La PUCP reacciona a la denuncia de teleoLeo.com por intento de feminicidio que involucra a uno de sus alumnos

«El Rectorado de la PUCP, frente a un evento del que ha tenido conocimiento y que involucra a dos de nuestros estudiantes, expresa su indignación y reitera su rechazo ante todo hecho de violencia contra la mujer». El «evento» es el intento de feminicidio por el cual está siendo investigado Renzo Tello García, estudiante de noveno ciclo de la carrera de Derecho de esa universidad.

Veinticuatro horas después que teleoLeo.com publicase la denuncia en contra de Renzo Tello García por intentar acabar con la vida de su expareja, quien también es alumna de la Pontificia Universidad Católica del Perú, la PUCP, por fin, esta casa de estudios se pronuncia al respecto y en un comunicado publicado en pleno día domingo manifiesta que: «La PUCP no tolerará ningún hecho de violencia y actuará siempre protegiendo a su comunidad».

Este sábado 21 de septiembre, teleoLeo.com publicó una nota títulada: Renzo Tello García de 21 años de edad es investigado por intento de feminicidio y en ella, además, de explicar que este alumno de la PUCP había maltratado salvajemente a su expareja ahorcándola, golpéandola, mordiéndola y pellizcándola por todo el cuerpo, daba cuenta de que la universidad no estaba cumpliendo con su Reglamento para la prevención e intervención en los casos de hostigamiento sexual aplicable a estudiantes y docentes.

Según el examen del médico legista, Renzo Tello García le ocasionó 17 lesiones a su expareja. En mi experiencia escribiendo sobre casos de violencia de género, nunca he visto un informe de medicina legal tan extenso.

El documento en cuestión, contempla el «impedimento de acercarse a la víctima» por parte del denunciado, sin embargo, cuando la victima el día 11 de septiembre solicitó medidas de protección a la universidad, ellos le respondieron que esas medidas no contemplarían la suspensión de la asistencia a clase de Tello García, porque no podían vulnerar su derecho a la educación. Y con esta respuesta dejaban desprotegida a la víctima pues comparte cursos y, en consecuencia, aula con su agresor.

«Además de los procesos que corresponden como consecuencia de la denuncias interpuestas ante las instituciones del Estado, la PUCP cuenta con los canales institucionales para realizar las denuncias que permitan proteger a las víctimas y actuar con la celeridad que estos casos ameritan», dice el comunicado emitido hace unas horas por la universidad, sin embargo, a pesar de que la víctima acudió a los canales institucionales mentados, la celeridad para decidir en un caso tan grave ha tardado 11 días y haber hecho publica la denuncia.

«La institución aplicará de inmediato medidas adicionales de excepción para evitar que nuestras estudiantes sean expuestas a toda situación de vulnerabilidad». En verdad, no es necesario que la PUCP tome ninguna medida adicional de excepción, sólo basta con que cumpla su propio reglamento y que sea coherente con lo expresado en el artículo publicado por el Vicerrectorado Académico titulado: Acoso y violencia sexual: las universidades deben avanzar más rápido

«Es un deber de las universidades sentar una posición clara con respecto al enfoque de género y tomar iniciativas firmes para prevenir y combatir la violencia de género». (Tomado del artículo del Vicerrectorado Académico mencionado en el párrafo anterior)

En ese mismo artículo, que da cuenta de los resultados de una investigación sobre el rol de las universidades Latinoamericanas en los casos de hostigamiento sexual y analiza los problemas de acoso y violencia sexual en las mismas, la PUCP menciona que es una de las universidades peruanas que cuenta con protocolos para atender estos temas.

«Si nos detenemos en el caso peruano, la investigación recoge que 3 de las 6 universidades investigadas, cuentan con protocolos de fácil acceso (Universidad de San Martín de Porres, Pontificia Universidad Católica del Perú y Universidad Nacional Mayor de San Marcos)».

Leer aquí el comunicado integro de la PUCP: Tolerancia cero frente a la violencia contra la mujer en la PUCP

Testimonios de 5 mujeres que denuncian por abuso sexual al activista Gerardo Berdejo Cavagnaro

Gerardo Berdejo Cavagnaro, arquitecto, cofundador del Proyecto Libertad para la protección de animales, activista vegano, gerente general del restaurant “Coma y Punto” y profesor del instituto Cibertec, ha sido denunciado en teleoLeo.com por abuso sexual. Cinco mujeres se atrevieron a dar su testimonio luego la primera denuncia publicada en la página #MeToo-Perú.

Abriendo la caja de los truenos

«Yo conocí a Berdejo en un grupo de activismo vegano, él es de los mayores, para mí era un ejemplo. Hasta ha participado en talleres de capacitación para nuevos activistas. Siempre demuestra su amplio conocimiento en distintos temas. Se le percibe como una persona centrada, inteligente […] Creí que estaba a salvo y podía confiar en todas las personas del grupo, pues al tener la ética como base, de cual él habla mucho, pues todos serían buenas personas, pero él no lo es» ─dice la denunciante que comenzó todo con su testimonio en #Metoo Perú.

«Voy a explicártelo todo, con más detalle de lo que hice en mi denuncia inicial en #MeToo» ─dijo ella a teleoLeo.com. Lamentablemente, el abuso de Berdejo no era el primero que había vivido. «Yo he sido víctima de abuso sexual antes, llevo tratamiento psicológico y psiquiátrico y él lo sabía. Yo nunca desconfié de sus manera cariñosa de tratar porque como ha viajado y vivido fuera, pues pensaba que era así por eso. Él me daba abrazos muy “sostenedores”, pero luego fui notando que no era igual con todo mundo».

Según ella, Berdejo la invitó un día a su casa para que lo ayude con su trabajo, aceptó porque el la necesitaba y porque no sospechó nada malo. «Al acabar de almorzar se sentó muy cerca y me abrazó, yo no dije nada, no quería que se sienta mal, me seguía abrazando, mientras yo intentaba alejarme, me comenzó a besar la mejilla, de pronto me volteó la cara y me besó en la boca, me sorprendí y volteé, no dije nada, pensé que quizá lo había imaginado».

Pero la cosa no quedó ahí. «Berdejo colocó su mano en mi pierna, cerca a mi vagina, puso mi pierna sobre la de él, no sabía cómo quitarla sin que se dé cuenta. Me volvió a besar, le dije que tenia que irme, que tenía cosas que hacer, me dijo que me quede. Sentí su mano en mi cadera, me besó de nuevo, me paré diciendo que era tarde; me abrazo por detrás, besándome el cuello mientras me tocaba el vientre. Yo me quería ir, pero me volteó y me puso contra la pared frente a él, ahí fue cuando quiso poner su miembro entre mis piernas, a la altura de mi vagina».

Ella confiesa que se sintió profundamente asqueada, estaba volviendo a ocurrir, estaban volviendo a abusar de ella. «Me dio asco, me desesperé, pero no quería que sepa que estaba asustada; le repetí que debía irme. Me preguntó cuando iba a volver, le dije que tenía que ver mis horarios. Me acompañó al paradero. Al llegar a casa sentía tanto asco de mí misma que me bañe con agua fría. Toda esa semana me volví a autolesionar, recuerdo que en una crisis llegué a hacerme más de 100 cortes en una noche».

Según ella Gerardo Berdejo Cavagnaro no entiende el daño que hace al abusar de las mujeres. «Él no es consciente del mal que me hizo, creo que piensa que porque era amable tenía derecho sobre mí. Él sabía que yo era vulnerable y se aprovecho de eso». Y no es extraño, los depredadores sexuales buscan justamente personas frágiles, a las cuales seducen a través del cariño, de la cercanía, y una vez ha establecido un vínculo de confianza se quitan la piel de cordero y dejan al descubierto al lobo deseoso de someter y de demostrar su poder.

También leer: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

Inmediatamente que este testimonio fue publicado en #MeToo-Perú, Berdejo intentó desprestigiar a esta joven diciendo que su denuncia era falsa y eso provocó la reacción en cadena de otras mujeres. En las siguientes horas, teleoLeo.com recogió varios testimonios, ellas sólo querían dejar patente que la denuncia era real porque también habían sido sus víctimas.

«Gerardo me hizo lo mismo»

«Fui a su casa, habíamos quedado para conversar y almorzar, era la primera vez que lo veía a solas. Todo empezó normal, conversamos y hasta ahí todo bien. Sin embargo después de un rato me paré a ver algo que llamó mi atención. El se paró, se acercó y sobó su miembro detrás mío». Ella es otra de las mujeres que desde este miércoles 11 de septiembre denuncian por abuso sexual a Gerardo Berdejo Cavagnaro.

