crianza de cerdos, pero eso es falso porque sino de donde sacó dinero para pagar a su abogada y a los jueces. Tiene que haber pagado para que le reduzcan la pena, sino, no entiendo nada» ─afirma Sandy Evangelista.

La hermana de Nelva no entiende por qué, a pesar de las pruebas, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema rebajó la condena a Vásquez Velarde de 28 a 20 años de prisión. «Y todo porque han aceptado la tesis de su defensa, que mató a mi hermana por celos, porque ella le dijo que estaba con otro y porque lo insultó, pero él la torturó antes de matarla. El asesinato de mi hermana fue premeditado. No sé si los jueces de esa sala odian a las mujeres. Esta no es la primera vez que benefician a un feminicida. Talvez son jueces que cobran por su fallos».

¿No era que el crimen pasional ya no existía?

Resulta por lo menos indignante que en pleno siglo XXI y con la cantidad de mujeres asesinadas, sólo por ser mujeres, una abogada, como es en el caso de Vásquez Velarde, defienda a su cliente diciendo que «su patrocinado no tuvo animo homicida o premeditado» si no que «fue cegado por los celos» porque, la víctima, su pareja, le dijo que ya no lo quería y que era un poco hombre. O sea: ¿los celos y la supuesta infidelidad son razones para matar a alguien?

TeleoLeo.com entrevistó a Sandy Evangelista, con ella hablamos de cómo Nicolás Vásquez asesinó a Nelva y de como el sistema de justicia peruano no protegió a su hermana cuando estaba viva y tampoco lo hace tras su cruento asesinato.

Maltrato e intento de feminicidio

En la entrevista, Sandy Evangelista menciona otro hecho, que la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, al resolver el recurso de nulidad presentado por el asesino de su hermana, no tomó en cuenta las tres denuncias por maltrato físico e intento de feminicidio que Nelva Evangelista presentó, entre 2001 y 2004, en contra de Vásquez Velarde.

Denuncias

En 2001, Nicolás Vásquez Velarde apedrea e intenta ahorcar a Nelva Evangelista Loa en plena calle. Ella se salva al ser socorrida por las personas que se encontraban en el lugar.

En 2003, Nicolás Vásquez Velarde, golpeó a Nelva Evangelista Loa en un descampado y la hizo cavar una zanja con sus propias manos, le dijo que la enterraría allí mismo. En esta oportunidad también pudo escapar ayudada por quienes estaban en la zona.

En 2004, en una discusión por los celos de Nicolás Vásquez Velarde, intentó ahorcar a Nelva Evangelista Loa y también fue auxiliada por algunos vecinos.

De rebajas

Ni los resultados de la necropsia que confirman el ojo y los dientes arrancados, las puñaladas recibidas y las quemaduras de piel, ni las denuncias de maltrato e intento de feminicidio previos; ni el haber permanecido escondido durante 10 años, nada impidió que la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, presidida por el supremo César San Martín Castro, con la firma del magistrado Ivan Sequeiros, aprobase la reducción de condena solicitada por Nicolás Vásquez Velarde.

Sin justicia

La familia de Nelva Evangelista no tiene esperanza dentro de la justicia peruana, su caso ha llegado a lo más alto y allí, los jueces, en lugar de reformar la condena y aceptar los 35 años que pedía la fiscalía, la rebajaron de 28 a 20 años. Lamentablemente, este no es el único caso en el que la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema falla a favor del asesino.

Entre 2018 y 2019 ha dejado libre a dos feminicidas, a uno lo ha exculpado completamente y al otro lo ha dejado en libertad a la espera de un nuevo juicio.

  • César San Martín Castro, presidente de esta sala anuló la condena de 25 años en contra de Tak Quan Lau Lau por el asesinato de su esposa, lo liberó y ordenó un nuevo juicio.
  • Ivan Sequeiros, juez supremo integrante de la misma sala, declaró nula la sentencia por feminicidio impuesta a Jesús Elías Meneses Lozano y lo dejó en libertad. Meneses había sido condenado a 20 años de prisión por el asesinato de Eusebia Quispe Acuña.

Familias organizadas

Por todo esto, Sandy Evangelista y Magaly Aguilar, esta última, madre de Sheyla Torres, también víctima de feminicidio, se han organizado y han creado el colectivo “Familias Unidas por Justicia, Ni Una Asesinada Más”. Ellas quieren integrar a la mayor cantidad de familias afectadas y plantarle cara al Estado, exigiendo medidas de protección para los familiares que sobreviven a la trágica muerte de sus madres, hijas o hermanas.

TeleoLeo.com también habló con Sandy Evangelista sobre este tema y ella, además de explicar el objetivo de este colectivo, se quejó del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), pues a pesar de haberse comprometido a ayudarlas, la ministra Gloria Montenegro Figueroa ni siquiera las ha querido recibir.

Plantón por las asesinadas

Y buscando justicia, este viernes 1 de noviembre de 2019, a las 18:00 horas el colectivo “Familias Unidas por Justicia, Ni Una Asesinada Más”, convoca a un plantón en el frontis de Palacio de Justicia. En lo que va del año son ya 131 las mujeres asesinadas por el simple hecho de ser mujeres y hacer enfurecer o generar celos, en el macho con el que hayamos tenido la mala suerte de relacionarnos; porque sí, en una sociedad machista como la nuestra, incluso si nos matan, siempre seremos las culpables.

Este viernes todas a plantarle cara a la justicia y al Estado patriarcal. Este viernes no sólo deberían asistir al plantón las familias de las mujeres asesinadas, debería estar la sociedad en pleno para decir basta a los desgraciados que nos matan y al Estado cómplice que no exige el cumplimiento de las leyes creadas para nuestra protección y no fiscaliza el buen hacer de la justicia. Aún sabiendo que es harto corrupta.

Cuatro mujeres denuncian formalmente al activista Gerardo Berdejo Cavagnaro por delito contra la libertad sexual [VÍDEOS]

Hasta el momento teleoLeo.com ha recibido el testimonio de 16 mujeres que denuncian al activista. Dos de ellas por violación, 14 por intento de violación y tocamientos indebidos. Berdejo insiste: «Todo es mentira»

Johanna Tupiño es una de las mujeres que ha denunciado formalmente a Gerardo Berdejo Cavagnaro por “delito contra la libertad sexual en su modalidad de tocamientos obscenos”. Ellos se conocieron por el grupo de Facebook Lima Vegans, de donde Berdejo ─vía comunicado─ fue expulsado el mismo día en que se conoció la primera denuncia en MeToo-Perú. En esa oportunidad, el grupo también pedía disculpas por haber tardado en tomar la decisión.

Berdejo y Tupiño también compartían activismo animalista en el grupo internacional Anonymous for the Voiceless, de donde igualmente ha sido expectorado. En un manifiesto del día 19 de septiembre informaban que Berdejo había sido expulsado de la organización 24 horas después de conocerse la primera denuncia. Ellos han asegurado que no tolerarán ningún acto que ponga en peligro a ninguno de sus integrantes.

Johanna Tupiño habló con teleoLeo.com y explicó su experiencia con Berdejo Cavagnaro. Además de tocarla sin su consentimiento, él le tomó fotos de su trasero que ella tampoco había autorizado. «Un día en una vigilia en un matadero, me subí a un camión. Luego Gerardo me envió un mensaje con fotos de mi trasero que me había hecho sin pedirme permiso».

Las fotos la sorprendieron e incomodaron, él se las envió en medio de una conversación en la que ella intentó desviar el tema, sin embargo, él lo retomó de manera más impertinente: «Haré un calendario de ‘culetes’» —me dijo», explica Johanna. Me pregunto, si el año tiene 12 meses, a cuántas chicas le hizo fotos sin que ellas lo supieran.

Pruebas

En la primera imagen Berdejo Cavagnaro, como siempre, intenta seducir a Tupiño invitándola a hacer hamburguesas, es así como en otras oportunidades logró que otras chicas fuesen a su departamento donde ellas dicen que las tocaba sin su consentimiento. En la segunda captura, en la parte inferior derecha se pueden ver las fotos y la frase del calendario.

«Me cogió la pierna un par de veces y me hizo fotos sin pedirme permiso, yo normalice su conducta porque lo admiraba, pero no es normal que nadie te haga nada que no quieres». Por todo esto Johanna Tupiño ha denunciado formalmente a Gerardo Berdejo y así lo explicó a teleoLeo.com, en entrevista exclusiva .

