Profesor de la PUCP, Harold Farfán Reto, acusado de violación y acoso sexual por 3 alumnas y una compañera de estudios, afirma que todo es mentira

TeleoLeo.com ha tenido acceso al descargo del profesor en el que afirma que las denuncias en su contra son calumnias y, además, conmina a la PUCP a seguir con el ‘debido proceso’ pues se le está causando un «profundo daño»

Cuarenta y ocho horas después de que CEPREPUC suspendiese de sus funciones de profesor Harold Farfán Reto, debido a una denuncia por violación sexual y, a pesar, de otros dos testimonios ─publicados en teleoLeo.com─ en los que es acusado de acoso sexual, el profesor ha publicado un descargo asegurando que las acusaciones son falsas y conminando a la PUCP a que «cumpla a cabalidad con los procesos administrativos pertinentes».

Leer: PROFESOR DE CEPREPUC, HAROLD FARFÁN RETO, DENUNCIADO POR VIOLACIÓN Y ACOSO SEXUAL

Este lunes 19 de enero, luego de que la página “Se acabó el silencio- Humanidades PUCP” publicara una denuncia por violación sexual en contra de Harold Farfán Reto, profesor de CEPREPUC (Centro Preuniversitario de la Pontificia Universidad Católica) y criticara la actitud de universidad por no apartarlo de sus aulas, CEPREPUC emitió un comunicado en el que anunciaba la suspensión del profesor.

Tercera denuncia por acoso sexual

Una tercera joven que acusa a Farfán Reto de acoso sexual ha dado su testimonio a teleoLeo.com. «En una clase de teatro Harold deslizó lentamente su dedo sobre la planta de mi pie, me sentí extraña. Recuerdo su cara de curiosidad preguntándome en tono provocador si me había hecho cosquillas. Me quedé en shock, no creía lo que había pasado, él me doblaba la edad y yo no le había dado confianza».

Según este nuevo testimonio, el hecho ocurrió a principios de 2016, cuando ella se preparaba para postular a una de las mejores escuelas estatales de Lima. «Paralelamente decidí incursionar, por segunda vez, en teatro musical y allí conocí a Harold Farfán, quien también era parte del elenco. Nuestro primer contacto fue durante una clase en la que él fue mi compañero para hacer un ejercicio, siempre nos mirabamos y eso me hizo sentir cómoda para trabajar juntos».

Pasado un tiempo, una compañera de clase le mencionó a la joven, que Farfán Reto le hablaba de ella y ella comenzó a notar que cuando salían en grupo él no dejaba de mirarla. «Al comienzo, yo normal. Además, a raíz del trato en clase, me comenzó a gustar; hasta que un día cuando practicábamos un ejercicio me preguntó si alguna vez pensaba tener un novio para dejase de estar ‘estresada’, eso me hizo sentir muy incómoda».

Según la joven la primer señal de alerta del comportamiento de Farfán Reto llegó luego de haberse conocido un poco y fue la vez en la que que le cogió el pie sin su consentimiento. «Le dije que no me había gustado que me toqué así, sin permiso, él me pidió disculpas y me dijo que no me moleste, pero había sido inapropiado, además, yo tenía 19 años y él casi 30. Él sabía la diferencia de edad y sabía lo que hacía. A partir de ese momento nos fuimos distanciando».

Sin embargo, Farfán Reto parece que no cejaba en sus intenciones, sean estas las que fueren. «Necesitábamos copias de los guiones y él, como era profesor de la PUCP, las hacía en la universidad más baratas; una vez le escribí por whatsapp y le pregunté cuánto tenía que pagarle por las copias que me correspondían y me contestó: Más que cobrarte, lo que estoy pensando es cómo cobrarte. Cuando le mostré mi molestia por su respuesta, me volvió a decir que era una broma».

En otra oportunidad la joven confrontó a Farfán Reto por mirarle el trasero descaradamente. «Yo estaba de pie y él no dejaba de mirarme haciéndome sentir mal. ¿Estás mirándome el culo? ─le pregunté, él me dijo que sí, minimizando mi incomodidad, al punto de increparme diciéndome que yo era muy agresiva con él, porque le pegué debido a su frescura. Él siempre decía que yo tenía mal carácter, quizás para justificar mi molestia por como se comportaba conmigo».

TeleoLeo.com ha solicitado una entrevista a Harold Farfán para que expliqué a qué se deben estas denuncias en su contra y si a pesar de ser 4 las jóvenes que lo denuncian él se ratifica en que se trata de denuncias falsas. Esperemos que pueda contestar a nuestro requerimiento pues las acusaciones en su contra son bastante graves sobre todo para alguien que ejerce la docencia y está en constante contacto con menores de edad.

La PUCP también ha sido consultada por teleoLeo.com para saber cuál es el procedimiento que sigue respecto a las denuncias por violencia de género que recibe, y saber cómo y en qué casos puede actuar de oficio y en cuales no está facultada para hacerlo. Este jueves publicaremos sus respuestas. Por ahora nos han asegurado que siempre se posicionarán al lado de las víctimas tal y como lo afirman en el comunicado emitido.

Profesor de CEPREPUC, Harold Farfán Reto, denunciado por violación y acoso sexual

Y otra vez, la falta de reacción rápida y contundente de la PUCP frente a un caso de violencia de género en sus aulas, provoca la indignación de sus alumnos. TeleoLeo.com ha obtenido, además, el testimonio de otra alumna incómoda por el “seguimiento” del profesor

Este domingo 19 de enero de 2020, Harold Farfán Reto, de 31 años de edad, egresado de la especialidad de Lingüística en la PUCP y profesor de la CEPREPUC, centro preuniversitario de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), fue denunciado por violación sexual TeleoLeo.com intentó hablar con la denunciante, pero declinó dar su testimonio de manera directa: «Por seguridad no aceptaremos ningún tipo de entrevista ni nada externo a lo que pueda ser institucional».

La denuncia fue publicada en la página de Se acabó el silencio: Humanidades PUCP, donde la víctima narró como este profesor se acercó a ella cuando aún era menor de edad. «Lo conocí en un taller de teatro yo tenía 16 años, él se hizo mi amigo, pero insinuaba ser algo más a pesar de mi corta edad y acercándose cada vez más a mí de diferentes formas: entrando a los mismos talleres que yo, invitándome a su casa, abrazándome de la nada, etc».

Harold Farfán Reto dobla la edad a la joven y eso sumado a que él se convirtió en su profesor cuando ingresó a la CEPREPUC, hizo que se consolidará una relación de poder que, según ella, él aprovechó para manipularla emocionalmente, «hasta llegar a establecer un vínculo sexual, siendo yo una menor sin absoluto conocimiento sobre sexualidad y sin protección». Farfán Reto sigue trabajando como profesor en ese centro de la PUPC, ergo: en constante contacto con menores de edad.

La denunciante afirma que en septiembre del 2018 rompió el vínculo con Farfán Reto, quien no contento con ello insistía en contactarla a través de sus redes. «En una oportunidad, me invitó a su casa bajo manipulaciones de acompañarlo a cuidar a su perro y me dio alcohol para luego tener relaciones diciendo que no tenía pareja. Al enterarme de lo contrario, corté toda comunicación con él y busqué reconciliarme conmigo misma después del infierno que pasé por casi dos años».

Historia de una agresión

Pero Farfán Reto no se conformó con la determinación de la joven. «El 13 de abril de 2019, vía twitter, Harold Farfán me contactó ofreciendo ayuda con un trabajo del curso de Argumentación -porque la había pedido yo en redes sociales- le pedí que sea un viernes en la PUCP, pero cambió los planes para que sea un sábado. Me invitó a almorzar y junto con ello una cerveza; pedí la ayuda inmediata para mi trabajo, pero me dijo que lo veríamos después».

A partir de ese momento, las cosas descarrilaron para la joven y ocurrió lo que jamás habría imaginado. Según afirma, Farfán Reto la habría emborrachado y violado.