Este es otros de los testimonios que TeleoLeo.com ha recibido de varias mujeres que acusan a Berdejo por abuso sexual. «Yo me quedé helada» ─dice la denunciante. «No sabía si lo que pasaba era real, o no, estaba confundida; luego de eso fuimos a la cocina, me puse de espaldas a la pared para evitar que me tocase, seguimos conversando. Él sabía que yo sufro de depresión, me preguntó cómo estaba, le dije ─bien, en ese momento se acercó, me tomo por la cintura y me dijo ─¿segura que estás bien?, me arrinconó contra la pared, no sabía qué hacer, me congelé, me asusté».

Ella dice que luchó y logró zafarse. «Me alejé y me crucé de brazos, luego nos sentamos en la sala a comer, él recibió una llamada y yo me abracé a Olivia, su perrita, cuanto más me rodeaba con su brazo, más me aferraba a la perrita; me puso la mano sobre la pierna varias veces, la situación era absolutamente incómoda, así que le dije que tenía que irme y aunque insistía, le repetí que tenía que irme. Me sentí culpable pues un ex enamorado mío me decía que no debía ir a la casa de un hombre yo sola sin que esté su pareja»

Esta recomendación hizo que ella se sintiese tan avergonzada, que no le contó a nadie lo ocurrido, salvo a una amiga. «Estuve bastante tiempo negándome a la idea de que había sido víctima de un abuso». Esta reacción es normal, la mayoría de mujeres víctimas de abuso sexual, siente que ha sido su culpa porque nos educan diciéndonos que nos violan por como nos vestimos, hablamos o incluso por como reímos; en definitiva, nos crían pensando que somos la tentación y por ende las responsables de los abusos cometidos contras nuestros cuerpos.

«Yo también fui abusada»

«Conozco a Gerardo Berdejo desde el incendio de Cantagallo. Yo fui como voluntaria para ayudar a los animalitos, él estaba allí; luego me agregó a Facebook, me parecía alguien respetable por su activismo» […] «Un día me invito a su restaurante, “Coma y punto”, que acababa de inaugurar, llegue un poco tarde porque estaba ocupada, pero no quería fallarle, lo consideraba mi amigo. Cuando llegue estaba cerrando, me hizo pasar y cerró; me invitó algo de comer y comenzó a acercarse mucho» ─dijo una tercera denunciante a teleoLeo.com

«Su extrema cercanía me incomodó así que pensé en irme, él insistió en que me quedará. Terminé de comer, él apagó las luces, me puso contra una mesa, comenzó a besarme, intentaba quitarme la ropa, yo le decía que no, pero él seguía. Luego me volteó, sacó su pene y comenzó a frotarse en mí. Forcejeamos, no paraba de intentar quitarme la ropa» […] «Estaba muy asustada, le recriminaba lo que me hacía si tenía novia y me dijo que tenían una relación abierta». Pero, ¿tener una relación abierta da derecho a abusar de quien no quiere tener sexo?

Según ella, Gerardo ni siquiera utilizó preservativo. «Le pregunte por qué ni siquiera se cuidaba, me dijo ─no pasa nada porque me han hecho la vasectomia, yo le dije que también había enfermedades de trasmisión sexual, pero él dijo que no me preocupe que él estaba sano. Luego de esa conversación seguí forcejeando hasta que me soltó, pero cerca a la puerta intentó otra vez abrazarme por detrás y cuando logré pararlo e irme me sentí culpable por haber aceptado estar a solas con él».

Esta mujer también afirma que cuando conoció a Berdejo no estaba bien emocionalmente y él lo sabía. «Tenía problemas con mis padres y con un ex que quería denunciarme por difamación luego de haberlo denunciado por golpearme». Ella es otra de las víctimas propicias de este señor que con todas las denuncias en su contra confirmaría el perfil de depredador sexual. «Nunca lo denuncié porque él es muy respetado en la comunidad animalista, pero ahora que veo más denuncias me animo a hacerlo».

TeleoLeo.com también recibió unas capturas de pantalla de una cuenta de Fecebook creada para denunciar a Gerardo Berdejo Cavagnaro

Una más en #MeToo-Perú

Este jueves, el portal #MeToo Perú publicó una nueva denuncia, otra joven denunciaba a Gerardo Berdejo Cavagnaro. «Hace dos años, apróximadamente, entré al grupo Lima Vegan, él fue una de las primeras personas que me habló porque era el administrador. Yo no conocía a nadie de ese grupo y él se ganó mi confianza rápidamente. Después de unas semanas me propuso enseñarme recetas veganas, y yo tonta, le creí. Fui a verlo creyendo que en verdad me daría una clase, pero nunca hubo una olla cerca».

La joven dice que tomaron algo y que como había química entre los dos no lo rechazó cuando la besó, pero cuando quiso parar él no la escuchó. «Comenzó a tocarme, yo no quería, pero él insistía y cedí. Dejé que me tocara, que me quitara parte de la ropa, yo le decía que no, lo detuve varias veces, pero tuve miedo, estaba sola en un lugar desconocido con un hombre mucho más grande y más fuerte que yo» […] «Tenía todas las de perder. Recordé un programa policial donde decían que en casos así era mejor no intentar escapar para evitar mayor violencia».

Ella dice, además, que tuvo mucho medio y que él logró violarla. «Finalmente estuvo dentro de mí unos minutos hasta que alguien tocó la puerta y pude vestirme. Yo estaba muy nerviosa, dije que debía irme. Él seguía insistiendo en que me quedase, pero me dejo ir».

Ella es otra de las víctimas de Berdejo que se siente culpable por haber sido abusada. «Durante mucho tiempo he cargado con la culpa y con el miedo de ser juzgada por estar en un lugar a solas con un hombre. Sé que muchos dirán que sabía a qué iba, que me lo busqué, además, no iban a creerme porque era su palabra contra la mía, pero él es así. A todas nos dice que tiene una relación abierta con su pareja y se gana el cariño y la confianza por ser una persona relativamente importante». Otra vez el lobo disfrazado de cordero amigable.

Como las demás víctimas de Berdejo, ella dice que ahora se atreva a hablar porque no es la única que ha sido abusada por él. «Hoy me atrevo a contarlo para que las otras víctimas no se sientan solas. Yo les creo porque yo lo viví».

Eyectado

Lima Vegan, el grupo mencionado por esta última víctima, es una página de Facebook de gente vegana de la que Gerardo Berdejo Castagnaro era administrador hasta este 11 de septiembre. A raíz de la primera denuncia publicada en #MeToo Perú y de la que ellos también se hicieron eco, Berdejo fue expulsado de ese espacio y además han publicado un comunicado en el que se han puesto al lado de las víctimas.

Mutis

TeleoLeo.com también intentó obtener alguna respuesta de Berdejo a través de su buzón de Facebook. El ‘check’ en color azul al lado de la imagen demuestra que ha visto mi mensaje pero no lo ha respondido.

Pronunciamiento

La colectiva Paro Internacional de Mujeres-Perú, a través de su página de Fecebook ha hecho publico un pronunciamiento en contra de los abusos cometidos por Gerardo Berdejo Cavagnaro y solicita firmas para lograr que sea despedido de su trabajo como profesor de Cibertec, instituto de enseñanza de informática donde el activista podría estar en constante contacto con potenciales víctimas.

¿La libertad de los animales vale más que la libertad de las mujeres?

En la información de la página Proyecto Libertad, de la cual Berdejo es administrador, se afirma que se trata de «una organización que trabaja por lograr respeto para todos los animales a través de investigaciones que sacan a la luz lo que la industria oculta a la sociedad. A la par desarrollamos una labor educativa que muestra el lado positivo de respetarnos los unos a los otros». Si Berdejo hubiese hablado conmigo, le habría preguntado, cómo esto de «respetarnos los unos a los otros» encaja con abusar sexualmente de las mujeres vulnerables a su alcance.

También leer: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

Ella es mexicana y de los 7 a los 13 años de edad fue violada por su padre, sus tres hermanas también

México posee el terrible galardón de ser el primer país del mundo en abuso sexual a niñas y niños. Lorena es una de esas niñas. Años después e intentando sanar, explica su historia a teleoLeo.com (Ilustración: El Espectador)

TeleoLeo.com también ha podido hablar con otra de las hermanas abusadas de Lorena. Su testimonio será motivo de una segunda entrega del drama vivido por las hijas de esta familia. 

Peligro en casa

“No sólo yo fui violada por el perro de mi papá, somos 4 hermanas y a todas nos hizo lo mismo, durante años. Una de nosotras quedó embarazada y su hijo fue criado como un hermano más. Mi tío, el hermano de mi padre, también nos violó”.

Lorena es una mujer mexicana con un historial de abusos, prostitución y adicción a las drogas, ella no tuvo una buena infancia, es más, tuvo la peor de las infancias, una que comparten muchas niñas y niños, una en la que su propio hogar es el lugar más peligroso y terrible del mundo. 

Según una investigación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cada año, en México, 4,5 millones de niñas y niños sufren abuso sexual. La investigación también revela que siete de cada 100 adultos mexicanos han sido víctimas de abuso sexual durante la infancia.

