En dos audiencias más, José Luis Falcón, feminicida confeso, podría ser condenado a cadena perpetúa

En audiencia privada fueron vistas este lunes las pruebas del feminicidio agravado de la joven de 20 años Estefanny Flores Mendoza. Su madre, cansada de exigir justicia, se desmorona por momentos, pero sigue adelante, sabe que el 14 de julio se cumple la prórroga de la prisión preventiva del hombre que le arrebató a su hija y espera, por fin, poder cerrar un ciclo en este inmenso dolor

«Acaba de culminar la lectura de las documentales, la continuación de la audiencia será el 09 de julio de 2020 a las 09:00 a.m para la visualización de los CDs. Es importante la visualización del video para que quede claro la actuación del procesado. Así se corroboraría que el acusado previo a los hechos estuvo vigilando y rondando el domicilio de Estefanny para abordarla desprevenida y no como este señala que ella lo llamó para reunirse».

Este lunes 6 de julio tuvo lugar la 2da audiencia del juicio por el feminicidio agravado cometido y confesado por José Luis Falcón Gutiérrez de 30 años de edad, contra su expareja Estefanny Flores Mendoza de 20. Vía whatsapp, a través de los abogados del MIMP, Carmen Mendoza, la madre de Estefanny, se enteraba de lo que ocurría en la cita virtual. En estos días de pandemia, en Perú, las audiencias judiciales siguen realizándose virtualmente. Zoom se ha convertido, también, corte de justicia.

La madre de Estefanny esperaba estar presente en la audiencia, aunque eso representa revivir una y otra vez el asesinato de su hija, «pero es lo que toca y seguiré luchando hasta que ese hombre sea condenado» ─dijo a teleoLeo.com. Sin embargo, cuando la audiencia ya se estaba en marcha, le informaron que sería privada pues se estaban leyendo las pruebas del caso y por ley estas diligencias no son públicas. Pero, ¿tan privada que ni la madre de la víctima podía asistir?

Los abogados del MIMP que asesoran a Carmen Mendoza le dijeron que en la audiencia se habían leído las pruebas que demostraban el feminicidio agravado, así como, el informe social elaborado por el Servicio de Atención Urgente del MIMP (SAU), los informes psicológicos donde, además de la vulnerabilidad emocional de Estefanny, se daba cuenta del ligero retardo que padecía. También se leyeron las documentales (documentos que fundamentan el alegato) y la acta de levantamiento del cadáver.

«Ese hombre sabía todo lo que mi hija tenía, él mismo la llevaba al hospital Noguchi donde se atendía, ellos estuvieron juntos 3 años y medio, él le daba la medicación y aún así, aún sabiendo lo frágil que era, la insultaba, la maltrataba. Yo le decía que lo dejará, que ella era independiente, porque ella era una emprendedora. El segundo piso de mi casa donde cosía la ropa de mujer que vendía, lo construyó ella. Ella tenía muchos sueños. Él los destruyó todos» ─dice Carmen.

Dos audiencias más

Justamente, este jueves 9 a las 9:00 a.m, se realizará la 3ra audiencia donde los jueces podrán visualizar y escuchar los audios de los mensajes de José Luis Falcón que demuestran las afirmaciones de la madre de Estefanny. También se demostrará que Falcón miente cuando dice que el día que asesinó a su expareja ella lo había llamado por teléfono para que fuera a su casa a su casa y que fue ella quien le abrió la puerta de su cuarto donde la mañana del 13 de abril de 2019 le quitó la vida con total crueldad.

El viernes 10 a las 15.00 horas se realizarán los debates orales a cargo de las partes procesales. «Lo bueno es que en los alegatos finales le van a conceder el uso de la palabra, señora Carmen», le han dicho los abogados a la madre de Estefanny. Ella podrá explicar todo lo que vivió su hija en la relación con Falcón, también porque escogió un día sábado para meterse a su casa, pues, como conocía la rutina familiar, sabía que ella estaría sola. Además podrá explicar el intento de feminicidio sufrido por Estefanny semanas antes de su asesinato.

También leer: FEMINICIDA PODRÍA SER CONDENADO A CADENA PERPETUA POR GOLPEAR, AHORCAR, MUTILAR Y ESCONDER EL CADÁVER DE SU EXPAREJA EN UNA MALETA [VÍDEO]

«A mi hija la encontré apestando, descomponiéndose, pudriéndose en una bolsa, a pesar de eso tengo que salir cada día a pedir justicia. Nadie sabe cómo vive una madre así, sintiendo la indolencia, la indiferencia, de las autoridades que dan vergüenza. La justicia no se mendiga, se exige en las calles con luchas y marchas, esas son las únicas armas que tenemos los pobres. Todo es corrupción, todo es plata, los funcionarios no entienden que nosotros les pagamos el sueldo. Yo sólo pido justicia para mi hija».

Carmen Mendoza, madre de Estefanny Flores Mendoza.

