#SINJUSTICIAENCHONTALÍ. Las mujeres peruanas se autoconvocan para protestar delante del Ministerio Público

Contra la falta de justicia y la revictimización de las mujeres que sufren violencia de género, y que la han padecido y la padecen 24 horas al día por el estado de emergencia debido al COVID-19, las peruanas con las mascarillas bien puestas vuelven a las calles este sábado

Hartas de que nos maten, nos violen, nos toquen y hartas de que todo ocurra en la mayor impunidad, las mujeres peruanas vuelven a las calles. Este sábado 20 de junio a las 11 de la mañana, desde la indignación y la rabia, las mujeres se ha autoconvocado para protestar delante del Ministerio público. El caso del violador de Jaén, José Felizardo Zoriano Arias, con 8 violaciones en su haber y los intentos de violación y feminicidio de su hija de 13 años de edad ─publicados por Wayka─ han sido la gota que ha colmado la paciencia.

Y no sólo ha colmado la paciencia por la cantidad de mujeres violentadas, también por la brutalidad de los actos en contra de su hija, a la cual ató los brazos al techo con cinta de embalaje para violarla. La indignación, además, se ha visto acrecentada porque el Poder Judicial obviando que este depredador sexual fue detenido en flagrancia por los tíos de la niña, pues lo capturaron cuando intentaba huir, ni siquiera ordenó que sea puesto en prisión preventiva y le ‘impone’ libertad con comparecencia restringida, cuando lo que correspondía era el inicio del juicio.

FLAGRANCIA

En este caso, el juicio debía haberse iniciado inmediatamente y Zoriano no tenía que haber sido puesto en libertad luego de su detención

La segunda detención de Zoriano, cuando intentó quemar a su hija también ha sido en flagrancia.

Víctima en peligro por malos jueces

Luego de ser liberado, por los jueces superiores de la Sala Mixta Desentralizada y de Apelaciones de Jaén, Leonardo Cipriano Purihuamán, Emiliano Sánchez Bances y Harold Ortiz Carrasco; Zoriano intentó matar a su hija quemándola viva. El depredador se encuentra en estos momentos detenido, pero podría volver a ser puesto en libertad si la justicia no le revoca la medida de comparecencia y lo juzga de inmediato, pues también en el intento de asesinar a su hija fue detenido en flagrancia.

La justicia de Chontalí con sus deficiencias revictimiza a la menor una y otra vez. En la reconstrucción de los hechos, ocurrida este jueves 18 de junio, se la hizo participar al lado de su agresor y sin permitir la presencia de su madre.

#LaPolicíaNoMeCuida

Esta semana teleoLeo.com también publicó el testimonio de una menor que denunciaba al suboficial de la Policía Nacional del Perú, Carlos Cruz Díaz, por acoso. Este efectivo policial ya está siendo investigado por tocamientos indebidos a otra menor de 14 años de edad y lo único que han hecho con él hasta el momento, a pesar de las pruebas presentadas, es suspenderlo de funciones, nada más. Así que sí por todo esto las mujeres estamos hartas y volvemos a las calles este sábado.

El 30 de junio se supone que se acaba el estado de emergencia en Perú, casi 100 días mujeres, niñas y niños habrían estado expuestos al mayor de los peligros, el del machismo. Sus hogares han sido y seguirán siendo por unos días más su cárcel, el lugar de sus peores pesadillas de donde ni siquiera han podido escapar unas horas, para ir al trabajo o a la escuela, a respirar ratitos de tranquilidad. Para otras, la casa donde se protegían del virus ha sido su tumba.

Cifras para la indignación

Según el Centro de Monitoreo y Alerta del Ministerio Público del Perú, del 16 de marzo al 31 de mayo, 12 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, 8 de estos crímenes fueron cometidos dentro del domicilio. También se han registrado 25 intentos de feminicidio y, además, investigan 42 posibles intentos de feminicidio.

A principios de mayo el Ministerio Público también registraba más de 3763 detenidos por agresiones dentro del grupo familiar

Además, según la Defensoría del Pueblo, sólo entre abril y mayo de este año, 500 mujeres fueron reportadas como desaparecidas, según esta institución durante el estado de emergencia, cada 3 horas una mujer ha sido reportada como desaparecida.

Justicia queremos, empatía por nuestro dolor, respeto por nuestras vidas, igualdad de trato y equidad; y sobre todo, necesitamos que los operadores de justicia y los poderes del Estado se instruyan y actúen con enfoque de género. No puede ser que una niña sea violada y el violador esté libre, no puede ser que un policía valiéndose de las denuncias que recibe de menores, aproveche y contacte con ellas para acosarlas y manosearlas.

¡El hartazgo es mayúsculo!

Suspenden a policía denunciado por tocamientos indebidos a menor de 14 años de edad. Podría haber más afectadas

Otra menor de edad denunció a teleoLeo.com haber sido acosada por el mismo efectivo: el suboficial de la Policía Nacional del Perú, Carlos Enrique Cruzado Díaz

El suboficial Cruzado Díaz acaba de ser suspendido de funciones mientras se investigan las denuncias en su contra por tocamientos a una menor de edad. La adolescente de 14 años acudía regularmente, acompañada de una amiga, a la comisaría donde él trabajaba. Ella había vuelto a su casa luego de escapar unos días ─Cruzado Díaz fue uno de los policías que estuvo a cargo del caso─ así le dijo a su madre que cuando fuese a trabajar, para que la menor no se quedase sola, la mandase a la comisaría que él la cuidaría y le darían charlas.

Meses después, la madre y el padre de la menor descubrieron algunas fotos en uno de sus dispositivos, en ellas se ve a Cruzado Díaz tocándole los glúteos. Según declaró el policía a teleoLeo.com, en esa foto jugaban a que la detenía, pero no le tocaba nada. En otras de las fotos se ven situaciones más subidas de tono, también se ve a la menor jugando con el arma reglamentaria del policía o fumando en plena comisaría. Cuando los padres preguntaron a la menor por las fotos, ella les dijo que Cruzado Díaz también le había hecho un examen ginecológico.

En entrevista con teleoLeo.com, Cruzado Díaz aseguró que la denuncia era falsa, que la menor lo había denunciado por presión de su padre, además dijo que la menor iba a la comisaría por las tardes porque su madre, cuando se iba a trabajar, la envíaba allá para tenerla controlada. «Yo aquí la aconsejaba y hasta le había conseguido una beca de estudios» ─dijo el policía. Sin embargo, su sinceridad estaría hoy más en tela de juicio de lo que ya estaba: otra menor ha declarado a teleoLeo.com que Cruzado Díaz la habría acosado.

Testimonio de acoso a otra menor

«Yo confié en él. Estuvo durante meses enviándome mensajes en los que me decía que me quería ayudar, mensajes en los que me daba ánimo y me preguntaba por mis estudios, pero un día leo la entrevista que usted le hizo por la denuncia de tocamientos a otra chica y me sentí tan decepcionada» ─dijo a teleoLeo.com una adolescente de 15 años que en febrero de 2019 presentó una denuncia en la comisaría de Santa Isabel en Carabayllo y allí conoció a Cruzado Díaz.

«Yo tuve problemas con mi padrastro, me fui de mi casa, y presenté la denuncia en la comisaría de Santa Isabel, Cruzado Díaz fue quien me atendió. Al terminar de presentar la denuncia me pidió mi número de teléfono para ─según él─ informarme como iba el caso, pero no tenía celular y le dije que me hablase por Facebook. Una hora después me envió una solicitud de amistad y lo acepté».