Abandono

Lorena explica que su madre salía cada día a las 6 de la mañana para trabajar y no volvía hasta entrada la noche, y su padre aprovechaba eso para hacer lo que quería con ellas. «Mi madre se iba con sus amantes y él en venganza abusaba de nosotras». 

«Un día, él comenzó a tocarme —qué me haces —le dije, —soy tu hija; —cállate —dijo él; me jalo del cabello y siguió haciéndome lo que quiso, —tú y tus hermanas van a pagar todo lo que me hace tu madre, me decía y no me soltaba. Yo tenía solo 7 años». 

El padre de Lorena comenzó a abusar de ella a los 7 años de edad, sus otras hijas tenían 9, 6 y 5, a ellas también las violaba. La menor no aguantó el dolor y su mente se quedó en el tiempo. «Ella no nació así, era normal, todo es culpa de mi padre» ─dice Lorena.

Lorena era abusada por su padre a cualquier hora del día o de la noche, él sólo esperaba que la madre no estuviese para hacer lo que quería con ella y sus hermanas. «Una noche que llovía sentí que me agarraron la vagina, desperté y vi que era él y me dijo bajito —no digas nada o te pego».

La niña no quería ser tocada por su padre, la hacía sentir sucia, sensación de la que aún no se libera. «Él hacía lo que quería y lo siguió haciendo una y otra vez; ahora me siento sucia, tanto que he sido incapaz de contarle mi esposo todo lo que viví de pequeña».

El día que nunca olvidará

“Un día, mi padre me despertó, me levante enseguida para que no me pegase, era oscuro; ─acuéstate conmigo ─me dijo, quise correr, pero me agarro del cabello ─si dices algo te mato a golpes ─dijo, y me dejé. Llore en voz baja. Me daba asco todo lo que me estaba haciendo”. 

Lorena aún no es capaz de borrar aquel día de su cabeza. “Nunca podre olvidar ese día, marcó para siempre mi vida y fue el inicio de 6 años en los que mi padre me violó, me penetraba y me dolía mucho, yo lloraba y él disfrutaba. Era un perro de verdad”. 

Cuando Lorena fue violada por su padre, su hermana mayor ya había pasado por lo mismo. «Yo fui la segunda, luego abusó de las más pequeñas, nos turnaba el desgraciado, a mí me lo hacía un día, otro día a otra, durante años. Yo no dormía por miedo a que me tocase». 

“Ustedes lo provocan”

Luego de unos años, cuando Lorena y sus hermanas encontraron valor, le explicaron a  su madre los abusos sufridos. «Mi mamá siempre nos culpó de todo, según ella, mi padre nos violó, una y otra vez, porque nos gustaba: ─’Ustedes lo provocan’ —nos dijo».

La reacción de la madre de Lorena recuerda al discurso del ex arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani: «Hay abortos de niñas, no porque hayan abusado de ellas, muchas veces es porque la mujer se pone en un escaparate, provocando». Como siempre la víctima, revictimizada.

«Callamos no porque nos gustaba lo que nos hacía, nos tenía amenazadas —si hablan las mato ─decía». Que la madre de Lorena justificase el abuso que sufrían ella y sus hermanas fue lo más nefasto para la niña y la mujer que es hoy, en pelea constante con sus adicciones. 

«Ella siempre nos pegaba con alambres de luz y nos dejaba todas marcadas y adoloridas». Según Lorena, además de las amenazas del padre, las niñas temían el maltrato de su madre,  por eso demoraron en contarle el abuso del que eran objeto. 

«Luego que mi madre supo que éramos violadas por mi padre, nunca le reclamó, ni lo denunció. Ella siguió durmiendo con él y no le dijo nada, es más, hasta él se burlaba de nosotras porque mi mamá no nos hacía caso, yo no aguantaba, y otra de mis hermanas tampoco».

Huyendo del horror

El abuso reiterado hacía que Lorena y una de sus hermanas escapasen frecuentemente y durmiesen en autos abandonados. «Nos íbamos 6, 7 días y cuando volvíamos, porque al vernos solas la gente nos quería llevar a la policía, mi madre nos recibía con golpes».

Lorena fue violada por su padre hasta de los 7 a los 13 años de edad, momento en el que conoció al padre de sus 3 primeros hijos y, sin saber que clase de persona era, se fue con él para liberarse del peligro que vivía en casa; pero, huyendo de su realidad, encontró más sufrimiento.

Prostitución y drogas

«Yo crecí en la calle, dormía en autos abandonados, igual que una de mis hermanas, cuando nos cansábamos de lo que nos hacía mi padre, nos íbamos de casa y dormíamos donde podíamos, después de unos días volvíamos, hasta que no volví porque conocí a ese hombre».

En cuanto conoció al que fue el padre de sus hijos, se fue con él, sin más. «Huí de casa con él, sin saber qué clase de persona era; sólo quería un lugar donde vivir. A su lado sufrí golpes, engaños, pero lo soporté todo, prefería eso a volver a vivir con mis padres».

El hombre con el que se fue Lorena la prostituyo en cuanto pudo. «Me enviaba a cantinas en Juarez, me hacía bailar con hombres mayores, si no hacía lo que me decía, me pegaba; yo era muy chica, no conocía a nadie en esa ciudad, así que tenía que hacer lo que él ordenase».

De los 13 a los 16 años de edad Lorena fue prostituida por su pareja, a los 15 años comenzó a consumir drogas. «La madre de mi ex pareja me hizo papeles falsos para llevarme de cantina en cantina y comenzó darme drogas para prostituirme porque yo no soportaba a los hombres». 

Además de tener que soportar que comerciarán con su cuerpo, Lorena tuvo que aguantar la infidelidad de su pareja. «Él me pegaba todo el tiempo y metía mujeres en la casa, a mí me echaba fuera para tener relaciones con ellas; no importaba si hacía mucho frío, o no, igual me echaba».

Cuando Lorena no pudo más, volvió a su pueblo, en Chihuahua. «Dejé a ese hombre y me fui con mis hijos, el mayor tenía 5 años. Alquilé un cuartito y me dediqué a la ‘vida fácil’, seguí yendo a cantinas y comencé con la cocaína y a alcoholizarme todo el día, sólo así soportaba todo».

Además de la cocaína, Lorena comenzó con la metanfetamina y eso fue su perdición durante varios años. Años en los que tuvo 6 hijos, ahora hasta es abuela. «Sólo vivo con mis dos hijas adolescentes y hasta hace poco consumía cristal (metanfetamina) de noche, cuando no me veían».

Intentó de suicidio

«Hace 2 años 6 meses murió mi hijo, tenia 22 años, se ahorcó, tenía esquizofrenia, se la detectaron después que ser testigo de una balacera, decía que lo iban a  matar, escuchaba voces que le decían que matase a sus hermanos. Ahora vivo muerta en vida».

Un año después de la muerte de su hijo, Lorena se quiso matar. «Me tomé 100 pastillas, pero tengo una misión que cumplir, cuidar a mis hijos y Dios no me dejó morir. Mi segundo hijo tuvo cáncer y se curó, luego estuvo preso en California porque intentar entrar a Estados Unidos».

Desintoxicación

Meses después de las primeras conversaciones con Lorena, ella dijo a teleoLeo.com que había dejado de consumir drogas. «Ahora estoy en tratamiento, me quiero curar, por mi familia, porque ellos me necesitan, porque tengo que estar bien por ellos y por mí».

Lo vívido sumado a la falta de protección y amor mientras crecía, hicieron que Lorena se aferrase al consumo de sustancias como la metanfetamina. «Estuve enganchada mucho tiempo, me ha costado dejarla, estoy en tratamiento y no es fácil, pero lo sigo intentando».

Al inicio de nuestras conversaciones, Lorena sufría de intensos dolores en el cuerpo y eso no es extraño, un gran porcentaje de mujeres abusadas de pequeñas, somatizan el mal que les hicieron y de adultas padecen de fibromialgia o de dolor crónico. 

También leer: CARMEN, RAPTADA AL AÑO DE EDAD, VIOLADA A LOS 7, LISIADA A LOS 13, ABUSADA POR SU PAREJA DESDE LOS 31; A PESAR DE TODO, AÚN VE LA VIDA CON ESPERANZA

Ella dice que con el tratamiento para las drogas, el dolor ha desaparecido, sin embargo, esto podría deberse a que ahora la medican con alprazolam y clonazepam, ambos fármacos potentes ansiolíticos, sedantes, hipnóticos y estabilizadoras del estado de ánimo.

Sufro de depresión y ansiedad, me puedo pasar días durmiendo, me siento muy cansada siempre, además me duele todo el cuerpo y tengo la presión alta, dijo Lorena a teleoLeo.com meses antes de someterse al tratamiento para desintoxicarse. 

Raíz podrida

La madre de Lorena no sólo no la protegió cuando era pequeña, además la siguió maltratando de adulta. «Mi madre no me quiere, les habla mal de mí a mis hijos. Yo vendo ropa en casa y si quienes vienen a comprar se equivocan y tocan su puerta, ella les dice que no me conoce».

