Víctima de violencia sexual obtiene medidas de protección contra Gerardo Berdejo: su agresor [Vídeo]

Casi dos meses han pasado desde que TeleoLeo.com, a partir una denuncia publicada en #MeTooPerú, recopilase el testimonio de 16 mujeres que denunciaban al activista por violación sexual y tocamientos indebidos

«Ya me siento más tranquila. Ahora no puede ni hablarme. Desde que lo denuncié, temía encontrarme a Gerardo Berdejo en cualquier actividad animalista o vegana de las que participo. Siempre voy con mi hijita y pensaba que se me podía acercar e increparme el haberlo denunciado».

Este viernes 15 de noviembre, la Corte Superior de Lima Norte ha otorgado medidas de protección a una de las 4 mujeres que presentó denuncia formal por tocamientos indebidos en contra del activista animalista y vegano, Gerardo Berdejo. De las 16 mujeres que brindaron su testimonio a teleoLeo.com, dos los denunciaban por violación.

“Violencia psicológica y sexual en la modalidad de tocamientos indebidos”. Esta es la tipificación exacta del delito por el cual se investiga a Gerardo Berdejo debido a la denuncia interpuesta en su contra por Nataly Moscoso.

Leer también: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

TESTIMONIOS DE 5 MUJERES QUE DENUNCIAN POR ABUSO SEXUAL AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO

TeleoLeo.com habló con Nataly Moscoso respecto a las medidas de protección que le han concedido. Ella fue tocada por Berdejo en un restaurante delante de su pequeña hija.

Medidas de Protección

El que Berdejo haya tocado a Moscoso, incluso, delante de la hija menor de ella sería un agravante que la justicia está tomando en las medidas de protección. La orden también ha sido emitida porque el informe psicológico realizado a la víctima demuestra que se encuentra afectada por lo ocurrido.

La Corte Superior de Lima Norte en las medidas de protección también señala, como siempre, que tanto agresor como víctima deberán recibir tratamiento psicológico. En el caso de Berdejo, agresor, el objetivo del tratamiento será para: «reeducarse en el manejo de la agresividad, control de impulsos y de psicopatías sexuales que se le pudieran diagnosticar».

Policía en acción

Luego de haber sido notificada de las medidas de protección, Nataly Moscoso recibió la visita de efectivos policiales que se acercaron a su domicilio para explicarle en que consistían y manifestarle que en caso de que Berdejo las incumpla les llame de inmediato pues, según el documento, sería detenido, incluso, allanando su domicilio.

¿Voy o no voy?

Como dijo Moscoso en la entrevista concedida a teleoLeo.com, Gerardo Berdejo fue citado a declarar y sólo acudió al tercer llamado de la justicia y ante una posible orden de apercibimiento. Berdejo debe haber aprendido que ante una citación judicial donde eres el denunciado, o vas, o vas, o te llevan.

Otras denuncias

Las otras tres denuncias formales en contra de Berdejo se encuentran, algunas, a la espera de las declaraciones de las víctimas así como de sendas medidas de protección ya solicitadas. Las otras mujeres, las que aún no se atreven a ir a una comisaría a denunciar los abusos de Berdejo, no lo hacen porque temen ser revictimizadas, no creídas y encima expuestas.

Las medidas de protección otorgadas a Nataly Moscoso, han tardado, pero han sido emitidas. El resultado de su examen psicológico y el que haya más mujeres denunciando a Berdejo por conducta sexual abusiva, le permite a los operadores de Justicia corroborar que las denunciantes no mienten y que habría una responsabilidad penal que perseguir. Esto es motivo más que suficiente para que las demás afectadas se empoderen y denuncien.

¡Justicia para Andrea! Era el grito esta mañana a las puertas del penal de Lurigancho [Videos]

Desde el 1 de diciembre del año pasado un feminicida confeso está en prisión preventiva, sin embargo, debido a la lentitud del Poder Judicial, en 24 horas, podría quedar en libertad condicional.

Este lunes 26 de agosto se realizó la audiencia en la que el Juzgado de Reos en Cárcel de Chorrillos debía decidir si amplia la prisión preventiva de Jean Piero Castro Gouveia. El 28 de noviembre de 2018 Castro Gouveia asesinó a su ex pareja, Andrea Rivera Sánchez, de varias puñaladas en la traquea, delante de los hijos de ella; dos pequeños de 7 y 2 años de edad.

Leer también: FEMINICIDA EN PRISIÓN PREVENTIVA PODRÍA QUEDAR EN LIBERTAD [VIDEO]

Al momento de escribir esta nota, aún no se sabe la decisión de la nueva jueza a cargo del caso, la comunicará en las próximas horas. En un principio la audiencia debía realizarse este viernes 23 de agosto, sin embargo, fue suspendida y postergada debido a que el Juzgado que llevaba el caso había sido suspendido.

Tocan a una tocan a todas

Esta mañana un grupo de mujeres que se autoconvocó por redes sociales, este fin de semana, acompañó a Mónica Sánchez, madre de la víctima para hacerle saber a la justicia que las mujeres cuando ven vulnerados sus derechos se organizan y protestan.

Justicia para Andrea

Esperemos que el Juzgado de Reos en Cárcel de Chorrillos, recuerde que una de las razones para ampliar la prisión preventiva es evitar que el presunto responsable de un delito no se dé a la fuga. En el caso de Castro Gouveia, quien se ha declarado culpable del asesinato de su ex pareja, este peligro está presente porque se trata de un ciudadano extranjero.

Abusaron sexualmente de ella cuando era una niña, ahora sufre de diversos trastornos y hasta de tendencias suicidas

El abuso sexual infantil es una de las lacras a las que nos enfrentamos como sociedad. Según Unicef, 120 millones de niñas de todo el mundo, han sufrido algún tipo de violencia sexual, los niños también la sufren pero en menor medida. 

“Desde que tenía 5 años, la expareja de mi abuela me tocaba ‘mis partes’ y me hacía que le besará los genitales. Yo no sabía que eso era malo, era pequeña y ese señor era una persona de confianza. Ahora tengo 26 años, me autolesiona, sufro dolores en todo el cuerpo, migrañas, posible Trastorno Límite de la Personalidad y a pesar de estar medicada tengo pensamientos suicidas”.

No dire su nombre, no es necesario y ella no quiere ser expuesta, vive demasiado atormentada con el pasado y atrapada por el presente. Sin embargo, no quiere seguir callando, no puede, porque el silencio de más de 20 años la está carcomiendo por dentro, al punto que en la actualidad debe llevar tratamiento psiquiátrico.

“Cuando tenía entre 5 y 6 años ese hombre abusó de mí constantemente. Me tocaba la vulva, me manoseaba, me hacía besarle los genitales; yo pensaba que eso era normal, nunca nadie me dijo que eso era malo. Cuando terminaba, él me daba dinero o golosinas. Él se lo pasó bien y a mí me destrozó la vida”. Dijo la joven a teleoLeo.com.

Guillermo Villalobos es el nombre del abusador, ella no sabe dónde puede estar ahora, no sabe si sigue vivo o está muerto, no sabe si es el abusador de otras niñas, no sabe nada de su vida actual, lo único que sabe es que es el hombre que abusó de su autoridad y de su ascendencia para vulnerarla y satisfacerse cual bestia hambrienta.

795aa3cf-5ebc-40de-b770-9096dace0822A
El hombre del círculo es Guillermo Villalobos, abusó de una menor de 5 años. La bebé de vestido blanco es la niña abusada.

“Mi madre alguna vez vio algo, me preguntó qué pasaba, yo le dije —nada. No estoy segura de lo que vio, creo que ella tampoco porque él le daba la espalda. Aún ahora me pregunto por qué no le dije lo que ese tipo me hacía”. Pero esto es normal, sobre todo con menores a los que no se les ha dicho que nadie los debe tocar, además, los niños abusados se sienten culpables de no haberse mantenido a salvo.

“Cuando fuí creciendo me comencé a sentir mal con lo que ese hombre me hacía y fui intentando no quedarme a solas con él cuando iba a ver a mi abuela, pero nuestro departamento es pequeño y eso era complicado”. Un día, Guillermo Villalobos dejó de frecuentar la casa de la joven y ella llegó a darse cuenta que lo que ese hombre le había hecho no era normal.

“Ese hombre, por mucho tiempo, dejó de ir a visitar a mi abuela, hasta que volvió, yo ya tenía entre 11 y 12, creo, y fue horrible”. El regreso de Guillermo Villalobos detonó algo en la mente de la niña. “En un momento me quedé a solas con él, él me miraba, se tocaba la pierna y me sentí asqueada, no pude más y grité”. 

Y lo que la niña confesó, a pesar de la gravedad, no fue tomado muy en serio. “Este señor me quiere tocar —no, yo me estaba rascando la pierna, está mintiendo —dijo Villalobos, —él me quiere tocar, siempre me ha tocado —gritaba yo; pero no me creyeron, pensaron que me había confundido”.

Luego de esta confesión a gritos, le pidieron a la niña que se tranquilizará y se fuera a su habitación. “No sé lo que pasó, no sé si lo echaron o le reclamaron, pero Guillermo Villalobos se fue y no volvió nunca más por casa. Luego de esto, mi familia no me preguntó nada, enterraron el tema y yo, ya no dije nada más”.

Según la joven, en esa última visita sólo estaban en casa su abuela y su bisabuela y ella cree que no le dijeron nada a su madre. “No volví a hablar del tema con nadie, ni siquiera con mi madre porque pensé, que igual que mi abuela y mi bisabuela, no me haría caso. Pasó el tiempo y reprimí ese recuerdo, intenté sacarlo de mí”.

Pero ella no sólo fue abusada por este hombre, su hermano mayor hizo lo mismo. “Mi hermano es 4 o 5 años mayor que yo , un día me vio tocándome y me dijo que si no me dejaba tocar, me delataría. “Para evitar que diga nada, lo dejé y estuvo haciéndolo durante un tiempo, ahora lo veo y pienso que era un niño igual que yo, aunque me hizo sentir muy mal”.

Secuelas

Veinte años han pasado desde el abuso sufrido y callar y acallar el dolor emocional se ha convertido en imposible. “A los 16 años comencé a sufrir de migrañas tan intensas que me hacían vomitar y por cualquier situación conflictiva me golpeo la cabeza hasta sentir dolor, también me duele todo el cuerpo, mi médico dice que eso es por la escoliosis que tengo, pero yo creo que es algo más”.

De todas las mujeres abusadas durante la infancia, a las cuales he entrevistado, el 99.9% sufre fibromialgia, dolor crónico y dolor articular. Según una investigación,  sobre esta enfermedad, “la presencia de abuso sexual era de un 75% en las pacientes con fibromialgia, y había un aumento en la percepción de dolor, mayor fatiga e inhabilidad funcional en estas mujeres que en las pacientes con fibromialgia que no habían experimentado abuso sexual”.

Ahora se autolesiona y dice que lo hace ante cualquier situación que no puede manejar. “Me araño, la última vez que lo hice fue más fuerte, no recuerdo cómo empecé y sólo reaccioné cuando me ví todo el brazo lastimado. Fui al psicólogo de mi trabajo y me llevó a Psiquiatría del Larco Herrera, allí me dieron tranquilizantes, me dijeron que necesito tratamiento y que todo lo que tengo es por el abuso sufrido”.

Cada vez que tiene un problema, por mínimo que sea, también llora sin poder contenerse. “Aunque me repita a mí misma que no hay razón para llorar, no puedo evitar llorar ante cualquier situación de estrés por más mínima que sea y lloro de manera desconsolada, con un llanto de niña y comienzo a arañarme y a golpearme la cabeza, luego viene el dolor en todo el cuerpo y me quedo dormida”.

Lamentablemente ella no tiene ayuda de los suyos, pues desde que contó que Guillermo Villalobos abusaba de ella y no le creyeron, decidió no contarles nada más. “Me han pasado muchas cosas fuertes, mi propio estado actual me lleva a tener pensamientos suicidas, pero creo que no gano nada contándoles porque si no me hicieron caso cuando era una niña que dependía de ellos, pues ahora menos”.

Según los médicos a consecuencia del abuso sexual sufrido durante la infancia, ella podría tener Trastorno Límite de la Personalidad y además le han dicho que autolesionarse es una forma de castigarse por lo que le pasó, por no haber podido evitarlo, por no haber podido quejarse. Ahora debe de llevar un tratamiento, pero no se lo puede costear. Ahora no está bien y todo por culpa de Guillermo Villalobos, su abusador.

Las mujeres que han sufrido abuso sexual durante la infancia presentan síntomas de estrés postraumático crónico: miedo, problemas para dormir, pesadillas, confusión, sentimientos de culpa, vergüenza, rabia, asco, odio, desconfianza, indefensión, ira junto con la incapacidad de manejar estas emociones. Además desarrollan comportamientos auto-agresivos y autodestructivos llegando a autolesionarse.

“Explicar todo esto me cuesta mucho porque siempre he reprimido los recuerdos y lo que sentía”. Y eso es cierto, en los audios que me envió se notaba su voz temblorosa, la agitación al recordar lo vivido, el miedo y rabia, también, de haber pasado por tanto. Ella sufre no sólo por el abuso del que fue víctima, también sufre por la indiferencia de la familia. Para un niño su familia es su refugio y si esta no lo protege, quién lo hará.

“Siento que no tengo futuro”. Fue la frase con la que la joven acabó la entrevista y es muy doloroso que con sólo 26 años, con un mundo de cosas por hacer y descubrir, con miles de posibilidades que se van creando día a día a su alrededor ella sienta que no tiene futuro por culpa de un hombre que no supo contenerse, ni controlarse. Los niños son el bien supremo, son sujetos de derecho y de cuidados, no son objeto de satisfacción.

 

 

 

 

 

 

Cuando el Convenio de La Haya para la Restitución Internacional de Menores no se aplica bien, todo puede salir mal [AUDIO]

Los padres de Nina, una niña de 8 años sacada del Perú sin permiso de su padre y devuelta por el Convenio supranacional, siguen disputándose su custodia en los juzgados. Si este mecanismo legal hubiese sido respetado 2 años de padecimientos se habrían ahorrado

El martes 9 de abril, Natalia Breso y Gerardo Cárdenas asistieron a una audiencia en el décimo quinto Juzgado de Familia de Lima, donde se ve el pedido de Variación de Tenencia presentado por Cárdenas para obtener la custodia de la hija de ambos. Pero Virginia Arroyo, la jueza a cargo, suspendió la sesión porque Nina no fue llevada a la cita. Su padre no la llevó.

En anterior audiencia la jueza había señalado que en la próxima cita quería hablar con la niña para escucharla y saber cómo estaba. La niña, es Nina tiene 8 años de edad y  es hija de la ciudadana argentina Natalia Breso y el ciudadano peruano Gerardo Cárdenas, ella nació en Argentina el año 2010, sus padres se separaron en 2013, y vía conciliación judicial Breso obtuvo la custodia de su hija.

TeleoLeo.com conversó con Doris Blas Ramírez del Estudio Iqualia, abogada de Natalia Breso, para que nos explique qué ocurrió en la audiencia truncada.

Resúmen del caso

En 2016, y según afirma Breso, debido a que su padre se encontraba muy enfermo ella le pide a Cárdenas permiso para viajar con su hija a Argentina, Cárdenas niega la salida de la menor, sin embargo, Breso marcha y luego se va a Bélgica con su nueva pareja. Cárdenas interpone el Convenio de La Haya para la Restitución Internacional de Menores y denuncia en Perú a Breso por sustracción parental.

Leer también: Gerardo Cárdenas exige rectificación y/o despublicación de los artículos que he escrito sobre el conflicto con su expareja por la custodia de su hija

A mediados de 2017 Nina es devuelta al Perú y llega acompañada de una amiga de su madre quien le entrega la niña a Cárdenas. Breso no viaja a Perú con su hija debido al proceso penal que le habían abierto, “—temía ser encarcelada” —afirma—, y hasta no estar segura de que no corría peligro, no vuelve a Perú.

¿Custodia pérdida?

En enero de 2018 Breso llega a Perú, reclama la custodia de su hija pidiendo que se ejecute el Acta de Conciliación. El juez falla que Nina sea devuelta a su madre incluso “bajo apercibimiento de procederse el allanamiento del domicilio sin perjuicio de ser denunciada por violencia o resistencia a la autoridad”.

Este fallo judicial también es coherente con el artículo 19 del Convenio de La Haya para la Restitución Internacional de Menores, pues según el mismo, el que un niño sea devuelto a su domicilio habitual, no afecta la custodia del progenitor que la ostenta. En este caso, el domicilio habitual de Nina era en casa de su madre, pues desde el momento en que Breso y Cárdenas se separan la niña pasa a vivir sólo con su madre.

RestituciónNoquitaCustodia2

El padre da pelea

Cárdenas apela la ejecución del Acta de Conciliación favorable a Breso y gana.  La Segunda Sala Especializada de Familia de la Corte Superior de Lima resuelve que la Conciliación no va porque Breso tiene un proceso penal por sustracción parental en Perú, sin embargo, la sentencia no toma en cuenta que según el Convenio de La Haya, por el cual se devuelve a su hija a Perú, la sustracción de un menor no es delito.

Y no es que los jueces de la Segunda Sala Especializada de Familia de la Corte Superior de Lima, desconozcan el Convenio, sino que en una aplicación cantinflesca de su articulado dicen que la Conciliación no se puede cumplir porque, aunque el Convenio señala que su aplicación no afecta el derecho de custodia, pues ellos, desde su Sala Superior de Lima, saltándose la jerarquía de una ley supranacional, lo afectan.

TribSupNataliaNopuedaTeenraNinanPqConvenioDeLaHayaDevuelveANina (2)3.png

¿Y la fiscalización de la aplicación del Convenio: pa’ cuando?

Habría que preguntarles a María del Carmen Santiago Bailetti, al mando de  la Dirección General de la Niña, el Niño y el Adolescente del MIMP, encargada de aplicar el Convenio en Perú y a la jueza de enlace de la Haya para estos temas, Luz María Capuñay Chávez, qué es lo que están haciendo para supervisar el cumplimiento de las decisiones tomadas al amparo de este instrumento legal supranacional del cual Perú es uno de los más de 90 países firmantes.

Por otro lado también habría que preguntarle a Santiago Bailetti por qué aún no remiten a Breso el expediente de restitución de su hija a Perú. El documento ha sido solicitado desde el mes de enero de este año de manera formal, y aparte del compromiso verbal de Bailetti de conceder ‘la gracia’ Breso afirma que aún no recibe nada y que Bailetti ya no le responde las llamadas telefónicas.

Defensoría del Pueblo

El 10 de abril, un día después de la audiencia truncada para la Variación de Tenencia de Nina, solicité información del seguimiento y las acciones que tomará la Defensoría del Pueblo en este caso, sin embargo, aún no he recibido respuesta de la comisionada Luz Barreto, quien en un primer momento me informaron que estaba a cargo del caso.

El 15 de abril a través del messenger de la Defensoría me comunicaron que el mail que había enviado a Barreto había sido trasladado a Karen Martin Palomino, “—nuestra Adjunta para los Derechos Humanos y las Personas con Discapacidades y ella le contestara” —me dijeron, pero estamos a día 23 y aún no recibo la prometida respuesta.

El futuro se decide en mayo

La próxima audiencia para decidir la custodia de Nina será en mayo —y esta vez sí Cárdenas no lleva a su hija será apercibido y multado. Sin embargo, este proceso no tendría razón de ser pues se basa en una denuncia penal improcedente, la de sustracción parental cuando el caso fue resuelto por la vía civil a través de la restitución internacional.

Esperemos a ver qué ocurre, en maro, a ver si de una vez la justicia peruana respeta las decisiones tomadas al amparo del Convenio que el Perú se comprometió a cumplir, y las autoridades competentes en la materia hilan de forma delicada y precisa para velar por el cumplimiento de sus normas, porque comprometerse a aplicar un mecanismo legal y no cumplir tiene muchos nombres y ninguno tiene que ver con impartir justicia.

 

 

 

Gerardo Cárdenas exige rectificación y/o despublicación de los artículos que he escrito sobre el conflicto con su expareja por la custodia de su hija

El periodista de RPP me acusa de decir “mentiras y falsedades” sobre la devolución de su hija a Perú, realizada a través de una no muy ‘eficiente’ aplicación del Convenio de La Haya para la Restitución Internacional de Menores. 

En diciembre de 2018 y febrero de 2019 publiqué dos artículos sobre Nina y la disputa que mantienen sus padres por conservarla a su lado. Nina tiene 8 años y nació en Argentina el 22 de octubre de 2010; su madre es Natalia Breso de nacionalidad argentina y su padre es Gerardo Cárdenas, peruano de nacimiento. En 2016 Breso se llevó a su hija, primero a Argentina y luego a Bélgica, sin el permiso de Cárdenas. Y en ese momento comenzó la historia.

Gerardo Cárdenas me acusa de mentir y de escribir falsedades y, por eso, envía un correo electrónico a LaMula.pe, portal de noticias peruano donde replico las notas publicadas en mi blog, teleoLeo.com, y acusándome de realizar “afirmaciones difamatorias y falsas” exige una rectificación, o dos. O, ya puestos, la despublicación de mis notas.

Primera Rectificación

“Que solicito a su medio se rectifique de las afirmaciones difamatorias y falsas publicadas en las notas antes mencionadas. Solicito además se publique esta carta al inicio de ambas notas, o en su defecto que se despubliquen las noticias por los motivos siguientes”, señala Cárdenas y expone:

“En la noticia “Madres Migrantes Maltratadas en Perú – Audio”, publicada el pasado 20 de febrero en https://teleoleo.lamula.pe/2019/02/20/madres-migrantes-maltratadas/leoperezdurand/ se indica que “Natalia tiene la custodia” de nuestra menor hija, lo cual es manifiestamente falso, toda vez que la Segunda Sala de Familia en su sentencia del expediente 05861-2016 declaró INFUNDADA la demanda de la señora Breso, de tal manera desestimó la pretensión de la señora Breso de que ejercer la tenencia. Adjunto detalle y el documento completo vía mail”.

Resolucioon7declaranfundadacontradiccióndeConciliación.pngCárdenas pretende ratificar que se le ha otorgado la custodia de su hija con un documento que adjunta a su correo. “Un acta fiscal del 28 de febrero del 2019 señala que de manera provisional nuestra hija “permanezca con su progenitor Gerardo Martín Cárdenas Dávila””. Y aquí la contradicción está servida, pues mientras él habla de custodia, el documento habla de “tenencia provisional”.

TenenciaProvisionaldeNIna.png
Acta fiscal parte del proceso de Variación de Tenencia presentado por Cárdenas en septiembre de 2016 para obtener la custodia de su hija, proceso que aún no concluye.

Por partes y cucharadas

Antecedentes

  1. En 2013 Natalia Breso y Cárdenas se separan y firman una conciliación judicial por la cual Breso obtiene la custodia de su hija y Cárdenas un régimen de visitas.
  2. En 2016, Breso -según afirma- le pidió permiso a Cárdenas para viajar a Argentina con su hija, su padre tenía una enfermedad terminal y quería verlo. Cárdenas dijo no, a pesar de eso, en agosto de 2016 Breso sale del Perú con su hija.
  3. En septiembre de 2016 -según un informe de la Dirección General de la Niña, el Niño y el Adolescente (DGNNA) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones vulnerables (MIMP), a cargo de María del Carmen Santiago Bailetti- Cárdenas, con el fin de recuperar a su hija, solicita la aplicación del Convenio de La Haya para la Sustracción Internacional de Menores.

Este informe fue emitido por la DGNNA en abril de 2018 y responde a un pedido de información realizado por la congresista Indira Huilca. Desde enero de 2019 y, de manera oficial, hasta en dos oportunidades, Breso ha solicitado a la DGNNA el expediente de la restitución internacional de su hija, pero, a pesar del compromiso verbal de su directora, Santiago Bailetti, aún no recibe respuesta.

Ejecución de la Restitución Internacional

  • La orden llegó a Argentina y desde allí informaron que el 19 de noviembre de 2016 Breso y su hija habían salido hacia Bélgica. La DGNNA tramitó otra solicitud de restitución y la envió a ese país. Breso compareció y se opuso a la devolución de su hija y manifestó que quería llegar a un acuerdo de visitas con Cárdenas.

DeclaraciónNataliaBelgica

  • Por decisión del tribunal belga, en julio de 2017, Nina es devuelta a Perú, la acompaña una amiga de su madre, Breso no va a Lima porque teme ser enviada a prisión, le habían dicho que podría tener una denuncia penal en Perú.

LlegadaDeNinaAPerú.png

  • Ante la devolución de Nina la DGNNA, dirigida por Santiago Bailetti, cierra el caso por sustracción de la menor “en el marco del Convenio de La Haya”, así lo señala expresamente el informe.

MIMPCierraSustracciónEnBaseALaHaya.png

Explicando seguimos…

Solicitud de ejecución del Acta de Conciliación

  • En enero de 2018 y tras comprobar que no había denuncia penal en su contra, Breso viaja a Lima para ejercer la custodia de su hija. Según el artículo 19 de la Convención, la devolución de su hija a Perú no afecta su derecho de custodia. Y desde el 2013, por el Acta de Conciliación judicial firmada con Cárdenas, Breso tiene la custodia de su hija.

RestituciónNoquitaCustodia2

Proceso para la ejecución del Acta de Conciliación Judicial

  • En agosto de 2018, el 20º Juzgado de Familia de Lima resolvió a favor de Breso y dictaminó que Nina fuese entregada a su madre.

Ejecución ActaDeConciliación

  • Esta decisión es apelada por Cárdenas y en noviembre de 2018 la Segunda Sala Especializada de Familia del Tribunal Superior de Justicia, resuelve que la Conciliación no puede ser ejecutada en favor de Breso porque en Perú tiene abierto un proceso penal por sustracción parental. 

ActaConciliaciónContradicciónXProcesoPenal.png

Pero…

  1. Recordemos que, según el informe de la DGNNA, la sustracción de Nina había sido resuelta por un tribunal de familia de Bélgica, en julio de 2017, o sea, ya es cosa juzgada.
  2. Según el mismo informe, “se procedió al cierre del caso[…] de acuerdo a la decisión de un Tribunal de Familia de Bélgica en el marco del Convenio de La Haya”.
  3. Y según estipula el “Perfil de País” para la aplicación del Convenio en Perú,  “la sustracción de un menor por parte de uno de sus progenitores no se considera delito”. Así que, como no es delito, no da origen a un proceso penal.

NoEsDelitoSustracciónSegúnHaya (2).png

Por lo tanto…

El proceso de Variación de Tenencia iniciado por Cárdenas no estaría bien fundamentado ya que se basa en una denuncia penal improcedente y según manifiesta en su informe la propia DGNNA, las “disposiciones legales” del Convenio “son vinculantes”, o sea, de obligado cumplimiento.

DecisionesConvenioSonVinculantes.png

¿Lapsus?: Bélgica determinó la residencia de Nina

  • Otro de los errores en la restitución internacional de Nina, es que la DGNNA no habría cumplido con el artículo 3 del Convenio según el cual, el país solicitante ha de proporcionar el lugar de residencia del menor sustraído .

ReisdenciaHabitualDeterminadoXBelgica.png

  • Según el “Perfil de País”: el país solicitante -en este caso Perú- a través de la ‘Autoridad Central’ para el Convenio -en este caso la DGNNA del MIMP- sustenta y entrega esta información.

Art3PerfilPaísResidenciaHabitual

Segunda Rectificación

Viaje a Argentina, esperando a Nina

Otra de las afirmaciones “difamatorias y falsas” de las que me acusa Cárdenas es: “El año 2010 viajé a Argentina junto a Natalia y no meses después como usted dice en su artículo”. Esta afirmación la hizo Breso en la entrevista que me concedió y en cuyo audio afirma que ella marchó sola y embarazada, y que luego Cárdenas va a su encuentro y la convence de volver a Perú.

Para corroborar que en 2010 ambos viajaron juntos a Argentina vía Chile, Cárdenas envía el registro migratorio de Natalia y copias de los sellos de su propio pasaporte lo cual ratifica que ambos salieron de Perú el mismo día y que llegaron juntos a Argentina.

Luego de esta afirmación, le volví a preguntar a Breso por este hecho y me dijo que se había confundido, “pero eso no importa, no es relevante para el caso”, agregó. Y, esto es cierto, pues si se confundió o mintió expresamente, este hecho es irrelevante para el problema que los enfrasca ahora, la custodia de Nina. La rectificación de este punto queda hecha.

Mea culpa

Cuando en diciembre de 2018 decidí escribir sobre este caso, antes de publicar, intenté ponerme en contacto con Cárdenas, sin embargo, fue imposible. Cuando publiqué el segundo artículo en febrero de 2019 volví a intentar hablar con él, pero tampoco tuve suerte.

En las dos oportunidades envié mensajes a Cárdenas a través de su cuenta de messenger de Facebook, él aduce que nunca los vió, y no tengo porque dudarlo, lo que me extraña es que con un tema tan serio se haya tomado su tiempo para solicitar la rectificación, pues lo hace recién el 18 de marzo de 2019, un día antes de la audiencia donde se iba a ver la Variación de Tenencia de su hija.

Esta audiencia sobre la “Variación de Tenencia” de Nina, es una prueba más de que, por el momento, Cárdenas no tiene la custodia de su hija. Al menos, no aún.

No hablo con usted

Ahora que hemos logrado ponernos en contacto le he pedido una entrevista a Cárdenas y me ha dicho que no me la da porque: “Me parece poco serio que en un caso que involucra a una menor de edad, a mi hija, se intente averiguar la verdad de los hechos semanas después de publicar los artículos. La investigación se hace antes de publicar, no después”. 

Además, dice que estoy parcializada con el tema y para decir esto se basa en algunos comentarios que hice en el Facebook de Madres Migrantes Maltratadas, solidarizándome con su lucha y con Natalia Breso.

Solidaridad manifiesta

Con las Madres Migrantes Maltratadas me solidarizo porque son mujeres que han quedado atrapadas en un país que no es el suyo, que ni siquiera las reconoce como ciudadanas de pleno derecho y deben aceptar esta y otras vejaciones si quieren mantenerse al lado de sus hijos, que en muchos casos igual pierden y deben luchar durante años para recuperarlos. Aunque el triunfo no lo tienen garantizado.

Y con Breso me he solidarizado en varios post y comentarios por las irregularidades que se han cometido en su caso, irregularidades he intentado explicar desde el primer artículo que he escrito sobre el tema. Si bien es cierto Breso salió del país con su hija sin permiso del padre, ahora se pretende anular su derecho a cuidarla. Es más, en el colmo de la paradoja, la justicia peruana no le otorgó, hace unos meses, un régimen de visitas porque dice que ella tiene la custodia.

NORegimenVisitasXtienwCustodia (2)

En este punto, la contradicción vuelve a estar servida. La resolución que niega el derecho de visita a Natalia es del 3 de diciembre de 2018, y no toma en cuenta el fallo de la Corte Superior de Justicia -en el que erróneamente se anulaba la ratificación de la Conciliación de 2013 que le otorga a ella la custodia de su hija- del 20 de noviembre de 2018 . Y digo erróneamente porque para anular la Conciliación se aducía el irregular proceso penal por sustracción parental, entablado en Perú en contra de Breso.

Preguntas sueltas

Y yo me pregunto: ¿la jueza Virginia Arroyo Reyes sabía que la resolución de la Corte Superior que impide a Breso ejecutar el Acta de Conciliación de 2013 era irregular? Y, ¿por eso dictamina que no le puede otorgar un régimen de visitas porque la custodia de Nina es suya?

O la justicia peruana está tan desarticulada que una mano no sabe lo que hace la otra y por separado hacen disparates. Pero, además, la paradoja no puede ser más surrealista, porque la jueza Virgina Arroyo Reyes es la misma que ahora está a cargo de la Variación de Tenencia solicitada por Cárdenas en 2016.

¿Y la Superintendencia de Migraciones?

Otra de las cosas que me pregunto es cómo una niña sale de Perú con un sólo progenitor sin contar con el permiso del otro. Según las leyes de migración peruanas, aunque se trate de un menor extranjero, si tiene un tiempo de residencia en Perú, en caso de viajar con uno de sus progenitores, necesita la “autorización de viaje del padre ausente”.

AutorizacionMigraciones(3)

Acuerdo conciliatorio 2019, ¿será o no será?

En audiencia realizada el pasado 19 de marzo, la jueza Arroyo Reyes dio de plazo, a Breso y Cárdenas, hasta el 9 de abril para que lleguen a un nuevo “acuerdo conciliatorio”.

últimaAudienciaVariaciónTenenciaA.jpg

El 29 de marzo pasado, Cárdenas envió a Breso su Propuesta de Acuerdo con el cual ella discrepa. Él propone:

  • “Que se otorgue  la Tenencia y Custodia de la menor Nina Cárdenas Breso exclusivamente a favor de su padre Gerardo Martin Cárdenas Dávila, considerando los Artículos 81º y 85º del Código de los Niños y Adolescentes y siempre en atención del Interés Superior de la menor”.

Según el artículo 81 del Código del Niño y el Adolescente: “Cuando los padres estén separados de hecho, la Tenencia de los niños, niñas o adolescentes se determina de común acuerdo entre ellos y tomando en cuenta el parecer del niño, niña o adolescente”; de no existir acuerdo será el juez quien decida. Por su parte, el artículo 85 dice: “el juez escuchará la opinión del niño y tendrá en cuenta la del adolescente”.

  • La conciliación propuesta por Cárdenas también establece un “régimen de visitas gradual” para Breso con el cual ella tampoco está conforme. Durante los 3 primeros meses ella sólo podrá ver a su hija dos horas los martes, jueves y sábado, o sea, 6 horas a la semana y siempre dentro de la casa de Cárdenas.
  • Durante los 6 meses siguientes, Breso podrá visitar a su hija 3 horas los martes, jueves y sábados, o sea, 9 horas a la semana, “pudiendo salir con la menor dentro de dicho horario siempre en compañía de su padre”. Vencido este segundo plazo, Breso podrá salir con su hija en días y horas diferentes a los de la visitas regulares, previo acuerdo con Cárdenas y siempre acompañadas por él.

Pero Cárdenas señala que estas salidas sólo se podrán hacer “previa realización de una terapia psicológica seguida de una evaluación psicológica que será practicada a la menor y a sus padres por un psicólogo designado por el Equipo Multidisciplinario de los Juzgados de Familia de Lima”. Agrega también que una Asistenta Social deberá realizar un informe sobre el domicilio de Breso.

Y para rematar la faena cortando rabo y oreja, en su propuesta de conciliación Cárdenas también dice: “Se deja expresa constancia que las fechas y las horas adicionales -de visita- que se acuerden, no deben interferir con las actividades escolares, extracurriculares, sociales y deportivas previamente establecidas a favor de la menor”.

Breso también ha hecho su propuesta, ella le ofrece a Cárdenas la tenencia y custodia de su hija hasta el 30 de mayo de 2019. Hasta esa fecha propone un plan de visitas de 6 horas a la semana pero con la posibilidad de pasar dos sábados y dos domingos del mes 3 horas de la tarde con la niña.

Vencido ese plazo Breso propone la custodia compartida que consistiría en que cada uno de los padres viva con la niña 6 meses al año y que durante ese tiempo el otro tenga un régimen de visitas, además dice que para cualquier viaje de la niña ambos padres deberán firmar un permiso notarial.

Este martes 9 de abril, Breso y Cárdenas vuelven al juzgado, cada uno con su propuesta de acuerdo, cada uno con su razones bajo el brazo; aunque, según Breso, el acuerdo presentado por ella ya habría sido desestimado por Cárdenas. Así que, al parecer, en esta nueva audiencia todo podría estar en manos de la juez. Esperemos que lo que ocurra en las próximas horas en esa sala sea en beneficio de Nina.

¿Fe de erratas?

Al señor Cárdenas, en aras de contrastar y corregir -si era necesario- las “afirmaciones difamatorias y falsas” de las que me acusa, le solicite que me proporcionase el expediente de la DGNNA del MIMP de la aplicación del Convenio en el caso de su hija; sin embargo, su respuesta fue que lo solicite a Bélgica, cosa que como periodista, Cárdenas sabe que no puedo hacer porque yo no soy parte del conflicto.

Sin embargo, el informe -sobre el caso- que el MIMP envía a la congresista Indira Huilca ha sido muy esclarecedor para saber cómo se ha manejado esta restitución y para preguntarnos, por qué la DGNNA no aplica rigurosamente los artículos y directrices del Convenio de La Haya para la Restitución Internacional de Menores, máxime, teniendo en cuenta que trabaja con materia muy sensible, el bienestar y el futuro de nuestros hijos.

Condenada

“Finalmente condeno y lamento con la mayor firmeza la falta de ética y profesionalismo de la autora de ambas notas, al publicar información parcializada, una declaración de tal implicancia, sin haberse comunicado previamente conmigo para la verificación y contrastación de los hechos denunciados”. Así acaba Cárdenas su carta.

Y yo me pregunto:

  1. ¿Es condenable analizar lo ocurrido y publicar que en medio de la recuperación de una niña ha habido ‘hechos y denuncias curiosas’ que deben ser esclarecidas?
  2. ¿Es condenable ponerse al lado de quien denuncia que la justicia no le hace caso por más que tenga sentencias a su favor?
  3. ¿Es condenable denunciar que alguien tiene abierto un proceso penal que no le corresponde?

Si todo esto es condenable, no quiero ser inocente por callar.

También leer:

#PorNina: Ella sólo quiere recuperar a su hija [Audio y video]

Aymara tiene 13 años, 10 de ellos ha sido víctima de un conflicto internacional por su custodia

 

Este artículo en respuesta al pedido de rectificación de Gerardo Cárdenas por los artículos que he publicado sobre la restitución internacional y la custodia de su hija, también ha sido publicado en teleoLeo.LaMula.pe

 

Awqa Warmi, colectiva feminista puneña, acusa a una de sus exintegrantes de faltar a las normas y a la ética del grupo [Audio]

El grupo de activistas publica un comunicado expulsando a una de sus integrantes, pero no sustenta sus acusaciones. En un momento en que la violencia se ceba con las mujeres peruanas, estas actitudes no suman al feminismo, sólo restan. 

«La peor enemiga de una mujer es otra mujer» es una frase que no me agrada, pero lamentablemente a veces resulta cierta. Yaneth Mendoza, abogada de profesión y activista feminista de vocación. está viviendo un momento complicado por el desprestigio del cual asegura estar siendo víctima.

A principios de octubre de este año conocí a Yaneth, ella me presentó el caso de una niña de Puno a la que su madre había quemado al sentarla sobre ladrillos calientes porque se orinaba la cama por las noches, la pequeña además presentaba un cuadro muy grave porque la madre nunca la llevó al médico para que le curasen las heridas.

Yaneth preocupada por la pequeña Lu, se encargó de los trámites ante la fiscalía para denunciar a la madre, se movió para que la menor tuviese la atención médica que necesitaba y organizó una actividad pro fondos para pagar todo lo que la menor necesitase.

44807389_169490690662089_6434827231020711936_n
Yaneth Mendoza acompañada de algunos de los grupos que participaron para ayudar a Lu

Por su labor, el pasado mes de julio, Yaneth Mendoza recibió el premio de ‘Mujer puneña del año’ y eso, según afirma, comenzó a ahondar las fricciones al interior de la colectiva feminista, que ella y otra 5 mujeres crearon a partir de la marcha del #25N del pasado año. Un mes después, en agosto, la abogada decide dejar de formar parte del grupo. «No eran feministas sino hembristas y eso no va conmigo», afirma.

35744059_185367442162097_2739004608637566976_n

Awqa Warmi es el nombre que Yaneth y dos mujeres del grupo escogieron para el grupo. Awqa Warmi significa ‘Mujer Guerrera’ o ‘Mujer Enemiga’ y, al parecer, ahora, la asociación tiene más del segundo significado que del primero. Esta semana las que aún integran el grupo publicaron un comunicado oficial en el que anunciaban a la opinión pública que la abogada ya no formaba parte del grupo «por faltar a las normas de conducta y de ética de nuestra colectiva».

2018-11-22 (46).png

Sin embargo, aún nadie le ha comunicado a la abogada de qué la acusan. TeleoLeo.com supo que entre las acciones que la doctora Mendoza a tomado ha estado el envío de una carta notarial a Awqa Warmi para que le expliquen el motivo exacto de sus acusaciones.

5204face-3a02-44aa-8f32-f8ac83895c09

TeleoLeo.com ha intentado comunicarse con la colectiva, sin embargo ninguna de sus integrantes ha contestado, a ver si aquí también se cumplirá aquello de «quien calla, otorga». 

Les dejo algunos de los comentarios de personas que indignadas defienden a Yaneth Mendoza en la página de Facebook de Awqa Warmi.

2018-11-23 (A)

2018-11-23 (A)

Esperemos que Awqa Warmi responda el porqué de sus acusaciones contra la abogada Mendoza. Decir que faltó a las normas de conducta y ética se puede interpretar de muchas maneras, sin embargo, para acusar a alguien, y más, para hacerlo ante la opinión pública se deben presentar pruebas y Awqa Warmi aún no lo ha hecho.

El ciberacoso y derribo a la mujer tiene muchas caras, una de ella es el racismo [Audio]

Denunciar el abuso puede generar más abuso, pero eso no nos va a callar, ni a mi, ni a las miles de mujeres de todos los colores que estamos hartas de ser tratadas como objetos a los que se puede insultar, acosar, maltratar y hasta asesinar. (Imagen: Revista Mira)

“Vuelve al algodonal”. “Vete a cocinar”. “Negra color Bartola”. “Ya te hemos ubicado”.  Negra ‘ctmdre’ ya rastreamos tu IP”. “No tendremos piedad de ti ‘CTM'”, “Mulata esclava”. Todas estas frases han estado llegando a mi muro de Facebook y al inbox de mi página durante todo el día de hoy y todo porque este sábado ‘osé’ publicar un reportaje sobre el ciberacoso a feministas, defensores de las mismas, comunidad LGTBI y personajes que luchan por la igualdad y el bienestar de todos.

Leer más:  El ciberacoso, deporte de la ultraderecha nacional

Cuidado con lo que publicas negra de mierda

Hoy Juliana Oxenford me entrevistó en su programa transmitido por Exitosa radio. Les dejo el audio de la entrevista donde hablamos del ciberacoso, del riesgo que corren cada día las mujeres, de la desubicada ultraderecha chola y del racismo que pervive en nuestro mestizo Perú.