Luego de lo ocurrido, la joven dice que Farfán Reto la siguió buscando y enviando mensajes a través de sus redes y «stalkeando hasta a mi enamorado para saber de mi paradero pues, la última vez que lo vi, me dijo que “esperaba encontrarme algún día”. Lo bloqueé de todas las redes sociales». Según ella, la violación y los dos años de manipulación constante repercutieron en su autoestima, «integridad y estabilidad emocional generando constantes ataques de pánico y de ansiedad».

Leer también: RENZO TELLO GARCÍA, DE 21 AÑOS DE EDAD, ES INVESTIGADO POR INTENTO DE FEMINICIDIO

Rota por la agresión

La joven afirma también que la agresión sufrida la ha hecho víctima del miedo, la desconfianza y el aislamiento, pero lo más grave es que lo vivido la ha llevado a atentar contra sí misma y le ha dejado secuelas que esperemos un día pueda sanar. «He tenido 4 intentos de suicidio y múltiples autolesiones. En la actualidad y a consecuencia de todo, tengo diagnosticada depresión crónica y estrés post-traumático».

Según esta denunciante, ella no sería la única víctima de la manipulación emocional y de agresión sexual por parte del profesor. «Harold Farfán Reto, egresado de la especialidad de Lingüística en la PUCP, dictó en los salones del colegio Nivel A entre el 2015 y el 2016, en la actualidad enseña en la CEPREPUC, donde estudian chicxs de 15 a 19 años. Posee un perfil depredador hacia menores en situación vulnerable al tener antecedentes de “pulsear” a sus ex alumnas y relacionarse constantemente con menores que él: 13 años menor en dos casos y 7 en uno».

DAEs haz tu trabajo

Los administradores Se acabó el silencio: Humanidades PUCP comparten esta denuncia esperando que la DAEs, Dirección de Asuntos Estudiantiles de la PUCP, «responda y acelere el proceso para tomar las medidas correspondientes». Entre los comentario de la publicación DAEs, a través de Carla Sagastegui, jefa de la oficina de Asuntos Estudiantiles, pide contactarse con la víctima para informarse sobre el caso, pero le contestan que la joven ya les presentó su denuncia en 2019, «pero no le responden».

Leer también: LA PUCP REACCIONA A LA DENUNCIA DE TELEOLEO.COM POR INTENTO DE FEMINICIDIO QUE INVOLUCRA A UNO DE SUS ALUMNOS

Más denuncias

En la misma página otra mujer denuncia que cuando ella era estudiante de la CEPREPUC tuvo a Farfán Reto como profesor y que él la invitó a salir en varias oportunidades, ella no lo aceptó, pero al leer la denuncia por violación se asquea de que él aproveche su posición para abusar de las menores con las que, por su trabajo, mantiene constante contacto.

Otro comentario en el mismo sentido

Acoso denunciado a teleoLeo.com

TeleoLeo.com también pudo contactar con otra exalumna de la CEPREPUC que denunció haber sido acosada por Farfán Reto. «Yo estuve en la Ceprepuc, en el ciclo de marzo a julio de 2017, la profesora de redacción que nos tocó tuvo que retirarse y Harold Farfán Reto la reemplazó […] nos hacía participar, yo era una de las que participa y Harold siempre se acercaba a mi sitio con el afán de hablarme, mi compañero de carpeta se percató de mi incomodidad».

Ella dice que percibía que él no tenía con ella el trato de un profesor con una alumna. «Él se comportaba como si fuera mi amigo, me preguntaba cómo estaba y me saludaba donde me veía. Un día llegó mi cumpleaños y como mi enamorado quería darme una sorpresa, mi amigo le dijo al profesor que me canten el Happy Birthday, me avergoncé mucho sobre todo porque eso pasaba en su clase y cuando tocó la campana de descanso, Farfán Reto se acercó y me dio un beso y un abrazo».

Farfán Reto le preguntó a la joven cuántos años cumplía, 19 ─le dijo ella, «él me dijo que no me diría su edad, pero no se la había preguntado». La joven le explicó a su madre lo ocurrido, el comportamiento del profesor le incomodaba cada día más. «Que el profesor estuviese pendiente de mí siempre me desconcentraba, no me gustaba que estuviese detrás mío viendo todo lo que hacía; incluso mis compañeros de aula comentaban que se acercaba demasiado a mí».

Dejó las clases por su tranquilidad

Debido al acoso del cual se sentía víctima y en pro de poder sacar buenas notas para su ingreso directo a la PUCP, la joven optó por dejar las clases de Farfán Reto. «No asistí a sus últimas clases, tuve que llevar asesorías en un grupo de estudio. No me sentía cómoda llevando la clase con él y además él con su actitud impedía que estuviese tranquila y esas últimas semanas requerían de mi máxima concentración» […] «Yo era de las que participaba mucho en clase , pero dejé de hacerlo por él».

Esta afectada por el comportamiento de Farfán Reto dice que no lo denunció porque no quería que hablarán de ella. «Además, no sabía cómo hacerlo, quizá sentí miedo porque él tenía un cargo; hasta que vi el post de la chica violada y reconocí su modus operandi, “ayudar” a sus alumnas, pero había una razón más. Alguna vez pensé en pedirle asesoría en la redacción para el ensayo que era parte del porcentaje para el ingreso directo a la PUCP, menos mal que me alejé de él».

Esperamos todos que por el bien de la comunidad estudiantil de una de las universidades más prestigiosas del Perú y una de las más caras, también, las autoridades de la PUCP tomen las medidas correspondientes, como son: apartar al profesor Harold Farfán Reto de su cargo de profesor mientras duran las investigaciones y una vez acabadas, se presenten como acusación particular en un posible proceso legal en contra del mismo por violación y acoso sexual.

Víctima de violencia sexual obtiene medidas de protección contra Gerardo Berdejo: su agresor [Vídeo]

Casi dos meses han pasado desde que TeleoLeo.com, a partir una denuncia publicada en #MeTooPerú, recopilase el testimonio de 16 mujeres que denunciaban al activista por violación sexual y tocamientos indebidos

«Ya me siento más tranquila. Ahora no puede ni hablarme. Desde que lo denuncié, temía encontrarme a Gerardo Berdejo en cualquier actividad animalista o vegana de las que participo. Siempre voy con mi hijita y pensaba que se me podía acercar e increparme el haberlo denunciado».

Este viernes 15 de noviembre, la Corte Superior de Lima Norte ha otorgado medidas de protección a una de las 4 mujeres que presentó denuncia formal por tocamientos indebidos en contra del activista animalista y vegano, Gerardo Berdejo. De las 16 mujeres que brindaron su testimonio a teleoLeo.com, dos los denunciaban por violación.

“Violencia psicológica y sexual en la modalidad de tocamientos indebidos”. Esta es la tipificación exacta del delito por el cual se investiga a Gerardo Berdejo debido a la denuncia interpuesta en su contra por Nataly Moscoso.

Leer también: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

TESTIMONIOS DE 5 MUJERES QUE DENUNCIAN POR ABUSO SEXUAL AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO

TeleoLeo.com habló con Nataly Moscoso respecto a las medidas de protección que le han concedido. Ella fue tocada por Berdejo en un restaurante delante de su pequeña hija.

Medidas de Protección

El que Berdejo haya tocado a Moscoso, incluso, delante de la hija menor de ella sería un agravante que la justicia está tomando en las medidas de protección. La orden también ha sido emitida porque el informe psicológico realizado a la víctima demuestra que se encuentra afectada por lo ocurrido.

La Corte Superior de Lima Norte en las medidas de protección también señala, como siempre, que tanto agresor como víctima deberán recibir tratamiento psicológico. En el caso de Berdejo, agresor, el objetivo del tratamiento será para: «reeducarse en el manejo de la agresividad, control de impulsos y de psicopatías sexuales que se le pudieran diagnosticar».

Policía en acción

Luego de haber sido notificada de las medidas de protección, Nataly Moscoso recibió la visita de efectivos policiales que se acercaron a su domicilio para explicarle en que consistían y manifestarle que en caso de que Berdejo las incumpla les llame de inmediato pues, según el documento, sería detenido, incluso, allanando su domicilio.