Cuando esto ocurrió, esta adolescente tenía 15 años, ella no continúo con la denuncia porque se había ido a vivir con su abuelos y no quería problemas con su madre, sin embargo, Cruzado Díaz en un ‘exceso de celo’ le escribió durante 5 meses para convencerla de que vaya a verlo para ‘ayudarla’. «Me estuvo escribiendo desde febrero hasta junio de 2019, me preguntaba cómo estaba, me decía que fuese a la comisaría para ayudarme con mi caso y era muy insistente».

Pero el diálogo no quedaba sólo en las cuestiones relacionadas con la denuncia que ella había presentado. «Me preguntaba si tenía novio, si tenía relaciones y me decía que si no tenía un lugar a donde ir, que podía ir a la comisaría y me iba a dejar entrar con mi enamorado; que él dejaba entrar a muchas chicas con sus enamorados; que si no teníamos condones, él nos daría. También me dijo que vaya con una amiga».

La adolescente también dice que Cruzado Díaz le dio su número de teléfono pero que ella jamás lo llamó y que nunca más fue a la comisaría porque sus abuelos se lo prohibieron. «Además me pareció muy raro que un policía me preguntase si tenía o no relaciones sexuales, o que me ofreciera ir allí con mi enamorado si no teníamos a donde ir. También sonó raro eso de que el dejaba entrar a la comisaría a chicas con sus novios. Así que casi no le contestaba los mensajes, pero él no dejaba de enviarlos».

A continuación 10 capturas de pantalla en las que se puede ver la insistencia del suboficial Cruzado Díaz para que la adolescente fuese a verlo. Le decía que fuera a la comisaría para ayudarla con su caso, le enviaba insistentes saludos que ella no contestaba, le preguntaba si aún vivía con sus abuelos, le llegó a enviar mensajes a medianoche. A Cruzado, quien también tiene una hija adolescente, no le importaba, ni siquiera, que el abuelo de la menor fuese un policía retirado, es decir, alguien que podía llegar más fácilmente a él.

«Yo pensé que él era un amigo, porque se preocupaba por mí, me preguntaba cómo estaba, aunque su insistencia no me gustaba. Siento mucho lo que le hizo a esa chica de 14 años y pienso que pude ser yo, que me libre por poco de que me hiciera algo así, pero me da mucha rabia, porque él hace que confíes y me mintió. No es justo lo que le ha asado a esa chica. Él es policía, no debería actuar así».

Menor acosada por el suboficial Carlos Cruzado Díaz

teleoLeo.com ha intentado volver a hablar con Cruzado Díaz, como cuando lo entrevistamos antes de publicar el artículo sobre la denuncia de tocamientos indebidos a la menor de 14 años, queríamos preguntarle respecto a esta nueva adolescente a la que habría estado cercando con sus insistentes mensajes, sin embargo, ha sido imposible. Después que lo entrevistamos, Cruzado Díaz borró su cuenta de Messenger.

Suspensión de funciones

Fueron los abogados del Centro de Emergencia Mujer (CEM) a cargo de la denuncia por tocamientos indebidos a la menor de 14 años, los que informaron, a la ONG feminista Flora Tristán ─asesores legales de la adolescente─ de la suspensión de funciones del suboficial Carlos Cruzado Díaz. Sin embargo, si bien es cierto, el MIMP parece haber tomado el caso en serio y se está avanzando con la parte legal del mismo, se está descuidando la parte emocional.

En cuanto se hizo pública la denuncia contra del policía, se emitieron medidas de protección para la menor en las que se estipulaba que debía recibir terapia psicológica, pero eso no está ocurriendo. «Nadie del MIMP se ha comunicado con nosotros y ya han pasado dos semanas desde las medidas de protección. Ellos saben que mi hija necesita ayuda, esta no es la primera vez que es víctima de abuso. Necesita atención y no tengo dinero para pagarle un psicólogo».

Suspender de funciones a Cruzado Díaz es un paso dado por la PNP, sin embargo, la justicia debería dar otro y ordenar la prisión preventiva de este hombre pues, al parecer, es un peligro para las adolescentes que lo rodean. Si ha osado llegar tan lejos con las que conocía producto de su labor, cómo será sin uniforme. ¿Estarán seguras las niñas que están a su alrededor?

Para la recuperación de las víctimas de abuso sexual es necesaria no sólo la obtención de justicia, también lo es alcanzar la sanación y para eso es imprescindible que tengan oportuno y debido apoyo terepeútico, máxime cuando se trata de una adolescente. ¿Que está esperando el MIMP para proporcionarle a esta menor la terapia que necesita y que está señalada en sus medidas de protección. El estado de emergencia no es excusa, el mundo virtual existe.

También leer: TELEOLEO.COM ENTREVISTA A POLICÍA DENUNCIADO POR TOCAMIENTOS INDEBIDOS A UNA MENOR. UNO MÁS DENUNCIADO POR ABUSO SEXUAL [AUDIO]

TeleoLeo.com entrevista a policía denunciado por tocamientos indebidos a una menor. Uno más denunciado por abuso sexual [audio]

El suboficial de primera de la Policía Nacional del Perú (PNP), Carlos Enrique Cruzado Díaz, también podría ser denunciado por pornografía infantil debido a las imágenes encontradas en los dispositivos de la menor. Él niega todas las acusaciones y asegura que no teme nada, porque no ha hecho nada

«Que tu hija venga cada día a la comisaría, porque allá le daremos charlas y así no estará aburrida en tu casa y no se escapará, o ¿prefieres que esté en la calle? ─así me dijo el suboficial Cruzado. Y por eso la mandé, porque se supone que en la comisaría estaría cuidada, pero no, él me engañó, sólo se quería aprovechar de ella».

ACTUALIZACIÓN:

Luego de la publicación de la denuncia en contra del suboficial de primera de la Policía Nacional del Perú (PNP) Carlos Enrique Cruzado Díaz por tocamientos indebidos a una menor, por fin la justicia ha emitido las medidas de protección en las que ordena:

IMPEDIMENTO del denunciado y sus familiares directos de acercarse a la menor agraviada en cualquier lugar donde aquella se encuentre, debiendo la Comisaría responsable estar alerta al llamado de asistencia para su intervención inmediata.
PROHIBICIÓN del denunciado cese y abstención de toda agresión física, psicológica, sexual, económica, verbal o de cualquier forma ya sea en lugares públicos y/o privados.
IMPEDIMENTO al denunciado de efectuar actos perturbatorios, acoso, hostilidades, ofensas y/o comportamientos ofensivos, amenazar, intimidar, desmotivar, amedrentar e influir negativamente en la víctima; prohibición de injuriar, herir, humillar, de forma verbal, por redes sociales, por teléfono u otras formas de comunicación.

DISPONER TERAPIA PSICOLÓGICA, a favor de la menor, que deberá de realizarse en el centro de salud más cercano a su domicili

En las últimas horas la comisaría de Santa Isabel ha comunicado que Cruzado Díaz ha sido suspendido, sin embargo, Inspectoría de la PNP aún no informa la suspensión de manera oficial. Y debería hacerlo en breve pues el cumplimiento de estas medidas está bajo la responsabilidad de la comisaría de Santa Isabel y sería absolutamente enajenado que la dependencia donde trabaja el denunciado, sea la encargada de dar protección a la menor violentada siendo el propio Cruzado Díaz uno de los efectivos en funciones.