Berdejo: «teleoLeo.com miente groseramente»

«Buenos días TeleoLeo, les escribo en esta oportunidad referente a la publicación hecha en su sitio web y página de Facebook. Las denuncias que se han hecho son anónimas y en las mismas se me acusa de algo que no he cometido sin tener ninguna prueba contundente, además de ser estos supuestos hechos COMPLETAMENTE FALSOS Y CALUMNIOSOS». 

El sábado 14 de septiembre, 24 horas después de que teleoLeo.com publicase los testimonios de 5 mujeres que acusaban a Gerardo Berdejo Cavagnaro de haberlas abusado sexualmente ─4 de ellas lo acusaban de acoso y tocamientos indebidos y una de violación─, el conocido activista animalista y vegano, me envió un mail en el que decía que teleoLeo.com «está faltando a la verdad de manera grosera».

Leer también: TESTIMONIOS DE 5 MUJERES QUE DENUNCIAN POR ABUSO SEXUAL AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO

Por tal motivo «pido por favor que retiren de inmediato esa publicación, no sin antes efectuar una rectificación indicando que no avalan ese tipo de afirmaciones ofensivas sin sustento que resultan siendo una completa calumnia en mi contra, calumnia que además puede traerme otro tipo de consecuencias negativas, de las cuales los haré responsables, continuaba el mail.

Y luego de pedir por favor, Berdejo amenazaba despidiéndose con un cordial saludo: «De no cumplir con mi pedido en el menor tiempo posible (24hrs) me veré obligado a interponer las acciones legales correspondientes. Espero sinceramente no tener que llegar a ningún extremo, pero comprenderán que el daño que puede causar este tipo de publicaciones es alto. Un cordial saludo».

TeleoLeo.com respondió a Gerardo Berdejo y aprovechó para reiterarle el pedido de entrevista que le hiciera antes de publicar la nota, sin embargo, 11 días han pasado y no hay respuesta.

Denuncias policiales

Las acciones legales llegaron y en paquete. Johanna Tupiño no ha sido la única víctima que ha denunciado a Berdejo, otras 3 mujeres que dieron su testimonio a teleoLeo.com también lo han denunciado formalmente por delito contra la libertad sexual, en su modalidad de actos contra el pudor.

La primera denuncia contra Gerardo Berdejo fue publicada en el portal MeToo Perú, luego teleoLeo.com, investigó y encontró a la joven de 24 años que en julio de este año sufrió tocamientos en sus partes íntimas y forcejeos por parte de Berdejo.

Recordando la primera denuncia

«Voy a explicártelo todo, con más detalle de lo que hice en mi denuncia inicial en #MeToo» ─dijo ella a teleoLeo.com. Lamentablemente, el abuso de Berdejo no era el primero que había vivido. «Yo he sido víctima de abuso sexual antes, llevo tratamiento psicológico y psiquiátrico y él lo sabía. Yo nunca desconfié de sus manera cariñosa de tratar porque como ha viajado y vivido fuera, pues pensaba que era así por eso. Él me daba abrazos muy “sostenedores”, pero luego fui notando que no era igual con todo mundo».

Según ella, Berdejo la invitó un día a su casa para que lo ayude con su trabajo, aceptó porque el la necesitaba y porque no sospechó nada malo. «Al acabar de almorzar se sentó muy cerca y me abrazó, yo no dije nada, no quería que se sienta mal, me seguía abrazando, mientras yo intentaba alejarme, me comenzó a besar la mejilla, de pronto me volteó la cara y me besó en la boca, me sorprendí y volteé, no dije nada, pensé que quizá lo había imaginado».

Pero la cosa no quedó ahí. «Berdejo colocó su mano en mi pierna, cerca a mi vagina, puso mi pierna sobre la de él, no sabía cómo quitarla sin que se dé cuenta. Me volvió a besar, le dije que tenia que irme, que tenía cosas que hacer, me dijo que me quede. Sentí su mano en mi cadera, me besó de nuevo, me paré diciendo que era tarde; me abrazo por detrás, besándome el cuello mientras me tocaba el vientre. Yo me quería ir, pero me volteó y me puso contra la pared frente a él, ahí fue cuando quiso poner su miembro entre mis piernas, a la altura de mi vagina».

Ella confiesa que se sintió profundamente asqueada, estaba volviendo a ocurrir, estaban volviendo a abusar de ella. «Me dio asco, me desesperé, pero no quería que sepa que estaba asustada; le repetí que debía irme. Me preguntó cuando volvería, le dije que tenía que ver mis horarios. Me acompañó al paradero. Al llegar a casa sentía tanto asco de mí misma que me bañe con agua fría. Toda esa semana me volví a autolesionar. Una noche, en una crisis me hice más de 100 cortes».

Según ella Gerardo Berdejo Cavagnaro no es consciente del daño que hace. «Creo que piensa que porque era amable tenía derecho sobre mí. Él sabía que yo era vulnerable y se aprovecho de eso». Y esto no es extraño, los depredadores sexuales buscan justamente personas frágiles, a las cuales seducen a través del cariño, de la cercanía, y una vez ha establecido un vínculo de confianza se quitan la piel de cordero y dejan al descubierto al lobo deseoso de someter y de demostrar su poder.

Denuncia 3

Ella fue otra de las embaucadas con las hamburguesas veganas. «Gerardo publicó un post en el grupo de Lima Vegans, pidiendo ayudantes para hacer hamburguesas, yo contesté que me interesaba, pasó un tiempo y me se comunicó conmigo preguntándome si tenía tiempo libre para ayudarlo, le respondí que sí, quedamos, me recogió en el paradero y fuimos a su departamento».

Luego de un rato se percatan que no había luz, ella quiso cargar su teléfono y no pudo. «Seguía en la cocina ayudándolo con la preparación de las hamburguesas, él puso música que sabe que me gusta porque lo habíamos hablado y, en la cocina, antes de terminar hace una broma forzada intentando hacerme reír. Me abraza y me da un palmotazo en la espalda, oye no te pases de confianza ─le dije. Él se rió».

Ella le pide el baño y al salir se da con la sorpresa de que Gerardo ya no estaba en la cocina, sino que la esperaba en el sofá. «Me puse nerviosa, en ese momento vi a uno de sus gatitos, le pregunté si sus mascotas eras rescatadas, contestó que sí, que los había rescatado junto con su pareja y que tenían una relación de costumbre, que cada uno hacía su vida».

Berdejo también le dijo que su pareja sabía de los talleres de hamburguesas en su casa y que alguna vez se había cruzado con alguna chica mientras las hacían. «Le pido que me alcance mi celular y en ese momento me carga, me pone entre sus piernas y me dice conversemos un rato. Me da un beso en la mejilla, acaricia mi cabello, mi rostro y me dice “me gustas”. Yo reacciono, me levanto, qué tienes ─le dije. Él volvió a reír».

De inmediato ella salió del departamento hacia las escaleras. «Me voy ─le dije, él insistía en que me quedara, tuve que ponerme fuerte y le volví a decir que me iba, menos mal que me llamó mi mamá y también del trabajo, eso lo contuvo. “Ay verdad que tengo que darte las ‘burguers’ (el pago por el trabajo). Esas dos llamadas fueron providenciales pues lo hicieron asustar», agrega la joven.

Ella señala que al salir del departamento él se recompone. «Volvió a mostrarse amable, queriendo saber de mi trabajo, ofreciéndome ayuda. Le dije que no vuelva a cargarme o abrazarme y me dijo, pero por qué, ─porque no quiero, le contesté. Luego me dijo que sufrió depresión por la muerte de su mamá, y que una exnovia de cuando vivía en España lo había maltratado».

La joven dijo a teleoLeo.com que cuando salió del departamento de Berdejo se sintió liberada, «pero al llegar a casa lloré desconsoladamente, porque no podía contar lo que me había pasado porque dirían que para qué fui, que me había pasado de ingenua, pero claro, yo cuando fui no sabía que iba a estar a solas con él, pensé que habría alguien más en el taller. Gerardo es un manipulador y un abusivo».

«Me acompañó al paradero y cumpliendo con el trato anunciado en Facebook, me dio dinero para mi pasaje y las hamburguesas que siempre da a quien lo ayuda con su trabajo. “Me caes bien, espero que puedas otro día volver a ayudarme, te voy a considerar más a ti”. Luego insistió algunas veces por messenger, yo nunca le reclamé su comportamiento, le contestaba normal, pero nunca más caí en su trampa».

