Violada, supuestamente, por 3 “amigos”, todos en libertad, su caso está paralizado en la fiscalía de Chincha. La excusa: el COVID-19 [VÍDEO]

La pandemia lo ha alterado todo y es normal, sin embargo, lo que no debería alterarse es la atención judicial a los casos de violencia de género, hayan ocurrido antes o durante el estado de emergencia. Las mujeres, diversidades, niñas y niños maltratados, abusados y asesinados requieren una justicia rápida y eficaz

─«Hay restos de semen en mi truza»

─«Eso no puede ser porque nadie terminó»

«Me siento sucia, culpable, molesta, me asusta salir a la calle porque temo encontrarme con mis agresores, eran mis amigos, no sé cómo han podido hacerme esto. Ahora tengo pesadillas, sueño que me violan, que no puedo moverme, ni gritar, ni correr. Sueño con muchos globos con cara de hombres malos que me rodean. Hace unos meses estaba en el centro de salud, uno de ellos entró, me escondí en un baño, temblaba».

Hechos

La madrugada del 2 de febrero pasado ella fue abusada sexualmente, había estado tomando con tres amigos en casa de uno de ellos: dos, compañeros de estudios en la universidad; el tercero un amigo del dueño de casa al que conocía previamente. Ella sólo recuerda que bebían, que el licor le afectó, que pidió descansar y luego todo son imágenes difusas, ella vestida, ella desnuda, uno de ellos encima «haciendo cosas»; el otro al lado con el torso desnudo y el tercero, también semidesnudo, mirando la escena desde la puerta de la habitación.

«Dos de ellos eran mis amigos de la universidad, vivimos en Chincha y estudiamos juntos desde hace 2 años en la universidad San Luis Gonzaga de Ica. No entiendo cómo han podido hacerme esto, yo estaba ebria y me dormí, ellos sabían que estaba mal y ahora dicen que todos estaban igual de borrachos, que yo quería sexo, que me desnudé sola, que les suplicaba para estar con ellos. Y yo no soy así, nunca he sido así» ─dijo ella a teleoLeo.com.

El 1 de febrero por la noche ella (18 años de edad) recibió un mensaje de un “amigo”, Piero Motta de los Ríos (19 años de edad): «Ya pues habla cómo es para ir a tomar a la casa de Barahona», le decía, pero ella debía llevar a su hermano menor a un ‘quinceañero’. Motta insistió y quedaron en que ella dejaría a su hermano en la fiesta y que él la recogería para ir a casa de Johan Barahona Rivera (28 años de edad). Al llegar a casa de Barahona compraron ron, gaseosa y se pusieron a tomar.

«Barahona hizo la mezcla, ponía demasiado alcohol, yo le dije, pero no me hizo caso. Yo tomaba a sorbitos, no quería ponerme mal. Motta me dijo que era una viva y me sirvió un vaso lleno y me lo hizo tomar. Y yo confiaba, eran mis amigos de la universidad. Me dijeron que llamará amigas, pero todas estaban en Lima, así que dijeron de llamar a Jesús Atuncar (29 años de edad), amigo de Barahona, lo llamé; no recuerdo en qué momento llegó».

Mareada por el alcohol y con el celular a punto quedarse sin batería, ella pidió a Barahona poder descansar en la habitación que se veía desde el patio donde estaban. «Allí había una cama y un colchón en el piso, al lado un enchufe, me dormí en el colchón; no sé cómo, a las 2:30 de la mañana, le envié un mensaje a mi hermano y le dije que pasará a recogerme. Barahona luego cogió mi teléfono y le envió un audio diciéndole que fuera a las 3».

Ella dice que recuerda estar vestida y ver a Jesús Atuncar sentado en el colchón y que alguien la cargó y la pusó en la cama. «Me volví a dormir, cuando desperté, estaba desnuda, no podía moverme, ni gritar, Atuncar estaba encima mío moviéndose, haciéndome cosas, Barahona con el torso desnudo miraba desde la puerta y Motta, también sin camiseta, le dio unas palmaditas a Atuncar y le dijo algo como: “ya manito, ya”. Atuncar se paró y se subió el short».

El hermano de ella dice que sospechó de que Motta le dijera que fuese más tarde a recoger a su hermana, así que fue a buscarla de inmediato. «Yo no recuerdo ni cómo bajé hasta la puerta donde me esperaba mi hermano en el taxi, tampoco recuerdo como llegué a mi habitación. Mi hermano dice que yo me quejaba de que me dolía mucho abajo y el vientre, una amiga que iba con él en el taxi dice que me preguntó qué había pasado; yo no sabía nada».

¿Me han violado?

Antes de irse a dormir recuerda haber ido al baño y luego de miccionar notar que sangraba, le escribió a Atuncar, le dijo que lo denunciaría y se quedó dormida. «Al despertar tenía varios mensajes de Atuncar, decía que yo, borracha, me había desnudado, que sí había pasado algo, pero que yo quería. Le dije que me había violado, que tenía semen en mi ropa interior y él me dijo que eso era imposible: “porque nadie terminó” y ahí es cuando comencé a sospechar que los 3 habían abusado de mí».

Motta también le escribió y le repitió que ella, ebria, se había quitado la ropa y les había pedido estar con ellos; desesperado le pidió hablar “los 4 y ahí decidimos qué se hace”, le dijo que denuncié a Atuncar. Le pidió perdón por haberle fallado, le dijo que él no había hecho nada, pero que si ella iba a la policía lo sindicarían como cómplice y su abuelita sufriría. «Le dije por qué no me ayudaste si estaba mal y me dijo que él también estaba muy borracho».

Denuncia desatendida por pandemia

Ella habló con su madre y fueron a presentar la denuncia a la comisaría de Pueblo Nuevo de Chincha. En coordinación con la joven, la policía pudo detener a Motta y Barahona. Atuncar se dió a la fuga, porque, según él mismo le dijo a Barahona y Motta, policías de esa dependencia, amigos suyos, le había advertido que lo habían denunciado por violación sexual y pudo escapar; aún continúa en paradero desconocido.

Libres como el viento

El Centro de Emergencia Mujer de la comisaría de Pueblo Nuevo pidió prisión preventiva para los tres, sin embargo, todos están libres. Atuncar porque debido al soplo de malos efectivos policiales, fue advertido y puso pies en polvorosa saliendo de Chincha sin paradero conocido.

Barahona y Motta, sólo estuvieron encerrados 24 horas, la fiscal adjunta provincial, Estela Meza Benavides, los liberó con sendas órdenes: «[…] la presente libertad es por haber estado detenido al estar implicado en el delito contra la libertad sexual, violación en estado de inconsciencia». Un galimatías en toda regla.

Revictimización

Además de dejar en libertad a dos implicados en un caso de violación, la fiscal Meza Benavides revictimizó a la agraviada, preguntándole la frecuencia con la que bebe alcohol, si cuando estuvo sus “amigos” le propusieron tener sexo. El abogado defensor de los investigados hizo lo propio preguntándole por qué fue a casa de Barahona si se supone iba a un ‘quinceañero’; si Atuncar alguna vez se le había insinuado; cuánto habían bebido Motta y Barahona; si tenía enamorado.

¡Qué bonito eres Marcona!

Según la víctima, Atuncar se encontraría en Marcona porque una amiga suya ha visto sus estados en sus redes sociales y él dice estar allí, igual no es cierto, pero ella se lo ha comunicado a su abogada del Mimp, sin embargo, nada se ha podido hacer con esta información porque según le han dicho en la fiscalía: «Todo se ha detenido por la pandemia y sólo se están ocupando de los casos ocurridos desde el inicio del confinamiento, y lo mío pasó en febrero».

Este foto es de este sábado 22 de agosto de 2020

Con amigas y amigos así…

«Quienes se supone eran mis amigas y amigos de la universidad me han dado la espalda. Luego de ser puestos en libertad Motta y Barahona dieron su versión, varios me escribieron para decirme que retiré la denuncia. Una compañera publicó en su muro de Facebook la noticia que salió en el diario, pidiendo apoyo para ellos. A veces me siento mal porque he roto la armonía del grupo, pero yo no hice nada».

«No estoy bien, tengo miedo e ira todo el tiempo»

Ella está ahora con tratamiento psicológico y psiquiátrico, toma pastillas para dormir y para el control de la ira, desde lo ocurrido ni descansa, ni está en paz. «Me tuvieron que medicar porque no podía dormir y cuando lo hacía tenía la misma pesadilla siempre: me violaban una y otra vez, además, intenté hacerme daño. Ahora cuando me enojo pierdo el control, yo no era así, todo esto me tiene muy mal».

A ella, ahora, le cuesta salir de su casa, le han otorgado medidas de protección, pero teme encontrarse con sus agresores o con sus familias, a las que conoce y con las que tenía buena relación. «El día que vi llorar a la mamá de Motta en la comisaría me dio pena, ella siempre fue muy cariñosa conmigo. La mamá de Barahona me llamó y me dijo que entendía que me sintiese mal, pero que podíamos arreglar las cosas, nunca supe qué quiso decir».