Y la historia se repite

Con tan sólo 14 años ella habría vuelto a ser víctima de otro depredador sexual, el suboficial de primera de la Policía Nacional del Perú (PNP) Carlos Enrique Cruzado Díaz, de 49 años de edad, quien trabaja en la comisaría de Santa Isabel. Según la madre de la adolescente él le recomendó que la enviase a la comisaría donde trabaja, porque allí estaría cuidada de los peligros de la calle.

suboficial de primera de la Policía Nacional del Perú (PNP) Carlos Enrique Cruzado Díaz

«Con un policía se supone que mi hija estaría segura»

Lo que esta madre nunca imaginó es que el peligro podría ser él, un ‘efectivo del orden’, un funcionario pagado por el Estado para luchar contra los delincuentes. «En agosto de 2019 mi hija se fue de casa con una amiga, yo puse una denuncia. A los tres días ella me llamó desde una comisaría para que la fuese a buscar y el suboficial Cruzado y otro a cargo del caso fueron los que la intervinieron».

Y Cruzado, según afirma la madre, se la fue “ganando” para que ella misma anímase a su hija a ir a la comisaría. «Confié en él porque me dijo que le había cogido cariño a mi hija y siempre que me veía me preguntaba: “¿Cómo está la bebé? Y yo sólo pensaba en que yendo a las charlas que él decía que le darían en la comisaría, mi hija por fin recibiría ayuda».

Entrevista al policía denunciado por tocamientos a la menor

TeleoLeo.com ha entrevistado al suboficial de primera de la Policía Nacional del Perú (PNP) Carlos Enrique Cruzado Díaz, según él, nunca tocó a la adolescente. «Le agradezco el interés, pero todo es mentira, la menor estuvo presionada por su padre, por eso es la denuncia, pero nunca la toque» […] «eso está en investigación e inclusive en el informe psicológico que le hacen a la mamá de la menor ella ahí dice que el padre presiona a su hija para que diga…».

Los padres de la menor se enteraron de los tocamientos indebidos por parte del suboficial Carlos Enrique Cruzado Díaz a partir fotografías y hasta de vídeos encontrados en el teléfono de la menor. En una de esas fotografías se ve a Cruzado fingiendo esposarla con una mano, mientras con la otra le toca las nalgas, él dice que no, que no la toca; que hay un vacio entre su mano y el cuerpo de la menor.

La madre de la menor relata que vieron esa foto, unos videos y otra fotografía de la menor con un arma en la mano, le preguntaron qué significaba todo eso y ella, les dijo que Cruzado también le había hecho un examen vaginal. ─¿Se lo hizo?, ¿es usted médico? ─le preguntó TeleoLeo.com al policía: «Nunca la he tocado» […] «No soy médico para hacerlo ni tendría porqué hacerlo eso lo debe hacer el médico legista cuando pasa una menor examen de integridad sexual»

Cruzado también dijo a TeleoLeo.com que si la menor iba a la comisaría era porque su madre como trabajaba la enviaba allá para controlarla y que él la aconsejaba y hasta le consiguió una beca para estudiar. También afirma que en enero de este año, él le dijo que no fuera más. «Ella estuvo viniendo seguido desde septiembre del año pasado y mis superiores me dijeron que ya no venga porque se paraba tomando fotos con su amiga por toda la comisaría».

A continuación las capturas de pantalla de la entrevista que TeleoLeo.com realizó al suboficial Carlos Enrique Cruzado Díaz. He preferido presentarla así, porque la denuncia es en extremo delicada y prefiero que quede registro exacto de todo lo dicho y como se dijo.

¿En la comisaría nadie vio ni oyó nada?

Lo que llama la atención, es que dos menores de edad van durante 4 meses a una comisaría, sin razón alguna, y los jefes de la comisaría de Santa Isabel lo saben y lo permiten, pues sólo le dicen a Cruzado Díaz que dejen de ir en enero. ¿Esto es normal? ¿Las comisarías reciben menores para que “pasen la tarde” en sus dependencias? ¿Los superiores de Cruzado Díaz nunca vieron las fotos que la menor se tomaba en ese lugar con su amiga?

Según Cruzado Díaz estas fotos no son lo que parecen

Estas son dos fotos de la menor en la comisaría. En la primera se ve al suboficial Cruzado Díaz tocándole las nalgas. Él acepta ser el de la foto, sin embargo, niega haberla tocado, dice que se arrepiente de «haberle seguido el juego de simular una detención». En la segunda la menor empuña el arma del policía. Según él, ella, aprovechando un descuido, la cogió, «pero como siempre la llevaba descargada no hubo riesgo». Otra vez me pregunto: ¿nadie vio nada extraño en este comportamiento dentro de la comisaría de Santa Isabel?

TeleoLeo.com también obtuvo el testimonio de la madre de la menor

«El caso está a la espera de que mi hija pase la cámara gesell y el policía lo sabe y por eso me vino a decir que mi hija niegue todo, que diga que su padre la ha presionado para denunciarlo…».

Le rompieron la vida a los 12 años

Según su madre, ella no ha vuelto a ser la misma, ¿quién podría? Nunca más buenas notas en el colegio, nunca más inocencia, nunca más tranquilidad. El caso fue publicado en su momento por TeleoLeo.com y por el escándalo que comportó, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables se comprometió con la defensa y con terapias psicológicas.

Sin embargo, ninguna de las promesas fueron cumplidas. Según la madre, la menor no tuvo la defensa legal que necesitaba, ni tampoco las terapias. «Sólo una vez la vió la psicóloga del MIMP y mi hijita cada vez estaba más triste, más rabiosa, no me hablaba, se encerraba, no quería ir al colegio, yo no sabía cómo ayudarla y nadie me decía cómo hacer para que estuviera bien, nos dejaron solas».

Y la madre habla de abandono porque, además, a pesar que la justicia dictó prisión preventiva para el violador, esté se encuentra libre y tranquilo haciendo su vida. «La policía sabe donde está, a mí misma y a mis hijos nos han llevado todo un día a esperar que saliera de su casa para detenerlo, pero como no salió, ni siquiera lo fueron a buscar».

«Él es policía, se supone que cuida a la gente»

Debido a la denuncia contra del violador, la menor y su familia tuvieron que mudarse pues eran víctimas de constantes amenazas. En el nuevo barrio y debido a lo sufrido la menor se comportaba de manera rebelde, hasta que se escapó.A sí que según esta madre cuando Cruzado Díaz, en su calidad de policía, le ofreció ayuda para contener a su hija, ella aceptó.

Pronunciamiento de la ONG feminista que viene brindando apoyo a la menor en su denuncia

Esperemos que en este caso la menor reciba la justicia que necesita. Según Cruzado Díaz él es inocente. Dice que, mientras duran las investigaciones, lo han rebajado a vigilante de la comisaría y que lo está pasando muy mal porque la «denuncia es falsa». OJalá, ya que hay una menor y podrían haber más ─el mismo policía dice que ella iba a la comisaría en compañía de una amiga─ la justicia sea rápida y efectiva pues y el denunciado es nada menos que un policía. Además porque no sólo estaríamos hablando de tocamientos, incluso, podríamos estar ante un caso de pornografía infantil.

La Defensoría del Pueblo también demanda celeridad en la atención del caso y que el MIMP brinde a la víctima la atención que requiera.

También leer: Abuso sexual

Fiscal cita a víctima y agresor el mismo día, reviviendo los miedos de la denunciante

Ella fue a declarar a la 4ta. Fiscalía Penal Corporativa de San Juan de Lurigancho y allí, cuando cruzaba la pista para ingresar, detrás suyo, estaba su agresor, aquel que insiste en que fue ella quien molesta con él se tiró gasolina y se prendió fuego, porque eso es lo más normal del mundo. Cuando una mujer se enoja con su pareja se tira algún combustible y se prende fuego, así somos de intensas y de histéricas, ¿no?