Denuncia 4

Esta denunciante explicó a teleoLeo.com que Berdejo, al igual que a otras, le cogió la pierna sin su permiso, pero con el agravante, que en el momento de hacerlo, ella se encontraba acompañada de su hija pequeña de 6 años de edad.

En entrevista exclusiva con teleoLeo.com podemos escuchar la historia de esta cuarta denunciante. Su voz ha sido alterada porque ella prefiere conservar su nombre en reserva.

Cansadas de callar

Todas las denunciantes están pasando sendos exámenes psicológicos a fin de demostrar la veracidad y el grado de afectación de los hechos que denuncian. Estas 4 mujeres se han atrevido a dar la cara ante la policía, cansadas de que Berdejo las tilde de mentirosas y emitiese un comunicado en el que teleoLeo.com también fue mencionada. Berdejo, además, ha enviado una carta notarial a una de las denunciantes.

Luego de la publicación que teleoLeo.com realizará el 13 de septiembre con los testimonios de 5 mujeres que denunciaban a Berdejo por tocamientos indebidos y hasta por una violación, este portal ha seguido recibiendo más denuncias de los abusos que habría cometido Berdejo, en total son 16 las mujeres que hasta el momento se han atrevido a hablar con este portal.

Una menor de edad entre los testimonios

Una de las denunciantes era menor de edad cuando Berdejo la tocó. Lo hizo luego de un partido de fútbol entre un grupo de activistas, uno de los cuales vio lo que ocurría y no entendió muy bien la escena hasta que habló con la afectada. Ella ha dado su testimonio sin ocultar su identidad.

Juan Ignacio Cucho Bartra es el activista mencionado. TeleoLeo.com habló con él luego de comunicarse con la joven y confirmar lo dicho en su post. Cucho Bartra también ratificó cada línea de la publicación realizada en redes sociales y accedió a dar una entrevista a este portal con nombre y apellido. Él como activista está muy indignado, no sólo por el comportamiento de Berdejo, también lo está por sus afirmaciones respecto a que las víctimas mienten. «No mienten, yo lo vi».

Recuerdos de amigas y amigos

A mí, Berdejo me violó

Otra de las mujeres que se dirigió a teleoLeo.com manifestó que conoce a Berdejo desde hace 5 o 6 años. «Yo fui vegetariana y él era la cabeza de Proyecto Libertad y la Escuela Vegana de Lima. Yo seguía su labor y eso me dio confianza. Cuando finalmente le hablé, en 2016, lo hice para que me recomendase algún nutricionista de dietas veganas o vegetarianas, él se ofreció y me dio su tarifa». Quedamos en su oficina, que era su departamento».

Cuando ella se entera que la asesoría será en el departamento de Berdejo, asegura que se le pasó la idea de cancelar la cita, sin embargo, no lo hizo porque la admiración que tenía por su trabajo la hizo pensar que nada malo podía ocurrir, además creyó que tendría una oficina profesional dentro de su departamento, «pero al llegar allí me di cuenta que me había citado en su departamento y que allí no había ninguna oficina, su “oficina” era su sala».

Y la conversación fluyó, ella dice que se llevaron bien desde el primer momento. «Nos sentamos en el mueble que daba a una TV y conversamos de veganismo y de música. La asesoría duro sólo media hora y fue muy poco profesional, aún así me sentía tranquila y disfrutando la conversación y cuando estaba pidiendo mi taxi para irme, me convenció para quedarme y ver un concierto de una de mis bandas favoritas de metal».

Esta mujer, también, como otras víctimas de Berdejo, tenía problemas de depresión y ansiedad por abusos anteriores y Berdejo lo sabía. «También hablamos de mis problemas emocionales y mantuvo la distancia más o menos durante una hora. De pronto, me tocó la mano, la quité, luego la pierna; me puse muy nerviosa, como toda víctima que ha sufrido abuso físico durante muchos años, no sabía que hacer. Se acercó para besarme, asqueada y asustada, lo deje».

Y lo que ocurre luego es la narración de una violación. «Me cargó, me puso en el lado del mueble donde él estaba y comenzó a abusar de mí. Me trató como si fuera una muñeca, ni me miró, ni se cuidó. Yo no lo golpeé, no forcejeé, pero mi cuerpo claramente gritaba no. Me mantuve mirando al techo esperando que todo acabe pronto. Cómo me subí al taxi camino a casa, no lo sé. Y pensé que todo había sido mi culpa, así que enterré lo sucedido en mi cabeza.”

Ella dice que todo ocurrió hace 3 años y que al día siguiente vio que él había hecho una publicación con su novia. «Nunca procese el abuso como tal y no sabía como sentirme respecto a su pareja, si ella sabía que él hacía esas cosas. Hable con él, quería saber que había pasado, me dijo que ellos tenían una relación abierta, que todos lo saben, también le dije que me sentía usada, le insistí en ello, simplemente contestó que él no era así».

En sus descargos y negación de los abusos que se le atribuyen, Berdejo manifiesta que ha seguido teniendo comunicación con algunas de las mujeres que lo denuncian y que eso demostraría que mienten, sin embargo, como esta mujer, que dice haber sido violada por él, otras no identificaron lo ocurrido como un abuso hasta después de un tiempo. «Volví a hablar con él hace menos de un año, necesitaba encontrar casa para mis gallos y se me ocurrió que él podría ayudarme».

«Luego que abusó de mí sólo quería olvidarlo todo, además sentía que yo lo había permitido porque no grité, porque no intenté impedir que me tocase e hiciese lo que le dio la gana conmigo, pero cuando leí los testimonios de las otras mujeres vi como él se aprovecha sistemáticamente de personas vulnerables, que han sido violentadas psicológica, física y/o sexualmente. Aún estoy procesando esto, recién lo estoy entendiendo».

Similar situación ocurrió con otra joven. Este testimonio fue publicado en MeToo Perú y replicado en teleoLeo.com.

Me gustaba, pero no dije sí

«Te escribo por la noticia de Gerardo, quería comentarte que me pasó algo similar, aunque en mi caso accedí porque no me era del todo indiferente. Lo que pasó se asemeja ya que en un comienzo me dijo para ir a su casa a ver películas y en serio pensé que sería solo eso, sin embargo, ya desde el ascensor hacia el departamento me abrazó por detrás y me sorprendió. Yo misma creo que no entendí bien en ese momento lo que estaba pasando o que estaba siendo manipulada».

A ella le gustaba Berdejo, por eso aceptó ir a su casa, sin embargo, la idea era ver películas, no ser abordada sexualmente. «Veo que muchos de los casos denunciados comienzan con algo así, que las invita a su casa para conversar o para cocinar y al final asume que puede hacer lo que quiera porque ya una está dispuesta para eso».

El monstruo de las hamburguesas

Según las denunciantes que teleoLeo.com ha entrevistado, Berdejo las seduce por sus conocimientos sobre el veganismo, la mayoría se acerca a él para dar el paso hacia ese estilo de vida o para participar en los talleres que anuncia para hacer hamburguesas. Él recluta chicas a las que a cambio de unas ‘burguers’ y sus pasajes se creería con el derecho de tocar y abusar.

Ser un conocido activista animalista que hace labor política, también las atrae, además, a varias casi les dobla la edad y eso las hace sentir que pueden aprender de él, lo admiran y por eso confían. «Cuando te toca, al comienzo es extraño, no crees que esté pasando algo así, no si es una persona respetable, te dices. Y no, no lo es. No tendría que invadir a otra persona sin su consentimiento», dice una de las denunciantes.

“El patán”

Virginia Battisti es una mujer italiana radicada en Perú, ella también fue invadida por Gerardo Berdejo. Lo suyo fue una noche de discoteca, sin hamburguesas. «Hace unos años salí a Barranco con una amiga, también extranjera, fuimos a tomar una cerveza, nos sentamos en una mesa, al cabo de un rato nos dimos cuenta que un chico nos miraba fijamente».

Según Virginia, cuando él se dio cuenta que lo habían visto, se acercó. «Nos ofreció una copa y acompañarnos a la mesa, ─no, gracias, estamos hablando cosas privadas, le dijimos. Se alejó, pero continuó mirándonos con insistencia. Era bastante incómodo. Decidimos irnos, mi amiga salió a la calle para huir del patán este, yo fui al baño».

Pero el “patán” persistía. «Al salir del baño me lo encontré obstruyendo la puerta. Me dijo que le encantaban las chicas extranjeras y mi acento, y que me quedará con él un rato. Mientras hablaba me empujaba con su cuerpo contra la pared al costado de la puerta, acercando un montón su cara a la mía».

