Sí, sí, sí, no. En Catalunya Vizcarra también habría ganado [VIDEO]

Los resultados del exterior se sabrán durante la semana, los de Catalunya parten este lunes a Lima, pero, en una encuesta a boca de urna, en Barcelona la opción presidencial también triunfó

Sí, sí, sí, no, al parecer, estas también han sido las opciones más votadas por el electorado peruano en Catalunya. Este domingo 9 de diciembre ir a votar ha sido una de las citas de los ciudadanos peruanos que habitan estas tierras mediterráneas. TeleoLeo.com habló con el consul de Perú en Barcelona, Antonio García Revilla, respecto desarrollo de la jornada. 

A pesar de que la jornada electoral acababa a las 16 horas y que el local de votación en Barcelona cerró a las 16:15 varias personas se quedaron sin votar. 

Y de los que votaron la mayoría lo hizo por el Sí,sí,sí,no. 

Ella no viajó para poder votar, “es importante para el país”, piensa. 


También hubo quien se confundió y marco lo que no quería marcar, y hasta yo erré al afirmar la cantidad de senadores y diputados, pues los que apostaban por la bicameralidad querían asegurarse la reelección con una cámara de 130 senadores y una de diputados con 50 parlamentarios.  

A él le tocaba votar en Perú, pero se encontraba a 14 mil km de distancia y le pesa no haber podido hacerlo porque está indignado con la corrupción que campa en el país.

Y ella votó con la esperanza de que su voz, como la de otros millones de peruanos, se oiga. Ella y ellos dijeron hoy en las urnas “basta a la corrupción”. 

Esperamos que el resultado de este referéndum sirva en verdad para tener un sistema de justicia limpio de negociados y con operadores justos y probos. Esperamos que se acabe con los financiamientos opacos de los partidos políticos. Esperamos que al prohibirse la reelección parlamentaria inmediata, nos libremos de congresistas que sin oficio ni beneficio se perennizaron en el poder con el único objetivo de llenarse los bolsillos. 

Además, celebramos que en la consulta, se haya votado en contra de la bicameralidad parlamentaria, porque eso significaba la posibilidad de que los ahora diputados se lanzasen a obtener la plaza de senadores para seguir engordando sus arcas particulares. Sin más que decir, desde estas tierras lejanas invocamos al presidente Martín Vizcarra para que, ya que lo hemos seguido en esta iniciativa, cumpla con la expectativa ciudadana de dejarnos un mejor país.

La justicia española hace máster en “Ridículo Internacional”

El rapero español Valtònyc exiliado en Bélgica, desde junio pasado, no será extraditado por terrorismo, ni por injurias al rey. Bélgica vuelve a enmendar la plana a la justicia española

“La resolución del juez belga ha sido una bofetada para la justicia española que se ha sentido hasta Mallorca”, esta ha sido una de las primeras declaraciones que el rapero mallorquín Josep Miguel Arenas: Valtònyc, ha dado esta mañana a la televisión pública catalana, minutos después, que la justicia belga denegase el pedido de extradición presentado en su contra por de la justicia española.

Valtònyc se encuentra condenado en España a tres años y medio de prisión por calumnias e injurias graves al rey por frases como estas: “El rey borbón y sus movidas no sé si cazaba elefantes o iba de putas”. 

También se encuentra condenado por enaltecimiento del terrorismo y humillación de las víctimas por su canción “Circo Balear” en la que pide la muerte para Jorge Campos, presidente de “Actua Baleares”, partido político ligado a la ultraderecha española.

– “Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear”

– “Queremos la muerte para estos cerdos” 

– “Llegaremos a la nuez de tu cuello, cabrón, encontrándonos en el palacio del Borbón, kalashnikov” 

– “Le arrancaré la arteria y todo lo que haga falta”; queremos la muerte para todos estos cerdos”

Pero oh maravilla, para la justicia belga no concurren ninguno de los delitos por los que el rapero se encuentra sentenciado en España, pues en el caso de lo dicho sobre el rey emérito manifiesta que se enmarcan dentro de la libertad de expresión; y en el caso de la condena por enaltecimiento del terrorismo la desdeña porque no hay grupo terrorista en activo en estos momentos en España.

Por otro lado, y esto es mi cosecha, tampoco hay pruebas, ni tan siquiera indicios que Valtònyc planease efectivamente asesinar  a Campos, a no ser que haya intentado hacerlo gritándole al oído la canción hecha su honor, de lo cual tampoco hay evidencia alguna.

Ahora el fiscal belga que representa a la justicia española tiene 24 horas para recurrir la sentencia, sin embargo, según uno de los abogados del rapero, Gonzalo Boyé -quien agradeció a la justicia belga su actuación “conforme a derecho” rechazando la extradición del rapero- “la resolución judicial está muy bien fundamentada y al fiscal le será difícil poder revertirla”.

Si bien es cierto esta sentencia es favorable, Valtònyc aún no puede volver a España pues iría directo a prisión.

El siguiente paso será llevar el caso del rapero ante el Tribunal de Justicia de Estrasburgo, donde también, según Boye, “se estaría configurando una causa piloto contra España debido a sus actuaciones en todo lo que tiene que ver con los procesos abiertos contra los líderes del independentismo”. Gonzalo Boye es también el abogado de Carles Puigdemont en el exterior.  

Sentando más precedentes

“La resolución del juez no nos toma por sorpresa, al traer mi caso a Bélgica esperábamos que se aplíquese la justicia sin interferencias políticas y lo hemos conseguido. Es triste tener que buscar justicia fuera de casa, pero por ahora es así”  —dice Valtònyc— “Además, el juez ha hecho un buen análisis de los tres delitos que se me imputaban y ha actuado de manera consecuente, y esto tiene que valer para todos los imputados por causas políticas que mantiene España en estos momentos”, agrega.

El rapero también afirma que la sentencia belga sirve para evidenciar una violación más de la justicia española. “Como rapero seguiré cantando expresándome y seguiré defendiendo la libertad de expresión, mi condena es por la defensa de los derechos fundamentales. La libertad de expresión no se negocia”.

Y para acabar la nota, les dejo el bonito tema: “Los borbones son unos ladrones” grabado con la participación de varios raperos madrileños, catalanes y mallorquines hartos de la represión que se está ejerciendo en su contra. En este tema, entre otras cosas, dicen que ahora saben que el franquismo no había desaparecido del Estado español —tampoco estaba de parranda, porque sigue tan agrio como siempre —eso lo digo yo—; sólo estaba dormido —eso lo dicen ellos.

 

El deseo de Valtònyc, el de dos millones de catalanes

“Yo quiero volver a una repúblic catalana cuando se haya hecho efectiva, no referéndum pactado ni hostias. El referéndum ya lo hicimos el 1 de octubre y se ha de respetar, y los presos políticos tienes que ser puestos en libertad”.