«Estoy muy asustada, he llegado antes para poder coordinar con mi abogado y mi agresor está detrás mío, no entiendo, a mi me citaron a las 2 de la tarde y a él a las 3, he llegado a las 1.30 y él está aquí. Me he metido a la fiscalía pero me están sacando porque todos se va a almorzar y no me puedo quedar dentro. Él se ha quedado afuera, tengo miedo de salir» ─dijo la víctima, a teleoLeo.com en una llamada telefónica realizada en el preciso momento en el que todo ocurría.

El hombre del que ella intentaba protegerse es Pablo Hilario Pio Yana o Pablo Hilario Bordone Sarmiento, el primero es el nombre que tenía su “presunto” agresor antes de intentar matarla, el otro es el nuevo, el que cambió luego de la agresión. Él no se acercó, no le habló, pero la sola presencia de quien la habría quemado fue suficiente para hacerla revivir el ataque sufrido y las amenazas posteriores contra su vida y la de sus hijos.

Que la fiscalía cite el mismo día y en el mismo rango horario a víctima y victimario violaría lo que estipula el reglamento de la ley 30364 (Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar) según la cual, es imperativo evitar la revictimización de las denunciantes. Obviamente que exponer a la víctima a estar cerca de su agresor es parte de las «acciones u omisiones inadecuadas que incrementan el daño sufrido por la víctima».

También leer: LE ROCÍA GASOLINA Y LE PRENDE FUEGO. TRES AÑOS HAN PASADO Y LA FISCALÍA AÚN NO FORMALIZA DENUNCIA POR INTENTO DE FEMINICIDIO

La víctima cuenta, además, con medidas de protección contra Pablo Hilario Pio Yana o Pablo Hilario Bordone Sarmiento lo cual hace más incomprensible que la fiscal, Yulianna Nalia Miranda Garro, los haya citado con una hora de diferencia pues, obviamente se iban a cruzar aunque fuese en los pasillos. Para la 4ta Fiscalía Penal Corporativa de San Juan de Lurigancho, ni el miedo de la víctima, ni la distancia estipulada en sus medidas de protección ─500 metros─ tuvieron valor alguno.

TeleoLeo.com entrevistó a la víctima para que nos explicase cómo había ido la audiencia y cómo se había sentido respecto a la presencia y cercanía de su agresor al momento de realizar su declaración. Veinticuatro horas después del desagradable ‘encuentro’ ella y sus hijos ingresaron en un albergue para protegerse de las amenazas de su agresor.

De las medidas de protección…

La víctima cuenta con dos medidas de protección en contra de su presunto agresor, una por cada nombre del mismo. La primera se la otorgaron en abril de 2017 por maltrato psicológico, todo y que en el documento ella manifiesta haber sido quemada por su expareja y las lesiones están a la vista: quemaduras de 3er y 2do grado en 95% del cuerpo.

La segunda medida de protección se la otorgaron en octubre de 2018 por «infracción de la ley 30364, Ley para erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar», aquí ya no se atrevieron a decir que una mujer quemada había sido víctima sólo de violencia psicológica, sin embargo, tampoco señalan en el primer párrafo que sea víctima de tentativa de feminicidio.

En la primera medida impedían al agresor acercarse a la víctima a menos de 500 metros, en la segunda la distancia es de 300 metros.

Exámenes

El examen psicológico y el informe social en los cuales se basan las medidas de protección que la víctima se encuentra gravemente afectada por la agresión sufrida y que actualmente vive con mucho miedo y teme por su vida y la de sus hijos, según refiere, él agresor también los ha amenazado. Otra vez no se entiende cómo la fiscalía teniendo sabiendo todo esto expusó a la víctima a la presencia de su agresor.

El informe social hace constar el peligro al que podrían estar expuestos los hijos de la víctima y por eso, luego de sendos exámenes psicológicos, a ellos también se les otorga medidas de protección.

Es flagrante la falta de empatía de la fiscal Miranda Garro, pero no sólo eso, una vez más queda demostrada la falta de enfoque de género en los operadores de justicia e incluso su desconocimiento de ley 30364 y su reglamento, que prohíbe la revictimización de la denunciante. Esperemos que los abogados del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables que asisten a la víctima pongan la queja respectiva en contra de la fiscal.

A tres años de la agresión

Esta investigación por tentativa o intento de feminicidio dura ya tres años, tres años en los cuales a pesar de las evidencias la fiscalía a cargo de la investigación estira los tiempos cual chiclet y no formaliza denuncia penal. Además, aunque tienen individualizado e identificado al presunto culpable, quien de ser condenado perdería la libertad por más de 4 años, la fiscalía no ha solicitado en ningún momento su ingreso en prisión preventiva.

Según el Comité para la eliminación de la discriminación contra la
mujer de las Naciones Unidas, conocido como CEDAW y del cual el Perú forma parte, en su Recomendación general N° 33 sobre el acceso de las mujeres a la justicia, recomienda a los Estados que: «ejerzan la Debida diligencia para prevenir, investigar, castigar y ofrecer reparación por todos los delitos cometidos contra mujeres, ya sea perpetrados por agentes estatales o no estatales».


Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en su Relatoría sobre los Derechos de la Mujer también recomienda a los países que la integran: «garantizar la debida diligencia para que todos los casos de violencia por razón de género sean objeto de una investigación oportuna, completa e imparcial, así como la adecuada sanción de los responsables y la reparación de las víctimas».

Sin enfoque

En el caso de esta víctima, pero de muchas otras más, la justicia peruana no está actuando ni con diligencia, ni con oportunidad, ni siquiera con empatía. Tampoco hacen caso a pactos y tratados firmados, según los cuales el Estado debe garantizar la defensa debida de las mujeres. Cómo es posible que alguien queme y destroce la vida de una mujer y sus hijos y tres años después siga con su vida tan tranquilo.

Y una vez más, el problema no es falta de mano dura, ni de leyes, ni la ausencia de la pena de muerte en nuestro país. Los depredadores sexuales y asesinos no violan ni matan por un arranque de locura, ni celos. La violencia de género es la perpetuación del patriarcado en el cuerpo de las mujeres. Lo único que nos salvará es una educación con enfoque de género, una sociedad atravesada por el enfoque de género en la que la vida de las mujeres valga tanto como la de los hombres.

Gerardo Berdejo Cavagnaro, acusado de abuso sexual por 16 mujeres, ya afronta su primera denuncia penal

La Vigésima Fiscalía Provincial Penal de Lima ha formalizado denuncia penal contra el activista animalista por «presunta comisión de delito contra la libertad sexual en su modalidad de tocamientos, actos de connotación sexual o actos libidinosos»

En septiembre de 2019, luego que teleoLeo.com publicase los testimonios de 16 mujeres denunciando a Gerardo Berdejo por abusos sexuales, que van desde tocamientos hasta violaciones, cinco de ellas acudieron a la policía y relataron lo ocurrido en cada uno de los casos. Recién este 18 de febrero, 5 meses después, la fiscalía ─a cargo de uno de los casos─ ha encontrado motivos para formalizar denuncia penal en su contra.

Leer: CUATRO MUJERES DENUNCIAN FORMALMENTE AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO POR DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL [VÍDEOS]

Según la fiscalía, formaliza denuncia en contra de Berdejo debido, primero: al examen psicológico de la víctima, cuyo resultado demuestra que está afectada por los tocamientos denunciados, lo que la ha dejado muy vulnerable y con muchas desconfianza hacia los hombres. Y segundo: porque ha hecho una «narración clara y precisa de como se habrían suscitado los hechos».

Hechos imputados

«Le pido que me alcance mi celular y en ese momento me carga, me pone entre sus piernas y me dice conversemos un rato. Me da un beso en la mejilla, acaricia mi cabello, mi rostro y me dice “me gustas”. Yo reacciono, me levanto, qué tienes ─le dije. Él rió». Estas eran las palabras con las que, hace unos meses, ella le explicó a teleoLeo.com la agresión sufrida.

Y así los recoge la fiscalía….

Cabe resaltar que la fiscalía considera que Berdejo «es proclive a estar inmerso en denuncias contra la libertad sexual».

Leer: OTRA DENUNCIA FORMAL POR ABUSO SEXUAL CONTRA EL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO. Y YA VAN 5 [VÍDEO]

Artículo 176

Según este artículo del Código Penal peruano, quien toque a alguien sin su consentimiento con la intención de realizar «actos de connotación sexual o libidinosos en sus partes íntimas o en cualquier parte de su cuerpo será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis años.» Este es el tiempo que Berdejo podría ser recluido , sólo por esta denuncia.

La fiscalía impone a Berdejo como medida coercitiva la comparecencia simple porque, entre otras cosas, tiene domicilio conocido y porque ha acudido a declarar a las diligencias preliminares de este caso y esto hace suponer ─según indica la resolución─ que no intentará evadir la justicia, lo que sí se ordena es el embargo de sus bienes para garantizar el pago de la reparación civil que le puedan imponer por esta denuncia.

Ampliación de Medidas de protección

Las otras tres denuncias presentadas aún continúan en investigación. Todas las denunciantes cuentan ya con medidas de protección que Gerardo Berdejo podría haber violado. Él tiene prohibido referirse a ellas por cualquier vía, sin embargo, en enero pasado publicó un blog señalando que varias de las denunciantes «padecen trastornos mentales, de personalidad y alimenticios lo que las hace distorsionar la realidad».

Leer: VÍCTIMA DE VIOLENCIA SEXUAL OBTIENE MEDIDAS DE PROTECCIÓN CONTRA GERARDO BERDEJO: SU AGRESOR [VÍDEO]

En el blog Berdejo se queja de las complicaciones del nuevo año, pues dice que «este 2020 será complicado al afrontar 5 denuncias policiales», además, señala que las «denuncias falsas» le han sumido en una profunda depresión pues le han dejado sin trabajo y le han generado desconfianza en la gente: «No volveré a ser el mismo» […] «Temo por mi integridad física y mi salud mental» […] «No deseo aumentar las cifras de hombres que se suicidan».

En su publicación, además de repartir estiércol con ventilador, Berdejo dice que las denuncias en su contra se escudan en leyes erradas. En una frase se carga la lucha legal contra los ingentes casos de violencia de género que afronta el Perú. Según él, permiten la existencia de una «doctrina de odio» […] «en medios de comunicación que favorecen un lado de la moneda». Agrega que las denuncias falsas se difundieron irresponsablemente en «blogs de dudosa credibilidad y mala reputación».

En lo que se refiere a teleoLeo.com, aquí tomamos la primera denuncia contra de Berdejo de la página #MeTooPerú, a partir de allí investigamos y encontramos 15 testimonios más, y casi todos coincidían en el modus operandi ─citarlas para hacer hamburguesas─. Por otro lado, desde la primera nota publicada, nos comunicamos con el activista y le pedimos su versión de los hechos, él se negó a darla y luego amenazó con acciones legales, tal y como lo hace en la publicación que realizó en enero.

Extracto Berdejo’s Blog

Por todas las referencias hechas a las denunciantes en su publicación, las defensas de todas ellas están solicitando la ampliación de las medidas de protección de cada una de ellas.

En su blog Berdejo también dice que está colaborando con la policía y el Ministerio Público. TeleoLeo.com ha tenido acceso a su declaración de una de las denuncias en la que es acusado de violación sexual, en ella niega todos los cargos y dice que la víctima lo ha malinterpretado, que él sólo era cariñoso con ella y que por eso él siempre le recordaba que su relación era estrictamente laboral y enmarcada en el activismo, además, dice que el día de los supuestos hechos en su casa también estaba presente una amiga.

De vuelta al “cole”

Durante todo febrero el Ministerio Público estuvo de vacaciones y los casos detenidos, hemos comenzado marzo, todos los funcionarios están ya en sus puestos, esperemos que casos como estos, con varias presuntas víctimas sean resueltos con prontitud porque según la propia resolución que da cuenta de la formalización penal de la denuncia en contra de Berdejo, nos encontraríamos ante un hombre «proclive a estar inmerso en denuncias contra la libertad sexual».

Leer: TESTIMONIOS DE 5 MUJERES QUE DENUNCIAN POR ABUSO SEXUAL AL ACTIVISTA GERARDO BERDEJO CAVAGNARO

Le rocía gasolina y le prende fuego. Tres años han pasado y la fiscalía aún no formaliza denuncia por intento de feminicidio

Justicia que tarda no es justicia, eso lo sabe muy bien la víctima de esta historia. Ella fue atacada en septiembre de 2017 y la fiscal a cargo del caso, Yulianna Miranda Garro, le pide que no declare por despecho, ni odio, que tenga compasión de su agresor porque «es un hombre que está muy enfermo».

«Discutí con él porque estaba tomando alcohol y no podía porque estaba en tratamiento con retrovirales por el VIH y me tiró gasolina, me prendió, me quemó y no me socorrió en ningún momento. Tuve que salir corriendo a la calle, allí un vecino me tiró arena para apagarme, luego me subieron en un taxi para llevarme al hospital y él me dijo que cuidado con lo que decía, que pensara en mis hijos».

Pablo Hilario Pio Yana se llamaba antes de intentar matar a su pareja prendiéndole fuego, Pablo Hilario Bordone Sarmiento se llama ahora. Luego del feroz ataque el presunto agresor se cambió de nombre, quizá creyó que con esta burda acción escaparía de culpa, pero, a pesar de la artimaña, está siendo investigado por lesiones leves y por tentativa de feminicidio.

El ataque se produjo el 11 de septiembre de 2017, tres años han pasado y sólo se ha formalizado la denuncia por lesiones leves. La denuncia por tentativa de feminicidio se encuentra aún en investigación. La 4ta. Fiscalía Penal Corporativa de San Juan de Lurigancho, se ha tomado las cosas con calma, además la fiscal del caso, Yulianna Miranda Garro, según la víctima, no creería en su denuncia: «No hables por despecho, ni odio, el señor está muy enfermo ─me dice la fiscal. Me siento desamparada».

A pesar de las acusaciones en su contra, Pablo Hilario Pio Yana o Pablo Hilario Bordone Sarmiento enfrenta este proceso en libertad y eso tiene muy asustada a su víctima. «Desde el primer momento en el que me atacó me amenazó, iba al hospital y me decía que tuviese cuidado con lo que decía, que tomaría represalias con mis hijos por eso tarde casi 6 meses en denunciarlo, al final lo hice porque amenazó con matar a mis hijos».

TeleoLeo.com entrevistó a esta mujer de 29 años de edad, madre de dos niños, ella tiene quemaduras de tercer y segundo grado en 95% del cuerpo y eso la imposibilita de seguir trabajando. Era cocinera en un restaurante y en un bar, y con las quemaduras no se puede acercar al fuego. «Ahora vendo dulces en las calles y autobuses porque tengo que mantener a mis hijos, además, tengo mucho miedo por las amenazas de mi agresor. Sólo quiero justicia, nada más».