¿Voy o no voy?

Como dijo Moscoso en la entrevista concedida a teleoLeo.com, Gerardo Berdejo fue citado a declarar y sólo acudió al tercer llamado de la justicia y ante una posible orden de apercibimiento. Berdejo debe haber aprendido que ante una citación judicial donde eres el denunciado, o vas, o vas, o te llevan.

Otras denuncias

Las otras tres denuncias formales en contra de Berdejo se encuentran, algunas, a la espera de las declaraciones de las víctimas así como de sendas medidas de protección ya solicitadas. Las otras mujeres, las que aún no se atreven a ir a una comisaría a denunciar los abusos de Berdejo, no lo hacen porque temen ser revictimizadas, no creídas y encima expuestas.

Las medidas de protección otorgadas a Nataly Moscoso, han tardado, pero han sido emitidas. El resultado de su examen psicológico y el que haya más mujeres denunciando a Berdejo por conducta sexual abusiva, le permite a los operadores de Justicia corroborar que las denunciantes no mienten y que habría una responsabilidad penal que perseguir. Esto es motivo más que suficiente para que las demás afectadas se empoderen y denuncien.

La sentencia por abuso en contra de ‘La Manada’ de Manresa será recurrida por la Fiscalía

«Te toca a ti, 15 minutos cada uno y no tardes». En octubre de 2016 una menor de 14 años, en estado de inconsciencia fue penetrada por turnos por 5 hombres y para la justicia española no hubo violación. Pero la calle ha hablado y la Fiscalía parece haber parado la oreja. (Foto: República.com)

Salir a las calles paga! Luego de protestas en muchas ciudades españolas, la Fiscalía ha recurrido la sentencia judicial que condenaba como abuso sexual la violación de una menor de 14 años por parte de 5 tipejos que la doblaban en peso y edad.

Según la sentencia, que 5 hombres penetrasen e hiciesen lo que quisieran con una menor de 14 años, sin que ella se hubiese resistido, ni se hubiese negado expresamente, porque se encontraba inconsciente no configuraba delito de violación.

O sea: te emborrachan, te drogan, te llevan a un descampado, te destrozan, te vejan, te ensucian, te roban la capacidad de decidir y no te han violado; porque no opusiste resistencia, porque no gritaste. Y cómo podría haberlo hecho esta niña, si como reconoce el juez, se encontraba inconsciente.

Esta sentencia es una más de las que en España no consideran violación si en el acto no hay intimidación, violencia o el no consentimiento de la víctima, o sea, si en el momento en el que la están vejando ella ella no arriesga más su integridad resistiéndose, no está siendo violada.

La sentencia de La Manada dio la vuelta al mundo en 2107 y, ahora, los jueces, parecen no haberse movido un ápice de sus posturas obtusas, machistas y obsoletas. Los magistrados y los sistemas de justicia de todo el mundo deberían ser instruidos en enfoque de género.

No es no

No es no, pero la negativa debería ser más evidente cuando estamos inconscientes. Según la RAE, estar inconsciente es haber perdido la consciencia o facultad de reconocer la realidad. Y si hemos perdido la facultad de reconocer la realidad, no podemos decir no, pero tampoco, sí.  

La aberrante sentencia exime de culpa a dos integrantes más del grupo: uno que grababa y otro que se masturbaba mirando. Según señala, podrían haberse sentido intimidados por los 5 animales con los que compartían el brutal acto y «no podrían haber hecho nada para impedirlo».

Entonces, según el fallo judicial, una niña de 14 años que no se quejó, ni se negó porque estaba inconsciente no es víctima de una violación por no resistirse, ni negarse ante 5 hombres más corpulentos que ella. Y ese mismo falló exculpa a los otros dos porque no podrían haber impedido el acto.

Masturbarse es un acto voluntario, más en un hombre donde su fisiología requiere de cambios. Un hombre atemorizado no tiene una erección. Un hombre que se masturba mientras destruyen a una niña es un depredador. Grabar una escena para ‘compartir’ también es un acto voluntario.

Por ahora y mientras la justicia no deje de ser machista, patriarcal e indolente con el sufrimiento de las mujeres, tocará estar en las calles, tocará protestar, tocará levantar la voz y tocará exigir y gritarle a los gobiernos que tenemos derecho a vivir seguras y a desarrollarnos libremente.

En España, en lo que va de 2019, el observatorio Feminicidio.net, a través de su proyecto ‘Geoviolenciasexual‘ ha registrado 63 agresiones sexuales múltiples. El mes con más casos conocidos es agosto (23 agresiones sexuales múltiples, el 14,8%), seguido de junio julio (con 19 casos, el 12,3%, respectivamente). Por otro lado, los meses con menos casos conocidos hasta ahora son octubre (cinco casos, el 3,2%) y diciembre (seis casos, el 3,9%).

También leer: Las Manadas españolas

«Yo te voy enseñar a ti lo que es violencia familiar». Hace dos meses denunció a su esposo y tuvo que huir de casa, desde entonces sólo ha podido ver a sus hijos en cuatro ocasiones

Felipe Zucchetti y Sophie Shindele son los protagonistas de esta dura historia de violencias varias y separación. En medio de ellos sus hijos, dos pequeños de 2 y 3 años de edad. Shindele también explicó, a teleoLeo.com, que Zucchetti la violó y no la asistió cuando sufrió un aborto espontáneo

«Sé que eres la mejor mama del mundo y se que te fallé. Es un problema de mi cultura y sé que lo voy a manejar […] No me voy a volver a desaparecer es una promesa». Así le pedía Felipe Zucchetti, peruano ─en marzo de 2018─ a su esposa, Sophie Shindele, francesa, que volviese al Perú con sus hijos.

Primera denuncia

Ella volvió y dos meses después lo denunció por maltrato psicológico y económico, pero la juez del 15° juzgado de familia no le otorgó las medidas de protección correspondientes y, desatinadamente, le comunicaron esta decisión a Zucchetti, lo cual desaró su ira porque fue así como se enteró que su esposa lo había denunciado.

Segunda denuncia

«Te voy a enseñar a ti lo que es violencia familiar» ─le dijo Felipe a Sophie mientras ella, desde la habitación, llamaba a su abogada. «Entró al cuarto, me arrancó el teléfono e intentó pegarme, su madre lo impidió, le dijo que sería peor». Ella quiso salir a denunciar este nuevo acto de violencia, él no la dejó, le dijo que debía hacer la comida de sus hijos.

Según asegura Sophie, además de intentar pegarle, Felipe le quitó el teléfono móvil, pasaporte, carnet de extranjería y tarjetas bancarias, al parecer, pretendía que no tuviese como identificarse, recordemos que Sophie es extranjera. «Además arrancó el cable del teléfono fijo para incomunicarme». En cuanto ella pudo, se acercó a la comisaría más cercana y lo volvió a denunciar.

Violencia física

«Cuando volví a casa de mis suegros donde vivía contra mi voluntad, desde que volvimos de Francia —a mediados de mayo de este año— mi suegra sólo abrió la puerta cuando vio que me acompañaba una amiga. Entré y le dije a Felipe que tenía trabajo y un lugar para irme con mis hijos, se volvió a poner furioso» ─explicó Sophie a teleoLeo.com.

Según Sophie, este nuevo encuentro con su marido la dejo muy asustada . «Él cogió un cuchillo, lo blandía, jugaba con él, hasta que lo clavó en la mesa alrededor de la cual hablábamos, sin importarle que estaba mi amiga delante y que yo tenía a mi hijo pequeño en brazos. ‘Sobre mi cadáver te vas a llevar a mis hijos’ ─me grito»

Muerta de miedo, según dice, se refugió en una habitación con su hijo. «Él vino, abrió la puerta a patadas y sin importarle que nuestro hijo estuviese presente me dijo: Nunca más me vas a desobedecer, y me pegó en la cara». El informe del médico legista ratifica su versión.

Pero Felipe Zuchetti también denuncia a su aún esposa por maltrato físico y según se puede ver en el examen legista, a pesar de ser más corpulento que ella, es él quien presenta más heridas en el cuerpo.