 

Este blog sobre la extradición del rapero Valtònyc también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe

En su fiesta nacional, 1 millón de catalanes se manifiestan a favor de la República de Catalunya

Este 11 de septiembre Catalunya ha celebrado una nueva Diada, su día nacional, con más de 1 millón de catalanes que -como siempre- de manera pacífica, festiva y familiar han reivindicado sus ansias de independencia. Y, en esta oportunidad, además, demandaban la libertad de los políticos presos.

Hoy mismo, en un hecho sin precedentes, Catalunya ha sido reconocida como “nación” por el ministro de Relaciones Exteriores español, Josep Borrell, en una entrevista concedida a la BBC. En las próximas horas veremos que le cuestan sus palabras al ministro, que hace un tiempo quería desinfectar Catalunya de independentistas.

Cada 11 de septiembre Catalunya celebra una derrota de hace 300 años, en la que perdieron el autogobierno de su territorio. Esta conmemoración tomó un giro independentista en 2010, cuando el Tribunal Constitucional, resolviendo un recurso interpuesto por el Partido Popular (PP), declaró inconstitucional el Estatuto catalán (constitución catalana) aprobado en el Parlament catalán y refrendado por las Cortes españolas.

Sergi Belbel, un reconocido autor y director teatral nos explica cuál ha sido el proceso que ha llevado a Catalunya a pedir un referéndum de autodeterminación.

En esta celebración de la Diada, como siempre han estado los Castellers, responsables de las torres humanas por las cuales también es conocida Catalunya, además los Gegants, figuras enormes que son parte de la tradición y que representan los arquetipos de cada pueblo.

Y en esta manifestación todos tenían algo que decir, por eso hablaron para TeleoLeo.com. Estas declaraciones, entre las cuales se encuentran la de un padre y sus hijas adolescentes, fueron obtenidas cuando aún no se sabía la cantidad de personas que habían participado en la conmemoración.

La convocatoria realizada una vez más por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Omnium Cultural, entidades soberanistas de estas tierras, puede considerarse un éxito, máxime si comparamos la cantidad de gente que acudió, 1 millón; con las escasas 100 personas que logró reunir Ciutadans, que en horas de la mañana convocó una contra manifestación unionista. Entre los 100 que acudieron a la contra manifestación se cuentan los parlamentarios y mandos de este partido de la derecha catalana y española.

41617483_325275644894203_1608715258103332864_n
A la izquierda la manifestación independentista. A la de la derecha la de Ciutadans.

Será por fotos como esta que la derecha española y los partidos que en Catalunya la representan (PP, Ciutadans, y la filial catalana del PSOE, el PSC, que dice ser de izquierda pero camina a la derecha) se niegan a la realización de un referéndum en el que se pueda contar, sin tapujos, cuántos catalanes quieren la independencia y cuántos quieren continuar siendo parte del reino. ¿Será?

Este blog sobre la Diada per la República de Catalunya también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe

Carles Puigdemont retorna a Bruselas: la República vuelve a cabalgar

“Tal vez tarde 20 años en pisar suelo español, pero no tardaré 20 años en pisar suelo catalán, sólo que sería de la parte francesa”.  Esta ha sido una de las frases más contundentes que ha dicho esta mañana, en Berlín, el expresident catalán Carles Puigdemont. Él participó como convidado en una conferencia de prensa del Bundespressekonferenz en la cual agradeció el trato recibido en Alemania.

Catalunya tiene territorio en Francia, conocido como la Catalunya Norte, el mismo que le fue arrebatado luego de la guerra entre Borbones y Austrias por la sucesión al trono español.

Tras un mes de silencio, el president, Carles Puigdemont, ha dicho que este sábado volverá a Bélgica, a la Casa de la República —en Waterloo— a donde  retornaba desde Finlandia cuando fue detenido en Alemania el pasado 26 de marzo. Ya nada la impide moverse por todo Europa, la euroorden en su contra fue retirada y las autoridades alemanas le han devuelto el pasaporte.

Al único sitio al que aún no puede volver, ni él, ni ninguno de los exiliados, es a España, el único país que ve rebelión en una declaración de independencia que no fue violenta y que no fue publicada en el diario oficial de Catalunya.  Sin embargo, y aunque, Puigdemont reconoce que con Pedro Sánchez “el clima político en España es otro y que las relaciones se han destensado”, afirma: “el presidente debe dar pasos para la liberación de los presos y el retorno de los exiliados”.

Puigdemont, por su parte, reitera la voluntad de diálogo del gobierno catalán. “Siempre hemos estado dispuestos a hablar, lo estuvimos y lo seguimos estando ahora, lo que siempre nos ha extrañado es que en el pasado el gobierno español haya sido capaz de hablar con la banda terrorista ETA y no lo haya querido hacer con los demócratas independentistas, que nunca ha actuado con violencia”.

Luego de todo lo vivido, Puigdemont continúa firme hablando de la independencia. “Si hay una restitución democrática tal como exigen los votantes, esto permitiría a todos una restitución de nuestra normalidad; si esto no es así, la voluntad del pueblo catalán de constituirse en república independiente es un hecho”.

Crida Nacional per la República

Esta afirmación iría en consonancia con el anuncio de la creación de Crida Nacional per la República (Llamado Nacional para la República), movimiento encabezado por el propio Puigdemont, el president Joaquím Torra y el líder soberanista Jordi Sànchez. Según dijo Puigdemont, hace unos días, en la presentación de la agrupación, esta será un gran para paraguas para albergar a todos los movimientos independentistas.

Preguntado sobre si el PDCAT, la agrupación política con la que fue a las últimas elecciones, le retirará su votos a Pedro Sánchez, orillándolo a una convocatoria a elecciones, el expresident dijo que él poco tenía que ver con ese tipo de decisiones, sin embargo, no se abstuvo de pedir reciprocidad: “En política un gesto debe ser correspondido con otro”.

Y en este punto Puigdemont peca de ‘humilde’, su fuerza dentro del PDCAT existe y quedó patente este fin de semana cuando la Coordinadora General del partido, Marta Pascal, renunció a su cargo porque ya no cuento con la confianza de Carles Puigdemont”—declaró. En su reemplazo ha entrado un hombre que sí ha aceptado hacer confluir los intereses del PDCAT con los de Crida Per la República.

El gesto al que se refiere Puigdemont fue dar a Pedro Sánchez el voto de los parlamentarios independentistas para sacar a M.Rajoy del cargo, así que cuando habla de correspondencia, le dice a Sánchez, que mantenerse en el sillón también depende de ellos y ellos sólo le seguirán apoyando dependiendo de los resultados del diálogo entre España y Catalunya.

Gobernabilidad en la cuerda floja

Esta es la sombra que planea sobre la testa del presidente español que llegó a la Moncloa en hombros de Podemos y de los independentistas catalanes —que en el Parlamento español, siendo pocos para decidir, tienen mucha fuerza para vetar—. El presidente tiene que asumir de una buena vez que los independentistas son una fuerza importante y que más le vale tomarlos en cuenta si quiere conservar el cargo. Rajoy no lo hizo y hoy ya es historia.