Carmen Mendoza también podría explicar que Estefanny era su engreída, su última hija, y que a pesar de haber sido concebida en un momento complicado, ella decidió tenerla y sacarla adelante igual que a sus otros dos hijos. «Yo he sido madre y padre, y a ella siempre le di todo mi amor porque de niña fue muy enfermiza, la hice estudiar, la apoyé siempre, hasta en su relación. Yo quería que cuando yo ya no estuviese, ella me recordase bonito; pero ella se fue primero y es tan duro seguir».

Estefanny sólo tenía 20 años y con 17 tuvo la mala suerte de relacionarse con un hombre que casi le doblaba la edad, su estado emocional la hizo presa de una relación en la que fue controlada y manipulada; pero a pesar de todo ella se labraba un futuro, luchaba por su independencia económica. A su corta edad y mientras otras chicas aún son mantenidas por sus padres, ella ya emprendía y manejaba un negocio. Muchos sueños han quedado truncos tras su máquina de coser.

Este 14 de julio se cumple la prórroga de la prisión preventiva de José Luis Falcón Gutiérrez, acusado de feminicidio agravado, para quien el fiscal, Joel Valverde, pide cadena perpetua y 15 mil soles de reparación civil. Lo único que interesa a la madre de Estefanny Flores es que Falcón pague el asesinato a su hija y no pueda volver a vulnerar a otra mujer, y eso para ella sólo se logrará condenándolo a la pena solicitada por el fiscal; porque para Carmen, la vida de su hija no vale ni 15 mil, ni todos los millones del mundo que le puedan dar.

Feminicida podría ser condenado a cadena perpetua por golpear, ahorcar, mutilar y esconder el cadáver de su expareja en una maleta [VÍDEO]

Este lunes 6 de julio se celebra la segunda audiencia del juicio oral por el feminicidio cometido por José Luis Falcón Gutiérrez en contra de su expareja. La crueldad y alevosía del asesinato son los agravantes que forman parte de este cruento caso

«Ella estaba echada en su cama, el la golpeó con algo contundente en la cara, le destrozó la nariz, mi hija debió desmayarse, luego también le destrozó el cráneo, ella se desangraba, pero como no moría, la metió debajo de la ducha y allí la asfixió, la mutiló y luego la metió en una maleta, y la maleta en una bolsa de rafia grande con cierre; la metió debajo de su cama y allí la dejó. Yo encontré a mi hija descomponiéndose, pudriéndose, nadie merece morir así».

Stefany Flores Mendoza tenía 20 años, se dedicaba a la confección de ropa femenina, Amapola Moda y Estilo era la marca que creó con tan sólo 17 años de edad; su pareja, José Luis Falcón Gutiérrez, de 30 años, era quien figuraba como dueño de todo, ella al ser menor cuando concibió la idea no podía hacerlo. Stefany era una emprendedora, una luchadora que, a pesar de tener un diagnóstico por depresión, labraba su camino; luchaba cada día con el apoyo de su madre y de su familia.

Antecedentes

Estefanny Flores comenzó su relación con José Luis Falcón a los 16 años de edad, él sabiendo lo vulnerable que era, según explica Carmen Mendoza, madre de la joven, la maltrataba. «Ese hombre daño a mi hija, él sabía que ella tenía depresión, que estaba en tratamiento permanente, pues él mismo la llevaba a sus citas médicas, él sabía todo y la insultaba, la maltrataba, la humillaba, ella aguantó en parte porque tenían un negocio juntos, pero un día no pudo más y terminó con él».

Los primeros días de febrero de 2019 Estefanny acabó con José Luis, sin embargo, por el trabajo seguían viéndose. «Antes de separarse las peleas eran constantes. Por el trabajo seguían en contacto y él la seguía humillando e insultando, yo le advertí que no la molestará, pero él seguía; hasta que el 23 de marzo, intentó matarla ahorcándola, denunciamos, pero la justicia es tan lenta que las medidas de protección llegaron después de su muerte».

Yo acuso

¿Hasta cuando la falta de enfoque de género de policías y operadores de justicia seguirá siendo colaborador necesario para los cientos de feminicidios que se comenten en Perú? Según el artículo 16 de la ley 30364 “Ley para prevenir y sancionar la violencia contra las mujeres y el grupo familiar”, las medidas de protección para garantizar el bienestar de la víctimas deben ser emitidas en un máximo de 72 horas desde el momento de la denuncia. Estefanny Flores fue asesinada por José Luis Falcón 20 días después de denunciarlo por intento de feminicidio.

«Ella se sentía a salvo en casa»

El viernes 12 de abril Estefanny salió con sus amigos, su madre le pidió que tuviese cuidado. «A las 5 de la mañana, me fui a trabajar, mi hija llegó a las 9.30, su padre la vio cuando se iba a la iglesia evangélica, cada sábado él se va allá todo el día; en casa sólo quedaba mi hijo que tiene algo de retraso y ese hombre lo sabía, porque él había vivido con nosotros y sabía lo que hacíamos cada día y por eso se aprovechó y entró a matar a mi hija. Ella se sentía segura en casa y allí la mató».

Estefanny habría sido asesinada alrededor de las 11.30 de la mañana del sábado 13 de abril de 2019. «Según mi hijo, ella llegó a casa, desayunó con él y le dijo que se iba a dormir, pero luego escuchó la puerta y pensó que volvía a salir, pero a mí me parecía raro, en su habitación estaba su neceser y ella nunca salía sin sus cosméticos. Levanté un poco la colcha de su cama y no tenía sábanas, si la hubiese quitado toda habría visto el colchón lleno de sangre. Pero no lo hice».

Carmen Mendoza estaba intranquila, su familia le decía que seguro estaba con alguna amiga, pero ella no podía dormir, el domingo a primera hora salió de casa con su esposo a dar vueltas por el barrio a ver si lograba enterarse de algo, al volver, la policía estaba en la puerta de su casa y los vecinos se agolpaban alrededor. «Dicen que han venido por tu hija» ─le dijo una de las vecinas a Carmen y ella pensó que Estefanny habría sufrido un accidente, el asesinato no era opción. La esperanza la acompañaba.

Noticias policiales

«Señora entremos a su casa que debemos hablar» ─le dijo uno de los efectivos. «Su hija ha sido asesinada por José Luis Falcón Gutiérrez, esta mañana ha ido a la comisaría preguntando no habían denunciado su desaparición, le hemos preguntado por qué decía eso y ha confesado que la mató y que el cuerpo está en su casa». Carmen no creía, buscaron el cuerpo por todos lados hasta que lo encontraron bajo de su cama, dentro de una bolsa de rafia, dentro de una maleta.

TeleoLeo.com obtuvo el testimonio de Carmen Mendoza, la madre de Estefanny Flores, a propósito de la audiencia que este lunes 6 de julio de 2020 se celebrará para exponer las pruebas del cruento crimen cometido contra su hija. Según la fiscalía, José Luis Falcón Gutiérrez debe ser condenado por feminicidio agravado debido a la crueldad y alevosía con las que asesinó a su expareja y por eso, el fiscal del caso, Joel Valverde, pide para Falcón Gutiérrez la pena de: cadena perpetua.

El fiscal acusa

TeleoLeo.com también habló con el fiscal superior penal de la corte de Lima Norte, Joel Valverde, respecto a lo que espera de la segunda sesión del juicio oral iniciado el 25 de junio pasado. «El Ministerio Público solo espera una sentencia condenatoria, objetiva e imparcial» ─dijo. Lo cual significaría que los jueces a cargo: Ángela Vivanco García, Edgardo Asenjo Tamayo y Juana Duran Flores, luego de analizar las pruebas y declaraciones, condenen a José Luis Falcón Gutiérrez a: cadena perpetua.

Contusiones, fracturas y asfixia

Demasiadas heridas para el cuerpo de una mujer. Ella medía 1.50 y pesaba 50 kilos; él, su asesino confesó, 1,62 y de contextura mediana, la suficiente para golpearla, mutilarla, ahorcarla, doblarla en posición fetal y atarla de pies y manos para meterla en un maleta. Y, aunque, el acusado haya declarado que estaba muerto de celos porque ella salía con otro y que él también recibía terapia psicológica por culpa de su relación: nada, nada justifica que haya cegado su vida y menos con la crueldad que lo hizo.

Y, aunque el acusado diga que la denuncia por intento de feminicidio es falsa, que la agresión fue mutua. Que el día que la mató ella lo llamó, le pidió dinero, lo insultó por no darle, lo amenazó con decir a su padre que había entrado a la fuerza a su casa y le comenzó a tirar cosas; y que la violencia y la crueldad con la que actuó fue una reacción a todo esto, (según las investigaciones estas afirmaciones son falsas): nada, nada justifica que haya cegado su vida y menos con la crueldad que lo hizo.

Diagnóstico de feminicidio con agravantes

La defensa de José Luis Falcón alega que este no debe ser condenado a cadena perpetua porque ha confesado el crimen, sin embargo, confesar no significa reparar. Por otro lado, si los jueces no se decantan por el castigo máximo contemplado en la justicia peruana, la fiscalía sería la llamada a apelar para cambiar el fallo. La reparación civil por este feminicidio se ha establecido en 15.000 mil soles para la madre de Estefanny esto es inaudito.

«¿La vida de mi hija cuesta 15.000 soles? El dolor que yo siento y que sienten muchas madres, a las que nos han quitado a nuestras hijas, no se paga con dinero. Ni siquiera la prisión de ese hombre me devuelve a mi hija, pero, por lo menos, haciéndolo pagar encontraré un poco de paz. Yo sólo quiero que le den la cadena perpetua, es la única pena con la que por lo menos se hará justicia».

Carmen Mendoza, madre de Estefanny Flores Mendoza

Esperamos que este lunes 6 de julio, la Corte superior de Justicia Lima Norte haciendo caso de las investigaciones de la fiscalía emitan una sentencia justa y contundente por el feminicidio de Estefanny Flores Mendoza. Una sentencia que reafirme que las mujeres no somos propiedad de nadie, que nadie puede agredirnos y matarnos y que tenemos derechos inalienables que deben de ser defendidos siempre por las instituciones del Estado.

#JusticiaEstefannyFlores