Pruebas de la violación

Según el examen del médico legista ella “presenta lesiones traumáticas recientes en genitales externos” y según el examen psicológico tiene “problemas emocionales compatibles con experiencia negativa de tipo sexual”.

Así que sí, ella fue abusada y los únicos que estaban presentes en ese lugar eran: Piero Motta de los Ríos, Johan Barahona Rivera y Jesús Atuncar Zavala, los dos últimos además, hombres que tienen una diferencia de 10 años de edad respecto a la víctima. Así que sí, los 3 son responsables por acción u omisión y no pueden escudarse en su ebriedad, menos decir que la víctima quería tener sexo con los tres, porque una persona ebria e inconsciente no puede consentir.

Testimonio

TeleoLeo.com pudo hablar con la joven y recabar su testimonio, extenso y doloroso. A ella le han arrebatado parte de su vida, la han roto, pero no la han destruido. Seis meses han pasado desde el ataque sufrido, la vida no es fácil, pero hay que seguir y sanar, y para sanar hay que reparar; y eso se logra cuidando el estado emocional de las víctimas y consiguiendo justicia para sus casos.

Ella no sólo ha sido violada la madrugada del 2 de febrero, sino también:

  • Cuando los policías de la comisaría de Pueblo Nuevo ─según le dice Atuncar a sus amigos─ le avisan de que ha sido denunciado por violación sexual y eso le permite fugarse.
  • Cuando la fiscal Meza Benavides deja libres a dos de los implicados, porque la joven no sabe a ciencia cierta si ellos también abusaron de ella, sin embargo, ellos estuvieron allí y no detuvieron la acción, viéndola ebria e inconsciente, por lo menos son cómplices.
  • Cuando la fiscal Meza Benavides y el abogado de los implicados la revictimizan con sus preguntas fuera de lugar.
  • Cuando la fiscalía le informa a la víctima que su caso está paralizado porque, por ahora, sólo están atendiendo casos ocurridos durante la pandemia.
  • Cuando sus compañeras y compañeros de clase hacen escarnio de lo ocurrido y le dicen que retire la denuncia en contra de sus “amigos”.

«Mi vida se ha alterado, trato de no socializar con chicos, siento que todos me señalan por haber sido violada, los primeros meses pensaba que yo era la culpable y debía dejar la denuncia, gracias al apoyo de mi madre continúo adelante. Por ahora las clases en la universidad han sido virtuales, pero un día en que uno de ellos intervino, yo me puse muy nerviosa, me asusté muchísimo y no quiero vivir así. Sólo quiero justicia».

#NoSomosLibres [VÍDEO]

A un año del bicentenario de la independencia del Perú, seguimos tan colonizados como siempre. El patriarcado instaurado en nuestras tierras por el opresor europeo sigue dominando nuestra vida social, familiar e institucional. No hay resquicio ni espacio, privado ni público, donde la mujer peruana goce de equidad y de dignidad para su desarrollo integral.

(Ilustración: @EmmayYo)

La pandemia desatada por el maldito COVID-19, en una sociedad tan frágil, informal, inestable, racista, caótica y tumbada completamente a la derecha, como la peruana, no ha hecho más que exacerbar las diferencias y opresiones. Los pobres han salido más pobres del confinamiento, los ricos, más ricos; y las mujeres, niñas, niños y adolescentes más abusados y maltratados.

Este 28 de julio, el presidente Martín Vizcarra en su mensaje a la nación ha mencionado los 572 millones de soles destinados a la lucha contra la violencia de género durante este periodo, pero no ha dicho si este dinero se mantendrá, aumentará o disminuirá; el único aumento que ha señalado es la instalación de 20 CEM más, con lo cual estarán presentes en 416 comisarías de todo el Perú.

Vizcarra también ha manifestado que desde el primer día de confinamiento se dio adecuada atención a mujeres, niñas, niños y adolescentes. Según él, esto se refleja en la recepción de 75500 llamadas en la línea 100, destinada para denuncias de violencia de género y violencia intrafamiliar. Sin embargo, recibir una llamada no quiere decir darle la atención que corresponde a cada caso.

Por otro lado el presidente también ha anunciado 3 políticas a cumplir en lo que le queda de mandato: la política nacional para niños y adolescente, la política nacional para discapacitados y la política nacional para el desarrollo, habrá que estar pendientes de estas ‘promesas’, pues son temas vitales para el bienestar de las y los más vulnerables.

En el discurso del presidente sin embargo han faltado las cifras del dolor registradas durante la pandemia. Las de los muertos, que aún contamos, siendo durísimas por irreversibles, no son las únicas:

  • Feminicidios 34
  • Violación sexual 900, de ellas: 640 a niñas y adolescentes; y 40 a niños y adolescentes.
  • Según el MIMP, desde el 16 de marzo hasta el 15 de julio la línea 100 registró 5.546 denuncias de maltrato físico y 4.223 psicológico.
  • Según la Defensoría del Pueblo, durante la cuarentena han desaparecido 915 mujeres, de ellas el presidente Vizcarra no dijo nada.

Mujeres, niñas, niños y adolescentes han sido los más afectados por la pandemia. El confinamiento ha rubricado que los mayores delitos en su contra se cometen en el hogar y que los maltratadores, abusadores y asesinos tienen ‘cargo’ familiar. Mujeres, niñas, niños y adolescentes durante casi 4 meses han sido víctimas propicias del poder desquiciado de quienes dicen quererlos.

Por todo este dolor y abuso invisibilizado en las cifras del discurso presidencial, la “Red Brujas de Los Andes”, grupo de mujeres feministas, realizó un vídeo para mostrar en nuestros cuerpos las violencias que nos atraviesan, que nos hartan, y que nos hacen vivir en permanente estado de autodefensa, pues a pesar que nuestro himno lo diga, las mujeres en Perú, #NoSomosLibres.

Las feministas en Perú protestan por los feminicidios y abusos registrados durante la pandemia

#SeguimosEnPieDeLucha porque HARTAS ESTAMOS de sufrir la violencia machista y la violencia estructural. Si tu también estás HARTA, súmate, hazte una foto y cuéntalo, hoy es el día. Inundemos las redes con nuestra indignación. Hoy gritamos desde nuestros cuerpos por las violentadas y por las que ya no están. Gritamos por las que han permanecido y permanecen en casa aterrorizadas 24 horas al día, porque viven con sus agresores

Hoy jueves 25 de junio, las mujeres y diversidades en el Perú han vuelto a decir basta a la violencia y bajo la frase “Hartas de…” sobre sus cuerpos, han querido visibilizar el maltrato sufrido durante los más de 3 meses de confinamiento forzado. Lamentablemente a las muertas y muertos por la pandemia hay que sumarle las 21 mujeres asesinadas por su parejas o exparejas, quienes las tuvieron más a mano y más desvalidas que nunca, ante la orden de no salir de casa dada desde el Estado.

Y es que al virus que sigue matando gente, alrededor del mundo, se le combate con aislamiento, pero a la violencia machista se la combate justo con lo contrario. Las mujeres en relaciones tóxicas necesitan de las redes que puedan tejer para salir de la opresión de sus victimarios y, mientras que esas redes se han seguido tejiendo desde las colectivas feministas, desde el Estado no porque, antes y durante la pandemia, ha seguido enfrentando la violencia machista sin enfoque de género.

ACCIÓN VIRTUAL FEMINISTA #SEGUIMOSENPIEDELUCHA

Hartas de que nos maten, nos violen, nos manoseen, nos acosen, nos maltraten, y hartas de que todo ocurra en la mayor impunidad, las mujeres y diversidades seguimos en pie de lucha. La cuarentena sigue, pero la movilización en defensa de nuestros derechos no se detiene.


Sigue la acción con el hashtag #SeguimosEnPieDeLucha


De esta manera levantaremos nuestros gritos de protesta contra los feminicidios, contra el acoso, contra las violaciones agresiones sexuales, contra las violaciones a menores, contra las desapariciones y contra todo tipo de violencia machista.
Según el MIMP, del 1 de enero al 30 de abril de este año, 46 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas.


Y durante el confinamiento la violencia de género ha continuado, demostrando fehacientemente que el hogar no es refugio seguro para todas y todes. Según el MIMP del 16 de marzo al 8 de junio 21 mujeres fueron asesinadas a manos de parejas o exparejas, y se registraron 522 casos de violación sexual: 369 de ellos en contra de menores de edad.


Además, según la Defensoría del Pueblo 557 mujeres han sido reportadas como desaparecidas. Porque ellas y elles no son sólo cifras gritamos que estamos hartas de tanto dolor. Y por ellas, por todas y todes, #SeguimosEnPieDeLucha.
Ayúdanos a difundir esta acción. Sube tu foto, indignate con nosotr@s

#SINJUSTICIAENCHONTALÍ. Las mujeres peruanas se autoconvocan para protestar delante del Ministerio Público

Contra la falta de justicia y la revictimización de las mujeres que sufren violencia de género, y que la han padecido y la padecen 24 horas al día por el estado de emergencia debido al COVID-19, las peruanas con las mascarillas bien puestas vuelven a las calles este sábado

Hartas de que nos maten, nos violen, nos toquen y hartas de que todo ocurra en la mayor impunidad, las mujeres peruanas vuelven a las calles. Este sábado 20 de junio a las 11 de la mañana, desde la indignación y la rabia, las mujeres se ha autoconvocado para protestar delante del Ministerio público. El caso del violador de Jaén, José Felizardo Zoriano Arias, con 8 violaciones en su haber y los intentos de violación y feminicidio de su hija de 13 años de edad ─publicados por Wayka─ han sido la gota que ha colmado la paciencia.