Virginia se sintió violentada con el acoso del desconocido y reaccionó. «Me dio tanta rabia que intentara atraparme que lo empujé violentamente con las dos manos y salí corriendo del local. No sabia quien era hasta que me encontré con la nota de teleoLeo.com sobre las 5 mujeres que denunciaban a GerardoBerdejo. Por fin le puse nombre al patán».

Comentarios inapropiados

Leona Morris es otra de las mujeres que se mantuvo a salvo de Berdejo. «Cuando tenía 19 años y él 39, por recomendación de una amiga, lo agregué a Facebook para que me ayudase en mi transición al veganismo, pero dejé de hablarle cuando en uno de sus mensajes hizo una referencia a mi lengua, que no venía al caso».

Defendiendo lo indefendible

Desde la primera denuncia en su contra, Berdejo dijo en sus redes que todo era falso, que nada más lejos de la realidad, que él no había hecho nada malo. Luego, cuando Cibertec, instituto superior donde daba clases y el grupo Lima Vegan lo apartan de sus filas, emite un comunicado en el que dice que ya sabe quienes son algunas de las mujeres que lo denuncian.

Manifiesta también que se comunicará con cada una de ellas para exigir respuesta. Los días han pasado y Berdejo ha cumplido su amenaza, una de las denunciantes ha recibido una carta notarial en la que le dice que «haciendo un ejercicio de memoria» la ha reconocido y que no entiende que la motiva a mentir y a perjudicarlo.

Carta Notarial

En la carta Berdejo reconoce que por su trabajo siempre busca colaboradoras para hacer hamburguesas. Por los testimonios recogidos, sabemos que Berdejo siempre lleva a su departamento jóvenes para que trabajen con él y me pregunto: ¿si siempre procede honestamente, como asegura en su carta, cómo es que identifica a la denunciante? ¿También es clarividente?

En el mismo párrafo que explica las colaboraciones que requiere para elaborar sus hamburguesas veganas afirma que por ese trabajo la denunciante fue remunerada. Todas las mujeres que han hablado con teleoLeo.com dicen que eran “remuneradas” con hamburguesas.

Berdejo también se refiere a los abrazos que da, a los cuales llama “abrazos sostenedores” libres de morbo; sin embargo, más de una de las mujeres que ha brindado su testimonio a teleoLeo.com dice que Berdejo acostumbra a abrazar de una manera que las incómoda.

Sin embargo, sus abrazos son incómodos hasta para quienes se consideran sus amigas. «Te cuento fui amiga de Gerardo un buen tiempo. Él era cariñoso conmigo pero no llegó a forzarme, era amable y atento, me ayudó a convertirme en vegana, pero en una ocasión me hizo sentir incómoda, me abrazó fuerte y de manera más prolongada que en otras ocasiones, yo le dejé en claro que él tenía pareja y que yo lo veía como un amigo, me molestaban sus actitudes, pero nunca me forzó».

En otra parte de su carta el activista manifiesta que lleva más de una década luchando por el veganismo, reitera que todo lo dicho por la denunciante es mentira, pero teleoLeo.com al día de hoy lleva registrados 16 testimonios que evidencian un modus operandi que Berdejo utilizaría para abusar de las mujeres que se acercan a él para aprender de su activismo o para ayudarlo a hacer hamburguesas.

De las 16 mujeres de las que teleoLeo.com ha obtenido testimonio, a partir de entrevistas y de publicaciones de Facebook que ha corroborado: 2 de ellas acusan a Gerardo Berdejo de haberlas violado, mientras que las otras 14 lo acusan, algunas, de intento de violación; y, otras, de tocamientos indebidos. Sin embargo, el activista sigue negando todo y en un claro intento de amedrentar a las denunciantes, en la carta notarial que envía a unas de ellas la amenaza con una querella por difamación.

¿Cuántas mujeres denunciando por la misma causa a Gerardo Berdejo Cavagnaro hacen falta para que el activista se apee de las amenazas y la intimidación?¿Cuántas mujeres más pueden haber sido afectadas por su comportamiento? ¿Cuántas denuncias formales más hacen falta para que Gerardo Berdejo asuma que lo que hizo tiene nombre en el Código Penal?

Esperemos que ahora que ya hay 4 denuncias formales en contra de Gerardo Berdejo, las diligencias policiales sean realizadas adecuada y prestamente. Las mujeres no somos objetos ni sujetos sin voluntad, si un hombre quiere tener sexo lo debe de pedir y atenerse a que nosotras también lo deseemos. Lo demás es atentar contra la libertad sexual y eso es delito.

Leer también: TESTIMONIOS DE 5 MUJERES QUE DENUNCIAN POR ABUSO SEXUAL AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO

Renzo Tello García, de 21 años de edad, es investigado por intento de feminicidio

A pesar del feroz ataque a su expareja ambos continuarán viéndose en la PUCP, donde estudian Derecho. La universidad, incumpliendo su reglamento, le habría dicho a la víctima, que Tello García no será suspendido hasta que no acabe la investigación

«Intentó ahorcarme 3 veces, me tiró al piso, me arrastro de los cabellos, me arrancó la ropa, me mordió toda la cara, me dijo que por qué tenía los pechos hinchados, que si estaba embarazada no era de él; también me mordió los senos, los genitales, todo el cuerpo. Me dio puñetes en el abdomen. Me gritaba que era una perra, una cochina, que me iba a sacar la mierda».

Y lo hizo, Renzo Tello García de 21 años de edad y estudiante de noveno ciclo de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), le sacó realmente la mierda a su expareja. La madrugada del 9 de septiembre último ella fue a su departamento, él vive solo y habían quedado en verse, como lo venían haciendo de manera esporádica desde que hace un par de meses terminaron su relación ─afirmó ella a teleoLeo.com.

«Me pegó durante 3 horas, sólo paraba para reclamarme por su celos enfermizos, luego volvía a pegarme, a escupirme y a morderme. Yo estaba en shock, ni grité. Esta no es la primera vez que me pega, una vez la policía fue a su departamento porque los vecinos, al escuchar mis gritos, los llamaron, pero cuando llegaron yo dije que estaba bien, insistieron, pero dije que todo estaba bien y se fueron», explica ella.

La joven víctima de la brutalidad de Renzo Tello García dio su testimonio a teleoLeo.com. Su voz a sido distorsionada porque no quiere ser identificada

Denuncia policial

El 10 de septiembre ella denunció a Renzo García Tello en la comisaría de Pueblo Libre y allí registraron la denuncia por Delito contra el cuerpo y la salud en tentativa de Feminicidio.

Examen legista

Ella pasó luego por un examen legista y otro psicológico. El primero describió 17 lesiones sufridas durante las 3 horas en las que fue, ahorcada, arrastrada, mordida y golpeada por Renzo Tello García.

Heridas

Así quedo ella luego de haber sido maltratada durante 3 horas por su expareja.

Llevo un tiempo visibilizando casos de violencia de género y violencia sexual y este es el primero en el que el resultado del médico legista evidencia 17 lesiones en el cuerpo de una víctima. En el caso que más lesiones recuerdo, se señalaban 4 y se trataba de una violación sexual. Casualmente, el agresor también era un estudiante universitario: No es no, pero la justicia tampoco lo entiende

Examen psicológico

El examen psicológico confirmó el daño emocional a consecuencia de las lesiones sufridas y señala: «[…] su expresión facial refleja tristeza, que no sostiene la mirada y que no controla el llanto y remarca. Su expresión facial es congruente con su relato» y concluye que ella ha sido víctima de intento de feminicidio.

Protección y alejamiento

Otorgarle medidas de protección e «impedir el acercamiento del presunto agresor a la usuaria (denunciante)», son algunas de las recomendaciones del examen psicológico, sin embargo, mantenerse alejada de Tello García es imposible.

La PUCP, universidad en la que ambos comparten clase, ha dicho a la víctima que la protegerán, pero que no suspenderán de clases a su agresor hasta acabar las investigaciones, pues ─según dicen─ no pueden despojarlo de su derecho a la educación.

La PUCP: ¿incumple su reglamento?

La PUCP en su Reglamento para la prevención e intervención en los casos de hostigamiento sexual aplicable a estudiantes y docentes contempla el «impedimento de acercarse a la víctima» por parte del denunciado, no dice nada respecto a que la investigación del caso deba de concluir antes de tomar esta medida, sólo dice que «el denunciado podrá apelar la resolución de separación preventiva».

Y si a la PUCP no le queda claro lo que debe hacer con Renzo Tello García, su hermana en Ecuador, la PUCE también contempla «la separación preventiva inmediata de la persona denunciada o de la víctima hasta la resolución del caso», lo cual tampoco es del todo justo porque quien ha sido agredido no debería de ser separado de sus actividades cotidianas.

Será porque la víctima no tendría que sufrir ningún tipo de alteración académica, que en el Protocolo de actuación frente a los casos de violencia de género de la PUCE, hay otro párrafo que dice: «[…] se deberá dar facilidades a quien denuncia para que cumpla con sus responsabilidades académicas».

Renzo Tello García: Culpable

Ella está devastada, asustada, le duele todo el cuerpo, no puede dormir, no contiene el llanto y encima sufre porque para continuar con sus estudios deberá enfrentarse cada día al miedo de saber que en cualquier pasillo, en cualquier jardín o en cualquier espacio de su universidad puede curzarse con su agresor. Ojalá, la PUCP, recapacite, pues aunque como ella dice se están haciendo cargo de su defensa legal, no la están protegiendo manteniéndola cerca de Renzo Tello García.

Veinticuatro horas después de publicada esta nota, la PUCP emitió un comunicado: LA PUCP REACCIONA A LA DENUNCIA DE TELEOLEO.COM POR INTENTO FEMINICIDIO QUE INVOLUCRA A UNO DE SUS ALUMNOS

Testimonios de 5 mujeres que denuncian por abuso sexual al activista Gerardo Berdejo Cavagnaro

Gerardo Berdejo Cavagnaro, arquitecto, cofundador del Proyecto Libertad para la protección de animales, activista vegano, gerente general del restaurant “Coma y Punto” y profesor del instituto Cibertec, ha sido denunciado en teleoLeo.com por abuso sexual. Cinco mujeres se atrevieron a dar su testimonio luego la primera denuncia publicada en la página #MeToo-Perú.

Abriendo la caja de los truenos

«Yo conocí a Berdejo en un grupo de activismo vegano, él es de los mayores, para mí era un ejemplo. Hasta ha participado en talleres de capacitación para nuevos activistas. Siempre demuestra su amplio conocimiento en distintos temas. Se le percibe como una persona centrada, inteligente […] Creí que estaba a salvo y podía confiar en todas las personas del grupo, pues al tener la ética como base, de cual él habla mucho, pues todos serían buenas personas, pero él no lo es» ─dice la denunciante que comenzó todo con su testimonio en #Metoo Perú.

«Voy a explicártelo todo, con más detalle de lo que hice en mi denuncia inicial en #MeToo» ─dijo ella a teleoLeo.com. Lamentablemente, el abuso de Berdejo no era el primero que había vivido. «Yo he sido víctima de abuso sexual antes, llevo tratamiento psicológico y psiquiátrico y él lo sabía. Yo nunca desconfié de sus manera cariñosa de tratar porque como ha viajado y vivido fuera, pues pensaba que era así por eso. Él me daba abrazos muy “sostenedores”, pero luego fui notando que no era igual con todo mundo».

Según ella, Berdejo la invitó un día a su casa para que lo ayude con su trabajo, aceptó porque el la necesitaba y porque no sospechó nada malo. «Al acabar de almorzar se sentó muy cerca y me abrazó, yo no dije nada, no quería que se sienta mal, me seguía abrazando, mientras yo intentaba alejarme, me comenzó a besar la mejilla, de pronto me volteó la cara y me besó en la boca, me sorprendí y volteé, no dije nada, pensé que quizá lo había imaginado».

Pero la cosa no quedó ahí. «Berdejo colocó su mano en mi pierna, cerca a mi vagina, puso mi pierna sobre la de él, no sabía cómo quitarla sin que se dé cuenta. Me volvió a besar, le dije que tenia que irme, que tenía cosas que hacer, me dijo que me quede. Sentí su mano en mi cadera, me besó de nuevo, me paré diciendo que era tarde; me abrazo por detrás, besándome el cuello mientras me tocaba el vientre. Yo me quería ir, pero me volteó y me puso contra la pared frente a él, ahí fue cuando quiso poner su miembro entre mis piernas, a la altura de mi vagina».

Ella confiesa que se sintió profundamente asqueada, estaba volviendo a ocurrir, estaban volviendo a abusar de ella. «Me dio asco, me desesperé, pero no quería que sepa que estaba asustada; le repetí que debía irme. Me preguntó cuando iba a volver, le dije que tenía que ver mis horarios. Me acompañó al paradero. Al llegar a casa sentía tanto asco de mí misma que me bañe con agua fría. Toda esa semana me volví a autolesionar, recuerdo que en una crisis llegué a hacerme más de 100 cortes en una noche».

Según ella Gerardo Berdejo Cavagnaro no entiende el daño que hace al abusar de las mujeres. «Él no es consciente del mal que me hizo, creo que piensa que porque era amable tenía derecho sobre mí. Él sabía que yo era vulnerable y se aprovecho de eso». Y no es extraño, los depredadores sexuales buscan justamente personas frágiles, a las cuales seducen a través del cariño, de la cercanía, y una vez ha establecido un vínculo de confianza se quitan la piel de cordero y dejan al descubierto al lobo deseoso de someter y de demostrar su poder.

También leer: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

Inmediatamente que este testimonio fue publicado en #MeToo-Perú, Berdejo intentó desprestigiar a esta joven diciendo que su denuncia era falsa y eso provocó la reacción en cadena de otras mujeres. En las siguientes horas, teleoLeo.com recogió varios testimonios, ellas sólo querían dejar patente que la denuncia era real porque también habían sido sus víctimas.

«Gerardo me hizo lo mismo»

«Fui a su casa, habíamos quedado para conversar y almorzar, era la primera vez que lo veía a solas. Todo empezó normal, conversamos y hasta ahí todo bien. Sin embargo después de un rato me paré a ver algo que llamó mi atención. El se paró, se acercó y sobó su miembro detrás mío». Ella es otra de las mujeres que desde este miércoles 11 de septiembre denuncian por abuso sexual a Gerardo Berdejo Cavagnaro.

Este es otros de los testimonios que TeleoLeo.com ha recibido de varias mujeres que acusan a Berdejo por abuso sexual. «Yo me quedé helada» ─dice la denunciante. «No sabía si lo que pasaba era real, o no, estaba confundida; luego de eso fuimos a la cocina, me puse de espaldas a la pared para evitar que me tocase, seguimos conversando. Él sabía que yo sufro de depresión, me preguntó cómo estaba, le dije ─bien, en ese momento se acercó, me tomo por la cintura y me dijo ─¿segura que estás bien?, me arrinconó contra la pared, no sabía qué hacer, me congelé, me asusté».

Ella dice que luchó y logró zafarse. «Me alejé y me crucé de brazos, luego nos sentamos en la sala a comer, él recibió una llamada y yo me abracé a Olivia, su perrita, cuanto más me rodeaba con su brazo, más me aferraba a la perrita; me puso la mano sobre la pierna varias veces, la situación era absolutamente incómoda, así que le dije que tenía que irme y aunque insistía, le repetí que tenía que irme. Me sentí culpable pues un ex enamorado mío me decía que no debía ir a la casa de un hombre yo sola sin que esté su pareja»

Esta recomendación hizo que ella se sintiese tan avergonzada, que no le contó a nadie lo ocurrido, salvo a una amiga. «Estuve bastante tiempo negándome a la idea de que había sido víctima de un abuso». Esta reacción es normal, la mayoría de mujeres víctimas de abuso sexual, siente que ha sido su culpa porque nos educan diciéndonos que nos violan por como nos vestimos, hablamos o incluso por como reímos; en definitiva, nos crían pensando que somos la tentación y por ende las responsables de los abusos cometidos contras nuestros cuerpos.

«Yo también fui abusada»

«Conozco a Gerardo Berdejo desde el incendio de Cantagallo. Yo fui como voluntaria para ayudar a los animalitos, él estaba allí; luego me agregó a Facebook, me parecía alguien respetable por su activismo» […] «Un día me invito a su restaurante, “Coma y punto”, que acababa de inaugurar, llegue un poco tarde porque estaba ocupada, pero no quería fallarle, lo consideraba mi amigo. Cuando llegue estaba cerrando, me hizo pasar y cerró; me invitó algo de comer y comenzó a acercarse mucho» ─dijo una tercera denunciante a teleoLeo.com

«Su extrema cercanía me incomodó así que pensé en irme, él insistió en que me quedará. Terminé de comer, él apagó las luces, me puso contra una mesa, comenzó a besarme, intentaba quitarme la ropa, yo le decía que no, pero él seguía. Luego me volteó, sacó su pene y comenzó a frotarse en mí. Forcejeamos, no paraba de intentar quitarme la ropa» […] «Estaba muy asustada, le recriminaba lo que me hacía si tenía novia y me dijo que tenían una relación abierta». Pero, ¿tener una relación abierta da derecho a abusar de quien no quiere tener sexo?

Según ella, Gerardo ni siquiera utilizó preservativo. «Le pregunte por qué ni siquiera se cuidaba, me dijo ─no pasa nada porque me han hecho la vasectomia, yo le dije que también había enfermedades de trasmisión sexual, pero él dijo que no me preocupe que él estaba sano. Luego de esa conversación seguí forcejeando hasta que me soltó, pero cerca a la puerta intentó otra vez abrazarme por detrás y cuando logré pararlo e irme me sentí culpable por haber aceptado estar a solas con él».

Esta mujer también afirma que cuando conoció a Berdejo no estaba bien emocionalmente y él lo sabía. «Tenía problemas con mis padres y con un ex que quería denunciarme por difamación luego de haberlo denunciado por golpearme». Ella es otra de las víctimas propicias de este señor que con todas las denuncias en su contra confirmaría el perfil de depredador sexual. «Nunca lo denuncié porque él es muy respetado en la comunidad animalista, pero ahora que veo más denuncias me animo a hacerlo».

TeleoLeo.com también recibió unas capturas de pantalla de una cuenta de Fecebook creada para denunciar a Gerardo Berdejo Cavagnaro

Una más en #MeToo-Perú

Este jueves, el portal #MeToo Perú publicó una nueva denuncia, otra joven denunciaba a Gerardo Berdejo Cavagnaro. «Hace dos años, apróximadamente, entré al grupo Lima Vegan, él fue una de las primeras personas que me habló porque era el administrador. Yo no conocía a nadie de ese grupo y él se ganó mi confianza rápidamente. Después de unas semanas me propuso enseñarme recetas veganas, y yo tonta, le creí. Fui a verlo creyendo que en verdad me daría una clase, pero nunca hubo una olla cerca».

La joven dice que tomaron algo y que como había química entre los dos no lo rechazó cuando la besó, pero cuando quiso parar él no la escuchó. «Comenzó a tocarme, yo no quería, pero él insistía y cedí. Dejé que me tocara, que me quitara parte de la ropa, yo le decía que no, lo detuve varias veces, pero tuve miedo, estaba sola en un lugar desconocido con un hombre mucho más grande y más fuerte que yo» […] «Tenía todas las de perder. Recordé un programa policial donde decían que en casos así era mejor no intentar escapar para evitar mayor violencia».

Ella dice, además, que tuvo mucho medio y que él logró violarla. «Finalmente estuvo dentro de mí unos minutos hasta que alguien tocó la puerta y pude vestirme. Yo estaba muy nerviosa, dije que debía irme. Él seguía insistiendo en que me quedase, pero me dejo ir».

Ella es otra de las víctimas de Berdejo que se siente culpable por haber sido abusada. «Durante mucho tiempo he cargado con la culpa y con el miedo de ser juzgada por estar en un lugar a solas con un hombre. Sé que muchos dirán que sabía a qué iba, que me lo busqué, además, no iban a creerme porque era su palabra contra la mía, pero él es así. A todas nos dice que tiene una relación abierta con su pareja y se gana el cariño y la confianza por ser una persona relativamente importante». Otra vez el lobo disfrazado de cordero amigable.

Como las demás víctimas de Berdejo, ella dice que ahora se atreva a hablar porque no es la única que ha sido abusada por él. «Hoy me atrevo a contarlo para que las otras víctimas no se sientan solas. Yo les creo porque yo lo viví».

Eyectado

Lima Vegan, el grupo mencionado por esta última víctima, es una página de Facebook de gente vegana de la que Gerardo Berdejo Castagnaro era administrador hasta este 11 de septiembre. A raíz de la primera denuncia publicada en #MeToo Perú y de la que ellos también se hicieron eco, Berdejo fue expulsado de ese espacio y además han publicado un comunicado en el que se han puesto al lado de las víctimas.

Mutis

TeleoLeo.com también intentó obtener alguna respuesta de Berdejo a través de su buzón de Facebook. El ‘check’ en color azul al lado de la imagen demuestra que ha visto mi mensaje pero no lo ha respondido.

Pronunciamiento

La colectiva Paro Internacional de Mujeres-Perú, a través de su página de Fecebook ha hecho publico un pronunciamiento en contra de los abusos cometidos por Gerardo Berdejo Cavagnaro y solicita firmas para lograr que sea despedido de su trabajo como profesor de Cibertec, instituto de enseñanza de informática donde el activista podría estar en constante contacto con potenciales víctimas.

¿La libertad de los animales vale más que la libertad de las mujeres?

En la información de la página Proyecto Libertad, de la cual Berdejo es administrador, se afirma que se trata de «una organización que trabaja por lograr respeto para todos los animales a través de investigaciones que sacan a la luz lo que la industria oculta a la sociedad. A la par desarrollamos una labor educativa que muestra el lado positivo de respetarnos los unos a los otros». Si Berdejo hubiese hablado conmigo, le habría preguntado, cómo esto de «respetarnos los unos a los otros» encaja con abusar sexualmente de las mujeres vulnerables a su alcance.

También leer: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

Promsex aparta a Jerónimo Centurión de sus filas

Tras una denuncia por intento de violación y de una investigación interna que ha durado 3 meses, la ONG feminista emitió un comunicado divulgado con gran alegría por medios conservadores

Los provida que defienden la vida por venir y no la de la mujer que la alberga, los conservadores que hablan de una ideología de género inexistente, los detractores de cualquier avance en favor de la igualdad entre hombres y mujeres se frotan las manos y hasta las plantas de los pies. Promsex ha separado definitivamente de sus filas a Jeronimo Centurión, presidente del consejo directivo de la ONG feminista.

Los hechos

A mediados de mayo de este año, a través de la páginas de Facebook de #MeTooPerú y de #NiUnaMenos, una mujer costarricense denunciaba a Centurión por haber intentado abusar sexualemente de ella, en un viaje de trabajo. Tras conocerse el hecho, Susana Chávez, presidenta ejecutiva de Promsex, dijo que sabía que de una situación de acoso, pero no de intento de violación. Horas después la ONG anunciaba una investigación.

Sin embargo, el acoso sexual es un tema que también se debe investigar y sancionar siempre, sobre todo, si el acusado es el presidente de un ONG feminista. Cosa que en este caso Susana Chávez no habría hecho, según ella misma manifestó a teleoLeo.com en una entrevista, pues no actuó hasta que la denuncia no estalló en las redes.

Según la costarricense, ella nunca presentó denuncia policial en contra de Centurión porque ambos se encuentran en países diferentes, sin embargo, se había animado a explicar su experiencia porque sabía de otra mujer, colaboradora de Centurión, que también lo acusaba por una situación similar.

Investigación interna

Después de casi tres meses, este 9 de agosto, Promsex publicó un comunicado en su página institucional mediante el cual separaban a Centurión de la organización. «La Asamblea General de Asociados de PROMSEX, acordó por unanimidad separar y excluir definitivamente a Jerónimo Centurión Aguirre […] La Comisión Investigadora concluyó que el Sr. Centurión transgredió límites indispensables en las relaciones de trabajo».

Según el comunicado, Centurión, además, «no adoptó medidas correctivas de forma inmediata, no valoró los daños provocados por sus actos y brindó información incompleta de los hechos a la institución. El mismo Sr. Centurión admitió ante la Comisión Investigadora haber cometido errores graves como asociado de PROMSEX y como proveedor de la asociación».

Conducta inaceptable

La ONG también señala que la conducta de Centurión ha sido «irresponsable e inaceptable y no corresponde a la que se espera para cualquier persona vinculada a PROMSEX».La ONG asegura que tiene políticas en contra del acoso y hostigamiento sexual, consignadas en sus Estatutos, su Código de Conducta contra la Discriminación y las Violencias de Género, y su Reglamento Interno de Trabajo.

Sin embargo, debido a lo ocurrido y al tiempo que han tardado en tomar una decisión, Promsex anuncia que en prevención de posibles denuncias en contra de sus trabajadores y asociados, tomarán medidas: «Mejoraremos nuestros protocolos para que se determinen los pasos a seguir de manera automática y sin discrecionalidad, dejando constancia de lo actuado y limitando la exposición al riesgo de la denunciante»

Promsex también afirma que no han recibido ninguna denuncia formal en contra de Centurión, pero que siempre estarán al lado de las víctimas. «Aunque no le compete comprobar la veracidad de este y otros hechos imputados, la asociación está dispuesta a acompañar a las víctimas en caso ellas decidan hacer una denuncia formal ante los órganos jurisdiccionales pertinentes».

Provida y defensores del patriarcado

Y volviendo a los provida y azuzadores de ideologías inexistentes, los abusos denunciados en contra de Centurión, cometidos cuando ostentaba el cargo de presidente del consejo directivo de una de las ONG feministas más potentes de Perú, les ha venido como anillo al dedo para enarbolar su bandera conservadora plagada de prejuicios patriarcales y ondearla, derramando su infinita intolerancia.

Los abusos de los que se le acusa a Centurión son imperdonables, máxime en alguien que como él ostentaba un cargo en una organización que tiene como objetivo luchar por el bienestar de las mujeres, ahora bien, su separación de la ONG y el comunicado emitido, aunque han tardado, son una muestra por parte de Promsex de intentar reconducir la situación y salir lo menos manchados posibles de la misma.

Moraleja

Esperemos que de con los nuevos protocolos de actuación que anuncia la ONG, pueda reconocer y atajar cualquier situación de abuso, acoso o violencia que provenga de sus integrantes, sobre todo porque, en el pasado, otro de sus directores también fue acusado agresión sexual.

La mujer del César no sólo ha de ser buena, también lo ha de parecer y en un país como el Perú donde las denunciantes son atendidas tarde y con desgano, una ONG como Promsex no se puede dar el lujo de no vigilar a la gente con la que trabaja.

También leer:

LA DENUNCIA DE VIOLENCIA SEXUAL CONTRA JERÓNIMO CENTURIÓN, DIRECTIVO DE PROMSEX, PONE EN EL PUNTO DE MIRA A LA ONG FEMINISTA [ENTREVISTA DE AUDIO]

“PROMSEX NUNCA ME AMONESTÓ”, ASEGURA JERÓNIMO CENTURIÓN SUSPENDIDO DE LA PRESIDENCIA DE LA ONG POR UNA DENUNCIA DE AGRESIÓN SEXUAL

SEGÚN PROMSEX Y ACCEDER, JERÓNIMO CENTURIÓN MIENTE

OTRA MUJER DENUNCIA A JERÓNIMO CENTURIÓN, AÚN PRESIDENTE DE PROMSEX

JERÓNIMO CENTURIÓN PODRÍA SER EXPULSADO DE PROMSEX

Se tira por las escaleras para que no lo deje. La encierra para que lo escuche. Ya no están juntos, pero él no se resigna: la acosa [Videos]

Fueron compañeros de trabajo y pareja. Ella lo dejó porque él era ‘amable’ con el gerente que la acosaba. Tres meses han pasado y no deja de asediarla. Ella ha pedido garantías para su vida, pero se ha topado con la ineficacia e insensibilidad de los operadores de justicia

“Tuve una relación sentimental con Alberto Corbetto, excompañero de la empresa Milenial, estuvimos apenas 6 meses pero eso fue suficiente para huir de su lado. Primero, nunca me defendió del acoso del gerente, es más normalizaba sus actos al mantener una relación amical con él, por eso lo dejé y por eso me encerró en la oficina, según él quería que habláramos, que no termináramos; tuve mucho miedo, estábamos solos y pensé que me podía hacer algo”.

Ella es Lucella Cevasco y el encierro en la oficina no fue la primera muestra de manipulación y violencia por parte de Corbetto. “En febrero de este año también intenté acabar la relación, él se enojó mucho, tiró su celular al piso y se tiró por las escaleras. Yo agarre mis cosas y me fui, él me lloró y juró que jamás se volvería a comportar mal, ingenua, le creí”. Sin embargo, en mes después, intentando evitar lo inevitable, estando los dos solos en la empresa, la encerró para obligarla a escucharlo.

Desde marzo de este año, Alberto Corbetto ha intentado hablar con Lucella, ella lo ha bloqueado de todas sus redes, él ha ido a buscar a su hermana para que interceda, le ha enviado mails y mensajes. Este fin de semana ella cambió de teléfono, él se enteró y el lunes se apareció en su domicilio para pedirle explicaciones. “Vino a buscarme a casa, mi mamá le dijo que se fuera y él dijo —que salga ella y me lo diga, salí y le dije que iba a llamar a serenazgo, se quedó allí, sin aceptar un “no” por respuesta.

TeleoLeo.com habló con Lucella y en la conversación no sólo explica el acoso al que la estaría sometiendo Alberto Corbetto, también se queja de los operadores de justicia que no le han hecho caso. “Fui a pedir medidas de protección y me dijeron que sufrí acoso, pero que como el día que me encerró no hubo agresión física, que averiguarían lo que pasó y si el fallo no era a mi favor pues que tendría que arreglar yo misma mi problema”.

Alberto Corbetto, en su desesperación por volver con Lucella, hizo que una actriz a la que conocía por motivos laborales, grabará un mensaje intercediendo para que Cevasco hable con él. Lucella se ha comunicado con ella y le ha explicado el acoso del que sería víctima por parte de Corbetto. Según Lucella, la actriz le pidió disculpas, se ha solidarizado con ella y le ha dicho que la ayudará a hacer público su caso.

A continuación las capturas de pantalla que ha recopilado Lucella Cevasco

Este es el mensaje que envió a su amiga, el 27 de marzo de este año, para que la rescatase cuando Corbetto la encerró en la oficina. Su amiga le contesta que no puede ir a buscarla y le pide permiso para llamar a la policía.

Luego de lo ocurrido Corbetto le escribió un mensaje pidiéndole disculpas y excusándose de haberla encerrado porque no quería perderla. O sea: ¿más te quiero, más te encierro y te obligo a escucharme?

Lucella también le increpa haber hecho que la actriz Patricia Barreto grabé un mensaje pidiéndole que hable con él y le dice que tendría que haberle explicado que la había encerrado y que la acosaba.

Lucella Cevasco terminó la entrevista llorando, temiendo por su vida, y es que en lo que va del año en Perú, hasta el lunes 10 de junio, 74 mujeres habían sido asesinadas por su parejas o ex parejas, es decir, más de 10 mujeres por mes. Lucella no quiere ser parte de esta nefasta lista, ella no quiere ser otra Eyvi quemada en un autobus por un hombre rechazado, por eso levanta la voz pidiendo ayuda. Esperemos que las autoridades competentes la escuchen y la ayuden.

La mala atención de los operadores de justicia para registrar la denuncia de Lucella confirma una vez más la falta de protocolos para la atención de la violencia machista. Los micromachismos que enfrentamos las mujeres siempre son indicios de una violencia mayor y deben ser combatidos, sólo dándoles importancia se comenzará a luchar contra la violencia estructural a la que nos enfrentamos cada día.

Zejo Cortez habla en exclusiva con teleoLeo.com. “Yo no he violado a nadie”, afirma y cree que hay alguien detrás de las denuncias [Audio]

El “poeta, dramaturgo y literato” ha decidido romper su silencio dando una primera entrevista a este sitio web de noticias. “Nadie más me ha buscado para dar mi versión y agradezco que tú lo hayas hecho”, esas fueron sus primeras palabras de una conversación en la que se declara inocente de todo 

En esta primera entrega, Zejo Cortez me pide hablar sólo de las denuncias por violación sexual en su contra, que ya son tres. TeleoLeo.com ha accedido a unas capturas de pantalla donde otra mujer declara haber sido violada por Cortez en junio de 2016, en un hotel de miraflores. Él niega todo. “Yo nunca he violado a nadie, conozco de cerca algunos casos de violación y por eso mismo, porque sé del sufrimiento que provoca, soy incapaz de hacerle eso a una mujer. Se ha hablado tanto de mí y no ha habido ningún medio que haya buscado mi versión, sólo tú por eso te doy la entrevista”

“Ahora incluso ha aparecido un hombre que dice que también le hice algo y por todas las mujeres que me denuncian ya se ve que gay no soy. Yo tengo amigos gays, pero lamentablemente no lo soy”, manifiesta Cortez.

Capturas de pantalla de la tercera mujer que también denuncia haber sido violada por Zejo Cortez.