Entrevista

TeleoLeo.com habló con Sophie Shindele y esto fue lo que explicó.

¿Cómo comenzó todo?

Felipe Zucchetti y Sophie Shindele se conocieron en 2014 en Perú, ella mujer independiente, profesional del turismo; él, consultor. Luego de un rápido romance se casaron en agosto de 2015, en septiembre tuvieron su primer hijo, un año después el segundo. «Las cosas sólo funcionaron al principio, su consumo de alcohol y drogas fue fuente de conflicto constante» ─afirma Sophie.

Audio en el que se puede escuchar una discusión entre la pareja, él está bebiendo de madrugada solo en casa, ella le recrimina él le dice que está trabajando y que no se preocupe, que al día siguiente podrán salir con sus hijos como tenían planeado.

Problemas

Según ella, a las adicciones de su marido, se suma el maltrato psicológico del que afirma haber sido víctima. «Luego de tener a los niños Felipe no quería que trabaje, tampoco ayudaba con los bebés, me alejó de mis amistades, no quería que viese ni a la esposa de mi primo que vive en Perú, decía que era una mala influencia; pero él sí salía y regresaba de madrugada ebrio. Yo le reclamaba y se enfadaba mucho».

Luego de un viaje de su madre a Lima, Sophie se da cuenta que la vida que lleva no era la que quería y decide que no puede continuar creyendo en las promesas de cambio de su marido. «Cada vez que por su forma de vida y su irresponsabilidad con la familia intenté terminar con Felipe, él prometía que cambiaría y me decía que si lo dejaba se mataba».

Viaje revelador

En diciembre de 2017 ella viajó con sus hijos a Francia, por un par de meses, con la autorización legal de su esposo. «Allí, acompañada de mi familia, reconocí y acepté que era víctima de maltrato psicológico. Fui con una especialista y le dije a Felipe que me quedaría más tiempo para tratarme». Según ella, él acepto, sin embargo, en abril de 2018, envió un mail a los padres de Sophie titulado: «solicitud de divorcio».

En el correo, Felipe amenaza a los padres de Sophie. «Si mis hijos no vuelven el 1 de junio demandaré a los 3 por rapto de menores de edad, que Interpol se encargue, esas serán las consecuencias legales. También habrá consecuencias fuera de la ley […] Pido disculpas por mis errores que iniciaron esta situación […] No existe seguridad en Francia ni en ningún lugar en donde yo no pueda acceder a ustedes».

Más amenazas

A este mail le siguieron mensajes amenazantes al whatsapp de Sophie. «Te estoy amenazando […] Voy a ser el más hijo de puta hasta recuperar a mis hijos […] Nadie te va a proteger de mí […] A tu padre me lo como en 5 segundos».

No contento con eso, Felipe también envía mensajes a la hermana de Sophie diciéndole que se está volviendo loco porque su esposa no le da fecha de regreso y vuelve a proferir amenazas, esta vez, contra el primo de ambas que vive en Perú. «Ya mande a secuestrar a Arnaud» Momentos después vuelve a comunicarse y dice: «Ya cancelé el secuestro de Arnaud».

Promesas y rehabilitación

Los meses avanzaban, Sophie decía necesitar más tiempo y seguridades para volver y su marido, que la había amenazado con un proceso internacional para que regresase a Perú con sus hijos, volvió a prometer. «Si vienes en junio no te haré ninguna demanda internacional […] Empezare tratamiento contra el cigarrillo y cualquier otra droga que se te ocurra […] Si quieres sacamos análisis una vez al mes para que vuelvas a confiar […] Voy a hacer láser que quita todo»

Vacaciones en familia

Luego de las amenazas, Felipe viaja a Francia y pasan unas semanas en familia, ella confía en que todo se arreglará, pero permanece en su país para seguir su tratamiento, además, convence a Felipe para contratar una mediadora que los ayude para conciliar posiciones y volver a Perú. Entre los acuerdos tomados están: contrato de trabajo fijo para Felipe, nido para los niños, que ella pueda trabajar y una carta notarial autorizándola a salir de Perú con sus hijos cuando quisiese. Felipe está de acuerdo en todo.

O vuelves, o vuelves

Pero luego de esto la magia se vuelve a romper y el 27 de noviembre Felipe le envía una carta notarial a Sophie en la que le pide que regrese a Perú con sus hijos. «El 3 de enero respondo que no puedo volver por falta de seguridad financiera para mí y mis hijos, por las amenazas que había hecho contra mi familia y, ademas, porque tampoco sabía si se había sometido al tratamiento contra sus adicciones como había prometido».

¿Yo drogas?, no

En respuesta a un Hábeas Corpus presentado por Sophie para poder ver a sus hijos luego de las denuncias presentadas por maltrato (julio 2019) Felipe afirma que él no consume drogas. Sin embargo, en el mail que envía a Sophie el 25 de abril de 2018 (adjunto más arriba), mientras ella estaba en Francia, él acepta que irá a rehabilitación para el alcohol y a terapia láser, una de las utilidades de esta terapia es la desintoxicación por cocaína.

Proceso de la Haya

Felipe cumplió su amenaza y solicitó el retorno de sus hijos invocando el Convenio de la Haya para la Sustracción Internacional de Menores. De nada sirvieron los alegatos de Sophie durante el proceso. En mayo de 2019, la justicia francesa falló a favor de Felipe y ordenó que los niños volviesen a Perú en un plazo de 10 días.

«A la justicia no le importó ni las pruebas de que era víctima de maltrato psicológico, ni que presentase todas las amenazas que Felipe me había hecho a mí y a mi familia, la jueza las justificó diciendo que las había hecho porque estaba desesperado por recuperar a sus hijos», afirma Sophie.

Costas y costes

Además de ordenar que los hijos de la pareja volviesen a Perú, la justicia francesa condenó a Sophie a pagar 3,500 euros a Felipe en cumplimiento del artículo 26 de la Convención de La Haya para la Restitución Internacional de Menores, monto que ella abonó mediante transferencia bancaria internacional.

Sin embargo, en una carta notarial, fechada en agosto de 2019 y enviada por Felipe a Sophie, reclamándole haberlo denunciado, también le exige el pago de 30,000 euros que según él, «[…] la Corte Suprema de Nanterre te ordenó que me repongas por costos y costas en la Restitución de mis hijos y no has cumplido hasta la fecha».

Transferencia

Pero Sophie sí que había pagado la suma estipulada por la justicia francesa, y lo hace mediante transferencia bancaria el día 7 de junio de 2019. Ella transfiere 3650 euros correspondientes a la deuda y a los gastos de envío, desde una cuenta bancaria francesa a una cuenta del BBVA de Perú a nombre de Felipe Zucchetti.

Abuso y aborto

«Cuando volví de Francia con mis hijos, a mediados de mayo, Felipe nos llevó directamente a la casa de sus padres, casa sobre la que pesan varias hipotecas, con lo cual nada garantiza que mis hijos tengan un techo seguro sobre sus cabezas. Dormíamos todos en 3 camas en una habitación grande».

Sophie dice que ya no quería tener relaciones sexuales con su marido. «La segunda noche Felipe se metió en mi cama, yo estaba medio dormida, me obligó a tener sexo, no pude defenderme, él es mucho más fuerte que yo, además, no quería que despertar a mis hijos, estaban allí, al lado de la cama. Cuando acabó me fui a la cama de mis hijos, no dejé de llorar toda la noche y todo el día, eso me dio fuerzas para salir de esta situación» ─dice Sophie con la voz quebrada.

Producto de esa noche Sophie quedó embarazada. «Como ya no quería tener relaciones sexuales con Felipe, había dejado de tomar las pastillas. Sophie le comunicó su embarazo, sin embargo, ​las agresiones psicológicas y las amenazas que dice haber sufrido, no habrían sido el mejor ambiente para su estado.

«Felipe seguía vigilando a quien veía, qué hacía, no quería inscribir a nuestros hijos en la guardería para que yo pudiese trabajar, y yo sufría pensando que sin su colaboración en el cuidado de los niños mi vida iba a ser más complicada con otro hijo. Pero Dios lo había decidido así, tenia que tener fe» ─agrega.