Según Lorena su madre nunca cuido de ellas. «Mi madre siempre ha estado con hombres, ahora se hace la decente. Nos dejaba a mis hermanas y a mí solas en la calle mientras ella estaba con alguno y hacía que le dijéramos a mi papá que nos había llevado al médico o a cualquier sitio».

«Una vez, una de tantas, mi madre me maldijo porque le recordé que cuando era niña la vi abrazada a un hombre -ella siempre iba con muchos hombres- y su pareja le reclamó, mi padre se enteró y le pegó».

Una vez Lorena le dijo a su madre que anhelaba su atención. «Le dije cuanto deseaba un abrazo, un consejo de madre, riéndose de mí me contestó: De cuál si no tienes, eres adoptada, pero no es cierto porque soy igual que mi padre».

A pesar de todo, Lorena dice haber perdonado a su madre. «Hubo una oración de sanación en mi casa, estaba mi madre y dijeron es momento de perdonar, y yo que por esos días no le hablaba a mi madre porque había maldecido a mis hijas, corrí y la abracé».

Ella se siente aliviada porque se ha desecho de un lastre. «Logré quitarme esa carga, esa cruz que llevaba a la espalda, el odio desapareció,  no sé cómo. No he olvidado todo lo que permitió que me hicieran, pero la perdono».

Sin embargo y a pesar de quebrarse -una vez más- a pesar de haberla perdonado y abrazado, su madre no cambia. «Nunca me ha querido,  nunca me ha perdonado que yo le reclamase el estar con hombres y se lo dijese a mi padre. Yo sólo le pido a Dios que me la cuide».

#Justicia para Arlette #QueArda

La justicia peruana ha aceptado la apelación de Adriano Pozo, sentenciado por intento de feminicidio. Sin embargo, el anuncio de dos plantones, ha hecho que rectifique y no suspenda la orden de búsqueda y captura en su contra, como lo anunció en un primer momento.

¡Todes a las calles! Además, proponemos que les que se sientan concernides e indignades cambien la foto de perfil de sus redes por la foto de portada de esta nota, cortesía de Enma y yo.

Crónica del hartazgo

En 2015, Arlette Contreras, mujer peruana sufre intentó de feminicidio y de violación por parte de Adriano Pozo, su ex pareja. Cuatro años después la justicia lo condena, en ausencia, y sólo a por intento de feminicidio a 11 años de prisión, cuando la Fiscalía pedía 19.

Un mes después de la condena y de estar Pozo total y absolutamente “no habido”, la corte superior de justicia del Cono Norte acepta el pedido de apelación de la defensa del culpable y en un primer momento anuncia la suspensión de condena y de la orden de búsqueda y captura.

Las mujeres indignadas anuncian manifestaciones en protesta por la aberración de suspender la sentencia y captura de Pozo. ¿Oportunamente? la justicia, rectifica y dice que no suspende nada y, aceptada la apelación, mantiene la orden de búsqueda y captura.

Así que sí, las mujeres tenemos la fuerza, tenemos el poder, somos el 49.9% de la población del Perú y estamos hartas de ser pisoteadas, incluso por las instituciones que deberían velar por nuestro bienestar, porque somos objeto de derecho, de todos los derechos.

Así que sí, a las calles compañeras, a las calles a demostrar que nuestros ovarios existen y merecen respeto. A las calles a demostrar que desde hace mucho no estamos dispuestas a que nos sigan matando, violando, golpeando y faltándonos el respeto.

#JusticiaparaArlette y para todas, porque ya somos 103 las asesinadas en Perú y otros cientos más en el mundo. #QueArda es el hashtag en esta ocasión, porque el patriarcado maloliente y purulento que infecta nuestras instituciones debe caer.

Lunes y martes a las calles y a seguir protestando, hagan pines, cuélguense lazos lilas, evangelicen hasta que la justicia entienda que las leyes de violencia de género están muy bonitas en el papel, pero que sería mucho más lindo y justo y compasivo si las aplican de una buena vez, carajo!

Y este martes al mediodía, los medios de comunicación están citados por Flora Tristán para una conferencia de prensa que ayude a entender y difundir correctamente el estado actual de la causa.

Jueza de Lima Norte, saltándose el Código Penal, condena a sólo 6 años de prisión a violador de “adulta mayor” [Audios]

Lesiones recientes en el área genital; presenta huellas de lesiones traumáticas corporal es extragenitales recientes ocasionadas por agente contundente digito presión y uña humana”[…]“Hematoma rojo violácea irregular con hinchazón de 3×2 cm ubicada en región del lóbulo nasal y ala de la nariz izquierda, en región del hombro derecho, enrojecimiento irregular de 5×4 cm ubicado en región maxilar inferior izquierda ocasionadas por: agente contundente”.

A pesar de las pruebas, tanto del médico legista, como las psicológicas, que demuestran con contundencia que M.V.D.O, mujer de 62 años de edad, fue violada; la justicia peruana condena a sólo 6 años de prisión y 5 mil soles de reparación civil a su violador: Ariel Soto Picón. Y al emitir esta condena deja de lado la reforma del Código Penal (CP) para estos delitos.

En julio de 2018, el Congreso peruano aprobó la ley nº 30838, que modifica el CP y revisa las penas por delitos contra la libertad sexual. Entre los cambios de este conjunto de leyes se estipula que si la víctima de violación sexual es una “adulta mayor”, es decir, una mujer de más de 60 años, el castigo será prisión no menor de 14 años ni mayor de 20.

Antes de la reforma

Quien sentencia este caso es la jueza Heydee Mc Pherson Molina, del 9 Juzgado Penal liquidador de Independencia de Lima norte, y como el delito fue cometido en enero de 2018, meses antes de la reforma del CP, ella decide la pena en base al artículo 170 que castigaba las violaciones sexuales con prisión de entre 4 a 8 años. Mc Pherson sólo impone seis.

Pero, en este caso, habría sido más adecuado aplicar el artículo 172, según el cual, quien viola a una persona incapaz de resistir era castigado con prisión de 20 a 25 años. La jueza, en el caso de M.V.D.O, debería haber considerado que al ser una adulta mayor, víctima de un hombre de 50 años de edad que, además, la secuestra y la encierra en su casa, respondía al tipo de: “persona incapaz de resistir”.

Lectura de la sentencia a la que ha tenido acceso teleoLeo.com

Los hijos de M.V.D.O, se encuentran indignados por el trato dado al caso de su madre, quien aún sufre secuelas psicológicas por el abuso al que fue sometida. Mientras tanto, el culpable sigue libre pues la jueza Mc Pherson Molina, como en el caso de Arlette Contreras, leyó la sentencia en ausencia del reo.

Hechos

“Mi madre dice que llorando le pedía a ese hombre que la deje, que se quería ir, pero él seguía; sólo paró cuando vio que ella no podía respirar bien. En ese momento le preguntó con quién vivía, seguro para saber si sufriría represalias, y mi madre inteligentemente le dijo que vivía sola con mi abuela de 93 años”, declararon los hijos de la víctima, a teleoLeo.com.

El 23 de enero de 2018, a las 8 am, Ariel Soto Picón, taxista de 50 años de edad, secuestró y violó en repetidas oportunidades, por más de una hora y media a M.V.D.O, a una mujer de 62 años de edad, que había salido de su casa, a botar la basura a la altura del mercado de Puente Camote, en el distrito de San Martín de Porres.

Ariel Soto Picón, pasó en su vehículo y se detuvo al lado de ella para indicarle que en su casa tenía algunas cosas para regalarle, le cogió su carrito de la compra, lo subió a su auto, avanzó a la otra calle y allí la esperó; ella se acercó, él la convenció de que lo acompañara, ella confió, y él abuso de esa confianza.

Según la víctima, al llegar a la casa, ingresaron por la cochera, la hizo pasar a la sala y cerró con llave. “Me cogió del brazo y me llevó a la fuerza a su habitación, allí me arrojó a la cama, me quitó la ropa y me tapó la boca para que no gritará”. Según afirmó en sus declaraciones, Soto Picón la penetró vaginalmente hasta en 3 oportunidades.

Uno de los hijos de la víctima nos recuerda con más detalle cómo ocurrieron los hechos ese 23 de enero de 2018, y cómo él y uno de sus hermanos tuvieron que hacerle la guardia a Ariel Soyo Picón para poder capturarlo, pues la misma policía así se los recomendó.

Justicia made in Perú

Las mujeres parece que no somos objeto de justicia en el Perú pues los delitos que se comenten en nuestra contra son castigados tarde y mal. M.V.D.O no ha vuelto a ser la misma mujer desde la mañana en la que fue secuestrada y violada. Según sus hijos, hasta hace poco, no quería ni ser visitada por su familiares. Ahora desconfía de todo y de todos.