Si el PDCAT le quita su apoyo a Pedro Sánchez, la legislatura se le vuelve ingobernable y unas nuevas elecciones podrían ser convocadas antes del 2020 —año en el que se supone debería acabar el actual gobierno—. Así que el socialista ya sabe que el único camino es negociar, negociar y negociar.

Verborreico ministro de Exteriores español

Esta mañana, Puigdemont, sabiendo de su fuerza también afirmaba: “Ahora tiene que venir el tiempo de los hechos, ahora hay que abordar lo esencial, las relaciones entre Catalunya y España”; y es aquí donde la cosa puede estar encallada porque aunque el gobierno del Estado haya cambiado de manos, el pensamiento fuerza es el mismo.

“La integridad territorial del Estado español es el objetivo número uno, indeclinable de cualquier gobierno español”. Así lo señalaba el ministro de Relaciones Exteriores de España, Josep Borrell, mientras —al mismo tiempo— Puigdemont hablaba de diálogo y de hechos en pro de alcanzar una solución. Borrell no es otro que el político que un día dijo que “antes de coser las heridas había que desinfectar Catalunya”.   

Otro obstáculo para llegar a una solución que agrade a Catalunya es que el ministro, Borrell, verborreico y chulesco él, también dijo: “A ver si el sr. Torra se entera de una vez, que el derecho a la autodeterminación no está reconocido internacionalmente en ninguna parte”, y eso pasa cuando se habla para una platea desinformada, porque me niego a creer que el ministro de exteriores de un país europeo no sabe que la ONU —aunque a él no le guste— avala el derecho a la libre determinación de todos los pueblos.

Además, la propia Constitución española en su artículo 93 dice: “[…] Corresponde a las Cortes Generales o al Gobierno, según los casos, la garantía del cumplimiento de estos tratados y de las resoluciones emanadas de los organismos internacionales o supranacionales titulares de la cesión”. Así que, ser subscriptor de los tratados de la ONU y no cumplirlos es incumplir también la Constitución por la cual el PSOE, el PP y Ciudadanos se rasgan las vestiduras.

El conflicto entre Catalunya y España no ha acabado, ni mucho menos, las fichas se mueven en más de un sentido, se trata de una verdadera partida de ajedrez que se juega a nivel europeo y hasta ahora el gran perdedor es España. Si bien es cierto, los independentistas aún no han logrado sus objetivos, siguen luchando; y en el camino la democracia y la justicia españolas están siendo duramente cuestionadas y descalificadas.

Este blog también ha sido publicado en: teleoleo.lamula.pe

Rídiculo espectacular de la justicia española

Las euroordenes en contra del expresident de Catalunya y de los exconsellers que se encuentran en el exterior han sido retiradas. El Juez Pablo Llarena escribe así, una de las páginas más jocosas de la justicia española

El juez del Tribunal Supremo español, Pablo Llarena —encargado de instruir la causa contra los líderes independentistas catalanes— acaba de anular las euroordenes en contra del  expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y de los exconsellers que se encuentran en Bélgica, Escocia y Suiza. No sería de extrañar que el juez estuviese buscando nuevo trabajo, porque con esta última acción confirma ha perdido ‘la brújula judicial’.

La última decisión de Llarena —que cierra el círculo del rídiculo espectacular que está haciendo la justicia española en Europa— ocurre luego que Alemania le volviese a decir que no veía ningún acto de rebelión, ni de sedición en la actuación de Carles Puigdemont, y —que, si acaso— podría haber, sólo malversación.

El viernes pasado, la justicia alemana emitió su último fallo respecto a la  euroorden interpuesta en contra de Puigdemont, en el cual manifestaba que sólo veía un posible delito de malversación y que sólo lo devolvería a España para que fuese juzgado por esa causa, además señalaba, que —de hallarlo culpable— sólo podría condenarlo a 5 años de prisión. Sin embargo, Puigdemont eludiría la prisión pagando la suma que se le reclama: 1,6 millones de euros.

Esta suma ya habría sido reunida por las entidades civiles soberanistas y la tienen a punto para consignar, con lo cual, el expresident permanecería en la cárcel sólo 72 horas. Como en el pago de todas las fianzas cobradas al indepentismo, por la justicia española —que suman ya varios millones de euros— la cifra se ha podido reunir gracias a las donaciones de los ciudadanos catalanes a la Caja de la Solidaridad.

Sabedor de todo esto, y para que —según afirma el juez— la “causa no se rompa”, o más bien, porque de aceptar la devolución de Carles Puigdemont en estos términos no podría encerrarlo en prisión por 30 años, y quedaría muy mal que los que están imputados y presos en España, sí ; Llarena prefiere patear el tablero y retirar las euroordenes.

Esta decisión del juez no hace más que ratificar la frase que desde hace meses utilizo como título, en los blogs que he venido escribiendo respecto a la actuación judicial en contra del procés“España hace el rídiculo”. Y es que Llarena, cual “Llanero Solitario”, se cargó sobre las espaldas la labor de desarticular al independentismo, sin embargo, lo ha hecho de manera tan incompetente que sólo ha metido la pata una y otra vez hasta que la situación le ha reventado en la cara.

Ahora a Llarena le quedaría hacer ‘mutis por el foro’, pero, a saber qué hará. Hace unos días amenazaba con llevar el fallo de Alemania ante el tribunal de Luxemburgo. Sin embargo, a este tribunal, que tiene como objetivo interpretar y aplicar el derecho entre los países que conforman la UE, sólo podría acudir Alemania si tuviese alguna duda sobre la decisión a tomar; pero como los germanos no tenían ninguna, han emitido sentencia, y lo suyo sería acatarla.

Otro problema que se cierne ahora sobre la testa del juez es su propio futuro, pues no acatando el fallo alemán caería en un ilícito. Así lo señala el artículo 408 del Código Penal español que a la letra dice: La autoridad o funcionario que, faltando a la obligación de su cargo, dejare intencionadamente de promover la persecución de los delitos de que tenga noticia o de sus responsables, incurrirá en la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años”.

Así las cosas, quien debe —además de estar buscando empleo— estar buscando un abogado, es el juez; pues cacareó y se desgañito ante la justicia alemana para que le devuelvan a alguien a quien acusaba de graves delitos —hasta hace unos días, enviaba toneladas de papeles y vídeos para probar su culpabilidad— y cuando se lo devuelven, dice que no, que no le viene, que si acaso al ratito. Los jueces alemanes deben estar haciendo, plop y replop!

El juez tiene todos los número de la rifa para un mal final de su cuento. Por su parte, a los líderes independentistas las cosas les comienzan a ir mejor, sobre todo, a los que por están fuera de España que desde hoy gozan de irrestricta libertad, porque los países en los que están no ven los delitos que sólo ve el “Llanero Solitario”.

Carles Puigdemont, previsiblemente volverá a Bélgica donde se ha instalado la sede del gobierno de la República, que tanto quieren ver realizada los más de dos millones de catalanes que votan a favor de la secesión,  y es de esperarse, que a falta de “sustancia” la causa caiga en España, eso sería lo lógico, aunque esta forma de razonamiento ha sido abandonada por la justicia estatal en todo lo que tiene que ver con “la cosa catalana”.

El retiro de las euroordenes demuestra que nada de lo escrito en cientos de páginas por el juez Llarena es cierto, Bélgica ya lo ha dicho, Alemania también. Ojalá que todo este movimiento favorezca un tratamiento más justo para los 9 líderes independentistas que se mantienen en una absurda prisión provisional, durante más de 9 meses. Esperemos que más pronto que tarde vuelvan a casa, con sus familias, con sus amigos, porque en un país que se llama demócrata, poner urnas para votar no puede ser nunca un delito.

España vuelve a hacer el ridículo: Alemania sólo extraditará a Carles Puigdemont por malversación

El expresident de la Generalitat no podrá ser juzgado por rebelión, ni por sedición. Este es un nuevo golpe para la justicia española. Instruir la causa contra el ´procés´catalán, sobre los sueños húmedos de un juez, que pasará a la historia por su sectarismo e ineptitud, le pasa cara factura

Alemania acaba de acceder a la extradición de Carles Puigdemont, el expresident de Catalunya, pero sólo por el delito de malversación. Lo cual significa que Puigdemont no podrá ser juzgado en España por el delito de rebelión, ni el de sedición, concebidos y redactados con habilidad literaria por el juez instructor del caso, Pablo Llarena.

Un parto, sí, un parto, doloroso, pero un parto. Desde el 1 de octubre, día en que se celebró el referéndum catalán, nueve meses y once días han pasado y aún no rompemos aguas. Seguimos formando parte de España, pues la independencia se ganó en las urnas pero no se concretó, por las amenazas del gobierno español de cobrarse con sangre la ejecución de la misma -según dijo en su momento la exsecretaria de ERC, Marta Rovira, actualmente exiliada en Suiza.

Durante todo este tiempo muchas cosas han pasado, Catalunya ya tiene nuevo president, Joaquim Torra, quien asumió el cargo afirmando que sería de manera provisional, porque el verdadero president era Carles Puigdemont. Y así vivimos desde el 14 de mayo pasado, entre la provisionalidad y el intento de reafirmación del mandato republicano asumido por la mayoría parlamentaria catalana: la independentista.

En el ámbito judicial, Pablo Llarena, el juez, ha seguido con su relato creado de una rebelión sin armas, sin bombas, sin muertos, sin heridos; interpretando la ley de manera amplia y elástica, tanto, que la justicia belga lo ha citado a declarar. Carles Puigdemont y los exconsellers exiliados en Bélgica y Reino Unido, han presentado una demanda civil en su contra debido a las irregularidades de la instrucción del caso contra el independentismo y la justicia belga la ha admitido a trámite.

La justicia belga denegó la extradición de los exconsellers catalanes que se encuentran en su territorio por un error garrafal en la emisión de la orden. Pablo Llarena tenía que haber emitido, primero, una orden de captura en territorio español en contra de ello; pero oh sorpresa: no lo hizo.

El juez injusto

Llarena pasará a la historia -o no- por ser el juez que más ha retorcido las pruebas durante una investigación, en pro obtener el resultado que se ajusta al tamaño de su indignación. Dentro de la instrucción del caso, Llarena se incluye como afectado por el procés: –“estamos sufriendo”, -decía en su interlocutoria de procesamiento, y con ello, dejaba sentada su falta de imparcialidad, pues, nunca mejor dicho: “no se puede ser juez y parte”, y menos en una causa judicial.

Por eso Llarena ve rebelión donde no la ve el Código Penal español, ni de ninguno de los países donde se encuentran los ex integrantes del gobierno catalán. Y si no es rebelión, Llarena se viste de sedición, pero tampoco. Y, entonces, ¿malversación? Y con este delito ha hecho bingo, pero -por el momento- sólo en Alemania. En Bélgica, el juez, no ha tenido suerte y el Reino Unido -donde se encuentra la exconsellera de Educación- dará su veredicto en uno días.

Sin embargo, hace unos meses, el juez declaró que nones, que si le entregaban a Puigdemont sólo por malversación, no lo quería. Según él, no sería justo que en España unos fuesen juzgados por rebelión y los que están fuera de sus urpas, no. Entonces ¿qué?, pues ya lo sabremos porque por el momento, el juez no abre boca y dice que no lo hará hasta que no reciba la notificación oficial del tribunal alemán.

Pero, la malversación es un delito que tampoco estaría probado. El juez sustenta su acusación en un informe de la Guardia Civil que señala la previsión de gastos para la realización del referéndum, pero asegura que no hay ninguna facturas que prueben el delito. Ahora bien, este informe tampoco sería fiable, adolesce de otro fallo garrafal: una suma de supuestos gastos, que no pasaría un examen de primaria.

Alegría independentista

Luego de saberse la decisión de la justicia alemana, los independentistas manifestaron su satisfacción, la causa: ningún país europeo hace responsables de los delitos de rebelión, ni de sedición a los ex líderes independentistas que se encuentran en el exterior, lo cual debe de tener a Pablo Llarena, y a algún que otro líder de la derecha y de la ultraderecha española, con una descomposición gástrica fulminante.

Carles Puigdemont ha manifestado su “honda satisfacción” en twitter. Las comillas son porque la frase siempre formó parte de discurso del rey emérito Juan Carlos I.

Traducción: “Hemos derrotado la principal mentira sostenida por el Estado. La justicia alemana niega que el referéndum del 1 de octubre haya sido un acto de rebelión. Cada Minuto que pasan nuestros compañeros en prisión, es un minuto más de vergüenza e injusticia. ¡Lucharemos hasta el final y ganaremos!

Apelación

A pesar de la decisión del tribunal alemán, la extradición de Puigdemont aún estaría lejos. Ahora se ha de esperar que la fiscalía alemana haga efectiva la orden, a partir de ese momento, la defensa del expresident tiene 30 días para apelar ante un tribunal superior, en este caso, el Tribunal Constitucional alemán, y luego de un nuevo periodo de deliberaciones, que podría acabar en septiembre, se sabría qué pasa con el expresident.

Mientras tanto Puigdemont continuará en libertad presentándose periódicamente en la comisaría asignada. Los exconsellers que se han refugiado buscando justicia en países como Bélgica, Reino Unido y Suiza también. Los únicos que desde hace 8 meses están en prisión provisional, son los exconsellers y conselleres que confiaron en el sistema español y no pusieron pies en polvorosa. ¿Quién dijo primer mundo? ¿Quién dijo justicia?ç

Este blog también ha sido publicado en: teleoleo.lamula.pe

Bye, bye M. Rajoy

“El resultado de la votación ha sido el siguiente: 350 votos emitidos, a favor 180, votos en contra 169, abstenciones una. Al haber alcanzado el voto favorable de la mayoría absoluta de la cámara queda aprobada la moción de censura”. 

Con estas palabras y conteniendo la tristeza, que luego desató en llanto, la presidenta del Congreso español, Ana Pastor, diputada del PP,  ha anunciado la derrota de M. Rajoy quien esta mañana ha dejado de ser el presidente de España. Antes del anuncio,  M. Rajoy se ha dirigido a los 350 parlamentarios, resignado, adusto, aceptando la derrota pero dando la estocada final.

“A la vista de lo que todos sabemos y podemos presumir la moción de censura saldrá adelante y el señor Pedro Sánchez será el nuevo presidente del país, y yo quiero ser el primero en felicitarle. Será esta cámara quien tome la decisión y a todos nos corresponde acatar el mandato de la soberanía popular aquí representada. Aceptaré como demócrata el resultado de la votación, pero como bien saben no puedo compartir lo que aquí se ha hecho”, decía M. Rajoy.

“Ha sido un honor -no lo hay mayor- que el haber sido presidente del gobierno de España y ha sido un honor dejar una España  mejor de la que encontré”, seguía el presidente. Pero los jubilados que en las últimas semanas han llenado calles y plazas protestando por sus miserables pensiones, los catalanes que han visto recortados sus derechos debido a la imposición del 155 y los miles de trabajadores en el paro, creo que no piensan que la  España que nos deja M. Rajoy sea mejor.

“Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día – que deja un país mejor- se lo deseo por el bien de España. Creo que he cumplido con el mandato fundamental de la política, que es mejorar la vida de las personas”, continuaba. Y sí, M. Rajoy ha mejorado vidas, pero las de sus ‘amigotes’, de los que con él ha sido cómplices de la trama Gürtel y de otros casos de corrupción que tiene imputados a 900 integrantes de la cúpula del PP.

“A quien se haya sentido, fuera o dentro de esta cámara, ofendido o perjudicado, le pido disculpas. Gracias a todos y de manera muy especial a mi partido sin el cual nada hubiera sido posible”, concluía el perdedor. Esta frase de disculpas a modo de corolario podría ser producto de lo que se le ha reclamado estos días al presidente, a sus ministros y a sus diputados, que alguno asumiera culpas y hiciese un acto de contrición. Aunque el gesto llega tarde, el delito ha pasado factura y M. Rajoy ya ha sido puesto de patitas en la calle.

El triunfo de la moción de censura de Pedro Sánchez es el inicio de un camino por un túnel oscuro, incierto y posiblemente solitario. A partir de ahora, el nuevo presidente solo cuenta con los 84 votos de los diputados de su partido y 1 voto de Nueva Canarias, partido que siempre vota con el PSOE. Alcanzar la mayoría para futuros acuerdos le costará al gobierno negociar, negociar y volver a negociar. Sánchez sólo puede aspirar a contar con el apoyo de tal o cual partido en determinados momentos.

Sánchez es un superviviente, fue echado de su partido por una facción que en el pasado le reprochaba su voluntad de hablar con los catalanes. Lo vimos irse con su Peugeot familiar de la sede de su partido, luego de que anunciará que con su vehículo recorrería el país haciendo campaña. Volvió al cargo de secretario general del PSOE porque las bases lo repescaron, y con la lección aprendida se convirtió en el socio necesario para que M.Rajoy pudiese intervenir el gobierno catalán.

Como el que más, y para no seguir perdiendo fuerza delante de un Ciudadanos defensor de la unidad de España, Sánchez se mostró partidario a ajustar más y más las tuercas a Catalunya. Estaba dispuesto a alargar el 155 y a la reforma del Código Penal para “adaptar el delito de rebelión a los nuevos tiempos”, insultó al nuevo president de la Generalitat, llamándole supremacista, racista y xenófobo, y lo hizo tanto o más que Ciudadanos y el PP, pero ahora todo eso ha quedado en el pasado. Sánchez ha dicho que dialogará y que quiere una convivencia pacífica con Catalunya y el País Vasco. Y por eso le han votado.

Por eso, porque sabe de su debilidad, Pedro Sánchez -antes de la votación- ha coqueteado con el PP y le dicho que espera contar con sus votos y su confianza para todo lo que suponga la defensa del Estado, el cumplimiento de la Constitución y el mantenimiento del sistema de las comunidades. Pedro Sánchez sabe que comienza su gobierno con una oposición fuerte, la del PP con sus 134 diputados y la de Ciudadanos, cuyos 32 parlamentarios también han votado en contra de la moción de censura.

En cuanto ha acabado la votación, un desencajado Albert Rivera -líder de Ciudadanos- ha declarado que “a pesar del espectaculo bochornoso que hemos visto entre el bipartidismo este día (PP, PSOE), a pesar de los que presentaron una moción de manera irresponsable (el PSOE), de la irresponsabilidad de los que no han querido convoar unas nuevas elecciones (PP) y de la irresponsabilidad del gobierno saliente que ayer no estuvo en el debate, esta España del bipartidismo está dando los últimos coletazos”.

Y sí pues, el mejor escenario para Albert Rivera, el amigo de Mario Vargas Llosa -a quien el mes pasado tentó para que formará parte de un posible gobierno suyo- era la convocatoria a unas nuevas elecciones. En ese terreno Rivera juega con ventaja, su radical posición en contra de la independencia de Catalunya le ha permitido ganar más adeptos, y en caso de comicios -según algunas encuestas de las últimas semanas- lo más probable sería verlo a él en la Moncloa. Por eso como ayer dijo un diputado de Esquerra Republicana de Catalunya “votaré sí porque voto no”. Y este ha sido el espíritu de los partidos que han votado al lado del PSOE, han votado sí para decirle no a M.Rajoy.

En los despachos del gobierno saliente y en los del PP, las trituradoras de documentos y cualquier instrumento contundente capaz de destruir discos duros deben estar trabajando a máximo rendimiento. Pensar esto no es descabellado, ni una mera especulación de esta servidora, sólo es producto de recordar el pasado. Cuando se descubrió que el extesorero del PP, Luis Bárcenas, había ‘administrado’ una caja B con la cual se pagaron millonarias campañas electorales y sobresueldos a los dirigentes del partido, el jefe de sistemas del PP borró 35 veces los discos duros del ordenador del extesorero -condenado hoy a 33 años de prisión- luego los rompió y los tiró a la basura. Es que el PP no tiene nada que esconder, ni lo volverá a hacer.

Leer más:

Adiós Mister M. Rajoy

España: Mariano Rajoy a un paso de ser destituido por sentencia de corrupción a su partido

Mariano Rajoy en la cuerda floja. Una moción de censura podría dejarlo fuera de juego

Adiós Mister M. Rajoy

La corrupción y falta de muñeca política durante su gobierno son las causantes de la posible caída de M. Rajoy. La justicia, que le sacaba las castañas del fuego con el ‘procés’ catalán, posibilita su hundimiento 

“No hacer leña del árbol caído” es lo que me ‘recomendó’ hace unos días un hater profesional, que con mucho afán y esmero critica e intenta desprestigiar todo lo que escribo en un portal peruano. Un señor que ve marxistas leninistas por todos lados y que por su discurso se acerca mucho a la derecha más reaccionaria. Y tengo que anunciar . para su pesar- que el árbol ya no sólo está caído, ahora ya lo estarían haciendo viruta.

Mariano Rajoy o M.Rajoy, como lo prefieran, está a punto de ser desbancado del gobierno. La sentencia sobre la Gürtel, la trama de corrupción más importante de los últimos tiempos en España, ha sido la roca en su zapato y Pedro Sánchez secretario general del PSOE, su socio en la intervención del govern de Catalunya a través del 155, el que ha pisado a fondo el acelerador y le ha planteado una moción de censura.

Con tal de sacar del juego a M. Rajoy y a su partido el PP, considerado como una  “organización criminal” por la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF), todo vale. Por eso, este jueves partidos tan diferentes como los independentistas catalanes, el Partido Nacionalista Vasco, Podemos y otros partidos de menor representación parlamentaria han anunciado que votarán juntos.

Esta ‘coalición’ ha manifestado en el Congreso de Diputados que todo lo hacen “por el bien de España, por la estabilidad del país, por el bienestar del pueblo y por limpiar de corrupción el gobierno”. Sin embargo, el PSOE no es el partido más impoluto, carga a sus espaldas con varios casos de corrupción por los cuales también está siendo investigado y juzgado.

Este falta de ‘pureza’ ha provocado que M. Rajoy haya jugado al “y tú más” cada vez que, ha tenido la palabra en el Parlamento, y que le haya reclamado a Sánchez la ‘osadía’ de querer hacerse con el gobierno por la sentencia de la Gürtel, cuando ellos también tienen cola que les pisen. En ningún momento el presidente ha pedido disculpas por nada, es más, ha sostenido con el mayor desparpajo: “mi partido el Partido Popular no ha sido sentenciado penalmente por corrupción”.

Y en eso tiene razón, el PP sólo ha sido condenado por la vía civil como “partícipe a título lucrativo” porque se benefició de “un enriquecimiento ilícito en perjuicio de los intereses del Estado”. A pesar de que la justicia ha establecido la existencia de una caja B de su partido, que le permitió un “financiamiento opaco”, el PP no ha sido condenado penalmente porque el Código Penal que regía cuando se descubrió la trama, no consideraba la financiación ilegal de los partidos políticos como delito.

El único partido que aún no apoya la moción de censura es Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, quien está sufriendo en sus carnes aquello de “nadie sabe para quién trabaja”. En los últimos meses el líder de Ciudadanos, debido a su discurso anti independentista, ha ganado más adeptos. Rivera tiene el apoyo del electorado nacional porque propugna que Catalunya continúe intervenida por el 155, sea castellanizada y ‘patriotizada’. Y ese discurso gusta a los españoles ‘de bien’.

Las últimas encuestas dan como ganador de unas posibles elecciones nacionales a Ciudadanos, sin embargo, Rivera podría quedarse viendo como se le quema el pan a la puerta del horno, de prosperar la moción de censura, Sánchez ha dicho que gobernará por un tiempo antes de convocar a elecciones, todo “por el bien de España, la aplicación de políticas sociales, la normalización de las relaciones con Catalunya y de propiciar el diálogo con el govern”.

Por eso, este jueves, intentando mantener el protagonismo Rivera ha dicho, también por “el por el bien de España” y, sobre todo, para no darle respiro al independentismo, que podría votar a favor de la moción de censura si y sólo sí Sánchez se compromete a convocar elecciones antes que acabe 2018. Rivera no quiere que el PSOE tenga tiempo para congraciarse con el pueblo y robarle los votos ganados a punta de banderas y de gritos de Viva España.

Pero a Sánchez  podría ya no le importarle lo que decida Rivera, sin su apoyo, esta noche se va a dormir con 180 votos en el bolsillo y todo gracias al PNV, el Partido Nacionalista Vasco, que había expresado dudas sobre la moción. Los vascos querían que Sánchez se comprometiera a no convocar elecciones de inmediato, y así impedir el ascenso de Ciudadanos, además querían que anunciará su voluntad de “diálogo” con el govern catalán. Y Sánchez ha satisfecho estos ‘deseos’.

Ahora M. Rajoy, desaparecido del hemiciclo en horas de la tarde, “bunkerizado durante toda la tarde en un restaurante” -según manifestó un periodista en un programa de análisis político- tiene dos opciones, aunque ninguna le sería favorable. La primera sería dimitir y salvar la piel por unos días, la segunda someterse a la votación de la moción de censura que se realizará este viernes, esperar que un rayo caiga sobre el Parlamento y que la votación no se realice.

Si Rajoy dimitiese antes de la votación, la moción de censura decae, el gobierno del PP pasa a ser un gobierno en funciones y el Rey inicia la rueda de contactos para encontrar candidato a la presidencia. Sin embargo esto sólo le daría a M. Rajoy unos días de respiro, él sabe que la próxima semana el PSOE podría convocar a una segunda vuelta de la moción de censura y que la ganaría tan sólo con una mayoría simple.

Ante las especulaciones de dimisión, María Dolores de Cospedal, la ministra de Defensa ha declarado que, otra vez, por “el bien de España y la estabilidad el país”, su presidente no dimitirá y no hará decaer la moción de censura, y ha dicho abiertamente que no lo hará porque la próxima semana el PSOE podría igualmente arrebatarle el gobierno. Así las cosas ya son varios los que ya hacen leña del árbol caído y celebran una dizque nueva etapa del gobierno español. Veremos.

Leer más: 

Mariano Rajoy en la cuerda floja. Una moción de censura podría dejarlo fuera de juego

Netflix realiza documental sobre la violencia del 1-0 y el ‘procés’ catalán [VÍDEOS]

Más de 100 millones de espectadores en todo el mundo podrán ver lo ocurrido en Catalunya durante el referéndum de autodeterminación. Ya nadie podrá decirles que los violentos son los catalanes

Netflix ha realizado un documental sobre el 1-0 y todo el procés catalán hasta el nombramiento de Quim Torra como nuevo presidente. El Estado español no puede esconder más sus miserias. Quienes tienen ojos y oídos abiertos a la verdad verán las imágenes del día del referéndum en la intimidad de su sofá, mando a distancia en mano para retroceder, avanzar y volver a ver cuadro a cuadro lo que hicieron. Pero también podrán ver el conflicto desatado luego de las elecciones del 21 de diciembre.

El documental de casi horas titulado “Las dos Catalunyas”, pretende ser imparcial y ha sido hecho para ser un documento de consulta ahora y en el futuro, para todos aquellos que quieran entender lo ocurrido estos últimos meses entre Catalunya y el gobierno central, así lo han dicho sus directores, Álvaro Longoria y Gerardo Olivares. Los primeros 25 minutos del documental fueron proyectados en el DocsBarcelona. Se calcula que 100 millones de personas, alrededor de todo el mundo, verán lo que pasó aquella lluviosa mañana de otoño y los meses posteriores.

El documental cuenta con entrevistas a políticos, juristas, periodistas y ciudadanos que explican su sentir respecto a lo que está ocurriendo en Catalunya. También podremos ver vídeos grabados durante el 1-0, uno de ellos es el del asalto policial a la Escola Verd de Girona. El vídeo, que podemos ver íntegramente en Youtube -y que encontrarán al final de este blog- tiene una duración de más de 40 minutos y nos demuestra que la violencia el 1 de Octubre no vino de parte de los catalanes. La violencia fue toda obra y gracia de las fuerzas de seguridad española, que a golpe de porra y mazo entraron en las escuelas para llevarse las peligrosísimas urnas y papeletas con las que los ciudadanos de este pequeño territorio querían expresar su voluntad.

En el documental también veremos una entrevista al ministro de Relaciones Exteriores español, Alfonso Dastis, realizada por la BBC, en la que el ministro afirma que muchas de las imágenes que han circulado sobre la violencia policial el día del referéndum son falsas. Sin embargo, la BBC también estuvo en Barcelona el 1-O y tienen su propio archivo sobre lo que aquí ocurrió.

Tanto mal hace la democracia, tanto mal hace la voluntad del pueblo que tienen que aparecer hombres armados y protegidos hasta los dientes para atacar a los ciudadanos que sólo cantan su himno, que sólo lanzan consignas al viento, que incluso ante el ataque y la represión gritan “no violencia”. Tanto mal hace que el pueblo catalán quiera decidir su futuro, sobre todo cuando se ve gobernado por una “organización criminal” -según ha dicho la propia Unidad de Delitos Económicos y Financieros española- el PP, que entre sus filas tiene a más de 700 imputados por corrupción y entre los cuales incluso cuenta a M.Rajoy.

Según el juez que instruye la macrocausa contra el independentismo, esta manera de actuar de los catalanes es causal de delito de rebelión y de sedición por parte de los exdirigentes del gobierno catalán. Pablo Llarena, ‘el juez’, dice que el president Carles Puigdemont y sus exconsellers empujaron a la gente contra la policía y que debido a ello los funcionarios del orden -unos 400- sufrieron heridas tan graves como uñas rotas, arañazos, golpes en los testículos, entre otras ‘gravedades’.

Del lado de los catalanes los heridos llegaron casi a 1000 y entre ellos el más grave de lamentar es Roger Español, un hombre que perdió un ojo debido a las balas de goma disparadas por la policía (balas de goma prohibidas en Catalunya). También tenemos al hombre que debido a las cargos policiales sufrió un paro cardíaco, o a la mujer a la que le torcieron los dedos y manosearon para inmovilizarla y hacerla desistir de su terrible ‘acto de violencia’, intentar proteger a otras personas mientras la policía repartía leña para llegar a hacerse con las terribles armas del delito: urnas y papeletas.

Catalunya ha sufrido y está sufriendo, dolor físico, incertidumbre, frustración, todos estos son estados por los que pasan sus ciudadanos, pero los que quieren una República siguen firmes, porque quieren igualdad, quieren mejores condiciones de vida, porque no quieren una monarquía por más parlamentaria que se haga llamar. Catalunya quiere respirar, quiere llenarse los pulmones de aire puro, quiere luz y colores para sus ojos, para los de todos los catalanes, para los oriundos de 8 apellidos, para los de apellidos mezclados, para los de colores diferentes, para los recién llegados y para los que hemos llegado ya hace algunos años y nos hemos asentado, para todos.

Catalunya quiere vida, quiere ser eternamente joven e inconforme, Catalunya no quiere dominaciones, Catalunya ha crecido, ha madurado, no está para gobiernos que crean que el territorio que gobiernan es su parcela y los ciudadanos su asalariados. Catalunya quiere decidir su futuro, sabe lo que es y lo que vale y quiere respeto, el respeto que nunca ha tenido, y por eso es resiliente y se levanta y sigue en pie de lucha. La revolución de las sonrisas ha acabado, pero Catalunya sigue pacífica, digna, imaginativa y con una gran mayoría de catalanes empujando el carro hacia la meta: la libertad. Ahora es el momento de sumar más catalanes a ese carro, de seducir y de conquistar. Es el momento de sumar y de dignificar la lucha aún más.

España, el Estado español se rompe, pero no a causa de Catalunya. España se rompe porque está unida a base de violencia y de prepotencias varias, y no hay nada que quiebre más una unión que la imposición. España no sabe hacer política, no negocia, no sabe dialogar, pero tampoco sabe hacer el amor, porque lo único que ha generado es animadversión y unas ganas de locas de ponerse calzado cómodo y salir corriendo como Julia Roberts en “Novia a la fuga”. En carrera andamos.

Tengo una amiga que con toda convicción cree que los malos, los corruptos, los prepotentes, los que tienen la sartén por el mango siempre ganan, yo le digo que no, que las formas de ganar son diversas y Catalunya ha ganado en madurez, en solidez y en ganas de salir adelante y saldremos. Catalunya ahora sabe a quien y a que se enfrenta, sabe que aquello que alguna vez dijo el expresidente José María Aznar de que “en democracia de todo se podía hablar de todo” no es cierto. Ahora los catalanes que ansían la independencia saben que el camino es complicado y que para avanzar sólo hay que seguir firmes, valientes y esperanzados.

Aquí uno de los vídeos que se podrá ver en el documental de Netflix que se estrenará este otoño a nivel mundial, las imágenes han sido grabadas por los testigos de lo que ocurrió el 1-0.

Entrevista al ministro de Relaciones Exteriores español, Alfonso Dastis, realizada por la BBC. En la entrevista el ministro afirma, sin que se le mueva un músculo, que la mayoría de imágenes que circularon sobre la violencia policial del 1-O son falsas, y como la BBC le cree, sobre las palabras del ministro proyecta las imágenes de la violencia policial que ellos mismos grabaron mientras cubrían el referéndum catalán.

Y de ‘yapa’ o de regalo, por si a alguien le queda duda de donde vinieron los golpes, los empujones y hasta las balas de goma y duda de mis afirmaciones; les dejo una entrevista que le realizó al ministro Dastis un periodista de Skynews el mismo día del referéndum, luego de haber grabado con sus cámaras la violencia ejercida contra los votantes, algo que es “inaceptable en pleno siglo XXI en la Unión Europea”, le dijo el periodista.

La justicia española vuelve a hacer el ridículo. Esta vez el golpe vino desde Bélgica

Las euroordenes contra los exconsellers catalanes que se encuentran en Bélgica han sido desestimadas. El juez español no hizo bien los deberes y ahora paga el descuido

La justicia europea sigue dejando en mal puesto a su homóloga española. Bélgica no entregará a España a los tres exconsellers del gobierno de Carles Puigdemont sobre los cuales pesaba una euroorden emitida por el Tribunal Supremo (TS). La noticia ha caído sobre el juez Pablo Llarena, el que instruye la causa contra el independentismo, como un balde de agua fría lleno de cubitos de hielo.

La decisión de la justicia belga es firme y contra ella sólo podrían apelar los propios exconsellers, pero ellos ya han expresado su satisfacción porque vuelven a ser libres. El TS no ha perdido tiempo en criticar, “la falta de compromiso de la justicia belga con la española”, o sea, si un tribunal falla de manera diferente a la que tú quieres, no es independencia, es falta de compromiso.

Y lo más preocupante o risible o desternillante es la causa por la cual Bélgica no entregará a Marichell Serret, Toni Comín y Lluís Puig y es: por un defecto de forma en el requerimiento. En los documentos enviados por el juez Llarena a Bélgica, no figuran las ‘órdenes de detención nacional para el territorio español’, indispensables para la aplicación de una euroorden, es decir, parece que alguien no fue a clase el día que explicaban cómo tramitar una euroorden.

Este incidencia fue comunicada al juez Llarena por la fiscalía belga cuando se inició la tramitación de la euroorden, Llarena contestó que no había emitido ninguna orden de detención porque la Audiencia Nacional ya había emitido una. Recordemos que la Audiencia Nacional Española emitió en noviembre pasado una primera euroorden para la extradición de los tres exconsellers mencionados, además de otras dos para Carles Puigdemont y Clara Ponsatí, otra exconsellera.

La justicia de un país que recibe una euroorden analiza si los delitos que se imputan corresponden a la doble tipificación exigida, es decir que el delito cometido sea equiparable en los dos países. Y aquí la cosa ya comenzaba coja, el expresident Carles Puigdemont y los exconsellers que se encuentran en el exterior, están acusados por los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia; y para comenzar, el código penal belga no contempla la rebelión.

En pleno análisis de la euroorden, la causa contra el independentismo pasa a manos del juez Pablo Llarena quien recibe un soplo, Bélgica no devolvería a Puigdemont y compañía por rebelión.  Así las cosas, Llarena retira la euroorden, no quiere tener en España unos exconsellers juzgados por rebelión, penada con 30 años de cárcel y a otros, sólo por el delito de desobediencia que no comporta encarcelamiento ni purga de ‘pecado’, y eso no se puede permitir, porque si algo ha se hacer un buen funcionario español es castigar a todo catalán que se ‘subleva’.

La segunda euroorden fue emitida porque Puigdemont estaba viajando por Europa invitado para dar charlas y conferencias y eso era como un dedo en el ojo del juez. Puigdemont es detenido y apresado en Alemania. Luego fue puesto en libertad, la justicia alemana no ve delito de rebelión. Además, la ministra de Justicia alemana, le dice a España que deberá justificar muy bien el delito de malversación porque tampoco les parecía que hubiese sido cometido.

La liberación de Puigdemont fue el primer ridículo español frente a la justicia europea por la causa contra del independentismo. El pedido de la fiscalía belga de dejar sin efecto la euroorden en contra de los exconsellers es el segundo pues en el documento firmado por el Fiscal General belga, se cuestiona de principio a fin la profesionalidad de Llarena. El documento habla abiertamente de irregularidades cometidas, sobre todo la de no haber emitido la orden de detención, este error es garrafal si, además, se tiene en cuenta que hay jurisprudencia.

El Tribunal de Luxemburgo establece que sin una orden de detención previa no se puede dar trámite a una euroorden. En 2013, un ciudadano rumano llamado Bob-Dogi invistió con un camión e hirió gravemente a un ciudadano húngaro. Hungría activó una euroorden en su contra pero no pudo conseguir su extradición porque no había emitido una orden de detención previa.

En el documento la fiscalía también señala que cuando pidió al juez Llarena información para saber cuál era la base para emitir la segunda euroorden, Llarena le contestó que la emitía sobre la base de la orden de detención de la Audiencia Nacional, a lo que la fiscalía le recordó que al haber retirado la primera euroorden, “porque no estaba seguro de conseguir que le entregasen a el expresident y a los exconsellers”, aquella orden de detención quedaba sin efecto.

Además la fiscalía belga, en el documento le dice a Llarena que la orden de detención emitida para la primera euroorden tampoco tendría valor para la segunda porque ambas son diferentes. Ambas describen “hechos parcialmente similares, pero también parcialmente diferentes, además se han agregado descripciones de hechos, (especialmente la agresión a policías) y las calificaciones penales que sustentan también son diferentes”

Pero estos no son los primeros errores del juez Pablo Llarena en la causa que instruye contra el independentismo catalán. Ya hace unas semanas que intenta probar el supuesto delito de malversación del cual acusa a Carles Puigdemont y sus exconsellers y no puede hacerlo. Las acusaciones por este delito se basan en un informe de la Guardia civil donde se habla de supuestos pagos a terceros por un total de 1.915.067,22 euros para la realización del referéndum del 1 de octubre pero no se presenta ninguna factura.

Es más, la suma de lo gastado por algunos conceptos está mal hecha, el que hizo esta operación también faltó a clase de aritmética.

Llarena ha desoído al presidente Mariano Rajoy que le ha dicho que el exgovern no ha gastado un solo euro público en la realización del referéndum, ha desoído incluso al propio ministro de Economía Cristóbal Montoro, que tiene intervenidas las cuentas de la Generalitat desde antes de la realización del referéndum, y que ya le ha entregado más de un informe en que le dice que ‘no way‘ el exgovern no echado mano del arca pública para pagar nada del procés.

La decisión de la justicia belga ya ha sido difundida por toda Europa, los exconsellers Serret, Comín y Puig ya pueden transitar libremente por el espacio Schengen y esto sienta un precedente importante para la determinación que tomarán la justicia alemana y la escocesa. Previsiblemente, estos dos países reaccionarán como Bélgica, pues la justicia alemana ya le ha dicho a Llarena que ha de justificar muy bien la malversación porque sino, no le entrega a Puigdemont y Escocia le acaba de pedir mayor información porque no entiende nada de nada.

Así las cosas, aquello de “más dura será la caída”, título con el cual el fallecido fiscal general del Estado, José Manuel Maza, nombró al comunicado de las querellas por rebelión contra Puigdemont y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, parece que se le comienza a volver en contra a la justicia española. Pablo Llarena y quienes le soplan al oído no creyeron que su omnipotencia interna no tiene poder en el exterior. Pablo Llarena y quienes le soplan al oído están desconcertados dando manotazos de ahogado. Fuera de las fronteras españolas la separación de poderes existe.

Este blog también ha sido publicado en teleoLeoLaMula.pe