Un mes después la noche del 13 de junio ella sufrió un aborto espontáneo y según afirma, Felipe no la ayudó, ni la llevó a ningún médico para que la viera. «Comencé a perder mucha sangre y tuve contracciones durante media hora, más o menos, él estuvo allí, vio todo, pero no hizo nada, tuve que pedir ayuda a una de mis amigas porque yo no tenía ningún tipo de seguro médico y no sabía adónde ir».

Hábeas Corpus

Luego de presentadas las denuncias y de haberse ido de la casa de sus suegros, Sophie no pudo ver a sus hijos durante más de un mes. «Felipe se llevó a mis hijos fuera de Lima sin decirme nada, fui hasta 3 veces a su casa con la policía y constataron que mis hijos no estaban allí. La propia madre de Felipe dijo que se los había llevado de vacaciones e incluso amenazó a los policías con hablar con un general».

Hábeas Corpus

Vía Hábeas Corpus, Sophie logró una visita con sus hijos el 29 de agosto pasado, no los veía desde el 16 de julio, día en el que huyó de la casa de sus suegros porque, según afirma, tuvo miedo que su marido la matase. «Los vi, me supo a poco, luego lloré mucho por no poder estar con mis niños, yo nunca me he separado de ellos, son muy pequeñitos, no saben lo que esta pasando, no saben que es su propio papá quien no me deja verlos. No entiendo cómo la justicia no me permite recuperarlos ya».

Sophie recurrió al Hábeas Corpus para poder ver a sus hijos y, a través de esta acción, pudo acreditar que el paradero de los niños era desconocido y que sus derechos constitucionales estaban siendo vulnerados al no saber donde estaban, actualmente sigue a la espera de que el Juez Penal del 12 Juzgado Penal de Lima, resuelva esta medida.

Una de arena …

Este 5 de septiembre, la Corte Superior de Justicia de Lima declaró inadmisible la demanda de tenencia presentada por Felipe, pues además de señalar que hay documentos probatorios ilegibles y no legalizados, dice que Zucchetti solicita la tenencia de sus hijos, pero no propone un régimen de visitas para la madre y eso no está en concordancia con el Código del Niño y el Adolescente.

En lugar de proponer un régimen de visitas ante la Corte Superior para que Sophie pueda ver a sus hijos, Felipe le envía una carta notarial a ella donde le dice que podrá verlos los días 18 y 20 de septiembre en la casa de sus padres y bajo vídeo vigilancia. Esta propuesta, tampoco es un régimen de visitas.

…y otra de cal

Este 9 de septiembre, el segundo juzgado de Paz Letrado de la sede Surco – San Borja, admitió una demanda de alimentos para los niños Zucchetti Shindele interpuesta por Felipe Zuccheti. O sea, no ofrece un régimen de visitas para que los niños mantengan el vínculo con su madre, pero sí presenta un requerimiento de pensión para los mismos.

Esta no es la primera vez que la justicia peruana admite una demanda de alimentos en contra de una madre extranjera a la cual el padre restringe el derecho de ver a sus hijos.

Sophie pide

«Yo sólo quiero tener conmigo a mis niños, dejé mi país y volví con ellos, dejé mi tratamiento psicológico a medias todo por seguir con ellos, porque ellos son mi vida, no entiendo como la justicia es tan machista y no entiende que dos niños tan pequeños tienen que estar con su madre».

Sophie no entiende porque ni la justicia de su país, ni la de Perú han podido tener una mirada más empática con su caso y atender a las pruebas presentadas respecto a las amenazas de su marido y del maltrato psicológico sufrido.

«Yo nunca me he separado de mis hijos, ahora no sé que pueden estar pensando, pueden hasta creer que los he abandonado. Si me fui de la casa fue porque Felipe me pegó y amenazó clavando ese cuchillo y pensé que era mejor irme porque muerta no podría seguir cuidándolos y ahora no están conmigo, es un dolor muy grande» ─dice Sophie.

TeleoLeo.com ha intentado en dos oportunidades obtener la versión de Felipe Zucchetti sobre todos estos hechos, además, nos gustaría saber por qué Sophie Shindele sólo ha podido ver a sus hijos en 2 oportunidades ─en dos meses─ luego que marchará del domicilio familiar por temor a mayores agresiones, según afirma ella.

Sophie espera y necesita justicia, ella no quiere convertirse en otra Madre Migrante Maltratada en Perú a la que le quitan el derecho de tener a sus hijos, porque al dejar de ser la ‘señora de’ pierden la residencia y se quedan sin papeles durante meses. Indocumentadas conseguir un trabajo se complica y eso también es causa para que pierdan a perder la custodia legal de sus hijos porque no pueden demostrar ingresos para mantenerlos.

Ella es mexicana y de los 7 a los 13 años de edad fue violada por su padre, sus tres hermanas también

México posee el terrible galardón de ser el primer país del mundo en abuso sexual a niñas y niños. Lorena es una de esas niñas. Años después e intentando sanar, explica su historia a teleoLeo.com (Ilustración: El Espectador)

TeleoLeo.com también ha podido hablar con otra de las hermanas abusadas de Lorena. Su testimonio será motivo de una segunda entrega del drama vivido por las hijas de esta familia. 

Peligro en casa

“No sólo yo fui violada por el perro de mi papá, somos 4 hermanas y a todas nos hizo lo mismo, durante años. Una de nosotras quedó embarazada y su hijo fue criado como un hermano más. Mi tío, el hermano de mi padre, también nos violó”.

Lorena es una mujer mexicana con un historial de abusos, prostitución y adicción a las drogas, ella no tuvo una buena infancia, es más, tuvo la peor de las infancias, una que comparten muchas niñas y niños, una en la que su propio hogar es el lugar más peligroso y terrible del mundo. 

Según una investigación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cada año, en México, 4,5 millones de niñas y niños sufren abuso sexual. La investigación también revela que siete de cada 100 adultos mexicanos han sido víctimas de abuso sexual durante la infancia.

Abandono

Lorena explica que su madre salía cada día a las 6 de la mañana para trabajar y no volvía hasta entrada la noche, y su padre aprovechaba eso para hacer lo que quería con ellas. «Mi madre se iba con sus amantes y él en venganza abusaba de nosotras». 

«Un día, él comenzó a tocarme —qué me haces —le dije, —soy tu hija; —cállate —dijo él; me jalo del cabello y siguió haciéndome lo que quiso, —tú y tus hermanas van a pagar todo lo que me hace tu madre, me decía y no me soltaba. Yo tenía solo 7 años». 

El padre de Lorena comenzó a abusar de ella a los 7 años de edad, sus otras hijas tenían 9, 6 y 5, a ellas también las violaba. La menor no aguantó el dolor y su mente se quedó en el tiempo. «Ella no nació así, era normal, todo es culpa de mi padre» ─dice Lorena.

Lorena era abusada por su padre a cualquier hora del día o de la noche, él sólo esperaba que la madre no estuviese para hacer lo que quería con ella y sus hermanas. «Una noche que llovía sentí que me agarraron la vagina, desperté y vi que era él y me dijo bajito —no digas nada o te pego».

La niña no quería ser tocada por su padre, la hacía sentir sucia, sensación de la que aún no se libera. «Él hacía lo que quería y lo siguió haciendo una y otra vez; ahora me siento sucia, tanto que he sido incapaz de contarle mi esposo todo lo que viví de pequeña».

El día que nunca olvidará

“Un día, mi padre me despertó, me levante enseguida para que no me pegase, era oscuro; ─acuéstate conmigo ─me dijo, quise correr, pero me agarro del cabello ─si dices algo te mato a golpes ─dijo, y me dejé. Llore en voz baja. Me daba asco todo lo que me estaba haciendo”. 

Lorena aún no es capaz de borrar aquel día de su cabeza. “Nunca podre olvidar ese día, marcó para siempre mi vida y fue el inicio de 6 años en los que mi padre me violó, me penetraba y me dolía mucho, yo lloraba y él disfrutaba. Era un perro de verdad”. 