Ella nunca más podrá hacer vida normal, aparte de las lesiones físicas, se encuentra muy mal anímicamente. Luego del ataque y de la denuncia ella y sus hijos fueron ingresados en un albergue durante 9 meses mientras le daban medidas de protección, estando allí, el MIMP (Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables) le brindó terapia psicológica, «pero sólo durante los 3 primeros meses, dos sesiones por mes, luego ya nada porque siempre me están reprogramando y cancelando las citas».

Sólo de explicar su testimonio a teleoLeo.com y de revivir lo ocurrido, no pudo dormir. «Desde el ataque cuando tengo preocupaciones me duele muchísimo la cabeza, me tomé pastillas para dormir y las vitaminas para los nervios pero ni así me pude tranquilizar, he tenido que ir al hospital; pero es que si no cuento lo que me pasa, si no habló no sé qué será de mí porque la justicia no me hace caso».

Antes y después

Estas imágenes son duras, pero necesarias para hacer reflexionar a las autoridades sobre por qué este caso, con consecuencias tan trágicas para esta mujer, está demorando tanto. Cuánto más tiene que esperar ella para sentirse tranquila, cuántas amenazas más debe sufrir para que su agresor sea encerrado y castigado. Esperemos que no estemos hablando de otros 3 años.

Este martes 3 de marzo se realizará una audiencia, en ella se visualizará un vídeo proporcionado por el investigado. Desde el primer momento de la denuncia, el agresor ha dicho que ella se prendió fuego sola porque él no se quiso quedar a dormir en su cuarto. Esperemos que la fiscal Miranda Garro que pide a la víctima compasión para el agresor enfermo, vea de una buena vez quién merece no sólo su compasión, sino además la mayor eficiencia de la que sea capaz para formalizar ya la denuncia penal.

Fiscalía formaliza denuncia penal contra estudiante de la PUCP por intento de feminicidio y agresiones

En septiembre de 2019 teleoLeo.com publicó la denuncia de una joven agredida física y psicológicamente por su expareja. El caso fue un escándalo, ambos son estudiantes de la PUCP y, hasta el momento de la publicación, la universidad no había separado al agresor del centro de estudios. Cuatro meses después el caso avanza

«Formalizo denuncia penal contra Renzo Raúl Tello García por presunto delito contra la vida, el cuerpo y la salud en tentativa de feminicidio y por agresiones contra la mujer: violencia física y psicológica». Renzo Raúl Tello García tiene 21 años de edad y un proceso penal ad portas. La brutal agresión ejercida la madrugada del 9 de septiembre de 2019 le podría costar algunos años de prisión.

Leer: Renzo Tello García, de 21 años de edad, es investigado por intento de feminicidio

La víctima

La víctima de Renzo Tello García es su expareja, con la que aún mantenía algún tipo de relación, con la que además compartía aulas pues ambos son estudiantes de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). A pesar de que la joven había presentado la denuncia ante las autoridades universitarias, Tello García sólo fue suspendido de asistir a clases luego de la publicación realizada por teleoLeo.com

Leer: La PUCP reacciona a la denuncia de teleoLeo.com por intento de feminicidio que involucra a uno de sus alumnos

««Intentó ahorcarme 3 veces, me tiró al piso, me arrastro de los cabellos, me arrancó la ropa, me mordió toda la cara, me dijo que por qué tenía los pechos hinchados, que si estaba embarazada no era de él. Me mordió los senos, los genitales, todo el cuerpo. Me dio puñetes en el abdomen. Me gritaba que era una perra, una cochina, que me iba a sacar la mierda», explicó ella a teleoLeo.com en la nota publicada días después de haber sido agredida.

…Y la fiscalía, luego de las investigaciones…

Según las investigaciones de la fiscalía, las lesiones explicadas por la víctima han sido corroboradas por el examen psicológico y el del médico legista y por ello, consideran a Tello García presunto responsable de tentativa de feminicidio y agresiones.

En conversación con teleoLeo.com la víctima dijo que está esperanzada. «Estoy contenta porque esta es una lucha mía y de todas las personas que hicieron que mi voz se escuchara y también gracias a ti, a tu publicación. Ya no me importa lo que le pase a él, sólo quiero que aprenda del error que cometió conmigo y ojalá no se olvide. Nada más».

Agresor confeso

Luego de que teleoLeo.com publicase la denuncia de la joven, Tello García intentó desprestigiarla, escribió un largo post en Facebook queriendo eximirse de culpa, sin embargo, fue sujeto de crítica y desprecio. Ante la fiscalía la historia fue diferente pues en el interrogatorio Tello reconoció haberla agredido físicamente, pero negó haberla escupido o insultado. Según el parte legista publicado en septiembre pasado, por esta paǵina, ella acabó con 17 lesiones causadas por mordeduras, golpes y arañazos.

Rasgos psicológicos de Tello García, según la formalización de la denuncia penal

Comparecencia sí, prisión preventiva no

En este caso, la fiscal Olga A. Espinoza, de la 3ra Fiscalía Provincial Transitoria Corporativa Especializada en Violencia contra la Mujer e integrantes del Grupo Familiar, no ha pedido la prisión preventiva de Tello García, aunque los cargos por los cuales será juzgado son: tentativa de feminicidio y agresiones contra las mujeres son delitos castigados con entre 6 y 12 años de prisión.

La fiscal Olga A. Espinoza no pide la prisión preventiva de Tello García aún cuando, como ya hemos visto, en su resolución dice: «El imputado Renzo Tello García actuó con conciencia y voluntad al haber atentado contra la vida de la agraviada y haberle causado lesiones físicas y afectación psicológica por estos hechos, no encontrándose justificación alguna en su accionar».

En su resolución la fiscal también dice que pide la comparecencia con restricciones porque sólo advierte un «peligro moderado de fuga» y señala que no demanda la prisión preventiva porque, según ella, en este caso: «no concurren los presupuestos requeridos en el artículo 268 del Código Procesal Penal». Sin embargo, concurren por lo menos dos “presupuestos” reconocidos en la propia resolución:

  • Que existan fundados y graves elementos de convicción para estimar razonablemente la comisión de un delito que vincule al imputado como autor o partícipe del mismo.
  • Que la sanción a imponerse sea de más de 4 años de pena privativa de la libertad ( Según el decreto legislativo Nº 1323 que fortalece la lucha contra el feminicidio, la violencia familiar y la violencia de género que modifica algunos artículos del Código Penal, el delito de tentativa de feminicidio es castigado con entre 6 y 12 años de prisión)

Casos recientes en los que la fiscalía sí que ha pedido la prisión preventiva de los imputados por tentativa de feminicidio y agresiones.

Moraleja

Este caso ha servido para que la PUCP, se replantee cómo está haciendo las cosas respecto a sus políticas para evitar el acoso y el abuso entre sus estudiantes y para dar una pronta y satisfactoria respuesta. Por lo menos así nos lo hicieron saber a través de una cuestionario de preguntas que les hicimos llegar y que en breve publicaremos. Además, se están haciendo cargo de la defensa de la víctima según ha podido constatar teleoLeo.com

También leer: #IntentoDeFeminicidio

Venezuela y Colombia no respetan el Convenio de La Haya en la Restitución Internacional de un menor

Otra vez el Convenio sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores vuelve a ser mal aplicado y, otra vez, un menor, objeto de protección del mismo, bien supremo de toda sociedad; vuelve a estar expensas de las “competencias” -más bien pocas─ de algunos operadores administrativos y de justicia de los países suscriptores

Esta vez se trata de E.L.B.L, a punto de cumplir 4 años de edad, quien desde enero de 2019 vive en Colombia con su madre, Cecilia López Vuelbas. A mediados de enero de 2020, Lopez Vuelbas, fue citada por Bienestar Familiar de Colombia, Autoridad Central del Convenio de La Haya; desde Venezuela, el padre de su hijo, Yerson Bastidas Marmole, había presentado una solicitud de Restitución Internacional del menor.

López Vuelbas acudió a la cita y allí le hicieron firmar una conciliación para entregar a su hijo este 2 de marzo en Cúcuta, ciudad frontera entre Colombia y Venezuela. «Yo firme porque las autoridades de la oficina de Bienestar de Familia de Colombia me dijeron que si no lo hacía el padre de mi hijo se lo llevaría en el acto y yo no quería eso, hubiese sido muy violento para él. Además, me dijeron que no podían hacer nada, sólo devolver a mi hijo, porque se trataba de un proceso internacional».

Autoridades centrales ¿confundidas?

En este caso las Autoridades Centrales de Venezuela y Colombia habrían actuado erróneamente. La de Venezuela por enviar la solicitud de Restitución Internacional pasado el año de plazo para poder hacerlo y la de Colombia por aceptarla. Según el primer párrafo del artículo 12 del Convenio, este sólo se puede aplicar si “no hubiera transcurrido un año desde que el menor fue trasladado o sustraído de su lugar de residencia habitual”.

En el caso de E.L.B, el menor salió de Venezuela con sus padres en febrero de 2018 y la Restitución Internacional fue presentada en diciembre de 2019; así que lo que correspondería es aplicar el segundo párrafo del artículo 12 del Convenio y reclamar la restitución del niño a través de las autoridades judiciales o administrativas y esta se concedería, o no, dependiendo de “si el menor ha quedado integrado en su nuevo ambiente”.

Además, según afirma López Vuelbas, la Autoridad Central colombiana no le informó que la solicitud había sido mal presentada, por el contrario, participó en la firma de la conciliación y la conminó a firmar diciéndole que si no lo hacía el padre se llevaba al pequeño en ese mismo momento. «Además en todo momento me han dicho que Colombia no puede hacer nada porque se trata de un niño venezolano». Sin embargo, López Vuelbas tiene nacionalidad colombiana, ergo, su hijo también.

¿Cómo llegaron hasta aquí?

Según Cecilia López, desde abril de 2019, Yerson Bastidas sabía que ella y su hijo estaban en Medellín, Colombia . «Él, por mis redes, supo donde trabajaba y llegó a comunicarse con mi jefa para decirle que yo había secuestrado a mi hijo; me comuniqué con él, le confirmé dónde estábamos, pero la mayor parte del tiempo lo bloqueaba porque en lugar de preguntarme por el bebé sólo peleaba conmigo».

Luego de eso, López Vuelbas asegura que le pidió al padre de su hijo que la ayudara con los gastos del menor: «Pero me dijo que yo no tenía derecho de reclamar eso porque yo tenía al niño privado de comunicación con él. Me dijo, literalmente: “Búscate un marido que te mantenga tu hijo” […] «Nunca se preocupó si el niño estaba bien, si necesitaba ropa comida porque un niño no se alimenta sólo de palabras bonitas».

Y la pregunta cae de madura: ¿si Bastidas supo del paradero de su hijo desde abril de 2019, porque presenta la solicitud de Restitución Internacional en diciembre de 2019, por qué no lo hace antes? Lamentablemente no podremos saberlo en esta nota porque Yerson Bastidas declinó declarar para teleoLeo.com

Cecilia López, si aceptó hablar con teleoLeo.com y explicó desde la salida familiar de Venezuela hacia Colombia, hasta la migración a Perú, donde ─según refiere─ la relación con su esposo y padre de su hijo se deterioró. Según afirma López Vuelbas, ella fue víctima de maltrato psicológico y de abandono. «En Perú Yerson me trataba muy mal. Me dejó sola con mi hijo para irse con otra mujer y ahora, valiéndose de trampas, quiere llevarse a mi hijo y la justicia colombiana lo permite. No es justo».

Según también refiere López Vuelbas, en la entrevista, ella huyó con su hijo de Perú, escapando del maltrato psicológico de su esposo que ─afirma─ no habría cesado ni cuando se fue de casa con una nueva pareja. Testigo de este maltrato psicológico fue un familiar de su esposo, Jhonny Vargas, quien, además, los había ayudado a migrar a Perú. Él también dio su testimonio a TeleoLeo.com.

En una publicación de Instagram de Yerson Bastidas, en la que habla de la ausencia de su hijo y de su triunfo ─en Colombia─ en la lucha por recuperar a su hijo, otra persona confirma la versión dada en el vídeo anterior por Jhonny vargas, su primo.

Yerson Bastidas Marmole, aunque no aceptó dar una entrevista a teleoLeo.com, negó la acusación de maltrato psicológico que le atribuye la madre de su hijo: «esa mujer ha mentido mucho». Por otro lado agradeció haberlo contactado para tener su versión, pero apuntó: «Póngase en contacto con mi abogada» […] «Si mi abogada determina que usted es digna de hablar sobre mi hijo, lo haré» ─aseguró.

Sin embargo, consultada la abogada no me vio “digna” y no aceptó dar ninguna declaración sobre la solicitud de restitución del menor , sólo manifestó que a Cecilia López la espera un proceso de divorcio en Venezuela y que me dirigiese a las autoridades centrales de Venezuela y Colombia para tener más información sobre el caso. Ante mis repreguntas la abogada me envió un audio bastante esclarecedor.

«Vea las dos versiones, no se puede quedar sólo con la versión de la madre porque siempre hay que escuchar las dos versiones. Y si un país decide algo es porque el requirente tiene la razón», estas palabras son parte de la respuesta que la abogada de Yerson Bastidas Marmole dio a teleoLeo.com cuando fue consultada para tener una entrevista con su cliente.

Sin embargo, cómo pretende la abogada de Bastidas Marmole que obtenga la versión de ambas partes si cuando se le pide poder entrevistar a su cliente ella contesta: «Respecto a su planteamiento lo que puedo indicarle, es que no voy a darle ningún tipo de información al respecto».

Sin fiscalización

Es lamentable que el Convenio sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores no tenga un ente fiscalizador al cual poder recurrir las solicitudes mal presentadas o mal aplicadas, esto permite que las Autoridades Centrales de los países firmantes, encargadas de aplicarlo, actúen a discreción, interpretándolo y aplicándolo a conveniencia, sin tener en cuenta que el objeto de su aplicación son niñas y niños: materia extremadamente sensible.

También es lamentable que las separaciones de las parejas acaben en pelea por la custodia de los hijos, pero, lo es más, que a pesar de existir mecanismos legales, para resolver situaciones en las cuales uno de los progenitores siente que sus derechos han sido vulnerados, estos no se apliquen conforme a ley y se recurra a estratagemas para conseguir “hacerse con el trofeo”: el menor, el bien supremo a proteger en todas las legislaciones.

Sólo queda esperar al día 2 de marzo. Desde la firma de la conciliación y de saber que la solicitud de restitución de su hijo ─tal y como ha sido presentada─ no corresponde, Cecilia López ha intentado que la Autoridad Central colombiana anule el documento, sin embargo, la respuesta es la misma: «El 2 de marzo lleve a su hijo a la frontera, nosotros no podemos intervenir, es un asunto internacional». Pero el trabajo de la Autoridad Central es justamente ese, mediar en conflictos internacionales.