Y no sólo ha colmado la paciencia por la cantidad de mujeres violentadas, también por la brutalidad de los actos en contra de su hija, a la cual ató los brazos al techo con cinta de embalaje para violarla. La indignación, además, se ha visto acrecentada porque el Poder Judicial obviando que este depredador sexual fue detenido en flagrancia por los tíos de la niña, pues lo capturaron cuando intentaba huir, ni siquiera ordenó que sea puesto en prisión preventiva y le ‘impone’ libertad con comparecencia restringida, cuando lo que correspondía era el inicio del juicio.

FLAGRANCIA

En este caso, el juicio debía haberse iniciado inmediatamente y Zoriano no tenía que haber sido puesto en libertad luego de su detención

La segunda detención de Zoriano, cuando intentó quemar a su hija también ha sido en flagrancia.

Víctima en peligro por malos jueces

Luego de ser liberado, por los jueces superiores de la Sala Mixta Desentralizada y de Apelaciones de Jaén, Leonardo Cipriano Purihuamán, Emiliano Sánchez Bances y Harold Ortiz Carrasco; Zoriano intentó matar a su hija quemándola viva. El depredador se encuentra en estos momentos detenido, pero podría volver a ser puesto en libertad si la justicia no le revoca la medida de comparecencia y lo juzga de inmediato, pues también en el intento de asesinar a su hija fue detenido en flagrancia.

La justicia de Chontalí con sus deficiencias revictimiza a la menor una y otra vez. En la reconstrucción de los hechos, ocurrida este jueves 18 de junio, se la hizo participar al lado de su agresor y sin permitir la presencia de su madre.

#LaPolicíaNoMeCuida

Esta semana teleoLeo.com también publicó el testimonio de una menor que denunciaba al suboficial de la Policía Nacional del Perú, Carlos Cruz Díaz, por acoso. Este efectivo policial ya está siendo investigado por tocamientos indebidos a otra menor de 14 años de edad y lo único que han hecho con él hasta el momento, a pesar de las pruebas presentadas, es suspenderlo de funciones, nada más. Así que sí por todo esto las mujeres estamos hartas y volvemos a las calles este sábado.

El 30 de junio se supone que se acaba el estado de emergencia en Perú, casi 100 días mujeres, niñas y niños habrían estado expuestos al mayor de los peligros, el del machismo. Sus hogares han sido y seguirán siendo por unos días más su cárcel, el lugar de sus peores pesadillas de donde ni siquiera han podido escapar unas horas, para ir al trabajo o a la escuela, a respirar ratitos de tranquilidad. Para otras, la casa donde se protegían del virus ha sido su tumba.

Cifras para la indignación

Según el Centro de Monitoreo y Alerta del Ministerio Público del Perú, del 16 de marzo al 31 de mayo, 12 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, 8 de estos crímenes fueron cometidos dentro del domicilio. También se han registrado 25 intentos de feminicidio y, además, investigan 42 posibles intentos de feminicidio.

A principios de mayo el Ministerio Público también registraba más de 3763 detenidos por agresiones dentro del grupo familiar

Además, según la Defensoría del Pueblo, sólo entre abril y mayo de este año, 500 mujeres fueron reportadas como desaparecidas, según esta institución durante el estado de emergencia, cada 3 horas una mujer ha sido reportada como desaparecida.

Justicia queremos, empatía por nuestro dolor, respeto por nuestras vidas, igualdad de trato y equidad; y sobre todo, necesitamos que los operadores de justicia y los poderes del Estado se instruyan y actúen con enfoque de género. No puede ser que una niña sea violada y el violador esté libre, no puede ser que un policía valiéndose de las denuncias que recibe de menores, aproveche y contacte con ellas para acosarlas y manosearlas.

¡El hartazgo es mayúsculo!

Gerardo Berdejo Cavagnaro, acusado de abuso sexual por 16 mujeres, ya afronta su primera denuncia penal

La Vigésima Fiscalía Provincial Penal de Lima ha formalizado denuncia penal contra el activista animalista por «presunta comisión de delito contra la libertad sexual en su modalidad de tocamientos, actos de connotación sexual o actos libidinosos»

En septiembre de 2019, luego que teleoLeo.com publicase los testimonios de 16 mujeres denunciando a Gerardo Berdejo por abusos sexuales, que van desde tocamientos hasta violaciones, cinco de ellas acudieron a la policía y relataron lo ocurrido en cada uno de los casos. Recién este 18 de febrero, 5 meses después, la fiscalía ─a cargo de uno de los casos─ ha encontrado motivos para formalizar denuncia penal en su contra.

Leer: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

Según la fiscalía, formaliza denuncia en contra de Berdejo debido, primero: al examen psicológico de la víctima, cuyo resultado demuestra que está afectada por los tocamientos denunciados, lo que la ha dejado muy vulnerable y con muchas desconfianza hacia los hombres. Y segundo: porque ha hecho una «narración clara y precisa de como se habrían suscitado los hechos».

Hechos imputados

«Le pido que me alcance mi celular y en ese momento me carga, me pone entre sus piernas y me dice conversemos un rato. Me da un beso en la mejilla, acaricia mi cabello, mi rostro y me dice “me gustas”. Yo reacciono, me levanto, qué tienes ─le dije. Él rió». Estas eran las palabras con las que, hace unos meses, ella le explicó a teleoLeo.com la agresión sufrida.

Y así los recoge la fiscalía….

Cabe resaltar que la fiscalía considera que Berdejo «es proclive a estar inmerso en denuncias contra la libertad sexual».

Leer: OTRA DENUNCIA FORMAL POR ABUSO SEXUAL CONTRA EL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO. Y YA VAN 5 [VÍDEO]

Artículo 176

Según este artículo del Código Penal peruano, quien toque a alguien sin su consentimiento con la intención de realizar «actos de connotación sexual o libidinosos en sus partes íntimas o en cualquier parte de su cuerpo será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis años.» Este es el tiempo que Berdejo podría ser recluido , sólo por esta denuncia.

La fiscalía impone a Berdejo como medida coercitiva la comparecencia simple porque, entre otras cosas, tiene domicilio conocido y porque ha acudido a declarar a las diligencias preliminares de este caso y esto hace suponer ─según indica la resolución─ que no intentará evadir la justicia, lo que sí se ordena es el embargo de sus bienes para garantizar el pago de la reparación civil que le puedan imponer por esta denuncia.

Ampliación de Medidas de protección

Las otras tres denuncias presentadas aún continúan en investigación. Todas las denunciantes cuentan ya con medidas de protección que Gerardo Berdejo podría haber violado. Él tiene prohibido referirse a ellas por cualquier vía, sin embargo, en enero pasado publicó un blog señalando que varias de las denunciantes «padecen trastornos mentales, de personalidad y alimenticios lo que las hace distorsionar la realidad».

Leer: VÍCTIMA DE VIOLENCIA SEXUAL OBTIENE MEDIDAS DE PROTECCIÓN CONTRA GERARDO BERDEJO: SU AGRESOR [VÍDEO]

En el blog Berdejo se queja de las complicaciones del nuevo año, pues dice que «este 2020 será complicado al afrontar 5 denuncias policiales», además, señala que las «denuncias falsas» le han sumido en una profunda depresión pues le han dejado sin trabajo y le han generado desconfianza en la gente: «No volveré a ser el mismo» […] «Temo por mi integridad física y mi salud mental» […] «No deseo aumentar las cifras de hombres que se suicidan».

En su publicación, además de repartir estiércol con ventilador, Berdejo dice que las denuncias en su contra se escudan en leyes erradas. En una frase se carga la lucha legal contra los ingentes casos de violencia de género que afronta el Perú. Según él, permiten la existencia de una «doctrina de odio» […] «en medios de comunicación que favorecen un lado de la moneda». Agrega que las denuncias falsas se difundieron irresponsablemente en «blogs de dudosa credibilidad y mala reputación».

En lo que se refiere a teleoLeo.com, aquí tomamos la primera denuncia contra de Berdejo de la página #MeTooPerú, a partir de allí investigamos y encontramos 15 testimonios más, y casi todos coincidían en el modus operandi ─citarlas para hacer hamburguesas─. Por otro lado, desde la primera nota publicada, nos comunicamos con el activista y le pedimos su versión de los hechos, él se negó a darla y luego amenazó con acciones legales, tal y como lo hace en la publicación que realizó en enero.

Extracto Berdejo’s Blog

Por todas las referencias hechas a las denunciantes en su publicación, las defensas de todas ellas están solicitando la ampliación de las medidas de protección de cada una de ellas.

