«No pasó nada de lo que nosotros hacemos», respondió Dany Maraví Aranciaga cuando su pareja le reclamó haber violado a su hija

Rosa quedó lívida cuando, la noche del 31 de julio de este año, su hija de 11 años de edad le contó que durante más de dos años habría sido abusada sexualmente, en reiteradas oportunidades por su pareja. Después de 6 años de relación Rosa se enteraba que Dany Alfredo Maraví Aranciaga de 44 años, abogado de profesión, penalista de especialidad y “Héroe del Cenepa”, por su participación en la guerra entre Perú y Ecuador de 1995, ─según decía la niña─ le habría realizado tocamientos y actos de índole sexual.
La hija de Rosa podría ser una de las 600 niñas y adolescentes que han sido víctimas de violencia sexual durante el confinamiento en Perú. TeleoLeo.com obtuvo el testimonio de Rosa, donde cuenta con un poco más de detalle todo lo que su hija habría sufrido y lo que están viviendo con esta denuncia cuyo avance es más lento del que ella quisiera.

«No se resistió lo suficiente»

Así que según los magistrados a cargo del caso: «A la víctima “le pudo faltar contundencia” para decir ‘no’» y, por eso mismo el condenado, «pudo considerar de forma errónea que las relaciones sexuales lo fueran un marco del consentimiento prestado por una persona en la que pudo no detectar la disminución que padecía».

Con cuatro y cinco años de edad Leito y Noelia fueron violados, 30 años después aún rumian su dolor

«Violado desde los 4 años de edad por su primo de 14, Leito es ahora un hombre de 36 años, un sobreviviente, que necesita explicar su historia que también es la de Noelia, su hermana menor (34). Los hechos ocurrieron en Argentina y ambos niños fueron violados durante 3 años por Gustavo Villalba, el primo, el violador que aún vive sin pagar por el daño causado».