También leer: #SustracciónDeMenores

R.I.P Solsiret. Mis condolencias a familiares y amigos. Mi repudio a los que se aprovechan de la situación

Harta me tienen las redes y la prensa peruana, con el amarillismo con el que hablan del asesinato de Solsiret. Además lo están utilizado como arma de acoso y derribo contra el feminismo

(Foto: Ericka Cairo)

A Solsiret Rodríguez Aybar la asesinaron, la descuartizaron; repartieron y escondieron sus restos a discreción. ¿Es responsable una mujer?, ¿un hombre?, ¿los dos?; o ¿lo es el ‘ex’ que se encuentra no habido? Las investigaciones recién han comenzado, pero gente infame, prensa amarilla, opinólogos con entripados y denuncias previas por acoso, así como conocidos periodistas PROVIDA, antifeministas y anti libertades, ya señalan con todas sus letras que una mujer ha matado a otra mujer.

Y no se trata de una mujer cualquiera, para dar en la diana y barrer con la lucha de las mujeres peruanas que se fajan cada día en la defensa de sus derechos, a la que culpan la han llenado de títulos: feminista, activista pro derechos humanos, gran amiga de la víctima y como este último título ha sido desmentido por la familia, ahora, en la promoción de un programa dominical prometen diseccionar el despecho de la “asesina”.

Un titular de este sábado menciona que el cuñado de la víctima ─también pareja de la asesina─ estaba obsesionado con ella; o sea, hay un cadáver descuartizado y el tema a resaltar es la pasión desatendida del pobrecito hombrecito. Y es que se ha de ser muy pobrecito de espíritu para asesinar o colaborar en el asesinato de alguien que se sabe inalcanzable; pero nada de eso importa, lo importante es la búsqueda de justicia, no el desprestigio de un movimiento que incomoda, ni las incontinencias de un machirulo más.

A ver si todos dejan sus bajezas y prejuicios inquisitoriales en casa y paran ya de babear y de excitarse con el hecho de que una mujer esté involucrada en acto tan cruento contra otra mujer. A ver si cuando la prensa cubre estos hechos, antes de poner el micro o de invadir a familiares y amigos piensa que talvez un día ellos pueden ser los afectados y ya de paso en medio del ejercicio, piensan en cómo querrían ser tratados de sufrir una desgracia como esta.

Y mientras redes y prensa amarilla nos distraen, nos olvidamos de exigir real justicia y que los responsables del asesinato y de la crueldad con la que ha sido tratada Solsiret, además de los policías y operadores de justicia que no hicieron nada para investigar y descubrir lo ocurrido, purguen su responsabilidad. Las indignación y disculpas del actual Ministro del Interior no bastan, aquí tienen que rodar cabezas; las destituciones ya tardan.

¿Ministro del Interior dice verdad?

Carlos Morán en declaraciones a RPP ha dicho que desde que ha tomado las riendas de Interior ahora la atención es la adecuada. «A partir de 2019, con esta nueva gestión hemos demostrado que sí tenemos sensibilidad y calidad humana para atender estos casos» […] «Yo he ordenado al comandante general de la Policía para que inicie una investigación exhaustiva internamente contra todos los funcionarios policiales que de una u otra manera han estado involucrados en este caso».

Lamentablemente las palabras de Morán no son ciertas, cada día las mujeres peruanas son abusadas, asesinadas, maltratadas y sus casos no son atendidos adecuadamente porque ni la policía, ni el Ministerio Público, ni el Poder Judicial trabajan con enfoque de género. Cada día las mujeres son institucionalmente revictimizadas y culpadas, por su forma de vestir, por salir, por beber, por perrear y hasta por sonreír.

En el caso específico de Solsiret, las palabras de Morán también son rebatibles. Si bien es cierto durante 4 años su madre, conocida como la “señora Charito”; su padre, el “señor Carlos”; Kathe Soto, fundadora del colectivo “Mujeres Desaparecidas”; y otras organizaciones y colectivos lucharon por el esclarecimiento del caso, todo se acelera con la carta que el 6 de enero pasado un grupo de mujeres entrego en mano al presidente Martín Vizcarra, exigiendo entre otras cosas: #JusticiaParaSolsiret.

Capturado en Argentina feminicida de Ruth Puertas Solís

La familia de la víctima espera que la justicia peruana actúe con celeridad para repatriar el también conocido como “Pericles”, quien además de tener antecedentes penales por robo y hurto agravado, así como por tráfico ilícito de drogas, ha caído por intento de feminicidio

Cristian Sánchez Coico, asesino de Ruth Puertas Solís, ha sido capturado en Argentina. Desde julio de 2019 se encontraba prófugo de la justicia peruana y este 20 de febrero ha sido detenido luego de haber sido denunciado por su nueva pareja. Al parecer, él la habría acuchillado, así lo afirmó Agripina Sólis, madre de Ruth, a teleoLeo.com.

«Por fin lo han capturado, pero no sé qué pasará, ahora está en manos de Interpol, queremos que lo traigan para juzgarlo, porque si lo sueltan volverá a escapar». Agripina Sólis está desesperada, ella ha acudido a la DININCRI (Dirección de Investigación Criminal de la Policía del Perú) para exigir el traslado del asesino de su hija a Lima

«Pide perdón»

El 9 de julio de 2019 Cristian Sánchez Coico, también conocido como “Pericles”, hombre con amplio prontuario policial, y su primo ─un menor de edad ya capturado─ asesinaron a Ruth Puertas de 8 tiros, antes la habrían hecho arrodillar en medio de la calle, le habrían exigido que pida perdón para luego dispararle a quema ropa a la vista de algunos vecinos.

Cristian habría asesinado a Ruth a pedido de otra mujer con la que también mantenía una relación, Nicolle Ore Madalengoitia. Ruth había tenido una hija con Cristian, ella le pedía la pensión de alimentos y él no quería asumir su responsabilidad. Nicolle, por su parte, le exigía que acabase con la vida de Ruth y con la de su bebé para «ser felices».

También leer: #Feminicidio en teleoLeo.com

«Mata a la chola»

Capturada en septiembre de 2019, Nicolle Ore Madalengoitia confesó haber instigado a Sánchez Coico para que asesinará a Ruth: «Si quieres que seamos felices mata a la chola, a su maldita bastarda y lo filmas» ─le decía. Luego del crimen, Cristian y Nicolle huyeron del país, primero a Bolivia desde donde en comunicación telefónica, con el programa Dia D de Perú, Cristian confesó haber matado a la madre de su hija.

En Argentina…

…”Pericles”, confirmando su vocación por el delito, tomó el nombre Jhon Jairo Velásquez, más conocido como “Popeye”, ex jefe de los sicarios de Pablo Escobar, jefe del Cartel de Medellín. “Pericles”, a parte de intentar asesinar a su actual pareja, también habría seguido con su carrera delincuencial dedicándose al robo con armas y al sicariato.

Así habría dejado Cristian Sánchez Coico a su nueva víctima

#Justicia para Ruth

La captura de Cristian Sánchez Coico en Argentina es un avance en la búsqueda de justicia por el feminicidio de Ruth Puertas Sólis, sin embargo, ahora la policía y los operadores de justicia del Perú deben ser diligentes y efectivos para repatriarlo, juzgarlo y condenarlo. Agripina Sólis, la madre de Ruth, sólo pide que Sánchez Coico no pueda escapar una vez más.