En su blog Berdejo también dice que está colaborando con la policía y el Ministerio Público. TeleoLeo.com ha tenido acceso a su declaración de una de las denuncias en la que es acusado de violación sexual, en ella niega todos los cargos y dice que la víctima lo ha malinterpretado, que él sólo era cariñoso con ella y que por eso él siempre le recordaba que su relación era estrictamente laboral y enmarcada en el activismo, además, dice que el día de los supuestos hechos en su casa también estaba presente una amiga.

De vuelta al “cole”

Durante todo febrero el Ministerio Público estuvo de vacaciones y los casos detenidos, hemos comenzado marzo, todos los funcionarios están ya en sus puestos, esperemos que casos como estos, con varias presuntas víctimas sean resueltos con prontitud porque según la propia resolución que da cuenta de la formalización penal de la denuncia en contra de Berdejo, nos encontraríamos ante un hombre «proclive a estar inmerso en denuncias contra la libertad sexual».

Leer: TESTIMONIOS DE 5 MUJERES QUE DENUNCIAN POR ABUSO SEXUAL AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO

Fiscalía formaliza denuncia penal contra estudiante de la PUCP por intento de feminicidio y agresiones

En septiembre de 2019 teleoLeo.com publicó la denuncia de una joven agredida física y psicológicamente por su expareja. El caso fue un escándalo, ambos son estudiantes de la PUCP y, hasta el momento de la publicación, la universidad no había separado al agresor del centro de estudios. Cuatro meses después el caso avanza

«Formalizo denuncia penal contra Renzo Raúl Tello García por presunto delito contra la vida, el cuerpo y la salud en tentativa de feminicidio y por agresiones contra la mujer: violencia física y psicológica». Renzo Raúl Tello García tiene 21 años de edad y un proceso penal ad portas. La brutal agresión ejercida la madrugada del 9 de septiembre de 2019 le podría costar algunos años de prisión.

Leer: Renzo Tello García, de 21 años de edad, es investigado por intento de feminicidio

La víctima

La víctima de Renzo Tello García es su expareja, con la que aún mantenía algún tipo de relación, con la que además compartía aulas pues ambos son estudiantes de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). A pesar de que la joven había presentado la denuncia ante las autoridades universitarias, Tello García sólo fue suspendido de asistir a clases luego de la publicación realizada por teleoLeo.com

Leer: La PUCP reacciona a la denuncia de teleoLeo.com por intento de feminicidio que involucra a uno de sus alumnos

««Intentó ahorcarme 3 veces, me tiró al piso, me arrastro de los cabellos, me arrancó la ropa, me mordió toda la cara, me dijo que por qué tenía los pechos hinchados, que si estaba embarazada no era de él. Me mordió los senos, los genitales, todo el cuerpo. Me dio puñetes en el abdomen. Me gritaba que era una perra, una cochina, que me iba a sacar la mierda», explicó ella a teleoLeo.com en la nota publicada días después de haber sido agredida.

…Y la fiscalía, luego de las investigaciones…

Según las investigaciones de la fiscalía, las lesiones explicadas por la víctima han sido corroboradas por el examen psicológico y el del médico legista y por ello, consideran a Tello García presunto responsable de tentativa de feminicidio y agresiones.

En conversación con teleoLeo.com la víctima dijo que está esperanzada. «Estoy contenta porque esta es una lucha mía y de todas las personas que hicieron que mi voz se escuchara y también gracias a ti, a tu publicación. Ya no me importa lo que le pase a él, sólo quiero que aprenda del error que cometió conmigo y ojalá no se olvide. Nada más».

Agresor confeso

Luego de que teleoLeo.com publicase la denuncia de la joven, Tello García intentó desprestigiarla, escribió un largo post en Facebook queriendo eximirse de culpa, sin embargo, fue sujeto de crítica y desprecio. Ante la fiscalía la historia fue diferente pues en el interrogatorio Tello reconoció haberla agredido físicamente, pero negó haberla escupido o insultado. Según el parte legista publicado en septiembre pasado, por esta paǵina, ella acabó con 17 lesiones causadas por mordeduras, golpes y arañazos.

Rasgos psicológicos de Tello García, según la formalización de la denuncia penal

Comparecencia sí, prisión preventiva no

En este caso, la fiscal Olga A. Espinoza, de la 3ra Fiscalía Provincial Transitoria Corporativa Especializada en Violencia contra la Mujer e integrantes del Grupo Familiar, no ha pedido la prisión preventiva de Tello García, aunque los cargos por los cuales será juzgado son: tentativa de feminicidio y agresiones contra las mujeres son delitos castigados con entre 6 y 12 años de prisión.

La fiscal Olga A. Espinoza no pide la prisión preventiva de Tello García aún cuando, como ya hemos visto, en su resolución dice: «El imputado Renzo Tello García actuó con conciencia y voluntad al haber atentado contra la vida de la agraviada y haberle causado lesiones físicas y afectación psicológica por estos hechos, no encontrándose justificación alguna en su accionar».

En su resolución la fiscal también dice que pide la comparecencia con restricciones porque sólo advierte un «peligro moderado de fuga» y señala que no demanda la prisión preventiva porque, según ella, en este caso: «no concurren los presupuestos requeridos en el artículo 268 del Código Procesal Penal». Sin embargo, concurren por lo menos dos “presupuestos” reconocidos en la propia resolución:

  • Que existan fundados y graves elementos de convicción para estimar razonablemente la comisión de un delito que vincule al imputado como autor o partícipe del mismo.
  • Que la sanción a imponerse sea de más de 4 años de pena privativa de la libertad ( Según el decreto legislativo Nº 1323 que fortalece la lucha contra el feminicidio, la violencia familiar y la violencia de género que modifica algunos artículos del Código Penal, el delito de tentativa de feminicidio es castigado con entre 6 y 12 años de prisión)

Casos recientes en los que la fiscalía sí que ha pedido la prisión preventiva de los imputados por tentativa de feminicidio y agresiones.

Moraleja

Este caso ha servido para que la PUCP, se replantee cómo está haciendo las cosas respecto a sus políticas para evitar el acoso y el abuso entre sus estudiantes y para dar una pronta y satisfactoria respuesta. Por lo menos así nos lo hicieron saber a través de una cuestionario de preguntas que les hicimos llegar y que en breve publicaremos. Además, se están haciendo cargo de la defensa de la víctima según ha podido constatar teleoLeo.com

También leer: #IntentoDeFeminicidio

Jueza no impone prisión preventiva a imputado por intento de violación sexual

Esta es otra historia en la que los operadores de justicia peruanos revictimizan a las mujeres denunciantes de violencia de género. Julia Eleanor Jara Carrera es la jueza que no vio motivo para encerrar a Juan Carlos Román Cosinga quien, según afirma su abogado, tiene denuncias previas por lo que él llama: “violencia familiar”

Ella salió a comprar a la bodega, seis cuadras la separaban de casa. Agua y huevos necesitaba, pasaban cuarenta minutos de las siete de la noche, al volver cruzó el pasaje por el que antes había transitado y al llegar a una zona oscura y abandonada percibió que alguien se acercaba corriendo, volteó intranquila a ver quien era, reconoció a su vecino, así que siguió su camino; él también lo haría, pero ─según afirma─ eso no ocurrió.

Hechos

«Mi vecino, Juan Carlos Román Cosinga, se acercó por detrás, con una mano me tapó la boca y con la otra me empujó hacia la pared trasera de mi casa, me tocaba las nalgas hasta llegar a tocarme la vagina, como pude me zafé, corrí a la puerta principal y grité hasta que me abrieron mientras él huía». El 3 de enero pasado, CSAA de 23 años de edad habría sido víctima de un intento de violación. Aún le cuesta hablar del tema.

CSAA vive en Chaclacayo, donde comparte domicilio con la familia de su pareja. «Toque la puerta tan fuerte como pude pidiendo ayuda, salió mi suegro, le dije lo que había pasado, él le avisó a mi cuñado quien salió corriendo y le gritó por qué había intentado abusarme y él, riendo, le contestó que no sabía que yo era su cuñada, luego entró a su casa y cerró su reja». CSAA también ingresó a su domicilio y llamó al serenazgo.

Resistencia a la autoridad

Cuando llegó el serenazgo intentaron hablar con el supuesto agresor, pero no abrió la puerta de su vivienda, así que tuvo que hacerse presente la policía; la dueña les abrió la puerta principal, pero tuvieron que usar la fuerza para abrir la puerta de la habitación tras la cual permanecía Román Cosinga. Según consta en el parte policial, citado por la fiscalía, Román Cosinga fue detenido “en flagrancia”.

Una vez en comisaría, Román Cosinga negó haber intentado violar a la denunciante y dijo que él sólo la había querido saludar por nuevo año. «Estaba en casa con amigos, sonó la alarma de mi carro, salimos a ver qué pasaba […] los vidrios de mi carro estaban quebrados […] topó con la denunciante que me saludó diciendo buenas noches señor y yo abro los brazos y le digo feliz año nuevo vecina».

Pruebas

Sin embargo, los exámenes practicados a la víctima ratifican que sí había sido agredida. El médico legista certifica que CSAA tenía hematomas en la cadera y el hombro, así como lesiones o rozaduras en muñeca y mano y le dio 5 días de incapacidad médico legal. La pericia psicológica, por su parte, señaló que la agraviada se encontraba emocionalmente afectada por «evento estresor de tipo sexual».

Con todas estas pruebas y la negativa de Román Cosinga de abrirle la puerta a la policía, la fiscalía solicitó la prisión preventiva por delito contra la libertad sexual en la modalidad de intento de violación. Sin embargo, la jueza del 2do Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Violencia contra las Mujeres y el Grupo Familiar de la Corte de Lima Este, Julia Eleanor Jara Carrera, dijo: «No».

Defensa de la víctima

Para Yolanda Sarmiento, abogada que en un primer momento representó a la víctima, la jueza se equivocó. «Mi clienta sufrió un intento de violación, no dictar prisión preventiva en contra de Román Cosinga fue peligroso, porque se resistió a la autoridad cuando la policía fue a su casa a buscarlo, además, amenazó a mi clienta y en cuanto la jueza lo dejó en libertad el señor se cambió de domicilio».

Defensa del imputado

Según Luis Alberto Franco Mora, abogado del supuesto agresor, la prisión preventiva fue desestimada porque, «para la jueza no se trata de un intento de violación, si acaso, tocamientos indebidos» […] «Las contradicciones de la supuesta víctima, sumadas a la conducta de la familia de su pareja, que ha caído en el aeropuerto pasando droga, esto no hace inocente a mi patrocinado, pero le da más credibilidad».

TeleoLeo.com entrevistó a Franco Mora, él asegura que la fiscalía en su narración de lo ocurrido «omitió hechos, no sé con qué fin»; además, aunque durante toda la entrevista insistió en la inocencia de Román Cosinga, al final dijo que no sabe «la magnitud de la agresión». Según Franco Mora, el interés tras la denuncia es económico, pues asegura que la denunciante «pide 10 mil soles» por lo ocurrido.

En la entrevista, el abogado también afirma que su cliente tiene denuncias previas por violencia familiar, dice que no recuerda cuántas, «son varias pero sin sentencia», por otro lado Franco Mora repite más de una vez aquello de que la familia de la pareja de la denunciante ha cometido delitos de narcotráfico, luego dice que eso no lo eximiría de culpa, pero él lo deja caer y a ver si desprestigiando el entorno, desprestigia la denuncia.

El fiscal: «Habrá nueva audiencia de prisión preventiva»

La decisión de la jueza Jara Carrera fue apelada por el fiscal a cargo del caso, Adrián Tomaylla Suarez, fiscal provincial titular de la 2da Fiscalía Provincial Penal de Chosica quien, haciendo la salvedad de que sólo podía darnos información general, habló con teleoLeo.com. Según el fiscal en breve habrá otra audiencia que podría cambiar el actual estado de Román Cosinga.

«La resolución que declaró infundado el requerimiento de prisión preventiva ha sido declarado nulo por el Superior de la jueza, a mérito de nuestro recurso de apelación, por falta de motivación ordenando que se realice una nueva audiencia» asegura Tomaylla Suárez. La “falta de motivación” en lenguaje jurídico significa que la jueza no justificó adecuadamente el porqué dejó en libertad a Román Cosinga.

Sobre las afirmaciones del abogado del agresor, en las que aseguró a teleoLeo.com que las declaraciones de la víctima contienen contradicciones y que la fiscalía en su narración de los hechos ha omitido información, el fiscal dice: «Obviamente el abogado va a dar una versión sesgada del caso, pero, para nosotros, en lo nuclear y desde nuestra perspectiva técnica, la víctima ha sido coherente».

El fiscal también desmiente a Luis Alberto Franco Mora respecto a que CSAA ha denunciado a su cliente para que este la “indemnice” con 10 mil soles. «En todo delito hay una reparación civil cuando se prueba su realización, pero ello no se discute en las diligencias preliminares. La fiscalía recién la solicita cuando formula acusación», afirmó el agente del Ministerio Público.

Para Adrián Tomaylla Suárez, la denuncia de CSAA es tan sólida, por ello, la decisión de la jueza del 2do Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Violencia contra las Mujeres y el Grupo Familiar de la Corte de Lima Este, Julia Eleanor Jara Carrera, «ha sido declarada nula». Ahora sólo queda esperar que se realice la nueva audiencia y que las investigaciones sigan su curso y se imparta justicia.

La sentencia por abuso en contra de ‘La Manada’ de Manresa será recurrida por la Fiscalía

«Te toca a ti, 15 minutos cada uno y no tardes». En octubre de 2016 una menor de 14 años, en estado de inconsciencia fue penetrada por turnos por 5 hombres y para la justicia española no hubo violación. Pero la calle ha hablado y la Fiscalía parece haber parado la oreja. (Foto: República.com)

Salir a las calles paga! Luego de protestas en muchas ciudades españolas, la Fiscalía ha recurrido la sentencia judicial que condenaba como abuso sexual la violación de una menor de 14 años por parte de 5 tipejos que la doblaban en peso y edad.

Según la sentencia, que 5 hombres penetrasen e hiciesen lo que quisieran con una menor de 14 años, sin que ella se hubiese resistido, ni se hubiese negado expresamente, porque se encontraba inconsciente no configuraba delito de violación.

O sea: te emborrachan, te drogan, te llevan a un descampado, te destrozan, te vejan, te ensucian, te roban la capacidad de decidir y no te han violado; porque no opusiste resistencia, porque no gritaste. Y cómo podría haberlo hecho esta niña, si como reconoce el juez, se encontraba inconsciente.

Esta sentencia es una más de las que en España no consideran violación si en el acto no hay intimidación, violencia o el no consentimiento de la víctima, o sea, si en el momento en el que la están vejando ella ella no arriesga más su integridad resistiéndose, no está siendo violada.

La sentencia de La Manada dio la vuelta al mundo en 2107 y, ahora, los jueces, parecen no haberse movido un ápice de sus posturas obtusas, machistas y obsoletas. Los magistrados y los sistemas de justicia de todo el mundo deberían ser instruidos en enfoque de género.

No es no

No es no, pero la negativa debería ser más evidente cuando estamos inconscientes. Según la RAE, estar inconsciente es haber perdido la consciencia o facultad de reconocer la realidad. Y si hemos perdido la facultad de reconocer la realidad, no podemos decir no, pero tampoco, sí.  

La aberrante sentencia exime de culpa a dos integrantes más del grupo: uno que grababa y otro que se masturbaba mirando. Según señala, podrían haberse sentido intimidados por los 5 animales con los que compartían el brutal acto y «no podrían haber hecho nada para impedirlo».

Entonces, según el fallo judicial, una niña de 14 años que no se quejó, ni se negó porque estaba inconsciente no es víctima de una violación por no resistirse, ni negarse ante 5 hombres más corpulentos que ella. Y ese mismo falló exculpa a los otros dos porque no podrían haber impedido el acto.

Masturbarse es un acto voluntario, más en un hombre donde su fisiología requiere de cambios. Un hombre atemorizado no tiene una erección. Un hombre que se masturba mientras destruyen a una niña es un depredador. Grabar una escena para ‘compartir’ también es un acto voluntario.

Por ahora y mientras la justicia no deje de ser machista, patriarcal e indolente con el sufrimiento de las mujeres, tocará estar en las calles, tocará protestar, tocará levantar la voz y tocará exigir y gritarle a los gobiernos que tenemos derecho a vivir seguras y a desarrollarnos libremente.

En España, en lo que va de 2019, el observatorio Feminicidio.net, a través de su proyecto ‘Geoviolenciasexual‘ ha registrado 63 agresiones sexuales múltiples. El mes con más casos conocidos es agosto (23 agresiones sexuales múltiples, el 14,8%), seguido de junio julio (con 19 casos, el 12,3%, respectivamente). Por otro lado, los meses con menos casos conocidos hasta ahora son octubre (cinco casos, el 3,2%) y diciembre (seis casos, el 3,9%).

También leer: Las Manadas españolas

Feminicida no logra que le reduzcan la condena [Vídeo]

Obligó a su exenamorada a tener relaciones sexuales y luego la degolló, confesó su crimen cuando ya había sido descubierto y pedía que su condena fuese anulada, porque 15 años se la hacen demasiados; pero la suerte, esta vez, ha estado del lado de la víctima

«No haber nulidad». Romario Aco Rodríguez, feminicida confeso de Sheyla Torres Aguilas, su exenamorada, no será beneficiado con la reducción de pena que solicitaba por haber cometido este execrable delito teniendo sólo 19 años de edad. Esta sala presidida por el supremo César San Martín Castro, ha tenido a bien no favorecer a este feminicida, como sí lo ha hecho en el pasado.

Leer también: FEMINICIDA PIDE REDUCCIÓN DE PENA PORQUE TENÍA 19 AÑOS CUANDO MATÓ A SU EXENAMORADA [VÍDEO]

Entre 2018 y 2019 la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema ha anulado la condena a dos feminicidas y le ha rebajado los años de prisión a otro.

