Muere trabajador de limpieza del hospital regional de huacho ante la inacción del personal médico

Quien tiene como profesión el cuidado de la salud de las personas, está para atender a todos por igual y cuando sea necesario, porque estudian y se preparan para salvar vidas, no para ver como muere alguien, ante sus ojos, sin hacer nada

Un vídeo ha indignado a la población de Huacho en Perú. En el mismo se ve a un hombre deambulando de un lado a otro de las instalaciones del Hospital Regional de Huacho, delante del personal de salud. Se puede ver que le falta el aire, pero nadie lo ayuda, nadie se acerca a ver cómo está hasta después de un rato y ni siquiera le dan el auxilio que necesita. A consecuencia de la negligencia médica, que se debe investigar, él hombre muere. Su nombre: Fernando Bernal Cordero, trabajador de limpieza pública de ese nosocomio.

«Nadie se ha acercado, nadie me ha explicado nada, el director sabe que estoy aquí desde ayer y no salido ni a darme el pésame, ni ha venido a decirme nada. Ahí se ve el trato que tienen con los trabajadores de limpieza pública. Nos están tratando mal, pero esto no se va a quedar así, ya le va a llegar su papel la próxima semana» ─declaraba indignado Fernando Bernal ─hijo del fallecido─ a ETP Huacho, cuando salía en la carroza fúnebre acompañando el cuerpo de su padre. En la puerta del hospital lo esperaban los compañeros de padre.

Fernando Bernal tenía 37 años y según sus compañeros estaba sano, su último turno fue este miércoles 10 de junio. «Sabemos que no se puede velar un enfermo de COVID-19 o a un sospechoso, pero el director del hospital ─estando allí─ ni siquiera ha salido a despedir el cuerpo del trabajador, ni unas palabras lamentando lo sucedido, nada. ¿Será porque se trata de un trabajador de limpieza? No es justo» ─dijo a teleoLeo.com una doctora que este viernes tuvo que acercarse el Hospital Regional de Huacho.

Derecho al trabajo y a la salud

«Estamos aquí para protestar por la muerte de nuestro compañero, porque lo que se ha cometido con él es una injusticia y una negligencia, él necesitaba oxígeno y no lo conectaron habiendo 4 máquinas nuevas para hacerlo. Lo peor es que estaba delante de personal médico que lo conocen porque como yo llevaba trabajando aquí 20 años, ¿qué somos nosotros?, ¿por qué le han hecho esto?» ─declaraba a ETP Huacho, dolido e indignado uno de los trabajadores que participaba en la protesta.

Otro de los trabajadores denunciaba, además, las precarias y peligrosas condiciones en las que laboran. «Todos nosotros estamos en contacto con el virus cada día, de nuestro trabajo bien hecho depende su contención, porque este es un hospital COVID, aquí el virus está por todos lados y nosotros cada día lo tocamos sin equipos de protección adecuados, sólo una máscara de tela, unos guantes y un mandil para todo el día, si algo de eso se rompe, igual tenemos que seguir trabajando».

También se quejan de no haberles hecho pruebas para descarte del COVID-19 hasta horas después de la muerte de Bernal Cordero. «Cuando pedimos que nos hicieran análisis de sangre y pruebas rápidas nos dijeron que nos las harían por turnos y nunca hicieron nada. Este jueves, horas después de la muerte de nuestro compañero, no pincharon a todos». Uno de los trabajadores que no fue a trabajar ese día se quejaba de que 24 horas después, al ir al hospital, había pedido que le hicieran la prueba y le dijeron que ya no había.

Los trabajadores también denunciaban trabajar sin contrato y por un sueldo exiguo. «Sin contrato, cada fin de mes nos hacen firmar una declaración jurada donde consignan nuestros nombres, dirección y que no trabajamos en otro lugar. Y todo por 850 soles, por 150 horas al mes y encima nos pagan cada 4 meses. Si queremos ganar más, tenemos que hacer maś de 30 turnos» […] «En una reunión el director del hospital nos dijo que si no nos gustaba como nos pagaban que podíamos irnos, que más gente que quería trabajar».

48 son los trabajadores de limpieza del Hospital Regional de Huacho: 30 tienen contrato y ganan 2500 soles, 18 son autónomos y ganan 850 soles; y todos se exponen cada día al contagio y a la muerte por COVID-19, sin embargo, el peligro más grande que enfrentan es la desatención, la indiferencia del personal médico: el fallecimiento de Fernando Bernal lo demuestra. Ellos también están en primera línea de batalla contra el virus porque, como ellos mismos dicen, ese es un hospital COVID. «Todos nos exponemos, no se entiende la diferencia».

Los trabajadores también se quejan de no haber recibido el bono dado por el Estado para los trabajadores de salud. «El director nos dijo que no nos tocaba porque nosotros no somos médicos, ni enfermeros y no tocamos pacientes directamente; pero nosotros, igual que ellos, estamos expuestos al contagio, estamos expuestos cada día al virus y encima mal equipados. Además, el gobierno dijo que el bono era para todo el personal del sector salud, deben de contarnos a nosotros también».

Otra de las quejas sorprendente, por la negligencia que demuestra, es la falta de capacitación del personal de limpieza para enfrentar la pandemia. «A nosotros no nos ha capacitado para hacer nuestro trabajo en este nueva etapa, no nos han dicho qué medidas seguir, ni cómo protegernos. En la prueba que nos han hecho este jueves, 3 han dado positivo y nada nos dicen. Un compañero se pinchó en UCI, lo mandaron a su casa sin seguimiento, le dieron medicinas y le dijeron que él sólo se inyecte: ¿Qué somos nosotros?»

Fiscal al rescate

Todas estas denuncias fueron expresadas por los trabajadores delante del Fiscal de Prevención del Delito de Huaura, José Carlos Bautista Rubio, quien en diálogo con ellos, comenzó lamentando la muerte de Bernal Cordero, pero les informó que el posible delito de negligencia médica por su fallecimiento era competencia de la fiscalía penal, que luego de la denuncia deberá comenzar el trabajo de investigación junto con la policía. Sin embargo, ya que había comparecido ante su llamado les propuso una solución.

«Veo que además de la denuncia por la muerte de su compañero, ustedes reclaman sus derechos laborales y la falta de equipos de protección, todo eso debería verlo SUNAFIL, pero estamos en un momento en el que debemos actuar rápido y les propongo tender puentes, así que acompañaré a una comisión elegida por ustedes para hablar con el director y las autoridades del hospital para ver cómo se pueden atender su reclamos, porque su trabajo es tan importante como el del personal de salud» ─dijo el fiscal.

Los trabajadores aceptaron, no sin antes manifestar su escepticismo de que algo bueno salga de la reunión, pues dicen que ni el director ni sus jefes directos les hacen caso. Esperemos que la muerte de Fernando Bernal Cordero no sea una muerte inútil, que los responsables directos sean sancionados y que la dirección del Hospital Regional de Huacho haga bien su trabajo, sin discriminación de ningún tipo, y protegiendo, y pagando a tiempo de manera justa a todos sus trabajadores.

A teleoLeo.com también llegó otra denuncia sobre el Hospital Regional de Huacho, esta vez por la falta de atención de una paciente. «Hace una semana una señora de bajos recursos fue allí y aunque tenía SIS (Seguro Integral de Salud) no la atendieron, ni siquiera le abrieron una historia clínica. Porque claro si dejan morir a un trabajador y no pasa nada, pues se da carta carta blanca al hospital para actuar con desidia ante cualquier paciente» ¿Será este el único caso, o talvez haya más personas y personal desatendidos en este hospital?

Hasta el cierre de esta nota, ni el director ejecutivo del hospital, Juan Carlos Nicho Virú; ni el subdirector, Hugo Segami Salazar; ni la directora administrativa, Nelly Loza Samanamud; se habían dirigido a la familia, ni para presentarles sus condolencias, menos aún para explicarles lo ocurrido. Así lo manifestó Fernando Bernal, hijo, cuando salía del hospital acompañando el cuerpo de su padre.

Bebé con posible cianosis no es atendido en el Instituto Nacional de Salud del Niño de Perú

«Mi hijo se pone todo morado, su piel helada, le pongo varios pares de medias en pies y manos y aunque lo abrigo mucho sigue helado. Para dormir lo arropó con plásticos y cartón, y vigilo su sueño porque le incomodan. El podría tener cianosis, pero no lo sé porque en el Hospital del Niño no lo atienden».

Adrián, es un niño de apenas quince meses de edad y según su madre podría sufrir cianosis, una enfermedad rara que pone la piel de color azul o lívida, es decir de un tono morado, como cuando la piel se congela o recibe un golpe. Esta enfermedad es causada por una deficiente oxigenación de la sangre o debido anomalías cardíacas y/o problemas respiratorios. Pero ella en verdad no sabe que tiene su hijo porque, por más que lo ha intentado, no ha recibido atención médica.

Sin atención médica

«El invierno pasado llevé a mi hijito a la posta médica, mi padre vio que comenzaba a ponerse todo morado y helado. Allí no quisieron referirme al hospital del niño y me enviaron a un policlínico. Yo fui directamente a urgencias del hospital y no me atendieron, me dijeron que debía volver con una referencia de mi posta, así que fui al policlínico, pero me dieron cita para un mes después y justo ya era verano y mi hijo mejoró» ─dijo la madre de Adrián a teleoLeo.com.

La posta médica que no ‘refirió’ a Adrián para que fuese atendido en el Instituto Nacional de Salud del Niño fue el “Centro de salud Cerro la Regla”, de San Martín de Porres. El policlínico que a pesar de la coloración morada y la piel fría del niño le dio cita para después de un mes, es el policlinico Juan Pablo II del distrito de Los Olivos.

Antes de que llegase el verano Sheyla Villanueva, la madre del niño, lo llevó una segunda vez al Instituto Nacional de Salud del Niño (Hospital del Niño). El pequeño tenía fiebre y dolor de garganta. «La enfermera lo atendió, le dio algo para la fiebre y cuando le insistí en que lo viera un doctor por la piel morada, me dijo, otra vez, que tenían que referirme mi posta médica porque si no, no podían atenderlo».

Padre ausente

Sheyla tiene 24 años y dos hijos pequeños a los que mantiene ella sola, con la venta de gelatinas en San Martín de Porres ─distrito en el que vive─, pero desde que en Perú se decretó el estado de emergencia por el COVID-19, no puede salir a vender. «No tengo dinero para nada, no me han dado el bono del estado, ni la canasta familiar de la municipalidad, estoy desesperada. Hace unos días le pedí dinero al padre de mis hijos y tuve que denunciarlo porque me tiró una cachetada».

Así duerme Adrían cuando hace frío: «En invierno pasado le tuve que poner gorro de lana, dos chompas y debajo trozos de cartón; en sus manos le pongo medias, bolsitas, cartón y otras medias más gruesas encima. Para sus piernas le pongo primero un pantalón y medias, encima otro pantalón con otras medias, bolsitas y otras medias gruesas. En sus pies también le pongo cartón».

TeleoLeo.com hablo con Sheyla Villanueva para que nos explique el estado de su bebé, quien también nació con «dos ganglios, uno detrás de una de las orejas y otro en la nuca; y le han crecido» ─dice. Ella de pequeña también sufrió de mala circulación y tuvo que ser internada, así que cree que su pequeño a heredado su enfermedad.

Ayuda urgente

A Sheyla le gustaría que un pediatra pudiese ver a su hijo, porque tiene miedo de ir a un hospital por el COVID-19, aunque sabe que lo mejor sería que pudiesen atender a su hijo en el Instituto Nacional de Salud del Niño. Además, esta joven madre también necesita víveres y ropa para sus dos pequeños. Cualquier colaboración por favor llamar al número 959793953. En caso de donación económica a la cuenta del BCP número: 19294133785029.

Toda ayuda es bienvenida.

También leer: NIÑO NECESITA URGENTE ATENCIÓN MÉDICA, PERO LA SANIDAD PÚBLICA NO SE LA DA PORQUE “NO HAY CAMAS”

Cae de segundo piso, queda inconsciente y al llevarlo a emergencia descubren que ya no tiene SIS

El COVID-19 ha saturado los servicios de salud en Perú, al punto que una grave caída no es considerada una emergencia. Si antes de la pandemia la atención sanitaria pública era deficiente, ahora es más que lamentable

Un hombre en Lima cae de un segundo piso y se encuentra inconsciente desde el momento de la caída. Su esposa lo lleva al hospital de emergencias José Casimiro Ulloa y allí se encuentra con la sorpresa que debe de pagar por todos los procedimientos porque le han retirado el SIS, Seguro Integral de Salud.

En Perú el SIS se otorga a personas sin empleo y en condiciones de vulnerabilidad económica o social. El hombre accidentado, César Raúl Torres, es una persona desempleada, sin embargo, sin saber por qué, ya no goza de este beneficio. «Me han hecho pagar por todo y me dicen que hay que hacerle más pruebas que también debo pagar, pero no tengo más dinero», manifestó impotente a teleoLeo.com, Nelly Gutiérrez, la esposa.

«Yo podría reactivar el SIS ahora mismo tengo todos los documentos para eso, pero me dicen que no puedo hacerlo porque ahora sólo lo reactivan por emergencias. Mi esposo se ha caído y está inconsciente desde la caída, eso no es una emergencia».

Mientras teleoLeo.com recogía el testimonio de esta mujer, una empleada del hospital José Casimiro Ulloa, le dijo que su queja no correspondía porque su esposo estaba siendo atendido, «ya, pero me hacen pagar todo y no tengo dinero, estoy haciendo ahora la denuncia por teléfono» ─contestó la esposa; ─«pase por aquí señora» ─respondió la trabajadora.

Quien no llora, no mama

Al cierre de esta nota Nelly Gutiérrez explicó a teleoLeo.com que había tenido que hacer un escándalo para que su esposo pudiese seguir siendo atendido y que, para ello, la habían hecho firmar un pagaré comprometiéndose a pagar el costo del tratamiento, además se han comprometido a reactivar el SIS de su esposo este viernes.

«Mi esposo no despierta, ya lleva más de 5 horas inconsciente, se ha dado un golpe muy fuerte en la cabeza y me han dicho que talvez lo deban operar, esto es muy fuerte. La semana pasada se murió mi padre del corazón y nunca recibió la atención del Padomi a la cual tenía derecho y ahora nos pasa esto, no es justo. El Estado no nos puede desproteger tanto, para qué pagamos impuestos».

Conducir una hidro ambulancia de noche sin luces y de manera temeraria, causa accidente en la ruta Nauta Yurimaguas [AUDIO]

El Alto Amazonas vuelve a ser noticia, esta vez debido a la colisión de dos embarcaciones que dejó como saldo 6 heridos. Una de las naves transportaba a una paciente que se desangraba luego del parto y la otra era una lancha de una empresa de transportes de la zona. 

Una mujer con la mandíbula fracturada cortes en un brazo y hematomas, otra con la nariz fracturada y una contusión en las cervicales, ellas son dos de las personas que resultaron heridas en el accidente que tuvo lugar este lunes por la noche, debido a la colisión de dos lanchas que se navegaban por el río Huallaga entre Lagunas -uno de los 6 distritos del Alto Amazonas- y Yurimaguas, capital de la provincia.

Una de las lanchas era la hidro ambulancia de Yurimaguas que transportaba a una paciente que luego de parir sufrió una hemorragia. El lunes 3 de junio a las 10.30 de la mañana desde el centro médico de referencia de Lagunas fue solicitado transporte aéreo para trasladar a esta paciente, Deysi Yuyarima Carihuazairo, a fin de que fuera atendida en Yurimaguas.

A parte de las dos mujeres heridas, que tuvieron que ser trasladadas a Lima, en Yurimaguas no contaban con los equipos para atenderlas, en la hidro ambulancia también viajaba la bebé recién nacida, el esposo de la paciente, quien resultó con heridas en la cabeza y un corte importante en la cara, y un médico cirujano internista del hospital de Lagunas que resultó con contusiones leves en hombro y pierna. Según informaron los medios de la zona los heridos fueron 6 en total.

Debido al mal tiempo al mediodía les comunicaron que no podrían recogerlos, así que en cuanto pudieron, a las 16:30 de la tarde, trasladaron a la paciente. El transporte usado fue la hidro ambulancia de Yurimaguas que se encontraba por casualidad en Lagunas, porque la única hidro ambulancia que tiene el distrito -que está en mal estado por falta de mantenimiento- se encontraba fuera dando servicio a otros dos pacientes.

Si bien es cierto, Lagunas también cuenta con una ‘chalupa’, embarcación pequeña con motor fuera borda, prefirieron no utilizarla porque en ella sólo caben dos personas, no está equipada y es demasiado inestable para un viaje que comporta 6 horas de navegación fluvial.

En lo que va de 2019, cinco pacientes han muerto mientras eran trasladados de Lagunas a Yurimaguas, la duración del viaje es una de las causas y la otra, que sólo cuentan con solo una embarcación equipada – hidro ambulancia cuyos motores están fallando- para trasladar a los pacientes de los 11 centros de salud de la microred de este distrito, más de 15 mil personas.

Colisión

Una hora antes de llegar a destino, un lancha de la Empresa Fluvial de Transporte Rápido Clever colisionó con la hidro ambulancia resultando heridos 4 de sus tripulantes: la obstetra, Doribeth Cariajano, la paciente, Deisy Yuyarima Carihuazairo, su esposo y el doctor Edgar Benavides, la bebé resultó ilesa. En un primer momento todos fueron internados en el hospital de Yurimaguas.

Según Tom Ramírez, pareja de la obstetra, ambas embarcaciones eran conducidas con exceso de velocidad y de manera irresponsable, además, señala que la iluminación de la hidro ambulancia fue la causa del accidente. TeleoLeo.com habló con Ramírez, así como con el doctor Edgar Benavides y la paciente Deisy Yuyarima para saber cómo se produjeron los hechos y cuál es su estado.

Ramírez también hace énfasis en que al momento del accidente su pareja no tenía seguro social, ella estaba contratada por el Ministerio de Salud (MINSA), por locación de servicios y eso no le da derecho a atención médica ni a los demás beneficios laborales. Bajo esta modalidad la legislación laboral establece que sólo se contratan servicios para trabajos puntuales sin un horario fijo, sin embargo, según Ramírez, la obstetra tiene una jornada laboral diaria de 6 horas y guardias de 24 horas.

 

Entrevistado por teleoLeo.com, el doctor Edgar Benavides corroboró la versión de la pareja de la obstetra en el sentido que la conducción de los motoristas de la hidro ambulancia fue temeraria y que al momento del accidente las luces de la embarcación estaban apagadas, lo cual provocó que la lancha de la empresa de transportes Clever no pudiese verlos hasta el momento de la colisión.

 

Por su parte, la paciente con hemorragia postparto, Deisy Yuyarima Carihuazairo se encuentra ingresada en el hospital Loayza, las complicaciones debido al parto ya ha sido tratadas, pero el accidente le ha dejado una fractura de mandíbula y deberá ser intervenida en los próximos días.

Alto Amazonas en emergencia

En el artículo que teleoLeo.com publicó hace unas semanas, luego del sismo con epicentro en Lagunas, titulado: El Alto Amazonas vive en situación de emergencia y el culpable no es sólo el sismo de este domingo [AUDIO] ya denunciaba la precariedad de los centros de salud de esa provincia, donde sólo algunos de los 6 distritos que la conforman cuentan con hidro ambulancias y chalupas para atender a una población de poco más de 120 mil personas.

Leer también: Jeberos: olvidado por Dios y por el reporte de damnificados de INDECI del sismo de este domingo [Audio]

A las carencias en transporte se le suman la falta de mobiliario e instrumental adecuado para la atención de los pacientes que deben ser trasladados a la capital, Yurimaguas, cuando la cosa se complica. Otro de los problemas de estos centros de salud es la falta de personal y al que tienen, no lo cuidan, pues a algunos los contratan por locación de servicios y agotarían el tiempo de duración de estos contratos, 6 años, porque así el empleador se ahorra el pago de CTS, seguridad social, vacaciones y otros beneficios.

Sin embargo, el empleador, en este caso, es el MINSA y su ‘desidia’ para hacerle un contrato laboral a la obstetra Doribeth Cariajano comportó que la atención que debía recibir desde el primer momento, porque presentaba una contusión en la cabeza que le dejó paralizado el lado izquierdo del cuerpo, se retrasará hasta casí 60 horas, tiempo en el cual el MINSA se apresuró a tramitarle un SIS (Seguro Integral de Salud).

Por otro lado, Tom Ramírez también ha hecho una denuncia respecto a la Empresa Fluvial de Transporte Rápido Clever, dice hasta el momento nadie se ha comunicado con ellos para saber el estado de los heridos y que esta no es la primera vez que esta empresa se ve envuelta en un accidente. Según Ramírez, en el Alto Amazonas hay varios afectados por la rapidez con la que las embarcaciones de esta empresa surcan el río donde también transitan las frágiles ‘chalupas’.

La vida de más de 120 mil peruanos no puede estar en manos del azar. No puede ser que el gobierno a través del MINSA no proporcione los medios y las condiciones para que la población peruana en cualquier rincón del país pueda ser atendida de manera adecuada y oportuna. No puede ser que una emergencia hospitalaria que genera un traslado tarde 5 o 6 horas en hacerse efectiva porque no hay un plan para el pronto transporte de los pacientes. No se puede seguir dejando morir a la gente porque eso también es una forma de violencia ejercida desde el poder del Estado.

Respecto a la contratación por locación de servicios de la obstetra Doribeth Cariajano, el Colegio de Obstetras ha emitido un comunicado. 

61876363_368205260718259_3661456140916490240_n

Indignante

Según información estadística del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo existen 170 mil personas naturales contratadas por el Estado peruano bajo la modalidad de locación de servicios. Es decir, entre un 11% y un 12% de los trabajadores del sector público son indebidamente contratados por locación de servicios, pues tienen un horario y están subordinados a un jefe. Este tipo de contrato los condena a la informalidad, al no estar en planilla no acceden a beneficios como atención médica, vacaciones o CTS.

El Instituto Nacional de Salud del Niño encuentra cama para Dylan

Dylan ya ha sido ingresado en el Instituto Nacional de Salud del Niño. Este viernes a la medianoche, horas después de que teleoLeo.com publicase la nota “Niño necesita urgente atención médica, pero la sanidad pública no se la da porque “no hay camas”quienes tenían que moverse, se movieron y se pusieron en contacto con Karla Navarro, la madre del niño y el traslado a Lima y, sobre todo, a la institución médica donde podían tratarlo quedó oleado y sacramentado.

unnamed
Mensaje de la tía de Dylan a teleoLeo.com

Recordemos que Dylan ingresó el pasado miércoles al hospital Rezola de Cañete, había comenzado a hincharse y tenía manchas en el cuello. Veinticuatro horas después de intentar revertir estos síntomas los médicos informaron que el pequeño, de 1 año de edad, padecía el síndrome de Stevens-Johnson que, además, produce fiebre, erupción dolorosa de color rojo o morado que forma ampollas, luego hace que la capa superior de la piel afectada muera, se desprenda y sçolo después de este proceso llega la cura.

El diagnóstico exigía que Dylan fuese trasladado al Instituto Nacional de Salud del Niño para su correcta atención, sin embargo, a pesar de la urgencia y del pedido hecho por el Rezola, desde Lima habían contestado que no podían recibir al niño porque no tenían camas. Lo bueno es que luego que teleoLeo.com publicase la nota apareció una cama y la medianoche del viernes Dylan era ingresado en el mencionado Instituto.

Esperemos que todo vaya bien para Dylan y que la sanidad pública peruana no vuelva a poner en riesgo la atención de un niño. No es humano que una madre tenga que recurrir a la prensa para que su pequeño sea atendido como corresponde, no es normal que no hayan camas en una institución y horas después aparezca una como por arte de magia. Quien tenga oídos que oiga y quien tenga que sancionar que lo haga.