Cortez afirma que no todas las denuncias publicadas en su contra han sido formalizadas. “Sólo hay dos denuncias en la Fiscalia, una la de la primera mujer que me denuncia en redes a finales de abril y la otra es la de Fátima Foronda”, caso revelado por teleoLeo.com a principios del pasado mes de mayo. “La primera mujer ha sido citada a la Fiscalía y no ha acudido, yo sí lo he hecho, porque me he presentado en todos mis procesos, así que lo único que hay respecto a esta denuncia es una publicación en la página MeToo”.  

Entre estas denuncias Cortez no contabiliza las 3 presentadas por su ex pareja por maltrato físico, incluso cuando estaba embaraza. “De eso me comprometo a hablar contigo en un siguiente entrega, no quiero hablar sin pruebas en la mano y necesito recolectar todas las que tengo para mostrártelas, así como he hecho en el caso de Fatima Foronda con las capturas de pantalla que te he enviado y en las que puedes ver que había una relación entre nosotros”, aseguró Cortez.

Minuto de gloria

Zejo Cortez también dice que sospecha que hay alguien detrás de las denuncias en su contra y dice que trabaja para encontrarlo y aseguró que el afán de Foronda de denunciarlo es buscar minutos de fama. TeleoLeo.com habló de todo esto con Cortez durante más de 30 minutos, escuchen y juzguen ustedes mismos. En una próxima entrega hablaremos de las denuncias por maltrato físico a su ex pareja y las de acoso manifestado por otras mujeres a teleoLeo.com, sin embargo, él sólo le da importancia a las que han sido presentadas ante la policía y la justicia.

Entrevista a Zejo Cortez

¿Caído en desgracia por sus propios méritos? Eso es algo que las investigaciones policiales y judiciales tienen la tarea urgente de dilucidar y castigar en caso de hallarlo culpable pues son varias las mujeres que han salido a denunciarlo.

Ya saben, mujeres que denuncian a Zejo, a él no le importa lo que salga en redes, él sólo responderá a las denuncias formales. Así que, la que tenga que denunciar que lo haga legalmente o calle para siempre.

Capturas de pantalla con las que Zejo Cortez pretende demostrar su inocencia

Amor

El periodista me ha enviado las capturas que menciona respecto a la relación que, según dice, tenía con Fátima Foronda, en ellas ambos se hablan de manera cariñosa, a veces, disgustados, otras, porque él prometía verla y luego, según le decía, se le complicaba el día y cancelaba la cita. Entre las capturas de pantalla también hay algunas en las que ella le confiesa su amor e inseguridad porque cree que él piensa que ella es poca cosa.

Fatimadicequeloquisoperoyanoquierenada (3)

En esta captura ella le dice “así como llegaste con mentiras” y es que según declaró Foronda a teleoLeo.com, en la entrevista donde revela haber sido violada por Cortez, él se le acercó a ella diciéndole que quería entrevistarla sobre la fundación que tiene en favor de niños enfermos y desfavorecidos, y a ella eso le encantó porque pensó que era muy gratificante e interesante para la labor que desarrolla, que un medio grande como La República se interesase en su fundación, sin embargo, esa entrevista nunca se publicó.

Cortez ha insistido en que publique las conversaciones que mantuvo con Foronda durante el tiempo que se frecuentaron, porque supongo que con ellas pretende demostrar que no necesitaba violarla porque ellos ya tenían ‘algo’, sin embargo, una cosa no necesariamente descarta la otra. Sí el tener una relación con alguien fuese impedimento para hacerle daño, no hablaríamos de tantas mujeres maltratadas por su parejas y hasta asesinadas.

JuegasConMisSentimientos (2)

Sólo sí es sí

Repito para que quede claro, que, el que haya una relación de pareja o de amistad no prueba que no haya habido un acto sexual forzado, todos sabemos y los que no lo saben tomen nota: Sólo sí es sí. No importa si se trata de una pareja de novios, esposos, convivientes, amigos cariñosos o vecinos con derecho a roce. Que haya una ‘relación’ no quiere decir que siempre hay consentimiento. Así que más que las capturas hablarán las investigaciones. 

Consentimiento positivo:

Y el consentimiento positivo ya es algo que recogería el Código Penal peruano, aunque con limitaciones. En agosto de 2018 la Comisión Permanente del Congreso de La República aprobó una serie de modificaciones a la Ley para fortalecer la prevención y sanción de los delitos contra la libertad sexual, entre ellas, que no eran necesarios la amenaza o la violencia para que alguien se enfrente a cargos de violación.

También incluyó el concepto de libre consentimiento

Artículo 172 Violación de persona en incapacidad de dar su libre consentimiento: El que tiene acceso carnal con una persona por vía vaginal, anal o bucal o realiza cualquier otro acto análogo […] conociendo que está impedida de dar su libre consentimiento por sufrir de anomalía psíquica, grave alteración de la conciencia, retardo mental o que se encuentra en incapacidad de resistir, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de veinte ni mayor de veintiséis años.

Esto es un avance, sin embargo, los legisladores peruanos podrían haber ido más lejos y haber señalado expresamente que cualquier acto sexual sin consentimiento de una de las partes es una violación sexual, aunque haya de por medio una relación sentimental.  Países como Suecia es puntero en el consentimiento positivo, pues en 2018 aprobó una nueva ley en la que se consideraba como violación al acto sexual en el que una de las personas no participe libremente. El Código Penal español también recoge que la falta de consentimiento conlleva delito sexual.

“En años recientes, el consentimiento sexual ha sido considerado una llave maestra para evitar la violencia sexual en las relaciones sexuales. En 2014, Jerry Brown, gobernador de California, aprobó una ley para agregar la sección 67386 al Código de Educación. Ésta incluye la primera definición de “consentimiento afirmativo” en Estados Unidos de América. Para ser válido, la aquiescencia debe ser explícita, afirmativa, consciente, voluntaria y la existencia de un noviazgo no debe asumirse como indicador implícito de consentimiento“.

Desamor

Pero Cortez también me envía una captura de pantalla en la que Fatima Foronda le dice que no quiere nada con él.

Noquieroestarcontigoporquemehacesdaño (3).png

¿Foronda acosadora?

Cortez también me dice que Foronda lo acosaba, le reclamaba que no la llamase y para demostrarlo me envía una captura de pantalla en la que ella, en efecto, le reclama no haberse comunicado con ella, sin embargo, este pantallazo corresponde al final de una conversación que ambos mantienen durante varias horas.

Foronda ya no quiere nada con Cortez y le envía un mensaje para devolverle un anillo que le había regalado, él queda en llamarla para pasar a su casa a recogerlo, ella vuelve a su domicilio, cancela una reunión para estar disponible cuando él pueda ir, pasan las horas, él no la llama y ella acaba enviándole un mensaje en el que le reclama no respetar su tiempo y haberla tenido esperando durante horas sin aparecer ni llamarla.

Ellalereclamaquenotengatiempoparallamarla (2).png

“No soy el segundo de La República”

Cortez también desmiente lo dicho por Fatima en la entrevista a teleoLeo.com, en el sentido que él se hacía pasar por ser “el segundo de La República”, y es que en una oportunidad ella le pide que entreviste a un cantante de música andina y él le dice que lo tiene que derivar, “porque  no soy el encargado”.

YONODECIDOQUIENSALEENLR (3).png

Cortez la comunica a Foronda que esos temas los decide otra de las redactoras de La Contra, espacio en el que Zejo Cortez trabajó como redactor hasta que fue despedido cuando aparece la primera denuncia por violación. Fuentes del diario dicen que en ese programa de entrevistas no había nadie especializado en ningún tema y que todos los redactores tienen las mismas responsabilidades, pues no había temas exclusivos asignados a ninguno de ellos.

LauraTarrilloAprubaEntrevistas (2).png

Leer también: Zejo Cortez vuelve a golpear a su ex pareja. Tercera golpiza, tercera denuncia por malos tratos [Audio]

Otra mujer denuncia haber sido violada por Zejo Cortez

El MIMP interpone denuncia penal contra Zejo Cortez por presunto delito de violación sexual

No más impunidad

El acoso y la violación sexual, así como el maltrato físico y psicológico tienen sendas leyes en el Código Penal peruano, sin embargo, la falta de persecución efectiva hace que estos delitos no sean castigados, es más, muchos casos mueren en la etapa de investigación fiscal. Es necesario que los legisladores y los operadores de justicia dejen sus particulares intereses, relacionados con cobrar la suya y entiendan que las mujeres necesitamos protección real y efectiva. Trabajen por nosotras, somos casi el 51% de la población.

Según el MIMP, en Perú, 65 de cada 100 mujeres han sufrido algún tipo de maltrato en alguna etapa de su vida