Tak Quan Lau Lau, condenado a 25 años de prisión por el asesinato de su esposa, Sandra Sifuentes: esta sala ha anulado y ahora se encuentra en libre a la espera de un nuevo juicio.

Jesús Elías Meneses Lozano, condenado a 20 años de prisión por el asesinato de su esposa, Eusebia Quispe Acuña: absuelto por el juez Ivan Sequeiros, integrante de esta sala, porque según manifestó las pruebas recabadas durante el proceso, no eran suficientes para incriminarlo.

Nicolás Giovanni Vásquez Velarde, condenado a 28 años de prisión por el asesinato de su pareja, Nelva Evangelista Loa: su pena fue reducida a 20 años. Esta reducción fue firmada por el magistrado Ivan Sequeiros.

TeleoLeo.com habló con la madre de la víctima, Magaly Aguilar, al término de la audiencia, cuando aún los magistrados no habían tomado ninguna decisión sobre el recurso de nulidad mediante el cual Aco Rodríguez pretendía pasar menos tiempo en prisión. Ella explicó que en ningún momento se dejó hablar a su abogado sobre los aspectos penales del caso y que el magistrado a cargo sólo le permitió pronunciarse sobre el monto de la reparación civil fijado en 50 mil soles.

Momentos después de terminar la entrevista concedida en exclusiva a TeleoLeo.com, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema publicó su fallo, denegando la reducción de la pena a Romario Aco Rodríguez, sin embargo, la madre de Sheyla, como expresó durante nuestra conversación, no está conforme y pide que los feminicidios sean condenados con cadena perpetua por el daño irreparable que causan.

Fallo de la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema esta vez se ha reprimido de conceder beneficios a un feminicida, sin embargo, podría haber hecho que este caso se reabra porque la corte superior que condenó a Aco Rodríguez, no consideró la violación sufrida por Sheyla Torres antes de ser degollada, como un agravante para otorgarle una pena mayor. Es por eso que la madre de la joven (19 años), que estudiaba obstetricia para traer niños al mundo, no está satisfecha con la resolución.

Doctor, doctor…

El abogado del condenado también se reprimió, pues ni siquiera se atrevió a asistir a la audiencia, será porque en Palacio de Justicia, un grupo de mujeres se dio cita para pedir #JusticiaParaSheyla y entre las consignas que gritaban había algunas dirigidas al letrado: «Abogado Pedro Chimoy, no defiendas a este asesino» o «Abogado, abogado, dime tú lo que harías si tu hija fuera asesinada y el Poder Judicial no hiciese nada»

Cuando las mujeres se organizan su voz es potente, cuando las mujeres se unen logran cosas, porque no hay nada más potente que las mujeres hartas de ser víctimas de los hombres que las maltratan y las matan, y del sistema de justicia que no las protege. Las que acompañaron este martes 22 de octubre a la madre de Sheyla han sido mujeres solidarias que desgañitándose han logrado su objetivo: que los operadores de justicia piensen dos veces antes de pasar por encima de su dolor.

Cuatro mujeres denuncian formalmente al activista Gerardo Berdejo Cavagnaro por delito contra la libertad sexual [VÍDEOS]

Hasta el momento teleoLeo.com ha recibido el testimonio de 16 mujeres que denuncian al activista. Dos de ellas por violación, 14 por intento de violación y tocamientos indebidos. Berdejo insiste: «Todo es mentira»

Johanna Tupiño es una de las mujeres que ha denunciado formalmente a Gerardo Berdejo Cavagnaro por “delito contra la libertad sexual en su modalidad de tocamientos obscenos”. Ellos se conocieron por el grupo de Facebook Lima Vegans, de donde Berdejo ─vía comunicado─ fue expulsado el mismo día en que se conoció la primera denuncia en MeToo-Perú. En esa oportunidad, el grupo también pedía disculpas por haber tardado en tomar la decisión.

Berdejo y Tupiño también compartían activismo animalista en el grupo internacional Anonymous for the Voiceless, de donde igualmente ha sido expectorado. En un manifiesto del día 19 de septiembre informaban que Berdejo había sido expulsado de la organización 24 horas después de conocerse la primera denuncia. Ellos han asegurado que no tolerarán ningún acto que ponga en peligro a ninguno de sus integrantes.

Johanna Tupiño habló con teleoLeo.com y explicó su experiencia con Berdejo Cavagnaro. Además de tocarla sin su consentimiento, él le tomó fotos de su trasero que ella tampoco había autorizado. «Un día en una vigilia en un matadero, me subí a un camión. Luego Gerardo me envió un mensaje con fotos de mi trasero que me había hecho sin pedirme permiso».

Las fotos la sorprendieron e incomodaron, él se las envió en medio de una conversación en la que ella intentó desviar el tema, sin embargo, él lo retomó de manera más impertinente: «Haré un calendario de ‘culetes’» —me dijo», explica Johanna. Me pregunto, si el año tiene 12 meses, a cuántas chicas le hizo fotos sin que ellas lo supieran.

Pruebas

En la primera imagen Berdejo Cavagnaro, como siempre, intenta seducir a Tupiño invitándola a hacer hamburguesas, es así como en otras oportunidades logró que otras chicas fuesen a su departamento donde ellas dicen que las tocaba sin su consentimiento. En la segunda captura, en la parte inferior derecha se pueden ver las fotos y la frase del calendario.

«Me cogió la pierna un par de veces y me hizo fotos sin pedirme permiso, yo normalice su conducta porque lo admiraba, pero no es normal que nadie te haga nada que no quieres». Por todo esto Johanna Tupiño ha denunciado formalmente a Gerardo Berdejo y así lo explicó a teleoLeo.com, en entrevista exclusiva .

Berdejo: «teleoLeo.com miente groseramente»

«Buenos días TeleoLeo, les escribo en esta oportunidad referente a la publicación hecha en su sitio web y página de Facebook. Las denuncias que se han hecho son anónimas y en las mismas se me acusa de algo que no he cometido sin tener ninguna prueba contundente, además de ser estos supuestos hechos COMPLETAMENTE FALSOS Y CALUMNIOSOS». 

El sábado 14 de septiembre, 24 horas después de que teleoLeo.com publicase los testimonios de 5 mujeres que acusaban a Gerardo Berdejo Cavagnaro de haberlas abusado sexualmente ─4 de ellas lo acusaban de acoso y tocamientos indebidos y una de violación─, el conocido activista animalista y vegano, me envió un mail en el que decía que teleoLeo.com «está faltando a la verdad de manera grosera».

Leer también: TESTIMONIOS DE 5 MUJERES QUE DENUNCIAN POR ABUSO SEXUAL AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO

Por tal motivo «pido por favor que retiren de inmediato esa publicación, no sin antes efectuar una rectificación indicando que no avalan ese tipo de afirmaciones ofensivas sin sustento que resultan siendo una completa calumnia en mi contra, calumnia que además puede traerme otro tipo de consecuencias negativas, de las cuales los haré responsables, continuaba el mail.

Y luego de pedir por favor, Berdejo amenazaba despidiéndose con un cordial saludo: «De no cumplir con mi pedido en el menor tiempo posible (24hrs) me veré obligado a interponer las acciones legales correspondientes. Espero sinceramente no tener que llegar a ningún extremo, pero comprenderán que el daño que puede causar este tipo de publicaciones es alto. Un cordial saludo».

TeleoLeo.com respondió a Gerardo Berdejo y aprovechó para reiterarle el pedido de entrevista que le hiciera antes de publicar la nota, sin embargo, 11 días han pasado y no hay respuesta.

Denuncias policiales

Las acciones legales llegaron y en paquete. Johanna Tupiño no ha sido la única víctima que ha denunciado a Berdejo, otras 3 mujeres que dieron su testimonio a teleoLeo.com también lo han denunciado formalmente por delito contra la libertad sexual, en su modalidad de actos contra el pudor.

La primera denuncia contra Gerardo Berdejo fue publicada en el portal MeToo Perú, luego teleoLeo.com, investigó y encontró a la joven de 24 años que en julio de este año sufrió tocamientos en sus partes íntimas y forcejeos por parte de Berdejo.

Recordando la primera denuncia

«Voy a explicártelo todo, con más detalle de lo que hice en mi denuncia inicial en #MeToo» ─dijo ella a teleoLeo.com. Lamentablemente, el abuso de Berdejo no era el primero que había vivido. «Yo he sido víctima de abuso sexual antes, llevo tratamiento psicológico y psiquiátrico y él lo sabía. Yo nunca desconfié de sus manera cariñosa de tratar porque como ha viajado y vivido fuera, pues pensaba que era así por eso. Él me daba abrazos muy “sostenedores”, pero luego fui notando que no era igual con todo mundo».

Según ella, Berdejo la invitó un día a su casa para que lo ayude con su trabajo, aceptó porque el la necesitaba y porque no sospechó nada malo. «Al acabar de almorzar se sentó muy cerca y me abrazó, yo no dije nada, no quería que se sienta mal, me seguía abrazando, mientras yo intentaba alejarme, me comenzó a besar la mejilla, de pronto me volteó la cara y me besó en la boca, me sorprendí y volteé, no dije nada, pensé que quizá lo había imaginado».

Pero la cosa no quedó ahí. «Berdejo colocó su mano en mi pierna, cerca a mi vagina, puso mi pierna sobre la de él, no sabía cómo quitarla sin que se dé cuenta. Me volvió a besar, le dije que tenia que irme, que tenía cosas que hacer, me dijo que me quede. Sentí su mano en mi cadera, me besó de nuevo, me paré diciendo que era tarde; me abrazo por detrás, besándome el cuello mientras me tocaba el vientre. Yo me quería ir, pero me volteó y me puso contra la pared frente a él, ahí fue cuando quiso poner su miembro entre mis piernas, a la altura de mi vagina».

Ella confiesa que se sintió profundamente asqueada, estaba volviendo a ocurrir, estaban volviendo a abusar de ella. «Me dio asco, me desesperé, pero no quería que sepa que estaba asustada; le repetí que debía irme. Me preguntó cuando volvería, le dije que tenía que ver mis horarios. Me acompañó al paradero. Al llegar a casa sentía tanto asco de mí misma que me bañe con agua fría. Toda esa semana me volví a autolesionar. Una noche, en una crisis me hice más de 100 cortes».

Según ella Gerardo Berdejo Cavagnaro no es consciente del daño que hace. «Creo que piensa que porque era amable tenía derecho sobre mí. Él sabía que yo era vulnerable y se aprovecho de eso». Y esto no es extraño, los depredadores sexuales buscan justamente personas frágiles, a las cuales seducen a través del cariño, de la cercanía, y una vez ha establecido un vínculo de confianza se quitan la piel de cordero y dejan al descubierto al lobo deseoso de someter y de demostrar su poder.

Denuncia 3

Ella fue otra de las embaucadas con las hamburguesas veganas. «Gerardo publicó un post en el grupo de Lima Vegans, pidiendo ayudantes para hacer hamburguesas, yo contesté que me interesaba, pasó un tiempo y me se comunicó conmigo preguntándome si tenía tiempo libre para ayudarlo, le respondí que sí, quedamos, me recogió en el paradero y fuimos a su departamento».

Luego de un rato se percatan que no había luz, ella quiso cargar su teléfono y no pudo. «Seguía en la cocina ayudándolo con la preparación de las hamburguesas, él puso música que sabe que me gusta porque lo habíamos hablado y, en la cocina, antes de terminar hace una broma forzada intentando hacerme reír. Me abraza y me da un palmotazo en la espalda, oye no te pases de confianza ─le dije. Él se rió».

Ella le pide el baño y al salir se da con la sorpresa de que Gerardo ya no estaba en la cocina, sino que la esperaba en el sofá. «Me puse nerviosa, en ese momento vi a uno de sus gatitos, le pregunté si sus mascotas eras rescatadas, contestó que sí, que los había rescatado junto con su pareja y que tenían una relación de costumbre, que cada uno hacía su vida».

Berdejo también le dijo que su pareja sabía de los talleres de hamburguesas en su casa y que alguna vez se había cruzado con alguna chica mientras las hacían. «Le pido que me alcance mi celular y en ese momento me carga, me pone entre sus piernas y me dice conversemos un rato. Me da un beso en la mejilla, acaricia mi cabello, mi rostro y me dice “me gustas”. Yo reacciono, me levanto, qué tienes ─le dije. Él volvió a reír».

De inmediato ella salió del departamento hacia las escaleras. «Me voy ─le dije, él insistía en que me quedara, tuve que ponerme fuerte y le volví a decir que me iba, menos mal que me llamó mi mamá y también del trabajo, eso lo contuvo. “Ay verdad que tengo que darte las ‘burguers’ (el pago por el trabajo). Esas dos llamadas fueron providenciales pues lo hicieron asustar», agrega la joven.

Ella señala que al salir del departamento él se recompone. «Volvió a mostrarse amable, queriendo saber de mi trabajo, ofreciéndome ayuda. Le dije que no vuelva a cargarme o abrazarme y me dijo, pero por qué, ─porque no quiero, le contesté. Luego me dijo que sufrió depresión por la muerte de su mamá, y que una exnovia de cuando vivía en España lo había maltratado».

La joven dijo a teleoLeo.com que cuando salió del departamento de Berdejo se sintió liberada, «pero al llegar a casa lloré desconsoladamente, porque no podía contar lo que me había pasado porque dirían que para qué fui, que me había pasado de ingenua, pero claro, yo cuando fui no sabía que iba a estar a solas con él, pensé que habría alguien más en el taller. Gerardo es un manipulador y un abusivo».

«Me acompañó al paradero y cumpliendo con el trato anunciado en Facebook, me dio dinero para mi pasaje y las hamburguesas que siempre da a quien lo ayuda con su trabajo. “Me caes bien, espero que puedas otro día volver a ayudarme, te voy a considerar más a ti”. Luego insistió algunas veces por messenger, yo nunca le reclamé su comportamiento, le contestaba normal, pero nunca más caí en su trampa».

Denuncia 4

Esta denunciante explicó a teleoLeo.com que Berdejo, al igual que a otras, le cogió la pierna sin su permiso, pero con el agravante, que en el momento de hacerlo, ella se encontraba acompañada de su hija pequeña de 6 años de edad.

En entrevista exclusiva con teleoLeo.com podemos escuchar la historia de esta cuarta denunciante. Su voz ha sido alterada porque ella prefiere conservar su nombre en reserva.

Cansadas de callar

Todas las denunciantes están pasando sendos exámenes psicológicos a fin de demostrar la veracidad y el grado de afectación de los hechos que denuncian. Estas 4 mujeres se han atrevido a dar la cara ante la policía, cansadas de que Berdejo las tilde de mentirosas y emitiese un comunicado en el que teleoLeo.com también fue mencionada. Berdejo, además, ha enviado una carta notarial a una de las denunciantes.

Luego de la publicación que teleoLeo.com realizará el 13 de septiembre con los testimonios de 5 mujeres que denunciaban a Berdejo por tocamientos indebidos y hasta por una violación, este portal ha seguido recibiendo más denuncias de los abusos que habría cometido Berdejo, en total son 16 las mujeres que hasta el momento se han atrevido a hablar con este portal.

Una menor de edad entre los testimonios

Una de las denunciantes era menor de edad cuando Berdejo la tocó. Lo hizo luego de un partido de fútbol entre un grupo de activistas, uno de los cuales vio lo que ocurría y no entendió muy bien la escena hasta que habló con la afectada. Ella ha dado su testimonio sin ocultar su identidad.

Juan Ignacio Cucho Bartra es el activista mencionado. TeleoLeo.com habló con él luego de comunicarse con la joven y confirmar lo dicho en su post. Cucho Bartra también ratificó cada línea de la publicación realizada en redes sociales y accedió a dar una entrevista a este portal con nombre y apellido. Él como activista está muy indignado, no sólo por el comportamiento de Berdejo, también lo está por sus afirmaciones respecto a que las víctimas mienten. «No mienten, yo lo vi».

Recuerdos de amigas y amigos

A mí, Berdejo me violó

Otra de las mujeres que se dirigió a teleoLeo.com manifestó que conoce a Berdejo desde hace 5 o 6 años. «Yo fui vegetariana y él era la cabeza de Proyecto Libertad y la Escuela Vegana de Lima. Yo seguía su labor y eso me dio confianza. Cuando finalmente le hablé, en 2016, lo hice para que me recomendase algún nutricionista de dietas veganas o vegetarianas, él se ofreció y me dio su tarifa». Quedamos en su oficina, que era su departamento».

Cuando ella se entera que la asesoría será en el departamento de Berdejo, asegura que se le pasó la idea de cancelar la cita, sin embargo, no lo hizo porque la admiración que tenía por su trabajo la hizo pensar que nada malo podía ocurrir, además creyó que tendría una oficina profesional dentro de su departamento, «pero al llegar allí me di cuenta que me había citado en su departamento y que allí no había ninguna oficina, su “oficina” era su sala».

Y la conversación fluyó, ella dice que se llevaron bien desde el primer momento. «Nos sentamos en el mueble que daba a una TV y conversamos de veganismo y de música. La asesoría duro sólo media hora y fue muy poco profesional, aún así me sentía tranquila y disfrutando la conversación y cuando estaba pidiendo mi taxi para irme, me convenció para quedarme y ver un concierto de una de mis bandas favoritas de metal».

Esta mujer, también, como otras víctimas de Berdejo, tenía problemas de depresión y ansiedad por abusos anteriores y Berdejo lo sabía. «También hablamos de mis problemas emocionales y mantuvo la distancia más o menos durante una hora. De pronto, me tocó la mano, la quité, luego la pierna; me puse muy nerviosa, como toda víctima que ha sufrido abuso físico durante muchos años, no sabía que hacer. Se acercó para besarme, asqueada y asustada, lo deje».