Cuando Lorena fue violada por su padre, su hermana mayor ya había pasado por lo mismo. «Yo fui la segunda, luego abusó de las más pequeñas, nos turnaba el desgraciado, a mí me lo hacía un día, otro día a otra, durante años. Yo no dormía por miedo a que me tocase». 

“Ustedes lo provocan”

Luego de unos años, cuando Lorena y sus hermanas encontraron valor, le explicaron a  su madre los abusos sufridos. «Mi mamá siempre nos culpó de todo, según ella, mi padre nos violó, una y otra vez, porque nos gustaba: ─’Ustedes lo provocan’ —nos dijo».

La reacción de la madre de Lorena recuerda al discurso del ex arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani: «Hay abortos de niñas, no porque hayan abusado de ellas, muchas veces es porque la mujer se pone en un escaparate, provocando». Como siempre la víctima, revictimizada.

«Callamos no porque nos gustaba lo que nos hacía, nos tenía amenazadas —si hablan las mato ─decía». Que la madre de Lorena justificase el abuso que sufrían ella y sus hermanas fue lo más nefasto para la niña y la mujer que es hoy, en pelea constante con sus adicciones. 

«Ella siempre nos pegaba con alambres de luz y nos dejaba todas marcadas y adoloridas». Según Lorena, además de las amenazas del padre, las niñas temían el maltrato de su madre,  por eso demoraron en contarle el abuso del que eran objeto. 

«Luego que mi madre supo que éramos violadas por mi padre, nunca le reclamó, ni lo denunció. Ella siguió durmiendo con él y no le dijo nada, es más, hasta él se burlaba de nosotras porque mi mamá no nos hacía caso, yo no aguantaba, y otra de mis hermanas tampoco».

Huyendo del horror

El abuso reiterado hacía que Lorena y una de sus hermanas escapasen frecuentemente y durmiesen en autos abandonados. «Nos íbamos 6, 7 días y cuando volvíamos, porque al vernos solas la gente nos quería llevar a la policía, mi madre nos recibía con golpes».

Lorena fue violada por su padre hasta de los 7 a los 13 años de edad, momento en el que conoció al padre de sus 3 primeros hijos y, sin saber que clase de persona era, se fue con él para liberarse del peligro que vivía en casa; pero, huyendo de su realidad, encontró más sufrimiento.

Prostitución y drogas

«Yo crecí en la calle, dormía en autos abandonados, igual que una de mis hermanas, cuando nos cansábamos de lo que nos hacía mi padre, nos íbamos de casa y dormíamos donde podíamos, después de unos días volvíamos, hasta que no volví porque conocí a ese hombre».

En cuanto conoció al que fue el padre de sus hijos, se fue con él, sin más. «Huí de casa con él, sin saber qué clase de persona era; sólo quería un lugar donde vivir. A su lado sufrí golpes, engaños, pero lo soporté todo, prefería eso a volver a vivir con mis padres».

El hombre con el que se fue Lorena la prostituyo en cuanto pudo. «Me enviaba a cantinas en Juarez, me hacía bailar con hombres mayores, si no hacía lo que me decía, me pegaba; yo era muy chica, no conocía a nadie en esa ciudad, así que tenía que hacer lo que él ordenase».

De los 13 a los 16 años de edad Lorena fue prostituida por su pareja, a los 15 años comenzó a consumir drogas. «La madre de mi ex pareja me hizo papeles falsos para llevarme de cantina en cantina y comenzó darme drogas para prostituirme porque yo no soportaba a los hombres». 

Además de tener que soportar que comerciarán con su cuerpo, Lorena tuvo que aguantar la infidelidad de su pareja. «Él me pegaba todo el tiempo y metía mujeres en la casa, a mí me echaba fuera para tener relaciones con ellas; no importaba si hacía mucho frío, o no, igual me echaba».

Cuando Lorena no pudo más, volvió a su pueblo, en Chihuahua. «Dejé a ese hombre y me fui con mis hijos, el mayor tenía 5 años. Alquilé un cuartito y me dediqué a la ‘vida fácil’, seguí yendo a cantinas y comencé con la cocaína y a alcoholizarme todo el día, sólo así soportaba todo».

Además de la cocaína, Lorena comenzó con la metanfetamina y eso fue su perdición durante varios años. Años en los que tuvo 6 hijos, ahora hasta es abuela. «Sólo vivo con mis dos hijas adolescentes y hasta hace poco consumía cristal (metanfetamina) de noche, cuando no me veían».

Intentó de suicidio

«Hace 2 años 6 meses murió mi hijo, tenia 22 años, se ahorcó, tenía esquizofrenia, se la detectaron después que ser testigo de una balacera, decía que lo iban a  matar, escuchaba voces que le decían que matase a sus hermanos. Ahora vivo muerta en vida».

Un año después de la muerte de su hijo, Lorena se quiso matar. «Me tomé 100 pastillas, pero tengo una misión que cumplir, cuidar a mis hijos y Dios no me dejó morir. Mi segundo hijo tuvo cáncer y se curó, luego estuvo preso en California porque intentar entrar a Estados Unidos».

Desintoxicación

Meses después de las primeras conversaciones con Lorena, ella dijo a teleoLeo.com que había dejado de consumir drogas. «Ahora estoy en tratamiento, me quiero curar, por mi familia, porque ellos me necesitan, porque tengo que estar bien por ellos y por mí».

Lo vívido sumado a la falta de protección y amor mientras crecía, hicieron que Lorena se aferrase al consumo de sustancias como la metanfetamina. «Estuve enganchada mucho tiempo, me ha costado dejarla, estoy en tratamiento y no es fácil, pero lo sigo intentando».

Al inicio de nuestras conversaciones, Lorena sufría de intensos dolores en el cuerpo y eso no es extraño, un gran porcentaje de mujeres abusadas de pequeñas, somatizan el mal que les hicieron y de adultas padecen de fibromialgia o de dolor crónico. 

También leer: CARMEN, RAPTADA AL AÑO DE EDAD, VIOLADA A LOS 7, LISIADA A LOS 13, ABUSADA POR SU PAREJA DESDE LOS 31; A PESAR DE TODO, AÚN VE LA VIDA CON ESPERANZA

Ella dice que con el tratamiento para las drogas, el dolor ha desaparecido, sin embargo, esto podría deberse a que ahora la medican con alprazolam y clonazepam, ambos fármacos potentes ansiolíticos, sedantes, hipnóticos y estabilizadoras del estado de ánimo.

Sufro de depresión y ansiedad, me puedo pasar días durmiendo, me siento muy cansada siempre, además me duele todo el cuerpo y tengo la presión alta, dijo Lorena a teleoLeo.com meses antes de someterse al tratamiento para desintoxicarse. 

Raíz podrida

La madre de Lorena no sólo no la protegió cuando era pequeña, además la siguió maltratando de adulta. «Mi madre no me quiere, les habla mal de mí a mis hijos. Yo vendo ropa en casa y si quienes vienen a comprar se equivocan y tocan su puerta, ella les dice que no me conoce».

Según Lorena su madre nunca cuido de ellas. «Mi madre siempre ha estado con hombres, ahora se hace la decente. Nos dejaba a mis hermanas y a mí solas en la calle mientras ella estaba con alguno y hacía que le dijéramos a mi papá que nos había llevado al médico o a cualquier sitio».

«Una vez, una de tantas, mi madre me maldijo porque le recordé que cuando era niña la vi abrazada a un hombre -ella siempre iba con muchos hombres- y su pareja le reclamó, mi padre se enteró y le pegó».

Una vez Lorena le dijo a su madre que anhelaba su atención. «Le dije cuanto deseaba un abrazo, un consejo de madre, riéndose de mí me contestó: De cuál si no tienes, eres adoptada, pero no es cierto porque soy igual que mi padre».

A pesar de todo, Lorena dice haber perdonado a su madre. «Hubo una oración de sanación en mi casa, estaba mi madre y dijeron es momento de perdonar, y yo que por esos días no le hablaba a mi madre porque había maldecido a mis hijas, corrí y la abracé».

Ella se siente aliviada porque se ha desecho de un lastre. «Logré quitarme esa carga, esa cruz que llevaba a la espalda, el odio desapareció,  no sé cómo. No he olvidado todo lo que permitió que me hicieran, pero la perdono».

Sin embargo y a pesar de quebrarse -una vez más- a pesar de haberla perdonado y abrazado, su madre no cambia. «Nunca me ha querido,  nunca me ha perdonado que yo le reclamase el estar con hombres y se lo dijese a mi padre. Yo sólo le pido a Dios que me la cuide».

#Justicia para Arlette #QueArda

La justicia peruana ha aceptado la apelación de Adriano Pozo, sentenciado por intento de feminicidio. Sin embargo, el anuncio de dos plantones, ha hecho que rectifique y no suspenda la orden de búsqueda y captura en su contra, como lo anunció en un primer momento.

¡Todes a las calles! Además, proponemos que les que se sientan concernides e indignades cambien la foto de perfil de sus redes por la foto de portada de esta nota, cortesía de Enma y yo.

Crónica del hartazgo

En 2015, Arlette Contreras, mujer peruana sufre intentó de feminicidio y de violación por parte de Adriano Pozo, su ex pareja. Cuatro años después la justicia lo condena, en ausencia, y sólo a por intento de feminicidio a 11 años de prisión, cuando la Fiscalía pedía 19.

Un mes después de la condena y de estar Pozo total y absolutamente “no habido”, la corte superior de justicia del Cono Norte acepta el pedido de apelación de la defensa del culpable y en un primer momento anuncia la suspensión de condena y de la orden de búsqueda y captura.

Las mujeres indignadas anuncian manifestaciones en protesta por la aberración de suspender la sentencia y captura de Pozo. ¿Oportunamente? la justicia, rectifica y dice que no suspende nada y, aceptada la apelación, mantiene la orden de búsqueda y captura.

Así que sí, las mujeres tenemos la fuerza, tenemos el poder, somos el 49.9% de la población del Perú y estamos hartas de ser pisoteadas, incluso por las instituciones que deberían velar por nuestro bienestar, porque somos objeto de derecho, de todos los derechos.

Así que sí, a las calles compañeras, a las calles a demostrar que nuestros ovarios existen y merecen respeto. A las calles a demostrar que desde hace mucho no estamos dispuestas a que nos sigan matando, violando, golpeando y faltándonos el respeto.

#JusticiaparaArlette y para todas, porque ya somos 103 las asesinadas en Perú y otros cientos más en el mundo. #QueArda es el hashtag en esta ocasión, porque el patriarcado maloliente y purulento que infecta nuestras instituciones debe caer.

Lunes y martes a las calles y a seguir protestando, hagan pines, cuélguense lazos lilas, evangelicen hasta que la justicia entienda que las leyes de violencia de género están muy bonitas en el papel, pero que sería mucho más lindo y justo y compasivo si las aplican de una buena vez, carajo!

Y este martes al mediodía, los medios de comunicación están citados por Flora Tristán para una conferencia de prensa que ayude a entender y difundir correctamente el estado actual de la causa.

Jueza de Lima Norte, saltándose el Código Penal, condena a sólo 6 años de prisión a violador de “adulta mayor” [Audios]

Lesiones recientes en el área genital; presenta huellas de lesiones traumáticas corporal es extragenitales recientes ocasionadas por agente contundente digito presión y uña humana”[…]“Hematoma rojo violácea irregular con hinchazón de 3×2 cm ubicada en región del lóbulo nasal y ala de la nariz izquierda, en región del hombro derecho, enrojecimiento irregular de 5×4 cm ubicado en región maxilar inferior izquierda ocasionadas por: agente contundente”.

A pesar de las pruebas, tanto del médico legista, como las psicológicas, que demuestran con contundencia que M.V.D.O, mujer de 62 años de edad, fue violada; la justicia peruana condena a sólo 6 años de prisión y 5 mil soles de reparación civil a su violador: Ariel Soto Picón. Y al emitir esta condena deja de lado la reforma del Código Penal (CP) para estos delitos.

En julio de 2018, el Congreso peruano aprobó la ley nº 30838, que modifica el CP y revisa las penas por delitos contra la libertad sexual. Entre los cambios de este conjunto de leyes se estipula que si la víctima de violación sexual es una “adulta mayor”, es decir, una mujer de más de 60 años, el castigo será prisión no menor de 14 años ni mayor de 20.

Antes de la reforma

Quien sentencia este caso es la jueza Heydee Mc Pherson Molina, del 9 Juzgado Penal liquidador de Independencia de Lima norte, y como el delito fue cometido en enero de 2018, meses antes de la reforma del CP, ella decide la pena en base al artículo 170 que castigaba las violaciones sexuales con prisión de entre 4 a 8 años. Mc Pherson sólo impone seis.

Pero, en este caso, habría sido más adecuado aplicar el artículo 172, según el cual, quien viola a una persona incapaz de resistir era castigado con prisión de 20 a 25 años. La jueza, en el caso de M.V.D.O, debería haber considerado que al ser una adulta mayor, víctima de un hombre de 50 años de edad que, además, la secuestra y la encierra en su casa, respondía al tipo de: “persona incapaz de resistir”.

Lectura de la sentencia a la que ha tenido acceso teleoLeo.com

Los hijos de M.V.D.O, se encuentran indignados por el trato dado al caso de su madre, quien aún sufre secuelas psicológicas por el abuso al que fue sometida. Mientras tanto, el culpable sigue libre pues la jueza Mc Pherson Molina, como en el caso de Arlette Contreras, leyó la sentencia en ausencia del reo.

Hechos

“Mi madre dice que llorando le pedía a ese hombre que la deje, que se quería ir, pero él seguía; sólo paró cuando vio que ella no podía respirar bien. En ese momento le preguntó con quién vivía, seguro para saber si sufriría represalias, y mi madre inteligentemente le dijo que vivía sola con mi abuela de 93 años”, declararon los hijos de la víctima, a teleoLeo.com.

El 23 de enero de 2018, a las 8 am, Ariel Soto Picón, taxista de 50 años de edad, secuestró y violó en repetidas oportunidades, por más de una hora y media a M.V.D.O, a una mujer de 62 años de edad, que había salido de su casa, a botar la basura a la altura del mercado de Puente Camote, en el distrito de San Martín de Porres.

Ariel Soto Picón, pasó en su vehículo y se detuvo al lado de ella para indicarle que en su casa tenía algunas cosas para regalarle, le cogió su carrito de la compra, lo subió a su auto, avanzó a la otra calle y allí la esperó; ella se acercó, él la convenció de que lo acompañara, ella confió, y él abuso de esa confianza.

Según la víctima, al llegar a la casa, ingresaron por la cochera, la hizo pasar a la sala y cerró con llave. “Me cogió del brazo y me llevó a la fuerza a su habitación, allí me arrojó a la cama, me quitó la ropa y me tapó la boca para que no gritará”. Según afirmó en sus declaraciones, Soto Picón la penetró vaginalmente hasta en 3 oportunidades.

Uno de los hijos de la víctima nos recuerda con más detalle cómo ocurrieron los hechos ese 23 de enero de 2018, y cómo él y uno de sus hermanos tuvieron que hacerle la guardia a Ariel Soyo Picón para poder capturarlo, pues la misma policía así se los recomendó.

Justicia made in Perú

Las mujeres parece que no somos objeto de justicia en el Perú pues los delitos que se comenten en nuestra contra son castigados tarde y mal. M.V.D.O no ha vuelto a ser la misma mujer desde la mañana en la que fue secuestrada y violada. Según sus hijos, hasta hace poco, no quería ni ser visitada por su familiares. Ahora desconfía de todo y de todos.

Es escandaloso y denunciable, que si el Código Penal se modifica para sancionar eficazmente, las y los jueces, con el poder discrecional que tienen, emitan condenas por debajo de las señaladas, incluso, antes de la modificación. O será que las y los jueces no están al tanto de la legislación. La jueza Heydee Mc Pherson Molina, ve delito, pero es miope castigando.

Jerónimo Centurión podría ser expulsado de Promsex

La comisión que investigaba al suspendido presidente de la ONG, por intento de abuso sexual, habría recomendado su separación de la entidad feminista

“Trasgresión de límites indispensables en relaciones de trabajo, no haber adoptado medidas correctivas de forma inmediata, no haber valorado daños provocados, no haber compartido información con la institución”, estas son las valoraciones de la comisión investigadora de Promsex sobre la denuncia presentada por una abogada costarricense en contra de su presidente, Jerónimo Centurión.

Según Susana Chávez, directora ejecutiva de la Promsex, el resultado de la comisión sólo es el primer paso. “Se trata de un proceso largo. La comisión investigadora ya arrojó su informe y recomienda la separación de Centurión, pero esto aún no es definitivo, antes, y de acuerdo a ley, él puede presentar su descargo, luego la Asamblea de Asociados/as tomará una determinación y decidirá cómo sancionarlo”.

La “Asamblea de asociados” de Promsex es la instancia superior de la ONG y hasta antes de ser suspendido Jerónimo Centurión formaba para de la misma. La comisión de investigación, por su parte, está conformada por asociados y trabajadores.

Según Chávez, Centurión no tiene fecha estipulada para responder a las conclusiones de la comisión investigadora. “Imagino que de acuerdo con la Asamblea él propondrá un plazo razonable, pero más o menos todo debería acabar en 3 semanas”.

Leer más: Jerónimo Centurión en teleoLeo.com

Por su parte, Jerónimo Centurión, consultado por teleoLeo.com sobre el resultado de la investigación de la denuncia de intento de abuso sexual presentada en su contra por la abogada costarricense respondió: “No hay informe oficial” y que no podía seguir hablando porque estaba en una reunión, “hablamos luego” —dijo, pero ya han pasado 3 días y eso aún no ha ocurrido.

Desde Costa Rica recelan

TeleoLeo.com también se comunicó con Larissa Arroyo, la directora de la ONG costarricense ACCEDER. Arroyo fue quien, confiando en Promsex, recomendó a la abogada para que trabajase con Centurión, en Costa Rica, en la elaboración del documental “Género bajo ataque”, donde aborda el concordato religioso para la estigmatización del enfoque de género.

Arroyo dijo que prefieren no pronunciarse respecto a las conclusiones de la comisión investigadora de Promsex porque aún no han sido publicadas y porque este proceso “ha sido muy desgastante y doloroso no sólo para la víctima, sino también para quienes la hemos apoyado y denunciado la situación y la acción individual e institucional”.

El peso y la influencia de Promsex es muy relevante en Latinoamérica y es a esto a lo que podría referirse Arroyo con “este proceso ha sido muy desgastante y doloroso”. La organización costarricense es pequeña y con mucho menos influencia en comparación con la peruana, esto para ellos puede haber sido David contra Goliat.

Todo comenzó…

Recordemos que Jerónimo Centurión, periodista, productor audiovisual y presidente de PROMSEX, en mayo de este año fue acusado por una abogada costarricense de intentar abusar sexualmente de ella cuando trabajaban en la realización de un documental para el cual Centurión había viajado hasta Costa Rica avalado por la ONG peruana.

La denuncia saltó a la luz cuando la abogada supo que una extrabajadora de Centurión también lo acusaba. Luego supimos de otra chica que explicó que el periodista, una vez, ‘jugando’, intentó asfixiarla. La costarricense, en su acusación, también dijo que Centurión intentó ahogarla dos veces, “según él estaba jugando —me dijo“.

En el marco de estas denuncias, otra joven explicó a teleoLeo.com que cuando alquilaba una habitación en casa de Centurión, como la puerta del baño no tenía cerradura, él entraba cuando ella estaba dentro, además también dijo que la observaba mientras dormía o que la grababa sin su consentimiento cuando sus amigas iban a visitarla y hacían karaoke.

Nos preocupa…

Primero: que Promsex no actuase con la debida contundencia desde el minuto uno que supo lo ocurrido en Costa Rica. En su momento, Susana Chávez dijo que no habían hecho nada porque sólo habían recibido noticias de una propuesta no deseada, pero ese sólo hecho ya podría constituir un caso de acoso y debería haber sido investigado de inmediato.

Segundo: la actuación de Promsex ha sido meramente reactiva, pues ellos sólo actuaron emitiendo un comunicado y creando una comisión investigadora luego de que los hechos fuesen dados a conocer de manera pública por la víctima, quien lo hizo indignada al saber que otra mujer también denunciaba a Centurión por una inconducta sexual.

Tercero: las conclusiones de la comisión de investigación no reflejan la gravedad de lo ocurrido, no sólo porque alguien denuncia un intento de agresión sexual, sino porque quien supuestamente lo comete es el presidente de una ONG feminista, lo que se conoce como un ‘aliado’. Si las mujeres no podemos confiar en los ‘aliados’, en quién entonces.

Cuarto: la actitud de Promsex frente al caso Centurión tiene muy mala lectura entre las mujeres, sobre todo, no es un buen precedente para las víctimas de violencia machista, pues les comunica que sus denuncias no son tomadas en serio; esto, viniendo de una ONG feminista, que se especializa en temas de índole sexual es, por lo menos, incoherente.

Ahora todo está en manos de la Asamblea de Asociados, su dictamen, además, de ser muy esperado entre el colectivo feminista de a pie, es una nueva posibilidad para Promsex de hacer lo correcto, ya han sufrido alguna baja, supuestamente, por su actitud frente a este caso, y aunque tengan el apoyo de instituciones afines, el de la calle no lo pueden perder.

Es violado a los 5 años y hoy con 11 se quiere matar [Audio]

Jeremy tiene 11 años de edad y lleva una pesada carga. A los 5 años fue violado por varios chicos más grandes en dos de los colegios donde ha estudiado y se lo ha confesado a su madre hace poco. Ella, Luzmila, está desesperada. “Sólo vi que a esa edad su comportamiento cambió, le quitaba la ropa interior a los muñecos, yo le preguntaba por qué lo hacía y no decía nada. No sé cómo no me di cuenta de nada”.

Este ‘cambio de comportamiento’ provocó que Luzmila llevase a su hijo hasta la consulta de más de un psicólogo. “Durante los últimos 6 años he llevado a mi hijo a 10 psicólogos, pero lo extraño es que nunca, ninguno me dijo que mi hijo había sido violado, no entiendo, ellos tenían que haberlo visto, además, el último psicólogo, que lo vio en el Hospital del Niño, me dijo que la que debía tratarse era yo, que yo estaba loca”.

Del primer colegio donde Jeremy fue violado, al cabo de un tiempo fue expulsado, pero Luzmila dice que nunca le dijeron por qué echaban a su hijo. “Yo creo que ellos sabían todo, él sólo tenía 5 años y a esa edad los vigilan siempre”. Del segundo colegio lo sacó ella para ponerlo en uno particular donde le pudiesen dar mejor atención y lo ha conseguido, sin embargo, Jeremy ha manifestado ideas suicidas y eso la tiene desesperada.

A continuación la conversación que teleoLeo.com mantuvo con Luzmila

Mientras se informa de cómo realizar la denuncia formal, Luzmila pide ayuda para poder hacer frente a las terapias porque su situación económica no le permite pagar una consulta privada para que su hijo pueda recuperarse y abandone la depresión en la que está sumido.

“Todas las formas de exposición a la violencia en edades tempranas están asociadas con mayor riesgo de futuros intentos de suicidio y, en particular, con el suicidio en los jóvenes y adultos jóvenes, en edades comprendidas entre los 12 y los 26 años de edad. Por tipo de violencia, el abuso sexual infantil y el acoso escolar son los principales contribuyentes a estos intentos de suicidio. Así lo confirman investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) en una revisión de estudios”.

Cualquier ayuda que puedan brindar, llamar a Luzmila a los números: 37 96 754 o al 949 602 218