Es escandaloso y denunciable, que si el Código Penal se modifica para sancionar eficazmente, las y los jueces, con el poder discrecional que tienen, emitan condenas por debajo de las señaladas, incluso, antes de la modificación. O será que las y los jueces no están al tanto de la legislación. La jueza Heydee Mc Pherson Molina, ve delito, pero es miope castigando.

Violada desde los 5 años por su padre, revictimizada por su madre, sobrevive con el dolor

“Los niños no mienten” reza el dicho, sin embargo, cuando revelan haber sido abusados sexualmente por uno de sus progenitores muchas veces no son creídos y eso maximiza el abuso, es el caso de Mally, una mujer mexicana que, ahora, con 30 años de edad, explica su historia a teleoLeo.com

“La última vez que intentó tocarme agarre un cuchillo y lo amenacé. Tenía 12 años. Le explique a una compañera de la escuela que mi padre abusaba de mí, ella se lo dijo a una maestra y me llevaron a la oficina de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), allí hablé con una señora, me intimidó, me dijo que mentía, que dejase mi rebeldía y volviese a casa porque ese lugar era para niños que tenían problemas de verdad”.

Ella ahora es una mujer  adulta, viuda, madre de 3 hijos a los cuales cuidar y mantener, vive con sus suegros; con su padre la única relación que mantiene es porque él le paga los estudios. Ella aspira a ser autónoma y a mantenerse por sí misma. Su nombre es Mally, vive en algún lugar de México y desde pequeña su padre fue el mayor peligro a enfrentar. Su madre nunca le creyó, “vamos a dejárselo a dios”, le decía.

México goza del terrible mérito de ser el primer país en abuso sexual infantil. Según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cada año, más de 4,5 millones de niñas y niños son víctimas de estos delitos. Además el Informe Percepción del Abuso Sexual en México de la asociación no gubernamental “Guardianes”, afirma que el 80% de agresores son familiares directos de las víctimas”.

Infelicidad

“Esta es mi historia”, así comienza Mally a narrar su testimonio a teleoLeo.com. “No tuve una niñez feliz, entre los 5 y 6 años de edad mi padre comenzó a tocarme. Él era petrolero, casi nunca estaba en casa, pero tuvo un accidente, lo jubilaron y comenzó mi calvario. Un día estaba jugando, él salió de la ducha, mi madre estaba ocupada y me descuidó. Mi papá me llamó y fui a ver qué quería”.

Cuando Mally acudió al llamado de su padre, este la sentó en sus piernas y le metió la mano bajo la ropa. “Entonces mamá lo llamó y me soltó, no sin antes amenazarme. Me dijo que no le dijera nada y como nunca me habían dicho que nadie me podía tocar, era pequeña y él era mi padre, no supe que lo que me había hecho era malo y callé”.  Mally dice que sus recuerdos de aquella época no son claros, “sólo me vienen flashes”.

En medio de una violación sexual, el circuito cerebral del miedo toma las riendas, mientras que otras partes claves del cerebro dejan de funcionar parcialmente o del todo. Eso es lo que debe pasar y es lo que explica la naturaleza fragmentada e incompleta de los recuerdos de la mayoría de víctimas de violación. (Jim Hopper, psicólogo y docente Asociado en Psicología de la Escuela de Medicina de Harvard)

Abusos

Luego de la primera vez, hubo muchas más. “Mi padre me tocaba a diario, me introducía los dedos en la vagina, me besaba por todos lados, aprovechaba cuando mi madre se iba a clases de repostería y me seguía amenazando, decía que si le contaba no volvería a verla; luego comenzó a darme dinero para callar, un día pasó a la penetración, pero de manera superficial y ahora no sé si eso fue bueno” —confiesa Mally.

Por más que ella dice que las penetraciones eran superficiales, confiesa que le dolía, que le pedía parar. “Le prometía que me portaría bien, que no me hiciera más daño y él me decía que yo ya me portaba muy bien y me obligaba a hacerle sexo oral. Yo lo detestaba”. Todo esto pasó hasta que Mally cumplió 8 años, a esa edad su madre le comenzó a hablar de sexo y a decirle que nadie podía tocarla.

“Entonces, cuando mi madre me explicó que nadie me podía tocar me sentí peor por todo lo que él me hacía y por no poder huir; era una niña tenía miedo y él era mi padre y lo que hacía me lo hacía en mi casa, a dónde iba a ir, con quiénes, qué personas me cuidarían mejor de lo que supuestamente debían hacer mis padre, ni siquiera podía pedir ayuda porque me moría de vergüenza y creía en sus amenazas” —dice Mally.

Según Mally, desde que su madre le dijo que nadie la debía tocar comenzó a intentar escapar de su padre. “Cada vez que me daba cuenta que él quería hacerme algo lo persuadía, hasta que al final entendió, o no sé qué pasó, pero paró cuando tuve 8 años. Ella confiesa que por ese tiempo no se atrevió a decirle nada a su madre. “Guardé silencio,  trate de olvidar, pero comencé a comportarme muy mal”.

Silencio

Durante mucho tiempo Mally, la niña abusada, fue incapaz de decir lo que le había ocurrido y a su corta edad era incapaz de manejar esa carga, así que se convirtió en una adolescente conflictiva que escapaba de casa. “Mi madre pensaba lo peor de mí, pero yo no podía estar bajo el mismo techo que mi violador; lo peor es que mis padres eran creyentes y no soportaba verlos yendo a misa y a él hablando de dios; era aberrante”.

Según Mally, sus padres eran vistos como el matrimonio perfecto, “gente de iglesia”, de ella todos decían que era “la oveja negra”; pero nunca, nadie intentó saber por qué era así. “Yo me portaba mal porque quería que él pagará, era mi forma de decirle a mi padre que merecía mi mal comportamiento; no me daba cuenta que la perjudicada era yo porque cuando confesé los abusos de mi padre, mi madre no me creyó”.

Revelación

Tenía 14 años cuando Mally se atrevió a decirle a su madre que su padre había abusado de ella. “Se lo confesé a mi mamá, ella lloró, me hizo muchas preguntas, me dijo que cómo era posible, que nunca había vista nada raro, que cuando salía procuraba no dejarme sola y vi su cara de “no te creo” y de decepción total; lloraba conmigo y en ese momento me sentí aliviada creyendo que mi calvario acababa ahí”. 

Sin embargo, allí no acabó nada. Al día siguiente su madre habló con su padre delante de ella y él lo negó todo. “Dijo que yo estaba loca, que todo era por mi rebeldía. Así que mi madre me llevó al médico para que me revisará. Yo fui a la revisión confiando en que la verdad saldría a la luz, pero no, según las pruebas yo seguía siendo virgen. En ese tiempo ni mi madre, ni yo sabíamos de la existencia del himen elástico”.

Rebeldía

Ante los resultados del examen, la situación de Mally empeoró, ya no sólo convivía con su agresor, además lidiaba con la desconfianza de su madre, quien creyó lo dicho por su padre, que la denuncia era producto de su rebeldía. “Yo me escapaba de mi casa con mayor frecuencia porque las discusiones intentando desenmascarar a mi padre eran interminables y lamentablemente nunca lo logré que mi madre me creyese”. 

Mally confiesa que insultaba a sus padres, les robaba dinero, se iba de casa, no estudiaba. “Les gritaba que eran un asco, que se murieran, que tanta religión no les servía de nada. Recuerdo una vez, iban a ver a mi hermano a Puebla, les dije que ojalá el autobús se volteará para no verlos más”. Mally incluso probó dejar de existir. “Intenté suicidarme 2 veces, mi madre sólo me dijo que dejase de ser manipuladora”.

Huida

Al cumplir 18 años Mally se fue de su casa con un chico que conoció, no quería seguir viviendo con sus padres. A los 4 meses de convivencia quedó embarazada, se casaron, pero en menos de un año se separaron. “Las cosas no funcionaron, no había amor, ni dinero y obvio, todo salió mal porque esa unión sólo era una vía de escape, huí de mi realidad para estrellarme con otra” —confiesa la mujer.

Luego del fracaso de esta relación, Mally regresó con sus padres, el papá de su hija encontró otra pareja y se hizo cargo de su manutención de manera intermitente. “Mis papas se hicieron cargo de mi y de mi hija entre a estudiar para poder sacarla adelante a mi hija, pero siempre alerta para que mi padre no tocase ni un pelo. Jamás volvimos a hablar de los abusos que sufrí, ese tema fue enterrado por siempre”.

Pérdida

Cuando la hija de Mally cumplió 3 años la vida le sonrió. “Conocí a un buen hombre, él acepto a mi hija y me acepto a mí con todo mi pasado. Nos fuimos a vivir juntos a otro lugar, él ha sido la única relación estable que he tenido, tuvimos a nuestro primer hijo y al año y medio tuvimos una niña. Hasta que otra vez la vida me hizo una mala jugada y luego de vivir 7 años juntos falleció y me quedé sola con 3 hijos”.

La madre de Mally falleció hace 3 años de cáncer. “Antes de morir me pidió perdón por no estar a mi lado cuando más la necesité, por no haberme creído cuando le dije que mi padre me había violado las veces que había querido. Ellos me dieron todo económicamente nunca pasé hambre, pagaron mi educación, me dieron todo lo que necesitaba, pero les falto darme los más importante: amor”.

Presente

Mally ahora tiene 30 años y dice que sus padres nunca asumieron el abuso que sufrió por guardar las apariencias y porque su hermano no se enterase, “creo que él no lo sabe y si lo supo nunca dijo nada”. Hace algunos años ella le increpó a su padre su comportamiento, “me gritó que estaba loca que lo superará de una vez”, y eso le duele más, qué él ni siquiera se arrepiente de lo que le hizo y que crea que es fácil olvidar que la violó.

Y Mally termina de explicarme su testimonio revelándome una sospecha. “Tal vez debí comenzar explicándole que soy hija adoptiva y creo que por eso mi madre no me defendió. Soy su hija legal desde que tuve 1 año. Nunca he tenido ninguna relación con mis padres biológicos solo sé que me pusieron el nombre de mi verdadera madre y que me dieron en adopción porque ella se drogaba”.

Sin embargo Mally, no, quienes adoptan escogen amar y cuidar a una criatura, tuviste la mala suerte y caíste en un mal hogar y eso no tiene que ver con que sean tus padres biológicos, o no. Las comisarias y juzgados están llenos de denuncias de padres ‘de sangre’ que han violado o abusado de sus hijos de todas las maneras posibles. El problema es cuando los adultos ven a los menores como si fuesen sus objetos de placer.

Cifras

Según el informe Ocultos a Plena Luz de Unicef, en todo el mundo, “alrededor de 120 millones de niñas menores de 20 años (1 de cada 10) han experimentado relaciones sexuales u otros actos sexuales forzados“. El informe también señala que entre las adolescentes de 15 a 19 años víctimas de violencia física y/o sexual, 7 de cada 10 nunca pidió ayuda y cuando lo hicieron “la mayoría la solicitó a sus familiares”.

En el caso de Mally, solicitar ayuda a su madre sólo la revictimizó. Para nadie es fácil explicar haber sido víctima de un abuso sexual, menos si el abusador es el propio padre, por eso es primordial educar a lxs niñxs sexual y afectivamente, enseñarles desde muy pequeñxs que su cuerpo se respeta y que nadie puede hacerles algo que no quieren, y si eso ocurre ellxs no tienen culpa y deben decirlo de inmediato; y los adultos a creer.

Una nueva víctima de Zejo Cortez habla en teleoLeo.com. Este sería un nuevo caso de acoso, maltrato y abuso [Audio]

Una más, sí, una mujer más dice haber sido víctima del Zejo, Christian Cortez. “No siempre quería tener sexo con él, pero él era muy insistente y al final terminaba cediendo para evitar insultos y discusiones. Un día estábamos en un hotel, mi mamá me llamó, me dijo que me necesitaba, para mí eso fue la salvación, le dije a Christian que me tenía que ir y se molestó, se pusó delante de la puerta de la habitación y me dijo que él había pagado el hotel y que de allí no me iba”. 

TeleoLeo.com ha podido hablar con  otra mujer que manifiesta haber sido maltratada y acosada por Cortez, ambos se conocieron hace 10 años en la facultad de Comunicaciones de la Universidad San Martín. “Comenzamos juntos la carrera, nos caímos bien y empezamos a salir, él me dijo que yo era su primera enamorada y que no había tenido relaciones sexuales nunca y suponía que yo tampoco, me lo dijo de tal manera que me asustó y le mentí, le dije que era virgen, pero yo ya había tenido relaciones con una pareja anterior. Cuando por fin tuvimos intimidad él se dio cuenta de que le había mentido y se molestó mucho…”

Lo que sigue es la historia de una relación en la que, según afirma ella, él era un controlador, pues no la dejaba salir ni hacer nada sola, también dice que era un manipulador y que un día llegó a tirarse a la pista porque ella había ‘osado’ hacer algo sin su aprobación. TeleoLeo.com ha estado muchas semanas detrás de este testimonio porque ella no estaba preparada para hablar, no quería volver a verse relacionada con Cortez, pero hace 24 horas escuchó la entrevista exclusiva que este portal de noticias le hizo al periodista y se indignó por sus declaraciones.

Este testimonio se suma a los otros que he venido publicando desde finales del mes de abril cuando se conoció la primera denuncia en contra del Zejo, Christian Cortez, por violación Sexual. No sé si para Cortez, este testimonio también sea parte de la conspiración que él cree que hay en su contra.

Leer también:

Zejo Cortez habla en exclusiva con teleoLeo.com. “Yo no he violado a nadie”, afirma y cree que hay alguien detrás de las denuncias [Audio]

Zejo Cortez vuelve a golpear a su ex pareja. Tercera golpiza, tercera denuncia por malos tratos [Audio]

Otra mujer denuncia haber sido violada por Zejo Cortez

El MIMP interpone denuncia penal contra Zejo Cortez por presunto delito de violación sexual

Zejo Cortez habla en exclusiva con teleoLeo.com. “Yo no he violado a nadie”, afirma y cree que hay alguien detrás de las denuncias [Audio]

El “poeta, dramaturgo y literato” ha decidido romper su silencio dando una primera entrevista a este sitio web de noticias. “Nadie más me ha buscado para dar mi versión y agradezco que tú lo hayas hecho”, esas fueron sus primeras palabras de una conversación en la que se declara inocente de todo 

En esta primera entrega, Zejo Cortez me pide hablar sólo de las denuncias por violación sexual en su contra, que ya son tres. TeleoLeo.com ha accedido a unas capturas de pantalla donde otra mujer declara haber sido violada por Cortez en junio de 2016, en un hotel de miraflores. Él niega todo. “Yo nunca he violado a nadie, conozco de cerca algunos casos de violación y por eso mismo, porque sé del sufrimiento que provoca, soy incapaz de hacerle eso a una mujer. Se ha hablado tanto de mí y no ha habido ningún medio que haya buscado mi versión, sólo tú por eso te doy la entrevista”

“Ahora incluso ha aparecido un hombre que dice que también le hice algo y por todas las mujeres que me denuncian ya se ve que gay no soy. Yo tengo amigos gays, pero lamentablemente no lo soy”, manifiesta Cortez.

Capturas de pantalla de la tercera mujer que también denuncia haber sido violada por Zejo Cortez.

Cortez afirma que no todas las denuncias publicadas en su contra han sido formalizadas. “Sólo hay dos denuncias en la Fiscalia, una la de la primera mujer que me denuncia en redes a finales de abril y la otra es la de Fátima Foronda”, caso revelado por teleoLeo.com a principios del pasado mes de mayo. “La primera mujer ha sido citada a la Fiscalía y no ha acudido, yo sí lo he hecho, porque me he presentado en todos mis procesos, así que lo único que hay respecto a esta denuncia es una publicación en la página MeToo”.  

Entre estas denuncias Cortez no contabiliza las 3 presentadas por su ex pareja por maltrato físico, incluso cuando estaba embaraza. “De eso me comprometo a hablar contigo en un siguiente entrega, no quiero hablar sin pruebas en la mano y necesito recolectar todas las que tengo para mostrártelas, así como he hecho en el caso de Fatima Foronda con las capturas de pantalla que te he enviado y en las que puedes ver que había una relación entre nosotros”, aseguró Cortez.

Minuto de gloria

Zejo Cortez también dice que sospecha que hay alguien detrás de las denuncias en su contra y dice que trabaja para encontrarlo y aseguró que el afán de Foronda de denunciarlo es buscar minutos de fama. TeleoLeo.com habló de todo esto con Cortez durante más de 30 minutos, escuchen y juzguen ustedes mismos. En una próxima entrega hablaremos de las denuncias por maltrato físico a su ex pareja y las de acoso manifestado por otras mujeres a teleoLeo.com, sin embargo, él sólo le da importancia a las que han sido presentadas ante la policía y la justicia.

Entrevista a Zejo Cortez

¿Caído en desgracia por sus propios méritos? Eso es algo que las investigaciones policiales y judiciales tienen la tarea urgente de dilucidar y castigar en caso de hallarlo culpable pues son varias las mujeres que han salido a denunciarlo.

Ya saben, mujeres que denuncian a Zejo, a él no le importa lo que salga en redes, él sólo responderá a las denuncias formales. Así que, la que tenga que denunciar que lo haga legalmente o calle para siempre.

Capturas de pantalla con las que Zejo Cortez pretende demostrar su inocencia

Amor

El periodista me ha enviado las capturas que menciona respecto a la relación que, según dice, tenía con Fátima Foronda, en ellas ambos se hablan de manera cariñosa, a veces, disgustados, otras, porque él prometía verla y luego, según le decía, se le complicaba el día y cancelaba la cita. Entre las capturas de pantalla también hay algunas en las que ella le confiesa su amor e inseguridad porque cree que él piensa que ella es poca cosa.

Fatimadicequeloquisoperoyanoquierenada (3)

En esta captura ella le dice “así como llegaste con mentiras” y es que según declaró Foronda a teleoLeo.com, en la entrevista donde revela haber sido violada por Cortez, él se le acercó a ella diciéndole que quería entrevistarla sobre la fundación que tiene en favor de niños enfermos y desfavorecidos, y a ella eso le encantó porque pensó que era muy gratificante e interesante para la labor que desarrolla, que un medio grande como La República se interesase en su fundación, sin embargo, esa entrevista nunca se publicó.

Cortez ha insistido en que publique las conversaciones que mantuvo con Foronda durante el tiempo que se frecuentaron, porque supongo que con ellas pretende demostrar que no necesitaba violarla porque ellos ya tenían ‘algo’, sin embargo, una cosa no necesariamente descarta la otra. Sí el tener una relación con alguien fuese impedimento para hacerle daño, no hablaríamos de tantas mujeres maltratadas por su parejas y hasta asesinadas.

JuegasConMisSentimientos (2)

Sólo sí es sí

Repito para que quede claro, que, el que haya una relación de pareja o de amistad no prueba que no haya habido un acto sexual forzado, todos sabemos y los que no lo saben tomen nota: Sólo sí es sí. No importa si se trata de una pareja de novios, esposos, convivientes, amigos cariñosos o vecinos con derecho a roce. Que haya una ‘relación’ no quiere decir que siempre hay consentimiento. Así que más que las capturas hablarán las investigaciones. 

Consentimiento positivo:

Y el consentimiento positivo ya es algo que recogería el Código Penal peruano, aunque con limitaciones. En agosto de 2018 la Comisión Permanente del Congreso de La República aprobó una serie de modificaciones a la Ley para fortalecer la prevención y sanción de los delitos contra la libertad sexual, entre ellas, que no eran necesarios la amenaza o la violencia para que alguien se enfrente a cargos de violación.

También incluyó el concepto de libre consentimiento

Artículo 172 Violación de persona en incapacidad de dar su libre consentimiento: El que tiene acceso carnal con una persona por vía vaginal, anal o bucal o realiza cualquier otro acto análogo […] conociendo que está impedida de dar su libre consentimiento por sufrir de anomalía psíquica, grave alteración de la conciencia, retardo mental o que se encuentra en incapacidad de resistir, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de veinte ni mayor de veintiséis años.

Esto es un avance, sin embargo, los legisladores peruanos podrían haber ido más lejos y haber señalado expresamente que cualquier acto sexual sin consentimiento de una de las partes es una violación sexual, aunque haya de por medio una relación sentimental.  Países como Suecia es puntero en el consentimiento positivo, pues en 2018 aprobó una nueva ley en la que se consideraba como violación al acto sexual en el que una de las personas no participe libremente. El Código Penal español también recoge que la falta de consentimiento conlleva delito sexual.

“En años recientes, el consentimiento sexual ha sido considerado una llave maestra para evitar la violencia sexual en las relaciones sexuales. En 2014, Jerry Brown, gobernador de California, aprobó una ley para agregar la sección 67386 al Código de Educación. Ésta incluye la primera definición de “consentimiento afirmativo” en Estados Unidos de América. Para ser válido, la aquiescencia debe ser explícita, afirmativa, consciente, voluntaria y la existencia de un noviazgo no debe asumirse como indicador implícito de consentimiento“.

Desamor

Pero Cortez también me envía una captura de pantalla en la que Fatima Foronda le dice que no quiere nada con él.

Noquieroestarcontigoporquemehacesdaño (3).png

¿Foronda acosadora?

Cortez también me dice que Foronda lo acosaba, le reclamaba que no la llamase y para demostrarlo me envía una captura de pantalla en la que ella, en efecto, le reclama no haberse comunicado con ella, sin embargo, este pantallazo corresponde al final de una conversación que ambos mantienen durante varias horas.

Foronda ya no quiere nada con Cortez y le envía un mensaje para devolverle un anillo que le había regalado, él queda en llamarla para pasar a su casa a recogerlo, ella vuelve a su domicilio, cancela una reunión para estar disponible cuando él pueda ir, pasan las horas, él no la llama y ella acaba enviándole un mensaje en el que le reclama no respetar su tiempo y haberla tenido esperando durante horas sin aparecer ni llamarla.

Ellalereclamaquenotengatiempoparallamarla (2).png

“No soy el segundo de La República”

Cortez también desmiente lo dicho por Fatima en la entrevista a teleoLeo.com, en el sentido que él se hacía pasar por ser “el segundo de La República”, y es que en una oportunidad ella le pide que entreviste a un cantante de música andina y él le dice que lo tiene que derivar, “porque  no soy el encargado”.

YONODECIDOQUIENSALEENLR (3).png

Cortez la comunica a Foronda que esos temas los decide otra de las redactoras de La Contra, espacio en el que Zejo Cortez trabajó como redactor hasta que fue despedido cuando aparece la primera denuncia por violación. Fuentes del diario dicen que en ese programa de entrevistas no había nadie especializado en ningún tema y que todos los redactores tienen las mismas responsabilidades, pues no había temas exclusivos asignados a ninguno de ellos.

LauraTarrilloAprubaEntrevistas (2).png

Leer también: Zejo Cortez vuelve a golpear a su ex pareja. Tercera golpiza, tercera denuncia por malos tratos [Audio]

Otra mujer denuncia haber sido violada por Zejo Cortez

El MIMP interpone denuncia penal contra Zejo Cortez por presunto delito de violación sexual

No más impunidad

El acoso y la violación sexual, así como el maltrato físico y psicológico tienen sendas leyes en el Código Penal peruano, sin embargo, la falta de persecución efectiva hace que estos delitos no sean castigados, es más, muchos casos mueren en la etapa de investigación fiscal. Es necesario que los legisladores y los operadores de justicia dejen sus particulares intereses, relacionados con cobrar la suya y entiendan que las mujeres necesitamos protección real y efectiva. Trabajen por nosotras, somos casi el 51% de la población.

Según el MIMP, en Perú, 65 de cada 100 mujeres han sufrido algún tipo de maltrato en alguna etapa de su vida

Fiscalía archiva caso de niño de 9 años violado, presuntamente, por un profesor en su colegio . La causa: dos años después no encuentra al culpable [Audio]

Lo que más le gusta es jugar al fútbol y jugando olvida que hace dos años un adulto lo tomó y lo usó para satisfacerse. Tenía 9 años cuando se sintió sucio y avergonzado. Hoy, con 11, se siente triste porque la justicia no lo ampara

Cristiano habría sido abusado sexualmente cuando tenía tan sólo 9 años, según el niño, el culpable sería un maestro de su escuela, el colegio Reino de España del distrito de Barranco. “Estaba orinando, un profesor entró, me empujó, me bajó el pantalón y el calzoncillo, me hizo agachar y luego sentí algo mojado. Él se fue, me limpie, en el papel quedó un liquido medio blanco transparente y pegajoso. Luego volví a clase y no dije nada”. 

DenunciaMinisterioPublicoHechos(2).jpg

Los hechos habrían ocurrido el 13 de noviembre de 2017, en ese momento la madre de Cristiano, Clorinda Flores, fue a varios medios de comunicación para denunciar lo ocurrido, pero le dijeron que debía sentar la denuncia y no le hicieron caso, igual ha ocurrido hace unas semanas. En cuanto supo que la denuncia por la violación de su hijo sería archivada, ella volvió a recurrir a los medios y volvieron a ignorarla.

Clorinda dice que recurrió a la prensa antes que a la policía y a la justicia porque hace años denunció la violación de su hija mayor por parte de unos familiares y acabaron quitándole a la menor, la ingresaron en el INABIF y luego la justicia le dio la custodia a los familiares denunciados. Hoy la joven tiene 21 años y está embaraza, posiblemente de sus violadores, según afirma la madre.

Archivo de la causa

Y Clorinda podría tener razón en su desconfianza, pues la justicia le habría vuelto a fallar. El 30 de abril pasado la 35 Fiscalía Penal de Lima archivó la denuncia por la violación de su hijo porque no ha logrado identificar al culpable: “[…]Si bien existen elementos de juicio que permiten establecer la comisión del delito imputado, también lo es, que pese a las investigaciones realizadas por la unidad policial a cargo y por este Despacho Fiscal, no se ha identificado al autor del mismo”.

DenunciaMinistPublicoArchivaCasoXNoIdentificarCulpable (3).jpg

O sea, la Fiscalía advierte que hay indicios de la comisión del Delito contra la Libertad Sexual, en su modalidad de Violación de la Libertad Sexual de un menor de Edad, penado con cadena perpetua cuando la víctima es menor de 14 años, pero cierra el caso porque no logran identificar al presunto agresor.

“Ahora la Fiscalía cierra el caso y dicen que lo hace porque no han identificado al culpable, pero a mi hijo nunca le enseñaron una sola foto de los profesores que estuvieron el 13 de noviembre de 2017 en el colegio”. Clorinda Flores afirma, además, que pidió al colegio en reiteradas oportunidades que le enseñaran a su hijo fotos de los profesores que estuvieron ese día, “pero me dijeron que esa información sólo podían dársela a la Fiscalía; pedí lo mismo a la policía, pero nadie me escuchó”.

Se acabó la alegría

“El 14 de noviembre de 2017, mi hijo no quería ir al colegio. El día anterior ya había vuelto a casa todo tristón y no caminaba bien, le pregunté qué pasaba y me dijo que era porque había jugado fútbol. Insistía en no querer ir al colegio, eso me hizo sospechar que había pasado algo malo, así que seguí preguntándole hasta que me contó que un profesor había abusado de él en el baño”, afirma la madre de Cristiano.

Clorinda dice que en ese primer relato su hijo no le dio muchos detalles, “mi hijo y yo nos pusimos mal, lloramos, nos abrazamos, le pregunté si tenía algo más que contarme, pero se cerró y no quiso decirme nada más, salvo que su abusador era un profesor suplente de secundaria “. Luego de presentada la denuncia, Cristiano pasó por el médico legista, pero Clorinda no está conforme con el resultado. “El examen no pone que mi hijo no podía caminar bien y que tenía arañazos en las nalgas”. 

MedicoLegistaCorregido
Si bien es cierto en las primeras líneas del examen del médico legista dice que no se observan lesiones traumáticas recientes genitales, ni paragenitales, la conclusión del mismo es que hay signos de un acto contranatura reciente.

Luego de presentada la denuncia y ante el temor del niño de volver al colegio porque no identificaban a su agresor, su madre pidió que la dejaran asistir a clase para que su hijo no perdiera el año, la antigua directora se lo permitió, sin embargo, este año Cristiano aún no puede ir al colegio, según afirma Clorinda Flores, el nuevo director, Luis Aldana Martínez, no la deja estar en el aula con su hijo. El director tiene una versión diferente.

TeleoLeo.com habló con Luis Aldana Matinez sobre esta denuncia, por la negativa del colegio a permitir que el niño identifique al profesor a través de fotografías del personal y de la supuesta negativa a que la madre lo acompañe en clase. Según Aldana el niño podría no haber sido violado dentro del colegio porque dice que al volver del baño -como el mismo menor afirma- no le dijo nada a su profesor. Aldana también asegura que durante toda la investigación el Colegio Reino de España ha colaborado con la justicia y ha cumplido con la ley en todo momento.

La madre de Cristiano asegura que su hijo no fue violado una sola vez. “Durante todo el 2017, el profesor sustituto abusó de mi hijo 3 veces por semana, eso es lo que me ha dicho él”. Es por lo menos raro que la Fiscalía no haya presentado al niño las fotos de los profesores para que pudiese identificar a su agresor, sobre todo, cuando el niño afirma haber sido abusado en reiteradas ocasiones. Con la denuncia archivada y los pocos recursos económicos de la familia de Cristiano, lo más probable es que este sea otro caso de abuso sexual que en el Perú pasan al diabólico e injusto olvido al que se condena a los más desposeídos.

La dirección de la Niña, el Niño y el Adolescente del Ministerio de La Mujer y Poblaciones Vulnerables sería la llamada a arrimar el hombro y dar una mano y hasta el brazo, si es necesario, para que esta denuncia por abuso sexual en contra del pequeño Cristiano sea esclarecida. Y en estos casos, donde lo que está en juego es el bienestar físico y emocional de un menor, si la ley contempla cadena perpetua cuando el delito es cometido en contra de menores de 14 años, ¿por qué la investigación prescribe?

Y la respuesta será: porque no se pueden destinar recursos “ad infinitum” a un sólo caso. Mi respuesta alejada del conocimiento legal es que lo que no podemos estar pagando son sueldos exorbitantes y gollerías a legisladores que sólo cuidan de su propio bienestar y que han hecho del Congreso un vertedero de porquería y cucufatería, indecente, en un Estado laico. Lo que no podemos es seguir destinando dinero a mantener un poder judicial corrupto, coladera de violadores y feminicidas.

En su desesperación por identificar a su agresor, Cristiano ha hecho una descripción física de sus rasgos. Tal vez, cruzando esta información con las fotos, los señores de la 35 Fiscalía Penal de Lima podrían identificar al ‘escurridizo’ violador.

CaracterísticasViolador.jpg

#PorCristiano

Zejo Cortez vuelve a golpear a su ex pareja. Tercera golpiza, tercera denuncia por malos tratos [Audio]

El fin de semana pasado, el ex conductor de La Contra del Diario La República volvió a propinar patadas y jalones de pelo a su ex pareja. La última vez que le pegó ella estaba embarazada. Cansada y asustada, ella rompe su silencio en teleoLeo.com

El Zejo, Christian Cortez, “poeta, dramaturgo y periodista” lo ha vuelto a hacer. Este sábado 8 de junio volvió a agredir a su ex pareja, Rebeca Castro. “Un amigo me llamó para vernos en la esquina de mi casa, estábamos esperando que nos hagan unas hamburguesas cuando apareció Zejo, me comenzó a jalar del cabello, a querer llevarme, mi amigo le pedía que se calme, le decía que si había aceptado llamarme era porque él se lo pidió diciendo que quería conversar tranquilamente conmigo, pero él me tiró al piso, me protegí, mi amigo también lo hizo. Ya no puedo más, por eso hablo y cuento todo lo que viví con él”. 

En 2018 Rebeca Castro presentó dos denuncias por maltrato en contra de Cortez. La segunda denuncia corresponde a una paliza que le propinó cuando ella estaba a punto de cumplir 5 meses de embarazo de la hija que tienen en común. “Hemos terminado y vuelto varias veces, porque el sabe que lo quería, yo creía en la familia que formaríamos y volvía porque él me decía que cambiaría, que todo sería diferente, y yo le creía, hasta que aparecieron las denuncias por violación. Ante la primera denuncia me dijo que todo había sido armado incluso por mi familia que no estaba de acuerdo con nuestra relación, y cuando veo en teleoLeo.com la segunda mujer que lo denuncia, y le preguntó, me dice que ahora saldrían un montón mintiendo”. 

A continuación la entrevista en exclusiva que teleoLeo.com acaba de realizarle a Rebeca Castro quien a pesar del miedo, o por el miedo mismo, ha decidido dar la cara y contar su versión, una muy terrible y sórdida sobre alguien que hasta hace poco era un referente, o pretendía serlo, de la ‘gentita’ culta e informada de Lima.

Denuncias

Este sábado 8 de junio, Christian Cortez, volvió a agredir a Rebeca Castro, mes y medio después que teleoLeo.com publicó el testimonio de la segunda víctima que lo acusaba por haberla violado y que también publicase el testimonio de diversas mujeres que lo acusaban de acoso y de intento de violación.

También leer: Otra mujer denuncia haber sido violada por Zejo Cortez

El MIMP interpone denuncia penal contra Zejo Cortez por presunto delito de violación sexual

Denuncia de la última agresión ocurrida este sábado 08/06/2019

ÚLTIMADenunciaPolicia

Segunda denuncia presentada por Rebeca Castro el 14/10/2019. Zejo la agrede sin tener en cuenta que estaba embarazada

SEGUNDADenunciaPolicial (3).jpg

Primera denuncia presentada por Rebeca Castro en contra de Christian Cortez el 29/06/2018. Debido a los golpes tuvo que ser ingresada en la clínica Stella Maris

PrimeraDenunciaPolicial (2).jpg

Que Rebeca Castro era golpeada por Christian Cortez no sólo lo sabía ella, el padre de Zejo también lo sabía y así lo admite en un mensaje de Facebook en el que le pide a la joven que vaya a ver a su hijo, pues dice que su familia lo ha agredido por haberla golpeado. Además le pide que retire la denuncia (de octubre de 2018) cuando él la golpea estando embarazada.

 Rebeca Castro también me ha proporcionado varias capturas de pantalla en las que se puede ver su insistencia por verla y la negativa de ella pues ya ha sufrido varias agresiones y ya le ha dado varias oportunidades a la relación que mantenían. Es por eso que este último fin de semana se sirve de un amigo común para que ella salga de su domicilio y cuando la vuelve a ver lo primero que hace, según refiere ella, es agredirla.

TeleoLeo.com ha intentado, una vez más, hablar con Christian Cortez sobre la reciente denuncia de su expareja y las anteriores presentadas por las demás mujeres, pero, a pesar, de que mi mensaje figura como visto, no me ha contestado.

2019-06-11 (3)