Racismo presente: «Si te digo mi monita más tarde te doy tu plátano, Ahí sí no»

La periodista y activista afroperuana, Giovanna Sofía Carrillo, fue revictimizada al reproducirse un vídeo de hace casi 20 años, en el que vulgar e irrespetuosamente, el periodista Alan Diez le decía que ser llamado mono o gorila le encantaría, «porque eso significaría tener una cosa muy importante, muy interesante. Y nadie se ha indignado lo suficiente por esta humillación»

Hace unos días en las redes y en los medios peruanos, el acoso sufrido por la periodista Mabel Huerta, por parte de una repartidor calenturiendo, ha sido motivo de críticas, opiniones encontradas y hasta de expresiones de lamento, porque el ‘pobre’ hombre se ha quedado sin empleo. Sin embargo, una periodista afroperuana también fue agredida y el tema apenas ha salido de las redes: ¿racismo?

¿O será porque en el caso de Huerta el ‘afectado’ fue un hombre y todos saltan para defenderlo, porque si defienden a uno defienden a todos los que alguna vez osaron acosar o trasgredir límites con mujeres que claramente no les dieron señales para hacerlo? ¿O será que comparar afrodescendientes con primates es algo que hemos normalizado tanto que cuando pasa nadie se inmuta?

Sofía Carrillo, periodista afroperuana, activista por los derechos de la mujer negra, mujer a la que admiro por tiene algo que decir y lo hace sin aspavientos, desde la seguridad de lo que sabe, fue víctima de racismo. De manera inconsulta, la cuenta de twitter de Archivo – Fútbol Peruano tuvo la infeliz idea de publicar un vídeo de hace casi 20 años, en el que Carrillo fue vejada e hipersexualizada.

El lunes 1 de junio, día que daba inicio al mes de la cultura afroperuana, luego de la publicación del vídeo, ante la indignación de la periodista ─por haber sido expuesta y humillada una vez más─ y de sus seguidores, Archivo – Fútbol Peruano retiró el vídeo y dijo que su publicación respondía a una campaña en contra del racismo. O sea, encima sin culpas ni remordimientos, ni disculpas, al contrario: ¿querían ayudar?

Sin embargo, el video fue publicado en la cuenta Archivo – Fútbol Peruano sin ninguna referencia a la mentada campaña, que más parecen habérsela sacado de la manga para justificar la difusión del vídeo vejatorio. TeleoLeo.com envió un mensaje a esta cuenta de twitter, varios días han pasado y no han respondido.

Historia de la vejación

El bochornoso vídeo fue grabado en un estadio de Fútbol, mientras Sofía Carrillo se encontraba allí apoyando, justamente, una campaña contra el racismo en los campos de juego. Alan Diez, hacía “La Previa”, espacio antes de los partidos en el que según él ha dicho a teleoLeo.com se dedicaba a «hacer bromas». Sin embargo, una broma tiene como objetivo divertir, no humillar, ni vejar. Y eso fue lo que él hizo.

Ese día, Diez, que también es afroperuano y conoce a Sofía, se le acercó, micrófono en mano, y le vomito demasiada vulgaridad para una sola persona. Le dijo que a él no le molestaba que le dijesen mono o mejor gorila «porque tienen una cosa importante», mientras esto decía, hacía gestos con la mano, cada vez más lejos de su bragueta, imaginando como triunfaría si tuviese un pene grande.

Mientras él la ofendía de palabra, su cámara lo hacía de imagen, con un barrido ‘mostrábala’ de cuerpo entero, porque el cuerpo de una negra está para mostrarlo. Lo que ella decía no importaba, eso era irrelevante, ella estaba allí para burlarse y punto. Y Diez, sin avergonzarse, seguía y le decía: «Si fuera tu pareja y te dijera mi monita más tarde te doy tu plátano, ahí si te gusta». Y cuando eso decía, reía.

Sofía Carrillo asegura que le contestó a Diez como se merecía, sin embargo, por estos días el video se compartió absolutamente editado, sin mostrar la reacción de desagrado de la periodista. Y la gente, en redes, le ha reclamado a ella por qué no contestó, porque claro, siempre son las víctimas las juzgadas, cuando el único culpable es el que agrede o abusa.

Le reclamaron también por sonreír mientras él decía lo que le decía: «Pero yo era muy joven y era una risa nerviosa. Cuando él se me acercó, yo no podía imaginar lo mal que me iba hacer sentir, no podía creer que me estuviese ofendiendo así. Yo le contesté, pero eso no lo han puesto». Y no ha faltado quien ha dicho que como Diez también es afroperuano, el video no era racista.

Pero ser afrodescendiente no es garantía de ser antirracista, como ser mujer no lo es de ser feminista. Ser antirracista y ser feminista es una decisión, producto del conocimiento, de las experiencias de vida, del deseo de igualad en el primer caso y de equidad en el segundo. No discriminar a nadie por raza, sexo, opción, religión o identificación política es un acto político y consciente, en suma: un acto inteligente.

TeleoLeo.com le preguntó a Alan Diez sobre este ‘incidente’: «Eso fue hace 15 o 18 años y era parte de una secuencia de bromas dentro de un programa deportivo. Iba al estadio antes del partido hacía una broma, ‘un cochineo’ a quien apareciera, no fue que yo haya ido con la determinación de decirle algo a Sofía. Lamento que el vídeo se haya vuelto a publicar y totalmente editado».

¿Pero como un hombre negro le hace ese tipo de bromas a una mujer afroperuana? ─ repregunté.

«Yo tengo valores y principios» […] «Yo también tengo tez morena, esto fue hace años, cuando lamentablemente se permitían este tipo de bromas y el canal lo difundió, no es de hace dos días. Yo hoy no haría esto, hoy no me cabe en la cabeza hacer este tipo de bromas» […] «Pero bueno, ya está y Sofía y la gente afroperuana saben que los respeto y los he respetado siempre».

Me llama poderosamente la atención que Alan Diez, siendo afroperuano hable de “la gente afroperuana” en tercera persona, ¿será que él no se reconoce como negro?

Otra cosa que me llama la atención son las disculpas de Diez respecto a el deplorable vídeo, él sigue diciendo que fue una broma. Y si algo que pensamos divertido, ofende a alguien, eso que nació como ‘broma’ deja de serlo y se convierte en humillación, ergo: agresión.

Sintiéndolo mucho…

Lamentablemente, en el país donde la paisana Jacinta y el Negro Mama son referentes de “personajes divertidos”, donde el fallecido Augusto Ferrando humillaba al negro de su ‘elenco’, por ser pobre y más negro que él, la actuación de Diez no es extraña y sólo demuestra que bajo el paraguas del humor algunos creen que pueden hacer y decir lo que les dé la gana. Y no.

Lo más curioso es que la publicación del vídeo que victimiza nuevamente a Sofía Carrillo ha sido emitido justo durante el mes de la Cultura Afroperuana y lo único que ha logrado es que una mujer negra peruana recuerde las veces en las que ha sido maltratada, en las que le han gritado negra de manera despectiva y en las que ha sido escupida o insultada por su color de piel y por sus cabellos en resistencia.

Sofía Carrillo es una de las negras que en el Perú ha roto el molde, su hermana Mónica también, ambas son mujeres inteligentes, cultivadas, exitosas, que pisan fuerte y eso no está bien para muchos: ni por negras orgullosas de serlo, ni por mujeres independientes. Y menos está bien, en un país que aspira a la blancura y la rubicundidad como pasaporte al éxito.

Yo también sufrí en Perú el haber roto el molde y eso me costó una denuncia por parte de un congresista que paralizó mi carrera durante 2 años, pero esa historia por bizarra, injusta y prejuiciosa, además de por todo el daño personal y profesional que me hizo, merece nota aparte.

Blanco aspiracional

Qué se puede esperar de un país de mayoría mestiza, donde en la publicidad de juguetes los niños y niñas son cuasi albinos, o donde en el spot de una marca de colchones, una chica blanca dice que ama el orden, así como su cama limpia y oliendo bien y, aunque, su “roomie” es negra y sucia, ella está tranquila porque su nuevo colchón la mantiene a salvo de todo y también de los malos olores.

Qué se puede esperar, además, de un país donde para conmemorar el mes de la cultura afroperuana, el Ministerio de Cultura publica un vídeo con voces y caras de conocidos blancos peruanos que dicen que están orgullosos de ser negros. ¿No hay suficientes afroperuanos en la esfera intelectual, cultural, artística y del periodismo, para visibilizarnos? ¿Ni en nuestro mes merecemos cuota de pantalla?

Esto me hace recordar a cuando murió la veterana y conocida actriz afroperuana, Esther Chávez, encasillada en papeles de cocinera, nana o empleada del hogar, y el diario La República ilustró la noticia de su deceso, con fotos de los actores blancos con los que había trabajado y sólo pusieron su fotografía cuando teleoLeo.com se quejó.

MUERE ESTHER CHÁVEZ, ACTRIZ NEGRA PERUANA, Y UN DIARIO ILUSTRA LA NOTA CON ACTORES BLANCOS DE LAS TELENOVELAS EN LAS QUE TRABAJÓ

Qué se puede esperar de un Perú, donde otro personaje que se denomina periodista y que también es negro llama gorilas a los jugadores de la selección de fútbol ecuatoriana, casualmente integrada por negros. Y luego intenta arreglar las cosas diciendo que los llamó así por su potencia y su contundencia física. Y podría dar más ejemplos, porque lamentablemente el Perú es un país tremendamente racista.

Feliz mes de la cultura afroperuana, esperando que por fin los negros del Perú seamos valorados y asumidos como parte de un territorio multirracial y multilingüe. Que seamos respetados por todo lo que hemos aportado y aportamos a la historia y el desarrollo del país. Que nos hermanemos y nos reconozcamos como parte de la diáspora africana que tiene el deber de luchar unida por el reconocimiento de nuestros derechos y libertades. Amen.

También leer: Racismo en teleoLeo.com

Violada desde los 5 años por su padre, revictimizada por su madre, sobrevive con el dolor

“Los niños no mienten” reza el dicho, sin embargo, cuando revelan haber sido abusados sexualmente por uno de sus progenitores muchas veces no son creídos y eso maximiza el abuso, es el caso de Mally, una mujer mexicana que, ahora, con 30 años de edad, explica su historia a teleoLeo.com

“La última vez que intentó tocarme agarre un cuchillo y lo amenacé. Tenía 12 años. Le explique a una compañera de la escuela que mi padre abusaba de mí, ella se lo dijo a una maestra y me llevaron a la oficina de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), allí hablé con una señora, me intimidó, me dijo que mentía, que dejase mi rebeldía y volviese a casa porque ese lugar era para niños que tenían problemas de verdad”.

Ella ahora es una mujer  adulta, viuda, madre de 3 hijos a los cuales cuidar y mantener, vive con sus suegros; con su padre la única relación que mantiene es porque él le paga los estudios. Ella aspira a ser autónoma y a mantenerse por sí misma. Su nombre es Mally, vive en algún lugar de México y desde pequeña su padre fue el mayor peligro a enfrentar. Su madre nunca le creyó, “vamos a dejárselo a dios”, le decía.

México goza del terrible mérito de ser el primer país en abuso sexual infantil. Según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cada año, más de 4,5 millones de niñas y niños son víctimas de estos delitos. Además el Informe Percepción del Abuso Sexual en México de la asociación no gubernamental “Guardianes”, afirma que el 80% de agresores son familiares directos de las víctimas”.

Infelicidad

“Esta es mi historia”, así comienza Mally a narrar su testimonio a teleoLeo.com. “No tuve una niñez feliz, entre los 5 y 6 años de edad mi padre comenzó a tocarme. Él era petrolero, casi nunca estaba en casa, pero tuvo un accidente, lo jubilaron y comenzó mi calvario. Un día estaba jugando, él salió de la ducha, mi madre estaba ocupada y me descuidó. Mi papá me llamó y fui a ver qué quería”.

Cuando Mally acudió al llamado de su padre, este la sentó en sus piernas y le metió la mano bajo la ropa. “Entonces mamá lo llamó y me soltó, no sin antes amenazarme. Me dijo que no le dijera nada y como nunca me habían dicho que nadie me podía tocar, era pequeña y él era mi padre, no supe que lo que me había hecho era malo y callé”.  Mally dice que sus recuerdos de aquella época no son claros, “sólo me vienen flashes”.

En medio de una violación sexual, el circuito cerebral del miedo toma las riendas, mientras que otras partes claves del cerebro dejan de funcionar parcialmente o del todo. Eso es lo que debe pasar y es lo que explica la naturaleza fragmentada e incompleta de los recuerdos de la mayoría de víctimas de violación. (Jim Hopper, psicólogo y docente Asociado en Psicología de la Escuela de Medicina de Harvard)

Abusos

Luego de la primera vez, hubo muchas más. “Mi padre me tocaba a diario, me introducía los dedos en la vagina, me besaba por todos lados, aprovechaba cuando mi madre se iba a clases de repostería y me seguía amenazando, decía que si le contaba no volvería a verla; luego comenzó a darme dinero para callar, un día pasó a la penetración, pero de manera superficial y ahora no sé si eso fue bueno” —confiesa Mally.

Por más que ella dice que las penetraciones eran superficiales, confiesa que le dolía, que le pedía parar. “Le prometía que me portaría bien, que no me hiciera más daño y él me decía que yo ya me portaba muy bien y me obligaba a hacerle sexo oral. Yo lo detestaba”. Todo esto pasó hasta que Mally cumplió 8 años, a esa edad su madre le comenzó a hablar de sexo y a decirle que nadie podía tocarla.

“Entonces, cuando mi madre me explicó que nadie me podía tocar me sentí peor por todo lo que él me hacía y por no poder huir; era una niña tenía miedo y él era mi padre y lo que hacía me lo hacía en mi casa, a dónde iba a ir, con quiénes, qué personas me cuidarían mejor de lo que supuestamente debían hacer mis padre, ni siquiera podía pedir ayuda porque me moría de vergüenza y creía en sus amenazas” —dice Mally.

Según Mally, desde que su madre le dijo que nadie la debía tocar comenzó a intentar escapar de su padre. “Cada vez que me daba cuenta que él quería hacerme algo lo persuadía, hasta que al final entendió, o no sé qué pasó, pero paró cuando tuve 8 años. Ella confiesa que por ese tiempo no se atrevió a decirle nada a su madre. “Guardé silencio,  trate de olvidar, pero comencé a comportarme muy mal”.

Silencio

Durante mucho tiempo Mally, la niña abusada, fue incapaz de decir lo que le había ocurrido y a su corta edad era incapaz de manejar esa carga, así que se convirtió en una adolescente conflictiva que escapaba de casa. “Mi madre pensaba lo peor de mí, pero yo no podía estar bajo el mismo techo que mi violador; lo peor es que mis padres eran creyentes y no soportaba verlos yendo a misa y a él hablando de dios; era aberrante”.

Según Mally, sus padres eran vistos como el matrimonio perfecto, “gente de iglesia”, de ella todos decían que era “la oveja negra”; pero nunca, nadie intentó saber por qué era así. “Yo me portaba mal porque quería que él pagará, era mi forma de decirle a mi padre que merecía mi mal comportamiento; no me daba cuenta que la perjudicada era yo porque cuando confesé los abusos de mi padre, mi madre no me creyó”.

Revelación

Tenía 14 años cuando Mally se atrevió a decirle a su madre que su padre había abusado de ella. “Se lo confesé a mi mamá, ella lloró, me hizo muchas preguntas, me dijo que cómo era posible, que nunca había vista nada raro, que cuando salía procuraba no dejarme sola y vi su cara de “no te creo” y de decepción total; lloraba conmigo y en ese momento me sentí aliviada creyendo que mi calvario acababa ahí”. 

Sin embargo, allí no acabó nada. Al día siguiente su madre habló con su padre delante de ella y él lo negó todo. “Dijo que yo estaba loca, que todo era por mi rebeldía. Así que mi madre me llevó al médico para que me revisará. Yo fui a la revisión confiando en que la verdad saldría a la luz, pero no, según las pruebas yo seguía siendo virgen. En ese tiempo ni mi madre, ni yo sabíamos de la existencia del himen elástico”.

Rebeldía

Ante los resultados del examen, la situación de Mally empeoró, ya no sólo convivía con su agresor, además lidiaba con la desconfianza de su madre, quien creyó lo dicho por su padre, que la denuncia era producto de su rebeldía. “Yo me escapaba de mi casa con mayor frecuencia porque las discusiones intentando desenmascarar a mi padre eran interminables y lamentablemente nunca lo logré que mi madre me creyese”. 

Mally confiesa que insultaba a sus padres, les robaba dinero, se iba de casa, no estudiaba. “Les gritaba que eran un asco, que se murieran, que tanta religión no les servía de nada. Recuerdo una vez, iban a ver a mi hermano a Puebla, les dije que ojalá el autobús se volteará para no verlos más”. Mally incluso probó dejar de existir. “Intenté suicidarme 2 veces, mi madre sólo me dijo que dejase de ser manipuladora”.

Huida

Al cumplir 18 años Mally se fue de su casa con un chico que conoció, no quería seguir viviendo con sus padres. A los 4 meses de convivencia quedó embarazada, se casaron, pero en menos de un año se separaron. “Las cosas no funcionaron, no había amor, ni dinero y obvio, todo salió mal porque esa unión sólo era una vía de escape, huí de mi realidad para estrellarme con otra” —confiesa la mujer.

Luego del fracaso de esta relación, Mally regresó con sus padres, el papá de su hija encontró otra pareja y se hizo cargo de su manutención de manera intermitente. “Mis papas se hicieron cargo de mi y de mi hija entre a estudiar para poder sacarla adelante a mi hija, pero siempre alerta para que mi padre no tocase ni un pelo. Jamás volvimos a hablar de los abusos que sufrí, ese tema fue enterrado por siempre”.

Pérdida

Cuando la hija de Mally cumplió 3 años la vida le sonrió. “Conocí a un buen hombre, él acepto a mi hija y me acepto a mí con todo mi pasado. Nos fuimos a vivir juntos a otro lugar, él ha sido la única relación estable que he tenido, tuvimos a nuestro primer hijo y al año y medio tuvimos una niña. Hasta que otra vez la vida me hizo una mala jugada y luego de vivir 7 años juntos falleció y me quedé sola con 3 hijos”.

La madre de Mally falleció hace 3 años de cáncer. “Antes de morir me pidió perdón por no estar a mi lado cuando más la necesité, por no haberme creído cuando le dije que mi padre me había violado las veces que había querido. Ellos me dieron todo económicamente nunca pasé hambre, pagaron mi educación, me dieron todo lo que necesitaba, pero les falto darme los más importante: amor”.

Presente

Mally ahora tiene 30 años y dice que sus padres nunca asumieron el abuso que sufrió por guardar las apariencias y porque su hermano no se enterase, “creo que él no lo sabe y si lo supo nunca dijo nada”. Hace algunos años ella le increpó a su padre su comportamiento, “me gritó que estaba loca que lo superará de una vez”, y eso le duele más, qué él ni siquiera se arrepiente de lo que le hizo y que crea que es fácil olvidar que la violó.

Y Mally termina de explicarme su testimonio revelándome una sospecha. “Tal vez debí comenzar explicándole que soy hija adoptiva y creo que por eso mi madre no me defendió. Soy su hija legal desde que tuve 1 año. Nunca he tenido ninguna relación con mis padres biológicos solo sé que me pusieron el nombre de mi verdadera madre y que me dieron en adopción porque ella se drogaba”.

Sin embargo Mally, no, quienes adoptan escogen amar y cuidar a una criatura, tuviste la mala suerte y caíste en un mal hogar y eso no tiene que ver con que sean tus padres biológicos, o no. Las comisarias y juzgados están llenos de denuncias de padres ‘de sangre’ que han violado o abusado de sus hijos de todas las maneras posibles. El problema es cuando los adultos ven a los menores como si fuesen sus objetos de placer.

Cifras

Según el informe Ocultos a Plena Luz de Unicef, en todo el mundo, “alrededor de 120 millones de niñas menores de 20 años (1 de cada 10) han experimentado relaciones sexuales u otros actos sexuales forzados“. El informe también señala que entre las adolescentes de 15 a 19 años víctimas de violencia física y/o sexual, 7 de cada 10 nunca pidió ayuda y cuando lo hicieron “la mayoría la solicitó a sus familiares”.

En el caso de Mally, solicitar ayuda a su madre sólo la revictimizó. Para nadie es fácil explicar haber sido víctima de un abuso sexual, menos si el abusador es el propio padre, por eso es primordial educar a lxs niñxs sexual y afectivamente, enseñarles desde muy pequeñxs que su cuerpo se respeta y que nadie puede hacerles algo que no quieren, y si eso ocurre ellxs no tienen culpa y deben decirlo de inmediato; y los adultos a creer.

La Marea Lila invadió Barcelona este #8M 2019 [VIDEO]

Ni brujas, ni feminazis, sólo mujeres hartas de violaciones, abusos, acoso, feminicidios y desigualdades. Ellas, nosotras, todas salimos y lo seguiremos haciendo hasta que el mundo tenga una mirada feminista (Foto: RTVE.es)

“Estoy hasta el culo de tanto machirulo”, este fue uno de los gritos de guerra de este #8M en Barcelona. Desde tempranas horas varias vías de acceso a la capital catalana y a las otras tres provincias catalanas fueron cortadas por grupos de mujeres cuyo objetivo era visibilizar la huelga feminista convocada.

“Ens aturem per canviar-ho tot. Cap pas enrere” (Paramos para cambiarlo todo. Ningún paso atrás) fue el lema bajo el cual más de 150 asociaciones feministas catalanas integradas en la plataforma ‘Vagafeminista’ (huelga feminista) y varios sindicatos tomaron la calle para denunciar la discriminación de la mujer.

TeleoLeo.com estuvo en Barcelona y fue testigo de la marea lila que durante todo el día realizó actividades en las calles de los distintos barrios. Si bien es cierto la huelga laboral no tuvo gran seguimiento, las mujeres igual salieron a protestar y pudimos encontrar una que sí cumplió con el objetivo de la convocatoria.

Las estudiantes universitarias y de institutos también se sumaron a la huelga, según la Guardia Urbana, 13 mil estudiantes salieron a las calles, ellas marcharon bajo el lema “contra la violencia machista, la justicia patriarcal y franquista y la opresión capitalista”.

2323346
Foto: Catalunyapress

La huelga feminista en Catalunya se planteó sobre 4 ejes principales: huelga laboral, de cuidados y de trabajo no remunerado, así como de consumo y en el ámbito asociativo y educativo. Las entidades convocantes querían demostrar que “sin las mujeres el mundo para”. 

El acto central de la huelga se realizó en Plaça Catalunya donde desde las 8 de la noche se comenzaron a escuchar los parlamentos de las diferentes entidades participantes, entre ellas estaba el colectivo LGTBIQ. TeleoLeo.com habló con una mujer trans y me explicó sus expectativas respecto al feminismo.

Otro de los colectivos participantes fueron las mujeres inmigrantes que desde el escenario exigían la abolición del día de la Hispanidad porque significa el dominio, aniquilamiento y saqueo de casi todo un continente; también denunciaban la existencia de los CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros), que es donde son recluidos los inmigrantes que llegan a España de forma ilegal para ser devueltos a sus países de orígen.

Pero las inmigrantes también exigían trabajos de calidad pues, si una mujer española, incluso las mejor capacitadas, sufren la brecha y desigualdad salarial, las mujeres inmigrantes por más titulación que tengan además sufren la discriminación por ser extranjeras.

Y a miles de kilómetros Israel y Palestina podrían comenzar a entenderse. Una de las mujeres que participaba en la marcha es una de las representantes de un colectivo integrado por judías y palestinas. Mientras que los hombres de ambas naciones no se entienden, las mujeres se juntan para conocerse y reconocerse.

“Está en nuestras manos cambiarlo todo”, ese es el anhelo y la lucha de todas y no perdemos la esperanza, ni las ganas de conseguirlo; no importa la edad que tengamos, esa ilusión pervive.

El feminismo será transversal o no será, el feminismo será antirracista o no será, el feminismo será anticapitalista o no será, el feminismo será ecologista o no será, porque además de la igualdad, el feminismo busca la convivencia en paz y la sostenibilidad.

No somos reinas, no somos princesas, no somos el sexo débil, ni ángeles, ni rosas. Somos ciudadanas de pleno derecho y queremos poder decidir en todos los ámbitos de nuestra vida y nuestro cuerpo. Somos guerreras, luchadoras, inteligentes, hábiles, creadoras y creativas, somos fuerza y somos la mitad de la población mundial, así que sí: “si las mujeres paramos se para el mundo”. 

2019-03-09 (2).png
Foto: Regina Garcia

Este cartel refleja la molestia de las mujeres por la presencia de la ultraderecha en la política española. VOX, partido que forma parte del gobierno andaluz, exige la no aplicación de la ley de violencia de género en esa comunidad, porque según ellos todos somos iguales y no sólo las mujeres sufren violencia.

Desde la convocatoria de la huelga VOX dejó patente su oposición al feminismo, además hizo un llamado a sus simpatizantes para que no participasen de ningún acto relacionado con la cita feminista y manifestó su ‘interés’ en “suprimir los organismos feministas radicales subvencionados”. Ante más retroceso e involución, más frontales serán las mujeres para muestra, el cartel.

Con cuatro y cinco años de edad Leito y Noelia fueron violados, 30 años después aún rumian su dolor

«Violado desde los 4 años de edad por su primo de 14, Leito es ahora un hombre de 36 años, un sobreviviente, que necesita explicar su historia que también es la de Noelia, su hermana menor (34). Los hechos ocurrieron en Argentina y ambos niños fueron violados durante 3 años por Gustavo Villalba, el primo, el violador que aún vive sin pagar por el daño causado».

España tiene más de una ‘manada’

Entre 2016 y 2018, en España, 20 ‘manadas’ han atacado, violado y roto la vida de las mujeres que se han cruzado en su camino. Presumiblemente, cada uno de estos grupos ha cometido más de una ataque sexual. 

Según el índice “Geoviolencia Sexual“, realizado por Feminicidio.Net, en España, en 2017, 1.517 hombres fueron detenidos e investigados por agresiones sexuales con y sin penetración; en 2016, fueron 1.568. Y entre 2010 y 2017 la cifra se eleva a 13.824 supuestos agresores.

Cuatro agreden sexualmente a una joven

El 31 de diciembre de este 2018, cuatro jóvenes de 19, 21, 22 y 24 años violaron en grupo a una chica de 19 años de edad que habría sido drogada previamente. Al parecer, los abusos comenzaron en una reunión donde la joven -que conocía a dos de los individuos- estuvo bebiendo con ellos hasta las 5 de la mañana, hora en la que le proponen ir a casa de un amigo de su madre; después de eso ella no recuerda nada más.

Según la policía, la joven fue llevada a un local ubicado en una casa y arreglado para la fiesta, ella habría llegado casi sin poder caminar y allí siguieron haciéndola beber hasta que la agredieron entre todos. En el lugar había más gente pero dicen que nadie se dió cuenta de lo ocurrido.

Al día 1 de enero alrededor de las 13 horas un mujer encontró en la planta baja de la casa a la joven desnuda de cintura para abajo, ella fue la que alertó a la policía y a los que permanecían en la vivienda. Los testigos encontraron a uno de los agresores subiéndose los pantalones y al otro encima de la chica abusando de ella.

La joven se encontraba ebria y desorientada, no sabía dónde estaba, ni sabía decir dónde vivía y tampoco recordaba nada de lo ocurrido durante las últimas horas, es por eso que la policía se atreve a afirmar que la joven también habría sido drogada, con el objetivo de vulnerar su voluntad.

Como ocurrió con la joven violada por ‘La manada’ de Los Sanfermines en 2016, estos émulos de los sevillanos se dieron el lujo de grabar, en uno de sus teléfonos, 5 minutos de la agresión múltiple que no llegaron a difundir. Según se ha filtrado, las imágenes son “repugnantes”.

Los cuatro agresores —españoles de origen ecuatoriano— se encuentran en prisión provisional sin fianza, obedeciendo al pedido tanto de la fiscalía como de la defensa de la víctima. Los 4 han sido acusados de un delito de agresión sexual, dos delitos de abusos sexuales y un delito contra la intimidad.

Uno de los detenidos, el de 22 años de edad, tiene antecedentes de violencia de género y de abusos sexuales a una menor, pero, además, durante la investigación de la agresión de fin de año la policía encontró que otra mujer, en octubre pasado, también lo había denunciado por abusos sexuales.

Cinco agreden sexualmente a una joven

Este 30 de diciembre fue detenido 1 de los 5 responsables de la agresión de una joven de 18 años. El 25 de diciembre ella fue víctima de una agresión sexual múltiple en un local de ocio. El detenido, un hombre de 24 años, se encuentra en prisión preventiva sin fianza. La joven agredida fue encontrada por la policía urbana en la calle, medio desnuda, con contusiones y una mordida en un dedo. 

Quince agreden sexualmente a una joven

En noviembre de 2018, se conoció la detención de 14 jóvenes —dos menores de edad— por abusar sexualmente de una chica y agredir con arma blanca a su acompañante. Sin embargo, los implicados fueron 15, uno de ellos escapó cuando era trasladado a un centro de menores. Todos están acusados de agresión sexual e intento de homicidio. 

Eran alrededor de las 6 de la mañana, la joven se encontraba en una estación de metro acompañada de un amigo, cuando los agresores se les acercaron y le realizaron tocamientos indebidos a ella, mientras herían a su acompañante con un arma blanca.

Los implicados son de origen magrebí, extutelados de los servicios sociales; vivían en una casa ocupada y días antes a la agresión fueron detenidos por diversos robos con violencia.

Diez agreden sexualmente a 3 menores de edad

En marzo de 2018, 10 hombres fueron detenidos por el secuestro y violación de 3 jovencitas fugadas de un centro de menores. Una de ellas, de tan sólo 14 años, fue retenida durante 24 horas y violada por los 10 integrantes de esta presunta banda juvenil que también es responsable de diversos robos y hurtos.

Según la policía, las chicas atacadas tienen entre 14 y 17 años y los detenidos les ofrecieron drogas, alcohol y dinero para que los acompañaran a sus casas donde perpetraron las agresiones y los abusos sexuales. También le ofrecieron 100 euros a una de las chicas para que ejerciera la prostitución, pero ella se negó.

Al sexo por el porno

En España, las agresiones sexuales en grupo han crecido exponencialmente por varios factores: el primero es la ‘cultura de la violación’, término acuñado en los 70 y que pretendía evidenciar la normalización social, y hasta judicial, de la violencia sexual culpabilizando y responsabilizando de lo ocurrido a la víctima.

Otro de los factores es la falta de educación sexual en escuelas primarias e institutos secundarios, que ha llevado a los menores de edad a aprender a relacionarse sexualmente a través de la pornografía. Según estudios recientes, en España, la mitad de menores de edad consume porno de manera habitual.

“La media de edad en la que se consume por primera vez pornografía a través de internet es de 11 años de edad”. (Mónica Alario Gavilán, investigadora de la Universidad Juan Carlos)

Y los efectos de aprender sexo mediante el porno son terribles, perpetúan la imagen de la mujer sumisa, siempre dispuesta y que disfruta con los actos más brutales y violentos que le sean infligidos ente 1, 2 o 15 hombres, de uno en uno o todos a la vez, pues según ven en pantalla, ella disfruta siendo sólo un objeto esperando para ser utilizado.

España una, grande y permisiva

Mientras la justicia española permita que los 5 de ‘La manada’ de Los Sanfermines, esperen el libertad la apelación de su condena, a 9 años de prisión por abuso sexual, el mensaje que se da a los delincuentes sexuales es muy malo para las mujeres y la sociedad en general.

Así, en la España del siglo XXI, antes recluyen en un ‘centro para inmigrantes’ —en régimen cuasi carcelario—a un africano que llega a sus costas, escapando de la miseria, que a un violador.

En este país europeo, que se jacta de ser demócrata y garantista de los derechos de todos, los depredadores sexuales saben que las vidas de las mujeres no valen nada y que aunque nos violen y aunque los condenen las puertas de las prisiones les serán abiertas.

 

Este blog sobre agresiones sexuales en grupo también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe

 

 

 

 

La culpa siempre es de la mujer

Desde Eva, la primera mujer de la biblia, las féminas somos las culpables de tentar a los hombres. Más de 2.000 años han pasado y las mujeres seguimos cargando con ese estigma. Hasta cuando nos violan, las culpables somos nosotras. (Foto: publico.es)

Hoy me tope con dos vídeos en la red. En el primero, Juan Darthés, actor de la conocida serie argentina “Patito Feo” es entrevistado luego que Thelma Fardin, compañera suya en la serie, lo denunció por haberla violado.  Según Fardin, Darthés habría abusado de ella en medio de una gira de la serie cuando sólo tenía 16 años, hoy ya pasa la veintena.

En la entrevista, Darthés dice “estoy muerto” y niega todo lo ocurrido, pero, además, culpabiliza a Fardin, dice que fue ella la que se le metió en la habitación, que él la sacó porque pensó en sus hijos, que él jamás le tocó un pelo, sin embargo, el periodista que lo entrevista le repite más de una vez: “Qué raro no, tu versión y la de ella son tan diferentes, qué raro que ella se invente todo, no”.

Y Darthés sigue diciendo “estoy muerto, yo estoy muerto, pero no hice nada”. Porque para Darthés como para todos los abusadores, ellos nunca hacen nada. Siempre seremos nosotras las que los provocamos, las que nos exhibimos frente a ellos, incluso el ex arzobispo de Lima, el inefable Monseñor Cipriani: “Las mujeres tienen la culpa por ponerse en un escaparate”.

O sea, que tras de cuernos, palos. Nos violan, nos maltratan, nos matan y somos nosotras las que nos lo buscamos por llevar minifalda, pantalón corto, un lápiz labial demasiado rojo, un escote muy pronunciado; por tener una curvas de infarto, por sonreír, por tener, 1, 4, 10, 16, 20 u 80 años. En suma, por haber nacido con una vagina entre las piernas.

El machismo es depredador y el silencio empodera a los hombres, por eso hay que denunciar todos los abusos, porque la violencia machista tiene varios estadios y hay que estar muy alerta para no dejarle pasar nada. Hablar fuerte y claro debe ser la consigna, no tenemos porqué callar más.

No soy culpable de tu mano en mi trasero. No soy culpable de tu aliento, ni de tu peso sobre mí si no he consentido. No soy culpable de los ‘piropos’ que no he pedido, no soy culpable de tus miradas libidinosas cuando ni siquiera sé cómo te llamas, no soy culpable de que tengas una erección a mi paso. No. Basta.

No ha pasado ni la primera semana de 2019 y ya han sido cometidos 3 feminicidios: 1 en España y 2 en Perú; donde además también ha sido asesinado un chico gay, su padre, un hombre evangélico —al que le ha servido de muy poco tener alguna convicción religiosa que se supone le llena de amor al prójimo— que ha preferido matarlo a tener que convivir con su orientación.

No podemos seguir como estamos, así que este 2019 a callarnos menos, a denunciar más, a luchar, a defendernos, a creer en nosotras y a cuidarnos entre todas porque hay que parar al machismo y para eso necesitamos el compromiso de los gobiernos y de los sistemas de justicia, necesitamos una cadena de amor y de respeto que sean nuestro escudo protector. Necesitamos que la sociedad confabule y esté dispuesta ayudar.

¡Vivas, libres y felices nos queremos!

El segundo video que les mencionaba al principio, trata el tema de la revictimización de las mujeres abusadas. Ellas sufren la violación y luego tienen que soportar le negación del hecho por parte de sus abusadores y si llegan a la denuncia policial, la cosa se vuelve más oprobiosa, pues lo más probable es que la policía la juzgue y le diga, “pero claro es que tú….” y aquí pongan la frase que más les resuene.

Aún así ‘osemos’ rebelarnos, no callemos más.

 

Amores Perros

Las relaciones tóxicas sólo generan malestar y problemas. De eso saben un rato el cantante Rafo de la Cuba y su ex pareja Anghel Díaz, pues de lo que un día tuvieron hoy sólo queda una denuncia  (Ilustración: asombroso c.c)

El amor romántico nos ha llenado de ideas sobre las relaciones de pareja, tan absurdas que nos impide ser críticos con el príncipe que besó a La Bella Durmiente sin su consentimiento, pues lo hizo mientras ella dormía su centenario sueño; además, con la abusiva acción, ella despierta y todo su reino vuelve a la vida. O sea, encima hay que agradecer el atrevimiento. 

Con Blanca Nieves la cosa va un paso más allá y hablamos de necrofilia y resurrección, pues el príncipe besa a la joven muerta y la devuelve a la vida. En La Bella y la Bestia, la hermosa, cultivada y delicada joven se enamora de un monstruo egocéntrico, maleducado, maltratador y amargado, y con su dulzura y amor lo transforma en un príncipe guapo, gentil y buena persona. 

Cronología de un final anunciado

Aterrizando en el aquí y ahora, esta vez escribo para explicarles como una relación tóxica acabó en una denuncia policial. Esta es la historia de un cantante y una performer y clown o payasa, tal y como se define ella misma. El cantante es Rafo de la Cuba y la performer es Anghel Díaz. 

Ambos mantuvieron relaciones durante menos de un año, pero ese tiempo bastó para que acabarán odiándose. Los celos desmesurados los llevaron a ambos a enfrascarse en una relación tóxica, a él no le gustaba como ella se exhibía en sus redes sociales y menos aún los comentarios que le dejaban y los ‘likes’ que recibía y daba.

Raffo de la Cuba le reclama a Anghel haberle dado like al comentario de un tipo que según él la está ‘gileando’ en Facebook

Tanto fueron los episodios de celos, que prefirieron bloquearse en redes para no ver lo que ninguno de los dos publicaba y acabaron comunicándose por mail y mensajes de whatsapp. Los celos de Rafo de la Cuba también le habrían llevado a la violencia física, según afirma Anghel. 

Vía mail, Anghel le reclama a Rafo de la Cuba el haberla agredido físicamente.



Rafo de la Cuba le responde 

Noche de denuncia

Todos estos reclamos y quejas desembocan en una noche en que Anghel, acude a casa de Rafo —según afirma— por indicación suya y allí lo encuentra con otra mujer. La situación se vuelve muy violenta, hay una discusión, llega Serenazgo y Anghel acaba interponiendo una denuncia porque dice que en esa oportunidad Rafo de la Cuba también la agredió. 

Además de la denuncia policial, Anghel publica lo ocurrido en sus redes, y recibe el apoyo de otra ex pareja de Rafo de la Cuba quien afirma que ella también sufrió malos tratos por parte del cantante.

Este viernes se hizo publicó un vídeo con algunos audios de los mensajes que Rafo le enviaba a Anghel y en ellos se puede percibir el grado de agresividad del cantante hacia la que aún era su pareja. 

Luego de la publicación del video Anghel recibió el mensaje de una joven que le pedía que no la involucre a ella ni a las otras personas que estuvieron en el departamento de Rafo de la Cuba el día en que supuestamente fue agredida. 

Sin bien es cierto la joven afirma que ella no vió el maltrato físico por el cual Anghel denuncia a Rafo de la Cuba, le dice que si en otras oportunidades la violentó debe denunciarlo. 

Moraleja

Y colorín colorado este cuento podría no haberse acabado, sobre todo, porque aunque ninguno de los dos ha sido llamado a declarar ante la policía, hay una denuncia interpuesta y Rafo de la Cuba ante las denuncias publicas hechas por Anghel hace unos meses, la acusó de difamarlo.

Ahora bien, sirva esta historia para graficar el daño que hacen las relaciones tóxicas, como son causa de maltrato psicológico y hasta físico Y como generan dependencia del otro como de la droga. Tengo más mails en los que que Rafo de la Cuba acusa a Anghel de exhibicionista, de dar una imagen demasiado sexualizada y la culpa de hacerlo perder el control debido a ese comportamiento.

Él le pedía que cambiase, ella le decía que nada de lo que hacía era para traicionarlo, sin embargo, él no confiaba y jugó agresivamente a ser La Bella y quiso transformar al sujeto de su deseo. Y aunque Disney nos haya vendido que el amor todo lo puede —hasta resucitar muertas con un simple beso— no, nadie cambia si no quiere y está en su derecho de no hacerlo. 

Lo que no podemos hacer es seguir creyendo que amar a alguien es someterlo a nuestros deseos, que tenemos el derecho de meterlo con calzador en los zapatos que se nos antoje y llenarnos de ira cuando eso no ocurra, porque el amor es exactamente todo lo contrario. Si amas sin toxicidad aceptas al otro, disfrutas de su compañía y creces saludable y libremente a su lado. 

Así que por favor, como dice la gran ‘filosofa’ Susy Díaz: “Vive la vida y no dejes que la vida te viva”, o sea, si no fluyes con el amor, si se vuelve un problema, si te pone de los nervios, huye, ponte tus mejores zapatillas y corre sin mirar atrás, que la vida está llena de gente maravillosa, sólo hay que saber mirar y encontrar. 

Este 24N las mujeres peruanas vuelven a marchar en contra de todas las violencias que sufren día a día [VIDEO]

La violencia en contra de la mujer es estructural, transversal, intergeneracional y atraviesa fronteras. La violencia en contra de la mujer es un mal contra el cual todos tenemos la obligación de luchar.

TeleoLeo.com le pidió a algunas mujeres que digan por qué marchan y cuál es el país en el que quieren vivir.

Pronunciamiento de las colectivas feministas organizadoras del 24N

2