Fiscalía formaliza denuncia penal contra estudiante de la PUCP por intento de feminicidio y agresiones

En septiembre de 2019 teleoLeo.com publicó la denuncia de una joven agredida física y psicológicamente por su expareja. El caso fue un escándalo, ambos son estudiantes de la PUCP y, hasta el momento de la publicación, la universidad no había separado al agresor del centro de estudios. Cuatro meses después el caso avanza

«Formalizo denuncia penal contra Renzo Raúl Tello García por presunto delito contra la vida, el cuerpo y la salud en tentativa de feminicidio y por agresiones contra la mujer: violencia física y psicológica». Renzo Raúl Tello García tiene 21 años de edad y un proceso penal ad portas. La brutal agresión ejercida la madrugada del 9 de septiembre de 2019 le podría costar algunos años de prisión.

Leer: Renzo Tello García, de 21 años de edad, es investigado por intento de feminicidio

La víctima

La víctima de Renzo Tello García es su expareja, con la que aún mantenía algún tipo de relación, con la que además compartía aulas pues ambos son estudiantes de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). A pesar de que la joven había presentado la denuncia ante las autoridades universitarias, Tello García sólo fue suspendido de asistir a clases luego de la publicación realizada por teleoLeo.com

Leer: La PUCP reacciona a la denuncia de teleoLeo.com por intento de feminicidio que involucra a uno de sus alumnos

««Intentó ahorcarme 3 veces, me tiró al piso, me arrastro de los cabellos, me arrancó la ropa, me mordió toda la cara, me dijo que por qué tenía los pechos hinchados, que si estaba embarazada no era de él. Me mordió los senos, los genitales, todo el cuerpo. Me dio puñetes en el abdomen. Me gritaba que era una perra, una cochina, que me iba a sacar la mierda», explicó ella a teleoLeo.com en la nota publicada días después de haber sido agredida.

…Y la fiscalía, luego de las investigaciones…

Según las investigaciones de la fiscalía, las lesiones explicadas por la víctima han sido corroboradas por el examen psicológico y el del médico legista y por ello, consideran a Tello García presunto responsable de tentativa de feminicidio y agresiones.

En conversación con teleoLeo.com la víctima dijo que está esperanzada. «Estoy contenta porque esta es una lucha mía y de todas las personas que hicieron que mi voz se escuchara y también gracias a ti, a tu publicación. Ya no me importa lo que le pase a él, sólo quiero que aprenda del error que cometió conmigo y ojalá no se olvide. Nada más».

Agresor confeso

Luego de que teleoLeo.com publicase la denuncia de la joven, Tello García intentó desprestigiarla, escribió un largo post en Facebook queriendo eximirse de culpa, sin embargo, fue sujeto de crítica y desprecio. Ante la fiscalía la historia fue diferente pues en el interrogatorio Tello reconoció haberla agredido físicamente, pero negó haberla escupido o insultado. Según el parte legista publicado en septiembre pasado, por esta paǵina, ella acabó con 17 lesiones causadas por mordeduras, golpes y arañazos.

Rasgos psicológicos de Tello García, según la formalización de la denuncia penal

Comparecencia sí, prisión preventiva no

En este caso, la fiscal Olga A. Espinoza, de la 3ra Fiscalía Provincial Transitoria Corporativa Especializada en Violencia contra la Mujer e integrantes del Grupo Familiar, no ha pedido la prisión preventiva de Tello García, aunque los cargos por los cuales será juzgado son: tentativa de feminicidio y agresiones contra las mujeres son delitos castigados con entre 6 y 12 años de prisión.

La fiscal Olga A. Espinoza no pide la prisión preventiva de Tello García aún cuando, como ya hemos visto, en su resolución dice: «El imputado Renzo Tello García actuó con conciencia y voluntad al haber atentado contra la vida de la agraviada y haberle causado lesiones físicas y afectación psicológica por estos hechos, no encontrándose justificación alguna en su accionar».

En su resolución la fiscal también dice que pide la comparecencia con restricciones porque sólo advierte un «peligro moderado de fuga» y señala que no demanda la prisión preventiva porque, según ella, en este caso: «no concurren los presupuestos requeridos en el artículo 268 del Código Procesal Penal». Sin embargo, concurren por lo menos dos “presupuestos” reconocidos en la propia resolución:

  • Que existan fundados y graves elementos de convicción para estimar razonablemente la comisión de un delito que vincule al imputado como autor o partícipe del mismo.
  • Que la sanción a imponerse sea de más de 4 años de pena privativa de la libertad ( Según el decreto legislativo Nº 1323 que fortalece la lucha contra el feminicidio, la violencia familiar y la violencia de género que modifica algunos artículos del Código Penal, el delito de tentativa de feminicidio es castigado con entre 6 y 12 años de prisión)

Casos recientes en los que la fiscalía sí que ha pedido la prisión preventiva de los imputados por tentativa de feminicidio y agresiones.

Moraleja

Este caso ha servido para que la PUCP, se replantee cómo está haciendo las cosas respecto a sus políticas para evitar el acoso y el abuso entre sus estudiantes y para dar una pronta y satisfactoria respuesta. Por lo menos así nos lo hicieron saber a través de una cuestionario de preguntas que les hicimos llegar y que en breve publicaremos. Además, se están haciendo cargo de la defensa de la víctima según ha podido constatar teleoLeo.com

También leer: #IntentoDeFeminicidio

R.I.P Solsiret. Mis condolencias a familiares y amigos. Mi repudio a los que se aprovechan de la situación

Harta me tienen las redes y la prensa peruana, con el amarillismo con el que hablan del asesinato de Solsiret. Además lo están utilizado como arma de acoso y derribo contra el feminismo

(Foto: Ericka Cairo)

A Solsiret Rodríguez Aybar la asesinaron, la descuartizaron; repartieron y escondieron sus restos a discreción. ¿Es responsable una mujer?, ¿un hombre?, ¿los dos?; o ¿lo es el ‘ex’ que se encuentra no habido? Las investigaciones recién han comenzado, pero gente infame, prensa amarilla, opinólogos con entripados y denuncias previas por acoso, así como conocidos periodistas PROVIDA, antifeministas y anti libertades, ya señalan con todas sus letras que una mujer ha matado a otra mujer.

Y no se trata de una mujer cualquiera, para dar en la diana y barrer con la lucha de las mujeres peruanas que se fajan cada día en la defensa de sus derechos, a la que culpan la han llenado de títulos: feminista, activista pro derechos humanos, gran amiga de la víctima y como este último título ha sido desmentido por la familia, ahora, en la promoción de un programa dominical prometen diseccionar el despecho de la “asesina”.

Un titular de este sábado menciona que el cuñado de la víctima ─también pareja de la asesina─ estaba obsesionado con ella; o sea, hay un cadáver descuartizado y el tema a resaltar es la pasión desatendida del pobrecito hombrecito. Y es que se ha de ser muy pobrecito de espíritu para asesinar o colaborar en el asesinato de alguien que se sabe inalcanzable; pero nada de eso importa, lo importante es la búsqueda de justicia, no el desprestigio de un movimiento que incomoda, ni las incontinencias de un machirulo más.

A ver si todos dejan sus bajezas y prejuicios inquisitoriales en casa y paran ya de babear y de excitarse con el hecho de que una mujer esté involucrada en acto tan cruento contra otra mujer. A ver si cuando la prensa cubre estos hechos, antes de poner el micro o de invadir a familiares y amigos piensa que talvez un día ellos pueden ser los afectados y ya de paso en medio del ejercicio, piensan en cómo querrían ser tratados de sufrir una desgracia como esta.

Y mientras redes y prensa amarilla nos distraen, nos olvidamos de exigir real justicia y que los responsables del asesinato y de la crueldad con la que ha sido tratada Solsiret, además de los policías y operadores de justicia que no hicieron nada para investigar y descubrir lo ocurrido, purguen su responsabilidad. Las indignación y disculpas del actual Ministro del Interior no bastan, aquí tienen que rodar cabezas; las destituciones ya tardan.

¿Ministro del Interior dice verdad?

Carlos Morán en declaraciones a RPP ha dicho que desde que ha tomado las riendas de Interior ahora la atención es la adecuada. «A partir de 2019, con esta nueva gestión hemos demostrado que sí tenemos sensibilidad y calidad humana para atender estos casos» […] «Yo he ordenado al comandante general de la Policía para que inicie una investigación exhaustiva internamente contra todos los funcionarios policiales que de una u otra manera han estado involucrados en este caso».

Lamentablemente las palabras de Morán no son ciertas, cada día las mujeres peruanas son abusadas, asesinadas, maltratadas y sus casos no son atendidos adecuadamente porque ni la policía, ni el Ministerio Público, ni el Poder Judicial trabajan con enfoque de género. Cada día las mujeres son institucionalmente revictimizadas y culpadas, por su forma de vestir, por salir, por beber, por perrear y hasta por sonreír.

En el caso específico de Solsiret, las palabras de Morán también son rebatibles. Si bien es cierto durante 4 años su madre, conocida como la “señora Charito”; su padre, el “señor Carlos”; Kathe Soto, fundadora del colectivo “Mujeres Desaparecidas”; y otras organizaciones y colectivos lucharon por el esclarecimiento del caso, todo se acelera con la carta que el 6 de enero pasado un grupo de mujeres entrego en mano al presidente Martín Vizcarra, exigiendo entre otras cosas: #JusticiaParaSolsiret.

Jueza no impone prisión preventiva a imputado por intento de violación sexual

Esta es otra historia en la que los operadores de justicia peruanos revictimizan a las mujeres denunciantes de violencia de género. Julia Eleanor Jara Carrera es la jueza que no vio motivo para encerrar a Juan Carlos Román Cosinga quien, según afirma su abogado, tiene denuncias previas por lo que él llama: “violencia familiar”

Ella salió a comprar a la bodega, seis cuadras la separaban de casa. Agua y huevos necesitaba, pasaban cuarenta minutos de las siete de la noche, al volver cruzó el pasaje por el que antes había transitado y al llegar a una zona oscura y abandonada percibió que alguien se acercaba corriendo, volteó intranquila a ver quien era, reconoció a su vecino, así que siguió su camino; él también lo haría, pero ─según afirma─ eso no ocurrió.

Hechos

«Mi vecino, Juan Carlos Román Cosinga, se acercó por detrás, con una mano me tapó la boca y con la otra me empujó hacia la pared trasera de mi casa, me tocaba las nalgas hasta llegar a tocarme la vagina, como pude me zafé, corrí a la puerta principal y grité hasta que me abrieron mientras él huía». El 3 de enero pasado, CSAA de 23 años de edad habría sido víctima de un intento de violación. Aún le cuesta hablar del tema.

CSAA vive en Chaclacayo, donde comparte domicilio con la familia de su pareja. «Toque la puerta tan fuerte como pude pidiendo ayuda, salió mi suegro, le dije lo que había pasado, él le avisó a mi cuñado quien salió corriendo y le gritó por qué había intentado abusarme y él, riendo, le contestó que no sabía que yo era su cuñada, luego entró a su casa y cerró su reja». CSAA también ingresó a su domicilio y llamó al serenazgo.

Resistencia a la autoridad

Cuando llegó el serenazgo intentaron hablar con el supuesto agresor, pero no abrió la puerta de su vivienda, así que tuvo que hacerse presente la policía; la dueña les abrió la puerta principal, pero tuvieron que usar la fuerza para abrir la puerta de la habitación tras la cual permanecía Román Cosinga. Según consta en el parte policial, citado por la fiscalía, Román Cosinga fue detenido “en flagrancia”.

Una vez en comisaría, Román Cosinga negó haber intentado violar a la denunciante y dijo que él sólo la había querido saludar por nuevo año. «Estaba en casa con amigos, sonó la alarma de mi carro, salimos a ver qué pasaba […] los vidrios de mi carro estaban quebrados […] topó con la denunciante que me saludó diciendo buenas noches señor y yo abro los brazos y le digo feliz año nuevo vecina».

Pruebas

Sin embargo, los exámenes practicados a la víctima ratifican que sí había sido agredida. El médico legista certifica que CSAA tenía hematomas en la cadera y el hombro, así como lesiones o rozaduras en muñeca y mano y le dio 5 días de incapacidad médico legal. La pericia psicológica, por su parte, señaló que la agraviada se encontraba emocionalmente afectada por «evento estresor de tipo sexual».

Con todas estas pruebas y la negativa de Román Cosinga de abrirle la puerta a la policía, la fiscalía solicitó la prisión preventiva por delito contra la libertad sexual en la modalidad de intento de violación. Sin embargo, la jueza del 2do Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Violencia contra las Mujeres y el Grupo Familiar de la Corte de Lima Este, Julia Eleanor Jara Carrera, dijo: «No».

Defensa de la víctima

Para Yolanda Sarmiento, abogada que en un primer momento representó a la víctima, la jueza se equivocó. «Mi clienta sufrió un intento de violación, no dictar prisión preventiva en contra de Román Cosinga fue peligroso, porque se resistió a la autoridad cuando la policía fue a su casa a buscarlo, además, amenazó a mi clienta y en cuanto la jueza lo dejó en libertad el señor se cambió de domicilio».

Defensa del imputado

Según Luis Alberto Franco Mora, abogado del supuesto agresor, la prisión preventiva fue desestimada porque, «para la jueza no se trata de un intento de violación, si acaso, tocamientos indebidos» […] «Las contradicciones de la supuesta víctima, sumadas a la conducta de la familia de su pareja, que ha caído en el aeropuerto pasando droga, esto no hace inocente a mi patrocinado, pero le da más credibilidad».

TeleoLeo.com entrevistó a Franco Mora, él asegura que la fiscalía en su narración de lo ocurrido «omitió hechos, no sé con qué fin»; además, aunque durante toda la entrevista insistió en la inocencia de Román Cosinga, al final dijo que no sabe «la magnitud de la agresión». Según Franco Mora, el interés tras la denuncia es económico, pues asegura que la denunciante «pide 10 mil soles» por lo ocurrido.

En la entrevista, el abogado también afirma que su cliente tiene denuncias previas por violencia familiar, dice que no recuerda cuántas, «son varias pero sin sentencia», por otro lado Franco Mora repite más de una vez aquello de que la familia de la pareja de la denunciante ha cometido delitos de narcotráfico, luego dice que eso no lo eximiría de culpa, pero él lo deja caer y a ver si desprestigiando el entorno, desprestigia la denuncia.

El fiscal: «Habrá nueva audiencia de prisión preventiva»

La decisión de la jueza Jara Carrera fue apelada por el fiscal a cargo del caso, Adrián Tomaylla Suarez, fiscal provincial titular de la 2da Fiscalía Provincial Penal de Chosica quien, haciendo la salvedad de que sólo podía darnos información general, habló con teleoLeo.com. Según el fiscal en breve habrá otra audiencia que podría cambiar el actual estado de Román Cosinga.

«La resolución que declaró infundado el requerimiento de prisión preventiva ha sido declarado nulo por el Superior de la jueza, a mérito de nuestro recurso de apelación, por falta de motivación ordenando que se realice una nueva audiencia» asegura Tomaylla Suárez. La “falta de motivación” en lenguaje jurídico significa que la jueza no justificó adecuadamente el porqué dejó en libertad a Román Cosinga.

Sobre las afirmaciones del abogado del agresor, en las que aseguró a teleoLeo.com que las declaraciones de la víctima contienen contradicciones y que la fiscalía en su narración de los hechos ha omitido información, el fiscal dice: «Obviamente el abogado va a dar una versión sesgada del caso, pero, para nosotros, en lo nuclear y desde nuestra perspectiva técnica, la víctima ha sido coherente».

El fiscal también desmiente a Luis Alberto Franco Mora respecto a que CSAA ha denunciado a su cliente para que este la “indemnice” con 10 mil soles. «En todo delito hay una reparación civil cuando se prueba su realización, pero ello no se discute en las diligencias preliminares. La fiscalía recién la solicita cuando formula acusación», afirmó el agente del Ministerio Público.

Para Adrián Tomaylla Suárez, la denuncia de CSAA es tan sólida, por ello, la decisión de la jueza del 2do Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Violencia contra las Mujeres y el Grupo Familiar de la Corte de Lima Este, Julia Eleanor Jara Carrera, «ha sido declarada nula». Ahora sólo queda esperar que se realice la nueva audiencia y que las investigaciones sigan su curso y se imparta justicia.

Intenta quemar viva a su pareja y la obliga a declarar que se prendió fuego ella misma [Vídeos]

Ella pudo escapar de la muerte, ahora tiene quedamaduras en gran parte del cuerpo y un tobillo roto que no le permite caminar bien . Desde su natal Colombia ha llegado a España en busca de asilo, en su tierra su vida seguía en peligro

Él intentó matarla porque se iba, porque lo dejaba. Él la roció con disolvente y la encendió porque la sorprendió hablando por teléfono con un amigo. «Era quien iba ayudarme a escapar. Él me tenía encerrada, incomunicada» ─dice ella. Días antes él le había propinado varios puñetazos, la golpeó en la cabeza. También le rompió móvil y documentos.

Él se llama Jonathan Quintero Montoya. Ella prefiere mantener su nombre en reserva. Él está en prisión preventiva desde el día que la agredió. Ella escapó de la muerte, pero tiene quemaduras de 2do y 3er grado en el 40% del cuerpo, además de un tobillo roto en 3 secciones que después de un año aún le impide caminar bien.

Las fotos pueden ser chocantes, pero sólo tienen como objetivo demostrar el daño de la víctima y remecer las consciencias de aquellos que dicen que las leyes de violencia de género son innecesarias

Encierro con libertades

Él, aunque encerrado en prisión, mantiene comunicación con el exterior a través de un teléfono móvil y sus cuentas de Facebook y whatsapp, de hecho, desde esas mismas cuentas ha osado amenazarla, por no retirar la denuncia en su contra.

No es la primera vez que Jonathan Quintero Montoya se ve envuelto en una agresión. Según un informe de Interpol solicitado por la justicia chilena, a finales de 2015 un juzgado colombiano dio por extinguida la pena de 14 meses y 20 días que le fue impuesta por el delito de lesiones personales.

Antes de amenazar a su víctima, Jhonathan Quintero se dedicó a reconquistarla, ella que pasaba por un momento de soledad y se sentía absolutamente desvalida, porque aún no se curaba de sus heridas y debía cuidarse sola, cayó. Le volvió a creer.

Sin embargo, un día, ella tenía que abrir los ojos y los abrió luego de grabar un vídeo en el que se autoinculpaba. Él le pidió que lo hiciera, «me van a matar sin no salgo de aquí» ─le dijo. Una vez le envió una foto con un corte en el hombro producto de un supuesto apuñalamiento y ella le creyó.

Un absurdo sentimiento de culpa la llevó a grabar el vídeo exigido. La abogada de él, Jeanette Cofre, en conversación con Mario Quintero Gutiérrez, padre del agresor, guió sus palabras y se las transmitió a través de él y de su hermano.

«Ella tiene que implicarse plenamente y eximirlo plenamente, tiene que decir que ella fraguó todo esto por celos, por rabia, por ira, porque sabía que él la iba a dejar porque estaba con otra». «Tiene que ser así», agregaba la abogada Cofre, a quien podemos escuchar en este vídeo.

La voz de hombre predominante es la de Mario Quintero Gutiérrez, padre de Jonathan Quintero. La mujer es Jeanette Cofre, abogada del violentador y el otro hombre es hermano de Quintero

Despertar

«Sentí una rabia tan grande conmigo misma por haberle creído otra vez, por haber caído, me sentí utilizada, pero por fin afloro la fuerza para gritarle que lo que me había hecho no estaba bien, que me había destrozado. Y lo volví a dejar» ─dijo ella a teleoLeo.com.

En ese momento ella habló con su abogada, le explicó todo lo que había hecho y su abogada le dijo que tranquila, que había demasiadas evidencias en contra de Jonathan Quintero Montoya y que ningún vídeo que ella pudiese hacer lo eximiría.

Amenazas

Luego de haber retomado su proceso y su vida ella recibió amenazas. Según ella, Jonathan Quintero la habría intentado amedrentar a través de presos con los que compartía el pabellón 33 de la prisión “Santiago Uno”. Desde allí le enviaban mensajes en los que la palabra más ‘bonita’ era “puta”.

A las amenazas de los ‘amigos’ de Quintero, se sumaron las de su padre y hermano. Según ella, la abogada Cofre le había dicho «lo mejor es autoinculparte y evitar tener una familia de enemiga». Y las amenazas fueron tan potentes que luego de denunciarlos ha tenido que abandonar su país y se encuentra en España pidiendo asilo .

Ella habla

TeleoLeo.com hablo con ella, desesperada por su situación, en un país que no es el suyo, lejos de los suyos, sin poder caminar bien por la lesión en el tobillo, sin poder trabajar porque no tiene papeles y en casa de una buena persona que le ha brindado, temporalmente, una habitación.


Declaración y versiones

Interrogada en su cama de hospital ella declaró sobre como Jonathan Quintero Montoya intentó matarla quemándola. Lo dicho por ella coincide con la versión de la mujer de la limpieza de la finca donde vivía, quien fue la primera en socorrerla.

La declaración del dueño de la finca que vio todo desde la ventana de su oficina, coincide con la de la víctima y la de su empleada, la mujer de la limpieza. La única versión disonante es la del agresor, según él, ella se prendió fuego sola y él intentó apagarla.

Declaración de Jonathan Quintero Montoya ante el fiscal horas después del intento de feminicidio

La declaración de Quintero cae por sí sola. Él dice que aunque había mucha ropa donde ella se prende fuego, él intentó apagarla con las palmas de la mano. Dice también que la abraza y se tira al primer piso con ella, pero que él cae encima, si eso fuese cierto: ¿intentaba apagarla o aplastarla?

Según la víctima, en cuanto él la encendió en el segundo nivel de la habitación en la que vivían, ella se quitó el pijama que llevaba puesto y se tiró por las escaleras para huir, luego se levantó del piso y salió como pudo buscando ayuda.

En el pasillo de la casa, la mujer de la limpieza la divisó, encendida, escapando; buscó un trapo, la llevó al patio interior de la vivienda, la envolvió, la abrazó, la apagó y vió que tenía una fractura expuesta en el pie «luego vi a Jonathan que salió tras ella […] él no la apagó, la apagué yo» -declaró la mujer.

Declaración de la mujer de la limpieza

Por todo esto, Jonathan Quintero Montoya está siendo investigado por delito de “feminicidio frustrado”. Sin embargo, a pesar de que: ya han pasado 14 meses, de las declaraciones de los testigos que ratifican la versión de la víctima y del informe del médico legista; la investigación del caso sigue abierta.

La fiscalía chilena aún no determina la pena que solicitará para Jonathan Quintero y sólo lo hará al finalizar la investigación. Luego de eso, la justicia de ese país tiene 3 meses para la realización del juicio oral. Mientras tanto, ella, la víctima, se siente doblemente victimizada, porque justicia que tarda no es justicia .

Según el parte de lesiones del servicio médico legista chileno, ella sufrió lesiones graves: «Se hace presente que las lesiones hubieren resultado mortales de no mediar los socorros médicos oportunos y eficaces» .

¿Preso o en Cancún?

Tener un móvil en prisión desde el cual mantener contacto no controlado es algo que las autoridades penitenciarias de Chile deberían de sancionar. Desde el móvil con el cual se comunica Quintero se han hecho graves amenazas a la vida de la víctima y se la ha puesto en situación de vulnerabilidad ante su agresor.

Que un presidiario tengan una vida activa en redes sociales tampoco es normal. ¿Cómo es posible que alguien recluido por intentar matar a su pareja publique fotos en Facebook desde Cancún? La fecha de la publicación es junio de 2019, o sea: ¿Quintero Montoya está entre rejas a la espera de condena o la justicia chilena lo ha dejado en libertad sin comunicárselo a la víctima?

Asilo

Ella ha estado punto de perder la vida por el machismo y posesividad de su pareja. Ella podría ser ahora una estadística, un número más en los informes anuales del horroroso mapa de feminicidios en Sudamérica, continente que no destaca por el respeto a la integridad de sus mujeres.

Ella se salvó, pero para mantenerse con vida ha tenido que dejar tierra e hijos. Ella es chef pastelera, tiene un hermoso catálogo, pero hasta eso le quitó Jonathan Quintero con la brutal agresión. Ella está sola en España y, mientras su petición de asilo no sea resuelta, condenada a vivir de la caridad o a trabajar sin contrato: explotada y sin derechos.

Así que la próxima vez que alguien acuse a Las Tesis, creadoras de “Un violador en tu camino”, de feminazis, antes de hacerlo reprímase un poquito pues corre el riesgo de quedar muy en ridículo. Las mujeres, como “ella” ya hemos despertado y seguiremos luchando para que nos oigan y nos respeten. Jonathan Quintero Montoya: «El que la quemó eres tú»

Otra denuncia formal por abuso sexual contra el activista Gerardo Berdejo Cavagnaro. Y ya van 5 [Vídeo]

Recordemos que hace 3 meses, en declaraciones exclusivas a teleoLeo.com 16 mujeres dijeron haber sido violentadas sexualmente por Berdejo. Dos de ellas lo acusan de violación y las otras 14 de haber sido tocadas sin su consentimiento

Para compartir en tus redes sociales ve al final del artículo

Y ya van cinco. Otra mujer ha denunciado formalmente a Gerardo Berdejo Cavagnaro, activista antiespecista y vegano, por «delitos contra la libertad e indemnidad sexuales en su modalidad de tocamientos indebidos». La denuncia ha sido presentada este viernes 29 de noviembre ante la Fiscalía por parte de las letradas del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

También leer: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

Fiscalía al rescate

La denuncia tuvo que ser presentada directamente ante la Fiscalía porque el miércoles 27 de noviembre, la denunciante ─afectada también por la ‘incontinencia’ sexual de Berdejo─ intentó presentarla ante la comisaría de Sagitario, en Surco, distrito donde ocurrieron los hechos; sin embargo, luego del interrogatorio revictimizador, realizado por el policía que se identificó como el “superior Paredes”, no pudo presentarla porque el agente puso un sinfín de inconvenientes, entre ellos, el tiempo transcurrido.

«Me ha costado mucho dar este paso y tú lo sabes Leonor. Desde que expuse mi caso en #MeTooPerú y te lo expliqué a ti, me puse muy mal reviviendo lo ocurrido, pero ahora, que estoy más fuerte y creo que es el momento adecuado para denunciar, voy y me encuentro con un policía machista que no entiende que las mujeres pasamos por un proceso doloroso cuando somos abusadas y que muchas no podemos denunciar de inmediato», declaró esta mujer a teleoLeo.com.

«¿Ahora, la gran pregunta es, por qué después de 13 meses? […] Pero, pero, disculpa, pero tu ya tienes 30 añitos […] ¿Y por qué denuncias en esta comisaría?» Estas son las frases que tuvo que escuchar esta víctima de Berdejo de boca de un policía, el “superior Paredes”. Ella, que acudió a la comisaría acompañada de otra de las mujeres que también ha denunciado formalmente al activista, le advirtió al efectivo que todo lo que decía estaba siendo grabado, a pesar de eso él le dijo sin empacho: «En todo caso vaya donde crean que la pueden ayudar».

TeleoLeo.com ha tenido acceso a la grabación de la denunciante. Es pertinente mencionar que esto ocurre en la comisaría de Sagitario, una de las más de 100 comisarías en las que desde 2017 funciona un Centro de Emergencia Mujer (CEM), y donde se supone que las mujeres pueden ir a denunciar delitos de violencia de género sin ser revictimizadas, culpabilizadas o cuestionadas.

Según la titular del MIMP, Gloria Montenegro, a finales de este año, 150 comisarías contarán con un CEM, sin embargo, crear nuevos centros sólo es parte de la solución; para que los CEM sean de verdadera utilidad sus funcionarios deben aprender a tratar a las víctimas con enfoque de género

Faltas del superior Paredes

El “superior Paredes”, según el decreto legislativo 1386 que modifica la ley Nº 30364, Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, no habría respetado el artículo que se refiere a la manera de actuar de los funcionarios respecto a los casos de violencia de género.

Artículo 21. Responsabilidad funcional

Quien omite, rehúsa o retarda algún acto a su cargo, en los procesos originados por hechos que constituyen actos de violencia contra las mujeres o contra los integrantes del grupo familiar comete delito sancionado en los artículos 377 o 378 del Código Penal, según corresponda; sin perjuicio de la responsabilidad civil y/o administrativa que corresponda, de acuerdo a ley.

Según el artículo 377 del Código Penal, el funcionario que demore actos relacionados con un delito de violencia de género podría ser condenado con una pena no menor de 2 años de prisión, ni mayor de 5, o con la inhabilitación permanente. Por su parte, el artículo 378, señala que en si un policía no presta auxilio a una víctima de violencia de género podría ser condenado con una pena no menor de 2, ni mayor de años 4 años de prisión.

El “superior Paredes” también habría vulnerado el artículo 10 de la ley 30364 que respecto a la actuación de los operadores de justicia en casos de violencia género estipula: «[…] evitar la doble victimización de las personas agraviadas a través de declaraciones reiterativas y de contenido humillante». Según la denunciante el día que fue a la comisaría de Sagitario repitió más de una vez lo ocurrido con Berdejo y cuando por fin se suponía que sentaría la denuncia, Paredes la cuestionó por haber tardado 13 meses en denunciar y por no haberse ido del departamento del activista ante la primera señal de abuso.

Otro punto en contra del “superior Paredes” es que cuando la denunciante le dice que Berdejo le frota el pene en el trasero, le pregunta si no fue casual y cuando ella le dice que le tocó la pierna, le pregunta en qué parte de la pierna. Como mujer, con cierta experiencia, sé que ningún hombre arrima el pene a una mujer de manera “casual”; por otro lado, si una mujer denuncia que le tocaron la pierna, no hace falta saber si fue la pantorrilla, el fémur, el peroné o los isquiotibiales, porque el problema no es donde le pone la mano Berdejo, el problema es que no tenía consentimiento para hacerlo.

«Confié en él por su reputación»

Esta víctima de Berdejo fue otra de las mujeres que, basadas en su reputación de activista en contra del abuso animal y por sus conocimientos en el mundo del veganismo, confió en él y acudió a su departamento para ayudarlo a hacer sus famosas hamburguesas o para aprender a hacerlas, o como en el caso de esta denunciante, con miras a hacer negocio: ella ponía el local y él las hamburguesas.

Elementos de convicción

Los abogados del MIMP que representan a esta víctima sustentan la denuncia con informes psicológico y social realizados por el CEM. El primero manifiesta que la mujer se encuentra afectada emocionalmente a consecuencia de los «tocamientos indebidos […] actos libidinosos sin consentimiento». El segundo pone de relieve que el agresor «tiene historial de conducta violenta con otras personas y tiene antecedentes policiales».

Más medidas de Protección

Otra de las denunciante de Gerardo Berdejo ha recibido medidas de protección. Con estas son dos las mujeres a las cuales la justicia otorga medidas que van desde la prohibición del activista de acercárseles hasta no poder comunicarse con ellas de ninguna forma, además, contemplan terapia psicolǵica para víctima y victimario. Sin embargo, la justicia va tarde, las medidas de protección tienen un plazo de 72 horas para ser emitidas y desde las primeras 4 denuncias formales presentadas en contra de Berdejo han pasado ya varias semanas.

También leer: VÍCTIMA DE VIOLENCIA SEXUAL OBTIENE MEDIDAS DE PROTECCIÓN CONTRA GERARDO BERDEJO: SU AGRESOR [Vídeo]

Defensoras de lo imposible

Hace uno días, Heidi Paiva, pareja de Berdejo, publicaba en su muro de Facebook un post en el que criticaba como las mujeres que ‘agreden’ hombres no son señaladas por sus actos y como se cree en sus denuncias sólo por el hecho de ser mujeres. Desde que teleoLeo.com dio a conocer las 16 denuncias por abuso sexual y violación en contra de Gerardo Berdejo, ella nunca se había pronunciado y por eso nunca la había mencionado, sin embargo, decir esto con tantas mujeres afectadas por su pareja, es terrible.

En este post Paiva se refiere al entrenador de atletismo José Luis Chauca, tratado de manera humillante, por María ‘Marita’ Letts, tesorera de la Federación Deportiva Peruana de Atletismo (FEDEPEATLE). Sin embargo la afirmación de que este hecho pasó sin pena, ni gloria, porque la agresión venía de parte de una mujer, no es cierta. La propia FEDEPEATLE, emitió un comunicado manifestando que tomaría las acciones correspondientes contra Letts. El IPD también se ha pronunciado en contra de ella y también ha sido criticada duramente en medios y redes.

Por otro lado, el artículo 15 de la ley 30364 respecto a la presentación de denuncias por violencia de género dice: «[…] cuando se trata de una denuncia verbal, se levanta acta sin otra exigencia que la de suministrar una sucinta relación de los hechos». Es decir, las víctimas de violencia de género son creídas hasta que en un proceso judicial su versión sea desmentida, en ese caso correspondería al ‘perjudicado’ presentar denuncias por difamación, mala fe y otros, pero mientras tanto sus testimonios son válidos.

Según OISS, Organización Iberoaméricana de Seguridad Social, “[…]existen las denuncias falsas, pero, se trata de un porcentaje casi anecdótico. En España, por ejemplo, solo el 0,0015% de las denuncias por violencia de género de 2015 eran falsas, según la Fiscalía General del Estado». Dice, además, que esgrimir la bandera de las denuncias falsas en estos casos, «como argumento para limitar la veracidad de los testimonios de las víctimas parece fuera de lugar y solo sirve para reforzar la conducta de los agresores».

Amigos de activismo

Sol Ochoa es una de las que, por lo menos, da me gusta al post de Heidi Paiva. Ella es otra conocida activista antiespecista, que ha participado junto con el denunciado en grupos como Anomymous for the Voiceless: «Organización de derechos de los animales que se especializa en educar al público sobre la explotación de animales y fomentar grupos de activismo altamente efectivos en todo el mundo».

Recientemente, Solo Ochoa, también publicó un post en el que, al parecer, hacía mea culpa porque en su calidad de organizadora de Anonymous for the Voiceless Perú, retiró su apoyo a Berdejo cuando se conocieron las primeras denuncias en su contra.

Como una de las organizadoras de Anonymous for the Voiceless en Lima, Sol Ochoa tomó parte en la decisión de retirar a Berdejo del grupo. Decisión que la organización ha mantenido, pues según aseguraron a teleoLeo.com su prioridad es tener un espacio seguro, además también expresaron que seguirán trabajando para detectar y desterrar comportamientos que vulneren la integridad de sus activistas.

Contra el tiempo

Bueno sería que la justicia actúe con mayor celeridad debido a la cantidad de mujeres que habrían sido vulneradas por Gerardo Berdejo, quien un día me dio 24 horas para retirar las primeras denuncias que publiqué en su contra; según él afectaba su reputación, claro, la tranquilidad y la indemnidad de las mujeres de las que habría abusado valía menos. También es necesario una pronta resolución del caso porque mientras Berdejo no sea juzgado, las mujeres que se relacionen con él serían víctimas potenciales, recordemos que él también se dedica a la docencia.

Amenaza a teleoLeo.com

Les dejo el mail amenazante que Gerardo Berdejo envió a teleoLeo.com. La ‘comunicación’ llegó a mi buzón 24 horas después de que publicase el testimonio de las primeras 4 mujeres a las que entrevisté y que lo acusaban de abuso sexual. Él decía que las denuncias eran falsas porque los testimonios fueron publicados sin nombre, pero como le contesté, eran testimonios anónimos para él y los lectores, pero no para mí que sabía el nombre de cada una de ellas, además, él señalaba que las víctimas no tenían «pruebas contundentes», ¿eso querría decir, según él, que ellas tienen otro tipo de pruebas?

También leer: Gerardo Berdejo Cavagnaro, activista antiespecista, vegano; denunciado por 16 mujeres por tocamientos y violación sexual

«La maté a pedradas, pero no la descuarticé, ni la quemé» [Vídeo]

Luego de amenazarla de muerte por no aceptarlo, la cita, la emborracha y la conduce a un lugar apartado para asesinarla con gran crueldad. Gracias a la lentitud del Poder Judicial peruano y a la falta de atención legal adecuada por parte del MIMP, un feminicida podría quedar en libertad (Foto: DiarioCorreo.pe)

Sabías que aunque un asesino confiese, puede dejar la prisión sin ser condenado? Esto ocurre cuando la justicia es corrupta o cuando es lenta y sólo para quien puede pagar una buena defensa. El próximo 19 de diciembre, Nick Brayan León Chumpitaz, feminicida confeso, podría quedar en libertad, se cumplen los 9 meses de su prisión preventiva y el abogado del MIMP, asignado a la víctima, no solicitó a tiempo la ampliación de la medida cautelar.

El 12 de marzo de 2019, León Chumpitaz, asesinó, descuartizó y quemó a Sharoom León Jara, de 23 años de edad, su expareja, según algunos. Según dijo a teleoLeo.com, Ruth Jara, tía de Sharoom, ellos sólo eran amigos. Lo concreto es que eran primos y que él la acosaba. Luego de encontrarse los restos de la joven, León Chumpitaz confesó que “sólo” la había matado a pedradas y había dejado su cuerpo intacto en la cueva a la que la llevó. Los resultados de la necropsia confirman que la muerte de la joven se produjo por “traumatismo craneoencefálico, restos humanos carbonizados”.

Defensa deficiente

«A principios de noviembre fuimos al juzgado a ver cómo iba el caso, en septiembre se había acabado con las diligencias. El secretario judicial dijo que el asesino de mi sobrina quedaría en libertad, porque el abogado del Centro de Emergencia Mujer (CEM), que nos había asignado el MIMP (Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables), no había pedido la ampliación de la prisión preventiva».

Debido a esta negligencia, el 15 de noviembre la familia de Sharoom realizó un plantón delante de las oficinas del Poder Judicial del distrito de San Juan de Lurigancho, en ese momento se reactivó todo. Se pidió la ampliación de la prisión preventiva y esta semana la familia esperaba respuesta, sin embargo, la huelga del Poder Judicial ha sido un inconveniente. Esperamos que ahora, que la huelga ya ha sido levantada obtengan respuesta.

Reincidente

Desde que la familia de Sharoom Leóndenuncia su desaparición, el primer sospechoso fue León Chumpitaz. Según la hermana de la víctima, ella le había dicho que él la amenazaba de muerte constantemente. En un primer momento, el feminicida confirmó que había visto a Sharoom, que habían bebido whisky con gaseosa cerca al parque de su casa y que luego ella se había ido.

Pero el feminicida mentía. Esta es la primera vez que León Chumpitaz mata a una mujer, pero, no es la primera vez que lo intenta. «Hace unos años quiso matarme y me llevó a una cueva en un cerro del Agustino, puede que haya llevado allí a tu hermana», este fue el mensaje que luego de 10 días de búsqueda, el 22 de marzo, permitió encontrar el cuerpo de Sharoom León. El aviso provenía de una expareja de León Chumpitaz a la que hace algunos años él intentó asesinar.

Hechos

El 12 de marzo de 2019, la joven de 23 años de edad salió del domicilio que compartía con una amiga en Chaclacayo, iba al Agustino a ver a León Chumpitaz. Cuarenta y ocho horas después de no volver a casa, la amiga se puso en contacto con la familia Sharoom y comenzaron a buscarla a través de anuncios en redes sociales y de carteles en el Agustino. Gracias a la difusión realizada, la joven atacada en el pasado por León Chumpitaz se contactó con la familia de la víctima.

«Cogí una piedra del piso y la golpeé en su cabeza, 3 veces, la primera vez se desmayó y las otras dos veces la golpeé con fuerza, cuando estaba en el suelo me dí cuenta que ya no reaccionaba y no tenía pulso…», confesó León Chumpitaz a la fiscalía, corrigiendo su primera versión, en la cual dijo que habían bebido y que ella se había ido. Los restos de Sharoom, fueron encontrados en una cueva en la zona conocida como Maracaná, ubicada en lo alto del cerro San Pedro, del distrito del Agustino.

Según la fiscalía, Nick Brayan León Chumpitaz, cometió el crimen con total frialdad pues, incluso, comprueba el pulso de su víctima, luego de apedrearla, así que su defensa ya se puede bajar del argumento que esgrime: «León Chumpitaz mató a su víctima por “emoción violenta“», porque él creó las condiciones y el escenario perfecto para acabar con la vida de la mujer a la que vivía amenazando de muerte un día sí y al otro también.

TeleoLeo.com entrevistó a la tía de Sharoom León, para que nos explique cómo va el caso y nos cuente de primera mano lo ocurrido con su sobrina.

El “poder” del patriarcado mata

Según la pericia psicológica León Chumpitaz «tiene escaso control de sus impulsos agresivos y sexuales con denuncias anteriores por estos motivos» […]«Siente excitación al tener el poder y control sobre la otra persona, así mismo inflingiendo dolor como forma para lograr el placer erótico».

Que esta pericia señale que León Chumpitaz siente excitación con el poder, confirma que los hombres maltratan, acosan, abusan y matan a las mujeres por estricto ejercicio de las prerrogativas sociales que les otorga el patriarcado: cosificación de la mujer y su reconocimiento como ser sumiso y débil creado para su satisfacción y servicio.

Imputado y a prisión

En el auto de la prisión preventiva de marzo de 2019, la fiscalía sustentó su pedido en varias causas, entre ellas que la pena para el feminicidio es de más de 4 años y en esta caso «probablemente, cadena perpetua». Señalaba también, que la medida pretendía evitar la obstaculización de la investigación por parte del acusado, que es familiar de la víctima y había mentido en algunas declaraciones.

Además:

  • Evitar la fuga del feminicida porque no tiene arraigo domiciliario ni familiar
  • Por la gravedad de su conducta aprovechándose del estado de ebriedad de la víctima y haber maquinado llevarla a un lugar apartado para asesinarla
  • Ausencia de reparar el daño pues aunque confiesa ser autor del asesinato, León Chumpitaz, «es frío y calculador en su declaración y no muestra arrepentimiento»
  • Y porque la familia de la víctima deberá llevar tratamiento psicológico

Cadena perpetua

Por el feminicidio de Sharoom León Jara, quien deja un hijo de 8 años de edad, la fiscalía pide cadena perpetua para León Chumpitaz, acusándolo de «feminicidio agravado, ilícito previsto y penado con el inciso 4 del artículo 108-B como tipo base con los agravantes contenido en los los incisos 7 y 9 del segundo párrafo del mismo artículo, concordado con el inciso 1 y 3 del artículo 108-B».

Desglosando:

Inciso 4 del artículo 108 : El feminicidio es cualquier forma de discriminación contra la mujer, independientemente de que exista o haya existido una relación conyugal o de convivencia con el agente.

Agravantes

Inciso 7 del 2do párrafo del artículo 108-B: Cuando hubiera concurrido cualquiera de las circunstancias agravantes establecidas en el artículo 108 que pena el homicidio calificado, entre ellos:
3. Con gran crueldad o alevosía.
4. Por fuego, explosión o cualquier otro medio capaz de poner en peligro la vida o salud de otras personas

Inciso 9 del segundo párrafo del 108-B: Si el agente actúa en estado de ebriedad o bajo efecto de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o sintéticas.

Concordado con

Inciso 1 del artículo 108-B: Violencia familiar.

Inciso 3 del artículo 108-B: Abuso de poder, confianza o de cualquier otra posición o relación que le confiera autoridad al agente.

Por todas las razones que expone la fiscalía para solicitar la cadena perpetua para León Chumpitaz, es inconcebible que el abogado del MIMP, asignado a la defensa de la familia de Sharoom León, no haya solicitado a tiempo la ampliación de la prisión preventiva y que ahora su familia se encuentre sufriendo ante la posibilidad de que este feminicida quede en libertad sin haber sido juzgado.

Esperando estamos, que el Poder Judicial peruano a la vuelta de la huelga, en la que exigía mejoras laborales y salariales, así como el incremento del presupuesto para el cumplimiento de sus funciones, cumpla con el pedido de la familia de Sharoom León Jara, quienes más allá de pedir la ampliación de la prisión preventiva de León Chumpitaz, exigen la pronta realización del juicio para sentir, por lo menos, que no son víctimas de la impunidad.

También leer: Notas sobre feminicidio en teleoLeo.com

Víctima de violencia sexual obtiene medidas de protección contra Gerardo Berdejo: su agresor [Vídeo]

Casi dos meses han pasado desde que TeleoLeo.com, a partir una denuncia publicada en #MeTooPerú, recopilase el testimonio de 16 mujeres que denunciaban al activista por violación sexual y tocamientos indebidos

«Ya me siento más tranquila. Ahora no puede ni hablarme. Desde que lo denuncié, temía encontrarme a Gerardo Berdejo en cualquier actividad animalista o vegana de las que participo. Siempre voy con mi hijita y pensaba que se me podía acercar e increparme el haberlo denunciado».

Este viernes 15 de noviembre, la Corte Superior de Lima Norte ha otorgado medidas de protección a una de las 4 mujeres que presentó denuncia formal por tocamientos indebidos en contra del activista animalista y vegano, Gerardo Berdejo. De las 16 mujeres que brindaron su testimonio a teleoLeo.com, dos los denunciaban por violación.

“Violencia psicológica y sexual en la modalidad de tocamientos indebidos”. Esta es la tipificación exacta del delito por el cual se investiga a Gerardo Berdejo debido a la denuncia interpuesta en su contra por Nataly Moscoso.

Leer también: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

TESTIMONIOS DE 5 MUJERES QUE DENUNCIAN POR ABUSO SEXUAL AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO

TeleoLeo.com habló con Nataly Moscoso respecto a las medidas de protección que le han concedido. Ella fue tocada por Berdejo en un restaurante delante de su pequeña hija.

Medidas de Protección

El que Berdejo haya tocado a Moscoso, incluso, delante de la hija menor de ella sería un agravante que la justicia está tomando en las medidas de protección. La orden también ha sido emitida porque el informe psicológico realizado a la víctima demuestra que se encuentra afectada por lo ocurrido.

La Corte Superior de Lima Norte en las medidas de protección también señala, como siempre, que tanto agresor como víctima deberán recibir tratamiento psicológico. En el caso de Berdejo, agresor, el objetivo del tratamiento será para: «reeducarse en el manejo de la agresividad, control de impulsos y de psicopatías sexuales que se le pudieran diagnosticar».

Policía en acción

Luego de haber sido notificada de las medidas de protección, Nataly Moscoso recibió la visita de efectivos policiales que se acercaron a su domicilio para explicarle en que consistían y manifestarle que en caso de que Berdejo las incumpla les llame de inmediato pues, según el documento, sería detenido, incluso, allanando su domicilio.

¿Voy o no voy?

Como dijo Moscoso en la entrevista concedida a teleoLeo.com, Gerardo Berdejo fue citado a declarar y sólo acudió al tercer llamado de la justicia y ante una posible orden de apercibimiento. Berdejo debe haber aprendido que ante una citación judicial donde eres el denunciado, o vas, o vas, o te llevan.

Otras denuncias

Las otras tres denuncias formales en contra de Berdejo se encuentran, algunas, a la espera de las declaraciones de las víctimas así como de sendas medidas de protección ya solicitadas. Las otras mujeres, las que aún no se atreven a ir a una comisaría a denunciar los abusos de Berdejo, no lo hacen porque temen ser revictimizadas, no creídas y encima expuestas.

Las medidas de protección otorgadas a Nataly Moscoso, han tardado, pero han sido emitidas. El resultado de su examen psicológico y el que haya más mujeres denunciando a Berdejo por conducta sexual abusiva, le permite a los operadores de Justicia corroborar que las denunciantes no mienten y que habría una responsabilidad penal que perseguir. Esto es motivo más que suficiente para que las demás afectadas se empoderen y denuncien.

Feminicida no logra que le reduzcan la condena [Vídeo]

Obligó a su exenamorada a tener relaciones sexuales y luego la degolló, confesó su crimen cuando ya había sido descubierto y pedía que su condena fuese anulada, porque 15 años se la hacen demasiados; pero la suerte, esta vez, ha estado del lado de la víctima

«No haber nulidad». Romario Aco Rodríguez, feminicida confeso de Sheyla Torres Aguilas, su exenamorada, no será beneficiado con la reducción de pena que solicitaba por haber cometido este execrable delito teniendo sólo 19 años de edad. Esta sala presidida por el supremo César San Martín Castro, ha tenido a bien no favorecer a este feminicida, como sí lo ha hecho en el pasado.

Leer también: FEMINICIDA PIDE REDUCCIÓN DE PENA PORQUE TENÍA 19 AÑOS CUANDO MATÓ A SU EXENAMORADA [VÍDEO]

Entre 2018 y 2019 la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema ha anulado la condena a dos feminicidas y le ha rebajado los años de prisión a otro.

Tak Quan Lau Lau, condenado a 25 años de prisión por el asesinato de su esposa, Sandra Sifuentes: esta sala ha anulado y ahora se encuentra en libre a la espera de un nuevo juicio.

Jesús Elías Meneses Lozano, condenado a 20 años de prisión por el asesinato de su esposa, Eusebia Quispe Acuña: absuelto por el juez Ivan Sequeiros, integrante de esta sala, porque según manifestó las pruebas recabadas durante el proceso, no eran suficientes para incriminarlo.

Nicolás Giovanni Vásquez Velarde, condenado a 28 años de prisión por el asesinato de su pareja, Nelva Evangelista Loa: su pena fue reducida a 20 años. Esta reducción fue firmada por el magistrado Ivan Sequeiros.

TeleoLeo.com habló con la madre de la víctima, Magaly Aguilar, al término de la audiencia, cuando aún los magistrados no habían tomado ninguna decisión sobre el recurso de nulidad mediante el cual Aco Rodríguez pretendía pasar menos tiempo en prisión. Ella explicó que en ningún momento se dejó hablar a su abogado sobre los aspectos penales del caso y que el magistrado a cargo sólo le permitió pronunciarse sobre el monto de la reparación civil fijado en 50 mil soles.

Momentos después de terminar la entrevista concedida en exclusiva a TeleoLeo.com, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema publicó su fallo, denegando la reducción de la pena a Romario Aco Rodríguez, sin embargo, la madre de Sheyla, como expresó durante nuestra conversación, no está conforme y pide que los feminicidios sean condenados con cadena perpetua por el daño irreparable que causan.

Fallo de la Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema esta vez se ha reprimido de conceder beneficios a un feminicida, sin embargo, podría haber hecho que este caso se reabra porque la corte superior que condenó a Aco Rodríguez, no consideró la violación sufrida por Sheyla Torres antes de ser degollada, como un agravante para otorgarle una pena mayor. Es por eso que la madre de la joven (19 años), que estudiaba obstetricia para traer niños al mundo, no está satisfecha con la resolución.

Doctor, doctor…

El abogado del condenado también se reprimió, pues ni siquiera se atrevió a asistir a la audiencia, será porque en Palacio de Justicia, un grupo de mujeres se dio cita para pedir #JusticiaParaSheyla y entre las consignas que gritaban había algunas dirigidas al letrado: «Abogado Pedro Chimoy, no defiendas a este asesino» o «Abogado, abogado, dime tú lo que harías si tu hija fuera asesinada y el Poder Judicial no hiciese nada»

Cuando las mujeres se organizan su voz es potente, cuando las mujeres se unen logran cosas, porque no hay nada más potente que las mujeres hartas de ser víctimas de los hombres que las maltratan y las matan, y del sistema de justicia que no las protege. Las que acompañaron este martes 22 de octubre a la madre de Sheyla han sido mujeres solidarias que desgañitándose han logrado su objetivo: que los operadores de justicia piensen dos veces antes de pasar por encima de su dolor.

Feminicida pide reducción de pena porque tenía 19 años cuando mató a su exenamorada [Vídeo]

La Segunda Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Perú podría cometer una nueva injusticia si hace caso al pedido de Romario Aco Rodríguez, asesino confeso de su exenamorada. Esta sala ya ha liberado a dos feminicidas y ha reducido la pena a un tercero

Tenía 19 años, Sheyla Torres Aguilar se llamaba, estudiada para ser obstetriz, «quería traer vidas al mundo», dice su madre, pero no pudo. El 14 de marzo de 2018 Romario Aco Rodríguez, degolló a Sheyla Torres Aguilar, ella había terminado la relación que mantenían y no quiso volver con él, es más tenía ya un nuevo enamorado. ‘Mía o de nadie más’, es la consigna bajo la cual algunos hombres viven, el problema es ese, que al final ellos viven.

«Mi hija fue enamorada de ese tipo desde que estaban en el colegio y lo dejó porque ella se superaba y él era un mediocre que no hacía nada y él no pudo soportar eso, que mi hija avanzará en la vida y lo dejase. Me ha quitado a mi niña y ahora quiere que le rebajen la pena, no es justo». Magaly Aguilar la madre de Sheyla está inconsolable, no sólo por el feminicidio de su hija, sino porque, además, la pena del culpable podría verse reducida.

Recurso de injusticia

Este martes 22 de octubre la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia dará respuesta al recurso de nulidad interpuesto por Romario Aco Rodríguez. Mediante este recurso, el asesino de Sheyla Torres, exige que le rebajen la condena de 15 años de prisión acogiéndose a la responsabilidad restringida por edad. Esta figura, regulada por el artículo 22 del Código Penal, estipula que quienes tienen entre 18 y 21 años de edad al momento de delinquir serán condenados a un sexto de la pena.

Según el artículo 22 del Código Penal, la reducción de condena no se aplica en casos de feminicidio y Aco Rodriguez ha sido condenado por delito contra la vida el cuerpo y la salud, en su modalidad de feminicidio bajo el artículo 108-B del mismo cuerpo legal.

Violación sexual

Por otro lado, según el artículo 108-B el delito de feminicidio se castiga con 25 años de prisión si la víctima fue violada previamente. En la narración de los hechos consignados por la fiscalía Romario Acon manifestó que antes de degollar a Sheyla Torres, le pidió tener relaciones sexuales, ella accedió, pero luego se encerró en el baño a pedir ayuda por teléfono. ¿Por qué, al momento de la condena, este hecho no fue considerado una violación sexual?

Según la madre de Sheyla, un día antes de ser asesinada, su hija fue violada por su asesino, lamentablemente este hecho no estuvo considerado en el juicio, «primero porque me enteré de eso después por una de las amigas de mi hija y porque tuve una muy mala abogada, que nunca hizo nada para hacer justicia por el asesinato de mi hija y ni siquiera estuvo presente en la lectura de la sentencia».

¿Sexo consentido o violación?

Así las cosas, la fiscalía, se habría quedado corta al pedir 15 años de prisión para Romario Aco Rodriguez, pues no interpretó el «pedido de tener relaciones sexuales» como una violación sexual. Si un hombre se mete a la fuerza a la casa de una mujer que está sola y le pide tener sexo y luego la mata, eso no es en ninguna parte del mundo sexo consentido.

La fiscalía también pidió sólo 15 años para Aco Rodríguez porque consideró como atenuantes el que hubiese confesado su crimen y el que tuviese 19 años de edad al momento de cometerlo.

Agravantes no considerados

Para el pedido de la pena, la fiscalía tampoco no consideró el agravante de «ejecutar la conducta punible por motivo abyecto». Entre los motivos abyectos para la comisión de un crimen están los homicidios por sed de sangre, por ánimo de lucro o precio, por venganza, por odio racial o religioso y para satisfacer deseos eróticos y sexuales, entre otros. Y tampoco el que según ley por feminicidio no se aplica reducción de la pena.

La fiscalía tampoco consideró como agravante el que Aco Rodríguez aprovechase que su víctima se encontraba sola en casa sin poder defenderse de él, y eso queda demostrado porque ella se encierra en el baño para llamar por teléfono pidiendo ayuda.

La última palabra

Mientras que para la fiscalía el recurso de nulidad de Aco Rodriguez no tendría mayor recorrido, pues considera que la pena otorgada es la justa, las cosas podrían ser diferentes en el Tribunal Supremo.

La Sala Penal Permanente de la Corte suprema, que ya ha liberado a dos feminicidas y ha reducido la pena de un tercero en el pasado, es la que esta semana decidirá si acepta, o no, el recurso de nulidad de Aco Rodríguez

  • César San Martín Castro, presidente de esta sala anuló la condena de 25 años en contra de Tak Quan Lau Lau por el asesinato de su esposa, lo liberó y ordenó un nuevo juicio.
  • Ivan Sequeiros, juez supremo integrante de la misma sala, declaró nula la sentencia por feminicidio impuesta a Jesús Elías Meneses Lozano y lo dejó en libertad. Meneses había sido condenado a 20 años de prisión por el asesinato de Eusebia Quispe Acuña.
  • Ivan Sequeiros, firmó la reducción de pena de feminicidio impuesta a Nicolas Valásquez Velarde de 28 a 20 años. Según este supremo, otorgó este beneficio a Velásquez porque asesinó a su expareja, Nelva Evangelista Loa, impelido por una “emoción violenta”.

TeleoLeo.com conversó con Magaly Aguilar, la madre de Sheyla y nos explicó lo ocurrido con su hija y cómo esta viviendo las horas previas a la audiencia que se realizará este 22 de octubre. También nos habló de su temor a que Aco Rodríguez no pague por el crimen cometido.

Madres de duelo

Magaly Aguilar es una de las cientos de madres que en Perú lloran las muertes de sus hijas a manos de parejas y exparejas, que escudándose en el alcohol, los celos, la frustración o cualquier otro pretexto ─siempre infundado─ pretenden evadir o ver reducido su castigo. Por eso este martes 22 de octubre Magaly Aguilar está convocando un plantón a las 7:30 de la mañana en el Palacio de Justicia de Lima para exigir que el crimen de su hija no quede impune.

Integrantes de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema

#JusticiaParaSheyla

Policía de Miraflores se contradice con 3 versiones distintas sobre el suicidio de una joven dentro de uno de sus patrulleros [Vídeos]

A un mes de la muerte de Teresa Patricia Villafuerte Suarez, la policía aún no tendría una versión unificada de lo ocurrido dentro de uno de sus vehículos. El único punto común de declaraciones, comunicados y partes policiales es que la joven se suicidó con un arma reglamentaria

«Supuestamente se disparó, eso dicen, pero no creo que haya sido así, creo que hubo forcejeo. Mi hija no sabía nada de armas, ella no pudo cargar con un AKM, no tenía fuerza para eso, además, el disparo que tenía era por detrás de la cabeza. Todo es muy raro. No sé qué pensar». El 7 de septiembre de este año, Teresa Patricia Villafuerte Suarez, de 24 años de edad, se suicidó en un patrullero que la llevaba a su domicilio. Un mes después hay hasta 3 versiones policiales sobre lo ocurrido.

Haydee Suarez Herrera es la madre de Teresa Patricia, Patricia para los amigos; ella, como es normal, sufre la perdida de su hija, pero su tristeza se ahonda al no tener la certeza de lo que ocurrió con su hija dentro de la unidad policial que la llevaba de vuelta a casa, luego de haber intentado suicidarse en el distrito de Miraflores. Según refiere el parte policial, la joven de 24 años fue retenida por un serenazgo cuando intentaba lanzarse desde un puente.

El serenazgo aviso a la policía que envió al suboficial de segunda Julio César Marquina Sullca y al suboficial de tercera Luis Alberto Sandoval Hoyos, para hacerse cargo de la situación. «Mi hija fue llevada a la comisaría, una vez allí, los policías dicen que llamaron a nuestra casa para que fuéramos a recogerla, pero eso no es cierto, primero porque no tenemos teléfono fijo y segundo porque ni yo, ni mi hijo, recibimos ninguna llamada al celular» ─dice la madre de Patricia.

Leer también: LA FALTA DE PROTOCOLO POLICIAL DE PARA ATENDER LOS INTENTOS DE SUICIDIO Y DEJAR UN ARMA A SU ALCANCE, HABRÍA PERMITIDO QUE PATRICIA VILLAFUERTE SE QUITASE LA VIDA [VÍDEOS]

Luego de identificarla, la orden es llevar a Patricia a su domicilio, así que los suboficiales Marquina Sullca y Sandoval Hoyos la introducen al patrullero e inician su desplazamiento hasta el distrito de Salamanca, lugar donde vivía la joven. A pocos minutos de la comisaría, en el cruce de la avenida Angamos con Paseo de la República, ante una disputa entre taxistas que bloqueaban el transito, el vehículo policial se detiene, Patricia coge el arma que había en el patrullero y se dispara logrando acabar con su vida.

Una historia 3 versiones

Y aquí vienen las contradicciones. Hasta el momento, la policía ha explicado 3 versiones de lo ocurrido dentro del patrullero. «Cuando estaba en la clínica para identificar el cuerpo de mi hija junto con mi hijo y algunos amigos, el comandante de la comisaría de Miraflores, Óscar King Nakandakari Saquia, se acercó y dijo que estando los policías en el auto, mi hija cogió el arma que estaba rastrillada y colocada delante, entre ellos, y se disparó».

Según declaró la madre de Patricia a teleoLeo.com, esta versión fue corroborada por la fiscal Milagros Gallegos, de la segunda fiscalía penal de Surquillo, que investiga el caso. «La fiscal me dijo lo mismo que el comandante Nakandakari, que los policías se encontraban en el patrullero cuando mi hija se disparó».

Otra es la versión que dio el general Víctor Tiburcio, jefe PNP encargado de la Región Policial Lima, él declaró a la prensa que los suboficiales bajaron del patrullero y Patricia, al quedarse sola, cogió el arma y se disparó. Al oír el disparo, los efectivos volvieron al auto y la llevan a la clínica Anglo Americana donde llega cadáver. Esta versión también se repite en el primer informe policial que se dio a conocer y en el comunicado que separa temporalmente a los suboficiales por «infracción muy grave».

La tercera versión es la del parte policial donde los suboficiales Marquina Sullca y Sandoval Hoyos afirman que Patricia no se quedó sola en el patrullero, que en cuanto se detienen, Sandoval Hoyos, operador y copiloto, baja del vehículo y avanza unos metros para identificar a los taxistas problemáticos; como no le hacen caso, Marquina Sullca, baja. Sandoval vuelve y se para al lado de la puerta del copiloto, Marquina va hacia los taxistas, Patricia coge el arma, apunta a Sandoval y luego se dispara.

La madre dice…

TeleoLeo.com entrevistó a la madre de Patricia, esta es la primera vez que ella habla con la prensa y nos explicó el estado de las investigaciones y sus dudas ante las diferentes versiones que la policía maneja sobre la muerte de su hija. «Además, no entiendo cómo es que si se dispara ella, lo haya hecho por detrás, porque la bala entra por la nuca y sale por la parte superior de la cabeza». Esta es una de las preguntas que Haydee Suarez se hace en el transcurso de la entrevista.

Pruebas

El certificado de necropsia practicado a Patricia dice que sufrió laceración y contusión cerebral. La laceración significaría que sufrió desgarro del tejido cerebral y la contusión que tuvo una lesión traumática, todo originado por un disparo que acaba con su vida a causa de un traumatismo cráneo encefálico severo.

¿Sola o custodiada?

Ahora bien, si el orificio de bala está en la nuca, la versión más creíble es que la joven estaba sola en el patrullero en donde negligentemente los suboficiales dejan el fusil AKM asignado a su unidad, rastrillado y al alcance de Patricia, una mujer que momentos antes había intentado suicidarse y que como bien saben los policías ─pues consta en su base de datos─ ya había intentado hacerlo con anterioridad y en el mismo distrito; la última vez, en abril de 2019.

Para poderse disparar en la nuca, Patricia tendría que haber colocado el arma en posición vertical apoyada el asiento, al lado o detrás suyo, eso le habría tomado unos minutos que los policías, de haber estado con ella, como afirma el comandante Nakandakari y la fiscal Gallegos, podrían haber aprovechado para desarmarla. Un fusil AKM es grande, pesa más de 3 kilos y no es fácil de usar para quien nunca ha manejado un arma, como es el caso de Patricia, según afirma su madre.

Fusil AKM utilizado por la Policía Nacional de Perú

Antecedentes penales de los suboficiales

En la entrevista concedida a teleoLeo.com la madre de Patricia también menciona que los suboficiales Julio César Marquina Sullca y Luis Alberto Sandoval Hoyos tienen antecedentes penales y, al parecer, así es.

Julio César Marquina Sullca imputado por conspiración de dos o más personas para tráfico ilícito de drogas. Al 23 de abril de 2019, Marquina Sullca continuaba imputado por este delito.

Luis Alberto Sandoval Hoyos, corrió con más suerte, las dos denuncias en su contra fueron archivadas; él fue denunciado por violencia familiar en 2013 y estuvo imputado por hurto simple en 2014.

TeleoLeo.com intentó entrevistar al comandante Óscar King Nakandakari para preguntarle:

  • ¿Por qué Patricia no fue llevada a un hospital para ser estabilizada luego de intentar suicidarse, esta no era la primera vez que lo hacía y ellos lo sabían porque estaba en su base de datos?
  • ¿Cuál de las 3 versiones sobre el suicidio de Patricia es la real?
  • ¿Cómo es que los policías dejan un arma rastrillada al alcance de un civil que va con ellos en el patrullero?
  • ¿Cómo es que dos personas con antecedentes penales pueden ser parte del cuerpo policial?
  • ¿En que punto están las investigaciones internas que vienen realizando?

Pero no obtuvimos respuesta, el comandante sólo aceptaba responder en persona y aunque se le explicó la distancia que nos separa, no cambió de parecer, aunque, no se negó a contestar a mis preguntas a través de un intermediario/a debidamente identificado/a.

(Foto: Diaro Correo)

Discriminación médica

TeleoLeo.com también habló con la madre de Patricia sobre el penúltimo intento de suicidio de su hija en abril de 2019. En esa oportunidad publicamos una nota denunciando que la joven no había recibido la atención médica que le correspondía. Ella necesitaba que le reconstruyesen la rodilla y en el Hipólito Unanue, no fue atendida adecuadamente, el responsable según la madre: el doctor César Cajo ,traumatólogo especialista en rodilla y en el hospital Dos de Mayo ni siquiera la recibieron.

Leer también: HOSPITAL DOS DE MAYO NIEGA ATENCIÓN A UNA PACIENTE POR ESTAR “COLAPSADO”

Según la madre de Patricia, en más de una oportunidad el doctor Cajo le dijo a ella y a la joven dijo que no le reconstruiría la rodilla porque al haber intentado suicidarse lo volvería a hacer. «Mi hija fue discriminada por el doctor Cajo una y otra vez, ella estaba muy deprimida por eso, porque a sus 24 años no podía caminar bien. Yo la tenía que llevar en silla de ruedas a todas partes».

#JusticiaParaPatricia

«Necesito saber todos los detalles de lo ocurrido, necesito justicia, necesito un abogado y no que me anden atemorizando, diciéndome que lo que hizo mi hija es un delito. La fiscal Milagros Gallegos me dijo que mi hija al suicidarse había cometido un delito y cómo puede ser eso, mi hija se mató, ya no la tengo conmigo y ahora me dicen que es una delincuente».

Sin embargo, el suicidio perse no es un delito, lo es, ayudar a alguien a intentar acabar con su vida, por eso la eutanasia esta penada en Perú y en muchos otros países; pero suicidarse, por lógica, no puede ser un delito porque todo delito conlleva una condena. Habría que preguntarle a la fiscal Gallegos, qué pena recibe el muerto, con cuántos años de cárcel se castiga al que se ha matado y qué reparación civil se le impone, o es que la fiscal le dijo esto a la madre de Patricia desde su esquina religiosa.

Otra de las cosas por establecer es cómo los suboficiales que llevaban a Patricia a su casa, quienes debían cuidarla y protegerla, incluso de ella misma, la dejaron sola en el auto policial, cuando por reglamento no lo pueden hacer y encima con un arma a su alcance, a punto para ser utilizada. Ella no era un reo es cierto, pero era una persona que no se encontraba equilibrada en ese momento y debía haber sido llevada a un hospital o haber estado custodiada hasta ser entregada a un familiar.

Esperemos que las investigaciones den con la verdad de lo ocurrido a Patricia a bordo del patrullero al mando del suboficial de segunda Julio César Marquina Sullca y del suboficial de tercera Luis Alberto Sandoval Hoyos. Teresa Patricia sufría un desorden nervioso conocido como trastorno límite de la personalidad, pero estaba medicada, y ─como dice su madre─ necesitaba comprensión y buenas palabras, no verse sola dentro de un patrullero con un arma a punto para ser utilizada. Estaremos vigilantes.

#JusticiaParaPatricia