Y lo que ocurre luego es la narración de una violación. «Me cargó, me puso en el lado del mueble donde él estaba y comenzó a abusar de mí. Me trató como si fuera una muñeca, ni me miró, ni se cuidó. Yo no lo golpeé, no forcejeé, pero mi cuerpo claramente gritaba no. Me mantuve mirando al techo esperando que todo acabe pronto. Cómo me subí al taxi camino a casa, no lo sé. Y pensé que todo había sido mi culpa, así que enterré lo sucedido en mi cabeza.”

Ella dice que todo ocurrió hace 3 años y que al día siguiente vio que él había hecho una publicación con su novia. «Nunca procese el abuso como tal y no sabía como sentirme respecto a su pareja, si ella sabía que él hacía esas cosas. Hable con él, quería saber que había pasado, me dijo que ellos tenían una relación abierta, que todos lo saben, también le dije que me sentía usada, le insistí en ello, simplemente contestó que él no era así».

En sus descargos y negación de los abusos que se le atribuyen, Berdejo manifiesta que ha seguido teniendo comunicación con algunas de las mujeres que lo denuncian y que eso demostraría que mienten, sin embargo, como esta mujer, que dice haber sido violada por él, otras no identificaron lo ocurrido como un abuso hasta después de un tiempo. «Volví a hablar con él hace menos de un año, necesitaba encontrar casa para mis gallos y se me ocurrió que él podría ayudarme».

«Luego que abusó de mí sólo quería olvidarlo todo, además sentía que yo lo había permitido porque no grité, porque no intenté impedir que me tocase e hiciese lo que le dio la gana conmigo, pero cuando leí los testimonios de las otras mujeres vi como él se aprovecha sistemáticamente de personas vulnerables, que han sido violentadas psicológica, física y/o sexualmente. Aún estoy procesando esto, recién lo estoy entendiendo».

Similar situación ocurrió con otra joven. Este testimonio fue publicado en MeToo Perú y replicado en teleoLeo.com.

Me gustaba, pero no dije sí

«Te escribo por la noticia de Gerardo, quería comentarte que me pasó algo similar, aunque en mi caso accedí porque no me era del todo indiferente. Lo que pasó se asemeja ya que en un comienzo me dijo para ir a su casa a ver películas y en serio pensé que sería solo eso, sin embargo, ya desde el ascensor hacia el departamento me abrazó por detrás y me sorprendió. Yo misma creo que no entendí bien en ese momento lo que estaba pasando o que estaba siendo manipulada».

A ella le gustaba Berdejo, por eso aceptó ir a su casa, sin embargo, la idea era ver películas, no ser abordada sexualmente. «Veo que muchos de los casos denunciados comienzan con algo así, que las invita a su casa para conversar o para cocinar y al final asume que puede hacer lo que quiera porque ya una está dispuesta para eso».

El monstruo de las hamburguesas

Según las denunciantes que teleoLeo.com ha entrevistado, Berdejo las seduce por sus conocimientos sobre el veganismo, la mayoría se acerca a él para dar el paso hacia ese estilo de vida o para participar en los talleres que anuncia para hacer hamburguesas. Él recluta chicas a las que a cambio de unas ‘burguers’ y sus pasajes se creería con el derecho de tocar y abusar.

Ser un conocido activista animalista que hace labor política, también las atrae, además, a varias casi les dobla la edad y eso las hace sentir que pueden aprender de él, lo admiran y por eso confían. «Cuando te toca, al comienzo es extraño, no crees que esté pasando algo así, no si es una persona respetable, te dices. Y no, no lo es. No tendría que invadir a otra persona sin su consentimiento», dice una de las denunciantes.

“El patán”

Virginia Battisti es una mujer italiana radicada en Perú, ella también fue invadida por Gerardo Berdejo. Lo suyo fue una noche de discoteca, sin hamburguesas. «Hace unos años salí a Barranco con una amiga, también extranjera, fuimos a tomar una cerveza, nos sentamos en una mesa, al cabo de un rato nos dimos cuenta que un chico nos miraba fijamente».

Según Virginia, cuando él se dio cuenta que lo habían visto, se acercó. «Nos ofreció una copa y acompañarnos a la mesa, ─no, gracias, estamos hablando cosas privadas, le dijimos. Se alejó, pero continuó mirándonos con insistencia. Era bastante incómodo. Decidimos irnos, mi amiga salió a la calle para huir del patán este, yo fui al baño».

Pero el “patán” persistía. «Al salir del baño me lo encontré obstruyendo la puerta. Me dijo que le encantaban las chicas extranjeras y mi acento, y que me quedará con él un rato. Mientras hablaba me empujaba con su cuerpo contra la pared al costado de la puerta, acercando un montón su cara a la mía».

Virginia se sintió violentada con el acoso del desconocido y reaccionó. «Me dio tanta rabia que intentara atraparme que lo empujé violentamente con las dos manos y salí corriendo del local. No sabia quien era hasta que me encontré con la nota de teleoLeo.com sobre las 5 mujeres que denunciaban a GerardoBerdejo. Por fin le puse nombre al patán».

Comentarios inapropiados

Leona Morris es otra de las mujeres que se mantuvo a salvo de Berdejo. «Cuando tenía 19 años y él 39, por recomendación de una amiga, lo agregué a Facebook para que me ayudase en mi transición al veganismo, pero dejé de hablarle cuando en uno de sus mensajes hizo una referencia a mi lengua, que no venía al caso».

Defendiendo lo indefendible

Desde la primera denuncia en su contra, Berdejo dijo en sus redes que todo era falso, que nada más lejos de la realidad, que él no había hecho nada malo. Luego, cuando Cibertec, instituto superior donde daba clases y el grupo Lima Vegan lo apartan de sus filas, emite un comunicado en el que dice que ya sabe quienes son algunas de las mujeres que lo denuncian.

Manifiesta también que se comunicará con cada una de ellas para exigir respuesta. Los días han pasado y Berdejo ha cumplido su amenaza, una de las denunciantes ha recibido una carta notarial en la que le dice que «haciendo un ejercicio de memoria» la ha reconocido y que no entiende que la motiva a mentir y a perjudicarlo.

Carta Notarial

En la carta Berdejo reconoce que por su trabajo siempre busca colaboradoras para hacer hamburguesas. Por los testimonios recogidos, sabemos que Berdejo siempre lleva a su departamento jóvenes para que trabajen con él y me pregunto: ¿si siempre procede honestamente, como asegura en su carta, cómo es que identifica a la denunciante? ¿También es clarividente?

En el mismo párrafo que explica las colaboraciones que requiere para elaborar sus hamburguesas veganas afirma que por ese trabajo la denunciante fue remunerada. Todas las mujeres que han hablado con teleoLeo.com dicen que eran “remuneradas” con hamburguesas.

Berdejo también se refiere a los abrazos que da, a los cuales llama “abrazos sostenedores” libres de morbo; sin embargo, más de una de las mujeres que ha brindado su testimonio a teleoLeo.com dice que Berdejo acostumbra a abrazar de una manera que las incómoda.

Sin embargo, sus abrazos son incómodos hasta para quienes se consideran sus amigas. «Te cuento fui amiga de Gerardo un buen tiempo. Él era cariñoso conmigo pero no llegó a forzarme, era amable y atento, me ayudó a convertirme en vegana, pero en una ocasión me hizo sentir incómoda, me abrazó fuerte y de manera más prolongada que en otras ocasiones, yo le dejé en claro que él tenía pareja y que yo lo veía como un amigo, me molestaban sus actitudes, pero nunca me forzó».

En otra parte de su carta el activista manifiesta que lleva más de una década luchando por el veganismo, reitera que todo lo dicho por la denunciante es mentira, pero teleoLeo.com al día de hoy lleva registrados 16 testimonios que evidencian un modus operandi que Berdejo utilizaría para abusar de las mujeres que se acercan a él para aprender de su activismo o para ayudarlo a hacer hamburguesas.

De las 16 mujeres de las que teleoLeo.com ha obtenido testimonio, a partir de entrevistas y de publicaciones de Facebook que ha corroborado: 2 de ellas acusan a Gerardo Berdejo de haberlas violado, mientras que las otras 14 lo acusan, algunas, de intento de violación; y, otras, de tocamientos indebidos. Sin embargo, el activista sigue negando todo y en un claro intento de amedrentar a las denunciantes, en la carta notarial que envía a unas de ellas la amenaza con una querella por difamación.

¿Cuántas mujeres denunciando por la misma causa a Gerardo Berdejo Cavagnaro hacen falta para que el activista se apee de las amenazas y la intimidación?¿Cuántas mujeres más pueden haber sido afectadas por su comportamiento? ¿Cuántas denuncias formales más hacen falta para que Gerardo Berdejo asuma que lo que hizo tiene nombre en el Código Penal?

Esperemos que ahora que ya hay 4 denuncias formales en contra de Gerardo Berdejo, las diligencias policiales sean realizadas adecuada y prestamente. Las mujeres no somos objetos ni sujetos sin voluntad, si un hombre quiere tener sexo lo debe de pedir y atenerse a que nosotras también lo deseemos. Lo demás es atentar contra la libertad sexual y eso es delito.

Leer también: TESTIMONIOS DE 5 MUJERES QUE DENUNCIAN POR ABUSO SEXUAL AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO