R.I.P Solsiret. Mis condolencias a familiares y amigos. Mi repudio a los que se aprovechan de la situación

Harta me tienen las redes y la prensa peruana, con el amarillismo con el que hablan del asesinato de Solsiret. Además lo están utilizado como arma de acoso y derribo contra el feminismo

(Foto: Ericka Cairo)

A Solsiret Rodríguez Aybar la asesinaron, la descuartizaron; repartieron y escondieron sus restos a discreción. ¿Es responsable una mujer?, ¿un hombre?, ¿los dos?; o ¿lo es el ‘ex’ que se encuentra no habido? Las investigaciones recién han comenzado, pero gente infame, prensa amarilla, opinólogos con entripados y denuncias previas por acoso, así como conocidos periodistas PROVIDA, antifeministas y anti libertades, ya señalan con todas sus letras que una mujer ha matado a otra mujer.

Y no se trata de una mujer cualquiera, para dar en la diana y barrer con la lucha de las mujeres peruanas que se fajan cada día en la defensa de sus derechos, a la que culpan la han llenado de títulos: feminista, activista pro derechos humanos, gran amiga de la víctima y como este último título ha sido desmentido por la familia, ahora, en la promoción de un programa dominical prometen diseccionar el despecho de la “asesina”.

Un titular de este sábado menciona que el cuñado de la víctima ─también pareja de la asesina─ estaba obsesionado con ella; o sea, hay un cadáver descuartizado y el tema a resaltar es la pasión desatendida del pobrecito hombrecito. Y es que se ha de ser muy pobrecito de espíritu para asesinar o colaborar en el asesinato de alguien que se sabe inalcanzable; pero nada de eso importa, lo importante es la búsqueda de justicia, no el desprestigio de un movimiento que incomoda, ni las incontinencias de un machirulo más.

A ver si todos dejan sus bajezas y prejuicios inquisitoriales en casa y paran ya de babear y de excitarse con el hecho de que una mujer esté involucrada en acto tan cruento contra otra mujer. A ver si cuando la prensa cubre estos hechos, antes de poner el micro o de invadir a familiares y amigos piensa que talvez un día ellos pueden ser los afectados y ya de paso en medio del ejercicio, piensan en cómo querrían ser tratados de sufrir una desgracia como esta.

Y mientras redes y prensa amarilla nos distraen, nos olvidamos de exigir real justicia y que los responsables del asesinato y de la crueldad con la que ha sido tratada Solsiret, además de los policías y operadores de justicia que no hicieron nada para investigar y descubrir lo ocurrido, purguen su responsabilidad. Las indignación y disculpas del actual Ministro del Interior no bastan, aquí tienen que rodar cabezas; las destituciones ya tardan.

¿Ministro del Interior dice verdad?

Carlos Morán en declaraciones a RPP ha dicho que desde que ha tomado las riendas de Interior ahora la atención es la adecuada. «A partir de 2019, con esta nueva gestión hemos demostrado que sí tenemos sensibilidad y calidad humana para atender estos casos» […] «Yo he ordenado al comandante general de la Policía para que inicie una investigación exhaustiva internamente contra todos los funcionarios policiales que de una u otra manera han estado involucrados en este caso».

Lamentablemente las palabras de Morán no son ciertas, cada día las mujeres peruanas son abusadas, asesinadas, maltratadas y sus casos no son atendidos adecuadamente porque ni la policía, ni el Ministerio Público, ni el Poder Judicial trabajan con enfoque de género. Cada día las mujeres son institucionalmente revictimizadas y culpadas, por su forma de vestir, por salir, por beber, por perrear y hasta por sonreír.

En el caso específico de Solsiret, las palabras de Morán también son rebatibles. Si bien es cierto durante 4 años su madre, conocida como la “señora Charito”; su padre, el “señor Carlos”; Kathe Soto, fundadora del colectivo “Mujeres Desaparecidas”; y otras organizaciones y colectivos lucharon por el esclarecimiento del caso, todo se acelera con la carta que el 6 de enero pasado un grupo de mujeres entrego en mano al presidente Martín Vizcarra, exigiendo entre otras cosas: #JusticiaParaSolsiret.

Feminicida confeso de Andrea Rivera permanecerá en prisión preventiva

«Señorita Leonor, acabo de regresar del juzgado y la jueza ha dado la ampliación de la prisión preventiva para el asesino de mi hija. Mil gracias por su apoyo. Que Dios la bendiga». Esta tarde de Perú, Mónica Sánchez me escribía este mensaje.

Mónica Sánchez es la madre de Andrea Rivera, la joven de 25 años de edad, apuñalada y asesina por su ex pareja, Jean Piero Catro Gouveia, el 28 de noviembre de 2018. Desde que teleoLeo.com publicó este caso, hace unos días, Mónica no ha parado de dar entrevistas a diferentes medios de comunicación.

Leer también: FEMINICIDA EN PRISIÓN PREVENTIVA PODRÍA QUEDAR EN LIBERTAD [VIDEO]

Horas antes de la noticia, Mónica y yo habíamos estado en contacto y no hacía más que decirme lo desesperada que estaba y no era para menos, este martes 27 de agosto se cumplían los 9 meses de prisión preventiva del asesino confeso de su hija y le preocupaba que quedase en libertad y se diese a la fuga.

Resolución judicial

Cinco meses más de prisión preventiva para Jean Piero Castro Gouveia. Este ha sido el fallo de la jueza Lita Biviana Tejada Sánchez del Segundo Juzgado Penal de Villa María del Triunfo, perteneciente a la Corte Superior de Justicia de Lima Sur. Por fin, y por el momento, Mónica respira aliviada y esperanzada.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ampliacic3b3npreventia1.jpeg

‘In extremis’

Este martes 27, ‘in extremis’, la jueza Tejada Sánchez, decidió que Castro Gouveia debía permanecer 5 meses más en la cárcel, a la espera de la sentencia por la «presunta comisión del delito contra la vida el cuerpo y la salud en su modalidad de feminicidio en contra de su expareja, Andrea Rivera».

Y la jueza decidió ‘in extremis’ porque ella recién ha recibido la orden de fallar respecto a la prisión preventiva de Castro Gouveia, el juzgado que veía el pedido de ampliación de la medida cautelar, el transitorio de Villa María del Triunfo, ha sido disuelto y Tejada Sánchez necesitaba tiempo para revisar el caso y decidir.

…Y decidió

Castró Gouveia continuará en prisión preventiva pues la jueza ha tomado en cuenta la opinión del Ministerio Público respecto a considerar que este es un caso complejo. Según el Código Penal peruano, «la pena de prisión preventiva será de 9 meses en casos considerados no complejos, pudiéndose ampliar hasta los 18 meses en casos complejos».

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es mpjustificapedidoampliacionppprocesocomplejo.jpeg

Tejada Sánchez afirma en su resolución, que la fiscalía recién concluyó la investigación del caso el 8 de julio pasado y que aún están por realizarse la actuación de los medios probatorios y el proceso oral; además «debido a la pena que solicita la fiscalía, cadena perpetua, existe riesgo de fuga».

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es riesgodefugaporpenaelevada.jpeg

Defensa del feminicida confeso

Para la defensa del acusado «el Ministerio Público no indicó las circunstancias de especial dificultad de la investigación para la investigación del proceso», además señala: «La demora del aparato de justicia, llámese Poder Judicial o Ministerio Público, no puede atribuirsele a mi patrocinado.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es alegacic3b3ndefensapp.jpeg

Peligro procesal

Sobre Castro Gouveia también recae la figura del «peligro procesal». Al ser ciudadano extranjero y sin arraigo en Perú ─no tiene domicilio, ni trabajo fijos─ podría huir del país y esta sola situación, contemplada en el Código Penal, ya mérita la ampliación de la medida cautelar.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es mpjustificapedidoampliacionppdesarraigo.jpeg

Mujeres apoyando mujeres

Mónica Sánchez también agradece a las mujeres que este lunes se autoconvocaron a través de las redes y realizaron un plantón delante del penal de Lurigancho durante la realización de la audiencia para ver el pedido de ampliación de la prisión preventiva del asesino confeso de su hija.

Entre las que acudieron a apoyar a Mónica Sánchez estuvieron las mujeres del colectivo Madres Migrantes e integrantes del grupo feminista Abolofem-Perú.

Leer también: ¡JUSTICIA PARA ANDREA! ERA EL GRITO ESTA MAÑANA A LAS PUERTAS DEL PENAL DE LURIGANCHO [VIDEOS]

#JusticiaParaAndrea

Estos 5 meses de ampliación de la medida cautelar en contra de Castro Gouveia deben servir a la justicia para resolver el feminicidio de Andrea. No es justo que las mujeres seamos asesinadas y encima, nuestras familias sufran con procesos lentos y engorrosos, que muchas veces se quedan cortos en la condena de los delitos cometidos contra nosotras.

En pocos días, el caso de Andrea se ha viralizado de tal manera, que la Comisión de la Mujer y Familia del Congreso de la República ha hecho una bonita foto y ha publicado un post en sus redes, exigiendo #JusticiaparaAndrea, esperemos que, manifestado el interés, establezcan contacto con la madre de la joven y la apoyen en este duro camino.

Según la La Universidad Nacional de San Agustín, en las marchas feministas se “desencadenan actos inmorales y violentos” [Video]

La Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa (UNSA), demostrando una gran ¿antipatía?, ¿animadversión?, contra el feminismo coló una extraña pregunta en su último examen de admisión realizado este domingo 25 de agosto.

Este pregunta que demuestra una carga represiva contra un movimiento que cada día cobra más fuerza en Perú, debido a los constantes episodios de violencia de género que se viven a diario en todos los ámbitos, fue vista y respondida por los 13 mil estudiantes que postularon a este centro de estudios.

Ankalli Kallpa, colectiva feminista creada en 2018 por un grupo de estudiantes de la UNSA, recibió capturas de pantalla de la ‘singular’ pregunta y no dudaron en mostrar su rechazo ante la misma. TeleoLeo.com entrevistó a Patricia Cervantes, estudiante y una de las activistas de este colectivo.

Además de la pregunta ‘estrella’ del examen, Patricia Cervantes también explicó que hasta hace poco en la UNSA impartían clases profesores con antecedentes penales por abuso sexual. «En las aulas el machismo, la misoginia y la homofobia son moneda corriente entre los profesores».

Según explica Patricia en la entrevista, luego que en 2018 se manifestasen dentro de la UNSA, a favor del aborto legal, seguro y gratuito para todas las mujeres peruanas, la universidad no encajó bien el hecho y les dijo que no podían realizar marchas en las que se dañase la imagen de la universidad.

Esta universidad también prohibió que sus estudiantes protestasen contra la implantación de la minera Southern en el valle del Tambo, por el impacto medioambiental que significaría para los pobladores de la zona. O sea, ni a favor del aborto, ni en contra de las mineras. No logró entender la relación, pero seguro que hay alguna, por lo menos para la UNSA.

En las próximas horas conoceremos el pronunciamiento de Ankalli Kallpa que será remitido a la UNSA. Veremos cómo explica este centro de estudios aquello de los actos “inmorales y violentos” relacionados con un movimiento que tiene como objetivo la igualdad y el respeto de todes.

Prisión preventiva para padre que viola a su hija de 11 años y la deja embarazada

Violar sexualmente a un menor es muy fácil para algunos padres. Alberto Arirama Guabloche es uno de ellos, según ha referido su hija de 12 años, él la violó en reiteradas oportunidades y por ello podría ser condenado a cadena perpetua (Ilustración El Diario de Hoy) 

La tercera Fiscalía Provincial Penal de Maynas ha pedido prisión preventiva de 9 meses para Alberto Arirama Guabloche, de 36 años de edad, se le acusa de violar en reiteradas oportunidades a su hija de 11 años de edad a quien además dejó embarazada. Arirama Guabloche se encuentra “no habido” desde octubre de 2018, fecha en la que la Fiscalía de Maynas ordenó su búsqueda y captura.

OrdendePRISIONPREVENTIVAlafirme).jpg

Este es el rostro de Alberto Arirama Guabloche, si lo ven no duden en denunciarlo a la policía.

Alberto Arirama2

Los hechos

En septiembre de 2018 teleoLeo.com publicó una denuncia sobre la violación de una menor de 11 años de edad identificada como X.A.S. Ella dejó de menstruar y su madre la llevó a la posta médica del lugar donde vivían, Tamshiyacu, pequeña localidad del distrito de Fernando Lores en la provincia de Maynas, para que la revisarán, allí descubrieron que la niña estaba embarazada. Cuando la madre le preguntó qué había pasado, X.A.S le dijo que su padre la tocaba y le hacía cosas que ella no quería.

La madre denunció ante la policía lo que había ocurrido y según refirió el tío de la menor, a teleoLeo.com en esa oportunidad, los efectivos llevaron a comisaría a Arirama Guabloche, cuando le pidieron su versión, él contestó: “Lo que pasó, ya pasó” y, aunque con esta frase acepta su responsabilidad, la policía lo dejó ir. Según dijo el tío, los efectivos se comunicaron con la Fiscalía y recibieron la orden de retener a Arirama Guabloche mientras investigaban, pero 4 horas después lo dejaron ir.

El 4 de octubre la Fiscalía emitió una orden de búsqueda y captura, pero Arirama Guabloche ya no estaba en Tamshiyacu. Es que claro, si lo llaman a declarar, él acepta su culpa y lo dejan ir, es como haberle dado un pasaporte a la libertad que él ni tonto ni perezoso utilizó.

Resultado de las investigaciones

Luego de las investigaciones la Fiscalía ha concluido que los hechos que se le imputan a Arirama Guabloche tienen credibilidad y que el proceso judicial debe de continuar con él tras las rejas. Las respuestas dadas por X.A.S en la cámara Gessel —ambiente  dividido en dos espacios separado por cristales que se utiliza para evitar la revictimización de un menor al momento de declarar— no han dejado lugar a dudas.

cámaraGessel.jpg

Y el testimonio de X.A.S quedó perfectamente corroborado con el examen del médico legista según el cual fue se encontraron lesiones que certifican que fue pentrada vaginal y analmente.

Resultadomédicolegista.jpg

Fundamentos para la prisión preventiva

Luego de haber denunciado la violación de X.A.S, ella, su madre y su hermanito tuvieron que mudarse a Iquitos, la gente en el mercado rumorea que su marido ha dicho que no parará hasta matarla, la familia de él también está muy enfadada —decía a teleoLeo.com el tío de la menor. Y esta es una de las razones por las que la Fiscalía pide que el ‘presunto’ violador siga el juicio en prisión preventiva: para no obstaculizar a la justicia.

NOcolaboraciónYposiblesAmenazas.jpg

Por otro lado, la Fiscalía también toma en cuenta que nada ata a Arirama Guabloche a Tamshiyacu, ni trabajo, ni negocio, ni familia, es más, el estar “no habido” es una muestra de que el mejor escenario para afrontar el proceso es con él privado de su libertad. Lo que hace falta es encontrarlo.

FundamentosdePedidodePrisiónPreventiva.jpg

Cadena Perpetua

De ser hallado culpable y todo indica que así será. Según las pruebas y motivos que ha presentado la Fiscalía para el pedido de prisión preventiva la violación cometida en contra de X.A.S está más que probada. Por el delito en contra de la libertad sexual en la submodalidad de violación se una menor de edad, Arirama Guabloche se enfrentaría a la cadena perpetua. Según la abogada de la menor, la doctora Carmen López, como mínimo le caerían 35 años.

ProyectoDePena.jpg

X.A.S ha podido volver a Tamshiyacu con su familia y sólo espera justicia, lo más probable es que ante todas las pruebas presentadas por la Fiscalía, el juez ordene la prisión preventiva de Arirama Guabloche, falta encontrarlo y esperar que la justicia cumpla con uno de sus deberes, la protección de los más débiles y, en este caso, velar porque los hombres entiendan que una violación sexual no sale gratis, ni tampoco es barata.

La Marea Lila invadió Barcelona este #8M 2019 [VIDEO]

Ni brujas, ni feminazis, sólo mujeres hartas de violaciones, abusos, acoso, feminicidios y desigualdades. Ellas, nosotras, todas salimos y lo seguiremos haciendo hasta que el mundo tenga una mirada feminista (Foto: RTVE.es)

“Estoy hasta el culo de tanto machirulo”, este fue uno de los gritos de guerra de este #8M en Barcelona. Desde tempranas horas varias vías de acceso a la capital catalana y a las otras tres provincias catalanas fueron cortadas por grupos de mujeres cuyo objetivo era visibilizar la huelga feminista convocada.

“Ens aturem per canviar-ho tot. Cap pas enrere” (Paramos para cambiarlo todo. Ningún paso atrás) fue el lema bajo el cual más de 150 asociaciones feministas catalanas integradas en la plataforma ‘Vagafeminista’ (huelga feminista) y varios sindicatos tomaron la calle para denunciar la discriminación de la mujer.

TeleoLeo.com estuvo en Barcelona y fue testigo de la marea lila que durante todo el día realizó actividades en las calles de los distintos barrios. Si bien es cierto la huelga laboral no tuvo gran seguimiento, las mujeres igual salieron a protestar y pudimos encontrar una que sí cumplió con el objetivo de la convocatoria.

Las estudiantes universitarias y de institutos también se sumaron a la huelga, según la Guardia Urbana, 13 mil estudiantes salieron a las calles, ellas marcharon bajo el lema “contra la violencia machista, la justicia patriarcal y franquista y la opresión capitalista”.

2323346
Foto: Catalunyapress

La huelga feminista en Catalunya se planteó sobre 4 ejes principales: huelga laboral, de cuidados y de trabajo no remunerado, así como de consumo y en el ámbito asociativo y educativo. Las entidades convocantes querían demostrar que “sin las mujeres el mundo para”. 

El acto central de la huelga se realizó en Plaça Catalunya donde desde las 8 de la noche se comenzaron a escuchar los parlamentos de las diferentes entidades participantes, entre ellas estaba el colectivo LGTBIQ. TeleoLeo.com habló con una mujer trans y me explicó sus expectativas respecto al feminismo.

Otro de los colectivos participantes fueron las mujeres inmigrantes que desde el escenario exigían la abolición del día de la Hispanidad porque significa el dominio, aniquilamiento y saqueo de casi todo un continente; también denunciaban la existencia de los CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros), que es donde son recluidos los inmigrantes que llegan a España de forma ilegal para ser devueltos a sus países de orígen.

Pero las inmigrantes también exigían trabajos de calidad pues, si una mujer española, incluso las mejor capacitadas, sufren la brecha y desigualdad salarial, las mujeres inmigrantes por más titulación que tengan además sufren la discriminación por ser extranjeras.

Y a miles de kilómetros Israel y Palestina podrían comenzar a entenderse. Una de las mujeres que participaba en la marcha es una de las representantes de un colectivo integrado por judías y palestinas. Mientras que los hombres de ambas naciones no se entienden, las mujeres se juntan para conocerse y reconocerse.

“Está en nuestras manos cambiarlo todo”, ese es el anhelo y la lucha de todas y no perdemos la esperanza, ni las ganas de conseguirlo; no importa la edad que tengamos, esa ilusión pervive.

El feminismo será transversal o no será, el feminismo será antirracista o no será, el feminismo será anticapitalista o no será, el feminismo será ecologista o no será, porque además de la igualdad, el feminismo busca la convivencia en paz y la sostenibilidad.

No somos reinas, no somos princesas, no somos el sexo débil, ni ángeles, ni rosas. Somos ciudadanas de pleno derecho y queremos poder decidir en todos los ámbitos de nuestra vida y nuestro cuerpo. Somos guerreras, luchadoras, inteligentes, hábiles, creadoras y creativas, somos fuerza y somos la mitad de la población mundial, así que sí: “si las mujeres paramos se para el mundo”. 

2019-03-09 (2).png
Foto: Regina Garcia

Este cartel refleja la molestia de las mujeres por la presencia de la ultraderecha en la política española. VOX, partido que forma parte del gobierno andaluz, exige la no aplicación de la ley de violencia de género en esa comunidad, porque según ellos todos somos iguales y no sólo las mujeres sufren violencia.

Desde la convocatoria de la huelga VOX dejó patente su oposición al feminismo, además hizo un llamado a sus simpatizantes para que no participasen de ningún acto relacionado con la cita feminista y manifestó su ‘interés’ en “suprimir los organismos feministas radicales subvencionados”. Ante más retroceso e involución, más frontales serán las mujeres para muestra, el cartel.

“Lo amaba por eso aguanté”.

Su pareja casi la asesina, ella denunció hasta en 3 oportunidades, pero la policía sólo la ayudó cuando ya tenía dos disparos y múltiples quemaduras en todo el cuerpo
Me acabo de topar con un testimonio terrible y brutal de cómo la violencia machista puede llegar destrozar la vida de las mujeres. No nos quejamos por locas. Nos quejamos y nos manifestamos porque nos están haciendo lo que les da la gana y el orden mundial lo está permitiendo. No hay rincón del mundo donde una mujer no haya sido asesinada por su pareja o expareja. No hay rincón del mundo donde no hayamos sido manoseadas, violadas o torturadas. Para las mujeres no hay lugar del mundo donde podamos vivir libres de todo tipo de violencias. 
 
El siglo XXI no ha traído avance en todos los campos, en el de la violencia machista, incluso, ha involucionado. Bien es cierto que hoy en día tenemos la posibilidad de conocer más casos de violencia machista alrededor del mundo por la inmediatez y proximidad que nos proporcionan las comunicaciones globales, sin embargo, la proliferación de grupos políticos y religiosos intolerantes con la igualdad entre mujeres y hombres e intolerantes con la difusión y enseñanza de políticas de género validan la violencia en contra nuestra.
 
Ahí tenemos a Jair Bolsonaro y su flamante equipo de gobierno integrado por militares e integristas religiosos que ya han comenzado a separar a hombres y mujeres por colores. 
También tenemos a Vox en España, el grupo de ultraderecha que va escalando posiciones y que en su programa de gobierno tiene como objetivos: “derogar la ley de violencia de género, el aborto libre y gratuito y las listas paritarias de los partidos”, además, pide la supresión de “organismos feministas radicales subvencionados”.
Y en Perú tenemos al movimiento ‘Con mis hijos no te metas’ (CMHNTM) que acaba de lanzarse de lleno a la arena política con la creación del partido denominado Acción Cristiana que en su ideario afirma ser un proyecto constituido “en defensa de los derechos y libertades de toda persona”, sin embargo, en las marchas de CMHNTM hemos sido testigos de como denigran a las integrantes del colectivo LGTBI y como han luchado contra la enseñanza de igualdad de género en las escuelas. 
No son buenos tiempos para las mujeres, no son buenos tiempos para la comunidad LFTBI, no son buenos tiempos para los niños y niñas abusados por sacerdotes pederastas y padres o familiares, no son buenos tiempos para ningún integrante de ningún colectivo que no pertenezca a la supremacía patriarcal que nos domina. Por eso no podemos claudicar y no podemos dejar pasar por alto ni una sola de las violencias o microviolencias a las que estamos expuestas cada día

Dentro vídeo

Volviendo al testimonio que origina este blog, la presentación del mismo por parte de los periodistas en estudio me parece morobosa y detesto la apelación al “…también viene”, cortando el video y volviendo a la presentadora para que nos haga un preámbulo sobre las torturas sufridas por la víctima, sin embargo, el contenido del reportaje es importante para seguir tomando conciencia de hasta dónde puede llegar el machismo en su denigración y abuso de la mujer y hasta dónde hacen daño los agentes de policía y la justicia cuando no atienden como es debido las denuncias que reciben.

 

España tiene más de una ‘manada’

Entre 2016 y 2018, en España, 20 ‘manadas’ han atacado, violado y roto la vida de las mujeres que se han cruzado en su camino. Presumiblemente, cada uno de estos grupos ha cometido más de una ataque sexual. 

Según el índice “Geoviolencia Sexual“, realizado por Feminicidio.Net, en España, en 2017, 1.517 hombres fueron detenidos e investigados por agresiones sexuales con y sin penetración; en 2016, fueron 1.568. Y entre 2010 y 2017 la cifra se eleva a 13.824 supuestos agresores.

Cuatro agreden sexualmente a una joven

El 31 de diciembre de este 2018, cuatro jóvenes de 19, 21, 22 y 24 años violaron en grupo a una chica de 19 años de edad que habría sido drogada previamente. Al parecer, los abusos comenzaron en una reunión donde la joven -que conocía a dos de los individuos- estuvo bebiendo con ellos hasta las 5 de la mañana, hora en la que le proponen ir a casa de un amigo de su madre; después de eso ella no recuerda nada más.

Según la policía, la joven fue llevada a un local ubicado en una casa y arreglado para la fiesta, ella habría llegado casi sin poder caminar y allí siguieron haciéndola beber hasta que la agredieron entre todos. En el lugar había más gente pero dicen que nadie se dió cuenta de lo ocurrido.

Al día 1 de enero alrededor de las 13 horas un mujer encontró en la planta baja de la casa a la joven desnuda de cintura para abajo, ella fue la que alertó a la policía y a los que permanecían en la vivienda. Los testigos encontraron a uno de los agresores subiéndose los pantalones y al otro encima de la chica abusando de ella.

La joven se encontraba ebria y desorientada, no sabía dónde estaba, ni sabía decir dónde vivía y tampoco recordaba nada de lo ocurrido durante las últimas horas, es por eso que la policía se atreve a afirmar que la joven también habría sido drogada, con el objetivo de vulnerar su voluntad.

Como ocurrió con la joven violada por ‘La manada’ de Los Sanfermines en 2016, estos émulos de los sevillanos se dieron el lujo de grabar, en uno de sus teléfonos, 5 minutos de la agresión múltiple que no llegaron a difundir. Según se ha filtrado, las imágenes son “repugnantes”.

Los cuatro agresores —españoles de origen ecuatoriano— se encuentran en prisión provisional sin fianza, obedeciendo al pedido tanto de la fiscalía como de la defensa de la víctima. Los 4 han sido acusados de un delito de agresión sexual, dos delitos de abusos sexuales y un delito contra la intimidad.

Uno de los detenidos, el de 22 años de edad, tiene antecedentes de violencia de género y de abusos sexuales a una menor, pero, además, durante la investigación de la agresión de fin de año la policía encontró que otra mujer, en octubre pasado, también lo había denunciado por abusos sexuales.

Cinco agreden sexualmente a una joven

Este 30 de diciembre fue detenido 1 de los 5 responsables de la agresión de una joven de 18 años. El 25 de diciembre ella fue víctima de una agresión sexual múltiple en un local de ocio. El detenido, un hombre de 24 años, se encuentra en prisión preventiva sin fianza. La joven agredida fue encontrada por la policía urbana en la calle, medio desnuda, con contusiones y una mordida en un dedo. 

Quince agreden sexualmente a una joven

En noviembre de 2018, se conoció la detención de 14 jóvenes —dos menores de edad— por abusar sexualmente de una chica y agredir con arma blanca a su acompañante. Sin embargo, los implicados fueron 15, uno de ellos escapó cuando era trasladado a un centro de menores. Todos están acusados de agresión sexual e intento de homicidio. 

Eran alrededor de las 6 de la mañana, la joven se encontraba en una estación de metro acompañada de un amigo, cuando los agresores se les acercaron y le realizaron tocamientos indebidos a ella, mientras herían a su acompañante con un arma blanca.

Los implicados son de origen magrebí, extutelados de los servicios sociales; vivían en una casa ocupada y días antes a la agresión fueron detenidos por diversos robos con violencia.

Diez agreden sexualmente a 3 menores de edad

En marzo de 2018, 10 hombres fueron detenidos por el secuestro y violación de 3 jovencitas fugadas de un centro de menores. Una de ellas, de tan sólo 14 años, fue retenida durante 24 horas y violada por los 10 integrantes de esta presunta banda juvenil que también es responsable de diversos robos y hurtos.

Según la policía, las chicas atacadas tienen entre 14 y 17 años y los detenidos les ofrecieron drogas, alcohol y dinero para que los acompañaran a sus casas donde perpetraron las agresiones y los abusos sexuales. También le ofrecieron 100 euros a una de las chicas para que ejerciera la prostitución, pero ella se negó.

Al sexo por el porno

En España, las agresiones sexuales en grupo han crecido exponencialmente por varios factores: el primero es la ‘cultura de la violación’, término acuñado en los 70 y que pretendía evidenciar la normalización social, y hasta judicial, de la violencia sexual culpabilizando y responsabilizando de lo ocurrido a la víctima.

Otro de los factores es la falta de educación sexual en escuelas primarias e institutos secundarios, que ha llevado a los menores de edad a aprender a relacionarse sexualmente a través de la pornografía. Según estudios recientes, en España, la mitad de menores de edad consume porno de manera habitual.

“La media de edad en la que se consume por primera vez pornografía a través de internet es de 11 años de edad”. (Mónica Alario Gavilán, investigadora de la Universidad Juan Carlos)

Y los efectos de aprender sexo mediante el porno son terribles, perpetúan la imagen de la mujer sumisa, siempre dispuesta y que disfruta con los actos más brutales y violentos que le sean infligidos ente 1, 2 o 15 hombres, de uno en uno o todos a la vez, pues según ven en pantalla, ella disfruta siendo sólo un objeto esperando para ser utilizado.

España una, grande y permisiva

Mientras la justicia española permita que los 5 de ‘La manada’ de Los Sanfermines, esperen el libertad la apelación de su condena, a 9 años de prisión por abuso sexual, el mensaje que se da a los delincuentes sexuales es muy malo para las mujeres y la sociedad en general.

Así, en la España del siglo XXI, antes recluyen en un ‘centro para inmigrantes’ —en régimen cuasi carcelario—a un africano que llega a sus costas, escapando de la miseria, que a un violador.

En este país europeo, que se jacta de ser demócrata y garantista de los derechos de todos, los depredadores sexuales saben que las vidas de las mujeres no valen nada y que aunque nos violen y aunque los condenen las puertas de las prisiones les serán abiertas.

 

Este blog sobre agresiones sexuales en grupo también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe

 

 

 

 

Amores Perros

Las relaciones tóxicas sólo generan malestar y problemas. De eso saben un rato el cantante Rafo de la Cuba y su ex pareja Anghel Díaz, pues de lo que un día tuvieron hoy sólo queda una denuncia  (Ilustración: asombroso c.c)

El amor romántico nos ha llenado de ideas sobre las relaciones de pareja, tan absurdas que nos impide ser críticos con el príncipe que besó a La Bella Durmiente sin su consentimiento, pues lo hizo mientras ella dormía su centenario sueño; además, con la abusiva acción, ella despierta y todo su reino vuelve a la vida. O sea, encima hay que agradecer el atrevimiento. 

Con Blanca Nieves la cosa va un paso más allá y hablamos de necrofilia y resurrección, pues el príncipe besa a la joven muerta y la devuelve a la vida. En La Bella y la Bestia, la hermosa, cultivada y delicada joven se enamora de un monstruo egocéntrico, maleducado, maltratador y amargado, y con su dulzura y amor lo transforma en un príncipe guapo, gentil y buena persona. 

Cronología de un final anunciado

Aterrizando en el aquí y ahora, esta vez escribo para explicarles como una relación tóxica acabó en una denuncia policial. Esta es la historia de un cantante y una performer y clown o payasa, tal y como se define ella misma. El cantante es Rafo de la Cuba y la performer es Anghel Díaz. 

Ambos mantuvieron relaciones durante menos de un año, pero ese tiempo bastó para que acabarán odiándose. Los celos desmesurados los llevaron a ambos a enfrascarse en una relación tóxica, a él no le gustaba como ella se exhibía en sus redes sociales y menos aún los comentarios que le dejaban y los ‘likes’ que recibía y daba.

Raffo de la Cuba le reclama a Anghel haberle dado like al comentario de un tipo que según él la está ‘gileando’ en Facebook

Tanto fueron los episodios de celos, que prefirieron bloquearse en redes para no ver lo que ninguno de los dos publicaba y acabaron comunicándose por mail y mensajes de whatsapp. Los celos de Rafo de la Cuba también le habrían llevado a la violencia física, según afirma Anghel. 

Vía mail, Anghel le reclama a Rafo de la Cuba el haberla agredido físicamente.



Rafo de la Cuba le responde 

Noche de denuncia

Todos estos reclamos y quejas desembocan en una noche en que Anghel, acude a casa de Rafo —según afirma— por indicación suya y allí lo encuentra con otra mujer. La situación se vuelve muy violenta, hay una discusión, llega Serenazgo y Anghel acaba interponiendo una denuncia porque dice que en esa oportunidad Rafo de la Cuba también la agredió. 

Además de la denuncia policial, Anghel publica lo ocurrido en sus redes, y recibe el apoyo de otra ex pareja de Rafo de la Cuba quien afirma que ella también sufrió malos tratos por parte del cantante.

Este viernes se hizo publicó un vídeo con algunos audios de los mensajes que Rafo le enviaba a Anghel y en ellos se puede percibir el grado de agresividad del cantante hacia la que aún era su pareja. 

Luego de la publicación del video Anghel recibió el mensaje de una joven que le pedía que no la involucre a ella ni a las otras personas que estuvieron en el departamento de Rafo de la Cuba el día en que supuestamente fue agredida. 

Sin bien es cierto la joven afirma que ella no vió el maltrato físico por el cual Anghel denuncia a Rafo de la Cuba, le dice que si en otras oportunidades la violentó debe denunciarlo. 

Moraleja

Y colorín colorado este cuento podría no haberse acabado, sobre todo, porque aunque ninguno de los dos ha sido llamado a declarar ante la policía, hay una denuncia interpuesta y Rafo de la Cuba ante las denuncias publicas hechas por Anghel hace unos meses, la acusó de difamarlo.

Ahora bien, sirva esta historia para graficar el daño que hacen las relaciones tóxicas, como son causa de maltrato psicológico y hasta físico Y como generan dependencia del otro como de la droga. Tengo más mails en los que que Rafo de la Cuba acusa a Anghel de exhibicionista, de dar una imagen demasiado sexualizada y la culpa de hacerlo perder el control debido a ese comportamiento.

Él le pedía que cambiase, ella le decía que nada de lo que hacía era para traicionarlo, sin embargo, él no confiaba y jugó agresivamente a ser La Bella y quiso transformar al sujeto de su deseo. Y aunque Disney nos haya vendido que el amor todo lo puede —hasta resucitar muertas con un simple beso— no, nadie cambia si no quiere y está en su derecho de no hacerlo. 

Lo que no podemos hacer es seguir creyendo que amar a alguien es someterlo a nuestros deseos, que tenemos el derecho de meterlo con calzador en los zapatos que se nos antoje y llenarnos de ira cuando eso no ocurra, porque el amor es exactamente todo lo contrario. Si amas sin toxicidad aceptas al otro, disfrutas de su compañía y creces saludable y libremente a su lado. 

Así que por favor, como dice la gran ‘filosofa’ Susy Díaz: “Vive la vida y no dejes que la vida te viva”, o sea, si no fluyes con el amor, si se vuelve un problema, si te pone de los nervios, huye, ponte tus mejores zapatillas y corre sin mirar atrás, que la vida está llena de gente maravillosa, sólo hay que saber mirar y encontrar. 

«Puta de mierda, te pego, te violo, te mato. Te amo» [Video y audio]

L.P

Ella es una de las víctimas de la violencia machista. L.P es una sobreviviente de los maltratos y amenazas de su ex pareja, Víctor Manuel Cruz Chunga, el hombre que durante 2 años dañó su autoestima, la manipuló, la hirió, la violó y la amenazó de muerte.

«Si me dejas te mato» —le dijo, y lo dejó para que no la matará. «Si te veo con otro hombre te mato» […] «Si te veo aunque sea con un primo tuyo te mato». L.P vivió atrapada en una relación tóxica con un hombre para el cual sólo era un objeto bonito para lucir y usar.

«Siempre me pegaba, pero no me dejaba marcas, me arañaba debajo de los senos, me arrastraba de los cabellos, me daba golpes secos en la nuca con el canto de la mano, me violaba porque decía que yo era su mujer, una vez me lo hizo teniendo yo una herida abierta y sangrante en la pierna».

teleoLeo.com habló con L.P, a continuación la entrevista

Maltratada y abusada desde niña

Y L.P se mantuvo en esta relación tortuosa porque a ella, de niña, le enseñaron que el amor viene con dolor, con vergüenza, con sufrimiento. «Una noche, yo tenía 6 años, mis padres se fueron a una fiesta y me dejaron sola, dormía y desperté sintiendo el peso de alguien encima mío, era el mejor amigo de mi padre; no sé cómo entró a casa».

Lo que sigue es la historia del primer abuso. «Él me comenzó a decir palabras bonitas, me dijo que era una niña bonita, poco a poco me sacó la ropa, él también se la sacó, me puso de espaldas y frotó su miembro contra mi todo el tiempo que quiso; yo sólo temblaba, tenía mucho miedo, sólo quería que acabe».

Al terminar el ‘mejor amigo’ del padre de L.P le dió un beso en la frente, «me cambió la ropa, se vistió y me dijo “no le digas nada a tu padre porque si le dices me mata”, al día de hoy aún no le dicho nada a mi papá, cuando volví a ver a ese hombre él ni siquiera se inmutaba. Ambos siguen siendo amigos»

Al poco tiempo los padres de L.P se divorciaron y ella fue enviada a vivir con su abuela a Piura, sus padres vivían en Lima. El cambio de casa y de ciudad fue terrible para la pequeña, pues comenzó a ser víctima de maltrato físico por parte de su abuela y sus tíos; y también de más abusos sexuales. 

Infancia ‘horribilis’

Su abuela queriendo hacer de ella ‘una mujer de bien’, como le decía, la maltrataba físicamente. «Mi abuela me castigaba por todo, me pegaba con la manguera, con látigo, era aterrador, a ella no le importaba que sólo era una niña. Mi infancia fue horrible» —dice L.P. 

A los 8 años L.P volvió a ver a su madre, le explicó los maltratos de su abuela, pero no le creyó, también se los explicó a su padre, él tampoco hizo nada. Y así siguió creciendo L.P, maltratada y sin defensa. Desde los 6 hasta los 18 años ella sólo vió a su madre 2 veces y a su padre 4.

‘Hombre respetable’ que abusa

A los 13 años de edad L.P volvió a ser abusada, este vez fue un vecino de su abuela, un hombre que ahora está en primera línea del quehacer político de Piura. Ella no quiere revelar el nombre, «quién me creería, si ni mi abuela me creyó, “mientes, ese es un señor respetable” —me dijo»

El “hombre respetable” la daba a su abuela comida para un cerdo que ella tenía y L.P era la que iba a recoger los desperdicios para el animal; un día el “hombre respetable” envió a su hijo a decirle a la niña que tenían mucha comida para el cerdo y que fuera a recogerla. 

«Fuí a casa del vecino, me abrió la puerta desnudo envuelto en una toalla que sólo le cubría los genitales, entré con miedo, saqué el cubo de comida, él se paró en la puerta de la cocina y cuando quise salir comenzó a hablarme, me dijo que era bonita y me beso, yo me deje, sólo quería que acabará para irme, me paralice; no pude hacer nada» (L.P). 

