Catalunya ya tiene president: autonomía o independencia, he ahí el dilema

Quim Torra es el 131 president de la Generalitat. A pesar de ser un candidato del independentismo no ha sido elegido con el voto de todos los independentistas

El color amarillo ya no está proscrito en Catalunya y es que desde este mediodía Catalunya ya tiene nuevo president. Después de 5 meses, desde las elecciones del 21 de diciembre en las que la opción independentista refrendó su fuerza en las urnas, y después de 3 investiduras fallidas, este mediodía Quim Torra, el candidato designado por el expresident Carles Puigdemont es el nuevo president de Catalunya.

“Gracias por la votación, gracias al president Carles Puigdemont por su generosidad y por su acto de responsabilidad y porque lo investiremos, porque es uno de los objetivos de mi mandato, y gracias al pueblo de Catalunya con quien quiero compartir el grito de Visca Catalunya lliure. Estas han sido las primeras palabras de Quim Torra luego del resultado de la votación del Parlament.

Este lunes el candidato de Puigdemont ha sido investido president con 66 votos a favor, 65 en contra y 4 abstenciones. Los votos a favor son los de Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC) y los de Junts per Catalunya (JxCat), los votos en contra son los de Ciutadans (Cs), el Partido Socialista Catalán (PSC) y el Partido Popular (PP), los mismos que apoyaron la destitución del gobierno catalán por parte del gobierno central.

Las abstenciones son de la CUP, el partido de extrema izquierda que desde este momento ha pasado a la oposición, ellos consideran que el gobierno de Torra se vuelve a alinear con el autonomismo y aparca la independencia de Catalunya“Somos y estaremos en la oposición por la lealtad al 1 de octubre, fidelidad que no quiere dar un paso atrás en el camino hacia la República”.

Pero en su discurso en esta segunda sesión de investidura, Torra no sólo se ha reafirmado en que Carles Puigdemont es el president y que él sólo estará en cargo de forma provisional, también ha manifestado que su gobierno será leal al mandato de la las urnas del 1 de octubre y que trabajará para “construir un Estado independiente en forma de República”.

Torra también ha dicho que trabajará por hacer de Catalunya una República para todos, en la que la educación y la cultura tengan gran relevancia. Ha hablado también de una Catalunya más moderna, tecnológica, solidaria y sostenible. Ha manifestado que se invertirá en salud y que se mantendrá la atención sanitaria universal, que hace unas semanas estuvo amenazada por el gobierno español.

El nuevo president se ha comprometido a luchar por la igualdad de los 7,5 millones de catalanes y por el progreso de todos. Especial énfasis ha hecho en las políticas de igualdad social y laboral entre mujeres y hombres, “pondremos acento en las políticas de de diversidad de orientación sexual, así como en las políticas de género y en las de la lucha contra la violencia machista” […] “crearemos un nuevo modelo de intervención en el ámbito de la violencia sexual”.

En cuanto a inmigración ha mencionado la gestión de políticas para garantizar la igualdad de todos, “queremos ser país de acogida, lograr la inclusión e interacción intercultural para profundizar en la construcción de un solo pueblo cohesionado y diverso que apuesta por una convivencia real que permita a todos su inclusión en garantía”.

El nuevo president no ha olvidado hablar de la promoción del trabajo y de la industria a través de sendos pactos sociales, también se ha referido a los ahora menoscabados Mossos de Esquadra, que con la aplicación del 155 han dejado de recibir las partidas necesarias para la lucha antiterrorista, así lo denunció hace unas semanas un Mosso de Esquadra en un programa de televisión.

“Debemos revertir de manera inmediata el daño que el 155 ha hecho en los Mossos de Esquadra y retornar a la normalidad, al ejercicio de su responsabilidad y a defender la honorabilidad de todos sus miembros y sus comandos. Haremos que el cuerpo de los Mossos ejerza como la policía integral de Catalunya y en el pleno ejercicio de las competencias en el ámbito de seguridad de nuestro país”.

Torra afirma que es hora de que los Mossos tengan presencia permanente en los organismos de coordinación policial internacional, es decir, que la policía catalana participe de la oficina de la policía europea que centraliza la información de la seguridad en la lucha antiterrorista. Todos los cuerpos policiales españoles tienen silla en esa mesa, menos la policía catalana, de haber sido así, los atentados de agosto de 2017 de Barcelona y Cambrils podrían haber sido evitados.

Y todos estos planes de Torra, se llevarán a cabo mediante tres ejes que vertebrarán el gobierno catalán, el primero es el espacio libre de Europa con el Concejo de la República presidido por Carles Puigdemont, el segundo es el gobierno de la Generalitat, el Parlament, los municipios, la asamblea de cargos electos; y el tercero es la ciudadanía empoderada e involucrada en el proceso constituyente que culminará con la elaboración de una Constitución.

Una de las primeras acciones del gobierno será la creación de un comisionado para evaluar los daños del 155 tanto en la administración pública como en la ciudadanía, así como recuperar las 16 leyes que aprobó el Parlament y que el Tribunal Constitucional derogó. Entre estas leyes está la de la lucha contra el cambio climático, la de la pobreza energética y la de igualdad real entre hombres y mujeres.

Pero ni todo el plan de gobierno expuesto, ni todos los anuncios de que trabajará para los 7.5 millones de catalanes, ni el pedido de gobernar juntos, ni el tercer pedido público de perdón por todos los tuits y comentarios hechos en el pasado, en contra de los españoles, nada, de nada ha convencido a la oposición de la investidura de Quim Torra.

Al contrario, Cs, PP i PSC, le han dicho que aunque se arrepienta de sus comentarios, no se arrepiente de como piensa, y que su provisionalidad y su mención reiterada a la implantación de la República no les convence. De una forma o de otra, los partidos del 155 le han vuelto a decir que es un racista y un xenófobo, Inés Arrimadas (Cs) le ha dicho incluso que debido a sus expresiones del pasado, el independentismo pierde toda posibilidad de tener la aprobación de Europa.

Esta mañana, en la habitual rueda de prensa de los lunes de la Comisión Europea (CE), su portavoz en jefe, Margarits Shinas, preguntado sobre si la UE mediará en el conflicto entre España y Catalunya respondió: “nuestra posición sobre una posible mediación ha sido muy clara, la ha expresado el pdte Juncker y el vicepresident Timmermans”. Ambos han dicho que la mediación sólo sería posible si la piden las dos partes en conflicto, y España no la ha pedido.

Preguntado sobre los tuits del pasado y artículos de Torra en el que dice que los españoles son ladrones o bestias, o que el Catalán es el idioma que se debe de hablar en Catalunya, o que las calles de ahora ya no son las de sus abuelos, Shinas ha contestado literalmente: “no dignificaré esos comentarios con un comentario mío”.

El gobierno quería un gobierno limpio de polvo y paja, sin denuncias ni procesos judiciales, un president impoluto, y ya lo tiene, pero tampoco le agrada. En cuanto Torra ha sido elegido, Mariano Rajoy ha dicho: “no me agrada nada lo que he escuchado en las últimas horas, a mi no me ha gustado, pero juzgare los hechos. De cara al futuro apostaremos por el entendimiento y la concordia, pero garantizo que la ley y la Constitución española y el resto del ordenamiento jurídico se van a cumplir”.

Albert Rivera, presidente de Cs, que compite por ser el que más duro le da a Catalunya porque eso le da votos en el resto de España y está en la etapa de matar al padre, o sea al PP, dice que Torra es un presidente que insulta a los catalanes y que amenaza por segunda vez con crear la República catalana, “por eso le pido al presidente Rajoy que rectifique y que reconozca que esto no puede ser y que nos sentemos a ver cómo extender la aplicación del 155 en Catalunya”.

Pero los sueños de Rivera, podrían quedarse en sueños y punto, el PP parece no tener intención de extender el artículo de marras, algunos parlamentarios del grupo político con más de 700 imputados por corrupción, han dicho que el Senado aprobó la aplicación del 155 hasta que Catalunya tuviese nuevo gobierno. Ahora bien, la intervención económica continuará en forma de supervisión.

Según fuentes de la Moncloa, a partir de que se instaure el nuevo gobierno, el Ministerio de Hacienda dejará de pagar directamente las facturas de la Generalitat -como venía haciendo desde septiembre pasado, cuando intervinó las cuentas catalanas para evitar el gasto de dinero público en la realización del referéndum de autodeterminación- y pasará a requerir un informe mensual del gobierno catalán para saber los pagos que realiza.

Para este martes se anuncia una comparecencia a dos, Quim Torra y Carles Puigdemont desde Berlín, antes se reunirán para trazar las próximas acciones, entre ellas la toma de posesión del cargo este miércoles, el nombramiento de sus Consellers, entre los cuales estarán varios de los que formaron parte del gobierno de Puigdemont que se encuentran en prisión.

La independencia no ha llegado a Catalunya, Torra en su discurso ha dicho que todos han cometido errores y que el independentismo no está exento. La calle no está contenta sobretodo porque muchos coinciden con la CUP en que este será un gobierno autonomista, sin embargo, ampliar la base es necesario, y esa es una de las tareas a las que deberá avocarse el nuevo gobierno. No será fácil, el gobierno central está en guardia y actuará con todo el peso de la ley según M. Rajoy.

Este blog también se ha publicado en laMula.pe

Habemus ‘president’

Quim Torra, designado por Carles Puigdemont para ser investido president de Catalunya ha sido sometido este sábado a una primera sesión de investidura y aunque la fumata blanca no se ha visto, este lunes, en una segunda votación parlamentaria lo tiene todo para triunfar.

“Yo hoy no tendría que estar aquí, ni estar haciendo este discurso de investidura, ni pidiendo la confianza para formar gobierno. Aquí tendría que estar el muy honorable president Carles Puigdemont, acompañado de los ‘consellers’ que se encuentran en prisión por permitirle a los catalanes ejercer sus derechos. Ellos que están privados de su libertad por un estado que prohíbe los derechos más fundamentales de sus ciudadanos”.

Con estas palabras comenzaba su discurso el cuarto candidato a la presidencia de la Generalitat de Catalunya para la presente legislatura. Desde el 21 de diciembre Catalunya con la ‘ayuda’ del Estado español no ha podido nombrar un president. Carles Puigdemont candidato natural del independentismo no ha podido ser investido porque se encuentra fuera del país y toda la maquinaria judicial se ha encargado de impedírselo.

Jordi Sánchez, el segundo candidato, tampoco ha podido ser investido porque se encuentra en prisión preventiva desde hace siete meses y aunque no hay ley que le prohíba a un preso no condenado presentar su candidatura, hay un juez que sí lo hace, Pablo Llarena, el juez del Tribunal Supremo que instruye la macrocausa contra el independentismo. Esto originó una resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU que “instaba” a España a velar por los derechos del candidato, pero España no instó.

Jordi Turull, el tercer candidato, dió un discurso de investidura conciliador, habló de diálogo, de entendimiento, de gobernar para todos los catalanes, dijo que se había acabado la unilateralidad, sin embargo, al finalizar el debate y sin haber podido ser elegido president en primera vuelta,  fue citado para declarar ante el Tribunal Supremo y fue encarcelado por segunda vez. Jordi Turull es un exconseller del gobierno de Puigdemont y es otro de los acusados en el proceso judicial contra el independentismo.

Hoy luego de que el Tribunal Constitucional anulase la ley dada por el Parlamentpara poder investir a Carles Puigdemont a distancia, se ha realizado la primera sesión de investidura de Quim Torra, un diputado independiente integrante de la “lista del President”. Hombre independentista hasta las trancas, responsable de tuits controvertidos, que los diputados del 155 -PP, PSC y Ciutadans- han tildado de supremacistas y xenófobos. Los tuits fueron publicados hace 6 años y aunque Torra ha pedido disculpas por si alguien se ha sentido dolido por ellos, se los han refregado en cada una de sus intervenciones.

Quin Torra, con sólo 66 votos a favor, no ha logrado la mayoría absoluta -68 votos- necesaria para investir a un president de la Generalitat en primera vuelta, así que este lunes tendremos segundo debate de investidura donde sólo hará falta la mayoría simple -66 votos- para tener nuevo president, y si los vientos no cambian y la tempestad no se apodera de La Moncloa, sede del gobierno central, así será. En la votación del lunes Torra sólo necesitará los 66 votos que ya obtuvo hoy, así que previsiblemente, este lunes sí habrá fumata blanca.

“Nuestro president es Carles Puigdemont, seremos leales al mandato del 1 de octubre, es decir, construir República” […] “Luchar por el futuro del país es tener gobierno” […] “Estamos en una etapa de anormalidad, tenemos políticos presos, exiliados, cómicos perseguidos, los CDR en la mira” […] “Nada será normal hasta que no recuperemos las instituciones y la democracia y hasta que los que lucharon porque nosotros podamos votar sean liberados” […] “Nos encontramos en un momento político absolutamente excepcional, y esto afecta a la legislatura”. (Frases del discurso de investidura de Quim Torra)

Quim Torra ha hablado de diálogo sin condiciones con el gobierno español, ha pedido mediación al presidente de la Comisión Europea (CE), Jean Claude Juncker, sin embargo, esta semana el propio Juncker manifestó que aunque la CE ha instado a la restauración del diálogo no considera que el Ejecutivo comunitario pueda mediar porque para ello las dos partes tendrían que solicitarlo. “Para una mediación es necesario que haya un acuerdo entre las dos partes para que sea así y como no hay este acuerdo…” Hoy Catalunya ha pedido la mediación de Europa, ¿hará lo propio España?

Torra también ha hablado de un proceso constituyente con la participación de todo el pueblo, ha hablado de un proceso de consulta ciudadano y de un proyecto de hacer país que va de abajo hacia arriba; ha hablado de una República catalana que cuente con todos para avanzar y ha afirmado que luchará por los derechos sociales y políticos de los 7,5 millones de catalanes y, sobretodo, ha dicho que su gobierno no será autonomista sino que avanzará hacia la República.

Con estas afirmaciones ha intentado congraciarse con la CUP, que en su página web se define como una organización socialista, no quiere un nuevo gobierno para continuar siendo una autonomía española. Para ellos, el mandato del 1 de octubre producto marca el camino hacia la consolidación de la independencia de Catalunya.Lla CUP y sus votantes ya no se sienten parte de España y quieren un gobierno que respete la decisión de aquellos que votaron para tener una mayoría independentista en el Parlament.

El nuevo candidato también ha hablado de la provisionalidad de su cargo, pues el fin último es que Carles Puigdemont sea investido president. Los del bloque del 155 le han dicho poco más que hombre de paja, es decir, aquel que pone la cara pero que en cualquier momento es quemado y reemplazado. Pero eso a Torra no le preocupa ni le despeina, porque la voluntad del independentismo es investir a Puigdemont; sin embargo, son conscientes que un gobierno efectivo es urgente y necesario para recuperar las instituciones tomadas por el gobierno español.

Desde que el Senado español aprobó la intervención del gobierno de la Generalitat, en Catalunya se han anulado leyes como la de la atención sanitaria universal. Según la voluntad del gobierno de Mariano Rajoy, en Catalunya, los inmigrantes ya no serán atendidos por la sanidad pública, quedando expuestos a cualquier enfermedad. Los niños de familias sin papeles no serán vacunados, las mujeres embarazadas o los enfermos contagiosos tampoco serán atendidos. Menos mal que la solidaridad catalana es un rasgo destacable de esta sociedad y desde los servicios de salud se han declarado en rebeldía y han afirmado que mientras puedan seguirán atendiendo a todo mundo.

Según Torra una de las primeras medidas de su gobierno será nombrar un Comisionado que trabaje directamente con el departamento de la presidencia para analizar y reparar los efectos del 155 en la administración de gobierno y en la ciudadanía. También ha hablado de la construcción de la República de todos como “la oportunidad de cambio real, de respeto a los derechos, sociales, personales, políticos, económicos y de luchar por hacer de Catalunya un país sostenible”.

Torra también se ha referido a la intención de recuperar todas las leyes aprobadas por el Parlament catalán tumbadas por el Tribunal Constitucional, como la ley de la pobreza energética que pretendía las familias sin recursos no quedasen sin energía eléctrica sobretodo durante el invierno. También se ha comprometido con el desarrollo de “políticas con perspectiva de género y protocolos contra la violencia machista y la discriminación sexual  en todos los ámbitos, así como el respeto a las diferencias culturales en el ámbito lingüístico”. Torra ha dicho que quiere “una sociedad en la que nadie se sienta excluido”.

En una parte de su discurso Torra también se ha referido al rey y le ha recordado que parte de su discurso ante el Parlament cuando aún era príncipe de España . “Quiero recordar las palabras del entonces príncipe, que el 21 de abril de 1990 dijo en este recinto Catalunya será lo que quiera ser’, además al día siguiente dijo en Girona que ‘la bien estructurada constitución con los estatutos de autonomía y el carácter democrático que manifiesta la sociedad permiten la exposición absolutamente libre de cualquier proyecto y la democracia expresa sus proyectos a través de las urnas’, pero resulta majestad que hay catalanes exiliados y en prisión por expresar sus proyectos libremente en las urnas”.

El candidato además de ser abogado es un hombre de letras. Es dueño de una editorial, ha escrito algunos libros y artículos, y se ha dedicado a la recuperación de la tradición literaria y periodística catalana, y por ello por ser un hombre de letras, en su discurso de investidura ha dicho que es necesario volver al humanismo y ha citado a varios escritores, entre ellos a Montserrat Roig, premiada y difunta escritora y periodista catalana que dijo:  “la opción política más revolucionaria a largo plazo es la cultura”.

El candidato, explicando que la República catalana iba de igualdad y de lucha por una vida digna también ha citado al Nobel latinoamericano Gabriel García Márquez. “En un magnífico ensayo titulado ‘Por un país al alcance de los niños’, García Márquez dice, la inmensa energía creadora que durante siglos hemos despilfarrado en la depredación y la violencia nos abrirá una segunda oportunidad sobre la tierra, que no tuvo la estirpe desgraciada de Aureliano Buendía, ellos no tuvieron el país y próspero y justo que soñamos al alcance de los niños”.

Y los peros al discurso de investidura del nuevo candidato a 131 president de la Generalitat, por parte del bloque alineado con el 155 no se han hecho esperar. Mariano Rajoy se ha apresurado a decir que no le gusta lo que ha escuchado, ¿será porque la palabra República ha sido mencionada varias veces por Torra o porque ha dicho que su mandato provisional camina hacia la República? “Lo que hemos visto y lo que hemos escuchado no nos gusta, pero vamos a esperar para juzgarle por sus actos si es elegido”, ha dicho el presidente español.

El presidente del PP en Catalunya, Xavier García, con sólo 4 diputados en el Parlament ha sido más contundente y ha amenazado al candidato: “señor Torra si piensa seguir el camino que ha señalado esta  mañana no tenga duda que su libertad acabará donde comienzan nuestros derechos”.

Pero uno de los primeros reproches ha venido de boca del vocero del gobierno español y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, que este viernes decía que Torra sólo era un vendedor de seguros. Mendez de Vigo aludía al pasado de Torra en Winterthur Seguros, aseguradora Suiza donde se desempeño como abogado y ostentó un cargo directivo. Parece que Méndez de Vigo ignora que tanto el expresidente José María Aznar, y el propio Mariano Rajoy, un día, ‘sólo’ fueron funcionarios de la hacienda pública y  eso no les ha impedido ni ser los presidentes del PP partido del cual él también es integrante, ni gobernar España.

Por su parte, tanto el PSC como Ciutadans, los otros dos ‘amigos’ del 155 tampoco ven con buenos ojos a Quim Torra, tampoco no les gusta su mención reiterada de formar República, ni que con su discurso continúe perpetuando el afán independentista de una parte de los catalanes. Albert Rivera, el líder de Ciutadans le ha pedido a Mariano Rajoy que no levante el 155. Y aunque Torra ha querido tender puentes con el socialismo este le ha dicho que si es para separarse de España ni lo sueñen. Los Comuns también han sido contundentes con Torra, por más de que no apoyan el 155, ellos siguen siendo los reyes de la equidistancia y siguen parapetados en la ambigüedad.

Así que si los astros confluyen y el gobierno central no se saca una carta secreta de la manga, el Tribunal Supremo no ‘descubre’ algún delito del que pueda inculpar a Torra -aunque en las últimas horas ya ha aparecido un informe de la Guardia Civil que ubica a Torra en medio de un traslado de papeletas para la votación del 1 de octubre- puede que este lunes, se acabe la incertidumbre y Catalunya tenga por fin nuevo president, aunque sea provisional. De no ser así, el día 22 de mayo podríamos irnos al anuncio de nuevas elecciones que posiblemente dejarían mejor plantado al independentismo, pues según una encuesta publicada ayer, desde la captura de Carles Puigdemont en Berlín, este ha crecido en un 8% .

Este blog fue publicado en LaMula.pe el sábado 12/05/2018

Mario Vargas Llosa, ¿ nuevamente candidato? [Vídeos]

En las últimas horas ha corrido el rumor de la candidatura del Nóbel para las elecciones municipales y autonómicas de 2019 en España

Mario Vargas Llosa, el Nóbel, el marqués, el hombre que juró nunca más meterse en política, ha sido mencionado como posible candidato por Ciudadanos, el partido que en estos momentos se encuentra más a la derecha de la derecha española. Hace unos días, Albert Rivera, el líder de ese partido, el que aterrizó en la política mostrándose desnudo en su primera campaña electoral, anunció a Manuel Valls, ex primer ministro francés de origen catalán, como la nueva incorporación de su partido, y manifestó que trabajaba para contar más personalidades independientes.

Según filtró este sábado un diario de ultraderecha español, entre esas nuevas personalidades, Ciudadanos habría tentando a Mario Vargas Llosa. El diario manifestaba que Rivera había fichado al Nóbel para que fuese candidato en las municipales y autonómicas de 2019. Sin embargo, horas más tarde, el propio partido salió a desmentir tales afirmaciones, “es algo que la dirección del partido no se ha planteado”.  Los rumores podrían haber estado fundamentados en la muy buena relación que mantienen escritor y político.

A las pruebas me remito

A finales de marzo pasado Mario Vargas Llosa presentaba en Madrid su último libro, “La Tribu”, Albert Rivera era el invitado de honor. En la cita ambos se prodigaron halagos, y dulces miradas. La relación se cimentaba, el amor fluía, y el acto literario quedaba opacado por las loas al liberalismo y las críticas mutuas al independentismo catalán. Las primeras muestras públicas de la relación las vimos durante la campaña para las elecciones catalanas del 21 de diciembre, en las que Mario Vargas Llosa apoyó a Ciudadanos.

También vimos al escritor participando en Barcelona en una de las marchas a favor de la unidad de España, organizada por “Sociedad Civil Catalana”, y en la que el escritor se pronunció vehementemente en contra del independentismo. “Vamos a demostrarles a esos independentistas minoritarios que España es ya un país moderno, que ha hecho suya la libertad en contra de una conjura que quiere hacerlo retrocede a país tercermundista”. Sin embargo, el independentismo ganó, obtuvo 70 de los 135 diputados de la cámara catalana.

Luego de la presentación de “La Tribu”, el Nóbel concedió una entrevista a su hijastra, Tamara Falcó, la primera pregunta fue: “¿por qué invitaste a Albert Rivera para que presentase tu libro?”, y el amor vuelve a derramarse en la respuesta del escritor. “El partido que preside Albert Rivera es un partido que se ha declarado liberal y mi libro defiende las ideas liberales, los valores liberales, entonces me pareció que era una buena carta de presentación que un político que se considera liberal se enfrentase a las ideas, las tesis y a las argumentos del libro y lo hizo muy bien”.

Según manifestó el diario que corrió el rumor de la candidatura de Mario Vargas Llosa, “se sabe que el escritor, con residencia en Madrid, asesora a Rivera en cuestiones de regeneración democrática y agenda internacional. Aquí el vídeo de la presentación de “La Tribu”, donde escritor y político se profesaron sendos halagos y dulces miradas.

Este blog también se ha publicado en LaMula.pe

Tabernícola en acción [Vídeo]

Arrancar lazos amarillos, nueva actividad de ocio popular en calles y plazas catalanas

 
¿Qué significará para este ‘buen hombre’ quitar los lazos amarillos? ¿Quitándolos hace desaparecer el afán de independencia de más de dos millones de catalanes? ¿Quitándolos niega que hay presos políticos, y si los niega no existen? O será que le han dicho que quitar lazos es bueno para sus niveles de testosterona. O será que en verdad tiene la testosterona demasiado súbida y he allí la causa de tanta agresividad.
 
Este personaje no es una anécdota en una Catalunya violentada por las acciones y la presión del Estado español. Este personaje comienza a ser común en todos los pueblos y ciudades, y es que la movilización del pueblo catalán es tan coordinada, solvente y solidaria que no hay día en que no se realice una acción reivindicativa. Desde hace 6 largos meses no hay día en el que se pueda olvidar a los que están en “prisión preventiva” por el ejercicio de su libre albedrío y la defensa de sus ideas y de sus ideales.
 
Este personaje puede ser hombre o mujer, asume todas las formas e incluso llega a convertirse en infante, pues en las escuelas no faltan aquellos que apenas levantan un metro y medio del suelo y le dicen a sus compañeros que cantar “llibertat presos polítics” es feo, y que no griten que “els carrers seràn sempre nostres” mientras juegan en el patio, o que cantar “viva Puigdemont” -haciendo una mal traducción de la canción infantil alemana- es una cosa que no deben hacer porque Puigdemont es malo; o que el catalán es feo porque él o ella, no lo habla en casa.
 
Este personaje y todas las formas que asume -aunque es una persona muy libre de tener sus propias ideas y deseos- debemos de tener muy en cuenta, que no tiene ningún derecho de afectar la manera de actuar de nadie y no tiene derecho de instalarse en el cerebro de nadie para manipular, hasta desatar la violencia de aquellos a los que nombra despectivamente como “la revolución de las sonrisas”. Por eso lo que haga este personaje no necesita público ni reclamos ninguno. Mantener el nivel y la compostura es clave para desarmar al enemigo.
 
Este personaje sabe que Catalunya, su historia y su razón van ganando, y eso le escuece, tanto, que es capaz de -envalentonado por la testosterona mal utilizada- salir a la calle con toda la violencia que guarda en sus intestinos y cargarse los símbolos de una lucha pacífica. ¿Tiene derecho a hacerlo? No. ¿Va a cambiar algo arrancando lazos? No. Sólo su calenturiento cerebro puede creer que acometiendo contra lazos o carteles lucha por la unidad de España. Por eso: ni caso.
 
La unidad de España es una batalla que ya perdieron. Nadie puede unir con odio, ni con abuso lo que no ha sabido mantener unido con respeto, con tolerancia, con cariño. Será que España no sabe lo que es el Kintsugi, el arte japonés que resana las grietas o roturas de los objetos con un adhesivo fuerte que luego cubren con polvo de oro. Para los japoneses, cuando algo sufre un daño, tiene una historia y repararlo se vuelve más hermoso. España desde hace muchos años ve la grieta y lo único que ha hecho es golpearla, darle con un mazo hasta reventarla, porque no sabe hablar, no sabe seducir. A España no la rompe Catalunya, a España la rompe España. Y olé.

Las cifras bailan hasta que la cartografía habla [Vídeos]

Según estudios cartográficos de la prestigiosa universidad Pompeu Fabra, a la última manifestación catalana no acudieron 350 mil personas como dijo la Guardia Urbana, ni 750 mil como dijo la ANC. Fueron más, muchos más.

La manifestación realizada el domingo 15 de abril de 2018 para pedir la libertad de “los Jordis” y de los demás presos políticos: 7 exconsellers y diputados catalanes, así como diálogo con las autoridades del gobierno español -a fin negociar una salida a la situación que vive Catalunya- ha generado un baile de cifras absolutamente desigual.

Horas después de la multitudinaria cita, que gran parte de la avenida del Paral.lel de Barcelona, y calles adyacentes, la Guardia Urbana cifró los asistentes en trescientas cincuenta mil personas. La Asamblea Nacional Catalana (ANC) en setecientas cincuenta mil, sin embargo, estas estimaciones quedarían cortas.

A casi una semana del evento, la universidad Pompeu Fabra de Barcelona, reconocida desde 2015 como la mejor universidad de España, ha dicho esta boca es mía, y echando mano de sus expertos en cartografía ha modificado completamente estas cifras: ni 350 mil, ni 750 mil, para la universidad, los asistentes a la manifestación fueron 1.650.000.

Para obtener este resultado, los cartógrafos de la Pompeu Fabra ha utilizado herramientas de diseño asistido por ordenador (CAD). Según han informado los expertos de la universidad, el margen de error de la cifra es de +/- 0’5 %. Así que podemos hablar de un éxito más de la sociedad civil catalana, la verdadera, no aquella que llevando el nombre sólo sabe corear en sus manifestaciones arengas de muerte y odio.

La manifestación fue organizada por la plataforma Democracia y Convivencia, creada para la defensa de los derechos y de las libertades ciudadanas, a finales del pasado mes de marzo. Esta plataforma está integrada por diferentes asociaciones catalanas, entre ellas la ANC, así como entidades sociales, sindicatos y asociaciones vecinales.

La manifestación estuvo encabezada por representantes de las entidades soberanistas, y -por primera vez- por representantes de importantes sindicatos: Comisiones Obreras y UGT. También participó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, cuya agrupación pide la celebración de un referéndum pactado con el gobierno español para permitir que los catalanes decidan lo que quieren para su territorio.

A continuación algunas voces de los que se dieron cita en la primera mañana primaveral, luego de 5 días de intensas lluvias en todo el territorio catalán. Hasta el sol confabuló con el pueblo y salió a iluminar una jornada de reivindicación y de lucha pacífica, porque las manifestaciones independentistas catalanas siempre han sido así: pacíficas, familiares y festivas. Y quien diga lo contrario es porque no ha participado en ninguna de ellas.

Moncloa, ¡tenemos un problema!

Los presos políticos catalanes y la falta de respeto a derechos como el de la libertad de expresión enfadan a colectivos españoles que ya alzan su voz en calles y plazas

España despierta. En Madrid una marcha por la libertad de los presos políticos catalanes ha acabado congregando este sábado a centenares de personas. No es la primera vez que el colectivo “Madrileños por el derecho a decidir” se manifiesta en la capital del reino por el derecho a decidir de los catalanes, sin embargo, esta vez también reclaman ese derecho para sí mismos.

Elena Martínez, la portavoz de la organización, dice que han salido a las calles en demanda de la libertad de los presos políticos, por la democracia y por la República y porque ellos también quieren decidir si monarquía o República para toda España. Según Elena, es necesario acabar con el “régimen del 78”, que no es otra cosa que la llamada transición y los posteriores gobiernos que ha tenido España tras la muerte del dictador Francisco Franco.

A diferencia de países como el Perú, y otros, en España no se ha pasado cuentas por los abusos, ejecuciones y violaciones de derechos humanos cometidos durante el franquismo, no ha habido ninguna investigación, ni comisión de reconciliación, ni nada; contrariamente, lo que hubo fue una amnistía que so pretexto de liberar y exculpar a los presos políticos de la dictadura, sirvió también para evitar que fueran juzgados los protagonistas de las violaciones de derechos humanos practicadas durante el gobierno que mantuvo a España durante casi  4 décadas bajo la bota “del caudillo”.

El 10 de febrero de 2012, Navanethem Pillay, representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, hizo una petición formal a España: la derogación de la ley de amnistía por incumplir la normativa internacional sobre derechos humanos. Al día de hoy el pedido no ha sido atendido pues esta ley continúa vigente en el Estado español.

Desde la realización del referéndum de autodeterminación de Catalunya, el Estado español no ha hecho nada más que mostrar su cara más reaccionaria, ha encarcelado de manera preventiva a 7 políticos y dos activistas catalanes, y ante el pedido de libertad de algunos, la justicia española ha contestado que no les abre la celda porque no han cambiado su manera de pensar y en cualquier momento podrían verse tentados a cometer el mismo delito: declarar la independencia. Sin embargo, el código penal español no contempla castigo ni pena para quien declara la independencia en ausencia de violencia.

España despierta. Esta no es la primera manifestación a favor de la causa catalana, dentro del territorio español, desde otros puntos -como Granada o el País Vasco- también ha salido a protestar por las porras del 1 de octubre y por la falta de respeto a las libertades fundamentales, y es que las pretensiones independentistas de Catalunya están dejando a España -y con España me refiero al gobierno y a la monarquía- con el fustán al aire.

La retirada del delito de rebelión en la euroorden emitida contra Carles Puigdemont, realizada por el juzgado alemán, ha sido una terrible estocada para el gobierno de Mariano Rajoy, cuyo portavoz en el Parlamento Europeo ha dicho este fin de semana que, “si la euroorden no funciona, el tratado de Schengen no tiene sentido”. O sea que el golpe ha sido tan devastador y la herida tan profunda que España podría -incluso- estarse planteando abandonar la Unión Europea.

(Este blog también se ha publicado en LaMula)

España, en ridículo una vez más

Alemania ha liberado a Carles Puigdemont porque, en ausencia de violencia, no ve delito de rebelión. Y en el mismo sentido podrían pronunciarse Bélgica, Reino Unido y Suiza

España ha quedado en ridículo una vez más. Minutos antes de las 14 horas de este viernes 6 de abril la justicia alemana ha dejado en libertad a Carles Puigdemont. No lo ve culpable del delito de rebelión del cual lo acusa el juez del Tribunal Supremo español, Pablo Llarena. Lo primero que ha hecho el expresident es exigir la liberación de los presos políticos pues su existencia, ha dicho, “es una vergüenza para Europa”. Puigdemont también ha vuelto a pedir diálogo al gobierno español. “La época del diálogo ha llegado y lo pedimos como lo hemos hecho en anteriores oportunidades en las que sólo hemos recibido una respuesta violenta y represiva”.

Un portavoz de la cancillera alemana Angela Merkel y desde el Ministerio de Exteriores de ese país, se ha urgido al Parlament a formar gobierno para encontrar una solución política. Esta es la primera vez que el gobierno alemán y su alta diplomacia intervienen de manera explícita en el conflicto catalán. Esta es la corroboración de que el procés ya no es un asunto interno como se ha cansado de repetir -y al día de hoy continúa repitiendo- la UE.

Y dirán ahora todos aquellos que aún viviendo lejos de España se llenan la boca diciendo que Puigdemont tenía la prisión bien merecida por haber cometido uno de los delitos más terribles del Código Penal español, el de rebelión. Y qué dirán todos aquellos que me leen e increpan lo que he venido escribiendo sobre el procés catalán. Déjame decirte una vez más, ciudadano del mundo, y esta vez con el respaldo de la justicia alemana, que tanto en España como en los países europeos donde se contempla el delito de rebelión, para ser tipificado se requiere el uso de: VIOLENCIA. Y en Catalunya, la única violencia ha sido la ejercida por los cuerpos de seguridad españoles que aporrearon a los pacíficos, inermes e indefensos votantes catalanes el 1 de octubre.

Este jueves 5 de abril, mientras en Lima, la ciudad en la que nací, se recordaba el autoritarismo de Alberto Fujimori, cuando hace 26 años dió un golpe de Estado; España, que desde el referéndum de autodeterminación de Catalunya está mostrando su cara más prepotente y cercana a las prácticas fascistas de la época del franquismo, recibía palos por todos lados. La justicia poética aún existe.

Violencia: no habida

Este 5 de abril, la justicia alemana le ha dado una bofetada con la mano abierta a España, ni siquiera ha admitido a trámite la denuncia por rebelión en contra del expresident de Catalunya. Según el juez de Schleswig-Holstein sólo tramitará la euroorden por el delito de malversación pues dice que “en Catalunya no hubo violencia”. Así las cosas, si Puigdemont es extraditado, en España sólo podría ser juzgado por delito de malversación. Pero la malversación tampoco está clara, no por lo menos para el juez alemán pues -según ha explicado mediante un comunicado- “hace falta aclarar otros hechos y obtener información adicional para esgrimir si ha habido malversación”.

Respecto a la acusación de malversación de la euroorden, es necesario recordar que tanto el presidente Mariano Rajoy, como el ministro de Hacienda español Cristóbal Montoro -el primero en sede parlamentaria y el segundo mediante informe entregado al propio juez del Tribunal Supremo- “en la realización del referéndum catalán NO se utilizó ni un sólo euro de la administración pública”. Por otro lado, si Puigdemont es extraditado por malversación, tampoco iría a prisión preventiva pues -según diversos juristas- mientras dura el proceso judicial podría consignar el 1.600.000 euros que -según afirma la justicia española- costó el referéndum.

Por todos los motivos expuestos en el comunicado de la justicia alemana, Carles Puigdemont ha sido excarcelado previo pago de una fianza de 75.000 euros, que ha sido ingresada por la Caja de la Solidaridad de OMMIUM y la ANC. La Caja de la Solidaridad se alimenta con donaciones de los propios ciudadanos catalanes y hasta el momento ha destinado casi 4.000.000 de euros en el pago de fianzas originadas por el procés.

Rebelión: no habida

Pero no sólo Alemania no ve el delito de rebelión por ningún lado, Bélgica iría por el mismo camino. Los ex consellers Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig han quedado en libertad y sin fianza luego de declarar este jueves ante la justicia flamenca. A espera de tomar una decisión sobre la euroorden, la justicia Belga ha impuesto a los exconsellers medidas cautelares como “la prohibición de la salida del país, estar localizables en un domicilio y atender a las peticiones que les haga la justicia belga”Otro de los países que tampoco vería rebelión es el Reino Unido donde la exconsellera Clara Ponsatí también ha sido dejada en libertad con medidas cautelares.

Y de Suiza ya no hablemos, ellos dicen que de haber una orden de extradición en contra de Marta Rovira, también acusada por rebelión, no la entregarían porque consideran que la acusación de la justicia española es por razones políticas. Por Anna Gabriel el juez Llarena no ha emitido ninguna orden porque a ella sólo se la acusa de desobediencia. España y su sistema judicial están en entredicho en cuatro países de la UE, es como cuando tu ves una cosa que nadie más ve y eso quiere significa que eres un visionario o que estás totalmente equivocado. Quienes conocen al juez Pablo Llarena no lo sitúan en la primera categoría.

Una de cal y otra de arena

Este 5 de abril, comenzábamos el día con una mala noticia, el exjefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero, que cometió el pecado de ubicar y abatir a la célula terrorista que perpetró sendos atentados en Barcelona y Cambrils, en agosto de 2017, ha sido acusado de “pertenencia a organización criminal y de 2 delitos de sedición”. Según la jueza de la Audiencia Nacional española, Carmen Lamela, el exjefe de los mossos es acusado de sedición por “los hechos que tuvieron lugar en el Departamento de Economía el 20 y 21 de septiembre, así como por el referéndum del 1 de octubre”.  Junto con Trapero, otros altos cargos del cuerpo policial catalán también han sido acusados.

En un primer momento Lamela pretendía acusar de rebelión al jefe de los mossos, sin embargo, viendo que en diciembre el juez Llarena retiró la euroorden enviada a Bélgica en contra de Carles Puigdemont -un soplo de la fiscalía belga le hizo saber que el juez de ese país no veía la mentada rebelión por ningún lado- la jueza ha preferido bajarse del tan temible delito y se ha parapetado en el de sedición, abandonando así a Llarena, que continuaría viendo rebelión donde NO la hay. Sin embargo, según el artículo 544 del Código Penal españolpara que exista el delito de sedición también se requiere el uso de: VIOLENCIA.

Mentiras sólo mentiras…

Otro de los palos que este jueves ha recibido España, ha llegado desde Suiza que le ha dicho que miente, miente y miente. Este miércoles, Hervé Falciani, exbanquero de la filial suiza del banco británico HSBC, autor de la llamada ‘lista Falciani’, por la cual denunció la evasión fiscal de alrededor de 130.000 ciudadanos en todo Europa, fue detenido en España. Según las primeras informaciones del gobierno español, Falciani había sido detenido en virtud de una orden internacional de extradición emitida por Suiza el pasado mes de marzo.

De inmediato todo mundo dijo, “cambio de figuritas”. Ana Gabriel, exdiputada de la CUP y Marta Rovira, secretaria general de ERC y ex diputada catalana se encuentran en Suiza y aunque este país ya ha dicho que no las devuelve porque se las está juzgando por delitos políticos, todo hacía sospechar que Suiza no había sido sincera y que mediante una buena jugada de ajedrez pretendía recuperar al hombre que les ha llevado a reformar su política de secreto bancario. Sin embargo, como decían en mi casa, las mentiras tienen las patas cortas.

Veinticuatro horas después del anuncio de la orden de extradición y de su ingreso en prisión, Falciani ha sido liberado, la justicia helvética informó que esa orden de extradición había sido enviada a España a inicios de 2017. El propio portavoz del Ministerio de Justicia suizo, Folco Galli ha declarado a la televisión pública suiza (RTS) que “el exbanquero no será moneda de cambio por Anna Gabriel o Marta Rovira”, y agregó que “la cooperación jurídica se rige únicamente por tratados y leyes, de manera que no hay ningún margen para el intercambio”. Así que ahora la diplomacia española tiene otro problema entre manos.

Falciani luego de ser detenido en España el año 2012 por “vulneración del secreto bancario”, debido a una orden internacional emitida por Suiza, no fue extraditado porque la Audiencia Nacional española dijo que “en el derecho español no existe una protección penal específica del secreto bancario”. Inmediatamente Falciani se convirtió en colaborador de la Hacienda española y fue decisivo en la recuperación de 300.000.000 de euros de evasores fiscales ibéricos.

Con la detención de Falciani, España demuestra que no le importa hacer lo que sea con tal de salirse con la suya: penalizar y acabar con el independentismo catalán, y para ello es capaz de traicionar, incluso, a quien colabora con ella. Y Falciani colaboró y mucho, recuperar 300.000.000 de euros para las arcas del Estado no es poca cosa.

La cereza del pastel

Otra de las bofetadas recibidas por España este 5 de abril es de la policía belga que ha iniciado una investigación para determinar el origen del geolocalizador colocado en el auto que transportaba a Puigdemont en su viaje de Finlandia a Bélgica. La investigación se produce porque -aunque es requisito indispensable- ni la justicia, ni la policía belga habrían tenido conocimiento de la colocación del dispositivo. El geolocalizador permitió el seguimiento y la posterior detención del expresident. Según algunas fuentes, doce agentes del Centro de Inteligencia Nacional español siguieron todos los movimientos de Carles Puigdemont durante su estancia en Helsinky.

La policía belga tendrá que deslindar si la colocación de este instrumento fue autorizado por la justicia española y comunicado a su homóloga en Bélgica. Según el artículo 588 del código penal español -reformado en 2016- “durante la instrucción de las causas se podrá acordar alguna de las medidas de investigación reguladas en el presente capítulo (interceptación de comunicaciones y la utilización de dispositivos técnicos de seguimiento) siempre que medie autorización judicial dictada con plena sujeción a los principios de especialidad, idoneidad, excepcionalidad”.

Y este podría ser otro gol de Puigdemont, porque el principio básico del derecho según el cual nadie puede ser condenado a partir de una prueba obtenida ilícitamente jugaría a su favor, y agregaría una cuenta más al rosario de ‘problemas’ que viene acumulando España.

Investidura

¿Este nuevo escenario reabre la posibilidad de la investidura de Carles Puigdemont como president de la Generalitat?

Esta semana el Parlament puso otra vez sobre la mesa la investidura de Jordi Sànchez, la proposición vino nuevamente de la mano de un Carles Puigdemont que no sospechaba ser liberado de manera tan inminente. La idea se sustenta en la resolución del consejo de Derechos Humanos de la ONU que hace unas semanas instó a la justicia española a que respetará los derechos políticos de Sànchez y, de manera extraordinaria, emitió medidas cautelares para tal fin.

Si España no respeta esta resolución vulneraría el artículo 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos según el cual, “todos los ciudadanos gozarán, sin ninguna distinción ni restricción del derecho de votar y ser elegidos en elecciones periódicas, auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de la voluntad de los electores”.Y eso precisamente es lo que ocurrió el 21 de diciembre, en unas elecciones excepcionalmente convocadas en Catalunya por el gobierno español, lo que ocurre es que el tiro le salió por la culata pues los comicios ratificaron el resultado del referéndum del 1 de octubre.

Y algunos dirán, y de hecho ya han dicho, que la resolución de la ONU no es de obligado cumplimiento, sin embargo, el artículo 50 del mencionado pacto señala explícitamente: “las disposiciones del presente Pacto serán aplicables a todas las partes componentes de los Estados federales, sin limitación ni excepción alguna”. Y España es uno de los Estados firmantes de este pacto.

Puigdemont president

Una vez conocida la liberación del expresident, la CUP ha vuelto a ratificar su voluntad de investirlo president. “Carles Puigdemont es el único candidato que significa un golpe democrático al  Estado que no sólo responde a la soberanía popular expresada en las urnas el 21 de diciembre sino que responde a la reivindicación básica de soberanía de nuestro Parlament delante del Estado español y delante de sus tribunales. Hoy ningún otro candidato representa esa embestida”, pero no sólo la CUP se ha manifestado en este sentido. Este 3 de abril a través de un manifiesto, más de 600 personalidades catalanas defendieron la investidura del expresident.

Este blog también ha sido publicado en: LaMula.pe

Puigdemont president!

La mayoría parlamentaria independentista estudia unirse para proponer la investidura presidencial del expresident.  

“Si Carles Puigdemont hoy no es president es porque nosotros pusimos en solitario un recurso ante el Tribunal Constitucional y éste dictó unas medidas cautelares para que no pudiera ser investido y esas medidas están en vigencia”. Esto lo ha dicho esta mañana la vicepresidenta de España, pero se equívoca, la resolución emitida el viernes pasado por la ONU en relación a la investidura de Jordi Sánchez lo CAMBIA TODO.

Primero, el Tribunal Constitucional NUNCA se ha pronunciado respecto a si Carles Puigdemont podía ser investido, antes de hacerlo, el Tribunal Supremo había manifestado que para tal hecho, el expresident tenía que presentarse en el Parlament, y recordaba que en cuanto llegase al país sería encarcelado. Luego ya decidirían si le permitían acudir a la investidura, o no.

Ante la respuesta del Tribunal Supremo, Carles Puigdemont dió un paso al lado en favor del segundo de su lista, Jordi Sánchez, preso desde hace 5 meses. En este caso, el Tribunal Supremo manifestó que NO, que no dejaba acudir al Parlament al nuevo candidato para que pudiera someterse a la votación parlamentaria.

La defensa de Sànchez elevó la consulta al Tribunal Constitucional y éste dijo que considerando que había un nuevo candidato -al cual tampoco permitía investir- ya NO ERA NECESARIO PRONUNCIARSE SOBRE LA INVESTIDURA DE CARLES PUIGDEMONT.

Así que NO Soraya, el Tribunal Constitucional NO le ha impedido a Puigdemont ser investido president, pero de haberlo hecho tampoco tendría mucha importancia y eso es porque la defensa de Sànchez, luego del rechazo de su pedido por parte del Tribunal Constitucional, acudió a la ONU y esta ha “instado” a España a que garantice los derechos políticos de Sànchez, eso quiere decir, que se le permita ser investido.

La resolución de la ONU es de obligado cumplimiento en virtud del Pacto de Derechos Civiles y Políticos, y del convenio Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo firmados por España. Y si es válida para la investidura de Sànchez, lo es para la de Puigdemont, porque ambos se encontraban y se encuentran en la misma situación.

Así que SÍ Soraya, dado que en estos momentos Carles Puigdemont podría contar con la mayoría parlamentaria para ser investido pues los tres grupos independentistas -luego de toda la presión, represión y encarcelamientos estarían poniéndose de acuerdo- pues así será. Y NO, no nos importa si está en prisión o no, esa es la voluntad del pueblo y se ha de cumplir, porque elegir a nuestros gobernantes es un derecho fundamental al que no queremos renunciar.

Carles Puigdemont es detenido en Alemania a pedido de España y en Catalunya las protestas no cesan

Los independentistas catalanes están indignados, no soportan más la presión de España y se organizan para mantener la protesta hasta que Europa escuche su clamor. La justicia Alemana ha entrado al juego

“La revolución de las sonrisas ha acabado, la primavera catalana comienza”. Carles Puigdemont ha sido detenido esta mañana en Alemania, cerca a la frontera con Dinamarca cuando volvía por tierra de Finlandia a Bruselas. Y Catalunya se indigna, sale a las calles, protesta, y dice que luchará con todas sus fuerza por la República y esas mismas fuerzas le hacen gritar: “Puigdemont president”.

Las manifestaciones realizadas este domingo desde el mediodía en todo Catalunya han dejado como saldo, hasta el momento, noventa y ocho heridos, veintidós de los cuales son Mossos d’Esquadra, y tres detenidos. El objetivo de las manifestaciones ha sido protestar por los presos políticos y por la detención de Carles Puigdemont. Durante la jornada, los manifestantes ha intentado tomar las delegaciones de gobierno español. En la de Girona han bajado la bandera de España y la de Europa y además han hecho pintadas en la fachada. En Barcelona, Lleida y Tarragona es donde se han producido algunos enfrentamientos con la policía que incluso ha disparado salvas al aire para controlar la situación. También se han producido cierres de carreteras y autopistas. El president del Parlament en un mensaje televisado y los dirigentes de la ANC y Omnium, las entidades civiles soberanistas, han pedido a la gente que se calme, que no caiga en provocaciones porque eso sólo le da pretexto a España para justificar la acusación de rebelión.

Indignación ciudadana

Catalunya ya no quiere paños calientes, sabe que nada de lo que haga calmará la rabia de España. Y cuando digo España, hablo del gobierno, del Estado, de la monarquía, de la justicia, NO de la gente, pues muchos españoles también están indignados con la actuación de la justicia y del gobierno de la península. Y cuando hablo de rabia, me refiero a que el reino jamás perdonará el ‘atrevimiento’ de una comunidad súbdita de querer decidir su futuro en libertad.

Dos de las personalidades españolas que han levantado su voz de protesta por los presos políticos catalanes son: el expresidente Felipe González y el veterano cantante de rock Miguel Ríos. Ninguno de los dos es independentista, es más en varias oportunidades han criticado el procés, sin embargo, esta semana, cuando otros cinco políticos catalanes fueron encarcelados, los dos se pronunciaron en contra.

El expresidente socialista dijo este jueves “Ojalá no se le ocurra meter en la cárcel a ninguno de ellos“, aludiendo a Carme Forcadell, Raül Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa, Marta Rovira y Turull, al saber que habían sido citados por el juez Llarena. “Hemos judicializado la política porque como políticos somos inútiles e intentamos que nos lo resuelva alguien, y cuando entregamos la responsabilidad a los jueces, estamos recibiendo la inevitable politización de la justicia”, agregaba González.

Miguel Ríos se pronunciaba en un programa de televisión español y decía que no estaba de acuerdo con la independencia, pero que una democracia no se puede permitir tener presos políticos. “Nadie tiene que estar en la cárcel por sus ideas. Se ha hecho un flaco favor a la democracia cuando ha intervenido la Justicia de esta forma; ha sido muy evidente que se han trabajado los tiempos que eran favorables o desfavorables a la causa (contra el independentismo)”

¿Qué pasará con Puigdemont?

Carles Puigdemont ha sido detenido en plena carretera cuando acababa de entrar a territorio alemán. El Centro Nacional de Inteligencia español le seguía los pasos desde Finlandia donde estuvo la semana pasada convidado a un debate sobre la situación de Catalunya. En horas de la tarde el expresident fue trasladado a una prisión y allí permanecerá hasta este lunes cuando comparecerá delante del juez de guardia, él lo identificará y decidirá si traslada “el caso” al Tribunal Superior donde determinarán si ingresa en prisión preventiva que podría durar hasta 60 días.

“El caso” es la euroorden emitida por el Tribunal Supremo español para que Puigdemont sea devuelto a España donde sería juzgado por delitos de rebelión y malversación.

Si el juez de guardia decide que la euroorden no se sostiene según el Código Penal alemán, Puigdemont podría quedar en libertad, con o sin medidas cautelares. Según un vicepresidente del parlamento federal alemán, Wolfgang Kubicki, la extradición del expresident no podría ser por el delito de rebelión porque “en Alemania no conocemos el delito de ‘rebelión’, a diferencia de España, por lo tanto, descarto una extradición a las autoridades españolas por este motivo”, ha manifestado a un diario alemán.

En el mismo sentido, el principal partido de la izquierda alternativa alemana, el Die Linke, ha manifestado que “la rebelión no es un delito Europeo y no es uno de los 32 delitos bajo los cuales la orden de arresto de la UE requiere una extradición”, además ha señalado que “España es el único estado de la UE que tiene este delito penal predemocrático. La acusación está obviamente motivada políticamente”. El responsable de política europea de la formación en el Bundestag, Andrej Hunk, tildó la detención de “vergüenza”.

Sin embargo, si bien es cierto en el código penal alemán, el delito de rebelión no existe, existe el de “Traición a la paz, alta traición y puesta en peligro del Estado democrático de Derecho” que en su título II señala:

“(1) Quien intente con violencia o por medio de amenaza con violencia:1. perjudicar la existencia de la República Federal de Alemania.

2. cambiar el orden constitucional que se basa en la Constitución de la República Federal de Alemania, será castigado con pena privativa de la libertad de por vida o con pena privativa de la libertad no inferior a 10 años.

(2) En casos menos graves la pena privativa de la libertad es de un año hasta 10 años”.

 

Si Alemania no ve delito de rebelión, Carles Puigdemont podría ser extraditado por delito de malversación y la pena contemplada en el Código penal alemán por este delito es de uno a cinco años, en este caso la justicia de ese país también analizaría si hay pruebas suficientes para esta acusación y según un informe de la Hacienda de España, no hay indicios del uso de dinero público en la realización del referéndum del 1 de octubre.

Un artículo de la prensa alemana titula, “Alemania tiene su primer preso político” y en él el periodista Thomas Urban cuestiona el papel de la UE: “¿Pueden los otros estados de la UE aceptar durante mucho más tiempo que Madrid intente despedazar un movimiento masivo democrático a través de la prisión y las multas?”. Además señala que la detención de Puigdemont no ha sido inteligente porque “no es un terrorista, sino un político legitimado por unas elecciones libres”, escribe. Otro diario alemán ha titulado que Alemania debe hacer lo que no ha hecho Europa.

Una de las razones, por las que Alemania podría haber detenido a Puigdemont es porque quiere que se produzca una negociación, recordemos que el 22 de diciembre, luego de las elecciones en donde el independentismo volvió a ganar en Catalunya, Angela Merkel le dijo a M.Rajoy que se siente a hablar y encuentre una solución. Y Alemania es Alemania y cuando habla Europa escucha, y M.Rajoy también debería de hacerlo.

Inglaterra, Suiza y Bélgica y las euro órdenes

La policía escocesa ha recibido una orden de detención internacional en contra de Clara Ponsatí, una de las exconselleras que luego de estar un tiempo en Bruselas se trasladó a Escocia para retomar su trabajo como catedrática universitaria. La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, ha manifestado su “firme oposición a la decisión del estado español de buscar y encarcelar a los políticos independentistas” y ha expresado su “soporte a la autodeterminación del pueblo catalán”. Sturgeon ha dejado entrever que le gustaría intervenir pero, “el procedimiento es más jurídico que no político”.

Los abogados de Ponsatí han informado que la exconsellera se pondrá a disposición de la policía este mismo lunes.

Suiza aún no ha recibido el pedido el pedido de extradición por Marta Rovira, secretaría general de ERC, el partido de Oriol Junqueras, sin embargo consultada sobre el asunto ha dicho que considera que si recibe el pedido de España, al igual que en el caso de Ana Gabriel, la exdiputada de la CUP, consideraría que se trata de un caso político y que la extradición no procede. 

Y los exconsellers que se encuentran en Bélgica, Meritxell Serret, Lluís Puig y Toni Comín, ya han dicho que este lunes se pondrán a disposición de la justicia belga, ellos son los que están más tranquilos pues cuando la Audiencia Nacional emitió en noviembre pasado la primera euroorden en su contra, la justicia flamenca no veía motivos para acusarlos de rebelión, no sólo porque no habían actuado con violencia, sino porque no existe en su código penal.

Lo más cercano a la rebelión que contempla el Código Penal belga es el “delito de coalición de funcionarios” relacionado más con la “conspiración de funcionarios y/o cargos públicos para organizarse como banda criminal y delinquir”. 

Catalunya se encuentra en un momento más que complicado y la gente no aguanta más, saben que es importante mantener la protesta pacífica en las calles, por eso durante las manifestaciones del domingo, donde gritaban “Puigdemont President” o “Puta España”, cuando alguno de los participantes hacía algo indebido, lo señalaban y lo expulsaban. Para los próximos días se ha hablado de huelga general, de parar Catalunya tres días, de cerrar carreteras y autopistas y todo para ver si así alguien escucha el clamor general: libertad para los presos políticos y poder investir el president que Catalunya decida.

(Este blog también fue publicado en: La Mula.pe)

 

España ya tiene 9 presos políticos y la ONU le jala las orejas

España involuciona, retrocede, o será que nunca avanzó. Ahora vemos que para conservar la unidad es capaz de todo, incluso, de saltarse la democracia (foto: Publimetro)

En España, una vez más el sadismo, el abuso y la falta de separación de poderes flotan en el ambiente. Este sábado no se ha podido celebrar el Pleno de Investidura en el que el diputado Jordi Turull se sometía a una segunda votación para ver si esta vez alcanzaba la mayoría necesaria. Que un tercer diputado catalán no pueda ser investido president es, una vez más, responsabilidad del juez del Tribunal Supremo (TS), Pablo Llarena, él ha vuelto a ser la pared contra la que se estrella la voluntad del pueblo catalán, que el 21 de diciembre votó por un gobierno independentista.

Aunque el pleno de investidura no se pudo celebrar, el president del Parlament, Roger Torrent, mantuvo la convocatoria para que los grupos parlamentarios expresarán su sentir sobre lo ocurrido, y de allí salió una nueva coalición para la lucha por la democracia vulnerada por la justicia y el gobierno de España. En esta coalición participan los partidos del bloque independentista además de Los Comunes, el partido de Ada Colau, que hasta ahora se había mantenido al margen de las acciones independentistas.

Llarena el duro

Y para lograr sus fines, Llarena encarceló este viernes a Jordi Turull y a otros cuatro exconsellers del exgobierno de Carles Puigdemont. Los otros presos, Dolors Bassas, Josep Rull y Raül Romeva, al igual que Turull, son diputados y exconsellers del exGovern presidido por Carles Puigdemont. La quinta encarcelada es Carme Forcadell, expresidenta del Parlament. Así que ahora, ya son nueve los presos políticos catalanes, nueve familias rotas, nueve familias cuya única esperanza podría ser la justicia en tribunales internacionales pues en España la cosa no pinta bien.

Una de las diputadas que también debió comparecer este viernes es Marta Rovira, de ERC. Ella ha preferido marchar al exilio y se encuentra en Suiza. En una carta publicada este viernes, Rovira decía que se iba porque no podía seguir haciendo política desde su país y porque quería luchar por sus ideas en libertad y poder educar a su hija.

Todos los encarcelados están siendo acusados de delitos de rebelión por un “alzamiento con violencia” que NUNCA se produjo. Tan NO se produjo, que el juez Llarena, ha tenido que redactar un interlocutoria de procesamiento de 70 páginas muy imaginativa, en la que se saca de la chistera suposiciones, temores, sentimiento patrios, elucubraciones y hasta análisis psicológicos para justificar sus acusaciones.

“No se aprecia en su esfera psicológica interna un elemento potente que permita apreciar que el respeto a las decisiones de este instructor vaya a ser permanente”, esta es una de las afirmaciones que se leen en la interlocutoria del juez. Es decir , además de la bola de cristal, ahora tenemos la “esfera psicológica”. Si Llarena se queda sin empleo podría desempeñarse como pitónizo o psicólogo, y esta posibilidad podría hacerse realidad. Debido a las ‘creativas’ y retorcidas interlocutorias del juez, un grupo de juristas y de ciudadanos, alista una querella en su contra por prevarición, han anunciado que podrían estar presentándola en un mes.

Si la querella prospera y Llarena fuese condenado, toda la causa contra el independentismo CAE. Y si el juez no es condenado por la justicia española, los querellantes tienen la voluntad de acudir a tribunales en el exterior en busca de justicia. 

Rebelión a medida

De la acusación de rebelión en contra de “los Jordis”, por la manifestación del 20 de septiembre, donde se vandalizaron dos autos de la Guardia Civil (GC), el juez dice que la muchedumbre impidió el libre “vagabundeo de los sitiados”, o sea de los efectivos. También dice: “Los hechos expuestos determinaron el efecto inherente a la violencia, es decir, una restricción de la capacidad de actuación de la policía a consecuencia del uso de la fuerza, tal como ocurriría en un supuesto de toma de rehenes con disparos  al aire”.

La analogía del juez es una falacia por donde se la mire, sobre todo porque un documento judicial se basa en hechos y no en predicciones de esferas ni de bolas de cristal. Todo mundo sabe que los catalanes independentistas NO son violentos, NO secuestran a nadie y NO utilizan armas. Aquí la gente no puede comprar pistolas ni rifles en los supermercados, además todos los que han participado en las manifestaciones multitudinarias que se realizan en Catalunya desde 2012, en demanda de la independencia, saben que NUNCA han estado teñidas de violencia.

Los que estuvieron el 1 de octubre haciendo cola para votar en el referéndum de autodeterminación también saben que los violentos fueron los cuerpos de seguridad enviados por España. Igual que ha pasado este mismo viernes. Luego de conocerse la decisión del juez, los catalanes salieron a las calles de Barcelona y de todo Catalunya para llegar hasta la delegación del gobierno español de las capitales de provincia. En Barcelona, los mossos d’Esquadra del 155 cargaron contra la gente y hasta contra algunos periodistas.

Las imputaciones de rebelión, que comportan penas de 25 a 30 años de prisión, han sido realizadas contra once integrantes del exgobierno de Carles Puigdemont incluído él mismo y contra los Jordis. Pero además, Llarena también añade desobediencia y malversación para otros.

Cuadros: Diario VilaWeb

La ONU insta a España

Y mientras esto ocurría, la ONU instaba a España a respetar los derechos políticos de Jordi Sánchez, el segundo candidato a la presidencia de Catalunya tumbado por el juez Llerena. Este viernes, el Comité de Derechos Humanos de la ONU en una resolución le ha dicho a España: “tome todas las medidas necesarias para que Jordi Sànchez pueda ejercer sus derechos políticos de acuerdo con el artículo 25 del convenio. En el mismo texto se indica que esta petición no implica ninguna decisión por parte del Comité sobre el caso de Sànchez”.

La resolución de la ONU responde a la petición de medidas cautelares para que Sànchez pudiese asistir al Pleno parlamentario en el que iba a ser sometido a votación para ser investido president de Catalunya. Sin embargo, y aunque en este caso llega tarde, la ONU ha admitido a trámite la demanda de Sànchez sobre una posible vulneración de derechos del estado español.

El PNV asfixia el mandato de M.Rajoy

Otro de los que le ha parado los pies al actual gobierno español es el Partido Nacionalista Vasco, el PNV, que ha dicho que lo único que quiere España es acabar con las ideas independentistas y que para eso está dispuesta a todo, también le ha comunicado al estado español que no le darán su apoyo -imprescindible- para la aprobación de los presupuestos de este año. Además el portavoz de ese partido en declaraciones a la prensa ha manifestado que “el gobierno del PP o del que venga que vaya preparando la carpeta de los indultos de los presos catalanes”. Y podría ser el “del que venga”, porque si los presupuestos para el ejercicio de este año NO son aprobados a España le que tocaría convocar elecciones.

Extraditando

Para poder juzgar y hacer que caiga todo el peso de la ley sobre los 25 imputados en la causa en contra del independentismo, debido a que algunos de ellos se encuentran en el exterior, el juez Llarena, ha comenzado a tramitar sendas órdenes de extradición. La primera en ser emitida ha sido la dirigida a Carles Puigdemont quien se encontraba en Finlandia, porque resulta que todos los políticos catalanes que están en el exterior se mueven con total libertad por el resto de Europa e incluso son invitados a coloquios y conferencias para hablar sobre la situación de Catalunya.

Esta semana, por ejemplo, Carles Puigdemont ha tenido una agitada agenda pues fue convidado a Ginebra, Suiza, para participar en tres debates, uno sobre la autodeterminación, otro sobre la importancia de la independencia en el siglo XXI  y otro realizado en la sede de la ONU donde se discutía sobre la vulneración de derechos a Catalunya y la represión del estado español contra el independentismo. De allí voló a Finlandia donde participó en otro debate y es allí adonde Llarena envió la orden de extradición, con tan mal suerte para el juez que el documento estaba en castellano.

Así que Finlandia devuelve la orden porque ‘mi no entender, mandela en english please’, España corre, hay un vuelo que sale de Finlandia a Bruselas por la tarde y Puigdemont tiene el billete comprado. Traducen y vuelven a enviar, pero oh, la policía finesa dice que sí, que ahora se entiende todo, pero que no saben dónde está Puigdemont. El anfitrión de Puigdemont, un diputado fines, dice que Puigdemont ya se ha ido por medios que él desconoce. Ay, ay, ay, sí pues algunos españoles se tienen muy creído eso de que “con el castellano se va a todas partes”, ahora saben que a Finlandia, NO y que hablar lenguas es una gran cosa.

Puigdemont ha vuelto a Bruselas y aunque no se sabe su paradero exacto, su abogado ha dicho que -como en la anterior oportunidad en que España emitió una euroorden en su contra- su cliente se pondrá a disposición de la policía. Recordemos que hace unos meses España emitió una euroorden -que es el nombre que tienen las órdenes de extradición entre estados de la UE- y que luego tuvo que retirarla, según el abogado de Puigdemont eso ocurrió porque la justicia española recibió un soplo respecto a que ni Puigdemont ni los demás consellers que se mantienen en el exterior serían extraditados por delito de rebelión, sino posiblemente por malversación o desobediencia, delitos que no comportan penas de prisión en España. El game aún NO es over.

(Esta nota fue publicada antes de la detención de Carles Puigdemont producida este domingo 25 de marzo por la mañana)