“Lo amaba por eso aguanté”.

Su pareja casi la asesina, ella denunció hasta en 3 oportunidades, pero la policía sólo la ayudó cuando ya tenía dos disparos y múltiples quemaduras en todo el cuerpo
Me acabo de topar con un testimonio terrible y brutal de cómo la violencia machista puede llegar destrozar la vida de las mujeres. No nos quejamos por locas. Nos quejamos y nos manifestamos porque nos están haciendo lo que les da la gana y el orden mundial lo está permitiendo. No hay rincón del mundo donde una mujer no haya sido asesinada por su pareja o expareja. No hay rincón del mundo donde no hayamos sido manoseadas, violadas o torturadas. Para las mujeres no hay lugar del mundo donde podamos vivir libres de todo tipo de violencias. 
 
El siglo XXI no ha traído avance en todos los campos, en el de la violencia machista, incluso, ha involucionado. Bien es cierto que hoy en día tenemos la posibilidad de conocer más casos de violencia machista alrededor del mundo por la inmediatez y proximidad que nos proporcionan las comunicaciones globales, sin embargo, la proliferación de grupos políticos y religiosos intolerantes con la igualdad entre mujeres y hombres e intolerantes con la difusión y enseñanza de políticas de género validan la violencia en contra nuestra.
 
Ahí tenemos a Jair Bolsonaro y su flamante equipo de gobierno integrado por militares e integristas religiosos que ya han comenzado a separar a hombres y mujeres por colores. 
También tenemos a Vox en España, el grupo de ultraderecha que va escalando posiciones y que en su programa de gobierno tiene como objetivos: “derogar la ley de violencia de género, el aborto libre y gratuito y las listas paritarias de los partidos”, además, pide la supresión de “organismos feministas radicales subvencionados”.
Y en Perú tenemos al movimiento ‘Con mis hijos no te metas’ (CMHNTM) que acaba de lanzarse de lleno a la arena política con la creación del partido denominado Acción Cristiana que en su ideario afirma ser un proyecto constituido “en defensa de los derechos y libertades de toda persona”, sin embargo, en las marchas de CMHNTM hemos sido testigos de como denigran a las integrantes del colectivo LGTBI y como han luchado contra la enseñanza de igualdad de género en las escuelas. 
No son buenos tiempos para las mujeres, no son buenos tiempos para la comunidad LFTBI, no son buenos tiempos para los niños y niñas abusados por sacerdotes pederastas y padres o familiares, no son buenos tiempos para ningún integrante de ningún colectivo que no pertenezca a la supremacía patriarcal que nos domina. Por eso no podemos claudicar y no podemos dejar pasar por alto ni una sola de las violencias o microviolencias a las que estamos expuestas cada día

Dentro vídeo

Volviendo al testimonio que origina este blog, la presentación del mismo por parte de los periodistas en estudio me parece morobosa y detesto la apelación al “…también viene”, cortando el video y volviendo a la presentadora para que nos haga un preámbulo sobre las torturas sufridas por la víctima, sin embargo, el contenido del reportaje es importante para seguir tomando conciencia de hasta dónde puede llegar el machismo en su denigración y abuso de la mujer y hasta dónde hacen daño los agentes de policía y la justicia cuando no atienden como es debido las denuncias que reciben.

 

España tiene más de una ‘manada’

Entre 2016 y 2018, en España, 20 ‘manadas’ han atacado, violado y roto la vida de las mujeres que se han cruzado en su camino. Presumiblemente, cada uno de estos grupos ha cometido más de una ataque sexual. 

Según el índice “Geoviolencia Sexual“, realizado por Feminicidio.Net, en España, en 2017, 1.517 hombres fueron detenidos e investigados por agresiones sexuales con y sin penetración; en 2016, fueron 1.568. Y entre 2010 y 2017 la cifra se eleva a 13.824 supuestos agresores.

Cuatro agreden sexualmente a una joven

El 31 de diciembre de este 2018, cuatro jóvenes de 19, 21, 22 y 24 años violaron en grupo a una chica de 19 años de edad que habría sido drogada previamente. Al parecer, los abusos comenzaron en una reunión donde la joven -que conocía a dos de los individuos- estuvo bebiendo con ellos hasta las 5 de la mañana, hora en la que le proponen ir a casa de un amigo de su madre; después de eso ella no recuerda nada más.

Según la policía, la joven fue llevada a un local ubicado en una casa y arreglado para la fiesta, ella habría llegado casi sin poder caminar y allí siguieron haciéndola beber hasta que la agredieron entre todos. En el lugar había más gente pero dicen que nadie se dió cuenta de lo ocurrido.

Al día 1 de enero alrededor de las 13 horas un mujer encontró en la planta baja de la casa a la joven desnuda de cintura para abajo, ella fue la que alertó a la policía y a los que permanecían en la vivienda. Los testigos encontraron a uno de los agresores subiéndose los pantalones y al otro encima de la chica abusando de ella.

La joven se encontraba ebria y desorientada, no sabía dónde estaba, ni sabía decir dónde vivía y tampoco recordaba nada de lo ocurrido durante las últimas horas, es por eso que la policía se atreve a afirmar que la joven también habría sido drogada, con el objetivo de vulnerar su voluntad.

Como ocurrió con la joven violada por ‘La manada’ de Los Sanfermines en 2016, estos émulos de los sevillanos se dieron el lujo de grabar, en uno de sus teléfonos, 5 minutos de la agresión múltiple que no llegaron a difundir. Según se ha filtrado, las imágenes son “repugnantes”.

Los cuatro agresores —españoles de origen ecuatoriano— se encuentran en prisión provisional sin fianza, obedeciendo al pedido tanto de la fiscalía como de la defensa de la víctima. Los 4 han sido acusados de un delito de agresión sexual, dos delitos de abusos sexuales y un delito contra la intimidad.

Uno de los detenidos, el de 22 años de edad, tiene antecedentes de violencia de género y de abusos sexuales a una menor, pero, además, durante la investigación de la agresión de fin de año la policía encontró que otra mujer, en octubre pasado, también lo había denunciado por abusos sexuales.

Cinco agreden sexualmente a una joven

Este 30 de diciembre fue detenido 1 de los 5 responsables de la agresión de una joven de 18 años. El 25 de diciembre ella fue víctima de una agresión sexual múltiple en un local de ocio. El detenido, un hombre de 24 años, se encuentra en prisión preventiva sin fianza. La joven agredida fue encontrada por la policía urbana en la calle, medio desnuda, con contusiones y una mordida en un dedo. 

Quince agreden sexualmente a una joven

En noviembre de 2018, se conoció la detención de 14 jóvenes —dos menores de edad— por abusar sexualmente de una chica y agredir con arma blanca a su acompañante. Sin embargo, los implicados fueron 15, uno de ellos escapó cuando era trasladado a un centro de menores. Todos están acusados de agresión sexual e intento de homicidio. 

Eran alrededor de las 6 de la mañana, la joven se encontraba en una estación de metro acompañada de un amigo, cuando los agresores se les acercaron y le realizaron tocamientos indebidos a ella, mientras herían a su acompañante con un arma blanca.

Los implicados son de origen magrebí, extutelados de los servicios sociales; vivían en una casa ocupada y días antes a la agresión fueron detenidos por diversos robos con violencia.

Diez agreden sexualmente a 3 menores de edad

En marzo de 2018, 10 hombres fueron detenidos por el secuestro y violación de 3 jovencitas fugadas de un centro de menores. Una de ellas, de tan sólo 14 años, fue retenida durante 24 horas y violada por los 10 integrantes de esta presunta banda juvenil que también es responsable de diversos robos y hurtos.

Según la policía, las chicas atacadas tienen entre 14 y 17 años y los detenidos les ofrecieron drogas, alcohol y dinero para que los acompañaran a sus casas donde perpetraron las agresiones y los abusos sexuales. También le ofrecieron 100 euros a una de las chicas para que ejerciera la prostitución, pero ella se negó.

Al sexo por el porno

En España, las agresiones sexuales en grupo han crecido exponencialmente por varios factores: el primero es la ‘cultura de la violación’, término acuñado en los 70 y que pretendía evidenciar la normalización social, y hasta judicial, de la violencia sexual culpabilizando y responsabilizando de lo ocurrido a la víctima.

Otro de los factores es la falta de educación sexual en escuelas primarias e institutos secundarios, que ha llevado a los menores de edad a aprender a relacionarse sexualmente a través de la pornografía. Según estudios recientes, en España, la mitad de menores de edad consume porno de manera habitual.

“La media de edad en la que se consume por primera vez pornografía a través de internet es de 11 años de edad”. (Mónica Alario Gavilán, investigadora de la Universidad Juan Carlos)

Y los efectos de aprender sexo mediante el porno son terribles, perpetúan la imagen de la mujer sumisa, siempre dispuesta y que disfruta con los actos más brutales y violentos que le sean infligidos ente 1, 2 o 15 hombres, de uno en uno o todos a la vez, pues según ven en pantalla, ella disfruta siendo sólo un objeto esperando para ser utilizado.

España una, grande y permisiva

Mientras la justicia española permita que los 5 de ‘La manada’ de Los Sanfermines, esperen el libertad la apelación de su condena, a 9 años de prisión por abuso sexual, el mensaje que se da a los delincuentes sexuales es muy malo para las mujeres y la sociedad en general.

Así, en la España del siglo XXI, antes recluyen en un ‘centro para inmigrantes’ —en régimen cuasi carcelario—a un africano que llega a sus costas, escapando de la miseria, que a un violador.

En este país europeo, que se jacta de ser demócrata y garantista de los derechos de todos, los depredadores sexuales saben que las vidas de las mujeres no valen nada y que aunque nos violen y aunque los condenen las puertas de las prisiones les serán abiertas.

 

Este blog sobre agresiones sexuales en grupo también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe

 

 

 

 

Carmen, raptada al año de edad, violada a los 7, lisiada a los 13, abusada por su pareja desde los 31; a pesar de todo, aún ve la vida con esperanza

Según esta gran mujer todos tenemos un propósito en la vida y eso la ayuda a seguir adelante, a pesar de los delitos que contra ella se cometieron: pederastia, secuestro y maltrato; entre otros

Esta es la historia de una mujer separada de su madre al año de edad, violada a los 7 por su tío y maltratada hasta los 21. Ella es Carmen, es mexicana, y producto de una gran golpiza dice que murió una vez. A los 13 años sus hermanastros le jugaron una “broma”, cayó y se fracturó el fémur, pasaron casi 15 días antes de que recibiera atención médica, llegó al hospital con la pierna hinchada y morada, por eso ahora no camina bien y tiene una prótesis en la cadera.

A Carmen le encargaron las labores de la casa desde los 6 años de edad, le daban de comer poco y mal, por eso siempre estuvo anémica y se desmayaba todo el tiempo. Vestía harapos. Nunca le compraron un cepillo de dientes así que ha perdido varias piezas. Cuando tenía la regla le daban trapos y, a pesar de todo, o posiblemente porque el dolor no logró deshumanizarla, ella perdonó a una de las personas que más daño le hizo. Hoy educa a sus dos hijos rompiendo el círculo del dolor.

La historia de Carmen es terrible, no tuvo infancia, ni amor, ni protección a la edad que más lo necesitaba, y está tan cargada de tragedia que su vida parece casi un guión de telenovela.

Érase una vez una niña….

“Un día ese hombre me quitó la ropa interior y me violó, mientras lo hacía yo lloraba y le decía que no. Él me cubrió la boca y siguió haciéndolo”.

Carmen sólo tenía 7 años cuando fue abusada y el hombre que la ultrajó fue su tío. Carmen ahora tiene 52 años y contó su historia a teleoLeo.com porque quería exorcisar el pasado para poder seguir adelante.

“Mis padres se divorciaron cuando yo tenía un año. Mi papá se peleo con mi mamá y un día que ella no estaba en casa  me raptó. Me llevó a casa de mi abuela, su madre, que vivía en la ciudad de Puebla, nosotros vivíamos en México capital. Mi madre fue a buscarme, entró a casa de mi abuela para sacarme de allí, pero la denunciaron por allanamiento de morada, estuvo detenida 3 días; eso me explicó fue lo que me explicó mi madre años más tarde”. Así comienza la historia de Carmen.

Al salir de la cárcel, la madre de Carmen desistió de recuperarla, en la capital la esperaban 5 niños más. “Mi mamá jamás volvió a buscarme y me dejó en el peor lugar que me podía dejar, donde, desde que tengo uso de razón, sólo fui la sirvienta”. (Carmen)

La tía Ester= El amor

En sus primeros años de vida Carmen fue criada por una de las hijas de su abuela, de ella recibió cuidados y amor; luego todo cambió.

Hasta los 6 años Carmen fue criada por su tía Ester, una de los 7 hijos de su abuela, ella fue la única que le dio cariño, pero un día se casó y en casa sólo quedaron su abuela y 5 tíos de sus tíos; en ese momento las cosas comenzaron a ir mal. “En cuanto mi tía se fue de casa mi abuela me llevó a cortar el cabello como a un niño, me dejo ‘pelona’; los niños se burlaban de mí, me decían que parecía hombre” —dice Carmen.

Pero las cosas podían empeorar y empeoraron. “Mi abuela me puso a hacer los quehaceres y cuando los hacía mal me pegaba con la escoba. Una vez me pegó con una olla por no lavarla bien; otro día se me cayeron unos platos, mi abuela se enfadó y le dijo a uno de sus hijos que me pegara, él se sacó el cinturón y me azotó muchas veces; yo gritaba, pero nadie me ayudó”.  Cuando el tío terminó de pegarle, la abuela también le pegó: “Para que aprendas” —le dijo.

“Cuando me pegaban, que era casi siempre, yo los veía como gigantes. La última vez que los vi se me hicieron pequeños, viejos, débiles”. (Carmen)

Violación

Cuando Carmen tenía sólo 7 años el tío que la golpeaba también la violó

“Un día de buenas a primeras ese hombre me encerró en su cuarto y me pego con el cinturón, me quitó la ropa interior y me violó, mientras lo hacía yo lloraba, le decía que no, pero él no paró. Era chiquita y sentía como un gigante me golpeaba y me hacía algo que yo no quería, me hacía sentir sucia, avergonzada, culpable. Cuando acabó me dijo que si decía algo me golpearía más fuerte. Yo vivía todo el tiempo con miedo” —explica Carmen.

Palizas

Cualquier pretexto era bueno para golpear a Carmen hasta la extenuación. Ella cree que murió unos minutos para renacer luego en el mismo infierno

La abuela de Carmen heredó una casa y se mudaron, y allí fue aún más infeliz. “Cuando nos mudamos el hijo de mi abuela comenzó a pegarme a diario, él se iba a trabajar y cuando volvía mi abuela le decía lo que yo no había hecho bien, él se sacaba el cinturón y me pegaba, yo gritaba mucho y aunque mis otros tíos estaban presentes, nunca nadie me ayudó” —explica Carmen.

Carmen dice que iba mal calzada con zapatos de plástico y con las medias llenas de huecos, eso fue motivo de otra golpiza. “Un día, yo ya tenía 10 años, estaba en la puerta de casa y pasó un señor que vendía medias, al ver las mías me regaló un par; en eso llegó mi tío y botó al hombre, me agarró del cabello me arrastró y me pateó mucho. Yo rodaba con  cada patada hasta que caí en un hueco del patio y perdí el conocimiento”. 

La niña perdió unos minutos de su vida, no sentía, no sufría. “Sólo recuerdo que caí en un agujero y tuve un sueño, iba por camino como de arena y una mano bajaba de lo alto y me empujaba. Desperté al tercer empujón, en ese momento sentí como si volviese a respirar, estaba en la cama, me senté y vomité sangre; y escuché que alguien hablaba con mi abuela por la ventana”.

Dos vecinas le preguntaban a la abuela de Carmen qué había pasado, le decían que habían escuchado los gritos de una niña. “Ella contestó que era yo, que me había portado muy mal y me habían pegado porque me lo merecía”. Las mujeres le dijeron que llamarían a la policía, la abuela les pidió que no lo hicieran: “Hablaré con mi hijo para que no le vuelva a pegar —dijo mi abuela”.

La brutal paliza le dejó a la niña moretones en todo el cuerpo, dolor de mandíbula y costillas, además mucha dificultad para caminar. “No me llevaron al doctor, ni siquiera mi abuela me curó, era una piedra, no sentía nada por mi, me miraba con odio y siempre me decía que merecía todo lo que me pasaba”. Sin embargo, el ‘aviso’ de las vecinas sirvió, el tío de Carmen no volvió a golpearla, por lo menos por un tiempo.

¿Por qué tanto odio?

Los maltratos de los que Carmen fue víctima podrían deberse a una mentira dicha por su madre

Carmen cree que su abuela la maltrataba porque cuando sus padres se separaron su madre le dijo que ella no era su hija. “Mi abuela siempre me decía “inútil, no sirves para nada” y me repetía constantemente que mi madre me había abandonado porque no me quería. Crecer así, sabiendo que no le importas a nadie, pero sobre todo, escuchando cada día que tu madre no te quiere es muy duro”. 

Años más tarde su madre le confesó que había mentido para evitar que él se la llevará, sin embargo, cuando eso ocurrió y él se la llevó, no dijo la verdad.

Abandono

La niña creció como una animal. A parte de maltratarla no la alimentaban bien, ni la vestían, incluso descuidaron los aspectos más básicos de su higiene

“Mi tío dejó de pegarme porque se casó con una buena mujer, entonces volvió a hacerlo mi abuela y aunque mi padre le daba dinero para mi, me vestía con harapos, me compraba zapatos plásticos y cuando me crecía el pie les tenía que cortar la punta y les ponía lazos para que se vieran bonitos” —dice Carmen.

Una anemia perniciosa hacía que se desmayara continuamente. “Mi abuela no me alimentaba, me daba a comer huesos con una pizca de carne y a sus hijos un buen trozo; yo tomaba café y sus hijos leche. Por las noches me levantaba a robar comida de la nevera. Era tan flaca que una de mis tías le decía a mi abuela que me diera de comer más”.

Carmen también recuerda que nunca le compraron un cepillo de dientes, pero eso la hizo conocer a la única persona que la ayudó cuando vivía con su abuela. “Yo ya tenía 17 años y un dolor insoportable en una muela, tenía que ir al dentista, pero no tenía para pagar así que todas las mañanas salía a buscar cascarones de huevos y con ellos hacía manualidades que luego vendía en las calles del centro”.

La chica junto algo de dinero y se fue en busca de un dentista, todos lo que encontraba eran hombres y eso le daba miedo, así que entró a la consulta de la primera dentista mujer que encontró. “Le dije que tenía dolor de muela pero que no podía pagarle mucho, ella me dijo que no me preocupe, me sacó la muela y al acabar me preguntó que tenía en la cajita que llevaba en las manos”. 

Carmen abrió la cajita y le enseñó las figuras que hacía para vender y tener algo de dinero. “La doctora me dijo que estaban bonitas y me recomendó con su vecino que tenía una tienda de regalos, luego me recomendó para trabajar en una fábrica. En ese tiempo ya no hablaba con mi abuela ni con nadie de la casa, sólo llegaba a dormir”. 

Carmen explica que a causa de la mala higiene dental perdió muchas piezas que sólo pudo reponer cuando fue adulta y las pudo pagar. “Estaba llena de caries, mi boca daba pena, no podía ni sonreír”. La menstruación fue otro tema. “Cuando tuve mi primera regla me pegaron, mi abuela me dijo “qué has hecho”. No me compraba toallas higiénicas, sólo me daba trapos”.

A la niña le desarrollo el busto y ese fue otro problema. “Mi abuela nunca me compró un sostén; un dia, una de mis tías vino a quedarse con sus hijas, todas usaban sostén, por la noche cuando dormían les cogí uno y me lo puse para saber qué se sentía y me dormí con el. A la mañana siguiente mi tía me lo quitó muy groseramente, me dijo que no cogiera las cosas de sus hijas” —explica Carmen.

El Señor Diputado

El padre de Carmen fue diputado del PRI de México, Arturo Ávila Marín se llamaba y nunca cuido de ella, sólo enviaba dinero. Para él su carrera política y la familia que estableció eran más importante

Carmen dice que cuando era pequeña su padre iba a visitarla, “pero cuando iba mi abuela y mi tío se cuidaban de que no hablase con él, además yo era muy tímida, miedosa y en las pocas oportunidades que pude, nunca me atreví a decirle todo lo que me hacían, nunca le conté como me pegaban, ni que mi tío me había violado”.

Cuando Carmen tuvo 13 años, su padre la llevó a vivir con él. “Él ya era todo un diputado, llegó un domingo a casa de mi abuela con su esposa, estaba casado hacía algunos años y tenía 3 hijos; me dijo que viviría con él, que me compraría una bicicleta y que iría a una escuela bonita. Se acabó mi martirio, fue lo primero que pensé; pero no”.

Las esperanzas de Carmen se disiparon en 24 horas. Cuando el lunes despertó en casa de su padre, su madrastra le dijo que se iban a trabajar y que ella se ocuparía de la casa: limpiar, poner la ropa a lavar y cuidar a sus hijos, todos entre 5 y 7 años. Carmen acostumbrada a los quehaceres no vio nada raro en el pedido, sin embargo, la cosa no fue bien.

“Mis hermanastros tiraron agua con detergente de la manguera de la lavadora en el piso de la cocina, cuando entré me caí, sentí un dolor indescriptible y no pude ponerme en pie”. Los niños, al ver la gravedad del asunto, llamaron a un vecino para que pedir ayuda y luego le avisaron a su madre.

“Ella y mi padre volvieron a casa, él quería llamar una ambulancia, pero su mujer le dijo que no, que por su cargo eso sería un escándalo porque vendría la prensa.  Así que trajeron a una curandera que me agarraba la pierna la subía y la bajaba, me puso cebollas calientes; yo gritaba de dolor y ella decía que era por el golpe, que no tenía nada roto” —explica Carmen.

La niña lloró de dolor toda la noche, al día siguiente su padre la devolvió a casa de su abuela. “Yo ya no sabía donde estaría peor. A mi abuela le dijeron que me había caído, que solo tenía un golpe y que yo quería regresar con ella”. Allí tampoco la llevaron a el doctor. “Pasaron los días y mi pierna estaba hinchada y morada así que me llevaron a otro curandero, él dijo que tenía una fractura”. 

Carmen tenía el fémur fracturado, 15 días después la operaron, le pusieron pesas porque se le había encogido el tendón, también le pusieron clavos. “Mi fémur y cadera se juntaron por estar fuera de lugar mucho tiempo, no podía ni doblar la pierna, caminaba como un robot. Ya no podía volver a correr. Alguna vez había soñado con ser deportista o bailarina, pero ahora ya no podría”.

“En una oportunidad” —dice Carmen, “mi padre le dio a mi abuela 30.000 pesos, mucho dinero para la época, yo pensé que me compraría zapatos y ropa, pero no fue así, uno de sus hijos iba a construirse su casa y ella le dio ese dinero para los cimientos; mientras, yo seguía igual: con anemia, con la boca llena de caries, mal vestida y mal calzada”.

Carmen también dice que su padre era “hostil” con ella, que nunca se preocupó por cómo estaba e incluso le molestaba que lo llamase. “Mi padre nunca más intentó llevarme con él. Cuando cumplí 15 años le pedí que fuera a verme, fue con su esposa y me llevaron a comprarme un par de vestidos, luego de regreso a casa de mi abuela me dijo que no le estuviera llamando para celebrar cumpleaños”.

Rebelión

La violencia de la que fue víctima Carmen engendró violencia y estuvo a punto de acuchillar a su tío. 

Según dice Carmen, luego del problema con su pierna los maltratos por parte de su abuela cesaron, sin embargo, dos años después, cuando la mujer de su tío lo dejó, los golpes y regaños -por parte del tío- volvieron. “Él se quedó con sus dos hijos pequeños y me dijo que yo tenía que cocinarles y lavar su ropa y la de él; mi abuela estuvo de acuerdo”.

Un día el tío de Carmen la mandó a bañar a sus hijos, ella fue al pozo a buscar agua y al intentar sacar la cubeta quedó colgando de la cuerda. “Grité, pedí ayuda, el pozo tenía 22 metros de profundidad y si no pedía auxilio hubiese podido morir. Cuando me sacaron mi tío me volvió a dar una paliza con su cinturón”.

Cansada de tanto maltrato Carmen se rebeló. “Un día, yo tenía 17 años, hablaba con una amiga y le dije: —Voy a hacer la comida a los chamacos, mi tío escuchó, me cogió del cabello y me gritó que a sus hijos no los llame así. Sentí un calor que me recorría todo el cuerpo, cogí un cuchillo que tenía a mano, me sentí poderosa, se lo iba a clavar, pero me detuvieron mis tías y sus hermanos”. 

Carmen se fue a llorar a su habitación, una tía la siguió y le preguntó qué había pasado. “No pude más y le dije todo, le dije que ese desgraciado me había violado y mi tía, que estaba harta de que me golpeara lloró conmigo. Luego hicieron una reunión para que dijera lo que me había hecho, pero mi abuela lo defendió, dijo que yo mentía”. Mi padre no estuvo presente, tampoco la tía que me cuidó de pequeña. 

La reunión tenía como fin desenmascarar al abusador y maltratador, sin embargo, eso no era necesario, todos en casa de la abuela sabían lo que pasaba. “Mis otros tíos hombres sabían todo y nunca hicieron nada. Es más cuando tenía entre 18 y 20 años me espiaban mientras me duchaba; era espantoso pensaba que un día también me violarían, menos mal que nunca lo hicieron”.

Según Carmen, de niña, en el único lugar en el que era feliz era la escuela, pero sólo estudió primaria, según su padre: siendo mujer no era necesario más. “Cuando iba al colegio era libre por eso nunca le dije a nadie lo que sufría. Era tan feliz saliendo de esa casa que no quería hablar del tormento que vivía para no manchar el momento ni el lugar”. 

La madre que no supo serlo

Con 20 años cumplidos Carmen le exigió a su padre que le dijera dónde estaba su madre, él lo hizo y ella fue feliz, recuperó la ilusión, iba a conocer al ser que más amor había de darle, pero el encuentro no fue grato

Cuando cumplió 20 años Carmen volvió a ver a su padre y le pidió que le dijera dónde estaban su madre y sus hermanos. “En ese momento mi abuela le dijo que me dijera que no era su hija, mi padre le pidió que callara. También me enteré que mi abuela había sabido todo el tiempo el paradero de mi madre y nunca me lo dijo, cuando le preguntaba sólo decía que ella no me quería, que por eso me había abandonado”. 

El padre de Carmen le dijo donde encontrar a su madre y a sus hermanos. “Cuando conocí a mis hermanos, me abrazaron, yo era la más pequeña de los 6 hijos que tuvieron mis padres (4 mujeres y 2 hombres). Mis hermanos me contaron que siempre preguntaban por mí y que mi padre les decía que estaba bien. Mis hermanos me pidieron irme a vivir con ellos, sin pensarlo fui a por mis cosas”. 

La madre de Carmen vivía en Estados Unidos desde hacía varios años así que su hermano mayor le arregló sus papeles para que fuese a su encuentro. “Fui muy ilusionada a conocer a mi mamá, pero no fue lo que esperaba, ella ya no sabía quererme, fue fría. Yo deseaba un abrazo que me hiciera sentir que a su lado todo iba a estar bien, que no sufriría nunca más; pero no fue así”. 

Carmen dice que su madre no la apoyó y que aunque la vio enferma le dijo que se buscase un trabajo. “Yo quería estudiar pero, sobre todo, necesitaba operarme. Nunca quedé bien de la rotura de fémur, sufría mucho dolor y tenía una pierna más corta, pero a ella no le importó. Así que busqué y encontré trabajo como servicio doméstico, después trabajé como dependienta en algunas tiendas”.

“En 1998 me operaron y me pusieron una prótesis en la cadera para poder caminar mejor y sin dolor y todo fue posible gracias a unas personas que conocí. Ellos, a diferencia de mi madre, me ayudaron mucho” —señala Carmen

Carmen le preguntó a su madre si alguna vez la buscó, ella le explicó la denuncia, los 3 días en la cárcel y le dijo que no volvió porque tenía 5 bocas más que alimentar y pensó que estaría bien. “Pero no, le dije que no estuve bien, le conté todo lo que me habían hecho y me dijo que quizás me gustaba vivir así porque nunca me escapé; le dije que yo era una niña, que tenía mucho miedo; qué quería que hiciera, no entiendo”.

Relación tóxica

La falta de cariño de su madre y todos los maltratos recibidos durante la infancia hicieron que Carmen buscase cariño en la persona equivocada y volviera a ser víctima de maltrato y de abuso sexual.

“En 1999, con 31 años, conocí al padre de mis hijos (una niña y un niño). Él era muy vivido, yo muy tímida y tonta, se aprovechaba de mi, me quitaba el dinero y también era un abusador. Me pegaba, yo le tenía miedo no sabía defenderme y además estaba acomplejada por mi pierna; creía que nadie más se fijaría en mí” —dice Carmen.

La pareja de Carmen era un hombre dominante.“Cuando llegaba borracho abusaba sexualmente de mí; lo denuncié varias veces, pero retiraba la denuncia porque él amenazaba con golpearme y llevarse a mis hijos. Aguante hasta que me deportaron: No pude ir a la cita en migraciones, él se llevó el auto, yo no tenía ni para un taxi; un día me detuvieron y me enviaron a México con mis hijos”.

“Cuando me deportaron me quería suicidar” —dice Carmen. Ella lo había perdido todo: su trabajo, su fuente de manutención, sus cosas; pero volver a su país le permitió cerrar heridas. “Fui a ver a mi abuela, le reclamé el daño que me había hecho, me dijo que me quería como a una hija; pero no ella siempre me trató como un animal y permitió que su hijo me dañara”.

A pesar de todo el daño que sufrió Carmen perdonó a su abuela. ” A los 8 días de verla, murió, pero yo ya la había perdonando. Mi padre había muerto mientras yo vivía fuera, lloré su muerte de rabia, pero no de dolor. Lloré porque ya nunca me diría por qué se vengó de mi madre jodiéndome la vida”. 

Presente

Carmen se encuentra postrada pero con ánimos, está a la espera de una operación por la lesión que sufrió en el fémur, ahora sólo quiere recuperarse física y emocionalmente para poder seguir adelante por sus hijos

“Ahora estoy en cama, mi prótesis se movió y me la tienen que cambiar, espero que me operen pronto, tengo que mantener a mis hijos”. Desde que volvió a México ella se dedicó a hacer joyería y a pintar cerámica. “Puse un bazar donde vendo lo que hago, pero lo he cerrado hasta estar bien; por ahora mi hermano mayor me ayuda con los gastos”.

El problema es que, a pesar de la ayuda de su hermano, Carmen no tiene todo el dinero para pagar la prótesis y sus hermanastros, los responsables de su estado, ya son adultos pero no tiene buena relación con ellos y ni piensan en ayudarla. “Ellos están enfadados conmigo porque dicen que mi padre era bueno, que los cuidó, les dio amor, educación y todo lo que necesitaban; y yo pienso: bien por ellos, pero a mi me abandonó y me desgració la vida”.

Carmen dice que ha acudido a grupos de apoyo en busca de sanación, pero lo único que he sacado en claro es que hay un propósito para ella, “lo estoy buscando, no puedo haber sufrido tanto por nada, por eso he ayudado a niños maltratados, hablo con sus madres, los defiendo; también ayudo ‘animalitos’ abandonados, todo eso me hace sentir bien, todo eso me ha hecho ser la persona que soy ahora”.

“Recordar como fui maltratada de pequeña, como fui tratada por mis padres y por el padre de mis hijos me da mucha tristeza. Ahora estoy sola, pero me siento segura y luchó por ser una buena madre; mis hermanos me apoyan y sé que mis hijos tendrán una historia diferente, yo los abrazo y les digo cuanto los amo, no repito historia. Rompo las cadenas”.

Carmen desde el dolor

  • “Sólo las que hemos vivido tanto dolor sabemos de lo que se trata y lo duro que es abrirse a explicarlo, pero ahora que lo he hecho reconozco que es sanador, porque lo sacas de dentro y de eso se trata. Es muy difícil salir adelante con semejantes recuerdos enterrados en la memoria”.
  • “Me hubiera gustado escribir un libro, ver si explicando lo que viví podía ayudar a alguien, por eso agradezco que cuentes mi historia, la de una niña a la que su padre le cambió el destino sólo por venganza y por despecho. Es muy doloroso que los padres al separarse utilicen a sus hijos como armas, eso hizo mi padre conmigo y me destrozó la vida física y emocionalmente”. 

Fibromialgia del mal

Ahora Carmen, como muchas mujeres abusadas y violadas durante la infancia padece de fibromialgia y de hipertensión. Según varios estudios, entre ellos un trabajo monográfico llamado: Fibromialgia e Histeria, un camino de incertidumbre : “Las mujeres que padecen fibromialgia han sufrido durante la infancia hechos de violencia tanto física, como sexual y-o psíquica”.

En el 99.9% de mujeres abusadas, violadas y maltratadas que he entrevistado para teleoLeo.com padecen de fibromialgia, fatiga crónica o hipertensión. Algunas como Carmen sufren más de una dolencia.

En otros estudios, los investigadores han encontrado que: “[…] las mujeres (y algunos hombres) que han denunciado el abuso infantil (sexual o físico ) tienen el 65 por ciento de probabilidades de tener fibromialgia y el doble de probabilidades de tener síndrome de fatiga crónica”.

Así que sí, la violencia física y psicológica dejan marca imborrable en la esencia de las víctimas, las modifica y las convierte —en la mayoría de los casos— en sus propios verdugos pues sus cuerpos somatizan el dolor hasta convertirlo en enfermedad, en autocastigo por no haber podido evitar la agresión.

La satisfacción del agresor es inmediata y pasajera. El agresor disfruta cuando castiga, cuando viola, cuando ejerce su poder sobre la víctima, y lo hace con alevosía porque la sabe débil. El sufrimiento de la víctima, en cambio, es permanente al punto que como ya he comprobado, en varios testimonios, puede transformarse en enfermedad.

Gracias por tu generosidad Carmen

Cifras escalofriantes

Según un informe de la OCDE (Organización para la Cooperación Económica y Desarrollo económico) de 2017, México ocupa el primer lugar en abuso sexual, violencia física y homicidio de niños que aún no han cumplido los 14 años de edad. La organización dice que 4,5 millones de menores son víctimas de actos de violencia y que sólo se denuncian un 2% de estas agresiones.

Este blog sobre pederastia, abuso, maltrato y violencia de género también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe

La justicia española hace máster en “Ridículo Internacional”

El rapero español Valtònyc exiliado en Bélgica, desde junio pasado, no será extraditado por terrorismo, ni por injurias al rey. Bélgica vuelve a enmendar la plana a la justicia española

“La resolución del juez belga ha sido una bofetada para la justicia española que se ha sentido hasta Mallorca”, esta ha sido una de las primeras declaraciones que el rapero mallorquín Josep Miguel Arenas: Valtònyc, ha dado esta mañana a la televisión pública catalana, minutos después, que la justicia belga denegase el pedido de extradición presentado en su contra por de la justicia española.

Valtònyc se encuentra condenado en España a tres años y medio de prisión por calumnias e injurias graves al rey por frases como estas: “El rey borbón y sus movidas no sé si cazaba elefantes o iba de putas”. 

También se encuentra condenado por enaltecimiento del terrorismo y humillación de las víctimas por su canción “Circo Balear” en la que pide la muerte para Jorge Campos, presidente de “Actua Baleares”, partido político ligado a la ultraderecha española.

– “Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear”

– “Queremos la muerte para estos cerdos” 

– “Llegaremos a la nuez de tu cuello, cabrón, encontrándonos en el palacio del Borbón, kalashnikov” 

– “Le arrancaré la arteria y todo lo que haga falta”; queremos la muerte para todos estos cerdos”

Pero oh maravilla, para la justicia belga no concurren ninguno de los delitos por los que el rapero se encuentra sentenciado en España, pues en el caso de lo dicho sobre el rey emérito manifiesta que se enmarcan dentro de la libertad de expresión; y en el caso de la condena por enaltecimiento del terrorismo la desdeña porque no hay grupo terrorista en activo en estos momentos en España.

Por otro lado, y esto es mi cosecha, tampoco hay pruebas, ni tan siquiera indicios que Valtònyc planease efectivamente asesinar  a Campos, a no ser que haya intentado hacerlo gritándole al oído la canción hecha su honor, de lo cual tampoco hay evidencia alguna.

Ahora el fiscal belga que representa a la justicia española tiene 24 horas para recurrir la sentencia, sin embargo, según uno de los abogados del rapero, Gonzalo Boyé -quien agradeció a la justicia belga su actuación “conforme a derecho” rechazando la extradición del rapero- “la resolución judicial está muy bien fundamentada y al fiscal le será difícil poder revertirla”.

Si bien es cierto esta sentencia es favorable, Valtònyc aún no puede volver a España pues iría directo a prisión.

El siguiente paso será llevar el caso del rapero ante el Tribunal de Justicia de Estrasburgo, donde también, según Boye, “se estaría configurando una causa piloto contra España debido a sus actuaciones en todo lo que tiene que ver con los procesos abiertos contra los líderes del independentismo”. Gonzalo Boye es también el abogado de Carles Puigdemont en el exterior.  

Sentando más precedentes

“La resolución del juez no nos toma por sorpresa, al traer mi caso a Bélgica esperábamos que se aplíquese la justicia sin interferencias políticas y lo hemos conseguido. Es triste tener que buscar justicia fuera de casa, pero por ahora es así”  —dice Valtònyc— “Además, el juez ha hecho un buen análisis de los tres delitos que se me imputaban y ha actuado de manera consecuente, y esto tiene que valer para todos los imputados por causas políticas que mantiene España en estos momentos”, agrega.

El rapero también afirma que la sentencia belga sirve para evidenciar una violación más de la justicia española. “Como rapero seguiré cantando expresándome y seguiré defendiendo la libertad de expresión, mi condena es por la defensa de los derechos fundamentales. La libertad de expresión no se negocia”.

Y para acabar la nota, les dejo el bonito tema: “Los borbones son unos ladrones” grabado con la participación de varios raperos madrileños, catalanes y mallorquines hartos de la represión que se está ejerciendo en su contra. En este tema, entre otras cosas, dicen que ahora saben que el franquismo no había desaparecido del Estado español —tampoco estaba de parranda, porque sigue tan agrio como siempre —eso lo digo yo—; sólo estaba dormido —eso lo dicen ellos.

 

El deseo de Valtònyc, el de dos millones de catalanes

“Yo quiero volver a una repúblic catalana cuando se haya hecho efectiva, no referéndum pactado ni hostias. El referéndum ya lo hicimos el 1 de octubre y se ha de respetar, y los presos políticos tienes que ser puestos en libertad”.

 

Este blog sobre la extradición del rapero Valtònyc también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe

En su fiesta nacional, 1 millón de catalanes se manifiestan a favor de la República de Catalunya

Este 11 de septiembre Catalunya ha celebrado una nueva Diada, su día nacional, con más de 1 millón de catalanes que -como siempre- de manera pacífica, festiva y familiar han reivindicado sus ansias de independencia. Y, en esta oportunidad, además, demandaban la libertad de los políticos presos.

Hoy mismo, en un hecho sin precedentes, Catalunya ha sido reconocida como “nación” por el ministro de Relaciones Exteriores español, Josep Borrell, en una entrevista concedida a la BBC. En las próximas horas veremos que le cuestan sus palabras al ministro, que hace un tiempo quería desinfectar Catalunya de independentistas.

Cada 11 de septiembre Catalunya celebra una derrota de hace 300 años, en la que perdieron el autogobierno de su territorio. Esta conmemoración tomó un giro independentista en 2010, cuando el Tribunal Constitucional, resolviendo un recurso interpuesto por el Partido Popular (PP), declaró inconstitucional el Estatuto catalán (constitución catalana) aprobado en el Parlament catalán y refrendado por las Cortes españolas.

Sergi Belbel, un reconocido autor y director teatral nos explica cuál ha sido el proceso que ha llevado a Catalunya a pedir un referéndum de autodeterminación.

En esta celebración de la Diada, como siempre han estado los Castellers, responsables de las torres humanas por las cuales también es conocida Catalunya, además los Gegants, figuras enormes que son parte de la tradición y que representan los arquetipos de cada pueblo.

Y en esta manifestación todos tenían algo que decir, por eso hablaron para TeleoLeo.com. Estas declaraciones, entre las cuales se encuentran la de un padre y sus hijas adolescentes, fueron obtenidas cuando aún no se sabía la cantidad de personas que habían participado en la conmemoración.

La convocatoria realizada una vez más por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Omnium Cultural, entidades soberanistas de estas tierras, puede considerarse un éxito, máxime si comparamos la cantidad de gente que acudió, 1 millón; con las escasas 100 personas que logró reunir Ciutadans, que en horas de la mañana convocó una contra manifestación unionista. Entre los 100 que acudieron a la contra manifestación se cuentan los parlamentarios y mandos de este partido de la derecha catalana y española.

41617483_325275644894203_1608715258103332864_n
A la izquierda la manifestación independentista. A la de la derecha la de Ciutadans.

Será por fotos como esta que la derecha española y los partidos que en Catalunya la representan (PP, Ciutadans, y la filial catalana del PSOE, el PSC, que dice ser de izquierda pero camina a la derecha) se niegan a la realización de un referéndum en el que se pueda contar, sin tapujos, cuántos catalanes quieren la independencia y cuántos quieren continuar siendo parte del reino. ¿Será?

Este blog sobre la Diada per la República de Catalunya también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe

Si no “te metes”, la pueden matar

La discusión violenta de una pareja en un espacio público no puede seguir siendo considerada un acto íntimo. No cuando a las mujeres nos están quemando, violando y matando. No cuando nos degüellan a vista y paciencia de todo mundo. Comerse el pleito puede salvar una vida

En Lima, Perú, el martes 4 de septiembre de 2018 una mujer fue degollada y, si bien es cierto, los testigos intervinieron para ayudar en la captura del feminicida, me pregunto: ¿por qué no lo hicieron antes de ver sangre?

El miedo a nuestra integridad no puede ni debe paralizarnos para socorrer a alguien en peligro, no es fácil, pero siempre hay algo que podemos hacer.

“Algo no va bien contigo, nunca, nadie me ha tratado como lo haces tú”. Era un lunes por la noche y volvía de unas lindas vacaciones con mi marido. En el vuelo, detrás nuestro, venía una pareja joven, reían y se lanzaban frases hirientes. No más de 30 años les calculé. Aterrizamos y la cosa se puso peor.

“Te has puesto de esa manera sólo para mirarla” —le increpó ella a él. Al parecer su chico había mirado con ojos de deseo a otra mujer. —“No he hecho eso, estás loca”, contestó él; y siguieron hablando y riendo hasta que ella un poco más seria le dijo: “Cuando madures lo entenderás”. Él rió socarronamente.

Subimos todos al autobús que nos llevaría del avión a la sala de desembarque, ya no se hablaban, él lo intentaba pero ella le giraba la cara. Al descender del autobús él espero que no hubiese mucha gente y la cogió de los antebrazos por detrás, atrayéndola hacia sí, ella se quedó inmóvil y yo me puse alerta.

No avance, no quería hacerlo, en esa zona del aeropuerto y siendo ya casi medianoche no había nadie más; le dije a mi marido lo que pasaba y fuimos retrasando nuestro paso para no dejarla sola.

Comenzaron a caminar, ella quería adelantarlo, él le cerraba el paso con la maleta, le metía la cara para obligarla a hablar. Ella le rehuía, se la veía contrariada. Él le cogió la maleta y la retuvo, mi marido y yo pasamos delante de ellos, los miramos para que supieran que estábamos allí.

Mi marido se adelantó en busca de ayuda por si pasaba algo, yo me quede como a 10 o 20 metros de ellos, los veía discutir, ella se llevaba las manos a la cara, parecía secarse las lágrimas y movía la cabeza en señal de negación.

Pasaron por delante de ellos un grupo de sobrecargos, 4 hombres y dos mujeres. Les comenté la situación y me dijeron que no se podían meter, pero, “no se preocupe, en todo el aeropuerto hay cámaras”, agregaron.

Y pensé, qué importarán las cámaras cuando él la haya golpeado o matado, claro, sirven para hacer la denuncia, pero el daño ya está hecho, por qué no actuar antes de que ocurra algo lamentable; por qué no podían simplemente acercarse y preguntar si todo iba bien.

No podían porque nadie quiere comerse el pleito de otro y es esta falta de solidaridad la que nos lleva a tener cada día más mujeres maltratadas, quemadas, violadas y asesinadas.

Seguí en mi sitio de guardia, esperaba que todo se calmase y me daba yo misma valor para intervenir, no es la primera vez que lo hago, pero siempre tengo algo de temor. Ambos comenzaron a caminar hacia mi, me hice la que esperaba algo, miré mi reloj, él entró al lavabo, yo aproveché ese momento y me acerqué a ella que lo esperaba fuera.

Estás bien” —le pregunté. “Sí todo está bien” —contestó. Me ofrecí a llevarla a su casa para que pudiese deshacerse de él, pero me dijo que no, que muchas gracias, los ojos le brillaban. Insistí en ayudarla, se volvió a negar. —”Estoy bien, ya te vi que mirabas y me cuidabas, gracias, pero ya estoy bien”, dijo.

Espero, en verdad, que todo se haya arreglado y no me refiero a que ahora estén felices comiendo perdices —luego de ver el trato dominante de él, no creo que haya nada saludable entre ellos— me refiero sólo a que ella esté a salvo en su casa.

Rescato el haber actuado, el haber superado mi temor, el haber sido solidaria y haberle hecho ver que no estaba sola, eso también empodera a quienes están pasando por una situación difícil, les hace saber que hay gente que está dispuesta a hacer algo.

Me enfada y asusta mucho que la gente pase al lado de una pareja que está discutiendo fuertemente y nadie haga algo, sólo una mujer se los quedó mirando, pero siguió su camino.

Me enfada y asusta mucho que, incluso, el grupo de trabajadores de una línea aérea, que pasaron al lado de la pareja no hayan querido intervenir; ni siquiera las dos mujeres que iban con ellos y que ellas mismas afirmasen: “Nada podemos hacer”.

Si no nos ayudamos, cómo podemos seguir adelante. Si no nos solidarizamos con los que sufren violencia o acoso cómo podemos exigir una sociedad más justa, cómo podemos volver a casa con nuestras familias y sentirnos tranquilos o tranquilas.

La violencia no desaparecerá como por arte de magia y, en particular, la violencia contra la mujer tampoco lo hará si no nos comprometemos a intervenir , a ayudar, si no nos comemos un poquito el pleito e intentamos frenar desenlaces terribles.

“Hay cámaras de seguridad”, es la frase de los sobrecargos que me quedó grabada y mientras pensaba, por ejemplo, en Arlette Contreras, mujer peruana a la que su expareja arrastró por el pasillo de un hotel para volver a meterla en la habitación donde la estaba maltratando.

Saber que podía estar siendo grabado por las cámaras del hotel no detuvo al abusador de Arlette y lo registrado tampoco han servido para condenarlo por el repudiable hecho.

Y me pregunto, si a un hombre no le importa retener por la fuerza a su pareja en un espacio público, si a un hombre no le importa sujetarla con violencia y cerrarle el paso en un lugar donde sabe que puede estar siendo grabado: ¿le importarán las cámaras de seguridad para hacer lo que le quiera?

Así que la próxima vez que veas un acto de violencia contra una mujer —o contra otra persona— piensa dos veces antes de seguir tu camino, mírate en aquel que está siendo violentado y piensa si no te gustaría que alguien pudiese ayudarte.

Un día el sujeto de violencia puedes ser tú y ahí quiero ver como se te atraganta el “no me puedo meter”.

Este blog sobre violencia de género también ha sido publicado en: teleLeolamula.pe

La policía catalana salva a una menor de ser víctima de una mutilación genital

La aplicación del protocolo para evitar la mutilación genital ha evitado que, en lo que va del año, 12 menores sean mutiladas. Esto demuestra la importancia de la aplicación de protocolos para la atención de casos donde la vida de mujeres y niñas está en peligro. Ojalá el Perú lo entendiera. (Foto: El País)

Escribe: Leonor Pérez-Durand

Los protocolos si funcionan. Esta semana los Mossos d’Esquadra —la policía catalana— ha evitado la mutilación genital de una niña en el país de origen de sus padres. Esto ha sido posible gracias al cumplimiento del protocolo para estos casos, establecido oficialmente desde 2002. En cuanto la policía tuvo conocimiento de los planes de viaje de la familia citó a los padres para decirles que la mutilación genital es ilegal en España y que tampoco puede practicarse en ciudadanas y residentes de este país, estén donde estén.

Activación del protocolo

En junio, la policía se enteró que la menor iba a viajar a Guinea en compañía de sus padres y eso fue suficiente para que el protocolo fuese activado. Los padres fueron informados de las consecuencias para la salud de su hija y de las consecuencias legales si se atrevían a mutilarla. La niña fue sometida a un control pediátrico para verificar su estado, además, se informó a los padres que al volver sería revisada nuevamente y en caso de haberla mutilado, serían juzgados por delitos de lesiones.
La mutilación genital femenina está catalogada como un delito contra de los derechos humanos.
Art. 149.2 Código Penal español: El que causara a otro una mutilación genital en cualquiera de sus manifestaciones será castigado con la pena de prisión de seis a 12 años. Si la víctima fuera menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección, será aplicable la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento por tiempo de cuatro a 10 años, si el juez lo estima adecuado al interés del menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección.
En el marco del protocolo, a los padres también se les hace firmar el “compromiso preventivo”, documento que pueden utilizar en su país de origen para impedir que sus hijas sean mutiladas, también se archiva una hoja clínica que certifica el estado de las menores antes de viajar y en la que se les informa del examen posterior al viaje. Si, a pesar de todo esto, las autoridades sanitarias viesen riesgo de mutilación, lo comunican a la Entidad Pública de Protección de Menores correspondiente y al Ministerio Público que pondría en marcha un proceso para activar medidas cautelares que eviten la salida de la menor del país.
En lo que va del año, en Catalunya, 12 niñas han sido salvadas de esta aberración. Según cifras de la Generalitat en 2017,  fueron detectados y evitados un total de 132 casos gracias al protocolo establecido para evitar esta práctica. Además, en todo el territorio, se realizan talleres informativos y de trabajo con participación de profesionales de la salud y con la población que potencialmente podría verse afectada con esta práctica.  Sin embargo, algunas organizaciones que trabajan este tema demandan mayor esfuerzo y trabajo divulgativo para evitar que más niñas sean mutiladas.

Actores del protocolo

Este protocolo para la prevención de la también llamada ablación, está pensado para ser ejecutado desde varios frentes: la escuela, los centros de salud y la policía. En cuanto los maestros saben que alguna niña va a viajar a su país de origen o el de su familia, donde se practica la mutilación genital, deben dar la voz de alerta a la policía y al centro de salud de su localidad que verificará el estado de la menor antes y después del viaje. Este tipo de coordinación podría ser emulado en Perú para evitar o detectar casos de abusos y  de violencia infantil, así como para tratar los casos de violencia contra las mujeres.
Los maestros son los que están más cerca de los niños y son los que pueden detectar cambios de conducta y de comportamiento que podrían ser significativos de que algo está afectando al menor, ellos podrían convertirse en una fuente de información para la policía comunicandoles lo que ocurre a fin que investiguen. Los pediatras también podrían coordinar con la policía ante la más mínima sospecha de cualquier acto irregular.

…Y mientras tanto en Perú…

Ojalá nuestras autoridades se diesen cuenta de la importancia de tener protocolos de actuación que garanticen un adecuado tratamiento tanto en la recepción de las denuncias, como en la recabación de pruebas. Hace poco publiqué el caso de una joven violada que sospechaba haber sido drogada, ella es una de las víctimas de la falta de rigor de la policía.
Al día siguiente de la violación, en horas de la mañana, ella presentó la denuncia ante la policía que le practicó el dosaje etílico 18 horas después y no le hicieron una prueba de drogas específica para cada sustancia que le podrían haber suministrado.
A raíz de este caso una fuente del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables me confirmó que en el Perú los operadores de justicia no trabajan con un protocolo de actuación porque no lo tienen, luego me dijo que lo estaban elaborando, que me enviaría el borrador, pero no, al final no, porque no estaba acabado y no sabía para cuando estaría.
En Catalunya y en todo España se han salvado cientos de niñas de ser mutiladas por la aplicación de un protocolo que se originó en los años 90, en la consulta de una pediatra catalana, Inma Sau.
Una madre africana le confesó a la doctora Sau, que su marido quería llevarse a sus hijas para mutilarlas; la doctora llamó al padre de las niñas y elaboró un documento en el que decía que, en caso de viajar, las niñas debían volver al país tal como habían salido, lo llenó de varios sellos que encontró en el hospital y se lo hizo firmar.  Al volver del viaje la doctora examinó a las menores, estaban intactas. La iniciativa había funcionado, así que se formalizó y ahora se aplica en todo el país.

Ojalá

En Perú miles de niñas también podrían salvarse, en su caso, de abusos y violaciones. Si hubiese un protocolo de actuación entre las escuelas, el sistema sanitario, la policía y el Ministerio Público esto sería posible. Las mujeres también podrían ser atendidas adecuadamente cada vez que realizan una denuncia por maltratos o violaciones, incluso los casos de feminicidio serían tratados correctamente. Por ahora eso no pasa y cada operador de justicia actúa como cree o le conviene, siendo las únicas perjudicadas las víctimas, mujeres y las niñas que no encuentran en el Estado la ayuda que necesitan.
Las mujeres necesitamos leyes que nos protejan y protocolos de actuación que no nos victimicen. Esta es una tarea que en nuestro país ningún gobierno ha atacado con eficiencia, ni decisión; ahora, que el actual gobierno en su mensaje del 28 de julio habló de políticas con enfoque de género, a ver si hace bien la tarea y se rodea de profesionales competentes que elaboren planes de actuación coordinada y efectiva entre los diferentes operadores de justicia y operadores sociales para hacer frente a tanto maltrato y a tanto dolor.

El último gran atentado del EI en Europa se cometió en Catalunya. Hoy se conmemora un año de la tragedia [VÍDEO]

En medio de la polémica por la presencia del rey, el homenaje se realizó de manera austera y con el protagonismo de los familiares de las víctimas. En esta nota recordamos a la peruana que colaboró activamente en las labores de apoyo tras el ataque terrorista. (Foto: Economía Digital)

Escribe Leonor Pérez- Durand teleoLeo.com

“La democracia siempre doblega la barbarie, produzca donde se produzca”[…] “El mundo siempre encontrará a Catalunya en la lucha por la democracia y los valores de la paz y la libertad”. Estas han sido algunas de las frases del president de Catalunya, Joaquim Torra, en la declaración institucional minutos antes de comenzar el homenaje a las víctimas del atentado terrorista perpetrado en Barcelona y Cambrils el año pasado.

El 17 de agosto de 2017 a las 17:00 horas La Rambla de Barcelona de Barcelona sufría el último gran atentado terrorista del Estado Islámico en Europa. Quince muertos y 131 heridos fue el saldo del ataque perpetrado por una célula del grupo terrorista conformada por jóvenes hispano-marroquíes, criados y educados en Ripoll, pueblo al norte de Catalunya.

Hoy, a un año del ataque, La Rambla, que siempre lleva un río de gente, fue cerrada para que los familiares de las víctimas rindiesen homenaje a los desaparecidos en el atentado. Personas de 12 nacionalidades recorrieron cien metros de este emblemático lugar y depositaron flores sobre el mosaico de Joan Miró, creado el siglo pasado para dar la bienvenida a los visitantes de la ciudad que llegan por mar.

Detrás de ellos, el president de la Generalitat, Joaquím Torra, acompañado de Laura Masvidal, la esposa del exconseller d’Interior, Joaquím Forn, encarcelado por haber sido parte del gobierno independentista de Carles Puigdemont; el president del Parlament, Roger Torrent; los consellers de govern y la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau.

Ausentes de primera fila

Joaquim Forn, quien en su calidad de conseller d’Interior lideró el trabajo de los Mossos d’Esquadra durante la crisis causada por el atentado terrorista.

Josep Lluis Trapero, jefe de los Mossos d’Esquadra, quien fue decisivo en la desarticulación de la célula terrorista en menos de una semana. Trapero está imputado por sedición por la Audiencia Nacional española, su delito: no haber actuado con violencia en contra de los votantes del referéndum de autodeterminación del 1 de octubre.

Plaça Catalunya

Luego de las ofrendas florales, el acto se trasladó a Plaça Catalunya y allí la polémica estaba servida. Desde que se comenzaron a planear los actos en conmemoración del 17A, el gobierno catalán dijo que no invitaría al rey a participar, la causa: su nefasto discurso luego del 1 de octubre en el cual no tuvo una sola palabra de consuelo para los más de 100 votantes heridos por la Policía Nacional española y la Guardia Civil.

Sin embargo, como los actos los organiza la ciudad de Barcelona comandada por Ada Colau, esta optó por una solución, no convidar ni cerrarle las puertas a nadie, pero, dejó claro que el protagonismo no sería ni para los autoridades ni para los políticos. Así, esta mañana, en el escenario creado para la ocasión, los familiares de las víctimas –sentados– ocuparon las primeras filas, detrás de ellos y de pie las autoridades de gobierno, el rey y la reina.

En uno de los accesos a Plaça Catalunya, y antes de iniciarse el homenaje, el president de la Generalitat, acompañado por Laura Masvidal, saludo al rey, la reina y al presidente español, Pedro Sánchez, y se las presentó como la esposa del exconseller privado de libertad por formar parte del gobierno que realizó el referéndum de autodeterminación.

Canciones para el dolor

El homenaje comenzó con el Cant dels Ocells, canción popular catalana que se regocija por el nacimiento de Jesús que fue popularizada por el violonchelo de Pau Casals; en la actualidad esta canción se interpreta en todas las ceremonias catalanas. Luego, en 8 idiomas –los idiomas de las víctimas del atentado– personas de diferentes confesiones leyeron un fragmento del famoso poema de John Dole “Las campanas doblan por ti”.

“Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; por eso la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por tanto, nunca preguntes por quién doblan las campanas, porque están doblando por ti”.

Acto seguido los alumnos de les Escoles Municipals de Música han interpretado 4 canciones, entre ellas Imagine de John Lennon y han acabado con Qualsevol nit por sortir el sol (Cualquier noche puede salir el sol), canción del intérprete catalán Joan Sisa. Al finalizar el acto, el rey, la reina y el presidente español dieron la mano a los familiares de las víctimas y ya no hubo más contacto con las autoridades catalanas.

Pancartas malqueridas

Antes de iniciarse el homenaje, una decena de manifestantes españolistas se concentraron en uno de los laterales de Plaça Catalunya exigiendo se descuelgue una pancarta colgada en uno de los edificios del lugar donde se lee en inglés: “El rey de España no es bienvenido en los países catalanes”. Sin embargo, la pancarta que fue retirada porque estaba colgada en una propiedad privada con la anuencia del propietario. En La Rambla también se pudo ver una pancarta similar y esa tampoco lograron descolgarla.

En el homenaje también se hicieron presentes varios cientos de integrantes de los CDRs (Cómites de Defensa de la Republica), pero ellos sólo acudieron en marcha silenciosa desde la punta de La Rambla que da al mar, hasta el mosaico de Miró. Ni los CDRs, ni ninguna de las entidades soberanistas participaron del acto realizado en Plaça Catalunya debido a la presencia del monarca español.

Carta inquisidora

Otro de los apuntes importantes de este homenaje es la carta de los exconsellers y líderes soberanistas que hace 10 meses se encuentran en prisión. Este martes se hizo publica una misiva en la que, todos ellos, demandan que se investiguen todos los detalles respecto a la autoría del atentado. “No podemos cerrar los ojos ante la información que nos llega del sumario del 17 de agosto y que evidencia la estrecha relación entre el imán de Ripoll, el líder ideológico del atentado, y el CNI (Centro Nacional de Inteligencia)”.

Este viernes en una entrevista respondida por carta por Joaquim Forn, el exconseller d’Interior ha hecho hincapie que la rápida y efectiva actuación de los Mossos d’Esquadra no agradó al gobierno español porque demostró que son una policía autónoma al nivel de las mejores de Europa. Por otro lado también ratificó que es necesario esclarecer la relación del imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty quien fue el cerebro de la organización de los atentados.

Abdelbaki Es Satty, estuvo preso en una prisión española cumpliendo condena por tráfico de drogas y recibió las visita de la policía española hasta en 4 oportunidades. Luego del atentado se supo que Es Satty había sido informante del CNI 

Autoría a investigar

A raíz de esta información muchos han especulado sobre si el 17A no fue una falsa bandera y para ello se basan en declaraciones del diputado del PP y exministro de Relaciones Exteriores español José Manuel García-Margallo quien, en julio de 2017 y en plena preparación del referéndum independentista, aseguró: “España no puede tolerar ningún acto de desobediencia” y acto seguido aseguró que “a partir de la segunda quincena de agosto  comenzarán a pasar cosas en Catalunya”.

Solidaridad y orgullo peruano

Ocurrido el atentado se desató todo un dispositivo de atención a las víctimas y familiares, varios de ellos turistas que se encontraban de vacaciones en Barcelona. Entre el personal de apoyo estuvo una psicóloga peruana, Rocío Gamboa, en ese momento teleoLeo.com conversó con ella sobre cuál había sido su intervención. Les dejo la video entrevista.

Este blog sobre la commemoración del atentado de Barcelona también ha sido publicado en teleoLeo.lamula.pe

Carles Puigdemont retorna a Bruselas: la República vuelve a cabalgar

“Tal vez tarde 20 años en pisar suelo español, pero no tardaré 20 años en pisar suelo catalán, sólo que sería de la parte francesa”.  Esta ha sido una de las frases más contundentes que ha dicho esta mañana, en Berlín, el expresident catalán Carles Puigdemont. Él participó como convidado en una conferencia de prensa del Bundespressekonferenz en la cual agradeció el trato recibido en Alemania.

Catalunya tiene territorio en Francia, conocido como la Catalunya Norte, el mismo que le fue arrebatado luego de la guerra entre Borbones y Austrias por la sucesión al trono español.

Tras un mes de silencio, el president, Carles Puigdemont, ha dicho que este sábado volverá a Bélgica, a la Casa de la República —en Waterloo— a donde  retornaba desde Finlandia cuando fue detenido en Alemania el pasado 26 de marzo. Ya nada la impide moverse por todo Europa, la euroorden en su contra fue retirada y las autoridades alemanas le han devuelto el pasaporte.

Al único sitio al que aún no puede volver, ni él, ni ninguno de los exiliados, es a España, el único país que ve rebelión en una declaración de independencia que no fue violenta y que no fue publicada en el diario oficial de Catalunya.  Sin embargo, y aunque, Puigdemont reconoce que con Pedro Sánchez “el clima político en España es otro y que las relaciones se han destensado”, afirma: “el presidente debe dar pasos para la liberación de los presos y el retorno de los exiliados”.

Puigdemont, por su parte, reitera la voluntad de diálogo del gobierno catalán. “Siempre hemos estado dispuestos a hablar, lo estuvimos y lo seguimos estando ahora, lo que siempre nos ha extrañado es que en el pasado el gobierno español haya sido capaz de hablar con la banda terrorista ETA y no lo haya querido hacer con los demócratas independentistas, que nunca ha actuado con violencia”.

Luego de todo lo vivido, Puigdemont continúa firme hablando de la independencia. “Si hay una restitución democrática tal como exigen los votantes, esto permitiría a todos una restitución de nuestra normalidad; si esto no es así, la voluntad del pueblo catalán de constituirse en república independiente es un hecho”.

Crida Nacional per la República

Esta afirmación iría en consonancia con el anuncio de la creación de Crida Nacional per la República (Llamado Nacional para la República), movimiento encabezado por el propio Puigdemont, el president Joaquím Torra y el líder soberanista Jordi Sànchez. Según dijo Puigdemont, hace unos días, en la presentación de la agrupación, esta será un gran para paraguas para albergar a todos los movimientos independentistas.

Preguntado sobre si el PDCAT, la agrupación política con la que fue a las últimas elecciones, le retirará su votos a Pedro Sánchez, orillándolo a una convocatoria a elecciones, el expresident dijo que él poco tenía que ver con ese tipo de decisiones, sin embargo, no se abstuvo de pedir reciprocidad: “En política un gesto debe ser correspondido con otro”.

Y en este punto Puigdemont peca de ‘humilde’, su fuerza dentro del PDCAT existe y quedó patente este fin de semana cuando la Coordinadora General del partido, Marta Pascal, renunció a su cargo porque ya no cuento con la confianza de Carles Puigdemont”—declaró. En su reemplazo ha entrado un hombre que sí ha aceptado hacer confluir los intereses del PDCAT con los de Crida Per la República.

El gesto al que se refiere Puigdemont fue dar a Pedro Sánchez el voto de los parlamentarios independentistas para sacar a M.Rajoy del cargo, así que cuando habla de correspondencia, le dice a Sánchez, que mantenerse en el sillón también depende de ellos y ellos sólo le seguirán apoyando dependiendo de los resultados del diálogo entre España y Catalunya.

Gobernabilidad en la cuerda floja

Esta es la sombra que planea sobre la testa del presidente español que llegó a la Moncloa en hombros de Podemos y de los independentistas catalanes —que en el Parlamento español, siendo pocos para decidir, tienen mucha fuerza para vetar—. El presidente tiene que asumir de una buena vez que los independentistas son una fuerza importante y que más le vale tomarlos en cuenta si quiere conservar el cargo. Rajoy no lo hizo y hoy ya es historia.

Si el PDCAT le quita su apoyo a Pedro Sánchez, la legislatura se le vuelve ingobernable y unas nuevas elecciones podrían ser convocadas antes del 2020 —año en el que se supone debería acabar el actual gobierno—. Así que el socialista ya sabe que el único camino es negociar, negociar y negociar.

Verborreico ministro de Exteriores español

Esta mañana, Puigdemont, sabiendo de su fuerza también afirmaba: “Ahora tiene que venir el tiempo de los hechos, ahora hay que abordar lo esencial, las relaciones entre Catalunya y España”; y es aquí donde la cosa puede estar encallada porque aunque el gobierno del Estado haya cambiado de manos, el pensamiento fuerza es el mismo.

“La integridad territorial del Estado español es el objetivo número uno, indeclinable de cualquier gobierno español”. Así lo señalaba el ministro de Relaciones Exteriores de España, Josep Borrell, mientras —al mismo tiempo— Puigdemont hablaba de diálogo y de hechos en pro de alcanzar una solución. Borrell no es otro que el político que un día dijo que “antes de coser las heridas había que desinfectar Catalunya”.   

Otro obstáculo para llegar a una solución que agrade a Catalunya es que el ministro, Borrell, verborreico y chulesco él, también dijo: “A ver si el sr. Torra se entera de una vez, que el derecho a la autodeterminación no está reconocido internacionalmente en ninguna parte”, y eso pasa cuando se habla para una platea desinformada, porque me niego a creer que el ministro de exteriores de un país europeo no sabe que la ONU —aunque a él no le guste— avala el derecho a la libre determinación de todos los pueblos.

Además, la propia Constitución española en su artículo 93 dice: “[…] Corresponde a las Cortes Generales o al Gobierno, según los casos, la garantía del cumplimiento de estos tratados y de las resoluciones emanadas de los organismos internacionales o supranacionales titulares de la cesión”. Así que, ser subscriptor de los tratados de la ONU y no cumplirlos es incumplir también la Constitución por la cual el PSOE, el PP y Ciudadanos se rasgan las vestiduras.

El conflicto entre Catalunya y España no ha acabado, ni mucho menos, las fichas se mueven en más de un sentido, se trata de una verdadera partida de ajedrez que se juega a nivel europeo y hasta ahora el gran perdedor es España. Si bien es cierto, los independentistas aún no han logrado sus objetivos, siguen luchando; y en el camino la democracia y la justicia españolas están siendo duramente cuestionadas y descalificadas.

Este blog también ha sido publicado en: teleoleo.lamula.pe