L.P al volver a su casa se echó a llorar, le contó a su abuela lo ocurrido y le dijo que no quería ir más a casa del vecino, «”el sr. X no te puede haber hecho nada, él y su familia son gente respetable, seguro que fuíste tú la que le peló las muelas” —me dijo mi abuela; pero yo sólo tenía 13 años, sólo era una niña, cómo iba a hacer eso». 

Cuando convino, la abuela volvió a enviar a la niña a buscar comida para el cerdo. «Fuí a casa del señor X con mi balde rojo, como siempre, a buscar los desperdicios y él estaba allí sentado a la mesa con su familia, cuando volví a casa mi abuela me dijo —”a ver enséñame dónde te ha violado, donde te ha comido que tanto dices”».

Culpas del mal

L.P ha vivido muchos años culpandose por no haberse defendido, por haber permitido que le hicieran lo que le hicieron, sin embargo, L.P comenzó a sufrir de malos tratos y de abuso sexual cuando sólo era una niña, por eso en su vida adulta aceptó una relación en la que el amor venía con dolor, con sufrimiento, con castigo. 

L.P está ahora con tratamiento psicológico, debido al maltrato físico y psicológico sufrido por parte de Víctor Manuel Cruz Chunga. Ella no ha vuelto a dormir bien, tiene trastorno del sueño, también sufre de dolores esporádicos de las articulaciones, así como, de gastritis. 

Resiliencia de mujer

Y mientras espera justicia, L.P se dedica a su hijo y a ayudar a otras mujeres a salir de relaciones tóxicas, ha leído mucho sobre el tema para poder entender su propia situación, sus reacciones y ahora lo comprende todo. Ahora sabe que ella nunca tuvo culpa de nada y eso la ayuda a seguir. 

Tras varios intentos de feminicidio, denuncia y la policía no le hace caso

Le dijo que la mataría, la intentó ahorcar más de una vez, la estampaba contra el piso; y cuando denuncia le dicen que su caso no es grave porque no tiene hijos. En pleno siglo XXI las mujeres seguimos valiendo por la producción de nuestro útero. 

“Una vez le intentó pegar y yo, de 7 años, me puse enfrente. Me pegó a mí tan fuerte que terminé estampada contra la pared”. Ella se juró que cuando fuese grande no aceptaría que ningún hombre la maltratase, como su padre había hecho tantas veces con su madre. Sin embargo, no pudo cumplir la promesa. Durante 3 años estuvo presa en una relación de abusos y maltratos.

“Nadie te va a querer —me decía, y yo le creía”. María, así la llamaré, siente que sólo perdió el tiempo permaneciendo al lado de quien la humillaba y golpeaba. Haber aguantado tanto la hace sentirse culpable. “No entiendo como habiendo crecido en un hogar donde mi padre maltrataba a mi madre no supe ver las señales y alejarme. No entiendo cómo dejé que mi expareja me hiciera todo lo que me hizo”.

Sin embargo, la culpa de haber sido una mujer maltratada no es de ella, es del maltratador. No es ella la que permitió ser golpeada, no es ella la que dio motivos para ser insultada. La culpa siempre es del agresor.

Relación tortuosa

“Dormíamos en cuartos separados porque él así lo quería. Yo le pedía dormir juntos pero él se negaba. Me decía que se la pasaba toda la noche bebiendo alcohol y viendo películas y luego dormía casi toda la mañana. Su horario de trabajo se lo permitía, era profesor universitario y enseñaba algunas tardes”. Así describe María al hombre con el que tuvo una tortuosa relación.

Ella conoció a su expareja por un amigo común, poco tiempo después se fueron a vivir juntos. María dice que en ese momento sabía que él fumaba marihuana regularmente, “pero, ahora, creo que me mantuvo engañada y que en verdad consumía substancias más fuertes porque siempre lo veía exaltado, agitado y no dormía”.

Al inicio de la relación ella tuvo serios problemas médicos, intentó un método para evitar quedar embarazada y eso afectó su salud. “Cuando comenzamos me puse un implante anticonceptivo que me produjo sangrados por mucho tiempo y eso me generó una infección terrible. Me quité el implante, pero estuve 2 meses hospitalizada”. 

María dice que a pesar de las causas de su estado y de vivir cerca al hospital su pareja no la visitaba muy contento. “Vivíamos frente al hospital, pero él venía a visitarme todo fastidiado y siempre por muy poco tiempo; le molestaba incluso tener que traerme ropa o tener que cuidar a mis mascotas”.

La infección fue curada, pero a ella le quedó de ‘regalo’ una afección llamada “dolor crónico pélvico” lo cual le generaba y le genera terribles episodios de dolor, que se pueden prolongar durante meses. ” Todo esto pasó los primeros meses de nuestra relación y él comenzó a decirme que por mi estado ya nadie me querría”.

María dice que esto la deprimió mucho y eso la hizo ser presa fácil de la manipulación del ‘profesor’. “Mi autoestima estaba por el piso, él la había debilitado y eso hizo que me quedase a su lado tanto tiempo, porque le creí cuando me decía que nadie más me  querría como él y que nadie me aceptaría con mi dolencia”.

USB revelador

En una de las visitas ‘forzadas’ al hospital, ‘el profesor’ le dejó a María un USB con películas pero en el dispositivo había más. “En el USB encontré fotos de sus ex novias desnudas, me molesté, pero no le dije nada. Cuando salí del hospital comenzó a ponerse violento, cuando le pedía que me traiga una pastilla me decía que no era mi empleado”.

Y así, entre maltratos y discusiones un día María no pudo más. “Le dije que no estaba bien que tenga fotos de sus ex desnudas y que encima me las dé, me contestó que yo era “una celosa de mierda”; pero él sólo se comportaba así en privado, cuando había más gente era muy cariñoso y amoroso”.

“Mis problemas de salud continuaron, el dolor pélvico crónico, me hacía sentir muy mal, física y emocionalmente y él siguió aprovechándose de eso para seguir humillandome cada día más y más”.

Maltrato físico

María dice que el maltrato físico comenzó cuando él le pidió que le escondiera “su hierba” porque quería dejar de fumar durante la semana. “Pero cuando la quería me destrozaba el cuarto buscándola, me tiraba de la cama para que le dé el estuche donde la guardaba, me tiraba contra el piso, me golpeaba la cabeza y me insultaba”.

“Incluso los vecinos gritaban que me suelte cuando lo escuchaban gritar y a mi pedir auxilio”. Los vecinos gritaban pero nunca nadie llamó a la policía —dice María. Lamentablemente nadie se quiso comer el pleito, al parecer les molestaba el ruido, pero no que una mujer estuviese siendo maltratada. ¿Algo habrá hecho, no?

María también recibía golpe porque según su expareja era demasiado celosa. “Varias veces intentó ahorcarme y luego me pedía perdón, me decía que yo lo provocaba por ser tan celosa, porque le reclamaba que se amaneciera hablando con sus exnovias y con otras chicas o creándose cuentas falsas en Facebook”.

Luego María confirmó sus sospechas, él mantenía otras relaciones, “pero me hacía sentir  que yo estaba loca, decía que mis celos tenían la culpa de todo”. Ella se evadió de la situación como pudo. “Me volqué en los estudios, el trabajo, en mis animales; traté de bloquearlo de mi mente pero los insultos y las agresiones físicas seguían”.

María dice que su baja autoestima le impedía acabar con la relación. “Sentía que no tenía escapatoria, sólo le conté a mi madre, ella vivía fuera de Perú, se había vuelto cristiana y me llenó de malos consejos. Me dijo que como ya vivía con él, era como si estuviésemos casados, así que debía perdonarlo y seguir a su lado”.

La madre de María había ‘”perdonado” cuando era maltratada por su marido. Muchas mujeres debido a convicciones religiosas, a la desinformación y a la falta de una educación que propugne la igualdad acaban normalizando el maltrato.

Pero María no podía más, ya no podía ni estudiar tranquila, él la gritaba, la insultaba y hasta llegó a romper la puerta de su habitación. Entonces algo cambió.  “Durante los estudios de la maestría comencé a llevar cursos de feminismo y eso me daba fuerzas para defenderme, aunque todavía no tenía la entereza suficiente para salir de la relación, sin embargo, empecé a responder sus ataques y eso lo sorprendió”.

María se fue empoderando y aprendió a defenderse. “Una vez mientras me ahorcaba le arañé la cara, me dijo que por mi culpa perdería el trabajo, que por mi culpa no iba a poder dictar clases, que por mi culpa la gente iba a hablar. Como siempre yo era la víctima, pero todo era mi culpa. Me hacía la vida imposible”.

No contento con intentar ahorcarla en diferentes oportunidades, un día que ella intentó defenderse también le torció el brazo. “Yo ya le tenía mucho miedo, tanto que comencé a vivir sin salir de mi habitación, le pedí que se vaya pero me dijo que no lo haría hasta que le pagase lo que le debía, en ese momento no podía hacerlo, así que me tocó seguir aguantando”.

María encontró un nuevo trabajo y con la liquidación del anterior comenzó a ir a terapia y se siguió armando de valor. “A los pocos meses la situación se volvió insoportable y tuve las agallas de ir a la comisaría a contar mi historia, pero todo fue muy difícil, el policía tomaba nota mientras veía un partido de fútbol y poco le importaba lo que yo tenía que decir”.

El efectivo que la atendió sólo intentó desanimarla de continuar el trámite. “A pesar que le dije que había amenazado con matarme contestó que como no teníamos hijos no contaba como un caso de agresión grave. Además, como él no tenía un arma de fuego no se trataba de un caso urgente. Yo le dije que después de intentar ahorcarme varias veces podría haberme matado con sus propias manos”.

Luego de la denuncia llegó el vía crucis. “Fui al médico legista, a la psicóloga y luego ya no seguí con el proceso, era demasiado difícil ir otra vez para que un grupo de policías te trate como que lo que pasaste no fue nada, como que no importas, incluso me dijeron que la denuncia no sería tomada en cuenta porque no había pruebas de las agresiones”. 

En la mayoría de los casos, la revictimización, al hacer que repitan una y otra vez lo ocurrido; la falta de profesionalismo de los efectivos policiales al momento de la recepción de las denuncias y el machismo, hace que muchas incidencias sean retiradas o abandonadas por las víctimas  que, además,  sólo quieren olvidar lo ocurrido y poder seguir con sus vidas.

Presentada la denuncia, María le contó al resto de su familia lo que vivía a diario y ellos fueron un gran apoyo. “Gracias a la ayuda de mi padre, mi hermano y un primo lo saqué de casa. Le pagué su plata y lo boté pues el alquiler de la casa estaba a mi nombre; y si antes no me había ido también fue por mis mascotas, porque no encontraba departamento donde me permitieran conservarlas”.

María no ha vuelto a ver al ‘profesor’, bloqueó a sus amigos y familia en sus redes sociales y sólo habla del tema cuando surge. “No oculto lo que me pasó, creo que contando mi historia talvez ayude a alguien que pasa por lo mismo, sin embargo, siempre es difícil recordar los malos ratos y los 3 años que perdí con alguien que sólo me humilló y maltrató. A veces pienso que si lo vuelvo a ver entraría en pánico”.

Antecedentes

María conoció el maltrato desde pequeña, su padre maltrataba a su madre frecuentemente, tanto, que ella se metía en medio de los golpes para defenderla. “Mi papá se iba a tomar con sus amigos y cuando volvía le pegaba a mi mamá”. La madre de María también era insultada. “Mi papá le decía a mi mamá y a nosotros que ella era satanás, que era una idiota, una mierda”.

Un día la madre de María no aguantó más y denunció. “Mi hermano y yo fuimos al médico legista y le dijimos todo al psicólogo, mi papá dijo que mi madre quería que perdiera su trabajo y que por su culpa no podría mantenernos” —afirma María.

María también dice que siempre defendió a su madre porque era la hija mayor, pero luego la violencia de su padre fue dirigida hacia su hermano.Con el tiempo, la madre de María encontró otra persona, “mi padre ya la había engañado antes, mi hermano y yo ya estábamos grandes, así que se divorciaron, luego mi padre dejó de ser violento y también nos dejó de insultar”.

Sanación

“La terapia me ayudo a mejorar mi autoestima, a convencerme de que valgo. También me ayudó a ver los patrones que estaba siguiendo de todo lo que viví de niña, porque yo me acuerdo todo lo que pasó en mi niñez. Ahora mi papá es mayor y cambió totalmente. Ya no es violento y en mi mente yo pensaba que ‘mi ex’ también iba a cambiar como mi papá” —dice María.

Culpa indebida

María se siente muy culpable con ella misma, le molesta no haber cumplido su compromiso de no relacionarse con un hombre violento, “incluso pensaba que mi mamá había sido tonta por aguantar a mi padre, y mírame, yo acabé casi como ella. Ahora miro atrás pienso que ella lo tenía mucho más complicado siendo madre de dos niños”.

María también siente que se traicionó al no cumplir la promesa de no aguantar como lo hizo su madre. “Me siento una completa idiota. No debí aceptar ni insultos, ni maltratos desde el inicio. Pero él acababa conmigo, me desarmaba cada vez que me decía “nadie mas te va a querer”Ya pasaron 2 años y aún siento cólera conmigo misma, por el tiempo perdido”, asegura María.

Este blog sobre feminicidio y violencia de género también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe