Cuatro muertos en la mina Poderosa de Trujillo. Los familiares acusan a los encargados de seguridad de haberlos asesinado [Vídeos]

El jueves 3 de septiembre caía la tarde y en la comisaría de Vijus, anexo de la provincia de Pataz, en La Libertad, el panorama era desolador. Cuatro cadáveres, de cuatro jóvenes, protagonizaban la escena. Momentos antes, la policía los había trasladado desde la mina “Poderosa”. Han pasado más de 10 días y mientras la policía baraja hipótesis como: “accidente, ofrenda humana o muerte por robo”, los familiares dicen que sus hijos y hermanos han sido asesinados por “Poderosa”.

«Al parecer, mi hermano entró con siete chicos más a la mina “Poderosa”, entre ellos dos menores de edad, para sacar mineral por encargo del contratista para el que trabajaba”. Los de seguridad atraparon a cinco, los torturaron y mataron a cuatro, uno de ellos logró escapar. Luego los tiraron por el hueco de una chimenea, de 150 metros de altura. Todo esto lo sé porque me lo ha dicho quien logró huir. Lo extraño es que aunque su caída fue contenida por una malla los cadáveres están destrozados, todos sin masa encefálica».

María Rubio Coronel, es hermana de Yoner Rubio Coronel, joven minero de 32 años de edad cuyo cuerpo sin vida fue retirado por la policía del interior de la mina Poderosa. Según el sobreviviente, Yoner y otros tres fueron asesinados dentro de la mina por empleados de seguridad. «Gente de Poderosa nos ha dicho que los mataron para escarmentar a quienes sacan mineral de manera ilegal. Qué clase de escarmiento es este, ninguna piedra vale la vida de mi hermano ni la de nadie»

Quien logró escapar pudo hacerlo porque fingió estar muerto. «Dice que le pusieron un costal en la cabeza y que lo golpearon con un palo hasta que cayó y en un descuido aprovechó para esconderse y grabar un vídeo». También le dijo a María, que fueron los trabajadores de seguridad de la mina quienes los capturaron porque fueron a sacar mineral. «Luego nos torturaron y como pensaban que yo estaba muerto, sólo les dispararon a ellos, los mataron y los tiraron por la chimenea».

En el vídeo grabado por el sobreviviente podemos escuchar algunos gritos de alguien quejándose, María afirma que es la voz de Yoner, su hermano. También, a partir del segundo 00:00:09 podemos ver a un trabajador uniformado con una escopeta a la espalda.

Según María, el sobreviviente le ha dicho que con su hermano se ensañaron porque al ser el más adulto del grupo se enfrentó. «Dice que lo golpearon y le dispararon. Según la policía no hubo disparos, que los familiares por nuestro dolor decimos eso, pero que nos equivocamos, sin embargo, el cadáver de mi hermano tiene dos perforaciones en un brazo y son de bala. Mi otro hermano que ha servido en el ejercito norteamericano y ha estado en Irak dice que esas heridas son de bala».

Captura de pantalla del vídeo donde se puede ver al trabajador de la mina con la escopeta a la espalda

Testimonio policial

María afirma que la policía le ha dicho que los jóvenes que lograron escapar se escondieron hasta que ellos llegaron para el levantamiento de los cadáveres. «La policía me dijo que los encontró escondidos, asustados, tanto que cuando los vieron casi les tiraron piedras, pero la policía se identificó y ellos les dijeron que estaban escondiéndose de los vigilantes y que estaba esperando a sus amigos, la policía les enseño las fotos de los cadáveres y reconocieron a mi hermano y a los otros».

Interrogantes

¿Cómo entraron Yoner y los otros jóvenes sin ser vistos por los encargados de seguridad?

La única forma de entrar a la mina es por la puerta de vigilancia, así que según María, los vigilantes debían estar al tanto del ingreso de su hermano y de los otros jóvenes. «Mi hermano el día que vino a trabajar me envió un mensaje y me dijo ya me voy a la mina hermanita y luego me dicen que está muerto. El trabajaba para un contratista que proporcionaba trabajadores a Poderosa, pero el contratista también extraía mineral de manera ilegal y para eso contrataba trabajadores y pagaba cupo».

¿Qué es pagar cupo?

Pagar cupo significa, que el contratista, le pagan dinero a los vigilantes de la mina para que dejen pasar a sus “parqueros”, trabajadores que se encargan de extraer el mineral y sacarlo de la mina de manera ilegal. «Según los contratistas, como la mina está ubicada en su pueblo ellos también deben beneficiarse de su explotación y sus trabajadores desesperados por la situación económica y porque dependen de ellos para tener trabajo legal, terminan aceptando.

¿Son los vigilantes de Poderosa cómplices dela minería ilegal? Y si esta práctica está casi normalizada ¿por qué los vigilantes de Poderosa habría asesinado a estos 4 jóvenes?

Un trabajador de la mina admite que Poderosa está muy asustada con lo que ocurrido y aconseja a los familiares de llegar hasta el final. «Entre los vigilantes de Poderosa hay sicarios y tienen cabecillas que son los que mandan y cobran a los contratistas por entrar. A ellos les llaman buitres porque siempre quieren cobrar más a los contratistas, así me han informado los trabajadores»─dice María.

Poderosa dice que las muertes de los jóvenes son producto de un accidente mientras huían, si es así: ¿por qué se hizo cargo del traslado de los cuerpos a la morgue y del pago de los ataúdes?

¿Accidente?

«Según dijeron los ingenieros de la mina a la fiscal en la inspección realizada hace unos días, la jóvenes no trabajaban para la mina y su muerte ha sido accidental. Los representantes de Poderosa dijeron que los jóvenes entraron a robar y cuando fueron sorprendidos corrieron, cayeron en el hueco de la chimenea y murieron. Si todo fue un accidente y le estaban robando, por qué Poderosa se hace cargo de gastos que tienen que ver con el sepelio» ─se pregunta María.

«Mi hermano entró a Poderosa a trabajar, él me lo dijo justo antes de irse para la mina la última vez. Él ha entrado allí por orden del contratista para el que trabajaba y ahora ese señor no me quiere dar su certificado de trabajo, porque teme que Poderosa lo culpe a él de las muertes. Pero son los vigilantes de la mina los que los torturaron y apretaron el gatillo, y es Poderosa la que debe responder por sus vidas. Mi hermano era padre y deja dos niños de 8 y 10 añitos» ─afirma María.

Necropsia negada

De los otros cuatro cadáveres encontrados sólo a dos se les ha practicado la necropsia de ley, las familias de los otros dos presuntamente asesinados se opusieron a que sus cuerpos fuesen trasladados a la capital de provincia, Trujillo, para realizarles el examen. «Lo que ocurre es que se trata de gente muy humilde y su temor era que si se llevaban los cuerpos a Trujillo luego no se los devolverían y ellos lo que querían era llorar y enterrar a sus muertos» ─dice María.

El hermano de María fue uno de los necropsiados, pero se han negado a entregarle los resultados, le han dicho que tiene que solicitarlos a la fiscalía. Según María, esto se debe a su queja porque el resultado de ambos fue casi el mismo: “muerte por politraumatismo con perdida de masa encefálica provocado por contusión”, ella le dijo al médico que su hermano tenía perforaciones de bala y que eso no estaba en el informe, “entonces le haremos más exámenes” ─le dijo. Ahora no le quieren dar los resultados.

«El médico forense, corroborando la versión de Poderosa me dijo: “Según los exámenes, la muerte de su hermano ha sido posiblemente accidental, se ha caído de la chimenea de más o menos 150 metros de altura y el otro cuerpo igual”. Además me dijo que mi hermano no se podía identificar porque le faltaba la mitad de la cabeza y que había encontrado fisuras, posiblemente de bala” y me quejé porque eso no constaba en el informe».

María Rubio también denunció que le están negando su derecho a la información. «Hasta ahora no me dan los resultados, de la necropsia, no sé nada. Me están negando mi derecho a la información. Le he pedido el documento a la fiscal y me dice que todo se tiene que hacer por el conducto regular, por otro lado, mi abogado aún no puede participar de ninguna de las diligencias porque aún no hay carpeta fiscal y ya han pasado casi dos semanas del asesinato de mi hermano».

Certificado de necropsia de Yoner Rubio

Certificado de necropsia de Gerson Altamirano

El hermano de Gerson Altamirano también desmiente el informe de la necropsia, pues dice que el cuerpo de su hermano se encontraba descuartizado y que se lo han entregado por partes. «Queremos justicia, Poderosa viene haciendo lo que le da la gana con los pobladores. Esta no es la primera vez que comete abusos, queremos que se investigue todo hasta el final»

Corte en el pie

Además el cadáver del hermano de María presenta un corte en el pie, según ella, el corte podría haber sido hecho con una sierra eléctrica; pero el fiscal provincial Roberto Vera, dice que ese corte se lo hicieron ellos para examinarlo. «Eso no es cierto, los policías que hicieron el levantamiento de los cadáveres me enseñaron las fotos antes de llevarlo a la morgue y el pie ya tenía ese corte, parece como si hubiesen querido cortarle el pie en dos.

Inspección fiscal

Además en la inspección fiscal realizada el jueves 10, la fiscal del caso, Rosa Marisol Condor Olortiga, Fiscal Adjunta de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de Pataz, casi no deja participar a ningún representante de las familias. «Me aviso del ingreso a la mina la noche antes y mi abogado no vive en Pataz, así que no pudo estar, pero me dijo que como habíamos sido notificados yo tenía derecho a participar de la diligencia, sin embargo, tuvimos que luchar para que la fiscal me deje entrar».



Audio de la fiscal Condor donde en un primer momento habla de muerte accidental. «Ya se hizo la necropsia y no hay impactos de bala, no hay indicios de asesinato, pero todo se está investigando. Lo que si hay, al parecer, es que los cuerpos se han caído en un socavón, derrepente escapando de alguien. Yo como fiscal de este “casito”, voy a hacer todas las investigaciones que corresponden cuando me remitan toda la información[…]».

Rosa Marisol Condor Olortiga, Fiscal Adjunta de la Fiscalía Pataz

TeleoLeo.com ha podido ver las fotos del cadáver de Yoner Rubio y todas las lesiones y características que menciona María pueden apreciarse en las imágenes que no reproduciremos porque son demasiado fuertes.

Levantamiento de cadáveres

«Ese día me llamó alguien de la ronda y me dijo acaban de traer a los muertos a la comisaría de la balacera que ha habido arriba, no sabemos de qué será». Según el teniente gobernador de Vijus, Juan Eduardo Trelles Araujo, el día jueves 3 de septiembre por la tarde, le avisaron que en la comisaría de Vijus había 4 cadáveres. «Yo acudí y lo primero que vi fue dolor de las madres y una de ellas me dijo que no sabían que hacer».

Las madres con las que hablo el teniente gobernador le reclamaron por que no había estado él en el levantamiento de los cadáveres pues según les dijo la policía lo habían llamado y él no había contestado. «Pero eso es falso, la policía nunca me llamó a mí. Yo los encaré y les dije que no me habían llamado ni a mí ni a nadie de la ronda y que no estaban actuando bien, porque mentían». Según el acta del levantamiento, en la diligencia estuvieron policías de Vijus y el asesor legal de la mina.

Desubicación

Llama la atención que según la ubicación de la mina, la policía que debía hacerse cargo de esto era la de Chagual, pero los trabajadores de la mina llamaron a los efectivos de Vijus para que realizaran la diligencia. «Todos dicen que los policías de Vijus están comprados por la minera» ─dice María Rubio. Comprados o no, es importante decir que la comisaría de Vijus fue creada en 2010 y su implementación “con modernos equipos” corrió por cuenta de Poderosa.

Actas de levantamiento de cadáver de Yoner Rubio y Gerson Altamirano

«Presenta herida a la altura del ojo derecho, una herida en el mentón y al parecer fractura expuesta en el tobillo izquierdo».
«Presenta una herida a la altura de la muñeca del brazo derecho. Cráneo destrozado con pérdida encefálica y con la boca abierta no presenta piezas dentales».

Cadáver envuelto en cal

María afirma, además, que cuando en la morgue le entregaron el cuerpo de su hermano, ella quiso vestirlo pero no la dejaron hacerlo allí, así que cuando lo llevaron a su casa, lo fue a vestir y lo que vio es que todo su cuerpo estaba bañado en cal y esto le extraño.

«Se tira cal a los cadáveres para desaparecer todo rastro de plomo de bala todo lo que pueda servir para investigar la causa de la muerte, por qué lo han hecho, si Poderosa dice que todo fue un accidente por qué pasan estas cosas».

3 de septiembre

Horas después del levantamiento de cuerpos, el mismo jueves 3, al borde de la medianoche, una de las madres de los asesinados se comunicó por teléfono con María y le dijo que su hermano había sufrido un accidente. «Yo pensé bueno lo trasladarán al hospital, un rato después la llamé y le pedí que me confirmará lo que me había dicho, pero me contesto: “Tu hermano está muerto, lo han matado en la mina Poderosa junto con mi hijo y otros tres chicos más”.

El viernes 4 María, que vive en Lima, se puso rumbo a Trujillo, pues su hermano había sido trasladado a la morgue, pero al llegar allí, nadie sabía nada. «El superior de la policía Wagner Ángeles, llevó a mi hermano y al otro cadáver y los dejo allí sin identificar, cuando mi hermano estaba con su mochila y dentro tenía sus documentos. Cuando yo llegué, el cajón de mi hermano estaba cerrado y me preguntaron si quería que le hicieran la necropsia, yo dije que sí, que claro».

Pero para que le hicieran la necropsia, María tuvo que hablar con el fiscal de guardia, el fiscal provincial Roberto Vera. «Al llamarlo me dijo: “yo no sé nada de muertos de Poderosa, la fiscal de Pataz no me ha dicho nada”. Le dije que mi hermano ni estaba registrado, así que llamó a la morgue, me llamó el medico forense y me dijo que haría la necropsia. Luego vino Vera a la morgue y me dijo en Poderosa había habido balacera».

Luego vía llamada telefónica, el fiscal Vera le dijo a María que todo lo que ella afirmaba respecto a la muerte de su hermano no lo habían podido encontrar en la necropsia: «Usted me dijo que les había disparado, no hemos encontrado bala, usted me dijo que los habían torturado y no hemos encontrado signos de tortura». También le dijo que el corte del pie que del cadáver de Yoner había sido realizado durante la necropsia y por eso presentaba el corte hecho con sierra.

Sin embargo, a parte de insistir en que su hermano por lo menos recibió disparos en uno de los brazos, María afirma que su cuerpo llegó a la morgue con el corte del pie. «El fiscal Vera primero me hablo de balacera, luego dice que no hay balas. También me dice que el machetazo del pie de mi hermano ha sido un corte hecho por el forense, pero en las fotos del levantamiento del cadáver que me enseño la policía, mi hermano tenía ese corte antes de llevarlo a la morgue».

Audio del fiscal Roberto Vera Fiscal Provincial

¿Ofrenda humana?

El director de la III Macro Región Policial La Libertad, Ángel Toledo Palomino, declaró a Sol Tv de Trujillo que aún no hay ninguna persona intervenida por estas muertes. Según afirma el reportero, en las necropsias no se encontró disparos de bala, sin embargo, la afirmación es atrevida pues la necropsia de Yoner, supuestamente, sólo la tiene la fiscal. Por otro lado, el informe también dice que la policía baraja hipótesis como: robo de mineral u ofrenda humana: ¿El robo es causa de muerte? y ¿la ofrenda humana, en qué parte del Código Penal se contempla?

Por su parte, en ese mismo reportaje, el oficial Toledo asegura que aún no se puede decir qué ocurrió con exactitud en Poderosa el 3 de septiembre pasado, porque aún hay mucho por investigar. «Los peritos tienen que levantar mucha información para saber si estamos frente a una muerte violenta, que sabemos que es violenta, pero para saber si fue por mano ajena o por otra circunstancia […] hay diversas hipótesis todavía no nos atrevemos a afirmar nada».

Fiscal y director de la policía Ángel Toledo desmentidos

Desmintiendo al fiscal Vera y al oficial Toledo, el juez de paz de Pataz, Daniel Baltodano, quien estuvo presente en el levantamiento de los cuerpos dice: «Constatamos casquillos de bala de escopeta calibre 2, la policía lo recogió todo y lo llevaron para investigar. Tengo evidencias, para qué ocultar lo que se ha observado. El superior Ángeles nos dijo que nos enviaría copia del acta, pero aún nada; junto con el jefe de la ronda se la hemos solicitado formalmente».

Los peritos de criminalística, en la inspección realizada este sábado 12 de septiembre, 9 días después de lo ocurrido, también encontraron casquillos de munición de escopeta y así dejaron constancia en el informe redactado en el lugar de los hechos.

Por otro lado, según afirmó el oficial Toledo al canal de televisión trujillano, ninguno de los presuntamente asesinados es minero, sin embargo, María entregó a teleoLeo.com documentos en los que consta que su hermano Yoner Rubio trabaja desde hace años como tal.

Yoner Rubio cargando la dinamita en la mina

Yoner Rubio perforando en la mina

Otro de los jóvenes, José Moíses Crisólogo de 20 años, era estudiante de explotación minera en el Instituto Superior Tecnológico Erasmo Arellano Guillen y acababa de entrar a realizar prácticas a Poderosa, según informó su madre.

Constancia de estudios en minería de José Moises Crisologo

Poderosa justicia

María y los familiares del resto de víctimas sólo quieren justicia, quieren que se esclarezca todo y están muy asustados por el poder de Poderosa en la zona. «A mí ya me han dicho que corro peligro, pero se han topado con una pared porque seguiré hasta el final. Hasta me han ofrecido dinero, pero la vida de mi hermano no se compra, yo sólo quiero que quienes han matado a nuestros familiares paguen y que la mina no siga abusando de la gente humilde».

«La mina ya viene aquí, a nuestras tierras y se lleva el mineral, no puede llevarse también a nuestros hijos»

Madre de una de las víctimas

TeleoLeo.com seguirá este caso, pues tenemos más material al respecto. Hemos intentado obtener respuestas de Poderosa, sin embargo, hasta el cierre de esta nota Poderosa no nos ha contestado.

Violada, supuestamente, por 3 “amigos”, todos en libertad, su caso está paralizado en la fiscalía de Chincha. La excusa: el COVID-19 [VÍDEO]

La pandemia lo ha alterado todo y es normal, sin embargo, lo que no debería alterarse es la atención judicial a los casos de violencia de género, hayan ocurrido antes o durante el estado de emergencia. Las mujeres, diversidades, niñas y niños maltratados, abusados y asesinados requieren una justicia rápida y eficaz

─«Hay restos de semen en mi truza»

─«Eso no puede ser porque nadie terminó»

«Me siento sucia, culpable, molesta, me asusta salir a la calle porque temo encontrarme con mis agresores, eran mis amigos, no sé cómo han podido hacerme esto. Ahora tengo pesadillas, sueño que me violan, que no puedo moverme, ni gritar, ni correr. Sueño con muchos globos con cara de hombres malos que me rodean. Hace unos meses estaba en el centro de salud, uno de ellos entró, me escondí en un baño, temblaba».

Hechos

La madrugada del 2 de febrero pasado ella fue abusada sexualmente, había estado tomando con tres amigos en casa de uno de ellos: dos, compañeros de estudios en la universidad; el tercero un amigo del dueño de casa al que conocía previamente. Ella sólo recuerda que bebían, que el licor le afectó, que pidió descansar y luego todo son imágenes difusas, ella vestida, ella desnuda, uno de ellos encima «haciendo cosas»; el otro al lado con el torso desnudo y el tercero, también semidesnudo, mirando la escena desde la puerta de la habitación.

«Dos de ellos eran mis amigos de la universidad, vivimos en Chincha y estudiamos juntos desde hace 2 años en la universidad San Luis Gonzaga de Ica. No entiendo cómo han podido hacerme esto, yo estaba ebria y me dormí, ellos sabían que estaba mal y ahora dicen que todos estaban igual de borrachos, que yo quería sexo, que me desnudé sola, que les suplicaba para estar con ellos. Y yo no soy así, nunca he sido así» ─dijo ella a teleoLeo.com.

El 1 de febrero por la noche ella (18 años de edad) recibió un mensaje de un “amigo”, Piero Motta de los Ríos (19 años de edad): «Ya pues habla cómo es para ir a tomar a la casa de Barahona», le decía, pero ella debía llevar a su hermano menor a un ‘quinceañero’. Motta insistió y quedaron en que ella dejaría a su hermano en la fiesta y que él la recogería para ir a casa de Johan Barahona Rivera (28 años de edad). Al llegar a casa de Barahona compraron ron, gaseosa y se pusieron a tomar.

«Barahona hizo la mezcla, ponía demasiado alcohol, yo le dije, pero no me hizo caso. Yo tomaba a sorbitos, no quería ponerme mal. Motta me dijo que era una viva y me sirvió un vaso lleno y me lo hizo tomar. Y yo confiaba, eran mis amigos de la universidad. Me dijeron que llamará amigas, pero todas estaban en Lima, así que dijeron de llamar a Jesús Atuncar (29 años de edad), amigo de Barahona, lo llamé; no recuerdo en qué momento llegó».

Mareada por el alcohol y con el celular a punto quedarse sin batería, ella pidió a Barahona poder descansar en la habitación que se veía desde el patio donde estaban. «Allí había una cama y un colchón en el piso, al lado un enchufe, me dormí en el colchón; no sé cómo, a las 2:30 de la mañana, le envié un mensaje a mi hermano y le dije que pasará a recogerme. Barahona luego cogió mi teléfono y le envió un audio diciéndole que fuera a las 3».

Ella dice que recuerda estar vestida y ver a Jesús Atuncar sentado en el colchón y que alguien la cargó y la pusó en la cama. «Me volví a dormir, cuando desperté, estaba desnuda, no podía moverme, ni gritar, Atuncar estaba encima mío moviéndose, haciéndome cosas, Barahona con el torso desnudo miraba desde la puerta y Motta, también sin camiseta, le dio unas palmaditas a Atuncar y le dijo algo como: “ya manito, ya”. Atuncar se paró y se subió el short».

El hermano de ella dice que sospechó de que Motta le dijera que fuese más tarde a recoger a su hermana, así que fue a buscarla de inmediato. «Yo no recuerdo ni cómo bajé hasta la puerta donde me esperaba mi hermano en el taxi, tampoco recuerdo como llegué a mi habitación. Mi hermano dice que yo me quejaba de que me dolía mucho abajo y el vientre, una amiga que iba con él en el taxi dice que me preguntó qué había pasado; yo no sabía nada».

¿Me han violado?

Antes de irse a dormir recuerda haber ido al baño y luego de miccionar notar que sangraba, le escribió a Atuncar, le dijo que lo denunciaría y se quedó dormida. «Al despertar tenía varios mensajes de Atuncar, decía que yo, borracha, me había desnudado, que sí había pasado algo, pero que yo quería. Le dije que me había violado, que tenía semen en mi ropa interior y él me dijo que eso era imposible: “porque nadie terminó” y ahí es cuando comencé a sospechar que los 3 habían abusado de mí».

Motta también le escribió y le repitió que ella, ebria, se había quitado la ropa y les había pedido estar con ellos; desesperado le pidió hablar “los 4 y ahí decidimos qué se hace”, le dijo que denuncié a Atuncar. Le pidió perdón por haberle fallado, le dijo que él no había hecho nada, pero que si ella iba a la policía lo sindicarían como cómplice y su abuelita sufriría. «Le dije por qué no me ayudaste si estaba mal y me dijo que él también estaba muy borracho».

Denuncia desatendida por pandemia

Ella habló con su madre y fueron a presentar la denuncia a la comisaría de Pueblo Nuevo de Chincha. En coordinación con la joven, la policía pudo detener a Motta y Barahona. Atuncar se dió a la fuga, porque, según él mismo le dijo a Barahona y Motta, policías de esa dependencia, amigos suyos, le había advertido que lo habían denunciado por violación sexual y pudo escapar; aún continúa en paradero desconocido.

Libres como el viento

El Centro de Emergencia Mujer de la comisaría de Pueblo Nuevo pidió prisión preventiva para los tres, sin embargo, todos están libres. Atuncar porque debido al soplo de malos efectivos policiales, fue advertido y puso pies en polvorosa saliendo de Chincha sin paradero conocido.

Barahona y Motta, sólo estuvieron encerrados 24 horas, la fiscal adjunta provincial, Estela Meza Benavides, los liberó con sendas órdenes: «[…] la presente libertad es por haber estado detenido al estar implicado en el delito contra la libertad sexual, violación en estado de inconsciencia». Un galimatías en toda regla.

Revictimización

Además de dejar en libertad a dos implicados en un caso de violación, la fiscal Meza Benavides revictimizó a la agraviada, preguntándole la frecuencia con la que bebe alcohol, si cuando estuvo sus “amigos” le propusieron tener sexo. El abogado defensor de los investigados hizo lo propio preguntándole por qué fue a casa de Barahona si se supone iba a un ‘quinceañero’; si Atuncar alguna vez se le había insinuado; cuánto habían bebido Motta y Barahona; si tenía enamorado.

¡Qué bonito eres Marcona!

Según la víctima, Atuncar se encontraría en Marcona porque una amiga suya ha visto sus estados en sus redes sociales y él dice estar allí, igual no es cierto, pero ella se lo ha comunicado a su abogada del Mimp, sin embargo, nada se ha podido hacer con esta información porque según le han dicho en la fiscalía: «Todo se ha detenido por la pandemia y sólo se están ocupando de los casos ocurridos desde el inicio del confinamiento, y lo mío pasó en febrero».

Este foto es de este sábado 22 de agosto de 2020

Con amigas y amigos así…

«Quienes se supone eran mis amigas y amigos de la universidad me han dado la espalda. Luego de ser puestos en libertad Motta y Barahona dieron su versión, varios me escribieron para decirme que retiré la denuncia. Una compañera publicó en su muro de Facebook la noticia que salió en el diario, pidiendo apoyo para ellos. A veces me siento mal porque he roto la armonía del grupo, pero yo no hice nada».

«No estoy bien, tengo miedo e ira todo el tiempo»

Ella está ahora con tratamiento psicológico y psiquiátrico, toma pastillas para dormir y para el control de la ira, desde lo ocurrido ni descansa, ni está en paz. «Me tuvieron que medicar porque no podía dormir y cuando lo hacía tenía la misma pesadilla siempre: me violaban una y otra vez, además, intenté hacerme daño. Ahora cuando me enojo pierdo el control, yo no era así, todo esto me tiene muy mal».

A ella, ahora, le cuesta salir de su casa, le han otorgado medidas de protección, pero teme encontrarse con sus agresores o con sus familias, a las que conoce y con las que tenía buena relación. «El día que vi llorar a la mamá de Motta en la comisaría me dio pena, ella siempre fue muy cariñosa conmigo. La mamá de Barahona me llamó y me dijo que entendía que me sintiese mal, pero que podíamos arreglar las cosas, nunca supe qué quiso decir».

Pruebas de la violación

Según el examen del médico legista ella “presenta lesiones traumáticas recientes en genitales externos” y según el examen psicológico tiene “problemas emocionales compatibles con experiencia negativa de tipo sexual”.

Así que sí, ella fue abusada y los únicos que estaban presentes en ese lugar eran: Piero Motta de los Ríos, Johan Barahona Rivera y Jesús Atuncar Zavala, los dos últimos además, hombres que tienen una diferencia de 10 años de edad respecto a la víctima. Así que sí, los 3 son responsables por acción u omisión y no pueden escudarse en su ebriedad, menos decir que la víctima quería tener sexo con los tres, porque una persona ebria e inconsciente no puede consentir.

Testimonio

TeleoLeo.com pudo hablar con la joven y recabar su testimonio, extenso y doloroso. A ella le han arrebatado parte de su vida, la han roto, pero no la han destruido. Seis meses han pasado desde el ataque sufrido, la vida no es fácil, pero hay que seguir y sanar, y para sanar hay que reparar; y eso se logra cuidando el estado emocional de las víctimas y consiguiendo justicia para sus casos.

Ella no sólo ha sido violada la madrugada del 2 de febrero, sino también:

  • Cuando los policías de la comisaría de Pueblo Nuevo ─según le dice Atuncar a sus amigos─ le avisan de que ha sido denunciado por violación sexual y eso le permite fugarse.
  • Cuando la fiscal Meza Benavides deja libres a dos de los implicados, porque la joven no sabe a ciencia cierta si ellos también abusaron de ella, sin embargo, ellos estuvieron allí y no detuvieron la acción, viéndola ebria e inconsciente, por lo menos son cómplices.
  • Cuando la fiscal Meza Benavides y el abogado de los implicados la revictimizan con sus preguntas fuera de lugar.
  • Cuando la fiscalía le informa a la víctima que su caso está paralizado porque, por ahora, sólo están atendiendo casos ocurridos durante la pandemia.
  • Cuando sus compañeras y compañeros de clase hacen escarnio de lo ocurrido y le dicen que retire la denuncia en contra de sus “amigos”.

«Mi vida se ha alterado, trato de no socializar con chicos, siento que todos me señalan por haber sido violada, los primeros meses pensaba que yo era la culpable y debía dejar la denuncia, gracias al apoyo de mi madre continúo adelante. Por ahora las clases en la universidad han sido virtuales, pero un día en que uno de ellos intervino, yo me puse muy nerviosa, me asusté muchísimo y no quiero vivir así. Sólo quiero justicia».

Continúa el conflicto por la limpieza pública en la ciudad de Lima [audio]

¿Quién dijo desacato? Hace dos años una sentencia de la Corte Suprema del Perú falló a favor de los trabajadores de limpieza pública de la municipalidad de Lima, sin embargo, hasta el momento, dos administraciones no dan cumplimiento al mandato y la historia se hace más larga que un cuento sin fin. Mientras tanto 800 trabajadores, en su mayoría mujeres, sufren por la posible pérdida de sus puestos pues la comuna se encuentra licitando este servicio

En 1995, “El Hermanón”, el que se saltó el estado de emergencia en Perú para ir a darse un chapuzón a una playa, porque a él nadie le iba a prohibir salir, el ex alcalde Ricardo Belmont, dio a una empresa privada el servicio de limpieza de la municipalidad de Lima y de esos polvos, estos lodos. Hoy, 25 años después, las y los trabajadores que brindan este servicio a la comuna están en conflicto con la actual administración, comandada por Jorge Muñoz, quien a pesar de una sentencia de la Corte Suprema de Justicia y de un recurso de amparo resuelto a favor de los trabajadores no cumple con el mandato judicial que ordena ponerlos en planilla.

«Antes de asumir el cargo, el alcalde Muñoz dijo que él era un hombre respetuoso de la ley y que cumpliría con el fallo de la Corte Suprema que reconocía que por más de que hubiésemos sido contratados por una empresa privada, al brindar un servicio esencial y permanente a la ciudad, el contrato se había desnaturalizado y debíamos ser parte de la planilla de la municipalidad, pero ya lleva más de un año en el cargo, apela la sentencia en enero ante el Tribunal Constitucional, no le dan la razón, sigue apelando y ahora espera que su recurso sera resuelto por la primera sala de ese tribunal a ver si le dan la razón y mientras licita el servicio».

Así dijo Isabel Cortez, presidenta del Comité de Lucha del SITOBUR, sindicato de los trabajadores de limpieza pública de la Municipalidad de Lima a teleoLeo.com. Este lunes 29 y el martes 30 de junio, las y los trabajadores de este sector, realizaron protestas y plantones exigiendo que se cumpla con las sentencias ganadas y lo que recibieron fue una dura represión policial. «El lunes, nos tiraron agua con el rochabus, agua sucia, apestaba, de que desagüe sería. El martes nos paramos delante de la municipalidad y vinieron los policías y nos detuvieron, a 46, todo el día sin comer ni nada en la carceleta».

Este jueves 2 de julio a las 8:30 de la mañana se realizará una audiencia solicitada por algunos regidores de la municipalidad de Lima para analizar la situación. TeleoLeo.com habló Isabel Cortez para tener su punto de vista sobre el estado del conflicto.

En la audiencia, regidores como Manuel Siccha defenderán, según dijo él mismo a teleoLeo.com, una cláusula laboral para que las empleadas de limpieza pública tengan garantizado su trabajo, en caso que la licitación del servicio realizada por la administración de Muñoz, elija una nueva empresa. La cláusula laboral pretende que quienes laboran limpiando la ciudad lo sigan haciendo, sin embargo, Siccha también dijo a este portal que eso es imposible porque un fallo de OSCE, el organismo que fiscaliza las contrataciones del Estado les ha dicho que no pueden imponer una planilla de trabajadores a una empresa privada para evitar casos de nepotismo.

Veremos qué ocurre en las próximas horas…..

También leer: 900 TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DE LIMPIEZA PÚBLICA DE LA MUNICIPALIDAD DE LIMA PODRÍAN QUEDAR EN LA CALLE [AUDIO]

Dar de comer a sus hijos es su prioridad, pero hoy no podrá hacerlo porque policías y militares desalojan a una parte de los vendedores ambulantes del mercado Unicachi en Comas

«Si yo salgo a vender es para llevar comida a mis hijos, ellos no saben de cuarentena ni nada cuanto tienen hambre. No es justo»

«Nosotros sólo queremos trabajar y no nos dejan, estamos rodeados de militares, policías y serenazgo que no permiten que vendamos nuestros productos en frente del mercado de Unicachi en Comas, primero nos piden nuestros documentos y luego vienen y nos ponen papeletas, y sólo a los que estamos en un lado del mercado, hay otros vendedores que están en los alrededores y a ellos no los dicen nada».

Este es el testimonio de una madre soltera, vendedora ambulante, recogido por teleoLeo.com. Este martes 30 de junio, mientras el presidente Martín Vizcarra anunciaba el fin del confinamiento ‘estricto’ y decía que ahora sí los peruanos están preparados para autocuidarse y hablaba de la necesidad de algunas personas de salir a trabajar para poder mantenerse, en el mercado Unicachi de Comas, un grupo de vendedores ambulantes era impedido de vender sus productos. ¿De ellos no hablaba el presidente?

«Yo tengo que trabajar, soy madre y padre para mis hijos, si yo fuese mayorista, bueno, pero no, vendo unos cuantos pantalones al día para comer y dar de comer a mis hijos. Hace unos días por lo menos nos dejaban vender unas horas y eso es lo que queremos, vender un rato para sacar algo de dinero e irnos, no hacemos daños a nadie. Han llegado varios camiones de militares y patrulleros y nosotros no estamos haciendo nada».

Y mientras el presidente Vizcarra seguía hablando de como el individualismo y el egoísmo y la falta de empatía nos había llevado a los brazos de la pandemia, los vendedores que continuaban en las inmediaciones del mercado de Unicachi, sin poder vender sus productos, sin ni siquiera exponerlos, eran amedrentados con sendas papeletas municipales. «No estamos haciendo nada, no estamos vendiendo, sólo estamos aquí y viene un trabajador de la municipalidad y le dice al alférez que nos ponga papeletas a todos».

De verdad, con un 70% de la PEA en trabajo informal, con la economía de muchas familias destruída por el encierro de más de 3 meses, de verdad es necesario prohibir que las personas intenten llevar comida a la mesa de sus hogares. La informalidad debe de ser combatida, sí; pero con políticas de Estado que permitan a la personas poder formalizarse y eso, en estos momentos, debería hacerse de manera más amable considerando el momento de pobreza y miseria que están pasando muchas familias.

Suspenden a policía denunciado por tocamientos indebidos a menor de 14 años de edad. Podría haber más afectadas

Otra menor de edad denunció a teleoLeo.com haber sido acosada por el mismo efectivo: el suboficial de la Policía Nacional del Perú, Carlos Enrique Cruzado Díaz

El suboficial Cruzado Díaz acaba de ser suspendido de funciones mientras se investigan las denuncias en su contra por tocamientos a una menor de edad. La adolescente de 14 años acudía regularmente, acompañada de una amiga, a la comisaría donde él trabajaba. Ella había vuelto a su casa luego de escapar unos días ─Cruzado Díaz fue uno de los policías que estuvo a cargo del caso─ así le dijo a su madre que cuando fuese a trabajar, para que la menor no se quedase sola, la mandase a la comisaría que él la cuidaría y le darían charlas.

Meses después, la madre y el padre de la menor descubrieron algunas fotos en uno de sus dispositivos, en ellas se ve a Cruzado Díaz tocándole los glúteos. Según declaró el policía a teleoLeo.com, en esa foto jugaban a que la detenía, pero no le tocaba nada. En otras de las fotos se ven situaciones más subidas de tono, también se ve a la menor jugando con el arma reglamentaria del policía o fumando en plena comisaría. Cuando los padres preguntaron a la menor por las fotos, ella les dijo que Cruzado Díaz también le había hecho un examen ginecológico.

En entrevista con teleoLeo.com, Cruzado Díaz aseguró que la denuncia era falsa, que la menor lo había denunciado por presión de su padre, además dijo que la menor iba a la comisaría por las tardes porque su madre, cuando se iba a trabajar, la envíaba allá para tenerla controlada. «Yo aquí la aconsejaba y hasta le había conseguido una beca de estudios» ─dijo el policía. Sin embargo, su sinceridad estaría hoy más en tela de juicio de lo que ya estaba: otra menor ha declarado a teleoLeo.com que Cruzado Díaz la habría acosado.

Testimonio de acoso a otra menor

«Yo confié en él. Estuvo durante meses enviándome mensajes en los que me decía que me quería ayudar, mensajes en los que me daba ánimo y me preguntaba por mis estudios, pero un día leo la entrevista que usted le hizo por la denuncia de tocamientos a otra chica y me sentí tan decepcionada» ─dijo a teleoLeo.com una adolescente de 15 años que en febrero de 2019 presentó una denuncia en la comisaría de Santa Isabel en Carabayllo y allí conoció a Cruzado Díaz.

«Yo tuve problemas con mi padrastro, me fui de mi casa, y presenté la denuncia en la comisaría de Santa Isabel, Cruzado Díaz fue quien me atendió. Al terminar de presentar la denuncia me pidió mi número de teléfono para ─según él─ informarme como iba el caso, pero no tenía celular y le dije que me hablase por Facebook. Una hora después me envió una solicitud de amistad y lo acepté».

Cuando esto ocurrió, esta adolescente tenía 15 años, ella no continúo con la denuncia porque se había ido a vivir con su abuelos y no quería problemas con su madre, sin embargo, Cruzado Díaz en un ‘exceso de celo’ le escribió durante 5 meses para convencerla de que vaya a verlo para ‘ayudarla’. «Me estuvo escribiendo desde febrero hasta junio de 2019, me preguntaba cómo estaba, me decía que fuese a la comisaría para ayudarme con mi caso y era muy insistente».

Pero el diálogo no quedaba sólo en las cuestiones relacionadas con la denuncia que ella había presentado. «Me preguntaba si tenía novio, si tenía relaciones y me decía que si no tenía un lugar a donde ir, que podía ir a la comisaría y me iba a dejar entrar con mi enamorado; que él dejaba entrar a muchas chicas con sus enamorados; que si no teníamos condones, él nos daría. También me dijo que vaya con una amiga».

La adolescente también dice que Cruzado Díaz le dio su número de teléfono pero que ella jamás lo llamó y que nunca más fue a la comisaría porque sus abuelos se lo prohibieron. «Además me pareció muy raro que un policía me preguntase si tenía o no relaciones sexuales, o que me ofreciera ir allí con mi enamorado si no teníamos a donde ir. También sonó raro eso de que el dejaba entrar a la comisaría a chicas con sus novios. Así que casi no le contestaba los mensajes, pero él no dejaba de enviarlos».

A continuación 10 capturas de pantalla en las que se puede ver la insistencia del suboficial Cruzado Díaz para que la adolescente fuese a verlo. Le decía que fuera a la comisaría para ayudarla con su caso, le enviaba insistentes saludos que ella no contestaba, le preguntaba si aún vivía con sus abuelos, le llegó a enviar mensajes a medianoche. A Cruzado, quien también tiene una hija adolescente, no le importaba, ni siquiera, que el abuelo de la menor fuese un policía retirado, es decir, alguien que podía llegar más fácilmente a él.

«Yo pensé que él era un amigo, porque se preocupaba por mí, me preguntaba cómo estaba, aunque su insistencia no me gustaba. Siento mucho lo que le hizo a esa chica de 14 años y pienso que pude ser yo, que me libre por poco de que me hiciera algo así, pero me da mucha rabia, porque él hace que confíes y me mintió. No es justo lo que le ha asado a esa chica. Él es policía, no debería actuar así».

Menor acosada por el suboficial Carlos Cruzado Díaz

teleoLeo.com ha intentado volver a hablar con Cruzado Díaz, como cuando lo entrevistamos antes de publicar el artículo sobre la denuncia de tocamientos indebidos a la menor de 14 años, queríamos preguntarle respecto a esta nueva adolescente a la que habría estado cercando con sus insistentes mensajes, sin embargo, ha sido imposible. Después que lo entrevistamos, Cruzado Díaz borró su cuenta de Messenger.

Suspensión de funciones

Fueron los abogados del Centro de Emergencia Mujer (CEM) a cargo de la denuncia por tocamientos indebidos a la menor de 14 años, los que informaron, a la ONG feminista Flora Tristán ─asesores legales de la adolescente─ de la suspensión de funciones del suboficial Carlos Cruzado Díaz. Sin embargo, si bien es cierto, el MIMP parece haber tomado el caso en serio y se está avanzando con la parte legal del mismo, se está descuidando la parte emocional.

En cuanto se hizo pública la denuncia contra del policía, se emitieron medidas de protección para la menor en las que se estipulaba que debía recibir terapia psicológica, pero eso no está ocurriendo. «Nadie del MIMP se ha comunicado con nosotros y ya han pasado dos semanas desde las medidas de protección. Ellos saben que mi hija necesita ayuda, esta no es la primera vez que es víctima de abuso. Necesita atención y no tengo dinero para pagarle un psicólogo».

Suspender de funciones a Cruzado Díaz es un paso dado por la PNP, sin embargo, la justicia debería dar otro y ordenar la prisión preventiva de este hombre pues, al parecer, es un peligro para las adolescentes que lo rodean. Si ha osado llegar tan lejos con las que conocía producto de su labor, cómo será sin uniforme. ¿Estarán seguras las niñas que están a su alrededor?

Para la recuperación de las víctimas de abuso sexual es necesaria no sólo la obtención de justicia, también lo es alcanzar la sanación y para eso es imprescindible que tengan oportuno y debido apoyo terepeútico, máxime cuando se trata de una adolescente. ¿Que está esperando el MIMP para proporcionarle a esta menor la terapia que necesita y que está señalada en sus medidas de protección. El estado de emergencia no es excusa, el mundo virtual existe.

También leer: TELEOLEO.COM ENTREVISTA A POLICÍA DENUNCIADO POR TOCAMIENTOS INDEBIDOS A UNA MENOR. UNO MÁS DENUNCIADO POR ABUSO SEXUAL [AUDIO]

«Apaguen todo y vayan a dormir que estamos en toque de queda»

Con el estado de emergencia decretado en Perú ha sido restringido el derecho a la inviolabilidad del domicilio. Pero ¿eso da derecho a las “fuerzas del orden” a que entrar a los hogares a amedrentar y dar órdenes?

─¡Abra la puerta!

─¿Quién es?

─¡Abra la puerta, si no la tiramos abajo!

Este viernes 3 de abril, Susam Cucho, joven madre soltera de un niño de 7 años, supo lo que significaba no tener derecho a la intimidad y privacidad, pues eso es lo que se viola al permitir que policías y militares puedan entrar a las casas de los ciudadanos, máxime cuando el estado de emergencia se decreta por una pandemia y no por terrorismo, ni por amenaza de guerra.

«Eran las 9.50 de la noche y estaba viendo una película con mi hijito, cuando comenzaron a tocar fuerte la puerta y a gritar que abramos. Yo preguntaba quiénes eran y que querían, porque en el primer piso no tengo ventanas, pero no se identificaban y me amenazaron con romper la puerta si no abría» ─explicó Susam Cucho a teleoLeo.com.

Susam, asustada, le dijo a su hijo que se fuera a su habitación, se acercó a la puerta, miró por la ventanita de la misma y vió a tres hombres vestidos con uniforme militar y armados hasta los dientes. Abrió la puerta y les preguntó qué querían: «No dijeron nada, se metieron hasta la sala y allí comenzaron a gritar qué hacía, mi hijito salió de su habitación y lo gritaron, “qué hacen aquí niño”».

El hijo de Susam, llorando, les contestó que estaban viendo una película y comiendo palomitas, como siempre; los hombres, que siguieron con su actitud hostil, dieron una mirada alrededor y se fueron. «Al irse nos dijeron de mala manera que apagaramos la televisión y nos fuésemos a dormir porque estamos en toque de queda».

El toque de queda impuesto en Perú, con la finalidad de hacer cumplir el aislamiento social para evitar más contagios, es de 6 de la tarde a 5 de la mañana. ¿Será que los militares que patrullan las calles pretenden que la gente se vaya a dormir en cuanto comienza el horario de esta medida?

TeleoLeo.com conversó con Susam Cucho, ella está muy preocupada por su hijo, dice que aún está muy asustado, «se esconde en cuanto oye cualquier ruido». A continuación la entrevista.

Denuncia

Veinticuatro horas después del ingreso a su casa, Susam Cucho, fue a denunciar lo ocurrido a la comisaría de Huaycán, allí le dijeron que mientras dure el estado de emergencia no se puede denunciar a las “fuerzas del orden”. La enviaron a un lugar donde se supone están acuartelados los militares, para que se quejase con alguien de más rango: «pero estaba cerrado» ─dijo Susam a teleoLeo.com.

«¡Apague la luz!, tenemos orden de disparar!»

En un video de hace unas semanas vimos a un grupo de militares recorriendo calles del interior del país, durante el toque de queda, arengando: «Para el Perú la gloria para el enemigo la muerte». Luego vimos como perseguían a alguien, amenazando con disparar al aire si no entraba en casa.

En el mismo vídeo también vimos que tocaban las puertas de las casas y gritaban: «Somos el ejército del Perú, no salga. Apague su luz, tenemos orden de disparar». Me pregunto si alguien ha explicado a los que patrullan que cuando el presidente dice: «Esto es una guerra», el enemigo es un virus y no la ciudadanía.

Prohibir que luego de las 6 de la tarde no haya más actividad dentro de las casas es añadirle amargura al encierro, más aún, cuando hay criaturas que no entienden por qué no pueden salir de casa. Con actitudes prepotentes, lo único que se logra es que la gente se enfade y desconfíe de quienes se supone deben protegerlos.

¿Protegidos o en peligro?

Por otro lado: ¿Cuál es el protocolo para que policías o militares entren en casa de alguien?¿Se ha explicado cómo es que se lleva a cabo esta medida? Según Susam Cucho, los militares que ingresaron a su hogar le aporrearon la puerta, la amenazaron con tirarla abajo y, ni antes de entrar, ni después, se identificaron.

En un país con un elevado índice de delincuencia, cómo se puede tener la seguridad que quien exige entrar a un domicilio es un policía o un militar, si no se identifican. Por otro lado, por qué para enfrentar una pandemia es necesario conculcar la inviolabilidad del domicilio. Repito, la dichosa guerra es contra un virus. El enemigo no son las peruanas ni los peruanos.

R.I.P Solsiret. Mis condolencias a familiares y amigos. Mi repudio a los que se aprovechan de la situación

Harta me tienen las redes y la prensa peruana, con el amarillismo con el que hablan del asesinato de Solsiret. Además lo están utilizado como arma de acoso y derribo contra el feminismo

(Foto: Ericka Cairo)

A Solsiret Rodríguez Aybar la asesinaron, la descuartizaron; repartieron y escondieron sus restos a discreción. ¿Es responsable una mujer?, ¿un hombre?, ¿los dos?; o ¿lo es el ‘ex’ que se encuentra no habido? Las investigaciones recién han comenzado, pero gente infame, prensa amarilla, opinólogos con entripados y denuncias previas por acoso, así como conocidos periodistas PROVIDA, antifeministas y anti libertades, ya señalan con todas sus letras que una mujer ha matado a otra mujer.

Y no se trata de una mujer cualquiera, para dar en la diana y barrer con la lucha de las mujeres peruanas que se fajan cada día en la defensa de sus derechos, a la que culpan la han llenado de títulos: feminista, activista pro derechos humanos, gran amiga de la víctima y como este último título ha sido desmentido por la familia, ahora, en la promoción de un programa dominical prometen diseccionar el despecho de la “asesina”.

Un titular de este sábado menciona que el cuñado de la víctima ─también pareja de la asesina─ estaba obsesionado con ella; o sea, hay un cadáver descuartizado y el tema a resaltar es la pasión desatendida del pobrecito hombrecito. Y es que se ha de ser muy pobrecito de espíritu para asesinar o colaborar en el asesinato de alguien que se sabe inalcanzable; pero nada de eso importa, lo importante es la búsqueda de justicia, no el desprestigio de un movimiento que incomoda, ni las incontinencias de un machirulo más.

A ver si todos dejan sus bajezas y prejuicios inquisitoriales en casa y paran ya de babear y de excitarse con el hecho de que una mujer esté involucrada en acto tan cruento contra otra mujer. A ver si cuando la prensa cubre estos hechos, antes de poner el micro o de invadir a familiares y amigos piensa que talvez un día ellos pueden ser los afectados y ya de paso en medio del ejercicio, piensan en cómo querrían ser tratados de sufrir una desgracia como esta.

Y mientras redes y prensa amarilla nos distraen, nos olvidamos de exigir real justicia y que los responsables del asesinato y de la crueldad con la que ha sido tratada Solsiret, además de los policías y operadores de justicia que no hicieron nada para investigar y descubrir lo ocurrido, purguen su responsabilidad. Las indignación y disculpas del actual Ministro del Interior no bastan, aquí tienen que rodar cabezas; las destituciones ya tardan.

¿Ministro del Interior dice verdad?

Carlos Morán en declaraciones a RPP ha dicho que desde que ha tomado las riendas de Interior ahora la atención es la adecuada. «A partir de 2019, con esta nueva gestión hemos demostrado que sí tenemos sensibilidad y calidad humana para atender estos casos» […] «Yo he ordenado al comandante general de la Policía para que inicie una investigación exhaustiva internamente contra todos los funcionarios policiales que de una u otra manera han estado involucrados en este caso».

Lamentablemente las palabras de Morán no son ciertas, cada día las mujeres peruanas son abusadas, asesinadas, maltratadas y sus casos no son atendidos adecuadamente porque ni la policía, ni el Ministerio Público, ni el Poder Judicial trabajan con enfoque de género. Cada día las mujeres son institucionalmente revictimizadas y culpadas, por su forma de vestir, por salir, por beber, por perrear y hasta por sonreír.

En el caso específico de Solsiret, las palabras de Morán también son rebatibles. Si bien es cierto durante 4 años su madre, conocida como la “señora Charito”; su padre, el “señor Carlos”; Kathe Soto, fundadora del colectivo “Mujeres Desaparecidas”; y otras organizaciones y colectivos lucharon por el esclarecimiento del caso, todo se acelera con la carta que el 6 de enero pasado un grupo de mujeres entrego en mano al presidente Martín Vizcarra, exigiendo entre otras cosas: #JusticiaParaSolsiret.

Policía y fiscalía peruanas no hacen su trabajo en la lucha contra la violencia de género [VÍDEO]

El asesinato de Jessica Tejada y sus tres hijos se pudo evitar si la policía hubiese llegado a tiempo. Y la fiscalía no hace las cosas mejor, no toma en cuenta “la flagrancia delictiva” retrasando así el inicio del proceso

Jessica Tejada, Ericka Oblitas y Patricia Villafuerte son tres mujeres peruanas que este año han perdido la vida, también, por malas prácticas policiales. La policía no las mató, pero tampoco impidió que sus vidas se perdieran y eso es lo más terrible porque ellos cobran un sueldo para protegernos, no para dejarnos morir.

Ochenta cuchilladas y más de 30 minutos de retraso policial en responder el llamado de los vecinos, acabaron con la vida de Tejada. Si bien es cierto, su pareja, Juan Huaripata, blandió el arma que acabó con su vida; si 2, sólo si 2, de los 34 policías, investigados por este caso, hubiesen acudido raudos en su ayuda, ella y 3 de sus hijos no habrían sido asesinados.

Poco más de 100 metros separan la comisaría de San Cayetano, en el Agustino, del lugar donde Jessica Tejada vivía con sus hijos y, aunque los vecinos llamaron insistentemente pidiendo ayuda debido a los gritos de auxilio de las víctimas, la policía tardó más de media hora en llegar. Y tanto tardaron en llegar, que fueron los propios vecinos los que detuvieron al culpable.

En el caso de Ericka Oblitas la actuación policial tampoco fue apropiada. Luego de ser agredida por Miguel Benites Arana, su ex pareja, ambos fueron detenidos pues eran prófugos de la justicia, sin embargo y a pesar de presentar serias y evidentes heridas, Oblitas sólo fue trasladada a un hospital 12 horas después, cuando comenzó a convulsionar.

En el examen del médico legista se lee que Oblitas sufrió graves contusiones en la cabeza -Benites le rompió un televisor en la cabeza- y 12 lesiones más en todo el cuerpo. Oblitas murió una semana después de agonía y sí, Benites es el responsable de su muerte, sin embargo, todos sabemos que con una contusión cerebral el sitio es el hospital, no una celda.

Leer también: «ESTO TE PASA POR INFIEL». Y POR ESO, LE REVENTÓ UN TELEVISOR EN LA CABEZA Y LA MATÓ [VÍDEO]

Patricia Villafuerte es otro de los casos en los que la intervención policial ha sido nefasta. Era su tercer intento de suicidio, intentaba tirarse nuevamente por uno de los acantilados de la Costa Verde, en el distrito de Miraflores, un serenazgo avisó a la policía y lograron rescatarla y llevarla hasta la comisaría, luego de tomarle sus datos la subieron a un patrullero.

El objetivo era llevar a Patricia a casa, sin embargo en el camino, ella se mató con un fusil AKM que los efectivos llevaban en el vehículo. Según la versión de los suboficiales tuvieron que bajar del auto por una discusión entre dos taxistas que obstruían la vía. Aunque dijeron que uno de los dos siempre estuvo al lado del auto, ella cogió el arma y se descerrajó un tiro en la nuca.

Leer también: POLICÍA DE MIRAFLORES SE CONTRADICE CON 3 VERSIONES DISTINTAS SOBRE EL SUICIDIO DE UNA JOVEN DENTRO DE UNO DE SUS PATRULLEROS [VÍDEOS]

Protocolo policial: saludo a la bandera

Dios, patria y ley es el lema de la Policía Nacional del Perú (PNP) y, talvez ese sea el problema, talvez poner la fe por delante les ha hecho creer que todo lo demás se resuelve o se tuerce por un acto divino. Volviendo al plano terrenal es justo decir que estos errores policiales no responden a la falta de protocolo de actuación, que lo hay.

En agosto de 2018, se aprobóel Protocolo de actuación conjunta de los Centros Emergencia Mujer y Comisarías o Comisarías Especializadas en Materia de Protección contra la Violencia Familiar de la Policía Nacional del Perú elaborado por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) y el Ministerio del Interior (MININTER).

Así, que sí, la PNP tiene un protocolo de actuación para casos de violencia de género que en la mayoría de los casos no está siendo aplicado porque las denunciantes se quejan de ser revictimizadas al momento de denunciar, de no ser creídas, de ser tratadas con poca empatía y hasta con desconocimiento de sus derechos como víctimas de violencia de género.

MIMP, Off de record

TeleoLeo.com habló off de record con un funcionario del MIMP, según él, la policía no da un buen servicio en los casos de violencia de género, principalmente, por la rotación semestral de sus efectivos. «Los capacitamos, pero luego los cambian de destino y adonde van realizan otras funciones, pues para poder ascender deben pasar por todas las secciones, eso los hace conocedores de todo, especialistas en nada».

Pero no sólo la policía es un escollo en la atención adecuada de las mujeres que tienen la suerte de denunciar maltrato y abusos; y digo suerte porque muchas son asesinadas antes de poder denunciar al monstruo que las acecha o con el que comparten cama. El Ministerio Fiscal y el Poder Judicial, a veces, también hacen un mal papel.

Flagrancia ignorada

Y el mal papel de estos operadores de justicia en el caso de Jessica Tejada lo podemos ver en la prisión preventiva de 18 meses impuesta a Juan Huaripata. Este viernes el abogado peruano Ronald Gamarra, con amplia trayectoria en Derechos Humanos, se preguntaba por qué la fiscalía en lugar de pedir prisión preventiva no ha «instado» el inicio del proceso judicial de inmediato.

Yo que soy periodista y no abogada, esta mañana busqué información sobre la flagrancia delictiva, y se considera que esta se da cuando el que delinque es atrapado con las manos en la masa, como ha sido en el caso de Huaripata, detenido por los vecinos cuando intentaba abandonar el lugar de su monstruoso crimen.

Y el Decreto Supremo que aprueba el Reglamento de la Ley Nº 30364, para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, en su artículo 26 dice que en caso de flagrancia se procede conforme lo previsto en el artículo 446 del Código Procesal Penal y este artículo señala: inicio inmediato del proceso judicial.

Error tras error

En el proceso seguido contra Jean Piero Castro Gouveia por el feminicidio de Andrea Rivera ocurrió igual. Castro Gouveia degolló a su ex pareja delante de sus dos menores hijos y luego intentó suicidarse, los vecinos lo detuvieron y la fiscalía también pidió prisión preventiva de 9 meses para el asesino, en lugar de solicitar el inicio del proceso. Prisión preventiva que tuvieron que ampliar pues a punto de cumplirse, el juicio oral aún no se había iniciado.

Leer también: FEMINICIDA EN PRISIÓN PREVENTIVA PODRÍA QUEDAR EN LIBERTAD [VIDEO]

Cadena perpetua

Y en el caso de Jessica Tejada, como en el de Andrea Rivera, lo que se espera para Juan Huaripata, el asesino que ahora alega demencia, es la cadena perpetua, porque mató a su pareja delante de sus 4 menores hijos ─la condena por el feminicidio de Rivera sentó precedente en este sentido─ y por parricidio por el asesinato de tres de ellos.

Leer también: TERCERA CADENA PERPETUA POR FEMINICIDIO EN PERÚ [VÍDEOS]

Las mujeres protestan

El asesinato de Jessica Tejada y de sus hijos es un crimen que ha remecido la sociedad peruana. Desde que la noticia se dio a conocer, las mujeres, las potenciales víctimas de la absurda violencia de género, han levantado la voz. Este sábado 28 de diciembre lo han hecho, por segunda vez, delante de la comisaría de San Cayetano en el Agustino, ante la mirada impasible de los policías que esta vez sí salieron rápidamente a defender la plaza.

Video publicado en la página de Facebook de Awqa Feminista

Por las 166 mujeres asesinadas en el Peru durante este 2019, las que aún estamos no nos callaremos. Esta semana que acaba ha sido especialmente dolorosa para mi país. Para el 2020 esperamos que las cosas cambien y que matarnos no salga tan barato.